You are on page 1of 14

1

BLUE STORY

Blue Story –Nueva amenazaCapitulo 1: Presentimiento.
Dentro de un castillo en Terralance, en el salón del trono, los dos misteriosos Hombres con los ojos de diferente color se introdujeron a este y se encuentran con el Reí de ese país. Estos con una sonrisa callados aguardaban esperando algo del Rey, este los miraba con cierta desconfianza. En ese momento un subordinado del castillo se acerco y le dijo al oído: -Estos son los hombres enviados por Zen, Astalon e Izcal. -¿Estos son? –El Rey los siguió mirando con desconfianza, luego pensó:- Esos ojos malditos, sin duda son parecidos a como cuentan son los de ese asesino. El se refería a los ojos del mismo color de Cecil que tenía el hombre a su frente. Aunque él nunca los había visto en persona, sin duda le hacía sentir la sensación de muerte que decían que sentían los que se encontraban con él, pero el otro tipo no era diferente, e incluso le hacía sentir una sensación peor. El sujeto con los ojos como los de Cecil con el nombre de Izcal se rasco la cabeza y luego profeso: -Los hombres están listos para la incursión, cuando de las órdenes avanzaremos mi señor. -¿Esta seguro su majestad? –pregunto un hombre joven que estaba al lado del Reí. Ahí aparte de los hombres recién llegados, estaba el Rey, tres hombres vestidos con una vestimenta parecida a la que usan los sacerdotes de las regiones asiáticas a su lado (uno de ellos pregunto). Cuatro caballeros blancos, y el resto eran algunos caballeros de armadura marrón y de bronce. -Si, si ellos hicieron el primer movimiento, no tengo duda de responderles de la forma en la que es debido; además no podemos desperdiciar esta ayuda –respondió el Rey. -¡Pero su majestad! –El joven consejero se volvió a con los hombres recién llegados, estos sin pisca de importarles que les dirigieran la mirada con desconfianza solo sonreían, aunque la sonrisa del hombre de los ojos café y verde era más discreta. -No importa –repuso el Rey-, ellos son unos grandes aliados en esta pelea que no pienso perder, alista todo y lo que tenga que ser hecho que lo sea. -¡Si su majestad! El joven consejero tuvo que aceptar muy en contra de su voluntad. Se marcho de ahí para hacer preparativos. El Rey se dirigió a los hombres que tenía en frente. -¿Y están seguros que no tendremos problemas en el ataque? -Ninguno –respondió el hombre con la mirada azul y verde- Los guerreros de este planeta son patéticos, ni mil de ellos podrían siquiera hacerme un rasguño. -¿¡Que!? –los caballeros Blancos que estaban presentes se indignaron y se mostraron amenazantes. El rey los detuvo con una seña con la mano. -Cuida tu afilada lengua –le advirtió el hombre de ojos café y verde, Aztalón, a su compañero.

1

2

BLUE STORY
-De cualquier forma, su señoría, déjelo en nuestra cuenta y pasado mañana por la tarde ese fuerte de Dunasland, de la región “Soulgreen” será suyo. -Me agradan esa proclamación que haces, no tengo dudas que ustedes sean capaces de hacerlo… Entonces lo dejo a su cuidado. -Claro, no se arrepentirá. Los dos hombres hicieron una inclinación con la cabeza y después se dirigieron a la salida. El rey a pesar de lo que había dicho se notaba serio, y los caballeros a su lado no se notaban nada complacidos. En el fuerte de Soulgreen, junto a la frontera con Terralance, Lucio acomodaba su cosas personales en una habitación para dos personas, dentro de un armario (era una habitación pequeña con dos camas y los utensilios comunes de una habitación). Acaba de llegar junto a varios compañeros mas para el refuerzo de dicho complejo, como lo había ordenado el rey, su padre como lo había mencionado, lo había ubicado en un lugar estratégico donde creía podría haber una fuerte batalla. Esta si llevara a cabo podría darle un buen nombre a Lucio en el ejercito por haber participado en ella, algo que lo dejaría muy bien posicionado entre los caballeros. Para ayuda de eso en ese grupo había mandado a guerreros muy experimentados en batalla, que aunque no eran caballeros blancos, si eran respetados por tener una fuerza casi a la par de estos, solo a breves pasos de casi ser ascendidos al máximo honor entre los caballeros y portar la armadura blanca de Cromartie, la que se dice estar hecha del metal más duro y solo a los más altos guerreros les es otorgada. A parte, en esa frontera ya estaban los alto mandos que ya portaban unas (tres); Pero Lucio no se sentía tranquilo a pesar de ello, las constantes bajas por parte de su país y el secretismo que se había suscitado en los últimos enfrentamientos lo tenían inquieto. Apenas había llegado a esa fortaleza, pero sentía que ese lugar si que marcaria algo de su destino del cual no estaba seguro que era. Su compañero de habitación lo notaba inquieto y por eso mismo le comentaba como burla al verlo de esa manera. No era otro sino el que una vez se mofo de el por decirle que apenas había llegado Lucio y ya podría ser mandado al campo de batalla. Así sucedió. El nombre de este era Dell. -No te sientas nervioso solo porque fuiste mandado al frente apenas habías llegado al ejército, míralo como una oportunidad de ver combatir a verdaderos hombres, cuando llegue la oportunidad de mostrarles a esos ilusos de Terralance lo que realmente es la verdadera fuerza del grueso de nuestro ejército. Lucio no respondió. -Digo, siendo hijo de quien eres dudo que te vayan a mandar en las primeras filas en las batallas de todos modos, no tienes de que preocuparte. Antes de que puedas siquiera mover la espada ya todo habrá terminado y solo tendrás que ver el espectáculo. -Te oyes muy confiado para la talla de tu rango a pesar de que es bajo –por fin Lucio respondió. -¿¡Que dijiste!? Dell se sintió indignado, la armadura marrón que el portaba para él no era una categoría baja.

2

3

BLUE STORY
-Digo, tu también ya deberías de saber que ha pasado en los últimos enfrentamientos, las bajas que hemos tenido no han sido cualquiera. ¿Y a quien podríamos estar enfrentando? Solo los ilusos pensarían que esta es una guerra ganada. El compañero de Lucio se calmo del insulto. -¿Bluedeath? Dudo que ese asesino se aparezca por estos sitios y además no le temo, en verdad me gustaría medirme a ese tipo y hacerle ver de lo que yo estoy hecho. -Lo mismo que dijeron muchos y ahora están muertos. El compañero de Lucio no le gusto a donde se desvió la plática, y algo molesto decidió terminarla. -De cualquier modo, que venga y se dará cuenta que las cosas no siempre le van a salir como piensa. Tendrá su castigo. Lucio siguió acomodando sus objetos personales después de que su compañero algo molesto hubiera salido. A unos cuantos quilómetros de ahí un ejército se acercaba. Sobre unos caballos (estos estaban dotados de una armadura que cubría su cuerpo de un metal gris y algunas insignias de Terralance) estaban los dos hombres misteriosos con los ojos de diferente color, a su lado y en otros dos caballos dos sujetos con armadura blanca y a sus espaldas venían un ejército de no más de cien hombres que los acompañaba a pie. La mayoría eran caballeros del ejército de Terralance (alrededor de 60), pero los otros tenían un aire peculiar a los sujetos en caballo por sus ojos; estos tenían ojos uno de color gris y otro verde. Todos los sujetos en ese ejercito portaban una armadura de color marrón, a excepción de los sujetos a caballo, en estos iban dos caballeros blancos y los sujetos de ojos de diferente color que encabezan el ejercito que iban sin ninguna; pero esta vez las armaduras tenían una distinción que no portaban en los tiempos normales: tenían una túnica-manta con el escudo de Terralance que las cubría como símbolo para no ser confundidos con las de otro país. Se dirigían a una guerra. -Estén preparados, llegaremos en un par de horas –un caballero de armadura Blanca exclamo. Nadie respondió nada, solo siguieron caminando y entendieron las órdenes. En el comedor del fuerte lucio se preparaba para lo que sería su primera comida. Era un comedor muy grande para alrededor de unas 100 personas. Después de haber ido a recogerla estaba sentado en una mesa a punto de comenzar a digerirla. 5 hombres se sentaron junto a él. -Hijo de la casa Dawnsmith, no te sientas cohibido y comparte la mesa con nosotros para tomar más confianza. Eran los hombres que su padre había asignado para su cuidado, hombres de más experimentados en batallas y tres de ellos ya con cierta edad. Dos de unos 30 años y uno ya de cuarenta, otros dos era más jóvenes como lucio y entre ellos estaba Dell. Los otros tenían estos nombres, de acuerdo a la edad más grande a pequeña “Crettel, Enger, Aristen, Rosen” El que Hablo era el más viejo, Crettel , quien parecía tener más autoridad. A Lucio no le agradaba tener esa clase de compañía. Permaneció sin decir nada.

3

4

BLUE STORY
-No sientas vergüenza, estas entre amigos, entre verdaderos hombres. Nosotros te enseñaremos lo que realmente significa una verdadera batalla. Las mismas palabras que Lucio había oído antes. Sonrió, luego respondió. -No se cuales hayan sido las ordenes de mi padre, pero les aseguro que yo puedo defenderme solo. -No lo tomes así chaval –insto Crettel- Tu padre solo está preocupado, no quiere que le pase nada al único heredero de la familia. -¿Entonces por qué me tiene aquí? –pensó Lucio- Tengo mejores cosas en que ocuparme – pensó sobre Miranda –Hmmm –solo dijo para sus compañeros. -Estando con nosotros te lo aseguro, no tendrás nada de qué preocuparte… Lucio no estaba seguro de eso. Cecil y Miranda iban llegando a casa después de un día de trabajo, desde que amaneció Cecil notaba a Miranda algo deprimida y por fin se animo a preguntar el por qué. Ellos iban ya por el camino entre los arboles a casa. -¿Qué pasa? ¿Te noto algo decaída? Miranda duro en responder, luego dijo con tono apagado: -Tengo un mal presentimiento. -¿Un mal presentimiento? -Desde esta mañana cuando me he despertado he sentido un sentimiento extraño –Miranda guardo un poco de silencio, luego dijo:- Creo que te vas a burlar de mi, pero he sentido como que estoy a punto de perder algo, pero no sé que es… Cecil notaba a Miranda realmente preocupada, después de mirarla se volvió al frente. -Quizás solo sea que el día de hoy no te ha sentado muy bien el ambiente, esos rumores de guerra que hemos oído últimamente, quizás te hayan afectado un poco. -¿Tú crees? Miranda no estaba tan de acuerdo a lo que dijo Cecil. -¿Qué crees que podrías perder que te haga sentir ese vacío? Por alguna extraña razón a Miranda se le vino la imagen de Lucio a la cabeza. -No estoy segura que es –luego dijo algo afligida. Cecil no sabía que responder. -Solo te queda esperar y averiguarlo, perdón si no te soy de ayuda, pero creo que no es correcto que te preocupes así, solo deberías de esperar el momento si tiene que llegar, y hacer lo posible por evitar lo malo que venga, por el momento no pensar en ello –aun así dijo. Miranda entendió lo que dijo Cecil y no pudo evitar sentirse avergonzada. -Tienes razón, perdón por molestarte con esto. -No… Gracias por decirme lo que te aflige, serte un poco de ayuda me alegra. -Gracias… Miranda se calmo un poco.

4

5

BLUE STORY
Lucio se encontraba en el área de entrenamiento del fuerte (un lugar al aire libre con objetos de entrenamiento, como aparatos de gimnasia, costales con arena, rocas, leños, un sin fin de herramientas para el acto)Estaba frente a un mono de madera con paja, lo veía calladamente como examinándolo. En el mismo lugar estaban los sujetos que lo acompañaron en la comida, ellos solo se dedicaban a perder el tiempo, siendo el primer día ahí, en vez de entrenar se dedicaban a pasarla bien por ser nuevos, aunque Dell se notaba algo apartado y los veía recargado en un muro lateral. Aun así Lucio no les ponía atención por estar concentrado en su entrenamiento. De repente en un movimiento rápido, Lucio saco la espada y corto el mono de madera, fue un movimiento rápido y fino. Los tipos que jugaban dejaron de hacerlo y se dirigieron con Lucio. -Hijo de los Dawn Smith –dijo Crettel- Veo que si que sabes tomar una espada, eso me alegra, así no nos costara tanto enseñarte a luchar como es debido -le dio unas palmadas en la espalda –Veo que no eres un enclenque después de todo. Lucio permaneció callado sin decir nada. Su compañero de cuarto lo veía desde la distancia seria y como examinándolo. En ese momento sobre una torre, en uno de los puntos más altos, uno de los vigilantes (el miraba con un Catalejo) observo un grupo de hombres que se acercaba en la lejanía. –La fortaleza estaba en un lugar de terreno llano en una zona alta, mas al pasar el kilometro a la redonda, eran una mar de colinas que subían y bajaban, cubiertas de césped verde, casi ningún árbol, solo unos cuantos arbustos; solo mas a la distancia, a unos cuantos quilómetros más, se podía ver un bosque que colindaba con el mar de colinas- Después de examinarlos unos momentos y darse cuenta de que se trataba le hablo a un caballero blanco que en ese momento se encontraba en ese espacio hablando con un subordinado de armadura marrón. -Capitán, un grupo de guerreros de Terralance se acercan por el sureste. El caballero blanco que estaba hablando con un subordinado de armadura café acerca de un mapa, detuvo lo que hacía y con pasos pesados se acerco y tomo el catalejo. Observo al grupo que se acercaba y pudo observar una bandera que portaban del país de Terralance que portaba un sujeto a pie al frente del grupo y los emblemas de guerra en cada una de las armaduras de los sujetos. -¡Esto tiene que ser una broma, atreverse a atacar a este fuerte y con un grupo tan pequeño! Dijo acerca de los caballeros que se acercaban, él pensaba que los guerreros de Terralance eran débiles, y todavía atreverse a atacar a un fuerte donde en esos momentos se acercaba los 600 hombres, se le hacía ridículo. Le paso el catalejo al vigilante. -Da la señal de ataque, cuando estén a distancia que el grupo b salga a recibirlos y los aniquile. El caballero blanco volvió a lo que hacía. -Si señor –dijo el vigilante serio. Todavía venían a cierta distancia, faltaba tiempo para que estuvieran a una distancia considerada peligrosa donde el terreno se hacía llano, así que antes de cumplir la orden dio un vistazo mas. Le llamaron la atención los tipos que venían sobre los caballos sin armadura. Aun así dejo el catalejo y dio unas indicaciones a un sujeto con un cuerno que estaba justo a su lado. Este dio el sonido que anunciaba el ataque.

5

6

BLUE STORY
Al oír la alarma todos se pusieron tensos. -¡Oi, oi, oi, debes estar bromeando, apenas llegamos y ya estamos siendo atacados! –dijo Crettel que estaba en ese momento junto a lucio. -Hma! Esto se va a poner interesante! –repuso su compañero de nombre Rosen el otro más joven aparte de Dell. Después de eso el jefe del grupo b (el ejercito en la fortaleza estaba divido en grupos), se presento con el caballero blanco capitán de la fortaleza, que era el mismo sujeto en la torre de armadura blanca de hacia un momento. En unos segundos se reporto a toda prisa e hizo una reverencia mientras decía: -Ordene capitán. -Que tu grupo reciba a los invasores y los aniquile velozmente. -¡Si señor! Después de esa orden corta se retiro a cumplir lo mandado. Su grupo tenía el grueso de 150 hombres. Todos los guerreros bajo órdenes de ese grupo se preparo para la batalla. El vigilante seguía observando al grupo invasor y de nuevo tenia la atención puesta en los sujetos sin armadura. Ya estaban a cierta distancia, donde le terreno empezaba a allanar, en ese punto ajustando el catalejo se podía observar el rostro de los sujetos. Cuando enfoco los ojos de uno se quedo petrificado. -Se-señor… –dijo con voz cortante, después la alzo- ¡Señor! -Hmm El caballero blanco se volvió. -¡Es Bluedeath, Bluedeath es uno de los atacantes…! -¿¡Que…!? De una manera brusca le dio el mapa de nuevo a subordinado con quien hablaba y se dirigió para el mismo ver a qué se refería el vigilante. Enfoco el catalejo en el sujeto que le indicaron y cuando pudo observarlo puso un rostro tenso. Se quedo unos segundos sorprendido. Luego dio una orden: -Ordena al jefe del grupo c que se presente. Después de las indicaciones, el jefe del grupo c se presento también velozmente. - La mitad de tu grupo apoye al grupo b, tú a la cabeza y la otra mitad que haga guardia fuera de la fortaleza. -¡Si señor! Después de que el caballero blanco jefe del grupo c se hubo marchado, el capitán dijo aun con voz tensa: -¿Cómo demonios hicieron los de Terralance para hacerse de los servicios de ese asesino? Cuando la voz llego a los guerreros de la fortaleza acerca de que Bluedeath atacaba, todos tomaron la tensión que el mismo capitán sentía. Se oyeron voces decir: -¿Has oído eso? Dicen que uno de los atacantes es el mismo Bluedeath. -Esto no me huele bien, después de los relatos de la aniquilación de los espías esto no tiene buena pinta. Crettel que estaba junto a Lucio vocifero enfadado y a la vez dándole gracia:

6

7

BLUE STORY
-Grupo de cobardes, alterarse tanto solo porque entre el grupo de atacantes, está unido ese único hombre, y se llaman caballeros, es una desgracia para el reino, nosotros les enseñaremos a luchar como es debido y les haremos notar que entre él y nosotros no hay diferencia de poder. Se escucho una risa entre los demás miembros de ese grupo como dándole la positiva. Lucio aunque callado, se notaba tenso, el no había tomado tan a la ligera la noticia como los demás. -Así que ese asesino está entre los atacantes –pensó- Así que podre ver a quien se dice ha causado terror entre tantos reinos. -¡Alístense! –se oyó una voz de un superior (armadura café) ordenando que todos se pusieran sus respectivas armaduras. En ese momento como no era hora de batalla todos estaban con ropas comunes. Todos se dirigieron a sus habitaciones y empezaron a colocarse su respectiva armadura. En la habitación de Lucio su compañero le decía mientras se colocaba la suya: -Escucha, no te despegues de nuestro grupo y estarás bien, mientras nosotros te protejamos no tienes nada de que temer. -Lo tendré en cuenta –repuso Lucio no muy convencido. Su compañero se le quedo viendo algo molesto y recordó la orden que recibió del caballero viejo, Crettel, justo antes de llegar a la fortaleza, mientras hacían el viaje: -Escucha, tu serás su sombra y no lo pierdas de vista pase lo que pase. La recompensa que su padre ha puesto no podemos perderla por nada del mundo. A Dell no le agradaba esa orden, pero entre ese grupo al que pertenecía, estaban a acostumbrados a hacer esa clase de trabajos, para él era un deshonor siquiera en pensar en haber fallado. Después de ponerse la armadura y la manta de su país, salieron a unirse al grupo que se quedaría fuera de la fortaleza. Al llegar al punto que les habían asignado aguardaron a nuevas órdenes de parte del mando de ese grupo que se quedaría en la retaguardia, Crettel, para hacer algún movimiento. La otra parte del grupo c se unió en batalla al grupo b para recibir a cierta distancia a los enemigos. En total, en ese frente eran cerca de 230 guerreros. En ese momento el vigilante que había notado al que creía era Bluedeath no le perdía el rastro (Izcal en ese momento sonreía mientras andaba despacio en el caballo al parecer sin ninguna pisca de llegar rápido a pesar de haber visto al grupo que se acercaba) y observaba cada uno de sus movimientos, se le ocurrió mirar al otro sujeto sin armadura para ver quien pudiera ser (ya los había visto de reojo, pero no a los ojos), al mirarlo a la cara y notar la mirada le causo una nueva sorpresa. Esa clase de ojos nunca los había visto, no con ese patrón, luego miro a los demás sujetos y cuando vio al otro grupo le hablo nuevamente a l capitán quien ahora veía a la distancia bastante tenso: -¡Señor, venga a ver esto! -¿¡Qué ocurre ahora!? –dijo molesto el capitán. -Mire los ojos de los sujetos que acompañan a Bluedeath, de los guerreros de Terralance. -Hmmm

7

8

BLUE STORY
Bastante intranquilo el capitán tomo el catalejo y enfoco la vista a ese punto. Al ver esos ojos tampoco podría creer lo que veía. -¿¡Qué demonios quiere decir esto!? … El vigilante lo veía con cara de no saber que responder. -Da la señal de extrema precaución para los que fueron a batalla. -¡Si señor! El capitán no entendía por qué, pero esa imagen le dio mucha desconfianza al instante. El vigilante se apresuro y dio la señal al sujeto del cuerno. El grupo de guerreros que aguardaba a algo de distancia que se acercaran los atacantes de Terralance, al oír el sonido se sorprendieron, el jefe del grupo b dijo: -¿¡Qué quiere decir esto!? Esa señal si era la alerta más alta de advertencia de peligro, y a pesar de haber divisado a Bluedeath se le hacía exagerada. -Parece que el capitán no se va a tomar esto a la ligera –dijo el otro caballero blanco acerca de la extrañes de su compañero. Apenas se hubo acercado el grueso del ejecito enemigo y estando frente a frente ambos mandos, el caballero blanco que estaba más al frente, el jefe del grupo b, exclamo, mientras ambos grupos se veían con miradas amenazantes: -¡Esta será tu tumba Bluedeath, de unas vez por todas acabaremos contigo! Izcal que estaba más al frente por poco de los demás junto con Aztalón exclamo con fastidio al notar que la advertencia era para él: -¡Al carajo quién demonios es ese Bluedeath!. Luego pensó acerca de un evento pasado. … En una casucha vieja se reunían en medio de la noche un grupo de 6 hombres en secreto, eran el último grupo de espías que había sido mandado a Terralance y se reunían a intercambiar información. Después de un intercambio de señales secretas para entrar ahí, ahora estaban sentados alrededor de una mesa cuadrada a la luz de las velas e iban a empezar el asunto que les competía. Estaban todos serios y era porque un hombre faltaba a esa reunión. Dijo uno: -Remark se está tardando más de la cuenta. -No podemos esperar más –replico otro-, debemos de intercambiar lo que sabemos, si él ha caído en el cumplimiento del deber no hay necesidad de esperar y si ha tenido algún contratiempo ya habrá algún momento en el futuro donde podrá ponerse al corriente. El grupo de hombres se notaba muy incomodo acerca de la ausencia de su compañero, no era habitual que alguno faltara y después de lo acontecido no era una falta menor para pasar en alto. No tuvieron tiempo para reaccionar, cuando de repente haciendo un estruendo muy fuerte un cuerpo atravesó la puerta y cayó sobre la mesa rompiéndola haciendo que todos los

8

9

BLUE STORY
ahí reunidos se pararan sorprendidos. Ese cuerpo había sido lanzado desde afuera y ahora quien lo había hecho estaba a la puerta con una sonrisa. Eran Izcal y Aztalón. El cuerpo aun tenía vida y era el compañero que faltaba a la reunión. -Perdón… -dijo con voz lastimosa- ¡Huyan, no quise traerlos aquí! -¿¡Quién demonios son ustedes!? –exclamo uno de los sujetos ahí reunidos haciendo caso omiso de lo que el herido advirtió. Todos sacaron sus espadas. -No hay necesidad de presentarme ante un montón de muertos –respondió Izcal. -¿¡Que dices!? –exclamo la mayoría del grupo enfurecidos por la declaración. En el momento que Izcal había cruzado la puerta, el grupo creyó haberlo reconocido y uno exclamo proclamando:- ¡Ni creas que te será tan fácil acabarnos como a los demás, maldito Bluedeath! Izcal se rasco la cabeza sin pisca de preocupación, sosteniendo su espada al hombro en la otra mano, respondió: -De nuevo ese nombre, no sé a quién demonios se refieren. -¡No te hagas el loco, maldito! Todos se lanzaron al ataque. Después de eso cinco cuerpos se encontraron alrededor de esa casucha destruida, otro más en alguna parte de un bosque, otro moribundo logro llegar a palacio y advirtió de la presencia de Bluedeath. … En la batalla Izcal se volvió a con su compañero Aztalón. -Según los reportes más recientes, acerca de Ceril, se sabe que tuvo un hijo, hay una alta probabilidad que se estén refiriendo a él –aclaro este ultimo. -¿Qué demonios hizo ese tipo para que lo odien así? -No hay necesidad de averiguarlo, prepárate, pronto comenzara la batalla. Aztalón advirtió, pues ya el grupo de dunas se preparaba para el ataque. -Siii… Izcal bajo del caballo, se lo dio a uno de los caballeros de armadura marrón de Terralance, y saco la espada (era una espada que asemejaba a una katana), se iba a dirigir a los dos caballeros blancos de Dunas, pero Aztalón se adelanto a decir: -Espera, tú ayudaras a los Oxi, déjame este grupo a mí. -¿Qué, pero entonces tu tendrás toda la diversión? -¡Has lo que te digo! -Siii… Aztalón levanto una mano, a la señal, los caballeros de ojos de color gris se empezaron a mover y rodeando al grupo en frente, se dirigieron hacia a los caballeros de Dunas que estaban cerca a la fortaleza. Izcal sin muchas ganas hizo lo mismo. Uno de los caballeros blancos de Terralance, hizo lo mismo con los guerreros marrones de su grupo y estos fueron a ayudar a sus compañeros ahora en campaña y también rodearon al grupo en frente. -¡Que no quede ninguno vivo! –exclamo el caballero blanco al frente de dunas (el jefe del grupo b) y sus subordinados también se lanzaron al ataque interceptando a los guerreros de

9

10

BLUE STORY
Terralance, los ojos grises e Izcal, mas de la mitad del grupo que estaba al frente fue a enfrentar a ese grueso que los evadieron y ayudar a el grupo en la retaguardia. La lucha empezó y todos se enfrascaron en la lucha. Fuera de lo que pareciera, no había mucha diferencia entre un grupo a otro, a diferencia de lo que se pudiera pensar por los números que eran mayores para Dunas, los guerreros de ojos grises y azules estaban igualando la batalla. El caballero blanco de Dunas (b) hizo una nueva señal y un grupo cerca a él, de caballeros marrones se lanzaron a atacar a Aztalón que había quedado solo en la retaguardia junto a los caballeros blancos de Terralance; aunque estos últimos estaban mucho más atrás que Aztalón. Pensaba que era un grupo muy pequeño, pero después de la alerta y la desconfianza que le hizo tomar la actitud de Aztalón no lo iba a dejar a la ligera. Ante tanta diferencia de números (50 a 1), los guerreros de dunas avanzaron seguros de pronto darle fin al guerrero que ahora se encontraba en frente, pero apenas se acercaron descubrieron algo que no esperaban, algo entorpecía su paso, a cierta distancia buscaban la manera de atacar y mientras se acercaban sentían como si algo los repeliera. La lucha empezó, varios caballeros marrones se acercaron a Aztalón a unos cuantos metros sintiendo la fuerza que los repelía, y en un movimiento de este que hizo con la espada hacia el frente (una espada como la de los caballeros de edad media)a todavía una distancia de varios metros, un caballero marrón noto mas fuerte algo que venía sintiendo. Su coraza se despedazo y empezó a brotar sangre, algo le había atravesado el pecho. Dos movimientos rápidos de Aztalón mas, uno como cortando el aire en forma horizontal y otro de arriba abajo y dos guerreros mas habían sido cortados en esas formas, alarmados los demás guerreros se alejaron mas distancia a donde no sintieran tanto ese fuerza que los empujaba hacia atrás. Uno dijo: -Pero si ni siquiera los ha tocado… Se refiero a los cuerpos de sus compañeros que ahora yacían en el suelo. -¿Que quiere decir esto? … Todos ante esa demostración ahora estaban más que asustados. El caballero blanco al frente al notar esto, se quedo pensativo un momento. -Hmmm… Luego avanzo también al ataque (el portaba una lanza de alrededor de dos metros de alto) El otro caballero blanco lo siguió (el tenia una espada). Ambos nada mas se acercaron sintieron esa extraña fuerza que los repelía de Aztalón que sentían los demás. -Comprendo –pensó el caballero blanco jefe del grupo b. Cuando se acerco, noto como entre mas se acercara sentía cada vez más esa fuerza. Aztalón de nuevo se movió, un movimiento de la mano con la que no sostenía la espada en forma de palma hacia el frente y todavía a cierta distancia, sin tocarlos, dos caballeros marrón de dunas fueron sacados de balance y arrojados hacia atrás, en otro movimiento rápido este se poso enfrente ahora si en persona y aprovechando el desbalance, los guerreros de Dunas fueron atravesados y costados por su espada (en pecho y cuello) al movimiento de la otra mano. En un momento ya habían caído 5 guerreros de Dunas. Los caballeros blancos al ver ese segundo ataque comprendieron la fuerza de Aztalón y el que estaba al mando exclamo.

10

11

BLUE STORY
-¡Retírense, no se acerquen a él, manténganse alejados a la distancia donde no sientan esa fuerza que los repele. Comprendió que esa fuerza era peligrosa entre mas se acercaran. Aztalón se volvió a con ellos sonriendo e hizo un movimiento como atacando a cierta distancia. El caballero blanco del grupo b se lo cubrió con la lanza intuyendo el ataque y como si algo duro chocara con ella se oyó el golpe del metal en el impacto. -¿¡Qué demonios es esto!? –pensó De repente sintió la fuerza que lo repelía más fuertemente y noto que era porque Aztalón se acercaba a él. Se alejo inmediatamente saltando hacia atrás, tomando cierta distancia, también pudo escapar ya que su compañero blanco había lanzado un ataque a Aztalón con su espada, un corte de energía azul que voló por el viento hacia Aztalón (era una hoja de luz Azul que había sacado de su espada). Este ni siquiera se tuvo que defender de esa hoja de energía, se detuvo y como si por la misma presión fue desviada, paso por un lado de este y aterrizo en el suelo. Los caballeros blancos ahora perplejos observaban a su rival. El caballero al mando del grupo b pensaba sobre la presión y como había aumentado apenas Aztalón se acerco. -Hmmm –hizo un pequeño sonido con la boca y se acerco poco a poco más hacia Aztalón para sentir la fuerza. Este lo veía quieto como si no le importa que lo hiciera. El caballero Blanco siguió avanzando un poco mas y luego se echo a correr hacia Aztalón, cuando lo hizo este ultimo lanzo un ataque a todavía cierta distancia con la espada en forma de corte horizontal que el caballero blanco esquivo saltando de nuevo hacia atrás. El caballero Blanco ahora en la distancia donde no podía sentir la fuerza que lo repeliera dijo: -Comprendo –luego exclamo- ¡Escuchen, no se acerquen a menos de 10 metros de él, mientras no cojan esa distancia esa fuerza no podrá hacer nada para dañarlos ni empujarlos fuertemente, ahora dedíquense a lanzar ataques en los que no tenga que acercarse a él! El supuso eso al ver que Aztalón no hizo ningún movimiento hasta que el se acerco a esa distancia. Sus compañeros marrones tomando confianza apretaron de nuevos sus espadas fuertemente para iniciar un nuevo ataque. Su compañero blanco aun serio examinaba todavía a su enemigo. Aztalón sonrió y como si esperara que lo atacaran, permaneció quieto. Varios guerreros marrones hicieron brillar sus espadas y lanzaron cortes en forma de hojas de luz que se dirigieron hacia él. Este sin mucho esfuerzo las esquivo y permaneció quieto de nuevo. El otro caballero blanco dijo sobre eso a su compañero: -Estas en lo correcto en hacer esa indicación sobre esa fuerza extraña, pero dudo que lo podamos tocar si permanecemos a tanta distancia. -Lo sé… –dijo serio el caballero blanco al mando, después exclamo:- ¡Escuchen, no gasten su energía en vano, sigan mis indicaciones y atacaremos en orden de estas, divídanse en grupos de 10 y al movimiento de mi mano haremos los ataques. El grupo de Dunas así lo hizo, rodeando a Aztalón se dividieron en grupos de 10 y esperaban las órdenes de atacar. No duraron ni un instante cuando fueron dadas, el caballero blanco al mando (b) levanto la mano y haciendo señas moviendo esta, los guerreros marrones hacían brillar su espada. Un grupo ataco a la orden de una seña y lanzaron cortes de energía,

11

12

BLUE STORY
Aztalón ni se movió y el ataque se desvió a un lado chocando en el suelo. Otro grupo hizo un segundo ataque, seguido de un tercero ambos enfrente y a espaldas de Aztalón, este con su espada se cubrió unos cortes, otros los esquivo y otros más solo se desviaron por la fuerza que los repelía y volvieron a chocar en el suelo. Otro ataque después de ese en forma simultánea de tres grupos moviéndose en diferentes posiciones y Aztalón esquivo los ataques corriendo de un lado a otro y zigzagueando y de nuevo ningún ataque llego a tocarlo. Los grupos que lo atacaban junto a los caballeros Blancos estaban de lo más molestos por no poder tocarlo. En la cima de la torre donde permanecía el capitán de la fortaleza, este veía como el otro grupo donde estaba Izcal y los otros sujetos de ojos grises y verdes atacaban. Estaba de lo más furioso porque veía como Izcal masacraba con cierta facilidad a sus subordinados, evadiendo y cortando a estos con su espada. Aunque Izcal se dedicaba a acabar a los más débiles divirtiéndose, a los de armadura de bronce (eran un 40%). Los demás guerreros sostenían batalla con los guerreros de ojos grises y verdes y los guerreros de Terralance. Izcal se movía de un lado a otro eliminando a cuanto caballero de armadura de bronce estuviera al paso. Los caballeros de armadura marrón de Dunas trataban de impedirlo, pero eran detenidos por los otros guerreros con los que confrontaban batalla. Un caballero marrón de dunas cansado de no poder ayudar a sus compañeros, dijo molesto: -¿Quién demonios son estos tipos? –se refirió a los de ojos grises y verdes- ¡Son demasiado duros! El no sentía que su fuerza comparada con la de ellos fuera desigual, pero esos guerreros parecían no cansarse nunca, poco a poco iban diezmando a su bando, estaba perdiendo compañeros a paso lento. También los guerreros de Terralance estaban dando fuerte batalla, aunque alguno de estos ya habían caído también y otro eran heridos, pero muy pocos. El capitán de Dunas sobre la torre dijo molesto: -¡Maldito Bluedeath, sigue igual de despiadado como siempre! Este hizo una seña levantando la mano y se hizo sonar el cuerno nuevamente. Al oír esto, los guerreros de dunas a excepción de los que combatían con Aztalón fueron retrocediendo. -Ha llegado nuestro turno- de repente al oír también ese sonido los caballeros blancos de Terralance dijeron entre sí. Ambos portaban unos arcos y apuntaron hacia la fortaleza hacia los soldados que la custodiaban desde las alturas. Estos hicieron brillar sus arcos e iluminándose de azul también la flecha dispararon hacia la fortaleza, hacia los soldados que la resguardan en esos puntos. Mas estos ya estaban preparados, ahí había guerreros también con arcos y otros con unos escudos del tamaño de un cuerpo, los de los escudos cubrieron enseguida a los guerreros a donde iban dirigidas las flechas y estas fueron detenidas. Después del ataque, los guerreros de Dunas dijeron burlándose:

12

13

BLUE STORY
-Ilusos, estos escudos están hechos de Nikelita (material del cual estaban hechas las armaduras marrones), nunca podrán traspasarlos desde esa distancia. Los caballeros blancos de Terralance no les importo que hubieran detenido su ataque e hicieron un segundo, ahora dirigiéndolo a las paredes de la fortaleza. Las flechas dieron un fuerte golpe, pero no lograron hacer un grave daño a los muros. -Y las paredes están reforzadas también de Nikelita… -dijeron los guerreros de dunas todavía en su burla. Los caballeros blancos de Terralance no les importo de nuevo eso y siguieron con sus ataques. Sus contrapartes de Dunas y que peleaban con Aztalón al ver lo que hacían no les causo buena espina y dieron órdenes que los atacaran a sus subordinados marrón, todo con señas. Aztalón se interpuso y no los dejo pasar y tuvieron que retroceder. -¡Tenemos que arriesgar más si queremos vencer! –le dijo el jefe del grupo c a su compañero al mando del grupo b. -Lo sé… De nuevo el jefe del grupo b hizo nuevas señas y al momento se lanzaron al ataque un veintena de sus subordinados, con la intención de atacar todos al mismo tiempo a Aztalón… Este solo sonrió y los espero, apenas de nuevo sus atacantes se acercaron, empezaron a sentir esa fuerza que los repelía; Aztalón como si eso esperara se dirigió a ellos y los confronto, con gran facilidad empezó a masacrarlos cortándolos con la espada en movimientos rápidos. Los guerreros de Dunas se defendían, pero se sentían demasiado oprimidos por la fuerza y no podían hacer gran cosa para parar los ataques de Aztalón, alguno logro intercambiar choque de espadas, pero Aztalón además de la gran fuerza que mostraba, se notaba hábil en el combate y se defendía muy bien, detenía un ataque con la espada, otros los esquivaba, de una patada alejaba a quien lo atacaba, cuando no se defendía con la espada, y en un movimiento ágil ya estaba cortando a otro. Los caballeros Blancos veían impotentes. -¡Retírense! –grito el jefe del grupo b, y sus subordinados así lo hicieron. 11 bajas fue lo que ocasiono esa confrontación en directo con Aztalón. Todos se veían conmocionados. -¿¡Quién demonios es ese tipo!? Se podía oír entre los guerreros de Dunas. No podían creer la fuerza que tenia. De repente el jefe del grupo b se puso serio, como examinado a Aztalón lo media a la distancia, caminado de un lado a otro, dijo bajo para el mismo: -Bien, si no te afectan los ataques a distancia y esa maldita fuerza se interpone, tendré que romperla. Se echo a correr con su lanza rozando el suelo con la punta, Aztalón sonrió esperándolo, pero el caballero blanco salto a una altura muy grande y se poso por encima de Aztalón. Este solo se le quedo viendo. Cuando los demás vieron eso, los guerreros marrones de Dunas emocionados gritaron: -¡El teniente va a hacer su mayor ataque! El caballero blanco como deteniéndose un momento en el cielo hizo brillar su lanza, y en otros movimientos muy rápidos 10 lanzas de energía de luz azul se dirigieron hacia Aztalón,

13

14

BLUE STORY
pero no justo en el, si no se enterraron a su alrededor en el suelo haciendo un prisión momentánea, antes de que Aztalón pudiera reaccionar el caballero blanco con su la lanza hacia abajo se dirigió a este “penetrating lance”, como si un objeto atravesara la atmosfera cubierto de fuego, el caballero blanco caía con su lanza haciendo la misma imagen pero cubierto de fuego azul, todo de forma muy rápida, la presión que Aztalón lanzaba para repeler no detenía el ataque y el caballero blanco caía a gran velocidad, Aztalón echo su espada hacia atrás, todo en una fracción de segundos y justo cuando el caballero blanco estaba ya por lograr su objetivo de alcanzar a Aztalón, la presión de nuevo surtió efecto y le quito gran caída, luego de eso, Aztalón hizo un corte en 180 grados hacia el caballero blanco, su espada como si se alargara, de ella una media luna de energía Azul se dirigió a este último, este al verse desprotegido y ya no poder hacer llegar su ataque en forma total, mejor se cubrió con la lanza, pero el corte la partió en dos junto con su armadura y recibió un daño que lo lanzo lejos y callo a varios metros. Ese ataque le hizo perder la vida. -¡Teniente! … Sus subordinados al ver lo que acabo de ocurrir no daban crédito, se llenaron de rabia cuando Aztalón se volvió a con ellos todavía calmado y esperando un nuevo ataque. -¡Maldito…! El jefe del grupo c ahora estaba furioso.

14