SER O NO SER. Dilemas de nuestra profesión en la actualidad.

Parking Shakespeare:

Cuando el teatro va a la gente.
por Joaquín Daniel

Es una compañía catalana que monta las obras de Shakespeare al aire libre. Este es el 3º año consecutivo que lo realizan y cada vez cuentan con más apoyo del público.
Son casi las 9 de la noche de esta tarde de fines de julio. El sol comienza a esconderse. Más de 400 personas aplauden de pie en este peculiar espacio en forma de espiral ubicado en medio del Parc de lʼestaciò del Nord de Barcelona. Se acaba de representar “El somni dʼuna nit dʼestiu” de William Shakespeare, a cargo de la compañía Parking Shakespeare. Pep GarcíaPascual, actor e impulsor de este proyecto, saluda junto a sus compañeros, una y otra vez al público fervorosamente agradecido por ese regalo artístico de 80 minutos. Hace casi 4 años, había venido desde Manresa de excursión exploradora, y caminaba por este mismo espacio convencido de que estaba en el parque de la Ciutadella, lugar que le habían recomendado para plasmar el proyecto. Entonces se dijo a sí mismo: “Aquí lo haremos”. La confusión geográfica se confabuló a favor de la iniciativa. La tradición anglosajona de representar a Shakespeare en espacios al aire libre se viene dando en diferentes países de Europa desde tiempos remotos. El mismo Pep GarcíaPascual había trabajado en una de estas compañías en Irlanda años atrás. Entonces se dijo: “¿Por qué no hacerlo en Cataluña?”.

1

SER O NO SER/ PARKING SHAKESPEARE

“Para los actores es a la vez un regalo y un desafío”.
Una vez de vuelta en su tierra, comenzó a tantear a compañeros actores para llevar a cabo el proyecto. El primer texto escogido fue “LʼAmansiment de la fúria”. Consiguieron la cesión de derechos del traductor Salvador Oliva, el mismo Pep se puso en el rol de director y, una vez obtenido el permiso de Parcs i Jardins, estrenaron en julio de 2009 en este espacio del Parque de lʼEstació del Nord, que parece haber sido diseñado para tal fin (aunque la escultora norteamericana Beverly Pepper, creadora de los espacios del parque, seguramente no se debe haber imaginado esta situación ni en sueños). El balance de aquella primera apuesta dejó como saldo la afluencia de 2000 espectadores en 2 semanas de funciones. Para el año siguiente, fue el turno de “La Comedia dels errors”. Esta vez se convocó a Miquel Angel Ripeu para la dirección. La curiosidad de aquel montaje fue que consiguieron el apoyo de la marca de zapatillas Munich, con lo que se obtenía el plus de ver a un Egeó vestido de época pero con bambas. El saldo tras las dos semanas de funciones marcó un aumento significativo: 2500 espectadores. La libertad y el desprejuicio de esta compañía para revisar a Shakespeare y compartirlo de manera tan original, inspiró este año al director invitado Joan Maria Segura a vestir a los personajes de “El somni dʼuna nit dʼestiu” con el mono verde que utilizan los jardineros de Parcs i Jardins. La nueva propuesta de dirección los llevó también a romper el espacio escénico, jugando unas cuantos momentos de la obra en los pasillos que se forman entre las líneas de público. “Una de las características de la obra de Shakespeare es que la escenografía está en el texto. Los personajes van diciendo ʻeste es el bosqueʼ o ʻen este pradoʼ; sumado al imaginario del público hace que sólo nos baste este espacio para presentar las obras”, comenta Oscar Bosch, integrante de la compañía desde los inicios. Para los actores es a la vez un regalo y un desafío. No existe el cuadro, están rodeados de público por todos lados, a 360º, lo que los lleva a tener que actuar en un “estado constante de giro”.

“Una de las características de la obra de Shakespeare es que la escenografía está en el texto”.

2

SER O NO SER/ PARKING SHAKESPEARE

Por otro lado, la ausencia de luces y sonido, los obliga a actuar en un nivel muy alto de energía y a estar muy atentos a todo lo que pueda pasar alrededor, desde la sirena de una ambulancia hasta los comentarios de los niños que reaccionan sin el tacto adulto, incorporando todo lo que pasa, trabajando con lo que hay. Y en un espacio público hay de todo. Pep García-Pascual destaca que una de las cosas más bonitas de este proyecto es haber reunido a actores de distintas escuelas. La heterogeneidad cuaja perfectamente y llena de matices a los espectáculos. “Es una costumbre que hay que recuperar en Cataluña, la de la compañía que se sostiene en el tiempo. Para lograrlo acordamos este compromiso de 5 semanas al año, sumando ensayos y temporada. Y hasta ahora, más allá de que se han buscado algunos reemplazos, 7 actores hemos estado en los 3 montajes”, dice Pep mientras no para de saludar a la gente que le agradece. En un momento del espectáculo, mientras los artesanos atenienses representan la obra, la ficción se rompe cuando uno de los actores lee un manifiesto: “Esta obra se tenía que estrenar en el Festival Shakespeare de Mataró, pero 11 días antes de debutar, el ayuntamiento de Mataró decidió anular el festival, hecho que perjudicó seriamente nuestro proyecto ya que con ese dinero financiaríamos lo invertido”. Pero ante el mal trago, la compañía activó un sistema de crowdfunding, que consiste en conseguir una suerte mecenazgo entre sus seguidores a través de la página web de Verkami, con el fin de conseguir la cifra de 6000 euros. Ya llevan recaudados casi la mitad. En definitiva, en estos tiempos de crisis, de puertas que parecen cerradas, Pep García-Pascual y la compañía Parking Shakespeare dan ejemplo de que cómo las oportunidades pueden encontrarse saliendo del lugar de la queja y como ante las dificultades, la coherencia y la imaginación son las mejores armas que tenemos para seguir en el camino.

www.parkingshakespeare.com

www.verkami.com/page/about

www.publicspace.org/es/obras/z021-parc-de-l-estacio-del-nord

3

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful