ORGANIZACIÓN DE NIÑOS, ADOLESCENTES Y JÓVENES QUECHUAS “ÑOQANCHIQ”, INTEGRANTE DEL ENLACE SUR DE MUJERES INDÍGENAS 9no período de Sesiones

- Naciones Unidas, Nueva York Distinguidos Miembros del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, Distinguidos representantes de los Estados Miembros, Agencias de las Naciones Unidas, Líderes y lideresas indígenas y la juventud presente. Soy Tania Pariona Tarqui, del Pueblo Quechua, de la Organización de Niños, Adolescentes y Jóvenes Quechuas “ÑOQANCHIQ” de Perú, joven integrante del Enlace Sur de Mujeres Indígenas. La mujeres Indígenas, expresamos nuestra preocupación sobre la situación en la que se encuentra la niñez y juventud indígena en nuestra región. La niñez y juventud, somos los afectados por el incremento de la pobreza, las políticas económicas y sociales excluyentes, Asimismo, la constante discriminación étnica - cultural y los procesos de violencia política. Uno de los indicadores utilizados en los censos nacionales, para determinar cuanta población indígena hay en un determinado país, es la lengua materna aprendido durante la niñez, o preguntas afines; sin embargo sabemos que nuevas generaciones de niños y jóvenes ya no hablan el idioma, o solo lo entienden, otros lo aprendieron después del castellano, por múltiples causas, entre ellas el desplazamiento interno, la migración, familias retornantes a la comunidad, una educación castellanizadora, etc. Los niños y niñas son incorporados a un sistema educativo que desarticula su vínculo comunitario, donde se impone formas de comportamiento y aprendizaje que desestructuran su cosmovisión y, por ende su identidad y autoestima; y son forzados a la castellanización, y los niveles de frustración generan en ellos sentimientos de subvaloración personal y cultural. En las zonas rurales, las necesidades de los jóvenes indígenas son, principalmente, contar con un mejor acceso a una educación de calidad intercultural, un empleo generado por ellos mismos con asistencia técnica o uno mejor remunerado, y tener una participación más activa en el desarrollo de sus comunidades. En las zonas urbanas marginales, como consecuencia de una juventud pobre, no preparada y desocupada, aumentan los índices de delincuencia, violencia y conflicto entre los jóvenes. Los factores que contribuyen a esta situación son las altas tasas de desempleo juvenil, la impunidad del sistema de justicia (penal y correccional) y el fácil acceso al alcohol, las drogas y las armas de fuego. Los jóvenes con bajos niveles de educación que abandonan el hogar a una edad temprana tienen tasas de fertilidad más altas que sus contrapartes con mayor educación. Hay problemas que persisten como la alta prevalencia de la desnutrición crónica infantil y de la anemia, la elevada incidencia de maltrato a niños, niñas y mujeres, el embarazo adolescente, va en incremento en poblaciones indígenas, casi 1 de cada 3 mujeres adolescentes son madres o están embarazadas antes de alcanzar los 20 años. Los panoramas mencionados, nos hace pensar en el capital humano con el que cuenta y se enfrenta al futuro de los pueblos indígenas y país, así como también en la responsabilidad que le toca al Estado y a la sociedad civil para legarle un futuro promisorio, el cual se sustente en la creación y aplicación pertinente de medidas de atención social a la niñez y adolescencia indígenas.

Por tanto, recomendamos al Foro Permanente, los Estados y las Agencias de las Naciones Unidas Diseñar la metodología de los censos, y procedimiento de aplicación, así como llevar a cabo los estudios temáticos, desagregados, con plena participación de los pueblos indígenas. Que los programas y planes creados para el desarrollo de los derechos de la niñez y adolescencia, tal como lo recomienda el Comité de los derechos del Niño en todos los países, cuenten con presupuestos específicos. Promover y fortalecer iniciativas de la niñez y juventud indígena, en los niveles nacionales e internacionales orientados a su desarrollo integral, promoviendo nuevos liderazgos positivos, para la transformación de la realidad actual. Garantizar la plena participación de los jóvenes indígenas en todo espacio donde se discuta asuntos sobre pueblos indígenas y en temáticas que les conciernen.

-

-

-

Muchas gracias hermano Presidente.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful