Publica el sello Era redición de El conejo en la cara de la luna, libro del historiador

El hombre crea el mito a partir de su presente: López Austin
Expresarse mediante la palabra bella es una necesidad humana, dice aLa Jornada Los ensayos reunidos se difundieron originalmente en la revistaMéxico Indígena, antecesora de Ojarasca
Periódico La Jornada Miércoles 27 de junio de 2012, p. 3

El mito es una formalización de cómo el hombre imagina los procesos cósmicos que crean el presente, arroja a mitad de la conversación el historiador Alfredo López Austin. El conejo en la cara de la luna: ensayos sobre mitología de la tradición mesoamericana, libro del investigador, se redita ahora con el sello de Era, en coedición con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Antropología e Historia, casi dos décadas después de su publicación original en 1994. Para mí, eso es el mito: son procesos de cómo los dioses se fueron transformando hasta construir lo que es ahora, o sea, que el hombre crea el mito a partir de su propio presente, para entenderlo y para poder actuarlo, explica paciente y afable en entrevista, en medio de un jardín de fresca mañana, con motivo de la redición del volumen que será presentado este jueves, a las 19 horas, en el Museo del Templo Mayor (Seminario 8, Centro histórico). Cosmovisión mesoamericana El conejo que se dibuja en la luna, enviado por los dioses para aminorar la intensidad de su luz y no opacar al sol, da nombre a una serie de 18 ensayos breves en los que explora los mitos mesoamericanos y los desmenuza en el ánimo del historiador, quien opina el mito es una necesidad del ser humano de expresarse a través de la palabra bella, no sólo ayuda a comprender el mundo,cuando menos a vivirlo plenamente. Comienza a relatar: hay libros que lo absorben a uno. Es satisfactorio, pero lo llenan de preocupaciones, de conflictos, de necesidad de estructuración, de argumentación coherente, un montón de problemas que lo hacen trabajar. –¿Así fue el proceso para escribir este libro? –¡No!, claro que no –se apresura a responder–. Yo estaba saliendo de eso, de un libro que puede calificarse como muy académico. Por eso, ¿qué hace uno? Descansar un poco trabajando en pequeños trozos en los que pueda uno divertirse, gozar, tener la libertad de hablar a un público muy amplio, que son los artículos periodísticos. No están hechos para el especialista.

Ahora que se vuelve a editar por Era. . “Es uno de los momentos de alguien que siempre se ha jactado de vivir la vida como le ha dado la gana. opina que también es una forma de escritura pesada.Los textos aparecieron mensualmente en la revista México Indígena. Sin embargo. Viven intensamente. encontramos amores. infidelidades. al que dedicó un libro y es precisamente el que antecedió a El conejo en la cara de la luna. Sea como elementos cognoscitivos para unos. de esos textos gozosos que escribió mientras le fue posible conjugar con sus investigaciones y obligaciones universitarias. sino que los hace socialmente parecidos y lo traslada en aventuras. dirigida por Hermann Bellinghausen. Usa elementos del pasado para construir el presente. incluso en sociedades muy desarrolladas o industrializadas. por encima de la verdad de la ciencia. de 76 años. Es más fácil hacerlo. es recordar –entorna los ojos y sonríe– esos gozos de escribir con más libertad y para un público amplio”. aparece el terminootredad. Parte de la población sigue aceptando la verdad del mito. son un reflejo. elementos que coinciden en diversos puntos cardinales y con milenios de diferencia: el mito sigue vivo. es más fácil escribir en cuestión de estilo y estructura los trabajos académicos. pero que ha ayudado a muchos acercarse al pensamiento prehispánico y tomar el volumen como un libro esencial. desde las más antiguas. la cual desapareció y dio paso a Ojarasca. manifiesta respecto de la nueva edición. agrega. Entonces. sino en la vida cotidiana. Robo del fuego por el tlacuache De los mitos mesoamericanos. He gozado y he padecido. o de vida. que buscar formas de escribir para todo mundo. Trato de interpretar los mitos en un contexto y para entender la cosmovisión mesoamericana. pero sobre todo la admiración de universitarios que han desfilado por sus clases repletas en la Universidad Nacional Autónoma de México. pero no nada más físicamente. que conversa lejos del lenguaje especializado. hasta asesinatos. Presentes en todas las culturas. Y en voz del historiador. El que cree en mitos. Hay una creación de dioses que los hace a su imagen y semejanza. curiosamente. afirma López Austin. odios. no vive en el pasado. Al respecto hay cosas que son más de lo que he querido. porquehay que decirlo. por mi gusto y por mi culpa. indudablemente el hombre sigue caminos estéticos para entenderse y no lo hace con fórmulas matemáticas aburridas como A+B=C. no nada más en las comunidades que se califican como tradicionales. Siento mucha emoción. Me ha dado buen resultado. quien ha acumulado muchos reconocimientos académicos. aunque uno tenga que dedicarle muchas más horas. a mí me ha ido bien en ese sentido. porque es la forma que el hombre usa para crear una verdad que alcance a comprender y a sentir estéticamente. su favorito es el del robo del fuego por el tlacuache.

Hay que disfrutar esta vida. Yo tengo mi propia cosmogonía. debe uno también valorarse en todos estos aspectos y ver que los fines deben ser tan complejos como lo es uno mismo. sino el hombre común en la vida cotidiana.“¿Quién es el otro? Es quien no piensa exactamente como yo. de rechazo. Su visión propia. sino para poder establecer semejanzas y diferencias que en resumidas cuentas hagan a uno entender que no es el ser superior que tiene la verdad. hay que vivir plenamente. por ejemplo. Y que el gozo de la vida. que México no ha producido una cultura homogénea. no para entenderla cabalmente. es lo que enseña a sus nietos. “Eso hace mucha falta: son tiempos de intolerancia. es el gozo estético. afirma el experto en el pensamiento mesoamericano y define que la cosmogonía no la hacen los filósofos o los historiadores. Siguiente Subir al inicio del texto . sino que somos en la humanidad un mar de otredades. en que no podemos comprender. Porque. quitándose toda esta aura de sabiduría absoluta. y que no es cuestión de tolerancia. Que aprenda uno a entenderse a sí mismo en su relatividad. le digo a cada uno: trata de ser feliz de la manera más inteligente posible. Tal vez qué bueno que somos un mosaico cultural. en gran parte. qué bonita es la vida mientras puede uno disfrutarla y seguir adelante. Que la búsqueda de la felicidad no te conduzca a una desgracia mayor. Dentro de esa otredad es muy interesante penetrar. hacer comparaciones. como lo ha realizado: “Si uno se propone hacer en este mundo lo que le da gana. sino que entendamos que este barco en el que vamos pertenece a todos y debe ser manejado por todos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful