EL JAZZ

Conceptos previos El jazz es un género musical nacido entre los músicos afroamericanos descendientes de antiguos esclavos, que sumaron a su propia tradición, caracterizada por un fuerte protagonismo del ritmo y la improvisación, algunos elementos de la música europea (armonía, forma, instrumentos, etc.). El jazz está considerado como la más importante contribución de la cultura afroamericana a la música del siglo XX. Del jazz surgirán las bases musicales para el rock y, en mayor o menor medida, ha influido en el resto de los estilos musicales. Las raíces. Por lo tanto, El jazz es el fruto del encuentro de la tradición musical africana y la europea, en Estados Unidos, a raíz de la llegada de los esclavos negros desde principios del siglo XVII, quienes conservaban el recuerdo imborrable de las danzas y cantos de su Africa natal. La música era fundamental para el africano. Y la música iba a ayudarle a soportar la angustia de la esclavitud. En el siglo XIX, la religión cristiana fue impuesta a muchos de estos esclavos, Los negros africanos, poseedores de un gran sentido religioso, aceptaron con facilidad el cristianismo. Pero, acostumbrados como estaban a iniciar sus ritos religiosos con canciones y bailes, pronto empezaron a introducir palmas y movimientos rítmicos en las reuniones de los campamentos del Sur, a finales del siglo XIX. Las voces negras, desgarradas y de un timbre muy peculiar, cantaban melodías realmente conmovedoras. De manera espontánea, los negros de las comunidades protestantes fueron hilvanando himnos religiosos: los espirituales. Con el paso del tiempo esos salmos teñidos de tradición africana darían lugar a lo que se conoce como GOSPELL, canto religioso que adopta formas diversas: la prédica del pastor, los grupos vocales y gran número de solistas especialmente femeninas. A estos temas de oración y súplica se agregaron las canciones de trabajo. El esclavo se dio cuenta de que era mucho más fácil trabajar cantando. Los peones, los estibadores, los presos. los obreros portuarios y del ferrocarril cantaban. Un guía improvisaba y los demás respondían con murmullos o gritos

La música religiosa convivía, por tanto, con la profana: canciones de plantación, baladas, y otras formas de expresión popular, tanto africanas como europeas, que alimentarían uno de los grandes pilares de la música afroamericana, el BLUES. Si nos atenemos a criterios musicales el blues es una estructura de doce compases, que utiliza las llamadas “blue notes”, alteraciones de la tercera y séptima notas de la escala, pero el blues es mucho más, es más acertada la definición de los propios cantantes de blues: “Blues is a feeling”, es una sensación, un sentimiento. Los negros, abolida la esclavitud, llegaron a las ciudades para trabajar en ellas. Y con los negros, sus canciones: los blues y los espirituales. En Nueva Orleáns, los antiguos esclavos descubrieron las tiendas de instrumentos musicales y la posibilidad, al fin, de comprar lo que veían. Antes habían tenido que fabricarse sus propios instrumentos con calabazas, huesos, ralladores, El problema estaba en que el ex esclavo no tenía ni idea de lo que era una partitura, ni solfeo, ni notas. Solo sentía la música y era capaz de improvisar. El problema de la ignorancia musical tenía difícil solución. Pero el negro tuvo una idea: tocar como cantaba. Por otro lado surge en Saint Louis hacia 1870 un estilo pianístico, que sin llegar a ser jazz se acerca mucho por su carácter dinámico y saltarín, es el RAGTIME, su característica principal es la superposición de un ritmo regular tocado por la mano izquierda y un ritmo sincopado que va haciendo la mano derecha, a veces también utiliza las “blue notes”. Su origen parece ser que está en las danzas que bailaban los esclavos parodiando a sus amos. su músico más representativo fue Scott Joplin. El nacimiento del jazz se pierde en esa confluencia de formas y estilos musicales de la cultura afroamericana que se produce a finales del siglo XIX: gospell, el blues, el ragtime, las marchas militares, la música de baile europea....Toda esta mezcla creará el transfondo sobre el que Jerry Roll Morton se permitiría autoproclamarse “inventor del jazz”. 2. Características

el

la improvisación: la improvisación es uno de los elementos esenciales del jazz. Improvisar es componer la música al tiempo que se interpreta, pero no parten de cero, se improvisa sobre melodías, armonías y ritmos que se conocen de antemano. Así, en una pieza, los instrumentos melódicos (trompeta, clarinete, saxofón, etc.) interpretan la melodía completa, sobre el acompañamiento rítmico y armónico que realizan la batería, el contrabajo, el piano, etc. A continuación los instrumentos melódicos comienzan a improvisar sobre dicho acompañamiento que les sirve de guía.

Al improvisar se crean nuevas melodías, bien adornando las existentes, creando líneas melódicas nuevas, etc. Los temas que se van tocando, constituyen a la vez la base para nuevas improvisaciones. Un aspecto básico a tener en cuenta, es que cada improvisación es personal, subjetiva, y por lo tanto una forma libre de expresión del músico. El ritmo: el jazz se caracteriza por su riqueza y complejidad rítmica, basada en la polirrítmia (diferentes ritmos que se interpretan al mismo tiempo), en los contratiempos y sobre todo en el uso de la síncopa que es la acentuación de los tiempos débiles del compás. La utilización de las notas “blue”: que consiste en interpretar un semitono más grave las notas tercera, quinta y séptima de una escala diatónica (en la escala de Do mayor, las notas blue serían, mi bemol, sol bemol, si bemol). La instrumentación del jazz se caracteriza por: la forma peculiar de interpretar en los instrumentos imitando el canto vocal, la revalorización de los instrumentos de vientometal, la incorporación del saxofón y el uso de las sordinas. 3. Instrumentos El jazz es una música de raíz africana con elementos occidentales, esto se refleja en los instrumentos se utiliza. Fundamentalmente se dividen en dos clases: los que marcan el ritmo (rítmicos) y los que tocan la melodía (melodía). En la

sección rítmica, cuya función es indicar el tempo, los ritmos y los acordes básicos, están los siguientes: .

-Batería. Se empezó a utilizar muy tempranamente pero como un instrumento secundario, que acompañaba a los solistas. Pronto se convirtió en uno de los más importantes de cualquier formación. Contrabajo. El Contrabajo que se incorpora en 1911, usando la técnica del pizzicato (tocar no con el arco sino con los dedos), años más tarde se convertirá en uno de los instrumentos básicos de la sección rítmica. -En cuanto a la sección melódica Los instrumentos más importantes son los siguientes: . El piano. La historia del jazz se inicia con el ragitime, que era un estilo totalmente pianístico. El piano se ha empleado siempre excepto en las bandas de los años veinte que recorrían las calles. . La trompeta: Uno de los instrumentos rey del jazz, al menos hasta los años cuarenta, cuando su importancia fue desplazada por el saxofón. (Antes de la trompeta se utilizó un instrumento similar, la corneta). . El saxofón: Otro de los instrumentos melódicos del jazz, aunque se utilizaba en las primeras bandas, se puso de moda en los años treinta, pasando a convertirse en el principal instrumento solista a partir de la revolución de Charlie Parker, con el be-bop. . El clarinete, usado desde las primeras bandas y uno de los instrumentos destacados en la era del Swing. . El banjo: Era el instrumento más popular de la música norteamericana, se utilizó hasta los años veinte, cuando fue desplazado por la guitarra.

4. Agrupaciones Las agrupaciones instrumentales en jazz son muy variadas, pueden ir desde un instrumento solista a grandes bandas de hasta 50 músicos. Las más comunes son: . De un solo instrumento: Principalmente para piano, suelen ser conciertos de interpretes que han alcanzado gran perfección técnica. Los primeros conciertos solistas aparecen a principio del siglo XX con los músicos de ragitime. - TRIO. Formado generalmente por dos instrumentos rítmicos (batería y contrabajo) y uno melódico, que suele ser el piano o la guitarra. Esta agrupación se puso de moda a partir de los años 40 con el inicio del jazz moderno. - CUARTETO. Es quizás la agrupación más característica, consiste en añadir a la anterior un instrumento de viento, trompeta o saxofón. En un QUINTETO habrá dos instrumentos de viento. - BIG BAND. Las más comunes cuentan con una sección de ritmo (piano, contrabajo, batería y guitarra) y otra de viento de viento (saxofones, trompetas y trombones).

La época más importante de este tipo de agrupaciones fue en los años 30 o “era swing”. . Agrupaciones de fusión: son las contemporáneas que introducen instrumentos de otros estilos musicales, como la percusión latina, instrumentos del rock, etc. 5. Evolución y estilos. Nueva Orleáns: el nacimiento del jazz. El jazz acabará tomando forma en una ciudad, Nueva Orleáns, entre 1890 y 1910. Nueva Orleáns fue una de las ciudades más cosmopolitas y musicales del país, importante puerto de mar, recibió la afluencia de europeos aristócratas, creando una ciudad con un gran nivel cultural, al mismo tiempo tuvo una importante población negra que procedente de las Antillas (con una música llena de ritmos caribeños), esclavos procedentes de los campos del sur con sus canciones de trabajo y los espirituales. También existía una comunidad de gente próspera, los criollos de color, que se identificaban con sus antecesores europeos y con una formación musical refinada y clásica. Tras la guerra de secesión en 1865, la esclavitud fue abolida, y las ciudades se convirtieron en centros de destino para los negros en busca de nuevas oportunidades, al mismo tiempo, supuso la desintegración de numerosas bandas militares y con ello, la abundancia de instrumentos baratos lo cual permitió a los músicos negros adquirirlos y formar sus propias bandas con las que tocaban sus versiones de las marchas europeas en desfiles, funerales,bodas, etc.. En 1890 dos nuevos estilos llegan a la ciudad, por un lado el ragitime, creado por los pianistas negros del Este, lleno de ritmos enérgicos y síncopas, y por otro el blues traído por una fuerte corriente de refugiados del delta del Missisipi. En 1894, la ley de segregación racial, obligó a los criollos de color, que hasta entonces vivían en barrios de blancos, a trasladarse al barrio de los negros, hecho que provocó que músicos de cultura europea se mezclaran con músicos negros autodidactas que realizaban una música más “basta y violenta”, derivada de los espirituales, del blues y del ragitime. La incorporación de los criollos derivó en un refinamiento técnico.

El estilo de música que surgió en torno a 1900 en Nueva Orleáns, sería conocido como Jazz tradicional, Jazz Clásico o estilo de Nueva Orleáns (aunque el término jazz no se utilizó hasta que una banda de músicos blancos la Original Dixieland Jazz Band grabó en 1917 el primer disco de Jazz en la ciudad de Chicago). Recogió elementos del ragitime, del blues, de los espirituales y de la música de las bandas de metal, y se caracterizaba por: el número reducido de instrumentos, la improvisación colectiva (no hay solistas), la textura polifónica, en la que las diferentes instrumentos se van contraponiendo, respondiendo, imitando y contestando unos a otros. el exotismo de su sonido que se explica no solo por los instrumentos empleados, sino también por la forma de tocarlos imitando el canto, se basaba en ritmos fuertes de cuatro pulsaciones por compás, con fuertes acentos sobre las partes primera y tercera. Nueva York y Chicago en los años veinte. Pronto los grupos de jazz comenzaron a emigrar a otras ciudades de Estados Unidos, como Nueva York o Chicago, y en 1917 esa emigración fue masiva. En los primeros años veinte el jazz encontró refugio en los locales de los traficantes de alcohol. Ya en 1923 las orquestas comenzaron a grabar discos que anunciaban el jazz (a posteriori llamado “tradicional”) que tendría en Louis Armstrong a su más popular representante. consiguió que el jazz diera un salto enorme en su evolución al imponer la expresión personal del solista frente a la improvisación colectiva entretejida que caracteriza el estilo de Nueva Orleans. Junto a ese florecimiento de los solistas, los años veinte conocerían el inicio del esplendor de las grandes orquestas, como la de Duke Ellington Los años de la Depresión. Aunque El crac económico de 1929 afectó gravemente a numerosos músicos sin embargo las orquestas ya establecidas siguieron conociendo un auge imparable al que se sumaría, entre otras, la de Count Basie, considerada por muchos la mejor orquesta de jazz de todos los tiempos. De estas orquestas surgirán numerosos solistas de enorme personalidad. Una importante consecuencia de la depresión económica americana fue el desplazamiento a Europa de muchos artistas en busca de trabajo. Aquí el panorama que encontraron fue muy diferente al que conocían, pues si en un primer momento sus actuaciones se limitaban a los salones de grandes y vetustos hoteles, que veían en el jazz un signo de modernidad, pronto pasarían a las salas de concierto arropados por una afición que veía en ellos a los padres de una nueva música.
La era del swing. En la segunda mitad de los años treinta el jazz alcanzó uno de sus grandes momentos de florecimiento. Es el estilo que se conoce como “mainstream” (literalmente se traduce por corriente principal), época intermedia entre el jazz tradicional y el jazz moderno.

Las orquestas seguían siendo el marco ideal para el lucimiento de los solistas ; Fue el momento de la aparición de dos grandes cantantes, Billie Holiday y Ella Fitzgerald, quienes, junto a Sarah Vaughan, reinarán hasta nuestros días como diosas entre las voces del jazz. El jazz tras la segunda guerra mundial. La influencia de la guerra en la vida de los músicos y sobre todo las ansias de innovación de los más jóvenes contribuirían a una

profunda renovación del jazz. uU nuevo estilo, el bebop, trata de volver a los orígenes, de reinterpretar y reescribir la tradición mediante la exploración de nuevas armonías, la ampliación de los registros sonoros y explotar todas las posibilidades de los ritmos y los tempos a la vez. Los años cincuenta: bebop, coul y rhythm and blues. En la relativamente breve historia del jazz, apenas un siglo, los cambios se han producido siempre a caballo sobre movimientos existentes, que no han desaparecido, sino que sólo han cedido la primera página de la actualidad sin llegar a extinguirse. Lo que en principio parecían "modas" son en realidad estilos, que se han afirmado con el paso del tiempo y están obligados a convivir en el amplio espacio de la música afroameriana. Esta situación se hace patente en los años cincuenta. Por un lado algunos músicos blancos, rehuyeron el lado más explosivo del bebop sin renunciar a los progresos que éste suponía y adoptaron el cool jazz ,un estilo de jazz más suave, con ritmos mas tranquilos armonías más refinadas,sonoridades más suaves (usaba la gran mayoría de las veces todo tipo de sordinas para conseguir esos sonidos más líricos e intimistas) su máximo exponente fue el trompetista formado en el swing y más tarde en el bop, Miles Davis (1926-1991). Por otra parte el bebop proseguía su evolución, enriqueciéndose día a día con nuevos hallazgos que sentarían las bases del jazz moderno. Mientras tanto el rhythm and blues, la forma más popular de la música afroamericana, había alcanzado un desarrollo imparable gracias a figuras como Ray Charles, En el terreno estrictamente del jazz, algunos músicos surgidos del bebop comenzaron a cultivar el funk, impregnado de resonancias del blues y del gospell, Los años sesenta: el free jazz y el soul. el final de los años sesenta fue una época de increíble proliferación de estilos y de géneros y el aficionado al jazz disponía de un amplísimo abanico de ofertas, desde el tradicionalismo de Armstrong a la vanguardia de Cecil Taylor o de Charles Mingus, pasando por las orquestas de Count Basie y Duque Ellington, el blues de B.B. King, el soul o el rhythm and blues La primera casa discográfica dirigida por un hombre de color, la Tamla Motown, fue responsable del lanzamiento de numerosas estrellas del rhythm and blues y el soul como Marvin Gaye, Aretha Franklin, y sobre todo James Brown, apodado “Godfather of soul” (el padrino del soul). El pop británico de los Rolling Stone o Erik Clapton descubría el blues y lo divulgaba entre el público europeo a través de sus propias versiones, a menudo bastante alejadas del original, pero que sirvieron para dar a conocer a algunos de los grandes maestros del blues. Así mientras una parte de la música afroamericana alcanzaba una dimensión como nunca se había conocido, el jazz vería el advenimiento del free jazz, una radical alteración de los principios musicales que habían regido anteriormente la improvisación. conectó al jazz con los movimientos de vanguardia, propugnaría la libertad rítmica, armónica (atonalidad) y melódica. y sobre todo libertad creativa.

Los años setenta y el espíritu de fusión. Algunos músicos como Jimi Hendrix y otros se habían aventurado en el mundo del rock con una música eléctrica de marcado acento afroamericano y habían conseguido un éxito notable. El rock, la música progresiva, el

pop y otras etiquetas semejantes vendían, el jazz no podía quedarse fuera y así a aparece el concepto de “fusión”, en el que cabía un poco de todo,

En los años setenta murieron algunas de las grandes figuras del jazz de todos los tiempos como Armstrong o Ellington y algunos profetizaron la desaparición del jazz porque los históricos desaparecían y los jóvenes parecían preferir ganar más dinero gracias al rock. Los años setenta no significaron, ni mucho menos, el declive del jazz y de la música afroamericana en general, sino una nueva etapa de transición. no sólo el jazz, el blues o el rhythm and blues proseguían su camino, sino que no cesaban de surgir nuevas formas y nuevos músicos, con una espectacular evolución de los sonidos, nuevos instrumentos y un rápido progreso de las técnicas Vuelta a los orígenes y nuevas perspectivas. Los años ochenta significaron en cierta manera un proceso de clarificación, El jazz recibía apoyo institucional: incluso en España el gobierno subvencionaba giras y conciertos, en Francia se condecoraba a los músicos . El jazz seguía siendo minoritario pero tenía un público consolidado. Comenzaba a despuntar una nueva generación de músicos que seguía caminos diferentes, los unos tras la pista de vanguardia y los otros por el camino del regreso a los orígenes. Los años noventa han confirmado esas numerosas corrientes dispersas. El jazz no tan solo no ha muerto sino que quizá está más presente que nunca en la actualidad musical. El auge del rap, la recuperación del bebop, el "revival" del soul, los éxitos comerciales del funk y sus derivados, la aparición de nuevas bandas del más puro estilo Nueva Orleans, la actualidad del blues o incluso el éxito en las discotecas del "acid jazz" son síntomas de la buena salud de esta música cuando ya ronda el siglo de existencia bajo el nombre de "jazz".

Louis Armstrong - Dinah - his Harlem Hot Band 1933

Miles Davies Desde mediados de los setenta hasta hay en día, no se puede señalar una tendencia que domine sobre las demás, en realidad existe una multiplicidad de estilos como nunca se había visto en la historia del jazz: revival de viejos estilos, jazz fusión que combina elementos del rock, con armonía bop, solos con estructura jazzisticas, y algunos logros del Free jazz, jazz étnico que combina elementos e instrumentos de otros estilos y culturas musicales, etc.