You are on page 1of 24

FORMAS DE NOTIFICACION.

INTRODUCCIÓN La notificación constituye un hecho jurídico administrativo que produce efectos en la esfera jurídica del sujeto al que se encuentra dirigida. Es decir, constituye la ejecución material (entrega de documentos) que tiene como fin poner en la conocimiento un acto administrativo (manifestación de voluntad de nivel

Administración), con la finalidad de que éste despliegue sus efectos jurídicos. A impositivo, los actos administrativos tributarios tienen una incidencia económica, de ahí la importancia que el contribuyente deba conocer los requisitos que implica realizar un correcto acto de notificación. 1. Eficacia del Acto Administrativo De conformidad con lo previsto por el artículo 1° de la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, son actos administrativos, las declaraciones de las entidades que, en el marco de las normas de Derecho Público, están destinadas a producir situación concreta. En tal sentido, y con la finalidad que el acto administrativo efectos jurídicos sobre los intereses, obligaciones y derechos de los administrados dentro de una

pueda tener efectos jurídicos, resulta fundamental que la notificación sea realizada dentro del marco contemplado en el artículo 104° del Código Tributario, a efectos que otorgue eficacia a la manifestación de voluntad de la Administración.

El artículo 16° de LPAG, establece que el acto administrativo es eficaz a partir del momento que la notificación legalmente realizada produce sus efectos (…). En el ámbito tributario, el artículo 106° del Código Tributario (CT) señala que las notificaciones surtirán efecto desde el día hábil siguiente al de su recepción, entrega o depósito, según sea el caso, disposición que ha sido acatada por el Tribunal Fiscal en la RTF N° 926-4-2001, de observancia presente norma podemos inferir, que la obligatoria. De la lectura de la siguiente de su recepción. Siendo ello así, se puede concluir que la validez del acto administrativo está referido a los elementos que lo integran. La eficacia del acto se refiere al momento en que surte sus efectos, lo que se encuentra vinculado a la notificación.

notificación como hecho jurídico administrativo, como regla surte efecto al día

2. Forma de Notificación por parte de la Administración Tributaria. El artículo 104° del CT enumera las formas en que la AT está facultada a notificar, precisando que puede servirse de cualquiera de ellas, es decir no existe un orden de prelación. a) Por correo certificado o por mensajero, en el domicilio fiscal, con acuse de recibo o con certificación de la negativa a la recepción efectuada por el encargado de la diligencia. b) Por medio de sistemas de comunicación electrónicos, siempre que se pueda confirmar la entrega por la misma vía.

c)

Por constancia administrativa, cuando cualquier circunstancia el deudor

tributario, su representante o apoderado, se haga presente en las oficinas de la Administración Tributaria. d) Mediante la publicación en la página web de la Administración Tributaria, en los casos de extinción de la deuda tributaria por ser considerada de cobranza dudosa o recuperación onerosa. En defecto de dicha publicación, la Administración Tributaria podrá optar por realizar la notificación en el Diario Oficial o en el diario de la localidad encargado de los avisos judiciales o, en su defecto, en uno de mayor circulación de dicha localidad. e) Cuando se tenga la condición de no hallado o no habido o cuando el

domicilio del representante de un no domiciliado fuera desconocido, puede notificarse mediante acuse de recibo o mediante publicación en la página web de la SUNAT, o en su defecto en el Diario Oficial, o en el diario encargado de los avisos oficiales, o en uno de mayor circulación de la localidad. f) Cuando en el domicilio fiscal no hubiera persona capaz alguna o estuviera cerrado, se fijará un Cedulón en dicho domicilio. Los documentos a notificarse se dejarán en sobre cerrado, bajo la puerta, en el domicilio fiscal. Cabe indicar que, adicionalmente, existe la figura de la notificación tácita.

2.1. Notificación por Correo Certificado o por Mensajero con Acuse de Recibo El artículo 104º inciso a) del Código Tributario establece que, el acuse de recibo deberá contener, como mínimo: i. Apellidos y nombres, denominación o razón social del deudor tributario.

ii. Número de RUC del deudor tributario o número del documento de identificación que corresponda. iii. Número de documento que se notifica. iv. Nombre de quien recibe y su firma, o la constancia de la negativa. v. Fecha en que se realiza la notificación. Se entiende que de no cumplir con los requisitos expuestos, la notificación no surtirá efecto. 2.1.1. Acuse de recibo Según el Diccionario de la Academia Española, el término “acuse” está referido a avisar, noticiar el recibo de cartas, oficios, etc. Es decir, es el acto por el cual se manifiesta haber recibido un documento. Acto Administrativo Es la manifestación de voluntad de la Administración Pública destinada a producir efectos jurídicos sobre los intereses, obligaciones o derechos de los administrados dentro de una situación concreta. A guisa de ejemplo, podemos mencionar a la Resolución de Determinación, Resolución de Multa y la Orden de Pago. Hecho Jurídico, es un acto material que puede administrativo tener efectos jurídicos. Por ejemplo, la Notificación. Acuse de Recibo, es el acto por el cual se manifiesta haber recibido un documento.

2.1.2 Fehaciencia de las Notificaciones La palabra fehaciencia proviene de término

“fidedigno”, que significa digno de fe o crédito. A nivel de la temática de las notificaciones, implica que se dé crédito a la entrega del documento que contiene el acto administrativo para que despliegue sus efectos jurídicos. Sobre este punto, el Tribunal Fiscal ha esbozado los siguientes criterios: La RTF N° 08172-1-2007 establece que: “(…) se observa que la fecha consignada como de realización de dicha diligencia presenta enmendaduras, al igual que el nombre y firma de la persona con la que se entendió ésta, los que además resultan ilegibles, elementos que le restan fehaciencia al referido cargo”.La RTF N° 02770-1-2008 advierte que: “(…) la notificación de la resolución de determinación materia de cobranza no se encuentra arreglada a ley, por cuanto en el cargo de notificación figura que dicho valor ha sido notificado en dos fechas distintas”. Adviértase que la fehaciencia está ligada a los elementos que componen el acuse de recibo, es decir el aviso de recepción del documento. Por ello resulta coherente la RTF N° 113125-2007, a través de la cual el Tribunal Fiscal deja en claro que los registros de notificación que posee la AT no otorgan crédito que la notificación se haya producido; en este caso: “(…) únicamente se adjuntó una copia del registro de notificación que figura en su sistema informático, lo cual, no acredita que dicha notificación se haya efectuado válidamente”. Si bien la fehaciencia es el elemento esencial con que debe contar el Acto de Notificación, abordaremos otros temas

que también resultan trascendentes en la problemática de la notificación. 2.1.3. Domicilio Fiscal No siendo un elemento del acuse de recibo, es importe tener en consideración que la notificación deberá realizarse en el domicilio fiscal. Esta postura es múltiple y uniforme en la jurisprudencia emitida por el Tribunal Fiscal, tal como podemos apreciar de los siguientes pronunciamientos: La RTF N° 310-4-96 señala que: “(…) la notificación de los actos administrativos debe realizarse en el domicilio fiscal del interesado”. Por su parte la RTF N° 144-5-2000 dispone que: “(…) no es válida la notificación efectuada en el domicilio objeto de la deuda tributaria si no es éste el domicilio fiscal señalado ante la Administración”. La RTF N° 11724-7-2008 indica que: “(…) es nula la notificación cuando en la constancia no se indica el domicilio donde fue efectuada”. De lo anteriormente expresado podemos inferir, que la notificación realizada en el establecimiento anexo, almacén, entre otros, será calificada como un supuesto en el que no ha operado una notificación válida. Por ello, será de vital importancia no sólo notificar en el domicilio fiscal sino que esta diligencia se haya producido de manera fehaciente. 2.1.4. Persona que Recibe la Notificación Conforme hemos explicado, en el acuse de recibo debe constar el nombre de la persona quien recibe la notificación. En este punto cabe plantearnos la siguiente interrogante ¿si la existencia de una notificación válida implica que ésta deba ser recibida por el

deudor o su representante? Sobre el particular, la RTF N° 4403-52003 señala que la AT puede efectuar la notificación según la forma prevista en el literal a) del artículo 104º del Código Tributario, no siendo necesario que estuviese la persona que ejercía el cargo de secretaria a fin de entregarle el documento, bastando con que se hiciese en el lugar señalado como domicilio fiscal a cualquier empleado del negocio. De lo expresado podemos inferir válidamente que, en el caso de personas jurídicas, no necesariamente el contribuyente o su representante legal deberán ser los que reciban la notificación en el domicilio fiscal. En tal sentido, podemos arribar a la conclusión que conforme el literal a) del artículo 104° del CT, nuestro ordenamiento jurídico positivo en materia tributaria, no exige una particular situación o condición jurídica de la persona que recepciona la notificación. Así, el Órgano Colegiado en la RTF N° 4415-4-2002 puntualiza que: “Se establece que la notificación del Requerimiento mediante el que la Administración solicitó la información de acuerdo a lo ordenado por este Tribunal, fue efectuada conforme a lo establecido por la norma sobre la materia, al haberse realizado en el domicilio fiscal de la recurrente y con el acuse de recibo correspondiente, el que -de acuerdo a la norma transcrita- no requería haber sido efectuado por una persona en particular como lo alega la recurrente, sino por quien se encontrara en dicho domicilio en el momento de la diligencia”. La máxima instancia en materia administrativa tributaria basa su razonamiento en la definición de domicilio fiscal contenida en el artículo 11° del Código Tributario que establece que el domicilio fiscal es el lugar fijado dentro del territorio nacional para todo efecto tributario.

Sobre este punto resulta necesario recordar que, la Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General dispone en el numeral 21.4 del artículo 21º a la letra lo siguiente: “La notificación personal, se entenderá con la persona que deba ser notificada o su representante legal, pero de no hallarse presente cualquiera de los dos en el momento de entregar la notificación, podrá entenderse con la persona que se encuentre en dicho domicilio, dejándose constancia de su nombre, documento de identidad y de su relación con el administrado” (el subrayado nos corresponde); resulta claro, que la exigencia de consignar la “relación con el administrado” por parte del receptor de la notificación, no es un requisito previsto en el Código Tributario, entendemos para evitar supuestos en los que el contribuyente estructure una defensa orientada a demostrar una notificación inválida, que podría presentarse en supuestos en los que la notificación sea recibida por locadores de servicio, familiares, empleados del hogar, entre otras personas que no formen parte del personal del contribuyente. Un tema íntimamente relacionado con el anterior, es el caso de la recepción de la notificación por parte de incapaces menores y mayores de edad, surgiendo la duda respecto a que si ello ocurriese importaría la realización de una notificación válida; así, de conformidad con lo previsto por el artículo 42º y siguientes del Código Civil, la capacidad significa que la persona debe haber no sólo adquirido la mayoría de edad, sino contar con capacidad de discernimiento y la facultad de expresar su voluntad de manera indubitable, motivo por el cual, las personas que no reúnan tales requisitos no podrán participar válidamente en el acto de notificación. Esta postura es compartida –entre otras-, por la RTF N° 07316-4-2005

que dispone que, en el caso de la cobranza de las Órdenes de Pago giradas toda vez que éstas, así como la Resolución de Ejecución Coactiva fueron notificadas a un menor de edad, el procedimiento no se ajusta a lo establecido en el artículo 104º del Código Tributario. Para el presente caso el notificador deberá analizar si el receptor es una persona capaz. 2.1.5. Número de Documento de Identidad - DNI Tal como hemos señalado al tratar sobre los requisitos del acuse de recibo, el documento de identidad no se consigna expresamente como requisito, a diferencia del nombre de la persona que recibe y su firma; sin embargo, consideramos que deviene en necesaria la consignación del número del documento nacional de identidad para acreditar la fehaciencia de la notificación. Veamos algunos pronunciamientos del Tribunal Fiscal sobre esta temática tan cotidiana en la relación que existe entre la AT y los contribuyentes. En la RTF N° 10267-1-2008 el Tribunal Fiscal se pronuncia en el siguiente sentido: “Resta fehaciencia a la notificación cuando se consigna un DNI en la constancia de notificación y éste pertenece al DNI de una persona distinta a la que aparece en la constancia de notificación, según consulta efectuada a la RENIEC, por tanto la notificación no corresponde al nombre de la persona con quien se entendió la diligencia de notificación”. Por otro lado, en la RTF N° 12048-4-2008 el Órgano Colegiado establece que, es nula la notificación cuando es ilegible el número de DNI de la persona que la recibe.

En la RTF N° 13545-3-2008 se dispone que es nula la notificación, cuando el DNI del receptor no figura en los padrones de la RENIEC, hecho que le resta fehaciencia al acto de notificación, ya que según se ha verificado en el portal de esta institución, que dicho documento no aparece en archivo magnético del Registro Único de Personas Naturales del RENIEC, sin que el notificador haya realizado observación alguna, respecto a que se hubiere presentado un documento distinto al DNI, lo que resta fehacienca al referido cargo. Finalmente sobre este punto, la RTF N° 04557-7-2009 aporta el siguiente razonamiento: “Se advierte que la notificación de los valores no se encuentra arreglada a ley por cuanto habría sido recibida por una persona quien se identificó con el Documento Nacional de Identidad; sin embargo, según la verificación efectuada el DNI contiene 9 dígitos, lo que resta fehaciencia al referido cargo”. Cabe indicar que cuando no sea posible identificar a la persona que con quien se entiende la diligencia de notificación, se debe utilizar el mecanismo de la “negativa de recepción”, el cual desarrollaremos más adelante. 2.1.6. Notificación en el Domicilio señalado en un RUC que ha sido dado de baja Sobre el tema del epígrafe, existen dos momentos normativos a tener en consideración. Así, antes de la vigencia del Decreto Legislativo N° 981 (01.04.2007), el Tribunal Fiscal razonaba en el sentido que se recoge en la RTF N° 11533-1-2007 que dispuso que, la Administración: “(…) notificó dicho valor, así como la mencionada resolución de ejecución coactiva en el domicilio fiscal del quejoso con posterioridad a su baja definitiva en el Registro Único de Contribuyentes, por lo que correspondía que la diligencia de

notificación se realizara conforme a lo previsto en el artículo 12° del Código Tributario, según el criterio establecido por este Tribunal en las Resoluciones N° 04024-2-2006 y 06087-2-2006". En tal sentido, resulta siendo nula la notificación en el domicilio fiscal del contribuyente, que se realice con posterioridad a su baja definitiva en el Registro Único de Contribuyentes. Con posterioridad a la vigencia del Decreto Legislativo N° 981, la Décima Disposición Complementaria Final de la referida norma, establece que subsistirá el domicilio fiscal de los sujetos dados de baja de inscripción en el RUC en tanto la SUNAT deba -en cumplimiento de sus funciones-, notificarle cualquier acto administrativo que hubiera emitido.Estando al referido cambio normativo, el Tribunal Fiscal advierte en la RTF N° 12238-4-2009 que: “(…) el domicilio fiscal de un contribuyente subsiste aun cuando se haya dado de baja del RUC”. Siendo ello así, podemos concluir que, son válidas y producen todos sus efectos, las notificaciones realizadas a contribuyentes que tienen baja de RUC de oficio o provisional. Sobre el particular, cabe preguntarse ¿si es válida la notificación realizada cuando el sujeto se encuentra con suspensión de actividades? Sobre este punto, el Ente Colegiado razona en la RTF N° 79-2-2000 concluyendo que es válida la notificación en el domicilio fiscal del deudor, aún cuando éste haya presentado una solicitud de Suspensión Temporal del RUC. Es claro que la lógica de este razonamiento, reside en el hecho que el domicilio fiscal resulta válido mientras que el deudor tributario no haya comunicado su cambio a la Administración Tributaria.

2.1.7. Por Correo Certificado o por Mensajero con Certificación de la Negativa a la Recepción efectuada por el Encargado de la Diligencia Al respecto, en la parte final del inciso a) del artículo 104° del CT se señala lo siguiente: “La notificación con certificación de la negativa a la recepción se entiende realizada cuando el deudor tributario o tercero a quien está dirigida la notificación o cualquier persona mayor de edad y capaz que se encuentre en el domicilio fiscal del destinatario rechace la recepción del documento que se pretende notificar o, recibiéndolo, se niegue a suscribir la constancia respectiva y/o no proporciona sus datos de identificación, sin que sea relevante el motivo de rechazo alegado; en este supuesto, el numeral iv) del inciso a) del referido artículo 104º del CT establece que, en defecto del nombre de quien recibe (y su respectivo DNI), se deberá realizar la certificación de la negativa. Sobre este punto, presentamos algunos alcances que ofrece la jurisprudencia emanada del Tribunal Fiscal: La RTF N° 10235-7-2008 deja en claro cuando se aplica la certificación de la negativa, al establecer que, la diligencia de notificación se llevó a cabo de acuerdo a ley, en el domicilio fiscal con la negativa a la recepción por parte de la persona con quien se entendió la diligencia, la que consignó su nombre y suscribió las constancias de notificación respectivas, negándose a proporcionar sus datos de identificación al no exhibir su documento de identidad, de lo que se dejó constancia. En relación al requisito específico de la certificación de la negativa, la RTF N° 12861-7-2008 ha señalado que: “No se han consignado los datos de identificación ni la firma del notificador que dejó constancia de tal negativa, lo que le resta fehaciencia a la diligencia efectuada”. De otro lado, el Órgano Colegiado en la RTF N° 12865-7-2008 señala

lo siguiente: “Que se señala que fue notificada en el domicilio fiscal (…) mediante la modalidad de negativa de recepción, consignándose la fecha de la diligencia (…) el documento a notificar, el registro único de contribuyente (…), así como los nombres del notificador, código de identificación y su firma (…) en tal sentido, la notificación se efectuó conforme con lo señalado por el inciso a) del artículo 104° del Código Tributario, siendo preciso anotar que el Código Tributario no ha previsto en dicho acuse de recibo la hora de la diligencia en que fue realizada”. Tal como se puede apreciar, esta modalidad de acuse de recibo se utiliza cuando la persona ubicada en el domicilio fiscal, se niegue a recibir el documento, o no se identifique, siendo esencial que se consignen los datos del notificador.

2.2. Notificación por medios electrónicos.

Señala el artículo 20 de la LPAG, que otra de las modalidades de notificación es aquella efectuada por telegrama, correo certificado, telefax, correo electrónico, o cualquier otro medio que permita comprobar fehacientemente su acuse de recibo y quien lo recibe, siempre que el empleo de cualquiera de estos medios hubiera sido solicitado expresamente por el administrado. La notificación por medios electrónicos se encuentra regulada en el inciso b) del artículo 104° del Texto Único Ordenado del Código Tributario, Decreto Supremo Nº 135-99-EF, la misma que establecía la posibilidad de notificar por medio de sistemas de comunicación electrónicos, fax y similares, siempre que los mismos permitan confirmar la

recepción. Es decir, se permitía la notificación por medios electrónicos con la condición de que se confirme su recepción. Sin embargo, mediante Decreto Legislativo N° 953 se varío sustancialmente lo dispuesto inicialmente por el DS N°135-99-EF; en primer lugar, porque se menciona genéricamente de sistemas de comunicación electrónica; en segundo lugar, se indica que tratándose del correo electrónico la notificación se considerará efectuada con el depósito de aquél. Finalmente, señala que la SUNAT mediante Resolución de Superintendencia, podrá establecer qué deudores tributarios deberán fijar un correo electrónico para efecto de la notificación por este medio. Es así que con el DL N° 953 se produjo un cambio en el texto que incide en la generación de efectos de la notificación; anteriormente para que la notificación surta efectos se requería que el contribuyente confirme la recepción de la misma; en cambio, con el DL N° 953 se entiende que no se requiere confirmación de recepción del documento notificado por parte del contribuyente. Por otro lado, la norma materia de comentario fue posteriormente sustituida por el artículo 24° del Decreto Legislativo N° 981, publicado el 15 de marzo 2007, la misma que establece que tratándose del correo electrónico u otro medio electrónico aprobado por la SUNAT que permita la transmisión de un mensaje de datos o documento, la notificación se considerará efectuada al día hábil siguiente a la fecha del depósito del mensaje de datos o documento. En virtud de esta modificación la notificación se

considerará efectuada al día hábil siguiente a la fecha del depósito del mensaje de datos o documento, es decir el plazo de cómputo empieza a

contarse a partir del día siguiente hábil a la fecha del depósito de datos y no el mismo día en que fue depositada. En concordancia con lo anterior se emitió la Resolución de Superintendencia N°014-2008/SUNAT que regula la notificación de actos administrativos por medio electrónico, vigente a partir del 09 de febrero de 2008, la misma que fue posteriormente modificada mediante las Resoluciones N° 0135-2009/SUNAT y N° 234-2010/SUNAT respectivamente, que incorporan actos administrativos que pueden ser notificados de manera electrónica.

2.3. Notificación por constancia administrativa Este tipo de notificación procede en aquellos casos en que por cualquier circunstancia el deudor tributario, su representante o su apoderado se haga presente en las oficinas de la Administración Tributaria. Este tipo de notificación debe contener una serie de requisitos mínimos, como el nombre, denominación o razón de la persona notificada, el número de RUC o número de documento de identidad que corresponda, la numeración del documento en que consta el acto administrativo, la mención a su naturaleza, el tipo de tributo o multa, el monto de estos y el periodo o hecho gravado, y cualquier otro dato a otros actos a que se refiera la notificación. Asimismo debe señalar que se utilizó esta forma de notificación. Administrativa.

2.4.

La notificación por la página web de la SUNAT y en el diario oficial “El El literal d) y en el numeral 2) del inciso e) del artículo 104º del

Peruano” Código Tributario recoge una modalidad de notificación y es la que corresponde mediante la publicación en la página web de la SUNAT y además en el Diario Oficial o en el diario de la localidad encargado de los avisos judiciales o, en su defecto, en uno de mayor circulación de dicha localidad. El primer supuesto mencionado refiere que la notificaicón se efectuará vía página web de la Administración Tributaria en los casos de extinción de la deuda tributaria por ser considerada de cobranza dudosa o recuperación onerosa. En sentido lato podemos entender como deuda de cobranza dudosa a aquella respecto de la cual no existe certeza o seguridad en su posible recuperación, ya sea porque el deudor no se acerca a cancelar su obligación con el acreedor o porque éste se encuentra en una situación de falencia económica que le impide ejecutar cualquier tipo de pago de deudas, en perjuicio del acreedor obviamente. (http://blog.pucp.edu.pe/item/51574/la-provision-de-cobranza-dudosa-cuandoefectuarla). Deuda de Recuperación Onerosa, son aquellas que constan en las respectivas Resoluciones u Órdenes de Pago y cuyos montos no justifican su cobranza, y puede ser declarada como de recuperación onerosa en dos momentos: a. Previa a la emisión del documento de determinación mediante informe de suspensión b. Después de haberse generado el documento de determinación mediante Resolución de Intendencia. (http://www.sunat.gob.pe/legislacion/procedim/recauda/procEspecif/ifgra-pe.10.htm)

En el caso del numeral 2) del inciso e) se dispone realizar este forma de notificación como una de las alternativas en caso de que el contribuyente tenga la condición de no hallado o no habido y asimismo por la existencia de razones o motivos imputables directamente al deudor tributario, lo cual impide que la diligencia de notificación pueda llevarse a cabo. Aquí, el fisco realiza un análisis del problema y frente a la imposibilidad de lograr que el deudor tributario conozca la documentación que se le deberá entregar, prefiere por una modalidad en la que no se tiene la certeza que el deudor tributario tomará conocimiento de tal hecho. Este tipo de notificación obliga a los contribuyentes a estar alertas frente a cualquier notificación que se realice en el Diario El Peruano o en alguno de mayor circulación en la región o también en la página web del fisco. Sobre la notificación mediante publicación, cabe precisar que para poder efectuar una notificación mediante publicación, primero se debe agotar la notificación en el domicilio del sujeto a quien se va notificar. Y como sabemos esta notificación se debe efectuar en primer lugar en el domicilio fiscal del sujeto a quien se va notificar y la forma es por correo certificado o por mensajero en el domicilio fiscal, con acuse de recibo o con certificación de negativa a la recepción y luego por cedulón, cuando no hubiera persona capaz alguna o estuviera cerrado el domicilio fiscal. En la Resolución RTF Nº 11952-9-2011, además del criterio de observancia obligatoria que ahi se describe, el Tribunal Fiscal aborda las implicancias sobre la notificación llevada a cabo en este caso por la Administración Tributaria.

Así, la Resolución de Ejecución Coactiva, que dió inicio al procedimiento de cobranza coactiva de la deuda, fue notificada el 23 de enero del 2001 mediante publicación en el Diario Oficial “El Peruano” y la página web de SUNAT, tal como consta en el Informe Técnico Profesional preparado por los funcionarios de SUNAT, debido a que no pudo entregarse el referido documento en la visita efectuada al domicilio fiscal del contribuyente el 06 de noviembre del 2000, en la que se indicó como resultado “se mudó”. De acuerdo con el criterio establecido por el Tribunal en diversas resoluciones RTF 03840-5-2005 y 06744-1-2006, la notificación mediante publicación es de carácter excepcional y procede siempre que no pueda realizarse la notificación por correo certificado o por mensajero en el domicilio fiscal del contribuyente. Por su parte, en la resolución RTF 00850-5-2004, entre otras, se ha establecido que el hecho de que en las constancias de los actos de notificación se haya conigando que el contribuyente “se mudó” del lugar señalado como domicilio fiscal no implica que el domicilio fiscal haya variado, toda vez que mientras no se haya comunicado a la Administración su cambio, dicho domicilio fiscal conservará su validez, por lo que en tales casos la notificación debe efectuarse de acuerdo con lo dispuesto por el inciso a) del artículo 104 del Código Tributario y no recurrirse a la vía de la publicación. A mayor detalle, en la resolución RTF 06744-1-2006 se establece que el hecho de que se haya consignado que el contribuyente “se mudó del lugar señalado como domicilio fiscal, no habilita a la Admnistración a efectuar la notificación por publicación.

Bajo estas consideraciones el Tribunal estima que la notificación vía publicación de la Resolución de Ejecución Coactiva controvertida en el presente caso no se encuentra conforme a ley, por lo que no interrumpió el cómputo del término prescriptorio respecto de la multa. En observancia del acuerdo de observancia obligatoria indicado en la RTF Nº 11952-9-2011 toda vez que la Admnistración Tributaria no ha señalado ni acreditado la existencia de otro acto que hubiera interrumpido o suspendido el cómputo del plazo de prescripción respecto de la multa corresponde revocar la resolución apelada en este extremo. (http://alanemiliomatosbarzola.wordpress.com/2011/08/11/tribunal-fiscalaclara-que-la-notificacion-mediante-publicacion-en-el-diario-oficial-elperuano-solamente-es-de-caracter-excepcional/#more-3501)

2.5.

Notificación mediante acuse de recibo o mediante publicación para el Asimismo, señala el Código Tributario, que cuando se trate de

caso de sujetos que tengan la condición de no hallados o no habidos. sujetos que tengan la condición de no hallado o no habido, o cuando el domicilio del representante de un sujeto no domiciliado fuera desconocido. ¿Cuándo y en qué casos se adquiere la condición de NO HALLADO? La adquiere de modo automático si al momento de notificar los Documentos o al efectuar la verificación del domicilio fiscal se presenta alguna de las siguientes situaciones:

Negativa de recepción de la notificación o negativa de recepción de la constancia de verificación del domicilio fiscal.

Ausencia de persona capaz en el domicilio fiscal o éste se encuentra cerrado, o

La dirección declarada como domicilio fiscal no existe.

En los dos primeros casos, para que se adquiera la condición de no hallado, las situaciones mencionadas deben producirse en 3 oportunidades en días distintos. Ejemplo: El notificador o mensajero acude al domicilio fiscal para notificar una Orden de Pago emitida por SUNAT los días lunes 6, martes 7 y miércoles 8 de noviembre y en estas 3 oportunidades se negó la recepción de la notificación; entonces el contribuyente adquiere la condición de NO HALLADO desde el miércoles 8, fecha de la última negativa a recepción. (http://www2.sunat.gob.pe/orientacion/Nohallados/cuando.htm) ¿Cómo se adquiere la condición de NO HABIDO?

La SUNAT procederá a requerir a los deudores tributarios que adquirieron la condición de no hallados, para que cumplan con declarar o confirmar su domicilio fiscal, bajo apercibimiento de asignarle la condición de NO HABIDO. Este requerimiento puede efectuarse mediante publicación en la página web de la SUNAT, hasta el décimo quinto día calendario de cada mes, entre otros medios. Los contribuyentes así requeridos tienen hasta el último día hábil del mes en que se efectuó la publicación, para declarar o confirmar su domicilio fiscal. Adquieren la condición de NO HABIDO, los contribuyentes que transcurrido el plazo detallado, no declararon ni confirmaron su domicilio fiscal.

De presentarse la situación detallada en este inciso del artículo 104, se podrá notificar por cualquiera de estos dos medios: Mediante acuse de recibo entregado de manera personal al deudor o representante, o con certificación de la negativa a la recepción, en el lugar en que se ubique la persona o representante. Mediante publicación en la página web de Sunat, o en el diario oficial o en el diario de la localidad encargada de los avisos judiciales. Este tipo de notificación por periódico debe contener una serie de requisitos, como el nombre, denominación o razón de la persona notificada, el número de RUC o número de documento de identidad que corresponda, la numeración del documento en que consta el acto administrativo, la mención a su naturaleza, el tipo de tributo o multa, el monto de estos y el periodo o hecho gravado, y cualquier otro dato a otros actos a que se refiera la notificación. Para este tipo de notificación, se debe tener presente que el legislador ha señalado que operan en aquellos casos en que el sujeto que tenga la condición de no hallado o no habido no puedan ser notificados en su domicilio fiscal, esto significa que se prioriza la notificación en el domicilio, y de manera supletoria se puede utilizar las formas antes señaladas.

2.6. Notificación por Cedulón Procede cuando en el domicilio fiscal no hubiera persona capaz alguna o estuviere cerrado. Así lo señala el artículo 104 numeral f) del Código Tributario vigente, cuando en el domicilio fiscal no hubiera persona capaz alguna o estuviera cerrado, se fijará un Cedulón en dicho domicilio, los

documentos a notificarse se dejarán en sobre cerrado, bajo la puerta, en el domicilio fiscal. 2.6.1. Procedimiento De acuerdo a lo señalado por el Código Tributario la notificación por cedulón debe contener una serie de requisitos, como los datos del notificado, fecha, número de cedulón, el motivo por el cual se utiliza esta forma de notificación, y la indicación expresa de qué se ha procedido a fijar el cedulón. Se debe fijar un Cedulón en dicho domicilio y además los documentos deben ser dejados en un sobre cerrado por debajo de la puerta. El cedulón se debe adherir (pegar) en la puerta de acceso del domicilio fiscal. En la Constancia de Notificación se debe indicar de modo expreso que se ha procedido con fijar el Cedulón en la puerta de acceso del respectivo domicilio fiscal y que los documentos han sido dejados debajo de la puerta. Tanto los requisitos de la notificación por Cedulón como el procedimiento, se debe seguir tal como lo ha señalado el Código Tributario, y el Tribunal Fiscal en la RTF 2047-4-2003. En esta RTF, se declaró fundada la queja, ordenándose la suspensión del procedimiento de cobranza coactiva y el levantamiento de los embargos trabados, toda vez que no se encontró debidamente acreditada la notificación de los valores materia de cobranza, al no obrar en la constancia de notificación la firma y nombre del funcionario que certifica que la

recurrente se negó a firmar el cargo de recepción ni que el mismo se haya fijado en la puerta principal del domicilio fiscal, tal y como lo establece el artículo 104 del Código Tributario. En este sentido, sino se encuentra debidamente

acreditada la notificación de los actos administrativos al no haberse cumplido con estos requisitos, la notificación no se encuentra arreglada a ley y por lo tanto, es una resolución inválida, que no puede producir efectos jurídicos. Como respaldo de esta modalidad encontramos la RTF Nº 1489-3-2003, en este pronunciamiento el Tribunal Fiscal precisa que “... en caso de no encontrarse persona capaz en el domicilio del contribuyente, es válida la notificación del cierre del requerimiento mediante cedulón”. El Cedulón debe ser colocado en el acceso principal al domicilio fiscal del deudor tributario, ello equivale a decir que se trata de la puerta principal y no en una puerta que califique como acceso lateral. No observar esta formalidad habilita al contribuyente para que pueda solicitar la nulidad de la diligencia de notificación. Otro pronunciamiento del Tribunal Fiscal lo observamos en la RTF Nº 144-5-2000 (29.02.2000) en la que precisa que “No es válida la notificación efectuada en el domicilio objeto de la deuda tributaria si no es éste el domicilio fiscal señalado ante la Administración, debiendo notificarse por cedulón si no se encontraba nadie en este último”.

La RTF Nº 0255-5-2007 (20.03.2007) precisó que “ES NULA LA NOTIFICACIÓN POR CEDULÓN CUANDO NO SE INDICA EL NÚMERO DE LA PUERTA EN LA QUE ÉSTA SE EFECTUÓ”. Si bien se encontró el domicilio fiscal cerrado del contribuyente, la constancia de notificación por cedulón no consigna el número de éste ni que el documento a notificar haya sido dejado en sobre cerrado bajo la puerta, como exige el artículo 104° del Código Tributario. Por último, la RTF Nº 148-2-2000 (22.02.2000) determina que “Para que sea válida la notificación por cedulón debe constar en dicho acto las causas que justifican dicha forma de notificación así como la firma de la persona que realizó el acto”.