Con

In
@

la Qq,!iú,a'autorización det Patrimonio Nadornl
Madrid
(España)

los textos de su procedencia.

ón, edición y notas de Julia Castillo.
ISBN
z

8{'27 6-051 I -,0 Depó_sito legal: M. 3.042-1930 i 'i . Impreso en GREFOL, S. 4., Pol. II, La Fuensanta Móstoles (Madrid)

tsIBLIOTECA DE LA LITERATU YEL PENSAVTIENTO HIS ICOS

PROLOGO

sión.

.

FRAY FELIX HORTENSTO DE PARAVICINO

l

SOBRE LA DESPROPORCION

I
1

Y LA MUERTE

{

I

Para mi madre,

Julia Figueira

y

Mas penado mas perdido menos arrepentido I

y su padre Florencio.

Son palabras qae Garci Sánchez pronanciara por la faerza de sa propia intensidad, en tlna ncarión en que sacó por cimera *n d.iablo 2.

..Ft*

t ¿.t presenre cancione¡o. Con mtavilla hemos hallado, eo la Pbifuopbia Antigtz Poetica de Pínciato,,elcterpo de esta empresa de Grci Sánchez de Badtioz. Dice Vgo a Pinciano y a Fadrique: <Ya me rcuerdo de la vna [Empresa] que se atribuye a Garci Sanchez de Brdajoz, la qual ha sido muy loada y la qual es con cuerpo casi person4 como dice el señor F. E¡a el dicho vna figura masculim humana muy fea, co[n] cuernos corho cabró[n] y vñ¿s como leó[n], puesto en llamas; dezla la letra: Más penado y más perdido y menos rrepentido.o Es inreres¿nte ver a qué se llmaba un cuerpo de Empres casi pmore, como el de la Empresa de Grci Sánchez, segin Fadrique: <... ni es hembra, ni macho, ni persona, sino casi persona que dize[n]; porque no lo siendo, se pinta como tal, y alegóricmente significa aquello para que fue inuentada.

;

cmos la gl
\

Cancione¡o (pod¡lan pe

or al siglo XV
sales). Si publi-

i'

nero). Acerca de la nodcia de un techo construído entre lJ4J y 15i0, y decorado con caetones herméticos, uno de los cuales es déscrito como el !u9¡p9 y alma de esta empresa de Grci Sánchez, véase el prólogo deJavier (nas. 46) alaobn de Fray Antonio de Fuentelapeñá, El Énte óiluciBuiz dado, Editora Nacional, Mad¡id, 1978. z . Bn sl.5igf o Xv los poetas €ran a nenudo caballe¡os de férrea rmadura, justadores afamados como lo fue Lope de Stuñiga, quien apadrinó a su

2 det Cancio

sts pesares. Cuando la fantasía participa en algún panto de Ia razón, todaúa ba de contener ln sentido e¡tético y referirse ¿l hornbre. Y el poeta conzprcnde y desczbre !il inagen crn una anplitad suficiente; deja que su cinaera bable en conso'nancia con ello, en iln noerl mrrtentr de Ia totalidad. A la maldición de ana frase, en letras de oro y bordadas sobre terciopelo carntesí, conesponde an diablo por cireciendo
n ero,

La fantasía n0 transcilne al margen de la oida, oscu-

Amor, fortuna y muefte, que es presenteAN
BoscAN

cedor

extraoí0. Conocedor tarnbién de aqaellas regiones entregadas a la poesía d.onde se hacen posibles 7 ad.qaieren sa sentido las srstitaciottes, hallaría en malld¡ y aceros, penacbos y bridones, daplica.d.a belleza. ¿Qaién, sino é1, a establecer una paasa an oacío 7 sas

Un poeta oencería el peligro cln ilna tenetidad. Conoie la fortuna, sabría que la derrota significa el

Laego el diablo es un diablo oerdadero que se exhibe y transmigra por el dolor en la conciencia 1t el dolor ajenos.

contolntr enteranzente destinados
de an campo

a la aisi6n, en medio

sabilidad de an gesto deciden entre el bien y el mal. El poeta se ba becbo cetro y conciencia, o cetro y talante de aisión sobre el campo. El amor y la ausencia, son tientos de razón y abandono qae pasan sobre sa cabeza; y el diablo, puntada de prooecbo y elipsis de aolantad bajo la
el atreointiento, por encina y por debajo de su acoplamiento cimero y superior, conspicuo y preualeciente. La redzndancia, ya sea sorprendente 0 n0, es la cimera, la presanción y predicción, de aicio 0 en oano, ctntra el exterminio o la fatiga de an silencio extirpable. Leaantad.a sobre sa procedencia la cabeza, la cimera es presidencia de la mente y preferencia de an pensar qae de miradas se st¿stenta, y perdido, o penado se sospecha o redonda, d.el cielo. Garci Sáncbez es

La medida, la transparencia, la indigencia y la

respon-

lleno de alegría de pajes, de caballos, de escuderos de damas bellas como el claro día, de píncipes y armados caballeros? 3 Paramentos y bordaduras se innoailizan c0tn0 en iln éxtais arnado, .en oersls de un sold.ado qu nari6 en campaña:
Las iustas y los torneos, parnmentos, bordaduras,

unr, tama de la resignación y

y

clmeras,

fueron sino devaneos?
que fueron sino verduras de las eras? a

insinúa,

El enaltecimiento cimero suponedor d.e la tictoria, un pensarniento nanl | áspero, excusadamente saperflao, preside abarrocado la tuperficie del campo, la exterioridad
del
cornbate.

Laego ese ntrndt tiene un rettersr, en la imposible aerificación de tal sama, y en la tranqaila tustitación, cati intisible, de cimera por uerdara. Pero ,ales aaenttlrar, ¡sienpre alejándose!, no se deben a czalqaier recaerdo: el único modo en que bol ie arranca y precisa nlertra emoción reside en la eoocación del afrín reqrcrido por las palabras:
Mas penado mas perdido

y

menos arrepentido.

Para .bacer mtís claro naestrr pensamienlo, y llegar a decir cómo algo semejante ucane cln lar palabras.
primo Suero de Quiñones en el céleb¡e Paso Homoso. V. el übro de M¿nín de Riquer, Cabalhros And¿ntes EQ¿ñola, col. Austral, vol. l)67, Madrid, 1967, y sobre el Paso Homoso, V. Pero Rodriguez de I¿m, EI Paso Honroto de S*¡o dc Qtiñonet, ed. de A. Labandeim Fernández, Fundación Unive¡sitria Española, MaA¡id, 1977.

Ved mi pecho,

@rroro,

canto I, estrofa XLIV, en obras completas del Duque de tuvas, B. A. E. t. C, Mad¡id, 1957. a Copht a h mctte & st l¿drc, Jorge Marique, estrofa XVI.

r0

1l

del sob Ant
Dicbwg
en

Pero

ún

de

Zapata plata

,¿e

adarga *n

I

Además, janto a aquéllos, tenían lugar otros trrnets, tlrnels de la inteligencia y el ingenio, registrad.os para siempre en las páginas del cancionero.
Pues es la corte, y no el campo, la única configaraciín o espacio bechizado qae el poeta conoce. La corte es el clina, conjunto de condiciones faaorables a la realización del narcisismo la artif,icialidad;

E¡cudo Saero de Quiñones,. y atacable, sobre el q de bierro es escalpida, si olibrarse de nte quiere el caballero. Y.aenturoso, propicio, el limpio escado qae es trasantr del sol, y faaorabh al caballero si con elli deslar¿bra al
enen|t80,

la dificultad --<cierta en las palabraL

escudo, sobre el qae

an

uolcán se pinta,

y biere

tn

más concrelanente, a la realización del sueño de ana doctrina (la poesí'a, según Blakd. En los castillos se aprisiona boy el recuerdo de Io que
otros aieron

I

jos, en t¿n actl de excepción, en el clnv)encitniento de que

I

n0s0tr0s

ya

no pod.emls aer. Acaso dade le-

la

acadas
de

fortana y el cansan-

al

campo

y

qae

corte, lo qae estuto y n0 esturl, aparece y desaparece, tengarnlr iruígenes tristes y menguadas de lo qae ayer fue

argentería.

Feliz resistencia, atreúmiento y licencia de palabras, en cercanía por fortuna de penacbos, pluneros, y ttistosa

inducifrabh y entreaisto. La cofie nos fascina porqae es el lugar del contacto asombroso. Ofrecía un continuado asombro bcalto, y no la
afectación de

an

constante cnnrraite.
de aasen-

cia, de ausencias y dejos de amor. Los salones parecen bañados por una laz espléndida, qile n0 tiene qué reaelar, siend.o como es el neutro resplandor de anp figara qile n0
se

Mundo sin fisaras, y sin embargo traspasado

apaga, antes ocupa nuews fragmentos de laz, e ilumina el círcalo, cerrado sobre sí, de la mirada. La belleza de la dama será siempre lo primero qae llega.
Soys la mas hermosa cosa

Ved mi pecbo: el excesiao efecto mayor del desengañ0.

aliento en las palabras

es

quen el mundo hizo dios y lo menos que ay en vos es ser hermosa 6.

embargo e complicado, y no
se oería lanzado periencia en la que ejercitarte, sino una dimensión en la que mostrar Jtr clncentración y atreairniento.
m¿ís

Sin

En aersos dc Jun del Encina, el qaerido autor de Ay triste que vengo/vencido de amor, ni se babla de cercanía, ni es posible an progresioo alejanziento:
Desd'el dia que mir¿ron mis ojos vuestra presencia, de tal fo¡ma se mudaron que no consieoten ausencia

?

5 Así lo describe el Duque de Rivas, op, cir., CLúo II, estrofaXXXV, y lo recuerda Luis Alberro de Cuenca, en su Flore¡t¿ Española de Vaíi) C¿balle¡it, Ed. Nrc., Madrid, 197J.
nos

6 Núm. 5 de este Cancionero. 7 Poesía Lirica C¿ncionro Mxsiczl, de 7 Jwat del Encim, Clásicos Castalia, MúÁ{ 1975, p. 229.

T2

I3

La belleza de la dana es sil zntnicrmprentión -un nundo de infinita abertara en el que clnctlrren sil! n2AnerAs cyrtesands-¡ I esa región bomogénea donde ejercerse pueden una decente aatoridad, si no la castidad', el d.esembarazo 1t Ia cauteh. En la dulce conuersación, la belleza se presta 4 l/ryar Io imposible, consiste en no aplicar retnedios y en irnposi-

Pero, al destanecerse la conaención de la poesía en c0n2pañía tan puntual 1a música-, el Poema aa a ser rebalkdo trascendiendo sil nás sólida textura de concepto en las brillantes bojas del cancirnerr, deriaando su nuís firme disposición
Pues

y

orden de agud.eza.
de los srni¿ls de
ese

la crrte, inundada

la tibuela,

es

conuertida en k proporcionalidad. y correspondencia de esas formas bellas, en la confotnidad 7 arntonía de éstas con el mundo; en la prueba de que esa bermosura y esa morbideza son diainas, luego cabe rnedir la capacid.ad de resonancia de an ánino ante ellas 8.
es

bles

disinilos. La moralidad

sólo el marco qae Parece

nitigdr

qaista de tun nileot rnatiz,

I

tentbllr ante la ctnque lo agraaa tal aez.

Algunos de estos poetas de cancilnerr sugirieron el designio de ana lbra singalar a sil at¿tor, le llamaron a un arrebatr y furor terminantes, a la inspiración 1t limita-

dir que sea ficción la ocreencia' de habría áel mo¡. De ser ficción,
poetas se

q* agr.os

no es prueba de debe ser esclavo inguna ficción es

ción de

recuerdo. Me refiero a Baltasar Gracián

ilna nbra, calo es/acir I cilya

ancación

srn el

y su Agudez^y

Arte de Ingenio.
en recLgimiento, Gracián nos babla
España>.

cooversos en España el uso del len¿uaie rel-igioso pra la expresión del amo¡ corrés en poesía. Igualmente es desvrío el determina si la lírica cortesana es fruto de una emmión auténtic4 o si por el contruio se rmta de composiciones vrcíxy ctrentes de verdadero calor lírico, fruto de una tmdición pcivamente restauada y obm de quienes han venido reibiendo el nombre de rcadémicos de lo prwenzal. Realmente, o el concepto de originalidad no existía entre los poetas del cancionero, o difería completmente del que se tiene en nuesros díro, o incluso lo que ocuría es que ser original equiva.lía a ser descortés como dice Hauser. De hecho, si *traigo de los disrintos canciooe¡os um serie de estrofr de distinto pcmas de los distintos aurores, me hallo mte un lrcma en que un solo poeta prce haber realizado parte de l¿s combinriones posibles con los elementos que integran aquella primem estofa: vasoc y palabru. (Sería ncesaio estudir hasta qué punto la música distaba los principios de unidad y organización, l¿ estrucrum del pam4 o si por el cootrrio existía la indepeodencia total enue la forma musical y la poética Conviene fiirse, al respecro, en que incluso dentro de una composición, el dewrollo temático no existe: más bien efste la vriación.) Lo único que vale la pena que descub¡mos ante el lector y anotemos aquí es que lo andado del estilo y la maneta no impidió a Grci Sánchez, watzzdo en el siglo XVI, componer extraordinrios poemas.

duradera, dice Vives. Algunos autores han querido ver en la concepción caballeresca del mor un -nrsíntoma de la nueva posición de la mujer en la sciedad, o el afeminamiento, la absoluta crencia de exigencias y el exhibicionismo seotiment¿l poLpüte del hombre. Esto equivaldría a decir que el nuevo concepto del moi regía tan sólo la superficie de la vida cortesana' cuando la verdad es, que ésta era el mbiente indispensable pra su florecimiento. A nuestro modo de ver, lro cortes, la de Castillq o la de Aragón, pueden vivirse, taoto o más que en los versos de cancionerillos y pliegos sueltos, eo lro bellas escenas de los grabados que éstos contienen. Nos prece un emor y muy de nuesra épca, someter la poesía del cmcionero a una interpremión erotic4 y tms conveoir en que s rata de un lenguaie cifmdo, dercifrulo de mmer¿ que ngloria, coincida con gce rerual, etc. Tan dispuatado es, como atribuir en redondo a la presencia de iudíos y

Citando a esrls pletas, entre ellos Garci Sáncbez, c0/n0 d.e ocuan grand.es bombres )t caan eru¿itls eran aqaellls antigills señores de

El entusiasno de Gracián nos llega nnás c0m0 ana nlticia qle contr zn juicio llega; es además de una declaración, ilna ad.lertencia interninable. Y paes sólo Gracián se ba preguntado qué clsa sean la agudeza y el ingenio, y aparado bondamente, y recitado ta respaeita
en este libro, st¿s palabras deberían llenarnos de seriedad y prudencia, de júbilo... ¿Qué más, ni qué mejor se pudo decir, de lo que dijo en esta redondilla Diego de San PedroT: En mi grave sufrimiento, No hay dolor más desigual,

Que ser sólo el pensamienco, e.

El testigo de mi

mal

Por otra prte, no nos ammbm el hecho, dado el número considemble de cancierto, muchos fuem de Españ+, de que haya cioneros que se conreran -por llegado hrra nosotros algún verso que otro de ineludible trivialidad o pma indusuia Especialmente si considemmos que los patc reunidos en los cancio ne¡os lo fueron sin un siterio determinado pu parte del compilador: a nadie empa la ausencia total del Mrqués de Santillana en el Cancionero de Brena. e Baltasr Grxiin, Agadaa y Arte de lngenio, Clzsicos Castalia, Madrid,

1969, Disc.

XXY, p.

254.

L4

r5

rtelnnlilh

lQté u ante Al fin .y al

¡e b San babe una s?, ¿qué d? ¿a es precisión

? rece en esa

hubiese recordado

del
de

de materia
¿se

trata

de

Sin embargo, los truspasos de la creación n0 esrán oasenles, Gracián siente y la nostalgia er enaite ! rnuainientr

XV- la
obra.

< Marcial, a Alciato, a Lope, a los Agtdeza sería ana obra qaizá turbia.

peqaeñ0, y tellana, qze

la

preganta,

Fae Lope de Vega qaien por primera aez form*ló la y en el mismo tono irrenisible, en el prólogo a ¡¡¿ Isidro: oQue cosa igualait vna redondilla de Garci
Sanchez,

dad, dalzara y agadeza: Si alguno pudo excederla, será ésta del duque de Medina Sidonia; fue gran decir:
Es amor el disfavor, Do puede el merecimiento Dar la paga del tormento, Con se¡ causa del dolorto.

d don Diego de Mendoga.> La respzesta de Grucián recompensa por igaal facili-

Gracián confirma y faoorece naeitrd fe en Garci Sáncbez. Le ba conuocado y le cita en sa Agudeza de modo falminante, pero reaerencial, en esa obra de la innensidad, la inminencia y la inmed.iaciín de lo que se reczerd.a, obra única de la independencia entre plera ! poema, y por Io tanto, obra d.el rebasamiento del dolor, de la stpresión bamana y literaria del dolor au-

-porqae sente está incluso el dolor d.e tod.as las composicionei q*e en la obra se dan cita como inteligentes.

sev)era

de arreaimienrls I t¿n solemne requebrar. Una ltazaña aplicada, de dapejo y desencogimiento del <pueta>, en reotros. Un coronafie de ajenos )/ e
de una dimensión de solaciones cercanas al propio escarnzienlo. Y t0d0 este discurso en qile cada palabra mt¿estra un ooto de soltara y anbelo de an desengañ0, parece encnntendar y recomendarnos mucbo a nileJtrtJ antigttos españoles.

Todo el Agud,eza y Arte de Ingenio es c0//t0 ilna y furiosa jactancia, una proclanación en soledad

Don Enriqae de Villena, oajeno ! rernltr no solamente a la Caballería, más aún a los negocios del mundor'12, cultiaó el estudio de Ia gaya ciencia, esribiendo tn Arte de Trovar en 1433, según en el misno se declara, 1t
dedicándolo

No le impidió, a nilestrls ojos, sa fama de nzagr este suplicio, Ia lentitud de las aproximaciones de su orímica dotrina>: y su Arte de Trovar aparece ya fatalrnente
anido

al Marq*és

de Santillana.

tos:

Sa Arte de Trovar,
rnoderno, qile en poesía

a una fascinología, o an Arte
cumbre

de Fray

Queudo en carta

Esta diferencia hay entre las composiciones anriguas y las modernas; que aquéllas todo lo echaban en concepto, y así están llenas de alma y viveza ingeniosa; éstas, toda su dminencia ponen én hs hojas de las palabras, en la oscuridad de la frase, en lo culto
del estilo, y así, no tienen tanto fruto de agudeza... rr

por ver con cuanto cuidado, en aquel tiempo, se estudiaba la lengua castellana, y el rigor y la diligencia con que se pulían las palabras y se facilitaba la pronunciación, cuando por mal acompañadas vocales sonaban ásperas u eran dejativas a Ia lengua o al número, añadiendo y quitando letras... 13.
12 Palabras de Fernán Pérez de Guzmán que cita F.

al Lais: doctina y trabaio digno de admiración

De él dijo Conde Duqze, enaiándole las obras

del se ntilestra

Cisoria.
o

sensorial,

El tono de la obra de Gracián le debe'a los poetas del cancionero, a los antiguos, sa recaerdo. Si Gracián no
tr
fo Grrian, op. cit., Disc. XXV, p. 254. Grmian, op. cit., Disc. XXV, p. 253.

su prólogo

p.

il

Arte d¿

Trn¿r de Don Erique de Villena, Madrid, 1923,

J. Sánchez Cantón en

rr D.

13.

trana

Mrín, Madrid,

Francisco Quevedo Villegas, Epistolario Completo, ed. de Luis As1941, Crta CXVI, p. 220.

t6

t7

De Don Enriqae de Villena qr¿eren 0r aqaí referir la anécdota qae Ie ane al mantenedor del Paso Honrosl, Suero de Qaiñones, en conforme duigaaldad d.e desaelos en la bistoria, en la adbesión de Saero a an ideal, y la malicia solidaria d.el lnfante de Aragón. Contaba Velasco de Quiñones, Señor de... que Suero de Quiñones, el que guardó el paso de Orbigo, por defeoder que él era más esforzado, y Pedro de Quiñones y Diego, sus hermanos, sabio y gentil hombre, rogó a D. Enrique de Villena le mostrase el demonio. Negábase el de Villena; pero al cabo, vencido por sus ruegos, invitó un día a comer a Suero, sirviéndoles de maestresala el demonio. Era tan gentil hombre, y tan bien tractado y puesto lo que traía, que Suero le envidiaba y decia a su hermano que era más gentil hombre que cuantos hasta allí viera. Acabada la comida, preguntó enojado a D. Enrique quién era aquel maestresala. D. Enrique se reía. Entró el maestresala eo la cámara donde se había retraído, y arrimose a una pared con una gran continencia, y preguntó otr^ vez quién era. Sonrió D. Enrique y dijo: demonio. Volvió Suero a mi-El rarle, y como le vio, puestas las manos sobre los ojos, a grandes voces dijo: ay -¡Ay Jesús, Jesús!Y dio consigo en tierra por baxo de la mesa, de donde le levantaron amortecido. ¡Qué hiciera a verlo en su terrible y abominable figura! ra.
Como dijinos nuis arriba, en nuta, ba babido quienes ban becho cuestión de la autenticidad de la emociín

No ya la sinceridad, sino la eoidencia de las palabras paede serair para enajenación del poeta. Este debe librar

su intención, adiainarla o rnejor dicbo, iwentarla.
Los poetat del cancionero rdra oez dedicaron su gilrtt a. ser sinceros, prcs qae no iban a sacar de ello el oencintientr. El poeta balla reparo ante ser sincero, perl qile esto se campla, incluso qae la sinceridad le parezca dificaltosa, es necesario para qae la razón osalga más y campee>, según

caando se
semelanza.

ba de doblar la satileza, y at¿n añadir la
Garci
se

la expresión de Gracián,

siempre

dtentl a

Conoceruos las anécd.otas de

Sáncbez,, ¡as salidas

logra ruís qae por la diy el reparo, ntientras que la sinceridad no es nuís ficaltad qae ilnrt excusa para retardar lo qae se ba de decir, jamás
sentenciosas; Ia

prontitad no

alcanza el artificio.
Comúnmente se suele mezclar con la sinceridad. el no que es la caasa radical d.e qae se desconozca el fin qae se pretende. Pero el conocimiento íntirno, preciso y diferente de aquello que se llegaba a igaalar con la poesía y de a d.onde h poesía los llewba, de cómo los ganaba y los perdía, es al4t definitito y propio d.e los poetas del xv.
excederse,

Ningano d¿ estos pnetas es <tod.o alnzar. Empkaban la paradoja, la ctal nt¿ncd parece conforme al sentir, y a
agotrse el vocabulaio mo¡al del nismo y aun las compaaciones y semejanzas con obietos tomados de la mturalez¿. Y cuando no hubo ya ni pájaos, ni flores, ni ríos, ni montes, ni sol, oi estrellas, ni borrascas, ni noches serenc, los poetas, almbicando y exagerando cada vez más un setcimieoto qte no sentían, diéronse t imag¡w símiles y metáforas extraños, apuando todo su intelecto paa rcomoddos a tan esrériles lucubraciones". En Estudios de His¡oria Literaia de España, Madrid, l90l, p. 42. A propósito de lo mismo, Cristóbal de Crtilleio, contemporáneo de Guci Sánchez, escribió en su lrgo y divertido poema Contra lo¡ enc¿recimi¿ntos de lat coplu eQañolas qk tÍdtdn de amoret Pro pier& ¿ttorid¿d

en la poesía del

xv

española. ¿Eran sinceros,0 n0 eran

preguntt y

sinceros los poetas, en s*s decires, en sils requiebros, en stts

respuestas? rs.

fa Luis Pinedo, Libro de Cbi¡¡e¡, en Sales Españolas y Agudezas del Ingenio Nacional, t. 176 de la B. A. E., 2.4 ed., Madrid, 1964, p. lO4. 15 Dice Cotrelo y Mori, a propósiro de la aplicrción de asuntos religiosos a los *deli¡ios e¡ódcos> de los trovadores, que obedece al udesrrollo a t¡aru del 4mor el lógico de la escuela poética cortesam": "Lirnitada absracto como tema único, círculo en verdad reducido, pronto hubo de

Qaien las escribe de aerat,

Y

entref,ete

seso por ¿lcabaete En lot mistrio¡ de ¿mor

El

(Cri¡tob¿l de Ca*illejo, Obrus

p. r8t.)

h

amores, Clásicos Castellanos,

Mad¡id, 1969,

18

19

lraria; por tt eminencia y por el ntodo en que nente del que atiende, por la sutileza y exageteqaiere: por quien soys remedio
a quien por quien soys heris.
days

16

el camplimiento del

n tils nnotes; son las para acordatme y

Tan inninente es el pasad'o como el presente, como el futuro. Y esra inrninencia aparece corno la perfección del tiempo, o si se qiliere, como Ia aasencia de é1r8.
Garci Sáncbez sólo adaierte presencia o ausencia de su
amiga. Entre una y rtra
d.el tiempo. Quien por vos el seso pierde
ese solo esta en razon
se

oerclr ,naestran toda la sinceridad de la qu Garci Sáncbez era capaz. Si se qaiere clnriderar más de cerca a qt¿é inaitan las d.os afirmaciones qae en los aersos citados se contienen, aentt! qae el poeta ba escapado del ser cono certeza o conto abrigo. La soled.ad qtle ast¿lne es cornparable a Ia soledad que alcanza el escritor medianre la obra. No tiene la aerd.ad por borizonte, como tampoco el fataro por morada. Sz safrimiento es sin fin, sin comienzo, sin fataro.

No conozco la bermosura de la dama, pero no puedo traicionar a ,an dntigal pleta, En mi opinión, esls tres

desarrolla toda ¡a experiencia

que los otros locos son.l7,

ró Núm. 77,

tt..l!ú-.

w. 3 y 4

54. Ver las

glosc

a

esc¡ibió:

este poem4 nrims.

5

J, 56 y

57

.

yill¡mediam

Es más, Ia ausencia de la a¡nada es laforma en qae le al poeta bacerse presente a sí nzismore. Pero no tiene carácter de azar, Ia atsencia. Ni acontece ni es tn acontecimiento impropio I d.oloroso, y el poeta no se abandonará a Ia ausencia sin tener un sentid.o para ella. La aasencia del tienpo le remite clnsta.nrernente a la pre¡encia de la ausencia: la amada sólo parece existir
corresponde cuand.o

muere,

Ia amada falta.
Que peno, y muero, ayuda, amor, fauor, piedad, remedioROMANCE

e,

Y Gregorio Silvestre diio

así:

sseñora, por ende besso vuestrs manos de crystal, clara luna en mayo llem.

Non me basra mro mi seso, plreme ser westro presso;

Eo tantas dulgurro tao nirandoos, que pierdo el seso, y en perdello hago poco porque es co¡dura se¡ lmo por cosa de tanto peso lE No confundmos ahora ausencia con leianía ni ausencia con sepúación, como ttmpoco sepuación con ruptura. Ni de sepración ni de ruptura heblan los poetc del cancionero. Lo hacen los árabes, y entre ellos Ibn Hzm, con una intención purísima. re El leoguaje poético hme posible la explorrción de la ausencia; la palabra ocupa el lugar deiado por la ausencia, que rclo se subordina al rte, sólo se agoca en el puro movimiento poético.

pema 8 de la ed. crítica deJ. M. Azáceta, C.

(Alfonso Alvrez de Villasandino, e¡Cancionno dcJazn Alfonto de Baena, S. I. C., Madria, fTACUfXVLÍ

20

2t

Nos ballanos Pur tantt en tlna región donde la maerte ertá Presente, llega, pero no deja de lhgar, no llegará jaruís.

La disinalación: ¿acaso sea Prupiedad de las palabras? Algo muy distinto: la poesía de Garci Sáncbez no
resiste

De la exclamación de las jarcbas:
Sin al-h¿bib non bibréyo20

la escritara.
que la muerte anda ¡ebuelta con mi vida 23

a la exaltación:
polvo serán, mas polvo enamorado
2l

no es nada: existe la preocupación del poeta por bacer posible la maerte. Sin dada la poesía es an leng*aje qae m.ás q*e ningún otro bace justicia a la imagen de la nrcrte. Y en la poesía del cancionero, c0tn0 n0 existe ana aistalización de la mzerte, la palabra nzilerte no es ningana slntbra debilitada, qae desconcierta an instante del poema, ni exi¡te relación de sabordinación algana d¿ la inagen respecto

dijo Jorge Manriqae. Laego la d'isimalación e! tan bién enturbianiento, opacid.ad: el sedimento de las palabras. Y dijo tambien, lo qae podría significar Io nismo:

Ni beuir quiere

que biua
24

ni ¡norir quiere que muera

¿Quien osaría distingair entre jaegos de conce/tl
forma?

I

al

objeto.

En canabio se tratd de ana incagen esencial, tuyo eteocia consiste en qae en ella aparece /¿ disimulaciót. Dice

Garci

Sáncbez: que mi fe mas afyrma mi cuydado quaodo mas mi vida muere quando en amor me halle tao en cabo desamado que aun la muerte no me quiere

A la hora en

La maerte de amor, el deseo de naerte y el aiuir rnariendo ballan en el cancionerl una expresión sienpre intrincada. Desconfianza, dicen, de los poetas bacia todo aqaello de fácil captación 2s. En oerdad, parece qre lo qae en rtrqilitecttrd fae rebuca de conplejidadu y encarecinientr en ese escldriñar formas, sascitarrt en Pnesía ese sin fin de juegos clnce|tittas.Y así comr el edificio gótico no se d.eja abarcar d.e una ojeada, n0 existe la lectara Perfecta 1t satisfactoria de *n
poema.

ni me dexa ni me dexa ni se alexa de mi n¿da

Ante ana cdtedrul, los nismos 0j0s nor persaaden para qae n0! mToamos en torn\, fascinados c0n0 ettán Por lo qle ante ellos se está desanollando, por su actración: la reclnstrilcción de an conflictr, nejrr dicbo, del conflicto,
23 2a

mas anda dessimulada siendo vida de mi quexa

22

La disinalación.

ft

En su seno no

25

admiten imágenes. El mismo lenguaje c|nt)ierte eflterantente en imagen.
se

Jorge Manrique,Vcd qu congua la mia, Ge. lJll, Jorge Manrique,Ni hti¡ qtiere q*e bisa, Ge. I5f Dice Cristobal de Cctillejo:
Las más mas compraciones Van a prr en morir; Van de suerte Que nunca salen de mue¡te O de perde¡se la vida; Quitaldes esta guarida, No h¿b¡á copla que se acierte.

f, f.

f. CIv.
CI.

20

Mouaia pubücada en el Diwdn de Yehuda Halevi. Véase Emilio GarApéndice l.o, p.

."trfi:,ilíi::
22

Núm. l12.

(Bo su poema Cant¡a hs enc¿ncimi¿ntot de l¿s copht upañolas qee ttulcn ¿monr, oP. ch,, p. l9J.)

¿¿

22

23

sa decisión en el tiempo. Y si
¡caánto ruís difícil

desigaal será concebirlo! Paes bien, en poesía, las exlrao las satiles por lo exagerad.as, 1t me ellas se dan, aparecen complicadas

y

esto es

difícil

de percibir

Dentro d¿ an misno aerst, caalqaier oacilante intaición se pagd con

la

muerte:

laberintos aendrán nás en el qae aemos, -los esforzamos cumo ante el si nos edificio, esa misma circalación y transfornación de ener-

en zn jaego de fuenas

Ho vyda ta¡n dolo¡ida de vida en muerte tornada ho muerte tanto queryda
desperanca convertyda

tatde-,

gías.

em vyda desesperada Ho rnuerte corno no vienes dar cabo a vyda tal 2t

Las propuestas qxe cito más a mismo reparo, pero las razones trnas ueces las esperamos ! otras
t¿s.

Vida y milerte eran racionalmente incunzplensibles y no habian llegado a ser nágicamente interpretable¡. La saperioridad, pus, la b¿lla el pneta en la redandancia:
Donde amo¡ su nombre escriue y su bandera desata no es la vida la que biue ni la muerte la que mata 2e

Dijo el Conendador Escriaá:
Ven muerte tan escondida que no te sienta comigo

::' #",::f:."s", i: x,ff ,.

Y Nicolás Núñez dijo:
Si por caso yo biuiesse
esPeratra

moflr

mas yo nunca

vl

ventr
30

muerte do vida no ouiesse

Qziros cantó:
Ay que ya morir no puedo

a rnenudo comprrtan grandes pensar. Dijo Don Lope de Sosa:
l¿ vida aun que
da passion
27

Tales jaegos

excesos

en el

que perdi la vida despues que os

vilr

no querria yo perdella por no pérder la razoo que tengo destar sin ella

Así Ia aida se mide con sa aasencia. La r¿aerte n0 es lo que bace al hombre desaparecer del mzndo. La muerte puede encontrar st¿ grtrantía en este
los

puede decir

Gyold7d en excesl poseían estos artistas, de qle todo les parecía poco.

qae

se

p.

Escriva, Ven mtert¿ t¿n e¡condjd¿, G Publicmos en nuestro cancionero el t Lope de Sosa, l¿ t,id¿ azn qte da Gracián cita esta misma estroia con
2.1(r.

XIII.

XXIV,

2t Copio esta estrofa tal y como apaece citada por Rosrio Fernández Alonso, en Un¿ útión de l¿ Mulc en l¿ Líric¿ Espeñola, Ed. Gredos, Madrid, 197 f, desd,e el C¿ncioneiro General esgogido por G¿rci¿ de Res¿nde, Ed. Kausler, Stuttgrt, 1846, I vol., p. )24. 2e Crtagena, Donde amor st nombre ¿scriae, Ge. 1511, f. CXXIII. r0 Nicolás Núñez, Sr por cdlo !0 bitiex¿, Ge. Itll, f. CXXIV. rr Quiros, A_t' que morir no paedo, R. ll88 de la B. N. de Madrid. Publicamos el villancico íntegro, núm. 64 y ocro villancico de Quirós, núm. 6J.

24

25

texto,

ntilndo, la

del

finginiento. Et an prep)ra_

doja por posibilidad de rnorir.

el suprámo engañ0. La

En cancbio existe dificaltad en considerar a la tnzerte uerdadera: el amor parece justamente la btjsqaeda de la

Y la decisión de aiuir rnariendo, de aioir sin oiair en t¿no! e! la posibilidad nisma de la naerte... A q*ien ana no le basta ser mortal: quien ama debe aolaersi nortal de manerlt soüerana y extrenada.
en ültima necesidad de buscar i mi alma cuerpo, y a éste cuerpo otra ilma, para no vtvrt como muerro; porque ni la una parte ni la otra obra en mi acción de vivo. DE ANTONIO PEREZ A UNA DAMA

decir es el concepto mismo, sin qae lgano en la cosecha del estilo, que lo fleta a berncosara. Las palabras no bacen la dificaltad de Ia exprcsión: logran la expresión no acomod.ada, lirgen, qae el jaicio ,nantilar desde siempre.

A és

dad de circxnstancias qze llegaba a ser proporción de sa existencid en el aersl, Iográndose por lo detenido, qae diría Gracián. En el concepto sin enbargo el ballazgo es naestro, de Ia circanstancia, el orden y la alternación conuenientes'

Yo ¡ne veo en el mas extraño estado del mundo y

El jaicio al qae por ltra Parte /t0 bay qae apelar jamás. Ni nombrarlo et necesarir. Como dijo Gracián: ono abogo por el jricio, pues él babla por sí bastantelnente.
>)

En /os oco sin dada del
capacidad de babiesen g*a

el tnayor reparl,,y lletan cunsigr ta.defornidad. Para tratar de tan renznro alr¿nro, sería necesario un saber nzayor.qr¿e el nío, al qae acaso sólo cabe proponer,¿n
otras palabras o cualq*iera de no se paede negar arte y frera posible gozar segln¿a

Pero aemos qae aqaello originó en la mente, en *n

qae utando penado por A Garci sáncbez ,rt"::: ana dama I subio se milertr de sas amores a ttn temado

que tenia
ertan¿o

partir

conceptos se hallan co <<mt¿erte>, de los qae

alli on dia

I

dude donde algun¿ts

t)ezes

la podia oer' Y

on graode amigo sayo lo fue a uer: el

a discarrir lo qae ésta

de éstas qile re cazsa concepto, an caerpo liuo qae
sea.

profandizó en la muerte, siio qai dcertó cun ta conforrni_ 26

Por lo tanto el dos palabras, ni é de concepto, p*es dila1ad1, en la qt/e laego el poeta pantaaliza. El poeta no

qae pzes esrailt ntaerto: era
nado32.
12

razllt qile

estail;esse ente-

Medina del Cmpo, 1563, f. VI.

Juan Aragonés, Csextot, en Juao de Timoneda,

Alitio

d¿ Caminantet,

27

CUENTO II

Dijo Garci
t¿iendo

Sáncbez de Badajoz:
36

to ano 4 Graci

porqae agora ilo a

brcnas coplas,

Sanc las

llo, tino firnallo?
malas,

-¿N¿

bastaba bace-

CUENTO VI

CUENTO III

Trayan a an sobrino de Garci Sancbez dos mzgeres en casaniento I de las q*ales I la una era de may buena parte I sino qae axia becbo an bieno de sx persona I y la utra era co¡ dessa I con la qaal le daaan t)n cwntr en dote. Llegando este moer a demandar consejo y parecer a sa tio subre qaal de 4qilestas dos tonaria por mager. Respondio assi. Sobrino l yo nzas qwria que nte diessen con el cunto I qae,no cort el yeno J1 .
CUENTO VII

el lo pado oyr. Los ojos I respondio el tan tener tiempo de pensar lo qte aaia de dezir.
corac.on

I

oaestros son3a.

CUENTO

IIII

an día Garci Sánchez de Badajoz desnud.o d¿ 1t an bermano sayo f*e comiendo tras él llanuíndole loco y qtte no tenía seso. Respondió él: -¿Pus cómo? ¡Hete safrido tantos añls l0 4 tí de nescio, y es 3t mucbo qae ne safras tú a mí ana bora de loco!
Salióse
casa

pur la calle,

CUENTO VIII

Garci Sánchez ped.ía an sacristán que le ballase ana inoención qt¿e Jacase Jt/ r¿anga de cruz an día; pero aiéndole el calzón

A

CUENTO V

y

roto, I en pedir Prolijo, sacd ilflas calzL!, le dijo,

será baena inuención 3e.

h

Manü an

bonabre de

Pasión para

st capilla, y poot,

mala opinión bacer ¿n retablo de en él st¿ nombre. il.
v. Sánchez.

rr F¡anciro de la Juan Aragon x No iecogido
Cscnrot qae tat, p. l7O.

no¡ó

C";ii

36 No recogido hasta la fecha por ningún comentuista de Gsci Sánchez. Cuntor qrc notó Don Jaan de Argpijo' op. cit', P' l7l. r? Juan Timoned4 oP. cit., f. LKII v. 36 Luis de Pircdo, Libm de Cbií¿¡, en Sales EQañola, t. 176 de la B. A. E., Madrid, 1964, p. 1ll. 3e Lope de Y egr, Qaien ema, no baga fzrot, en Obrzs de l¡pe d¿ V ear', ed. de la Real Academia Española, Madrid, 1930, p. 405.

28

29

CUENTO IX

El ni¡mo Garci

Sancbez

enfermo le preganto corno 0r aa bermano diio el cono (lueret¡ qle nte attya qt¿e ,eng| ilna calentura lenta lenta qae nanca^se me qaita como dixo el no a deyr lenta qile aa en asno.40-

a stl bermano que estaila

torregidor gran milÍicl, y desseoso de oer a Garci Sancbez lo ftesse a aisitar, y tambien plr qae era noble catallero til estts reynls: al corregidor rogole qze ,añesse rn pocl, porqae.acaso tenia el instrumenÍo en las manos. EI Garci Sanchiz qtte ya sabia qae el corregidor peccaila ln poco de dt¡uel banor, dixo qae no, nzas que quedasse para el aquel fficio qze lo baria rnejor, en fin qae andando en tas cortesias y conedintientoJ, tanto paso Garci Sancbez qae ?ilo de entregar la uibaela al conegid.or, 1 despues r¡ae los dos tañeron, pareciole al coruegid.or q*e aqaella porfia que tauo el Garci Sanchez en dar le Ia oib*ela no aaia sido A cAst, sino qae lo bizo por algun respecto, y no qaeriendo estar cln d.uda, dixole: Señor Garci Sancbez, porque porfio tuesa naerced tantr qt¿e yo tañesse primero?
Respondio subitanente (qae en eÍt0 tr¿r¿0 especial Gracia.)

Señor conegidor por aer en podcr de

juticia a la

qze

tanto naal tne bizo 42.
He reprodacido las anecdotas que d.e Garci Sáncbez se ¡a totalidad 43, porqre, ad.emás de creer

cLnsefuan casi en

Pute II, Ubro VII, p. 304.

a2 Fray Hieronimo Roman, Repíblica del mrndo, Salmanca, MDXCV,

lu l4grimm mic. Y como las componia" tañia iuntamente con la vihuela. Rogole el corregidor de la ciudad do ¡esidia, vn dia que tañese, y cantare. El lo hizo. Y cessando, dio la vihuela al Corregidor, diziendo: tome vuescra merced, porque vea yo en poder de iusticia, a quien tanto mal me
gan
La mención que se hre de lro coplas Salgan lzt pelabras miet et esct versión de l¿ más bella anécdota de Grci Sánchez, nos induio a busca l¿s tales coplas, que resulraban rer inéditas, y cuya primera est¡ofa hizo su aprición eo un pliego suelto de la Biblioteca Nrcional de Mad¡id (k 2254) se¿uida de una glosa. V. núm. J8 del Cancionero. Mas trde hallmos ora Eilosa a la misma c¿ncióo en otro pliego suelto (R. 1388) y que es el poema núm. 60 de ouestro Cancionero. a3 Pat¡ick Gaüagher presenta en su libro <The Life and Vorks of Garci Sánchez de Badaioz" cato¡ce anécdotas del pcta, de las cuales dos no se refieren propimente a Grci Sanchez (anécdotas XIII y XIV). Estas anécdotas ls encont¡mos tmbién en el estudio de Cotrelo, op. ci¡.,pp.47-52, y en el <Cancionero de Garci Sánchez, su vida.." de MrtinJimenez (V. bibliogruJia)! Nosoros aquí hemos reproducido nueve de ent¡e l¿s cooocidc y publicmos dos inéditas que anotara el poeta Juan de Arguiio: Caentos IIII y V de nuestro Cancione¡o.
hizo.>

El mismo cuento apilece etlaFlorett¿ hpañola de Apongz¡ de Melchio¡ de Santa Cruz, Bruselas, 1598, p. 106: <Dizen que Grci Sanchez al dempo que salio de seso, estaua componiendo aqueüro coplc que comiengan, Sal-

3t

en la uirtad figarada y misteriosa de toda¡ las palabras del poeta, son éstas, realmente, las únicas claies de sa

bistoria.

de
es

dido adoertir qile Íe trdra de la bistoria netáforas, cuya precisión pnr ntra parte

En sa fanción de loco, no paeden ser candorosas ¡us interuenciones, perr estas frasu m.ás o n2enll edacadas, siempre mortales, reflejan los sentimientos de Garci Sáncbez qae mejor opinaban, en expresión de Lezama Lima, como ¡alud. Le ttenzos alcanzar en tales rtunzentls t¿na liberación, pero una liberación sin saloación. Le adoertintl! iln ser lúcido y prooocador, caerdo en excert y pnr
exces0.

E inexorable. La misma inexorabilidad qu muestran la misma talentía y el mismo profundo malestar, suaaizado tan
sas poemas maeJtran estas sas otras palabras,

en caenta o no lo qt¿e en la Earopa de 1500 era preciso tomar en cilenta para ser moderno. De becbo, las fecbas de .ru nacirnientl ! maerte coinciden con las de Peter Hen/ein, cerra.fero de Naremberg )t cnnstructor dql primer reloj de bolsillo, caya oida coincide a la oez con la de Pontormo. Ignorarnos si la expresión obuen gt¿rto> qae la Reina Católica traía a menado en los labios aa era ajena al poeta enamorado de su propia silerte, I qaien menciona la rnilerte ,¿na qez cada diez líneas as, Por ana parte, las anécdotas nos bacen saponer qae n0 era Garci Sáncbez de los qae siempre atinaban con los modales que rnás dulzor )t gratl paladeo dejan tras de sí. Nosotros dejamos saber aquí naestra opinión, y es qhe Garci Sáncbez fue uno de nuestros <antigaos puetas> I rt it¿ aez un renacentista español oencido de amor y qae en oencimiento de su pasión se inclinó por las páginas del
canct0nero,

Un renacentista rendido ante el tirtaosismo, la
rioridad
mismo,

ímpeta d.el renacimiento, qaiso quizá en tn alarde o en una esperanza de consecución y superación, al aferrarse durante toda sa oid.a a /os metros tradicionales, retener el renaciruiento en sz persona, y con-tenerlo. Qzizá faera una decisión terminante la que Ie detaao y Ie inpidió frente a la gran aaentilra, rnidiendo, precisando y delimitando sas faerzas. Y este d.estino ueó la suspensión en qt¿e ballanos sus poemas y su capacidad de suspender.
cePtt¿0!arnen

y dominio d.el rintador, qaien, aenciéndose a sí oiolentándose y nortificándose, desaió y detuoo el

sape-

la

de las palabras penetrando satilmente -n la realidad, y ana eradición al seraicio de la inmediatez en

mente de las palabras... La frecuencia

El artificio y sa conoeniencia prendidos translaticia-

re, emblemáticamente,

ocurrencia de

la

imagen.

El ceñimiento y la interioridad de sus poemas, en qtle faltan la incitación de Ia conqaista, la persaasión, Sus poemas en qile Ia procesión ta por dentro, paliada, suplida y desfigurada de Pretextls. La sapedicie de sa oerso
o vivió G¿rci Sánchez, solía decir que de recomendación,, escribe Men¿n-

En caalqaier
32

caso, atendiendo

tínicamente podemos

a sas anécdotas eJ conzr aurigaar si Garci Sáncbez tomaba

Colón, coIl. Austral, 280, vuias ed.

<sratistical evidence",

Y. op. cit., pi-

33

gobernada: capacidad cerrada y disiniladora; la disninación de las palabras en el oerso y descaento de las imágenes. Despaés de Garci Sánchez de Badajoz, la misma re-

de los ojos,

la elección por el anor de menor lagar qze le paede bastar 47.
Nadi puede ser dichoso,
señora,

Ia mirada

como el

partición no es ya posible, ni el mismo espacio de comprensión: la vista y la diferencia se habrán alejado de la audición, del resultado. Sin embargo, en el línite o froüera de sz pasión amorlla, en la frontera y confín de sxs enamorados tersos, en el riesgo que atraaiesan sas paradojas, en la saspensión de sa prodigio de agadeza, en el encarecimiento y adelantamiento de sas anécdota!, y en st¿i nzotes: anidad de ¡nedida de en sa

ni desdichado
aE

sino que os haya mi¡ado

es el eclipse de los ojos de

Son aersos de Garcilaso, y podemos ertar segtt Encina el reczerdo

sz mirada:
Sin ve¡os no tengo vida muero en veros por q entre velos y no veros tengo la vida perdida ae

embeleso,

nes

sil-

ficienles Y en medio de esa alteración qae sxfrimos, afirmamos qae Garci Sáncbez fte an renacentista qae leaantóse con estrellas, y no nada ingenao. (Jn renacentista delicado,

Y

es qae:

Lo que la vista oo vee al coragoo no atormenta uolaía a ano satut¡iano, aan sin tener nada que oer en horóscopo con este nzonstrur 46. Una cosa hay que depraaa si falta la bumildad: el <espírita>. Y de becbo, en la fidelidad de Garci Sáncbez a los metros antigttos castellanot, bemos ttisto también la consecuencia qae obrara todo lo anterirrntente dicbo en an espíritu como el qae desoelan las anécdotas: tna decisión qae entrañara t¿na gran oanid.ad literaria, y que faera motito de an enoanecintiento espiritual desmedido.

50

el

... Se trata de ana aerdad que tiene la integridad de ana ntera. En cuanto al tono en qae está expresada, conocemls la preocupación d.e los oibuelistas por que el sonido de la caerda no aolaiese a su anterior, lo qae coincide, según Lezama Lima, con los d.eseos del aerso de reingresar en el acto qae lo exhaló sr.

En torno al amor curtesdnr y a la poesía del xv, bemos alcanzado la simplicid.ad de un becbo, y es la irnportancia
aó De la locu¡a de Gaci biog^fia, p. J3 y ss.
Sánchez

publicmos los testimooios en nuestr¿

a7 Tenemos con frecuencia la inpresión de que el poeta no tiene ante sus oios una muier determinada. Pero no es porque el poder de la moda literaria fuese grande, que lo era, sino porque de hecho el poeta no ¡rercibe ningum figura real- Lo que ven sus oios no perreoece al muodo de la realidad, sino al mundo del of¡rcimiento y la obstimción por la palabra. aE Grcilaso de la Vega, Nadi ptede tr dicbon, en Poesías Casrellanro Completro, Clásicos Castalia, Madrid, 1969. ae Juan del Encina, ,S/z lerlr no tento aida, Poesh Lírica y Cancionero Musical, Clásicos Castalia, Madrid, 1971. 50 Juan del Encint, Para leme clfl aentard, op. c¡t. 5r Si el verso huye, se desvanece, entonces atraviesa el riesgo de una suspensión, es ¡ecorrido por la nostalgia de aquel primer diálogo entre pcta y poema que lo conduce a cristaüzrse en sentencia. Y. LezmaLímt, Intmdacción ¿ lo¡ r¿so¡ ódicot, Banal Ed., Brcelom, 1971.

34

35

En preaisión del estado, Jaan del Encina exclanta:
Vencedores son tus oios,

fnts afnores, tus oios son vencedores

52.

poerna;
en


ferrnosura ver por quem chorades tristes longe de buen parescer! sl

el coraéllos:

,cdísml. Los ojos y era cillpt en el oer, tropiezo en el antrr. Todas las culpas sig*en, todos los cuidados, los delitos, pecados y flaqueza, el beneficio y la oigilancia, la procaración y los priruores, la esnapulosidad y las lágrinaas. La culpa lete, leoísima, nilnca se act¿sará de los ojos, excul\ará ni expiará en el descuido de las palabrrts; sí en el espacio qae anls ojos guardan en toda forma, el oerso.
Alegre después que os vi y muerro porque os miré,

yr tal

¡Ay meus ollos que quisistes

mi alma esfuerza mi

fe

la

!

G
Si en pago de mi tormento
sanase con

Atiénda¡e a qae ProPone

que esro os escriba de mí; que aunque más el desearos me lleve a morir, más quiero POr fnrr¿rros ver que muero, que vivir y no miraros. Y si vos no me miráis,
señora, por no matarme, más crueldad es no mirarme, y más bien si me matás. Véaos yo para perderos;

vn plazer

y

el amor cien mill enojos
es que viesse

y lo que sienro en el ver
por vengarme de los ojos

lo que

que el no ver ni desea¡ no es bien que puede igualar al bien de perderme y veros 55

siento
5a

Y don Upez

de Haro, en

sil Testamento de runores:

mando que mis ojos saquen, pues de seso me sac¿rroo. Y porque ellos ya lloraron la culpa de aquesta guerra, qureto, pues que ya penaron, que no los cubra la tierra, por solo lo que miraron sabit

No es imperfección aqaello qu Lope de Vega tiene en pretender estls sabore!; así logra en La Arcadia sa d.etención y permanencia el cancionero, donde éste, no resignándose st contradicción al aplono, recbazando para sieupre el aplomo afinado de sa soledad, abrigó tna esperanza de representación, de reoentar )/ crt¿j;r, de nirarse

en an erpejo. Szs grand.ezas 1 diferencias son el principio de la o¡cilra ! secrera contemplación del Amor de Albanio, a qaien el crntint¿o pensaniento qile tenia de norir, poco

jazgará bastante: los ojos, nuís afinación qae eloc*encia en poesía, y nás qt¿e afinación, arTal
oez

nanca

se

cit, sr Alfonso Alvrez de Villasandino, ét Cincioneru de fuan Alfonso de Bama, cd. cit,, porlma 15. |o*Nú-. 112 de nuestro Cancionero, w. 78-83. de Hro, O nt1 elto diol d, o.oi,- C^nciooero general de - -.5-.af'' -Lo.gez lJ2O, f. 48 v.

52

Juan del Encina,

Vencedoret

nn tzs

ojos, op.

antes de tras4a.rentarse I lLgrar constancid en la ,nilerte, le representaba el robo ruís atrettido 0 tna silbttracción negra, ! el principio de la osczra y secreta contemplación del Amor qre dice Grisóstomo, forcejeando dapués de maertT ! c\ntrrtstando en an papel s6.

tr Lope de Vega, <Crta de Anfriso a Belisrd¿, en Iz Arcadia, Clísicos Castalia, Madrid, 1975. 5ó Albanio es el pastor de la Egloga II de Grcilaso a quien roban el
37

36

el cancionero excluy

.

decantación final de Albanio,,.y soltería, table (y Grisóstonto, cayas obhgactones y absribe el cancionero; qaiero-decir qie

!

reser?a

o

ro, si

l" ,*ídád

ocarcente, ne_ despaés de tanto, lo

caidado

a sentir el desco-

qae la literatzra sapentiene.

Yo muero, en fin; y porque nunca espere Buen suceso en la muerté ni en la viáa Pertinaz estaré en mi fantasía 57.
Pero ¿acaso no ban pecado n*estras palabras, todas y cada ana de ntestras.anteriores palabrás, de expagnadí_

trn malas, respondid, porque agora no ando enamorado: inspiraciones del dolor, y no frialdades del artificio, ha de ser la poesia para quien, no es lo mismo, vna muger, que vna dama porque los enamorados puedense valer de todo, los galanes ninguna passion rlel alma podran offrecer en ella tan libres de humatridad, tan castamente polidos, que no ay topar con vna esperanga, sino para huyda, ni con vn merecimiento, para alegado, las embidias, los temores no tienen nombre, adonde son los deseos delictos, y se ¡psta la fee a secas s6,
Es cierto que caand.o Ia poesía se

sentimiento, o la delicadna, 3t y el cancionero, como si f*eran

sos,.

rrado, que quien carga la mano en la pomp" ¿e l"s palauras, no adende a los sobresaltos iel ni parece que solicita con lo que padece, iecho, sino con lo que mienre. La desnudez ei .rrrra lisonja justificada que no puede engalar con lo que se vé, que no solamente da a entender, que viene del coáEon, sino que viene en ella el coragon. Estas razones medidas hánse de huyr de los labios, teniendo más de hurto, que de cuidado, solamenté imitaciones de la pena-propia, y ,ro i.i yngenio ageno, que. poetar por officio tiene mas de mecánico que de noble. - Perguntó vno a G¡aci Sanchez porque cauza
hauiendo hecho tan buenas coplas, lasiaziienronces

sino verdades, lleuan el credito en lo desho_

otfa cosa, que vna musica, vna senzilla eza de sentimienros solamente son ver-

qae es caando aa cargándose la nzano en la ponpa de las palabras, siente en sí el oacío de ésta, I necesita bair e inlroduciue en el cuidado. Y el calor de la presencia de éste, consarniéndole el ingenio ajeno, es la operación por la cual se dispone el corazón a dar noticia tan sólo d¿ la propia pena. Se trata de un proaecho contrario a la lustificación, adenuis del caal paede el espíritu, qae ba .¡ucumbido al nano saber, ,adqairir an daño qae prouenga de gozar y d.iscurrir la pena. Lo qae entlnces inporta no es la inflaencia a cttyr gobierno s0n20! entregados, sino su adoptación bajo tn impalso, y la consecaencia qae perdtra, contra la exactitud qile se confiesa. Sobre ello reinan palabras sin eqaiualencia, si no las grandes saaoidades o el largo hacer, sí los hermosos resplandares, nooedades. Con el rebasamiento del d.olor en un sapremo esfuerzo, Jt ya en indirecta relación con Io creado, a la amargara e imposibili¿ad de conciencia, se une el asombro del aspecto o la hy física de ana frase.
Motes ay, que parece estan pediendo doctrina aspera...5e

balla unida a la ficción,

Ptesto qae rinden el saber al seialamiento,sin defender sr aceptación o sa alabanza. Perdida la nostalgia a traaés del súbito, bacer antojo del nando, y sin necesidad ya de natrirse de aiejas controoersias, lograr la aaerigaa5E Francisco

se

ldm, p. lO2.

de PortuFl, op. cit., p. 71.

39

ción de dos maneras, acerca ¿e lo que es el estilo, j acerca de lo que es el estilo en sas obras; ásto o Ia inaginación que así nace prcde llamarse áspera doctrina.

Ansi pienso yo que seran los versos para Palacio, quiga que os paresca que me engaño con el amor, que todos tienen a lo suyo, peró no milita esta rason en quien es ageno, el atreuimiento es vuestro, pues mi coragon no es mio 61. El atreainiento nuertro ntilere, Jin ser ajeno, en el oaelo
tenebroso

y sin orillas de la innóttil

diendo entre llamas
En lugar de castidad prometo de se¡ costazte

Ia
óo

capacidad

y

cirnera, cuando arzn diablo toca en todas las partes de anchara del recaerdo, construyend.o los

últinos

adornos.

ser taelto, abora aunqae n0 se esté 1a prisionero, es la regla qae siernpre ba de tener poder, entre norir primero y morir después. Y equello qae la belleza da al qae atiende es algo qrc éste cobrará sienpre en pobrezas de alegría, lo qre sólo podrá prometer mientras r)enrilra no le sea baena; así las referencias al tiempo ya pasado añaden pena a pena, en qae re confanden las dos extrenid.ades qae el amor a ana da¡na ba becbo posibles: el baber bablado sin baber

y graoedad del amor, presame la poesía de firmeza. Aqaello a lo que siempre se desea
En la
exigencid.

infinita

Y et baciendo desfilar las llanas cnmo qaeda el saeño inconclaso, paes siempre es nzenester qae el qae saeña se acuerde del intento, y laego asciende tranqaila la imagen exigida del poeta, capaz la culpa, 1t pronta la palabra.
6r Francirco de Porrugal, 0P ci¡., p. 7).

nznca esperado el poderla aer, o el babeila oisto, tener esperanza de jamás poder bablar.

y

no

Y de nueoo la explicación galante, sin ser obligada a precisiones, haciendo penetrar lo paro, lo bland.o, en el caerpo de la poesía. No ay mas arte poetica, que vnos oios, y mas si

son tregros, lo que dan a mirar, y lo que no dexan mirar, son precetos del dezir, y lenguas para el callar, sin más colores de Rhetorica, que lo llamo natural, lo puro, y blando, qre los misterios decifrados de affectos, lleuan mas sangre que los comunicados con la affectacion, que se atreuid a dezir vn amigo de singularidades, que en manifestar las cosas estaua todo, que no importauan más ni memos sylabas, como si la suauidad no la diessen las medidas, y no se quedasse sin ellas proza.
es

óo Jorge Mamique, Porqzel tiempo Canciooero General.

ya pzszdo, en la edición de l

5

l

I

del

40

4l

BIOGRAFIA

pneta

Garcias Sancbez de Bad.ajoz, natas forte in ube bzjus nominis ad Anan flmtian, alii Astigitanum d.icant,

sar tempore n&lli sec*ndus t.

Sin embargo, Garci Sánchez no debió nacer en Badajoz, a orillas del Guadiana, sino en Ecija,, <ciudad en el Andaluzia>, como dice su contemporáneo Juan Aragonés. (V. Cuento IIL) Francesillo de Zúfiga le describe e¡ su Cronica (en 1525) como ..vecino de Ecijao 2, y nosotros ésto creemos con el mayor resguardo, tomando por fundamento aquello que Luis Vélez de Guevara, que nació en Eciia, escribe e¡ El Diablo Cojaelo. El Diablo y Don Cleofás, levantándose por el aire a maÍera de cohetes voladores, cogen tan altas puntas que dan sobre el rollo de Ecija, ..el celebrado
Nicol¿s Antonio,Bibliotcca Hispana Nua, Madrid, 1788, vol. I, p. ll6. cabo de estc línec, Nicolas Antooio ha enunciado el úrulo de un manuscrito con lc obr¿s de Grci Sánchez de Badaioz (V. p. 60). El Ms. 1777, gre ante¡iormente a nosoros no ha sido consultado pra el estudio de Grci Sánchez, parae sin embargo tratrse de la copia de un cQdice

I

Al

distinto al que nombra Nicolás Antonio2 Francesillo de Zú6ig4 Cmnic¿, BAE,

XXXVI, p.

38.

4>

rollo del mundo>
fás:

3

y el Cojuelo le dice a Doo Cleo-

la fecha incierta de su muerte, debió florecer como
poeta principalmente al expirar el siglo

xv

7. 1460 es

Garci Sánchez de Badajoz, aquel insigne poera casrellano; y en esra ciudad solamente se coge el algodón, semilla que en toda España no nace, además de otros veinte y cuatro frutos, sin sembrallos, de que se vale para vender la gente necesitada; su comarca también
es fertilísima.>
a

fértil población de Anda-<Esta lucía, que tiene aquel sol por armas a la entrada de esa hermosa puente, cuyos ojos rasgados llora¡ a Genil, caudaloso río que tiene su solar en Sierra Nevada, y después, haciendo con el Darro maridaje de cristal, viene a calzar de plata estos hermosos edificios y tanto pueblo de abril y mayo. De aquí fue
es Ecija, la más

la fecha que para su nacimiento indican las historias de la literatura en que aparece mencionado; sin embargo, su último biógrafo, Patrick Gallagher, el más porfiado y el meior, cuyo libro nos ha sido de tanta utilidad, intenta demostrar que Garci Sánchez debió nacer por lo menos veinte años más tarde y Por lo tanto deber ser considerado como un poeta del siglo

Lo que a nosotros no ofrece duda es, por supuesto, su personalidad y la personalidad de sus

XVI

8.

poemas. Así pretendemos, pese a no estar probado e

La más importante fuente para las noticias de la familia de Garci Sánchez de Badajoz es la obra de Juan de Hariza, Desripciín genealógica de los excelentíPeñaflor s. Al parecer a principios del XV, los Sánchez de Badajoz eran señores de Barcarrota, cerca de Badaloz,habiéndole sido la propiedad otorgada a un tal Fernán Sánchez de Badajoz por Enrique lI en L369, y en reconocimiento de sus servicios en las guerras cootra Portugal. Sin embargo en
sirnos señores nzarqueses de

insinuar Barbieri lo contrario e, que Garci Sánchez sea distioto aBadaioz el músico, quien viajó a Génova (según consta en la rúbrica a un poema suyo ro) y
del que sabemos que fue músico del Rey de Portugal

1450 Juan

debieron por aquellas fechas es donde nació nuestro poeta. De é con María de Orellana, y 9ue tuvo una hija de este nombre, quien a su vez casó con Gregorio de Guzmán, siendo éste un matrimonio sin hijos ó. Tanto Menéndez Pelayo como Cotarelo y Mori son de la opinión de que Garci Sánchez, no obstante
tada en una cruz, y que lla. El rollo de Eciia fue, D ia blo C oj r elo, Clírsicos dición de F. Rodríguez

checo, Marqués de Villena, y los

II dio Barcarrota a don Juan Pablo Pa-

D. Juan III. Cotarelo y Mori atribuye la celebridad de Garci Sánchez a circunstancias ajenas a la poesía: "Sucede con este trovador lo mismo que con el famoso Macias, con Juan Rodríguez del Padrón, Lope de Estúñiga y otros de igual época: su poesía está en su vida, no en sus versos rr.r, En primer lugar, no llamaríamos nosotros <trovador, mas poeta> a Garcí Sánchez de Badaioz, pues
7 V. Cotuelo y Mori, "El t¡ovador Gaci-Sanchez de Badaioz", en
sus

E¡¡adiot de histori¿ lit¿¡¿ria de Españe, Madrid, 190f, pp. )J-i2, y MenéndezPelzyo,Antología de Poet¿s Lírico¡ Cutelhno¡, Madrid, MCMXLIV, vol. una mem biog¡LÍia de Grci Sánchez y publicó ancione¡o de Grci Sánchez de Badajoz, su vida sus dichos agudos, sus desesperamas,, en Archivo Hispalense (1947r, pp. 1647, l%-236 y 126-366. s V. Par¡ick Gallagher, Tbe Life and tVo*t of Garci Sancha de Bedaioz, Tmesis Book Limited, London, 1968, pp. 3-31 de que consta su biografia

del peta. e Y. C¿ncionno maic¿l de los iglos XV y XVl' Trenscrito 7 comentado pot Francitco Atanjo Batbiei, Academia de lc Bellas A¡tes de San Fernando,

a Vélez de Guevra, op. c;t., p. 116. 5 Eclia,1772. 6 Juan de Huu4 op. cit., p. 69.

Mad¡id, 1890.

ro En la rúbrica a su lugo poemacdrta bien ateútreda, del Cancionero General de lJl1-

í CD(XX'

v.

rr Cotuelo y Mori,

op. cit., p.

)).

46

47

esta diferencia hay, desde el momenro en que la es-

que afrontar la afirmación de Cotarelo, sobre una cuestión que de alguna manera nosotros ya tratamos en páginas anteriores. Lo que sigue está escrito en pleno Renacimiento y perrenece al Arte Poética en Romance Castellano de Sánchez de Lima: oY assi fios hombres] a todos los demas vicios buscan nombres de virtud, con que disfragan los tales vicios: y a las virtudes dan nombres de vicios: luego dizen que el qae es humilde es couarde: y del liberal hazen prodigo: del honesro y recogido dizen que es inconuersable: del honbre Musico, o Poeta, dizen que es vn loco. Y assi con estos nombres que dan a las virtudes del orro, hazet al embidioso señor quedar algo satisfecho de su embidia: y iamas dexan de

tablece Santillana al hablar de micer Francislo Imperial. Y en segundo lugar, copiamos aquí un pirrafo con

rnirad vn Petrarcha, Boscan, Monte Mayor, Garcilaso tle la Vega, y Garci Sanchez de Badajoz: q[ue] aunque ha mucho anos q[ue] son passados, hallareys que

son harto mas no[m]brados agora por sus obras, q[ue] en su vida lo fueron por sus personas.)> 12. Aún mayor elogio que éste, sin duda, puede considerarse la mención que de Garci Sánchez hace Fernando de Herrera en sus anotaciones a la obra de
Garcilaso de la Vega. Escuchemos la queja de Salicio al pie de un alta haya, y tan dulce como si allí estuviera la que de su dolor tenía la culpa: O
mas dura que marmol a mis quexas, al encendido fuego; en que me quemo. mas elada que nieve Galatea; estoi muriendo, i aun Ia vida temo? temola con r¿xzon, pues tu me dexas; que no ái sin ti el vivir para que sea. verguenga é que me vea ninguno en tal estado.

i

de ti desamparado, i de mi mismo yo me corro agora. d'un alma te desdeñas ser señora,

donde siempre mor¿¡ste no pudiendo della salir un'ora? Salid sin duelo lagrimas corriendo 13

Pues bien, de este último verso dice Herrera: oel modo de hablar tra><o G. L. de las lamentaciones del dulcisimo, i maravillosamente afetuso poeta, Garci Sanchez de Badajoz,
Lagrimas de mi consuelo qu' aveis hecho maravillas,

i i

hazeis;

Salid, salid sin recelo,
regad estas mexillas,

criuen cosas con que los discretos auiuan sus entendimientos, co[n] los auisos, sentencias y dichos agudos, que por memoria de tales autores han quedado, quedan y quedaran hasta la fin del mundo. Y sino
48

nuesüos tie[m]pos se ha[n] hallado, halla[n], y halla¡aln] aurores q[ue]_ han escripto, y cada dia es-

son y seran siempre nombrados: ta[m]bien en estos

que soleisrla
f2 Sánchez de Lima, El Arte Pxétic¿ en Rom¿nce C¿¡tellano (1180)' ed. de R. De Balbin Lucas, C. S. I. C., Madrid, 1944, pp. ll-2. tt Obru de G¿rcihro de la Vega nn ¿nntac¡onet de Fnnando de Htre¡¿ (Sevilla, 1580), ed. frsimilar del C. S. I' C', Mad¡id, 1973, p. 187. ta Id., p- 416. Se tr¿tá de h segunda estrofa de l¿s bellísimm l¿ment¿ciones de Grci
Sánchez, núm. 104 de nuest¡o Cancionero'

4ct

También Quevedo le nombra, cuando se dispone a escribir las glorias de España (<sea el referirlas religiosa lástima de ve¡las a escuras...)), y esro debido a

de Badajoz?r, rs En qué pueden hallar algunos la infelicidad, dice, y en verdad es asombrosamente larga y contenida la sucesión de nombres y obras, y ninguno el título reprehensible por vanidad. A Garci Sánchez le hallamos también en boca del severísimo y puntual Valdés, a Marcio, en el Diálogo de la Lengua.' "En las coplas de amores que srán en ¿l Cancionero General me conrenta ha¡to fiuan de Mena], adonde en la verdad es singularísimo. En el estilo, como son las de Garci Sánchez de Badajoz y las del baciller de la Torre y las de Guevara, aunque estas tengan mejor senddo que esrilo, y las del marqués de Asrorga.r ró. En una distinta y mayor compañía nos muestran a Garci Sánchez las palabras del autor del panegjtrico por la poesía, auror desconocido y que guard^ s,t entusiasmo para nuestro poeta: oEl comendador Román escriuió muy bien, Soria muy dulce, don Diego Carillo muy afectuoso: ¿quién más propio qoe .l Comendador Avila? Fueron muy buenos Flernando Mexía, Diego de San Pedro; y de aquel tiempo, famosos, Iuan Rodríguez del Padrón, Romero, Dur?ngo, Ayllón: el Comendador Ludeña: y milagroso y de grandes pensamientos, y afectuoso, en esplicarloj, Garci Sánchez de Badaj oz.r, t7 .
15

No insistiremos en la reputación literaria de nuest¡o poeta; del favor que mereció como músico sólo contamos con el elogio que le dedica Fray Jerónimo Román (véase el Cuento II) en las Repúblicas del Mando; ahora bien, este autor nos habla de su "ingenio en vihuela>, lo que Gallagher, por ejemplo, interPreta como que fuera genial en acompañarse a sí mismo con este instrumento, sin necesidad ya de ser cl compositor de la música de sus poemas 18. Por lo contrario Barbieri, fundándose en lo que de Garci Sánchez dice Fray Jerónimo Román, insiste en la probabilidad de que el poeta ecijano y Badajoz el músico sean el mismore. El caso es que los tres villancicos que de Garci Sánchez aparecen en el Cancionero Musical de Palacio (poemas núms. 35, 36 y 53 de esta edición), traen música de Escobar y Peñalosa, y del resto de sus composiciones la música no se

mesmo Cancionero ay algunas coplas que rienen buen

conserya.

Mayor importancia tiene a nuestros ojos la estancia de Sánchez de Badajoz al servicio de los Condes de Feria, en Zafra, tal y como ésta se afirma en el breve discurso sobre la vida y costumbres de Gregorio Sylvestre que sirve de prólogo a sus Obras, y que escribió su amigo y editor Pedro de Cáceres y Espinosa: ..Y siendo Syluestre de casi catorze años, vino en seruicio del Señor don Pedro Conde de Feria, do á la sazon florescía entre los poetas Españoles Garci Sanchez de Badajoz. Y como siempre la casa del Conde fuesse llena de toda curiosidad, y visitada con los escriptos de aquel celebre poeta, participo tanto de lo vno, y de lo otro, que en sus dempos ninguno se pudo dezir, que le hiziesse ventaja.>20. La primera consecuencia de estas palabras es la siguiente:
'8 te

Don Fr¿ncisco de Quevedo y Villegas, y los "España Defendida Tiempos de Ahora,, e¡ Obr¿¡ Completat, Aguilr, Madrid, 1974, t. I,
p.578.
l6

Cct 't 50

dgJosé Montesinos, Clásicos
rl.Ja, 1627,

f.

5O v.

Los autores más ariba mencionados que se hao cupado de Guci Sánchez de Badaioz han considerado siempre que ésre y Badaloz el Músico no debían se¡ confundidos. Así también Caolim Michdis de Vasconcelos en su estudio <Grci Sánchez de Badaioz", publicado en la Revista crítica de historia y literatura españolc..., II (1897), pp. 114-133.
20 Gregorio Syluesre, Obras, Lisboa,

Y- ¡ota 9.

Cfr. Pat¡ick Gallagher,

oP. cir.,

p. 29.

1i90, p. 8

v.

51

puesto que Sylvesrre n ció e¡ It20, y te¡ia alrededor de catorce cuando conoció a Garci Sánchez, la fecha de este encuentro pudo muy bien ser la del añ.o 1534. Si esto es así, quiere decirse que Garci Sánchez vivió por lo menos ocho años más de lo que comúnmente se piensa, o se pensaba, antes de los

pero nosotros creemos que la noticia de la locura del poeta es exacta. A ella se alude, sin duda, en la Crónica de D. Francesillo de Zíliga, cuando regañando ¿l hablar de la enfermedad que sufría el Emperador cn Valladolid, el gobernador de Brusa dice al Doctor Ponte: .,Doctor, pareceis mula rucia del prior de Guadalupe, ó treinta y res libras de azicar piedra, y que os vais con todos los díablos, ó con el señor

de Sylvestre, infiere el liderazgo de Garci Sánchez sobre una escuela de poetas que en 1530 seguían cultivando las formas peninsulares de la métrica
__
22
.

que le cobró a Garci Sánchez, y es autor nada menos que de once Lanaentaciones, pudo no ser el único sobre quien Garci Sánchez influyera en esre senrido. Según Gallagher, el prestigio de la ,.escuela de Zafra' fue muy grande, y es así más que probable que sea mucho lo que los tradicion,¿lisias deben a este autor. Gallagher, de la totalidad del discurso de Pedro de Cáceres y Espinosa sobre la vida

Velázquez, el auror del Origen de la poesía castellana 23, estableció por primera vez el parentesco entre.Garci Sánchez y su amada: era prima del poeta, y nada sabemos, ni siquiera su nombre, a excepción de que fue ingrata con é1. El amor de éste y el continuo desdén de su amada, que al parecer estaba casada, enloquecieron y dieron con Garci Sánchez en la cárcel. Gallagher nos recuerda que bien pudiera
haber habido otros motivos para su encarcelamienro,

1:526. es la fecha que pm l¿ muerte de nuestro poeta sugieren las . .2t his¡orias de la literarua, y la fecha que MuúnJiménez rcepta en lu biografía del mismo. anuncio

Garci Sancbez de Badaf ozr> 24. Más adelante, de nuevo hace Francesillo curiosa rnención de Garci Sánchez, en su relación de los nombres de quienes atendieron las fiestas y juegos de cañas que se celebraron durante la estancia del Emperador en Toledo y con motivo de la entrada en la ciudad del legado del Papa. Dice el croriista: nDel puesto contrario estaban el Obispo de Canarias é limosnero, que si le hicieran de Toledo, a fe que no le pesara, y monsieur de Roloc Metenay, mayordomo, y la Trullera, que eran buenos jinetes desde su niñez, por ser criados e¡ Jerez de Ia Frontera; y á la brida fueron con este legado, Pero Hernández de Córdoba, hermano del marqués de Comares, que de antes fue llamado "alcaide de los Donceles", y don Francisco Pacheco de Córdoba" y otros muchos caballeros, obispos, condes y perlados, y los Vozmedianos, y el obispo de Almería, y Garci Sanchez de Badajoz, vecino de Ecija, que por sus pecados tieoe depositado el seso en don Hernando de Leon.o 25. De lo poco que la cordura aprovechaba a Ga¡ci Sánchez hallamos más testimonios, y todos Ie dedican, por muy breves, un principio y una proPorción a su locura. Así en el Arte Poetica de Sánchez de Lima le dice Silvio a Calidonio: <Y negareys me vos, que la Poesia no fue causa de que Garci Sanchez se boluiese loco?> 26. Mientras que Jerónimo Román, en su libro Las Repúblicas del Mando, nos habla con
2a Francesillo d,e 25 Francesillo de

eZafn,
interés, chez de

2t Málag4 1797, p. 49.

26 Sánchez de Lima, o!. ci¡,, p. 23.

Z6lig4 Ziliga,

oP. cir., p. 27. oP. cit., P. t8.

,2

t3

núa la posibilidad de un castigo celestial: <Garci Sanchez de badajoz principe de los Trobadores de las

sino dezir q*e todo pecado en especial este deste vano desatino es ydolatria. ca seda al ydolo lo q*e se cleue a la soberana magestad & dios: a dozde esta suprema amabilidad con magestad in comprehezsible. Pues por estos desatinos esta loco en cadenas. al qtral nilertto señor con misericordia le priuo de aquello que con su francalarguezale auia congedido: por qile para mayor mal suyo no largo proseyera lo que
para su mayor bien el le auie comunicador, 2e. En verdad, poco más sabemos sobre Garci Sánchez; ni siquiera si en su vida triunfó el instinto o la intención de la muerte, el relieve o salienté de un

suicidio: il detto Garci Sánchez, come di Theopompo si"... racconta, si impazzi, et al fine si ammazzo con le propie manio 30. Pero no insistiremos en ésta y tantas otras aproximaciones a la verdad. En nuestra introducción hemos querido ser como los tejedores de una tela, y sustentarla; nuestros sentidos aprendieron a conocer un largo pasado de amor, en la abundancia y lo infundado, lo propiamente amoroso, luchando antes de alejarnos para siempre de lo último, su comprensión. Sin duda, a nuestros ojos Garci Sánchez no tiene
otra personalidad que Ia que conviene a sus poemas, y hoy vive en la procedencia absoluta de su palabra, el cancionero, y en la inhibición de detalles que hacen las rúbricas de sus poemas. A pesar de que labiografía de Gallagher en su libro es la más completa de las escritas hasta la fecha -a ella remitimos para mayor número de detalles secun-

úla

vano amor / o mas verdaderainezte furioso desatino. como paresce enlas licciones suyas de job porel mostradas no pude sino marauillarme. estatruz alli condiciones tan primas del amor diuinal: qae no pude yo
¿7 V. el Cuento XI, y nota. 2t Luis Zapara, op. cii., f. l6t v

Lo qte el no hizo. mas por el contraúo las cosas sagrad,a escriptura profanaua trayendo las asu

2e El libro de la CehtialJnzrqría l lnfmal L¿birinto, s. 1., s. a. Puesro que en el momento en que el auror escribía este prólogo, Gaci Sánchez estaba <loco en cadenmr, sería muy inte¡esante poder fechrlo. Segrin Ro dríguez Moñino este fraile escribía después de 150), puesto que cita el Retablo de la oid¿ d¿ Cri¡to del Canulano, cuya primera edición dice Ticknor es de 150J. Gallagher considera la fecha de l5ll. Por nuestra pafte, queremos mencionr el nombre y la fecha escritos alipíz alfinoJ del prólogo en el eiemplar de la Biblioteca Nacional por nosotros consulado: fray goncalo de la pena 1522. r0 Citado por Gallagher, oi. cit-, p- 22, quien lo toma de Vicente Nogteira, Disc*so sobre h lengza cattellana (1637), en Zeitschrift fur Romanische Philologie, III (187!), p. 3l

54

t5

i

la cárcel, su supuesta
tiago, el año y circun

darios-, están todav como son la estancia

i

ESTA EDICION

En el siglo xIX parece despertarse un interés hacia Garci Sánchez. Vedia, Usoz del Río, Gallardo, Gayangos, Cotarelo, Menéndez-Pelayo... le han dedicado más o menos esfuerzo al estudio de su obra. Sin embargo Garci Sánchez había estado siempre presente entre los escritores de los siglos XVI y xvu: Castillejo, Silvestre, Fernando de Herrera, Lope, etc. le reconocieron y nombran en sus obras, en términos que se recogeo a lo largo de nuestra biografia. Por lo que se refiere a este siglo, su figura no es

Patrick Gallagher (Londres, 1968). La primera tiene el interés de recoger por primera vez y fuera de otro contexto una parte de la obra de nuestro poeta, además de ser, después de las investigaciones de Cotarelo, el primer acercamiento a su biografía. En cuanto a la obra de Gallagher, Tbe Life and 'Vorks of Garci Sáncbez de Badajoz, hemos de recooocer su gran importancia para el estudio de este poeta, pues en ella se publica lo que podía considerarse su obra completa en una edición crítica por
56

que haya sido enteramente olvidada: existen dos ediciones de su obra, la publicada por Martín Jiménez en el Archivo Hispalense (1946), y la de

,7

canctonero.

lector el asombro y el reconocimiento áe la liiica de Nuestro libro contiene 69 poemas de Garci Sán-

su obra y presentarla de manera que suponga para el

primera vez, así como su biografía, con una serie de nombres y fechas anreriormente desconocidos. Nosotros no nos hemos propuesto en nuestro libro el avanzar en el conocimienro de la biografía de Garci Sánchez; ha sido nuesrra intención reunir toda

chez, habiéndose en él suprimido dos poemas corros que Gallagher atribuye inciertamenre a nuestro autor. En total incorporamos siete poemas enreramente desconocidos (núms. 13, 14, 15, 18, 29, jB y IO2), y publicamos estrofas inéditas para dos poemas ya co-

nocidos (núms. Pero e

j9 y 83)31.

Presenta

cunscribi
Sánchez.

poetas de cancionero, sino que publicamos, como propiciación o alivio de los conceptos que Garci Sánchez emplea en su poesía, las glosas q.re oros poetas escribieron de sus versos, y que a nosotros nos ha sido posible hallar, fundamentalmente en can-

rca de los poetas a quieoes Garci Sánchez admiraba y lcía de entre los de su tiempo. Un corto número de poemas que no tienen que ver dircctamente con la figura de Garci Sánchez han sido irrcluidos con el fin de ilustrar lo dicho en el prólogo. Nr¡rmalmente se trata de letras, o villancicos anónitttr¡s e inéditos y de gran belleza, que estamos satisf'cchos de poder dar a la luz. Por lo que se refiere a la edición textual de los l!()cmas, hemos prescindido de la acumulación de totlrrs las variantes pata cada texto, por cuanto que carr:cen de interés para I^ mayor parte de los lectores. Sí clamos cuenta en nota de las variantes semánticas tlc interés con que nos hemos encontrado. No hemos alterado nunca con interpolaciones de otras copias el texto que consideramos básico para trrcla poema y que copiamos con toda fidelidad. Precisamente por razones de fidelidad al texto estrrgido para cada poema hemos prescindido de alterirrlo con nueva puntuación. Como se sabe, distintas fi>rmas de puntuar pueden motivar distintas lecturas rle un mismo poema, o dentro de un mismo verso, ofrecer variación en el sentido. Hemos de adverdr que hemos alterado las rúbricas .le los poemas que preseotamos en los poquísimos casos en que ello era necesario p^ra que la rúbrica cumpliera su sentido de declarar el nombre del autor
H('e

Por últirno, el "Cancionero de Garci Sánchez de l)adaioz, se encuentra enriquecido con dos textos insólitos c e la literatura del xv y principios del xvl.
boca de tal o cual galán, la hemos copiado e incorporado ala obra de nuestro poera. Aparte del interés que estas composiciones poseen debido a esa parriculariEstos son L¿ Selaa de Epictetos (p. 41 1) y la colección de

.lel poema.

motesLetrrts y Figaras (núm. 109).

dad, son, sin duda,
rr

lo único que puede
cada

ilustrarnos
uno de los poe-

EL

iÑ.{S. 3777

Hemos confeccionado un índice de fuentes pua

mas de Guci.Sáochez de Badaioz, de cancioneroJy romanceros

manuscriros de los siglos XVI y XVII.

impreüs

y

La existencia de un Cancionero con las obras exclusivas de Garci Sánchez de Badaioz ha sido soste59

nida invariablemente por todos los autores que di-

58

mado a

rcctflrnente o de manera tangencial se han apro la figura de este gran poeta.

go clebemos a Javier Ruiz, es una copia que se dice exrremadamente fiel del manuscrito original, que el 4 de abril de 1843, fecha en que se ftrma la advertencia prelimi¡ar ala transcripción íntegra del texto, ce hallaba en manos del Sr. D. Martín de Torres

Moreno, <<comerciante en La Co¡uñar. La copia la re,,tliz6 el conocido erudito Henrique Vedia bicl; al nrcnos su nombre aparece entre Paréntesis y en lápiz nl final de la advertencia fechada. El título del códice es .Las Obras Poéticas de Garci Sánchez de Badajozo, que como se ve no dista mucho del que trae Nicolás Antonio e¡ su Biblioteca. Eorique Vedia, co¡rista autor del prólogo, declara en él que resolvió hacer Ia copia respetando la integridad del texto, así tomo las notas, enmiendas y variantes al margen que ric encontraban en el códice llegado a sus manos, (cscrito en el siglo xVI de letra clara y hermosar. l{csolvió además aiadir, noticias biográficas y literarias de los caballeros mencionados en el lnfierno, así como explicaciones de las voces en desuso, y correcciones en el texto, con arreglo al impreso del Cancionero General. Añade que la copia de las Lamenta-

(itnet y la curiosa nota que las acompaña (V. nuestra nota a este poema, núm. 104), se deben alaamabllidad "del distinguido literato y laborioso D. Luis de Usoz y Riorr, quien oha tenido la bondad de recorrer cste volumen y me ha ayudado a cotregir, mejorar, y aumentar su contenido, con la selecta e inapreciable colección de noticias que posee de nuestra
Literaturao.
Para completar el volumen (que contiene

43 poe-

mas de Garci Sánchez, tres de ellos inéditos, más tres

ros der siglo

tt.S:gyq dice

XV"

F¡ancisca Vendrell. de Millás en su escrito <Los Cancione_

en

ttHi¡toria ¿, ¡.;l;;;;;;

iiii)""¡rZ, p.

ee.

cstrofas inéditas del lnfierno), se acompañan algunos versos del udesgraciado" Macias, y de Juan Rodri ¡1uez del Padrón, <<como poco conocidos y escasos,,, además de unas poesías sueltas de fines del siglo xv. También se incluye un fragmento Iargo de la Historia de Jusaf bijo de Jacub, en verso. Hemos de advertir que en esta edición se recogen, de las noticias y variantes a las que el copista hace

60

6r

referencia en su prólogo, ran sólo las que Badajoz que esrán contenidos et el Ml 3777 sido destacados en nuesrro índice con un asteri aun cuando para los textos de esta edición
escogido preferiblemente los que se hallan en los cioneros impresos de nuestra literarura.

considerado de importancia, que son la gran n Por otra parte, los poemas de Garci Sánchez

AGRADECIMIENTO
Quiero testimoniar mi gradtud al Patrimonio N¿cional por las facilidades que me fueron otorgadas para investigar y editar textos que se encuentran baio su custodia- En particular, a las Directoras de la Biblioteca Real, Doña Justa Moreno Ca*aio y Doña Matilde lópéz Serraoo, y especialmente a la Jefa de la Sección de Manuscritos, Srta. Consolacióo Morales. Doy también las gracias a Doñ¿ Catalina}{tmpares, profesora de Ba¡uch College, Nueva York, por su gestión realiz¿da ante determinada institución americana, así corno al Director de la Biblioteca Nacional de Madrid, Don Hipólito Escolar.

62

6j

ABREVIATURAS B.N.: Biblioteca Nacional de Madrid. B.P.: Biblioteca del Palacio Real de Madrid. C.B.M.: Cancionero del B¡itish Museum. Ge 1511, Ge 1J20, etc.; Cancionero General de 1111, Cancionero Generd de 1520, etc. P.: Cancionero de Pedro del Pozo.

GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ SACO POR CIMERA

VN DIABLO Y DIXO

Mas penado y mas Perdido

y menos

arrepentido

69

y hoy, fue que pueda verme mas penado y mas perdido.

qu€ quaoto bien pudo hazerme,

Y
GLOSA DE DON HIERONIMO DE URREA A ESTE MOTE DE GARCI SANCHEZ

Y como en tanto me vi a mi me desconosci y dixeme yo: <amador, esfuercete aquel favor de la embidia que has de ti".
aviendome conoscido

en passo no merescido, de perderme fuy contento, siendo por el pensamiento mas penado y mas perdido y menos arrepentido.

Puso amor mi pensamiento en una sphera tan alta

que desmaya el sufrimiento viendo que la sphera falta
cresciendo el contentamiento; mas quiso en tanto teoerme

el amor, en conoscerme en un trance tan subido,
2l Ge. l)J4. Don Jerónimo Jiménez de Urrea, .noble y esforzado Caballero celtíbero y Capftán de Césaru, dice su amigo Alonso de Ulloa en la traducción de las Empresas de Pa*loJottio, y nos cuenta Gallardo en el torno IV de su Ensayo..., col. 832 y ss., uhabiendo tradugido en romance castellano crn lsm.t felicid.ad a Orl¿ndo Fzrioso, y entendiendo que algunos envidiosos rnurmuraban de su obra, cuando la hubo impreso, puso por empresa en su libro un áspid que con la cola se tapaba sus oídos, queriendo significar que tenía sordas las orejas para oír palabras vanas, teniendo por costumbre el áspid cetar las orejas cuando no quiere oír lo que no le conviene". Fue Caballero de Santiago y sirvió a Carlos V en las guerras de Flandes, Italia y Alemania, donde se señaló en el sitio de Dura, realizando distinguidas hazañas. Defendió un paso peligroso, por donde los imperiales se retiraban y su constancia bastó para detener al enemigo, por lo que su capitán el Conde de Feria que al mismo Condado de Feria -recuérdese estuvo vinculado Garci Sánchez- le presentó una cadena de oro y Carlos I le dio una gineta.
70

7l

4

GARCISANCHEZ ESTANDO LOCO, PUSO ESTE MOTE

CIMERA

EN LA PARED:

Ame y aborresci.
PR.EGUNTOLE SU AMIGA QUE QUIERT DEZIR. RESPONDIO:

Este morado y pardillo que cobre ganelo con mucha fe donde no pude dexillo

Hase dentender assi que yo fuy enamorado pero despues que la vi

oluide y aborresci a quantas hove mirado.

3 I Ge. 1554. En el Ms. 617 de la Biblioteca de Palacio hemos encontrado una versión inédita de esre poem¿. Parece ser obra de otro autor, que recordara las palabras de Garci Sánchez, introduciendo ligeras variantes, Dice así:

Mote.

Oluide (y desconoci)
Hasse de enteoder anssi que yo siendo enamorado desdel dia quelavi olvide y desconoci todas quantas emirado

4l C B. M. Versos que consideramos de Garci Sánchez por hallarse ent¡e sus poemas en el Cancionero mencionado. En ellos se alude, probablemente, a la obtención del favor de una dama, y al correspoodiente voto de manrene¡lo secreto.
73

72

5

6

PREGUNTO SU AMIGA A GARCISANCHEZ SI LA CONOSCIA

EN

DON LUYS DE TORRIS TRAYA VNA CAPA BORDADAS MUCHAS ESTREITAS / YDIXO POR EL NORTE

quen el mundo hizo dios y lo menos que ay en vos es ser hermosa.

Soys la mas he¡mosa cosa

Si el remedio de Perdella ha de ser ver otra tal quarz sin el esta mi mal

7t

DEL MISMO POR QUE SALLO VESTIDO DE NEGRO YEN DO AUNAS FIESTAS

DEGARCT SANCHEZ

LOANDO A SU AMI
GA

Alas cosas del plazer voy qual se we de boluer

Mi amiga escojida engiento la [s] giento en mill escoiidas las mill sacadas de vn quento
y el quento de las nagidas

7

I Ge.

t5tt.

8 / Ms. 3993 B. N. Se trata de la composición final del Cancione¡o de Gallardo, el único poema de Garci Sánchez que se conserva en este códice.

76
77

I
GARCI SANCI{EZ EN VNA SORTIJA sAco PoR DEUTSA UN TABAQUE DE PEDIR LIMOSNA DESFONDADO CON LA LETRA QUE DEZIA

l0
CANCTON DE GAR.CT SANCHEZ DE BADAJOZ

Porque el bien que flmor hiziere se caiga quando viniere
9/ Ivfs. 3777 B. N. Estos versos de G¿rci Sánchez son i tos, aunque sólo en este sentido: lo primoroso del asunto ouevo. Habí¿n sido publicados por Gallagher, pero en la mis versión de l¿s ediciones del Cancionero Gené¡al, en donde ortografía se prestaba a que en endiéramos algo'muy
GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ PORQUE ESTAUA MAL CON S[.' AMIGA S,ACO VNOS TABAQUES DE PEDIR POR DIOS QUEBRADOS Y DIXO

Yed qte tar?to es mas mortal que la muerte mi tormezto que todos mis m¿les siento sino el fin que no es mal

El dolor qr¿ sentir suele el anima quaodo va dgl hrgar adonde esta yo lo siento y mas ¡ne duele que mi vida esta ya tal
10

au.rr qt4e della soy contento que todos sus 0lales siento sino el fin porque no es ral

Porquel bien que amor biziere
se

cala qtando oiniere,

que s¿rcÍ¡ra, procuró Garci Sánchez que tuviera no sólo misterio de alarieneia sino, al desempeñ¿r el dicho y consistir en poema,alna
de significacün.

El Ms. J777 queda descrito eo la p. 19 y

ss.

lOlGe. lj20-

v. 1278

En el Ms. 3777 se Lee: sino el 6n porque no es mal.

79

1l

I2

OTRA SUYA
OTRA SUYA

En dos prisiones estoy que me atormentan aqui la vna me tiene ami y la otra tengo yo E aun qze dela vna pueda que me tiene libertarme dela otra que me queda
ya no espero triste no lo verme libre qual naci que aun qile me suelten ami no puedo soltarme yo
iamas espero soltarme

Quazdo os vi en mi senti qre jamas podria velt ceros ni vencerme vos ami para dexar de quereros
Porque

vi vuestra bozdad

dozde nacez mis sospiros vi mi cierta voluntad vencida para seruiros vi que quando os conoci l0 supe tambiez conoceros y senti en vos y en mi no vencerme ni venceros

ll /Ge. 1520.
80

12

I Ge. lr20.

8l

rj
DE GARCI SANCHEZ

L4

VIENDO UNA CULEBRA

Aquella que por do ua
haze surcos con el pecho de los lapides do da por tiempo espera o ha de sus feridas bien fecho

GARCISANCHEZ Y CIERTOS CAUALLEROS VIERON ASOMAR POR VNA ESCALERA VNA ESCLAUA HERMOSA QUE SE LLAMAUA HAXA PIDIERON AL GARCISANCHEZ LE DIXESE ALGO DIXOLE ESTA COPLA

Como quando el sol asoma por una montaña baxa

Pero yo que de ru mano soy herido, tal me hallo que ni tarde ni temprano ya no spero uerme sano t0 ni tampoco deseallo.

t

que con pura fuerza doma nilestÍ^ vista y la relaxa como la piedra balo<a
qt¿e

tal es el tu rostro haxa cruda langa de mahoma que en mis entrañas encaja.

¡o

consiente carcoma

14 / Ms. 3777 B. N. Este poema también es inédito, pues pertenece al manuscrito ya citado. Al azar se debe el que los dos poemas que dicho manuscrito nos descubre (el oúm. li pudiera bien no ser de Garci Sánchez; véase la not¿), seao poem¿r¡r cuyo proyecto había fundado sin duda la elección de una imagen, pues se t¡ata de una excepción en la poesía de G¿rci Sánchez. El Ms. i777 aporta la siguiente variaote para el último verso:

(V. la descripción del mismo, p. 59 y

ss.)

que las mis entrañas raia

82

83

I'
GARCISANCHM UIENDO VNA FEA CABE VNA HERMOSA DIXO

r6

OTRA SUYA

t

Ynfernal y celestial es la uision en que hablo a una puerta de un hastial vi un angel y un diablo y como lo vi a desora dixele sin pensar mas vade retro satanas no tientes a mi señora.

Tan co¡tento estoy de vos questo de mi descontento porque oo me hizo dios a vuest¡o contentamiento
Pero si enlo tal me viera quien gozara el bien que yo bien supo dios que me dio por que le desconosciera
Seremos ambos a dos
t0 causa

l5l Ms. 3777 B. N. Este manuscrito, en sus primeros 100 folios, sólo contiene poesías de Garci Sánchez y entre ellas ésta, en la que además la rúbric¿ declar¿ su nombre. Nosotros por ello la pubücamos aquí; ahora bien, pudiera no ser de Garci Sánchez. En el Cancionero Gene¡al de llll aparece esta mis¡na composición entre las obras del poeta Cartagena, y la rúbrica dice así: <Otra suya assu amiga por qze la uido auna ventana de rexa y cabo ell¿ auna negra boluiendo aunos caualleros qte cooel vetiuz dixo.n I¿s únicas variaotes con respecto al texto del Ms. 3777 que nosotros publicamos, se hallan en los w. 2 y 4, entre los cuales hay además un nuevo verso:
Ynfernal y celestial
es la vision en que os hablo y quereys saber q¿e tal alas verjas dun corral

de mi perdimieato yo de contento de vos y vos de mi descontento

vi vn angel y vn diablo

tGlGe. tt20.
de Véase la glosa de Estevan Rodriguez de Castro a esta canción de Garci Sánchez: Mi catttioeio y la gloria, en la col. 998 del tomo II del Ensalo de Gall¿rdo.

nero Fernández de Constantina (poema 46 de La edición
Foulche-Delbosc).

La composición se atribuye a Canagena también en el Cancio-

A continuación publicamos nosotros la glosa que de la canción hizo Gregorio Sylvestre. 85

84

T7

En tantas dulEuras toco mirandoos, que pierdo el seso, y en perdello hago poco, porque es cordura ser loco rt por cosa de tanto peso. De otra parte porque sienta que en el veros hay tormento el amor me representa de veros tan mal contenta, 20 que estoy de mi descontento.
que temo desPués que os vi no penseys viendome tal, y a vos de aquesse metal 2t que Dios no me hizo a mi. El que os dio ser tan perfecto el mismo que os hizo a vos, me hizo de este suieto, assi que no esta el defeto 30 porque no me hizo Dios.

A tanto llega mi mal

GLOSSA DE GREGORIO SYLUESTR-E

Nunca cosa imaeúnara

t

no viendo Lo qre en vos veo que tanto me contentara, aunque Dios me la pintara a corte de mi desseo. Rindese a vuestra figura porque assi lo quiso Dios,

mi

desseo,

y mi ventura

tanta es vuestra hermosura, 10 tan contento estoy de vos.

17 / Gregotio Syluestte, *Obras" (Lisboa, l59O). El poeta Sylvestre, nacido en Lisboa en 152O, se sabe que fue muy aficiopor nado a Garci Sánchez (V. nuest¡a biogafía, p. 11). "Fuesse el amor que tuuo a Garci Sánchezr dice en un breve discurso -se sob¡e su vida al comienzo de sus Obra¡-, el caso es que no quiso en su iuventud ocup¿¡rse de las composruras italianas que Boscáo introducía entonces en España. Glosó alguna canción de Garci Sánchez, como ésta, y de otros poetas del xv, pero ac¡btie escrihiendo tercetos, octavas y sonetos, muy bellos. Su muier, Ioana de Cagorla y Palencia, que (como muier suya legítima" oo pudo sufrir que aoduvieseo los versos de su marido desperdiciados y sin orden, los entregó a Don Juan Méndez de Saluatierra, Arzobispo de Granada, para su publicación en 1J82.

Diferenció la puntura, y lo que la vuestra ha sido prospera la hermosura fue la mia de ventura J' en aueros conocido. Assi que estoy satisfecho, y rico de pensamiento, y no tengo otro derecho, sino porque no fuy hecho 40 a vuestro contentamiento.

86

18

L9

CANCTON DEGARCT SANCHEZ

OTRA DE GARCI SANCHEZ PORQUE AUIA JUGADO ALOS NAYPES CON SU AMTGA

Harto detanta porfia
sostengo vidatan fuerte ques triste el anima mia hastaque vle]oga la muerte

Pves vaestta merced gano

yo en miraros me Perdi
dauerme ganado assi que tan contenta quedo

5 Entus manos la mi
o piadad merecida

vida

me encomiendo condenado
porque mehas desanparado cunplida es laprofegia dicha pormi mala suerte ques triste el anima mia
hasta que venga la muerte
18 / Ms. 617 B. P, Esta canci6n, que Gallagher no publica, la aribuimos nosotros a Garci Sánchez, pues baio la rúbrica nC¿n. ción de G¿rci Sánchez" la encontramos en el citado Cancionero

1 De mi ya

es cosa sabida

t0

la libermd y la vida pero si se contento ro de ganar lo que perdi con mas ganancia sali que vt¿estra merced quedo

conel plazer que quede pues Perdi quando iugue

manuscrito de la Biblioteca de Palacio. La canción es anónima en Palacio, y en su edición del mismo, J. Romeu Figueras la publica con el núm. 26. Fue glosada por Luis del Castillo en el Cancione¡o General de 1 1 14, y aparece en el' C¿ncionero de la Catedral de Segovia con música anónima. Garci Sánchez en su Infierno damor (nlúm. I l4) pone en boca de I Yñigo López los primeros cuatro versos de la canción (véanse los

el Cancionero Musical de

vv. j92-J91 del lnfiemo damor).

19lGe.1520.

88

89

20

2I
OTRA DE GARCI SANCHEZ

OTRA DEL MISMO POETA EN UNAS ORAS

Desde la hora que os Vi
nunca masplazer senti hasta estas oras señora y muchos travoros si de lo qualsois causadora ysi[ ] pensais remediallo dama hermosa y valida cunple luego comenzallo porquecierto adilatallo l0 no tengo vn ora de I I uida

por dichosa mi venida

Sienpre se deue contar

avn que muero enla partida que eso se podra escusa¡

E sino viniera aqui no partiera como espero pues si porqse parto muero no me pruto porque os vi que avn qae fuesse por mirar l0 vuestro gesto mi partida no se perdera enla vida quanto en veros fue ganar

20 /

Ms. 617 B.

P.

2t I Ge. 1520.
91

90

22

23

OTRAS SUYAS

OTRA SUYA

El bien que mi mal alcanEa es que fue que lo causo
la cosa que dios crio mas propia a su semeianga E muestra la diferencia qle ay entrella.y los humanos ques mas propia su excelezcia pues la hizo con sus manos por do es bienauezturanga l0 q*e alas manos muera yo de aqtella. en que dios mostro mas pfopra a su semeransa.

No espero por ninguz arte ser mas ni menos que soy ni se si vengo si voy
si estoy aqui si en otra parte mas segun mis Pensamieztos repartido deuo estar y todo en todo lugar donde ay penas y tormeztos
10

No soy libre ni captiuo dichoso ni desdichado ni constante ni mudado menos so muerto ni biuo Ni en mi muerte ni en mi ni bien ni mal no coñsiste It ni so alegre ni so miste ni sano ni con herida Ni cobrado ni perdido
aotes agora.y después por quien nunca fue ni
es

vida

23

I Ge. tr2093

22lGe.152O. 92

20

Ni me acuerdo qile me viesse con mas pesa¡ o plazet n-i pienso que pueda ser si por caso ser pudiesse

nies possible que aya sido

Tan de memoria me pierdo
t0 de trasportado en

que pienso que nuzca fue

tu

fe

A

o si fue yo no me acuerdo
causa deste perderme

ni oluidanga ni memoria ni cosa mala ni buena porque quiea no tiene vn modo l0 de biuir nada ni tiene ni yo porque soy todo
quutto arriba se cor? tiene De gloria pena ni llaga ala pat siendo acercarse I5 estas cosas sin mezclarse porque en medio no se haga Yo de morir no me remo ni espero de auer remedio ni tampoco esto enel medio 40 porque todo esto en estremo E pues no rengo poder de tener mal conocido remedio no te lo pido que tan poco no ha de ser 4J Mas pues vees qt¿e tar. doblada en biuir passo la muerre por[ ] qué te muesrras tan fuerte contra cosa que no es nada

25 Assi que pena ni gloria tengo ni gloria ni pena

t,

que quando me captiuasre
señora no me dexaste
saber para conoscerme

Quedo me para mi mal
60

quan d,o quesistes robarme

por instinto natural E pues veo que encubrillo no puedo señora ari aue y^ dolor de mi que peno y no se dezillo

vna forma de quexarme

vv. 33-36. Ofrecen mucho interés las va¡iantes del
)777 con respecto a nuestro texto: La gloria pena ni llaga a la pat siento acercarse
sin mezclarse porque un me{io no se haga.
est¿rs cosas

Ms.

94

9t

24

25

VNA COPLA SOLA SUYA

OTRA SUYA ASU FANTASIA

y despues se vee suelto y se halla tan atado

Como el qur en hierros ha estado
para andar qne aprisionado estaua mas desembuelto assi yo que os he mirado

O dulce contemplacioo o excelente famasia
que me muestras cada dia vna tan clara vision ques salud del alma mia
es tan grande la excelencia

soy tan vuestro tan no mio tan subjecto a os adorar qfle aufr qae me fuesse tornado l0 mi libre franco aluedrio

no podre libre quedar.

de tu linda priminencia que por tu gracia escogida biuo yo de nueua vida l0 despues de muerto en ausencia

24lGe.152O.

25

l Ge;152A,
97

96

to

deztdme por qual razon siente tanta turbacion al tiempo qrls dios ordena qile salga dela Prision

RESPUESTA DE GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ

26

PRTGUNTA DE CARTAGENA

)

Qual nueua al preso llego cort qile mayor plazer aya qae soltalle y qile se v^ya alas tierras do sallo

El ciego qrle nunca vio como no sabe ques ver no biue tan sin Plazer como el qz¿ desPues cego It Y assi ellalma en morir Pena porqtte tiene Por muy buena la vida ques la Prision y aú¡ Porqt¿e va en condicion si se salua o se coodena 2o si aura pena o galardon

Pues nt¿estta alma esta e¡ cadena desterrada en tierra agena

26 I Ge. lrll. Ped¡o de Cartagena es uno de los grandes tas de cancionero, y merecería una edición cuidada de su obra. él recordamos aquí las palabras con que sadsfizo a una dama. El mote de Doña Catalina Manrique era:

Nlnca

mzcbo costó poco

Lo desempeñó Cttagena, y diio:
Con merecello se page

El poeta glosó ambos motes. V. Ge. 1111. Al parecer, Pedro de Cartageoa, fue hermano menor del obis¡ de Burgos, Alonso de Cartageta, quien también escribió versos, llamóse cl Caballero de Caúagena, Le mataron los moros en conquista del reino de Granada, y murió como buen caballe sirviendo a Dios y a su rey conlala¡za en la mano. (V. Pelayo, Antología ¿e Poetdr Lírico¡ Castelknot, lll, p. l)4 y en
nota.)

v. 6.

Eo el Ms. 3777 se lee:
desterrada de tal pena. Asimismo el Ms. 3777 ofrece nuestro texto v¿rrlante Para este verso.

v.

17

Nuestro texto collesPonde a Ia variante que ofrece para este verso el Ms. 3777 ' cuyo texto es el siguiente: la vida que es la Passion

98

99

qt¿e le tienen por do si con disfauores pensays curar mal damor por ser vario seguirsien los amadores quel fauor darie dolor

necessario

27

PREGUNTA DE GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ

Como ya mejor

sabes

todas las enfermedades que nos vienen son curadas al reues del ser y las calidades que contienen pues si los frios humores se curan conel calor
10

su aduersario como muero yo de amores curado con desamor su contrario

RESPUESTA DE

DON FRANCES CARROZ

l,

El mal que drl cuerpo es le curut cont¡ariedades
qt¿e convienen mas damor nolo veres

corr tat t^s diuersidades
27

I Ge. LJLI.

100

plazet dando do acertemos
mas ser cosa dessabrida y ell errar qac nos combida inclinacion en qile fuemos nascidos para qt¿e erremos

28

OTRA DEL BIZCONDE DE ALTAMIRA

Pues este mundo trauiesso es terreno do tiramos

y el blanco el bien qz¿ esper¿.mos
por qile echamos tan auiesso pues t¿rzto precio jugamos Gran aparcio tenemos para qile el precio ganemos de la gloria prometida pues la ballesta es la vida l0 tiros / obns que hazemos

doganamos/operdemos

RESPUESTA DE

GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ

l,

Son tales la llaue y huesso desta ballesta we arm mos que qua,ndo al blanco apuntamos hazen al dexo tar¿ tiesso qae por desarmar erramos y esto haze qge no auemos

28

I Ge.

l5ll.
103

r02

qulen se qurere sln quereros o que locura conzibe enganarse si ay perderos
20

Baya fuera tal herror muera tan osada aftenta que para tan gran fabor

29
)1 LOOR QUE HAZE UN SERUIDOR A SU DAMA DE GARCI SANCHEZ

no nazio merezedor ni se diga aunquese sienta qile es afrentar el dolor
quien mereze tal pasion aunque es fuera de Razon pensar que enel mundo ubiere cuerpo humano que stntrere
t0 un tal alto galardom

No

se qt¿e no mereziere

I

se quiere quien no os quiere nise que quiera querer ganado quien se perdiere perdido quien sin perder dichoso quien meresciere merezer poderos ver

No

Contento vibo y pagado con ver me [ ] tal qual me veo

Fortunado pensamiento quien alcanza tal porque qve avt¿eJtro merezimiento 10 solo allego conla fe porque es poco lo que siento y siento lo que no se

)t

ninguna gloria deseo mas de ser predestinado para el mal con que peleo que es en mi mal enpleado

40

tt
29

No se quien vibe si vibe Para se ver y no veros nise que Gloria rezibe
P.
45 Bellís.imo poema de Garci Sánchez, iné-

Bien es que mi vida muera pues le falta el merezer no quereros mejor fuera por querer vtuestto Plazet y quisiera no / os querer. porqlte nunca me quisiera

dito hasta ahora. El poema ap¿r¡ece como anónimo, bajo la rúbrica <Otras coplas', en el Cancionero General de Obras Nuevas (1114). No

I Ms. l)77 B.

yo de que os quexais de my qae e¡ vos sola espero quiero que sepais pues muero que os quiero aunqueno querais porque os quiero aunqae no quiero
Sepa Sepa yo que mal te he hecho pues todo soy contra my
105

consta en los índices elaborados por Moñino el que aparezca en ningún otro lugar.

ro4

to conozco que te offendy

pero fue ley y derecho quedel punto quete vy vibiese denrro en my pecho

,t no culpes

A amores tan venturosos 30

sime atrevi mas pues me an sido dañosos los tus ojos tan gragiosos ayam compasion de mi

CARTA DE GARCISANCHEZ DE BADAJOZ QUE ESTANDO LOCO ESCRIUIO ASU HERMANA

Muy virtuosa señora yo estoy aqui a filosomia de mi misma Persona in quantum potest. y no mas que
me
qae sanc

ittio
30/Ms. 773 B. N. Se t¡ata del único texto en prosa que se .on."-" del poeta Garci Sánchez, y, por lo tanto, tiene un
cnorme interés.

1
1',

li

r. 4.o, col. 1109.)

106

107

siera tener más conogimiento del que tengo para darle infinitas gragias. Nose si ose decir siente mi Cuerpo que esrando viuo muere. el querria que no padesgiese poestar aposentada

me¡ced tenga espec.ial cuidado della para lósupllicar Dios, ysea gnpago de la negligencia hasta ulrri " sie en no acordarse de mi, que yo aunque mulrto ".ri pre viuo eneste .cuidado el qual jamás dexaré s

redimio terna po¡ bien dé salvalla y asi supi..o a v,

Cuerpo tah desdichado esperanca en Di,os quepues

3I
VILLANCICO DEL MISMO A UNA PARTIDA

'

sujeto a .la razó.¡ queay sea zu seiuidor, giónl o clamor demi desseo siempre dixe.

y en ca

Que de veros y dessearos es la causa de que muero de do no puedo olvidaros y aunque pudiese no quiero.

Yo me parto y no me aparto y pa¡tieodo no me vo
porque con vos quedo yo.

5 E de estar desarinado y en tales fierros de amor

' lo

no fue possible amador de otra causa ser penado. Ni ay mas yeruas de miraros mi mal mi bien ni lo espero de do no puedo oluidaros y aunque pudiese no quiero. Rey del Real del tie

) lo que yo so propiamente

Y

aunque me parto no parte

l0

'

(rúbrica)

porque vo dell alma ausente y no so yo quella es mas parte y queda con vos presente. Es yo mi alma que os vio y con vos queda penada ella es yo y yo no nada

V.

9

Lo que Sebastián de Covarrubias dice en
Te¡oro de

Lengta Castellana o Espafiola, acerct de la palabra .iervar, p¿¡rece otorgnr pleoo sentido a este verso. <<... Yervas suelen llamarse las legumbres que se crían en los huertos...; y porque suelen ir gntre ellas algunas vezes de las que son m¿l sanas y mortíferas se dize dar yervas a uno, matade o con las mesrnas yervas o con su sugo>. Por su parte Gallagher cambia oyervas> por <ganas>, en su edición de este poema, sin delar coosrancia de ello.

h

su

que nosotros publicamos con los núms. 2 y 3, respectivamenre). No sabemos, pues, a quien quiso referirse en la rúbrica Esteban de Nájera en ésta su edición tardía del Cancionero General. Gallagher también se decidió a publicar este villancico (núm. ll de su edición), considerando, como nosotros ahora, dudosa su atribución a Garci Sánchez de Badajoz. El mismo tema de la partida úaran las dos canciones del Comendador Escrivá que siguen a este villancico en nuestro Cancionero.

l1i4 tras la glosa de Jerónimo de Urrea ¿ uo more de Garci Sánchez, y seguido de unos versos de éste último (composiciones
de

3I I Ge. 1554. Este bello villancico aparece en el Cancionero

108

t0g

y

essa a vos de mi partio assi que yo no soy yo

No soy aquel que vos veys It ni soy cosa en que pensays
no so yo quien vos mirays
mas soy el que ver quereys mas lexos de donde estays Soy una somb¡a o hechura

20

la figara de aquel so

j2
CANCION DEL COMENDADOR ESCRIUA PARTIENDO DE SU AMIGA

sin ser mas que sepultura donde ell alma se enterro

Yo me parto sin partirme de vos I y de vos vencido mas aun qt¿e vo despedido
quedo ellalma aqui tan firme
qae no parto por Partido

Parte el cuerpo dos mirar queda ellalma sin os ver quel qte os pudo conoscer ni parte de dessear l0 ni se parte de querer Pues yo vo sin despedirme quedo vuestro sin ser ydo no me juzqueys por perdido qile si vo no Puedo yrme

It ni

apartarme por parddo

32

I Ge.

I5tl.
111

110

33

)4
VILLANCICO

OTRA CANCION DEL COMENDADOR ESCRIUA PARTIENDO SU AMIGA

Mortales son los dolores

Yo con vos y vos sin mi
yo con vos parto partiend,o vos sin mi partis daqui yo sin vos quedo sintiendo 5 dolor qae nunca senti
Assi qae so yo el partido para vos do vos partis yo eI que nunca tuuo oluido vos la qrc nunca sentis

que se siguen delamor mas ausencia es el mayor
34 I Ms 6f 7 B. P. El refrán de este poema se h¿lla incluido en el romance de Garci Sánchez Camix¿ndo por mis malet (nim. 90, w. 107-109), seguido de una copla que p¿uece escrita expresamente para su inclusión eo el ro¡nance. Pero el refrán ha sido glosado de distinta manera eo el Canciooero Musical de la Colombina, donde además se conserva con su música. Son tres las coplas glosadoras del refrán que se hallan en este Cancionero: la primera corresponde a la última que nosotros publicamos, la tercera a nuestra primera, y la segunda la copiamos a contiouación, de la edición de M. Querol. Y el mayor daño que tiene abseogia con todos ellos, que muy pocos son aquéllos

to mi dolor tan dolorido

Yo so el que nunca parti
do quedassedes partiezdo vos la qae partis sin mi yo so el que quedo sintiendo dolor q/¿ nunca senti

que'l absengia non condene.
porqu'este amor engañoso, cuyo soy, por mi dolor,
es mudable, engañador.

t:

El primer verso del refrán se ha conservado también en el Cancionero Musical de Palacio, en laTab*la per ordinem alababetic*m, y lo publicaJ. Romeu Figueras (núm. 48J de su edición del Cancionero). Esté cita t Garci Sánchez en nota, a propósito de la inclusión del refrán en su romance, mns no [e considera autor de estas estrofas (de las cres que apÍuecen en el Cancionero de la Colombina), a las que considera como la primitiva versión de la
33 /

Ge. 151r.

poesía.

t12

r13

El Ausengia estemerosa, de el oluido y susentenEia por queamor creee enausengia,
yesperanEa estadudosa,

y de todos los dolores, que ental caso trae elamor,
10

el ausengia es el mayor,
Porquel triste que padeEe
aunque graue Pena slenta, sien presengia sepresenta,
esperansa no falleEe

35

lt

mas el ausente quetiene, de la mudanca temor, sienpre teme lopeor.

OTRO VILLANCICO DE GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ

Secaron me los pesares los ojos y el coragon qae io pueden llorar non
31

/Ge. 1511. En el Ms. 3777 (Cfr. p. 59)
Cercaronme los dolores

este villancico

ofrece un par de variantes, que sin cambiar el sentido llegan a cambia¡ los efectos. Son, para el primer verso. y para el cuarto,

Los pesares me cercaron
Sin embargo, el resto de la composición no sufre modificaciones con respecto a la nuestra más que en la ottografía, a excepción del v. 21, que en dicho manuscrito se lee:

que aun la muerte no la siento
Este poema se eocueotra también en el Cancionero Musical, y en el Cancionero de Evora. En el Cancionero Musical aparece atribuido a Escobar, quien sólo le puso música, y con esta estrofa de añadidura:

Y

pues muestan mis suspiros

lo que en l^grimas no muestro
remediadme pues soy vuestro y rr,aci para serviros: pues que quiero descobriros que stó en tal disposición que no puedo llorar, non.

rt4

115

Los pesares me secaron el coragon ylos oios ya [ | mis lagrimas y enojos ya mi salud acabaro¡ Muerto en vida me dexaron
traspassado de passion
10

Y

mi coraEon de pesar ya no esta p^ra llorcr

destar mortificado

t)

sino para ser llorado
Esta es la causa cuytado esta es la triste ocasion qile r7o Puedo llorar non

qile no puedo llorar non

Sigo para esta estrofa como píua la cantiga del Canci d'Evora que viene a continuación, el texto que Barbieri ofrece su edición del Cancionero Musical de Palacio, en la que nue poerna aparece con el núm. llJ.

Al principio de mi mal
lloraua mi perdimiezto
20

mas agora ya esto tal

Secará- me los pezares los ojos por el coragon ii no puedo llorar, non. El principio de my mal
lhorava m.i perdimiento,
rnas aora estoy tal

qre de muerto no lo siezto

pafa tener sentimie/rto tatrta tengo de razon qae Ao puedo llorar non

de muerto no lo siento. Veam todos mi cromiento

!i

(
A

padece

el

coragon

no podiendo lhorar, non. continuación copio unas b*el¡as del siglo xvu a este

cico, que hemos hallado en eI Arte de Galanteria de
ed.

dt., p. 79:

MOTE.
Sacaronme los pezares

Los ojos, y el coragon Que no puedo llorar no BVUELTAS.

El aliuio de

escuchada

'

No es meoor, por no llorado,
El graue mal, que resisto. Que tiene el llanto no visto Mas del llanto, que el mirado, Buelto en rayos le an tirado

Y

Se niega, sintieodo tanto, Que da bozes por el llanto. Vna alma en fuego abrazad,a,

muda, pero mudada,

Al coragon dó salió Los ojos do no llegó. De desmentidos enojos,
Que verdadero apurar, Pues ay tanto que llorar Dó no ay para llorar ojos: Con tan ardientes despojos, A las lagrimas tomó Todo el passo la passion.

Las llamas que no lloro, Bien las siente el coracon. Nuevos aplausos le ordena, Sin eloquencias de mares,

Que el no liquidar pezares, Ha sido admirar la pena. Califica, y no condena Aquel silencio al dolo¡ Que ni con llorar hablo.
Para otros daros distintos acerca de la d.ifusión de este villancico de Garci Sánchez, consultar la edición de J. Romeu Figueras del Cancionero Musical de Palacio, C. S. I. C., Barcelona, 1961, t. II,

poema núm.

1!!.

rt6

l17

Mi

anima queda aqui señora en vuestra prision

partida del coragon del dolor con qt¿e pafii Mas los oios coo qile os vi y el cuerpo qae tv os vera l0 desseandos morira

36

It
OTRO VILLANCICO SUYO

Los ojos qtre varz conmígo aquel que de vos los parte tazon es que de malarte lo miren como a enemigo Y el coragon sin abrigo del alma que queda aca desseandos morira

Lo qte queda es lo seguro
que lo qae conmigo va desseandos morira

I Ge. l5l I y Ge. 1520. En el Cancione¡o General de 11 ap¿recen tan sólo los v. l-10, pero en sus ediciones de I 1127, lr40 y L)17 se añade La segunda copla, w. 11-17,
36

nosotros aceptrimos como también de Garci Sánchez. El Cancionero del British Museum,-01. cit., añ.ad.e cuatro más, (que no publicamos por no p¿r¡ecernos de él) y que Gal edita en notaEn el Cancionero Musical este poerna ap¿rece en el f. CX at¡ibuido al músico Escobar, de quien, sin embargo, es tan sólol música, como ocurre con elpoemaSecaron me los petares, rllúm. (De Garci Sánchez, que también era músico, de lo que dan monio sus anécdotas, no se conserva ninguna partitura dameote.) En el Cancionero Musical de Palacio, los w. 1l-17 de villancico son sustituidos por los siguientes:

Lo que llevo es ocasióo de la muerte que recibo; lo que queda queda vivo donde queda el corazon. Tened desto compasion que lo que conmigo va
deseandoos morira.

Sánchez (núm. 38). También es prueba de ello la existencia de una melodía anónima diferente a la de Escobar, y la existencia de un sonecillo sobre el mismo tema, que se encuentra en el Libro de oib*ela de Enrique de Valderrábano, mencionado por Barbieri en su nota. Y. bibliografía. Pierre Le Gentil, en La poésie llriqu espagnole et porttgaite á la fin dt molten age, Rennes, 1949,Yol. l, p. 14), considera que el tema del corazó¡ que a la partida queda prisiooero pudiera tener su modelo en Guillaume de Machaut (nacido en Champagne, hacia 1300) y sus discípulos; a esre propósito cita este poema de Garci Sánchez de Badaioz. Sin embargo, el tema aparece ya en las jarchas romances, y por supuesto en las cantigas de amigo gallego-portuguesas. Para mayor número de datos sobre este poema de Garci Sánchez, véase la obra citada de J. Romeu Figueras, en la que el poema aparece en el vol. 2, con el n:úm.216.

cionero del B¡itish Museum, y de un villancico de Alonso de Proaza que nosorros publicamos a continuación de éste de Garci

Hemos copiado la transcripción de Ba¡bieri eo su edición del Cancionero Musical. Con él estamos de acuerdo en que no debe ser esta última copla obra de Garci Sánchez. Como dice Barbieri en nora al poema, ¡úm. 74) de su edición, cste villancico de Garci Sánchez debió ser muy celebrado, a la luz de las añadiduras que hemos mencionado que aparecen en el Can-

118

rt9

De trabajos voi muy arto pues sentir lo que senti en ver que agora me aparto
que segun como me parto
37

GLOSA SOBRE UN VILLANCICO QUE DIZE.

mi anima queda aqui. Libre os lieba mi querer pfeso os dexa el corazorr mi persooa habeis de ver morir o enveiecer

,

LOQUEQUEDAESTASEGURO. QUANDO SEPARTIO DON PEDRO MANUEL DE URREA DE DONDE DOÑA MARIA SU MUGER ESTABA

señora en vuestra pr[i]sion. pues vuestro tan[t]o soisenti con vuestra razon no parto de donde estoi mas es segun como voi partida del corazon. Es milagro como vivo Pues no vere lo que vi

Y

I

Señora en este Partir no liebo corazon duro vuestra honestidad sentir mehace poder decir lo que queda esta seguro.

30

Yasi señora en los dos seguro siempre estara como nos lo manda Dios que lo que queda con vos 10 que lo que con migo va.
Esta es

que quando bien me revivo ciento mehallo cativo i5 del dolor con que Parti. La le[n]gua con que os hable oidos con que os oY

It
¡-z

mi justa aficion tanto tiempo durara que hallo ser gtat razott quel amor del corazon
deseandos morira.

todo muerto lo tendre la boca con que os bese 40 mas los oios con que os vi. Tanto valer Dios os dio que estas dos cosas hara que pene siempre do vo el alegre que os miro 4t y el triste que no [o]s vera.
fin. Boluiendo de mi Paftida

Este manuscriro en el que hemos'hallado I rnrr. rzer n. esra glosa de Pedro Manuel de Urrea al villancico de Garci Sán' chez Lo qle qteda esta regufo, pettenece a una colección (Ms. 3715' aMs. J765) hecha en el sigJo xtx. Se trata de la copia hecha en este siglo de algunos poem¿rs, procedentes de distintas bibliotecas;]

N.

y

cuyos autores son una amplia selección de poetas, principal:l mente del s.iglo xv. Garci Sánchez se halla representado en esta colección poco conocida, descubrimiento que, sin embargo, no ha aportado ningún poema a esta edición.

to

quan gozosa boluera con quanta causa mi vida pues iamas nunca os olvida deseandos morira.

r20

12l

Quellalma qzes cibdadana
delas celestes alturas enestas baxas honduras
sarnengua ser aldeana

Y
38
25

jamas se halla sana eneste mundo de aca que ala fin perescera

Y

Cabo.

VTLLANCTCO CONTRAHECHO POREL QUE DLZ.E LO QUE QUEDA ES LO SEGURO LAS COPLAS

pues claro conoscemos ser finito lo de aqui y perpetuo lo de alli

lo

SON DE¿ BACHILLER ALONSO DE PROAZA
30

que

Lo del cielo es lo seguro lo quel mundo nos da ala fin su fin aura.

Quel plazer qte alli ternemos tanto tiempo durara que iarqas fenecera

segundo procuremos

y lo mas cierto del suelo todo incierto y variable Que por ser dessi mudable lo que mas mas durara l0 ala fin su fin aura
Lo que arriba contemplamos es simple puro mental

Es seguro y perdurable sin mudanga lo del cielo

yaqui gruesso y sensual quanto vemos y tratamos 11 Yo no se por que trocamos aquello por lo de aca que ala fin su fin aura

chez, <a

38/Ge. 1511. Villancico contrahecho por el de Garci
lo divino".

Sán-l

122

r23

RESPONDIO GARCISANCHEZ

que veras el bien que ui sin sentir el mal que siento que ante tal acatamiento no terna en ti poderio sino te daña ser mio.

39

A GARCISANCHEZ QUE HIZIESSEN

DON YÑIGO MANRRIQUE DIXO

ENTRE LOS DOS UNA COPLA A MEDIAS, Y AL CABO DE AUER PORFIADO UN RATO SOBRE QUIEN LA AUIA DE EMPEEAR DIXO EL DON YÑIGO ASSI.

que embidia tengo de ti

Ve do uas mi pensamiento

39 1llf:s.3777 B. N. Segrín la rúbrica del Ms. )777, tos primeros versos se deben al poeta yñigo Manrique, quien a G
Sánchez respondió

co¡no los tres últimos versos de la composición, ya oue en el

con cincó ve.sos.-Est" nodiia'es inédita,

refrán

ésta sólo consra de cuaüo versos, que se hallan balo h-¡úbri <Canción de Garci Sanchez debadaioz". por otr¿ parie, las cuar glosas que nosotros hemos hallado en distintos .'"n.i,orr.ro, nuscritos de la Biblioteca de palacio (y que se publican a coorinuar ^"ción), sólo glosan los primeros .n"rro-.rersoi de l" .r*¡¿"- p"i cuanto a los autores de las glosas, Burguillos es uno de ellos, del otro sólo conocemos las iniciales, y loJotros son anónimos, Éasta donde nosotros hemos podido saber. En el Cancionero Musical de Palacio aparece un villancico cuyo,
es:

617 de la Biblioteca de palacio lversi6n q,r.

ó'Jhii..

pot

Pensamiento ve do vas, pues sabes dónde t'embío, y diras cómo eres mío.

r24

125

Tengo enuidia, Porque veo,
queuas adonde veras, causa pordo perderas, la voluntad y deseo 2t

destar[]conmigolamas
quepues tal lugar te de nobolueras mas ami ni mas ternas esperanga

40

de otra bien auenturanEa
JO

pues veeras el bien que ui

Tu victoria es contemplalla, sin penar por meregella,
GLOSA DE BURGUILLOS
35

vee que

Agradable compañia,

la[ ]ymaginagion, quando viene alcoraEon, lo quela memoria enbia
hage

la gloria dela batalla, libre del peligro della, tu seras alla contento, yo aca sin contentamiento,

I

J goEaras en vella,

sacado dela Ragon, mas ya efes tan esento,

40

questaras d[oJ yo querria, gogando la gloria mia, sin sentir el mal que siento,

que aun en mi contentamiento,

no quiere tener Reposo,
10

pues partes tanpresuroso vee do uas mi pensamiento

Y si Ilevas confianEa
It
que abran detu mal memoria saue seguir la victoria, porque un punto detardanga, te puede priuar degloria, y pues yo no meregi
gogar del bien queperdi goca tu deaquel plager que enpensar el queas deauer,
20

enbidia[]tengodeti

4O

/ Ms. 6t7 B. P.

126.

t27

Yo no la tengo aninguno mas de mi buen pensamiento
contra este solo ynpugno este me es muy inportuno pues terna mayor contento pensamiento pues te vas no espero mas verte en mi que viendo lo que veras yo se que no tofnaras pues veras el bien que vi

4I
30

GLOSA ALA LETRA DE VE DO VAS MI PENSAMIENTOI

Por P. D.

L

Faltamé el entendimiento para poder entender

la gloria de mi tormento que seguo el bien que siento
estoy loco de Placer yes tan alta mi locura en manar de tal contento que la tengo por cordura y Pues estoy de ventura
t0

Osi Mi Dios me higiera ynvisible como ati y donde te enuio yo fuera que tanto bien no quisiera i5 que guogaras tu sin mi Con esto yo no sintiera ynvidia ami pensamiento que si tal poder rubiera en su gloria yo viuiera sin sentir el mal que siento

Ve do vas mi Pensamiento

Ventura Puedo llamar mal que tanto bien hordena no ay quien pueda ymaginar bien que pueda comparar 1t con la gloria de mi pena Por que los mas bien Amados muy ynvidiosos de mi con vedos meior librados me dicen muy lastimados ynvidia tengo de ti
41

/ Ms. 531 B.

P.

El poema aparece t¿mbién en el

B. P.

r28

r2g

42

Ynvidia tengo y dolor de ti pues que do tu vas ante mi diosa de Amor pues su poder y valor 25 es el de Cupido y mas y pues tanto bien no espefo mas vert€ que en llegando q tal que nunca volveras '{ )o pues veras el bien que vr

OTRA GLOSSA

Siendo tan vaja mi Suerte mi Pensamiento tal alto yo voy vuscando mi muerte pues por bien que se concierte

10

de penado nunca falto porque es gran atrevimieoto pensar tal dama servir sin pasar rnortal torrnento mas auo que sepas moflr ve do vas mi pensamiento

que tal gloria no quisiera 35 Que Bozaras tu sin mi Con esto no te tubie¡a ynvidia a mi pensamiento que si tal poder tubiera Dent¡o en tu gloria viviera Sin sentir el mal que siento

O si mi Dios me hiziera ynvisible como A ti A donde tu vas yo fuera

*.tr,rRs)

I5

Aun que te veas apartar en llegando de la vida no temas de declarar que la desseas amar a un que ati seas homicida
que pues es cosa notofta
manarte gran bien de aqui

pues al
20

y muy eterna memoria fin cantan la gloria ynvidia tengo de ti
Se hall¿ también en

42

lMs- 531.

el

Ms. 1577

B.

P.,',

ligeras variantes.

130

1r1

Tengo ynvidia Atu partir y muy mayor Al llegar de gozaÍ por gue lo que ^s puedese muy bien sentir
2t

y muy mal manifestar
partete ya sin tardarte o quien se fuera tras ti

4j
OTRA GLOSSA ALÁ MISMA LETRA

10

pot gozar de tu bien parte dichoso puedes llamarte pues veras el bien que vy
Pues veras el bien que vy

t

l0

Quando mis Ansias Mortales me llevan mas de venzida Con tormentos Desyguales solo un remedio mi vida tiene contra tantos males Y si me pongo apensar en quien causa mi pesar siento Alivio en mi tormento pues pensar quita el pesar ve do vas mi pensamiento

somo[s] en el ver yguales salvo que te libro ati de mis congoias y males J' Amor, que lo quiso Ansi Y quiso tan bien que en mi se halle solo el tormento y I I a ti te hizo conteoto pues pudes ver lo que [vy] 40 sin sentir el mal que siento.

Ve do vas con Atenzion pensando quanto mereze
quien me tiene en tal prision que quando el penar descreze rt crece en mi mayor pasion porques tan dulce fatiga la que siento aca entre mi que aquien la cuento la [ ] que con gran rüzon me diga 20 Envidia tengo de ty
43

l}fs. 531 B. P.

r32

t33

20

Que mis ojos causadores me pafece ami que fueron vieron muchos qte la vieron a quien no mata de amores della me quiero quexar della y no de ventura que se me quiso mostrar en toda su hermosura

44

CANCION DE GARCI SANCHEZ DE BADAXOZ

Aun que mi vida fenece por la causa por quiez muer[o] quieros tanto que yo quiero morir por lo que merece
mas

si agora me hallase ageno de su porfia

quiero ver de quiez ternia la quexa si me aquexase
es amor el matador el que me deguella ni sin el me mata ella que es la señora de amor ventura no tiene culpa porque siento en penar 1t mayor mal que puedo dar
t0 auo ques

No

ni bien que de su desculpa
44

I Ge.

v. 2. En el

152O.

Cancionero General

de

1120

w. 11-6. EIMs. )777

t¡ae los siguientes:

mayor mal que puede dar
por bien que de su desculpa.

134

r35

45

46

DEL MISMO AUNTORDO DE SU AMIGA PORQUE ACCrA STEMPRE NONO

ESPARSA SUYA PORQUE LE TRUXERON VNOS CONFITES EN QUE AUIA PUESTO

LA MANO VNA SENORA

Calla no hables traidor

el pico nunca mas abras
que no seran tus palabras sino como tu color.

Señora la bendicion

si lapalabra que oyste por mi dicha la [ ] aprendiste callala [ ] do [ ] yo estubiere que en el corazón me [ ] ieere pues por ella e [ ] deser I I triste l0 todo el tiempo que biuiere

llego en tal punto y s¿rzon qt¿e me boluio el coraEon [y el alma que ya salia] porque solo en ser tocados dela mano angelical de quien causa mis cuydados fueron luego trastocados l0 en maniar celestial

que e^los confites venia

45 lMs. 6L7 B. P. Hemos preferido el texto del manuscrito de Palacio al, texto del Cancionero del Bridsh seu¡n, que es el siguiente para los w. J-9:
demas sy aquello apreodiste que por mi desdicha oyste no lo digas do estuviere pues por ella he de ser riste todo el tiempo que viviere. Obsérvese que el poeta se dirige a un tordo en el poema, y no una señora co¡no dice la ¡úbrica de esra versión (<Otras suyas vna señora que enseñaba avn tordo dezir no"), que además ti
a

46lGe. lJ2O.

v.

1.

uo verso menos.

Hemos seguido al Ms. 3771 pata este velso. En la edición de 1120 se lee allalma ya que salia

t36

r37

47

48
ESPARSA SUYA PORQUE SU AMIGA

AUIA ESTADO MALA
DE GARCI SANCHEZ DE BADAXOZ AUNA DAMA QUE TRAIA UNA TOCA NEGRA

El graue dolor estraño
Que rrostro an acabad,o que contoda su fortuna pateze entre aqueltocado como pareze la luna I quando sale [del nublado]. queda luz atoda cosa y su rrostro es muy perfecto assi laperla pregiossa haze hermoso lo prieto ro yella queda mas hermossa
qrle vuestfa merced sintio

aunque su cuerpo dolio

r Y fue tarzta su gr^ueza

en mi alma hizo el daño

c rtfr qae sana os torne aver nunca llegara eI plazer ado llego la tisteza

47 lMs. 6t7 B. P.

v. 5.

La repetición de la palabra hna es sin duda defecto del copista en el manuscrito, que

lo siguiente:

quando sale de la luna

Gallagher hace esta misma modificación en libro.

v. 9. Priet¡: r38

Aplícase al color muy obscuro y que no se distingue del negro.

48/Ge.1511.

r39

49

50

CANCION SUYA

CANCION DE GARCI SANCHEZ A VNA SEÑORA QUE LE ENVIO VN NUEGADO DE ALEGRIA

Arguiese vna quistion sobre vuestra fermosura: si podria otra figura ser en tanta perfegion

Vnos dizen que no ay cosa otros algunos porfian que los angeles podrian tomar forma tan hermosa. Mas la comun opinion t0 es que siendo criatura no podria otra figura ser en tanta perfegion

Mirada la gentileza de la dama que te enbia te puedes llamar alegria mas que por naturaleza:

I

puede dar al coragon alegria tu vyrtud y quien te enbia salud

l0

all alma consolagion: que de ver su gentileza
aquel venturoso dia quede con tanta alegria

que nunca terne risteza

49lc
t40

B. M.

50/

c

B. M.

r4t

p'ues qile biuo sin la vida potqile muero sin la muerte assi que si[ ]no muriese l0 es que no quiere el amor la muerte del amador mas que biua y desespere

5r

OTRA DE GARCI SANCHEZ

Si por c¿rso yo biuiere partiendo con tal dolor
claramente muestra amor

qile para mas mal me quiere

)

Quiereme potqile mi suerte

entre todas fue escogida

)L I Ge. 152O. Los dos primeros versos de esta canción los pone Garci Sánchez en boca del Conde de Haro en el damo¡ \v. el poema núm. l14, vv. 384-)). Ahora bien, en eionario Bibliográfico de Pliegot S*eltos poétieos de A. guez-Moñino, apar€ce catalogado con el núm. 178 un pliego de folios en 4.o, en el que entre otras cornposiciones de Juan Encina se encuentra una cuyos primeros versos son:
Si por caso no moriere partiendo con tal dolor

No da el autor del Diccionario la signatura de este impreso, él se encuentra en la Bibüoteca Nacional de Madrid. que oo nos ha sido posible su localización, la duda acerca de
según éste es el mismo poema que aquí publicamos procedente del cionero General de 1J20, donde es atribuido a Garci Sán queda sin resolver. En caso afirmativo, cabría plantearse a cual los dos poetas (si a Garci Sánchez o si a Juan del Encina) ser ¿tribuido el poema. w. 5-6. El texto del Ms. 1777 para estos dos ve¡sos el sigüente:

Quiereme porque es mi suerte entre tod¿s conoscida

r42

r43

52

53

OTRAS SUYAS

OTRA DE GARCI SANCHEZ

No pido triste amador la muerte por descansar ni por no sufrir dolor pues la mas gloria de amor es biuir para penar Ni porque mi fe no alcozEa porque nascistes sin par menos por dissimular PUeS nr¡r, ca tuue esPeranEa
Fin
l0 La causa porque me ofrezco

De mi dicha no se espera
que alcance cosa qr¿e quiera

E pues ya esta conocida

mi esperanga ser perdida 1 quiero dessear la vida pof tener crcfto qt'e mue¡a mas mi anima recela que segun mi dicha vela no le entiendan la cautela Lo , y qile lo que quiero quiera

lt

ala muerte sin temor no es por males que padezco mas porque no la merezco porque sienta mas dolor Mas si so tan conocido mi enemigo encarecido por selle mas verdadero

ya

porqtre quiero
52

lo que puedo no quiero lo que pido

I Ge. 152O. En el Ms. J777

se añade el siguiente verso

primera estrofa: de ver mi mal acauar

Garci Sánchez compuso el resto, que comienza: Pae¡
rida.

en 1128. En el Ms. )777 los primeros dos versos de esta composición esáo destacados como si se trat¿rra de u¡aletra o zofe sobre el que
es cosa conos-

53 I Ge. 1520. Este precioso villancico rae en el Cancione¡o Musical de Palacio (f. CXXV) la música de Peñalosa, quien nació en del rey Fe infante do Sevilla,

144

t45

54

55

GARCISANCHEZ PR-EGUNTANDOLE SU AMIGA QUE COMO AUIA BASTADO EIIA A TORNALLE LOCO

GLOSA DESTE PIE QUIEN POR VOS EL SESO PIERDE

Quien por uos el seso pierde ese solo esta en ragon que los otros locos son

Muchas cosas hallo yo

r0

que los antiguos gaÍarorr rnuchas provincias domaron y entrellas, Rorna lauro y a rornanos laurearon mas entfe los que an ganaAo de lauro corona verde nadie asido tan honrrado qual de vez€s laureado Quien por vos [el seso pierdel

t4 I P. Estos tres versos, de los que h¿blamos en el apíu€cen en el Cancionero de Pedro del Pozo entre poernag Boscán y Garcilaso.

55 /

Ms. 531 B. P.

t46

t47

20

para haseros su señora ese solo esta en rason

56

GLOSA DE QUIEN POR VOS EL SESO PIERDE

P. f. M. del Estlla

Con soueruia los esentos no escapan de gran locura que ama¡ yo, y sufrir tormentos nage de suma cordura 2t no deuanos Pensamientos' por que es suma perfection contemplar Yilerrra hermosura y pues esta es mi Passion yo solo tengo cordura 10 que los otros locos son

Aun que Amaros demasiado progediere de ser loco
seria bien empleado

r0

quanto mas si el seso es poco por sef vaestfo enamorado y aun que tenga el seso verde el alma esta seca y llora y os suplica se os acuerde quanto en cordura mejora quien por vos el seso pierde Llamarme loco, Perdido

yo por tal quiero tenerme

It

pues me es meior parrido por vos señora perderme que recobrar mi sentido Aun que es muy falsa opinión llamar loco al que os adora que el que tubo discrecion

56l Ms. 53f B. P. Respetamos las siglas de autor que ap cen eocabezando éste y oüos poemas del Ms. 131 de Palacio. hemos enconüado, sin embargo, ningún dato que nos aventuríü los nombres de los autores.

r48

r49

20

57

tan Propinqua A la infinita Quanto lexos de natura 2) ese solamente pudo llegar Ala perfection de bien Amar, no lo dudo
ese es Amador sesudo

Ese solo se exergita en viva ragon y Pura pues una veldad medita

Que los otros locos son
OTRA GLOSA

At

MISMO PIE

D. f. J. l.
Es

el

seso urra poteocia

y

en el hombre corporal
asi menos excelencia

tiene, que la ynteligencia que es virtud spiritual Lo qual es fuerte Argumento que en respeto del que a preso por vos el entendimiento no tiene Merecimiento l0 Quien por vos el seso pierde

tt no es caso de mas valer

Quien os hace sacrifigio 'de su Alma y de su ser de Amaros da Algun yndigio Que perder solo el Juicio
Mas quien todo esta elevado en Yaes t ra contemplagion ese solo esta acordado ese solo esta en razon

57

lMg

531 B. P.

150

1t1

58

59

GLOSA A UNA CANCION DE GARCISANCHEZ DE BADAJOZ/ QUE DIZE: SALGAN LAS PALABRAS MIAS

GLOSA

Los sentidos tengo muertos
Canción
Salgan las palabras mias saogrientas del coragon entonadas de aquel son que cantaua Hieremias

1 enel monte de Sion

y acabas mi alegrias a dezir cosas estrañas por medio delas entrañas
l0 salgan las palabras mias
Salgan como de defuncto

de planir y sospirar la vida siento abreuiar mis males hazen concierto pata auer me de ac bal y por ver como me dañas

y cantarao mi dolor y el dolor lleue el tenor y el angustia el contrapunto It las contras el disfauor y con bozes doloridas
canten luego una cancion con letras entristecidas agotal agora salidas
20

sangrientas del coragon

58 /

R. 2254 B. N.

Y. l¿ xota 42 del

pnólogo.

59lR. 22t4 B. N.

t52

r5)

Y por

zi

que den asentir miduelo tambien lleue el desconsuelo el alto de mis dolores la boz ponga enel cielo mi muerte lleue el compas
compassando

qtue aya mas cantores

mi passion y pues no afloxara jamas tambien quiero vayan mas 3o entonadas de aquel son
Que le suelen enronar alos tristes sin vencura que estan enla sepultura como yo por bien amar I5 arulindahermosura y pues que como quesiste as fenescido mis dias canten me pues me perdiste aquella cancion mas triste 4o que cantaua Hieremias

60

OTRA GLOSA ALA MISMA CANCION

1

y publiquense mis males mis males porque son tales qual nunca los que son bivos 45 vieron otros sus iguales y pues son los mas crescidos por que vean mi perdicion nadie tape los oydos que quiero sean sabidos 5o enel monre de Sion

Cantes mis llantos esquiuos

Pues de muerto y cozsumido yala muerte no me quiere con boz destrano sonido cante sel nueuo gemido quel vieio daño requiere publiquen se mis Passiones

ro

galardon de mis Porfias descubran se mis prisiones y a quebrar los coraEones
salgan las palabras mias

Salgan con diez mil ceatellas del fuego de mis entrañas tan estrañas quen sabellas mueua a comPassion dellas 11 hasta fieras alimañas cuentese el mal que sufrido sepan quien fue Ia ocasion digan al fin que tenido las lagrimas que vertido 20 sangrientas del corason

60 /

R. 1388 B. N.

I'4

ltt

Sigaz los que amat do vrenez mis llantos entristecidos vengan si remedio quieren los que mas pena sintieren 2t descansen con mis gemidos conozcan que mis cadenas tan dulces y amargas son que hazen ser segun las penas las bozes tristes agenas t0 assooádas daquel son

6I
CANCION DEL COMEA¡DADOR ESCRIUA

)t

Son mis penas fe y amor tan grandes quan sin ygual es de quien soy seruidor que no puede ser mayor la causa y el dulce mal y traygan mis passiones
^unqt¿e mi descanso y alegria

Ven muerte

sospirando galardones son mas tristes mis leciones
40

we to te

ta¡¿ escondida

que las que dixo geremias Mas por mucho qae maqt¿exen no podran tanto mis males

sienta comigo porqz,el gozo de contigo no me torne adar la vida

1 Ven como rayo qte hiere

au¡

qr¿e

del todo se me alexen

que de ser a serme dixen 4t muy mas fiel que los leales porque mi fe y su valia son tan sin comparacion que parece que a porfia van subiendo el alma mia 4t enel monte de sion fin.

to

qre basta qae ha herido no se siezte su ruydo por mejor hirir do quiere Assi sea ru venida si no desde aqui me obligo

qtel

gozo

qle

avre contigo

me dara de nueuo vida

6llGe. l5ll. El Conde de Salinas hace una glosa a este poema que nosotros crt¿unos en el prólogo, cuyo primer verso es Bier le p*edes disc*lpar, y que Gallardo publica en suEn¡ay..., t. l,
col.11l.

rt6

rt7

20

podrian dar occasion de volverme con la vida las causas de mi Passion 2t Porque me biene a deEir

Mira bien que tu venida y mi Gloria, en tal sagon

62

muchas veEes mi mernoria no queriendo consentir si el vivir no te da gloria Por qué el Plager del morir

GI.OSA ANONIMA

l0 La rnernoria descontenta Por aquella que en si tiene con quien se guoga y sostiene

Tiene tanta calidad el mal que me dio mi suerre que en aquel guogo de verte y contemplar tu veldad se fne a escondido la muerte Ya se hecho de alli una vida de que yo soy enemigo mas como el Í¡a:¿r olvida ven muerte tan escondida
lo Para mi qtle te desseo

le alcanga de cuenta El mal que de alli no biene 5t Pues Muerte aquien ofrescida
Jamas

tengo esta vida cansada Ven a ¡ni tan escondida Quel placer de tu llegada no me torne adar la vida

contino ascondida estas a quien qo te llama vas yo te llamo, y no te veo ni te puedo ver jamas I' Mas simi uigte viuir taoto como ami te cansa y le quieres consumir ven tan escondida y mansa que no te sienta venir

62 lMs. 531 B. P.

158

I'9

63

64

CANCION

VILLANCICO DE QUIROS

Justa cosa fue quereros

gran peligro desearos Pero mayor enamaros si tengo dejar de veros

Ay que ya morir no puedo que perdi la vida despues que os vi.
E mi mal muy sin medida no podria iamas matarme que veros y vos mrfarme man robado de la vida Ay que muerte conoscida
que perdi
10

Dura cosaes desear quando el fin seadep[er]der peto que puede hazer quien por fuerga os adeamar qae si fuejusto quereros l0 gran peligro desearos pefo mayor es amaros sitengo dexar de veros

la vida despues que os vi
La muerte ma despedido

llorar un bien yap[er]dido l5 quiero tanto el auer sido qae consiento el dolor
mirad, qze cuesta qt¿e Yeros sies peligro desearos pero mayor esfimaros 20 sitengo dejar de ueros

Y

aunqae dizenqae es mayor

por que la vida no hallo remedio no oso pensallo que va mal sobre vencido rt Ay que fue bien merescido
que perdi

la vida despues que os vi
Esta es passion mas cierta

que dura a qualquier penado

fte

63 / Ms. f 580 B. P. El primer ve¡so de esta cancióo,J*sta qaereros, es también el primer verso de una canción de ( Sánchez de Badaioz, que está al final de su tomance Dupedido consaelo. V. el núm. 92 de nuéstro Cancionero, w. 10-61, y

64 /

R. 3662 B. N.
161

160

que hezistes mi cuydado biuo y a mi cosa muerta Ay qae es ya la muerte iocierta que perdi la vida despues que os vi

65

OTRO DEL MESMO

Nasci libre

y soy catiuo mi libertad lo consiente porque sabe lo que siente

Siente que mi perdicion es muy dulce al pensamiento aun que mal al sentimiento .le cause mayor passion y tambien mi coraEon con aficion Io consiente 10 porque sabe lo que siente

5

Yo tambien qr¿ preso

sea

pues vos maueys catiuado

It

consiento y que libertado nunca ya de vos me vea y por que esto se crea

mi libertad lo consiente porque sabe lo que siente
Mas mi senddo se quexa que se Pierde Por seruiros

6t / R. 3662 B. N.

r62

t6t

20

porque sabe lo que siente.

y mi libertad consienre

y en vos no quefef sentlros la vida sola me dexa Vuestra redempcion se alexa

66

OTRO VILLANCICO. LAS COPLAS SON DE NICOLAS NUNES

Beuir yo sin ver a vos no quiero ni quiera dios

Y

puesto que yo pudiesse quitarme de tal fauor
amor
quisiesse

5 no me dexaria
hazer

lo que yo

pues que otra dama siruiesse si no a vos no quiero ni quiera dios

to Porque vuestra

t:

perficion tiene tal viertud en esto que nos Paga en ver su gesto quando niega el gualardon y aun que pueda el coraEon beuir sin vos no quiero ni quiera dios Assi que lo que valeys no es razon tenello absente porquel mal que vos hazeys

6ó /

R. 3662 B. N.

LU

t6,

20

da herida y oo se siente pues beuir sin ser preseote yo de vos no quiero ni quiera dios

67

ESTE

CON EL QUE SE SIGUE SON NUEBOS
POR EL SIERUO DE JUNO.

De las tierras donde vengo vi mas biem qae puede ser alla me quiero bolber
67 I lúls. It77 B. P. No s¿bemos quién pueda ser el Siervo de Juno, autor de este poema, cuyas coplas se hallan en el mencionado cancionero manuscrito, en un intermedio que se hace en la copia de os-quiere. J. itome (poema 204 de l¡ edición de ancico anónimo con una sola siguiente: Plazet,
Sánchez No.se.qa.iere

qtien

no

copla y cuyo estribillo es el

De las sier¡as donde vengo

vi tal hato y tal

allá me quiero bolber.

El poema 2J2 de l¡ misma edición del C¿ncionero Musical trae ligerísimas variantes y dos coplas más. Según noticias deJ. Romeu Figueras en nota al poema 204, el embaiador portugués Lopo Furtado hizo la siguiente adaptación del anterior estribillo (en el Cancionero de Garcí¿ de Resende, 1il6):

De las tierras donde vine

vy más bien que pude

ser; alhah me quyero bolver.

Luego fue Sá de Miranda quien recogió eI estribillo de Lopo Furtado y lo glosó en una copla propia (Sá Miranda, Obras' 1595 v Obras, 1614).

r66

r67

y no allo do me ver l0 alla [me quiero bolber]

Desde que de alla parti e gastado la venida en saber ala partida que fue señora de mi busco aca si me perdi
40

como asombra d,e plazer a [lla me quiero bolber]
Si os dexe mi corazon el solo goza con sigo

rt

He procurado manera como mostrar por de fuera que holgaba en ser venido mas en veras lo fingido poco biem puede hazer alla [me quiero bolberl Alla donde dexe ¡unto cuerpo y alma que no veo por aca sino el trasunto sustentado con deseo

simelo traxe conmigo grande fue superdigion gue hare por refaction donde ire por nuebo ser alla [me quiero bolber] Diense que con ir alla no podria mas que puedo

41

pero al menos pierdo un miedo que me m ta pora ca que alla quiza que sera t0 lo que aca no puede ser alla me quiero bolber

y

para mas mal poseo este sef quasl no sef

alla [me quiero bolber]
25

Sabe dios quaoto me questa la tardanza de la ida

30

pues nibo solo por esta con solo nombre de vida sabe biem qae ala- paftida lo dexe conel plazer alla [me quiero bolbe¡l Tengo para descansar solo un remedio qz¿ siendo hallaros en pensamiento cada vez que os I bo a buscar alli des canso en pensar

)t

Son, pues, inéditas las coplas del villancico que rrae el Ms. ll de la Biblioteca de Palacio, y de enorme interés para el estudio

la pieza.

168

t69

68

69

CANCION DEL CONDE DE FERIA

OTRA CANCION

Si dar mal por mal es mal no sera dubda ser c¿ugo recebir fino metal y dar lo falso en descargo la tempranga y medio huye pues jamas es perdonado
Daqaeste solo pecado

I

Justa fue rni Perdicion de mis males soY contelto no sespera galardon . pues vuestro merescrmtezto

iatisfizo mi Passioo
Es

t0

lo qte no se restituve Si el seruir sabes qúes tal qile nanca lo embarga embargo

qu qu
es

encido

la vida

lo

Pues

y no

hazed la ley ser ygual deys por dulce arnargo

lo consiezte razon consiezto mi Perdimieato pues vuestro merescimiezto
satisfizo mi Passion

68/Ge.

l5ll.

t70

t7l

Si el dolor lo mereciera
pues que ya biuo en dolor tan contento padeciera que tuuiera por fauor 2t el morir quando muriera. Mas la fe, y el aficion

70

30

el morir, y el padecer no viene a comparacion Y pues que no ay merecer ya no espero galardon.

GLOSSA PRIMERA DE GREGORIO SYLUESTRE

Si amor supiera el metal eo que labro mi cuydado no hiziera labor tal que quedara del traslado I vencido el original. Yo siento la perfecion y no alcango el fundamento, se quenace de aficion, y que por tal pensamiento l0 justa fue mi perdicion.

es tan liuiano que aun a valerse no alcanEa y todo mi ser es vano quitado de la esperanga 3t destar puesto en vuestra mano. Y pues no vale el tormento de mi alma, que en vos mora, ni las penas que consiento
40

Mi seruicio

ea valgame señora pues, vuestro merecimiento.

Contemplando vuestro gesto no me queda que esperar sino es este presupuesto qae tlgun bien me ha de alcanEar 45 de tener tan buen opuesto.

Mi perdicion fue tan buena
que es muy bien que la consient[a] porque el mismo mal ordena que la pena no se sienta que cuando afloxa el compas
mengua mi contentamiento, y quando mas crece, mas de mis males soy contento.
I Gregotio Syluestre, "Ob¡as' (Lisboa,

rt para que ture la pena. Y es tan dulce mi tormento

to

Viendo tanta perfecion se consumio la esperanga, y aquella propia ocasion que matd mi confianga satisfizo ) mi passion.

Y
@

aunque muera en el tormezto desta guerra el alma mia

tr.

Gregorio Silvesre t(rca, en esta estrofa y en la
siguiente, un terna en que podríamos decir, consiste la obra del Conde de Vill¿mediaoa, quien en una ocasión, como hemos visto, empleó por chez. (V. nota 1).

divisa de su sornbrero un mote de Garci Sán-

7O

159O).

t72

L73

tt

es muy grande vencirniento mostrar que tuuo osadia

60

de tal alto pensamiento. es quedar presa, y rendida nueuo triunfo, y nueua gloria desya guerra no entendida donde daros la vitoria es vitoria conocida.

Y

70

que va mientras mas, rendido y vitorioso quien de vos queda vencido.
mas ufano,

AunQue soys en acabarme no soys vos quien me matays,

ni me dexays en dexarme
que mayor muerte me days
7t

65

En esta Euetla amorosa, no esta en que huya ni aguatde, ser la mano vitoriosa, que el osado es el couarde, y couarde es el que osa. Y assi es visto y entendido en combate tan honroso
Y
así como

80

por que no quereys matarme. Que á ser de vos coosentida mi muerte cruda penosa que gloria mas ascondida que suefte mas venturosa que perder por vos la vida?

del alma es muy grande vencimiento mosr¿rr que tuvo osadia

de tan alto pensamiento, el Conde de Villamédiana, dice, en versos tanto parecen lema de su obra como de su

de¡¡ia el sol las atrevidas

alas,

que no podrá quitar al pensamiento
la g)oria con caer, de haber subido.

De otra parte no me pesa que si por mi se abaxara tal mano a rao chica presa yo mismo me avefgonsara 8t de veros en tal empresa. Y ese ser tan comedido Porque ya despues de veros no se espera mal partido, y aunque se pierda en queferos 90 es ganado el que es perdido.
Viendo tan bravo tormento la voluntad no quisiera prestarle consendmiento si la razon no dixera yo lo hice, y lo consiento. Luego dixo el corason los males que me atormentan, la fe, y el aficion todos iuntos lo consientan pues lo consiente tazo'¡..

(V. Villamediana,Obras, edición deJ. M.
en Clásicos Casralia, Madrid, 1969, soneto Sin embargo, osadía, voluntad, cobardía y diencia parecen sufrir una ioversión en la del Conde, con respecto a los cánones más dicionales de la iaballería galante. Y si a del xvl pudo decir Silvestre que él osado es el covarde, y covarde es el que osa.
a

95

ve¡á a decir:

principios del xvrr Don Juan de Tassis

se

Es de la fe lisonia la osadía, <o> Vuelve, pues, de sus ¿nsias no venciolo, el afecto de un lícito deseo que sufre osado, si cobarde espera.
(Op-

100
,

Y visto todos el daño, y entendido el interesse
hazen vn concierto estraño,
175

cit. sooeto

174

porque ninguno,pudiesse
10J llamarse después

Fue que de vn consentimiento sin contradicion alguna
debaxo de juramento
110 consiento

i

engaño.

dixeron todóS- vna, mi perdimiento.

Si vuestra merced quisiesse bien podria dispensarlo que en mi fe se mereciesse el bien si quiera esperado, tlt aunque nunca me viniesse. Mas dizeme la aficion que yo no lo se entender que no ay mayor perfecion que morir, y padecer 120 sin esperar galardon.

7I
OTRA GLOSSA DE SYLUESTRE

ALA MISMA CANCION

Que quien esse modo alcanga desmerece en la vitoria que tiene en la confianEa, porque no falte la gloria l2t mienüas biue la esperanga. Y es de loco atreuimiento, y de vana presumpcion, y de poco entendimiento quien pide mas galardon l3o que vuestro merecimiento.
Porque este es vn premio tal que con el me torno loco, y teniendome por tal me lo gozo poco a poco

Quazdo os vide, y me vi preso vi, que por vos a mi mal ningun bien le viene a peso,

y vime perdido, y tal que de plazer perdi el Y vide por la razon de verme perdido assi escrito en mi coragon,
t0 justa

seso.

iustamente me perdi, fue mi perdicion.

t1t porque no se acabe el mal. Tal alto y precioso don de ventura es conoceros que en mi iusta perdicion el menor punto de veros r40 satisfizo rni passion.

finezas de amor prueuo, como el Cisne muero, y canto, como el Fenix me renueuo, lloro, y sin dexar el llanto rt vueluo a comengar de nueuo. Y es tan dulce mi tormento que nadie jamas se vio con tanto contentamiento de sus bienes, como yo 20 de mis males soy contento.

Mil

7l / Gregorio Syluestre, .Obras, (Lisboa,

l59O).

t76

177

Si en todo lo que he penado el bien de mi mal se cuenta, yo rne doy por alcangado en el todo de la cuenta 2t porqae aun el mal oo he pagado. Assi que de mi passion, de mi tormento cruel del mal de mi perdicion por lo que me sobra del 30 ya no espero galardon. Siempre quedo mas deudor porque ni en el padescer merezco, ni en el dolor satisfago, ni en querer 3t pago, sino al mismo amor. Pues si el gran rnilagro cuento de hallarme en muerte biuo auo no os pago vna por ciento pues el fauor que recibo? 40 pues vuestro me¡ecimiento?

72

GLOSA DE CAMOENS A LA MISMA CANCION

Despues que Amor me forzo todo de amor cual me veo en las leyes que rne dio el mirar me consintio

y defendiome el deseo. Mas el alma como iniusta

Vueitro valor soberano me valga en vn mal tan fuerte que aunqre muero alegre vfano, al fin muero, y es la muerte 45 cruel dolor inhumano.
pido razon y derecho que para satisfacion el daño que me aueys hecho 5o satisfizo á mi passion.

en viendo tal perfección dio al deseo oca$ion: y pues quebre ley tan justa t0 justa fue mi perdicion.
Mostrandoseme el Amor mas benigno que cruel

No demando

galardon

sobre tirano, traidor de celos de mi dolor quiso tomar parte en el.

72 I Ia canción que glosa Camoens la atribuye él mismo a Boscán. (V. nota aJuta fae mi peqdiciín, núm. 69.) Nuestro texto es el mi¡mo que edita J. Filgueíra Valverde eo su lib¡o Camwu, Ed. N¿c., Madrid, 197 5, pp. i234, tzn sólo que oosotros hemos preferido aligerar la puntuación y la acenruación por criterios de unificación del presente libro.

r.78

179

Yo que tan dulce rorfnento no quiero dallo aunque peco resisto y no lo consiénto-, mas si me lo toma trueco 20 de mis males soy contento.
Señora ved lo que ordena este Amor tan falso nuestro: pot pagac a costa ajena manda que de un mirar vuestro

2t

Mas vos para que veaii tan engañosa intencion

\?Ca el premio de mi pena.

73

l0

aunque muerto me sintais no mireis que si mirais ya no espero galardon.

DE GARCISANCHEZ LOANDO A SU AMIGA

Pues ¿que premio, me direis, esperas que sera bueno? Sabe[dJ si no lo sabeis que es lo mas de lo que peno 11 lo menos q.te mereceir. ¿Quien hace al mal tan ufano y tan libre al sendmiento? ¿El deseo? No, que es vano. ¿El amor? No, que es rirano. 4o ¿Pues? Vuestro merecimiento.

auia de ser por lengua

La hermosura acabad,a qae dios os dio ran sin mengua si pudiesse ser loada

IO

para solo esto criada mas quiez sin aquesta esta sin errar como dira quan hermosa os hizo dios pues sino se hablan en vos muy mayor yetro sera.

No pudiendo amor robarme
de mis ran caros despojos aunque tue por mas honrarme vos sola para matarme le prestasteis vuestros ojos. Mataronme ambos a dos, mas a vos con más razo¡
I5

45

t0 satisfizo mi pasion.

debe el la sarisfaccion, que a mi por el y por vos

20

E pues ningvz seso humano desto se puede escusa¡ pa¡a no torn¿rrse vano vuestros primores sin par ha de apuntar muy liuiano E tambien ha de pensar aun que piense no acabat de sobiros quanto pueda we vvestra merced se queda con sus gracias sin loar.

73 I Ge. lJ2O.

180

18r

25

Quedese pr¡es no es dispuesto p^r^ err platica poner al primor de vuestro gesto y tambien vuesro s¿ber que bastaua para esto pues la gracia que teneys y lo mucho que valeys

10

que cumple hablar enello pues qr¿e quiso dios hazello tal qual vos lo meresceys.

74

OTRAS SUYAS

y de amor me vi

Despues qae mi vista os vido
cercado

en sola fe sostenido
desperanga descuydado.

de jamas ser socorrido y por mi menguada suerte el cornbate fue tan fuerte en contra de mi salud que ioflaquecio la virtud
10

y

entregaronse ala muerte las fuerEas de juuentud
Cabo.

tl

E assi esta en vaestto seruicio todo lo biuo y lo muerto lo muerto murio en su oficio quell [ ] alma ques lo despierto biue en mas triste exercicio

74 I Ge. lJ2O. L¡s dos v¿riantes que anot¿¡mos son las que nos brinda el Cancionero deJuan Fernández de Ixar, donde este poema aparece como anónimo. Nosotros hemos utilizado Ia edición c¡ítica de J. M. Aziceta, en la cual el poema tiene el núm. XCVII.

r82

183

mas

20

de sufrir sola ell [ ] afrenta de tormento tan vfano porqnalcuerpo ques humano mal empleado es qae sienta herida de vuestra mano 75

mi

ani.ma es

contetta

i

OTRAS SUYAS A SU AMIGA

Quaado yo vi vuestro gesto con su estraña hermosura

t

el mi spiritu fue puesto enesta prision escura donde esta de manifiesto E despues qrs puso embargo amor en mi pensamiento con la passion del tormento
confesse que era sin cargo

to fue sentezciado y contetto.
Fue iuzgado sin razon fue condenado en ausencia recebi muerte y Passion fue muy breue la sentencia I5 y larga Ia essecucion No se triste como muero enla carcel sin Pregon contra justicia y rü¿orr siendo el alma el Prisionero 2o y estando el cuerPo en Prisión
75

I Ge. r52O.

v. 10. El Ms. )771
este vefso:

ofrece la siguiente variante para

v. I7. y ella dice que

es contenta.

fue condeoado e contento

r84

18t

76

no se de que causa peno siendo vos la causadora no[ e]s inas pena ser ageno 25 de vuestra merced señora Bien se desdichado yo qt¿e por veros me he perdido mas aquel que nunca os vio en respecto del que os vido l0 no deuiera ser nacido

Por [ ] que me congoxo

agora

OTRAS SLTYAS PORQUE UN CAUATTFRO LE PREGUNTO EN QUE PASSAUA TIE¡4PO ESTANDO AUSENTE DE SU AMIGA
35

Mi dolor cruel estraño por vos siendo no es tan fuerte
pero no es pena de daño Sello es para mi dolerme muerte qLe por veros muera mejor es ser y perderme que yos vi de tal manera que [si] nos viera no fuera

qr¿e aun qile io es menos tamaño podra ser pena de muerte

Pues señor me preguntays

t

que passa tiempo he tenido yo quiero que lo sepays porque esteys apercebido paru qt¿e e¡ tal no os veays Passo tiempo en ser penado
porqr¿e

me hallo apartado

de mirar su hermosura

to de quartas

delas rnas linda figura dios ha criado

Ved mi passatiernpo aqui quanto esta sin alegria porque yo la causa di o que desdicha la mia lt no morir quando pdrti Toda esta noche tenia su gesto enla fantasia como delante los ojos y en mi mortales enojos
20

v. 4O. El <si" que omite

tales palabras dezia

76/ Ge. 186

152O.

la edición utilizada del C¿ncionero General, se lee en el Ms. 1777. Nuestro texto correspoode, sin embargo, a una variante anorada en el Ms. i777; el texto del manuscrito es el siguiente: que si no os viera no viera

187

20

Quiero mas qt¿e mis dolores de quien soys causa sepays señora que vos los days siendo por vuestros amores days me tan cruel tormento
sin aueros enojado quel mayor dolor que siento es verme desesperado.

25

77

OTRAS SUYAS A SU AMIGA

Sin voluntad me destruys sin ella me remediays porquiea soys remedio days

J

aquien por quien soys heris

Mas pena me days assi qte ad,rede podriades darme que mi desseo es hallarme do mirassedes en mi si quiera pa¡a matarme
mireys

l0 Yo no pido que

a mr para verme sano pues q/e no esta en vuestra mano matar que no remedieys mas quiero ser biuo o muerto 11 lo que desto mas quereys señora y que lo mandeys potqt¿e yo tenga por cierto que por vuestro me teneys
Cabo.
I Ge. lr20. 189

77

188

ser de tan excellente ser que he por bueno su nacer y aun el mio por seruilla
20

78
25

OTRAS SUYAS PORQUE SU AMIGA LE PIDIO COPLAS EN QUE LEYESSE

Dezilde que os he eocubierto lo mas de mi pensamiento mas lo que sabeys de cie¡ro delo que seotis que siento dezid pues qze quedo mu E lleuad tambiez memoria de dezi¡ qual me dexays porque supe donde vays d¿ embidia d,e vtestra gloria:
Fin.

Yd mis coplas verturosas

"1

a ver la gran hermosura d,elante quiea las hermosas parecen la noche escura y todas las ouas cosas que en str belleza cruel he hallado estremos dos vno de alabar a dios

Si dixere a quien dessea o por quiez es su tristura JO dezilda para que os crea que segun su hermosura que pensays que ella'sea E si por vuestro atreuer quiere ponerme en estrecho 1t dezilde que ya esta hecho quanto me puede hazer

otro de quexarme del
1o Por el bien que sieato en vella deuo yo a dios alabanEa del tengo rambier¿ querella porque de mi mal andanga

lJ

fue causador en hazella Pero fue tal marauilla v. ló.
Respetamos las nueve sílabas de esre verso, que se mantienen en posteriores ediciones del Cancionero General. La modificacién que de este verso hace Gallagher al convertirlo en

coplas, a lo largo de todo el poema. Esta capacidad también Suárez, Tapia y Costana (V los poemas núms. 85, 86, respectivamente).

78

| Ge. lJ2O. El poeta

se

dirige a sus propias palabras, a
estrofa.

se¡ tan excellente ser
creemos que cambia por omo el sentido de la

190

19T

79

80

OTRÁS SUYAS

OTRAS SUYAS A NUESTRA SEÑORA

Que despues porque se esmera sobre todos esmerada sy no creyeredes myralda y rruby en graEia qualquiera veny'todos y adoralda Gracias con ella nacieron propiedades de virtudes que por mal del onbre fueron pues destruye las saludes l0 de todos quantos la vieroo fin Dios de graEia la crio por vn modo angelical tal que quien la viere tal podra dubdar que naEio I5 pero no que es ynmortal Parece que asi se vino pafa aca nunca aver fin desde el gielo cristalino con alas de serafin bolando por el camyno
79 I C B. M. Gallagher edita como .fragmentoo estos que Rennert creyó forrnaban parte del Suño de Garci núm. 82 de nuestro Cancionero, en su publicación del Add. l04ll del British Museum. (V. biblioerafía.)

Quanto mas rrazon tenemos Madre de te alabar

tu

grandeza singular menos loarte podemos

Quanto tu meregimyento es mayor y tu mas buena te hizo Dios mas ajena de nuestro conogimiento

Por do avnque nunca acabemos l0 es poco nuestro loar

no solo para acabar
mas para que comensemos

80/c B. M.
193

192

yn hac lacrimarum valle o clemens virgo Maria, pidote que en la fe esten mis pensamientos concordes 15 en la ora de la muerte y que señora tanbien los tuyos misericordes oculos ad nos converte. 82

OTRA OBRA SUYA RECONTANDO

A SU AMrcA VN SUEñO QUE SOñO

Yo los dias no los biuo velo las noches catiuo y si alguna noche duermo sueñome muefto eo vn yermo l0 enla forma qae aqui escriuo
l5lf.

La mucha tristeza mia qae causo vuestro desseo ni de noche ni de dia quazdo estoy donde nos veo no oluida mi compañia

82 / Ge.

J. Manuel Blecua "bastarit ptra califrcarlo como uoo de los más delicados poetas de su tiempo' (en la Historia G¿neral de !¿s Literatt¿rui Hisp¿nical, p. 148). Sus versos, en palabras de Menéodez

Este es el poema de Garci Sáochez que según

Ant, de Poeta¡ Lirico¡ C¿¡tell¿nos, t.
nuesüo.

Pelayo, "compiten con la Qterelk de Amor del Marqués de Santillana, y con lo más excelente que de este généro puede hallárse, así en nuesros cancioneros como eo los gallegos...". *Una atmósfera de poética vaguedad y misterio lí¡ico envuelve esta composición en que Garci Sánchez, cual otro estudiante L! sardo, preseocia en vida su propio entierro, y oye a los páiaros cant¿u sus exequias, y referirle su muerte.> (Menéndez Pelayo,

El texto del Ms. i777 no ofrece varianre alguna con respecto al

ll[, p.

144.)

196

r97

Yo

por vna montaña esquiua donde si no vn ruy señor 15 no halle otra cosa biua Y del dolor qze leuaua soñaua qtJe me fi¡aua yel amor guelo sabia y qte abuscarme venia 2O yal ruy señor pregunraua Dime lindo ruy señor viste por aqui perdido vn muy leal amador q*e d,e mi viene herido 2t como soys vos el amor Si yo soy aquien seguis y por quiea dulges beuis todos los qae bien amays ya se por quiez preguntays 3o por garci sanchez dezis Muy poco ha qae passo solo por esta ribera y como le vi y me vio yo quise saber quiea era 3) y el luego melo conto Diziendo yo soy aquel a quien mas fue amor cruel cruel que causo el dolor cami no me mato amor 40 sino la trisreza del

soñaua qae me yua desesperado damor

se fue con dolores graues' yo con otras muchas aues 1o fuemos empos del siguieado

5t

le cantarnos las obsequias porqae damores murio Y aun no medio fallescido la tristeza y el oluido le enterraron de crueles
y
enestos verdes laureles

Hasta que muerto cayo alli entre vnas aEequias y aquellas aues y yo

60 fue su cuerpo conuertido

Dalli nos quedo costumbre las aues enamoradas de cantar sobre su cumbre las ta¡des las aluoradas 65 canrares de dulcedumbre Pues yos otorgo indulgezcia delas penas quel ausencia os dara amor y tristura aquten mas su sepoltura 70 seruira con reuerezcia

Vi me alegre vi me vfano
vi me con bien soberano
destar con tan dulce gente

Yo le dixe si podre
atu mal dar algund medio dixome no yel por qae es porque aborri el remedio quando del desespere Y estas palabras diziendo y las lagrimas corriezdo

enterrado honrradamea re 75 y muerto de vuestra mano Assi esta¡¿do en tal concierto creyendo qae era muy cierro gt¿e veya Io qae ¿scriuo recorde y halleme biuo 80 dela qúal causa soy muerro

$
198

r99

1t

rred,
Secreto que así se avisa

la que ta| afre¡ta esPera eocubrillo a de manera que nunca lo cobraré. 83
2t
OTRAS SUYAS

Señora doña Maria si vuestra merced lo tiene no es rrazón que dello Pene

Despues damas que aqui entré mi coraEon me faltó,

ni tenga sino alegria. Pero sabello querria Porque estando en sus prisiones si está con las condiciones por dichoso me ternia.
Señora doña Ysabel si Io tiene en su Prisión

quien me lo tiene y rrobó pídole que me lo de.

lo

Y si alguna lo a tomado

por burlar de mis servicios
démelo porque ay endiEios,

It

no me haga estar penado,
que si aqui se me a olvidado l0 no es posible ser perdido

que me lleva el alma en el' Sueltelo o sirvase de el; preso no sé quien lo quiera para dar causa que muera

aya de

mi

comPasión

ál qo. biuo nunca fue.

y aunque lo sea es partido. Quien me lo tiene lo dé por solo el lugar do fue.

A maria de Cardenas
Si en la suya Por mi suerte lo tiene vuestra merEed 4o estó yaque está en la red do no a de salir sin muerte' No sé que Pida en que agierte Pues que en ella a de morir pues si de ella a de salir 4t muy mas cierto moriré.

83 / C B.

her no publica. Nuestra versión es la de la Copia del Add. 10411 del British Museum que hiciera el gran erudito Pascual Gayangos (Ms. 17784 de la B. N. de Madrid). No existe en este poema la libertad de confesa¡ una emoción,
J

M.

Son inéditas las dos úldmas estrofas, que Gall

el orgullo de la pena ¿unorosa, cuando Garci Sánchez, suponer que ya avanzado en edad, rendido por el pudor, e insensible, dice a unas damas: no se pase lodo en risa.

De la señora Vanegas es la mas sosPecha desto
201

200

pues torna las vistas ciegas

de quantos miran su gesto. t0 Es ,muy cierto que me a puesto, si lo tiene, en gran estrecho; démelo antes que el derecho le haga que me lo dé.

84

OTRAS DE TAPIA ESTANDO AUSSENTE DE SU AMIGA

Yd mis
sacadas

coPlas desdichadas

trobadas Por mi dolor con Íris males concertadas

y

trasladadas

5

delas entrañas damor Ado fuy Por mi ventura el mas firme enamorado

ado tienen mi cuYdado

to

Por mi triste desueztura ya oluidado

\

Yres agtadalaiara do veres la hermosura
cuya vista cuesta cara do mi Pena veres clara 15 do veres mi gloria escura Do dires conla tristeza y dolor qae Yos enbio qt¿e cor. todo el daño mio de mudarzga mi firmeza

zo yo Ia fio
I

G. Lttt. v. el
núm. 76.

poema de Garci Sánchez Yd mis coplat

aefltarosas,

202

-84

203

Y

vosotras mensajeras
60

de mis tristes pensamieztos lleuares por compañeras mis angustias verdaderas 2t mis coogoxas mis tormeztos Y lleuad el sello cierro de mi fe sellada y cierta cort qt¿e amor cemo la puerta q*e ptimero sere muetto l0 quella abierta
lleuad aqael llauero do la llaue se añudo hecha de amar verdadero templado de aqael azero )5 qae mi querer confirmo Cuya puerta esta cerrada de mano de mi venrura por qile fue la cerradura su merced y su sobrada 40 hermosura Lleuad le mas mis cuydados mis penas y mi passioz

o gloria de glorias muertas cuyo biez y gozo cierto es de concierto
Acordalde mis carzciones q*e hize por su seruicio
las coplas

y las razones

Y

en We digo las passiones 6t qile me da sin beneficio Y dezilde vos cuytada de mi muerte peligrosa qtue alrn qae sea muy hermosa ques cruel desamorada 70 y no amorosa
Fin

Y en fin de todo mi daño
sepa como no estoy biuo por qt¿e esta biuo su engaño y coneste desengaño
75

Y

ni esto libre ni catiuo

mis seruicios oluidados mis sospiro3 arrancados 4s de dentro lJel coraEon Y la visra de mis ojos qae quedo con mi memoria pot qile llo¡en la victoria do ganaron mas enojos 50 qt¿e no gloria

80

pues su gtan merescer me hizo su seruidor assl qile tengo temor qile por mi mucho querer me he de perder

Y tt
204

tan bien quede comigo el grado qtre me vencio mi esperanEa mi enemigo
vaya con vos

y

consigo

qile no la quiero yo no Que su nombre es noa¿bre incierto pues sus obras son inciertas

20t

?(

,85
CARTA QUE SUAREZ EMBIO ASSU AMIGA Y HABLA CONLA CARTA

30

Si te pregunrare rnas su querer es qual folia aqui le responderas señora siempre iamas en su firmeza porfta Y donde quiera questa en vos piensa yen vos mira quaredo viene y quand,o va tan bien aca como alla se quexa muere y sosprra

Y si quisiere

saber

como beuir he podido

di qte biuo por tener
esperanga de boluer J' en aquel gozo perdido Que si del me despidiera segun la pena he sentido ninguna vida biuiera que dela muerte no fuera 40 mas de mil vezes vencido

1 de quiez quedo contemplando
Si preguntare por mi
responderas con desmayo, señora quazdo parti con mas passiones le vi qt¿e letras comigo rrayo

Anda ve con diligencia triste papel do te mando y llega con reuerencia ante la gentil presencia

lo

Y si dixere por que

diras qae por su desseo quez pensar qae maparte

quiez le da penas tan tristes tu diras el me iuro que ningtna lo prendio zo despues qt¿e vos lo prendistes
15

tl mil muertes morir me veo Y si dize no so yo

do mirar no la podre

el tormento tan amargo en qae me dexas remira con ojo atento como haze sentimiezto 4t de mis angustias y quexas Y mira si sentristesce si pierde / o cobra color y mira si te aboresce y mira si mengua / o cresce t0 en su gesto la dolor
Desque digas

Y mira si te recibe

condesdenloaficion y mira bien si concibe el daño de quiea tescriue
amorosa compassioo

85 /

Ge. 15l r.

Mira si huye de ti si te vee si te oluida
207

206

mira si haze de ti despues que della parti 6o mttda,nga con la partid,a
Fin

86
OTRAS DE COSTANA ESTANDO AUSSENTE DE SU AMIGA EN QUE RUEGA ALAS MISMAS COPLAS QUE LA-VAYAN ABUSCAR PARA DEZILLE.LA VIDA QUE TIENE Y EL DOLOR QUE SU PARTIDA T-E F{AZ.E SENTIR Y COMIENCA DECLARANDO LA MUERTE DEL CISNE SER MUY CONFORME ALA SUYA

65

Mira si tiene plazer mira si tristes enojos mira por conoscer su guerer y no queref lo qae mas miran sus oios Y mira bien en quexar lo qae de mi daño sea
míra qae sepas contar

lo qae podiste mirar
70

quaredo conella me vea

r

Como el cisne va sintiendo su muerte quaredo le viene sus tristes alas tendiezdo sus bozes mucho cresciezdo publicazdo el mal que tiene Y por qtre con tal cantar sus fines entristecidas
las despierte comienga de llantear las endechas doloridas de su muerte Figura

to

Assi yo el fin ventura yo qile nascer no deuiera pues que mi desauentura 11 catiuo ya massegura

muy cierto q*e cedo muera Antes qza mi fin allegue cantaÍe cun Sran tormento
matormeftta

86/Ge. r5r1.

208

209

2o luego mi vida se mezgue y my muerte yo consrezto
quela sienta

t0 Por que su gracia

y

mesura

Dize alas coplas que la vayan abuscar.

55

juntada con mis prirnores no conslente qae vista su hermosura lleuen cuento sus dolores ni se cuenten

Yd vos coplas damargura en quien yo mi mal profundo 25 escrruo y mt Bra,n tristura contando mi desauentura yd señoras por el mundo Y sofrid qual quier totmentayendo coneste concierto 30 qae lleuays hasta llegar aquien siezta el dolor de mi qile muerto me dexays

Si otras señas agora
quereys por mas cerddumbre

60

65

es aqaella aquien adora la libertad por señora y le da su seruidumbre Es la de mayor belleza do discrecion nunca huye ni se tira es vna sierpe crueza qae tar'to mata y destruye quanto mira
Prosigue

11 mi desigual aficion mis seruicios mis porfias

Y

lleuad con vos por guias

Y mi mal y desauentura 40 y el tormento que me vino sin buscalle y mi pena y mi tristura cos mostraran el camino sin erralle
Dize las seias en que la han de conoscer

las vanas congoxas mias las fuerEas de mi passion

Es la que nunca estimo los seruicios por mi suerte es aqaella que troco del plazer e¡ que me vio mi vida leda por muerte Y es tal sin embaragos qtre mira¿os sus antojos tan sin medio es la qile os hara Pedagos viendos delante sus oios sin remedio Es aqtella que escuresce

45 Aureys mas de conoscer que aquien yo quiero embiaros es la de mayor valer es la de mas merescer
que nadie puede estimaros
2IO

la esperanga de mi gloria donde se esmera y p¿uesce vna gracn qae amonesce las de mayor vanagloria Que si su valer contiende ante otra valerosa

2II

8t es mas de mas

un mozo dallende cotejar dama hermosa sin compas
qt¿e con

Concluye conlas coplas.
90

95

Pues yd luego sin tardar en tal punto y en tal medio que visto mi gran penar aquien quiera deys pesar aun.qile ami no sea remedio Que las seias qte lleuays bien mostradas con bten tiento

87

si queres os mostraran ado vays y entero el conoscimiezto de quiens es Dize qte si algun amador las detuuiere ques lo que le han de dezir.
100

LETRA ANONIMA

Oios queno ven lo quever desean

que beran que bean

)

Y si mano de amador
vuest¡os caminos empachen pedidle con gran amor visto mi graue dolor

llanto y pesadumbre sin quien los alumb¡e

Sin uista y sin lumbre qae beranlos ojos si [ ] no son enojos

luego luego / os desempachen l0t Y si mas porfia oyr el dolor de qae me vengo

I0

quees

lo

quedesean

qile berat que bean

le

dezi

el temor de ausengia
socorre pagiengia

Siel alma congoxa

lo que yo triste comiengo uo desde aqui

qae mire de mi morir

I5 con llanto y congoxa Qae scuridad tienen

qae mal nunca afloxa

viesen quieen desean qze beran qae bean

los olos dolientes
87 /

Ms. 1580 B.

P.

212

2rj

20

quando estanauseotes
desu vistamueren

contento[s] noesperen
sinlo que dessean

que beran que bean

88

COPLAS DE JUAN DEL ENZINA A ESTE AJENO VTLLANCICO

por mi mal te conogi! ¡Cuitada de la mi madre que oo tiene mas de a mi!
Ella siente mi passion yo la suya mas que mia que la menos alegria
me da mas consolacion. No me pena la prision t0 mas la fe que descobri. ¡Cuitada de la mi madre que no tiene mas de a mi!
Este poema copiamos de la edición de R. O. Jones de la obra ical), publicada por Castalia, Madrid, 1971.
88
de Juan del Encina (P oesía Lí.ri ca 1 Cancionero Mas

¡O castillo de Montanges

/

5-20 proceden de Rom vv. )744, procedentes d las coplas, en la versión acróstico que deletrea el nombre ENCYNA, parece indicar que se trata de la versión auténtica del poema. Además de Encina y Garci Sánchez, glosó el célebre y anónimo villancico (a lo divino) fray Ambrósio Montesino.

Los

w.

I56 de la edición

2r4

2t,

No me
rt

pena mi tormento de plazeres soy esquivo,
soy contento ser catrvo por tan gran mereclmlento. ¡Ay castillo que no siento otro mal de verme en ti sino por sola mi madre que no tiene mas de [aJ mi!

porque temprano que tarde t0 nunca amor secreto vy. ¡Cuitada de la mi madre que no tiene mas de a mi!

20

Conocite desdichado por mi desastrada suerte no porque tema la muerte

ni de mi tenga cuidado: 2t mas me siento lastimado

en verme dentro de ti por Ia triste de mi madre que no tiene mas de a mi.

Y no me pena perderme )0 pues la causa me consuela,

¡t

mas es razon que me duela porque no supe valerme. Quisiera muriendo verme delante quien me venci. ¡Cuitada de la mi madre, que no tiene mas de a mi!

No muere quien desque muerto dexa la fe por memoria, que en la muerte está la gloria 40 y el bivir es desconcierto. Pues amé tan descubierto muera si lo merecí ¡Cuitada de la mi madre, que no tiene mas de a mi!
45 Ansi que quien Pena Y arde

en amores si es discreto procure tanto secreto que de si mismo se guarde

2r6

2r7

mi tiemPo y vida PerdY Mesquina lde la mi madre 20 que no tiene mas de a mil
Las causas que Yo me veo de levantar el rreal quando crece mas mi mal

89

me ponen mayor deseo' 25 La memoria de mi Padre oy se a de Perder aqui Mesquina lde la mi madre que no tiene mas de a mil

DE GARCI SANCHEZ AL VILLANCICO QUE DIZE: CASTILLO DE MONTAINGESI

fin

O castillo de monta[nges] por mi mal te conoEi Mesquina de la mi madre
que .no tiene mas de a mi

Mis tormentos se contaran l0 por vida meior que buena

5 Puso Dios tal hermosura

lo

castillo en ti quen mirarre fue ponerme en abentura de morir o de ganarte Para sienpre desearte me conviene pues te vi Mesquioa [de la mi madre que no tiene mas de a mil

si sola de ti vn almena por mis servigios ga¡ararl Pues que mis males declaran la fe con que te servy ), ya no e duelo de mi madre ni ella lo aya de mi

Castillo de mis rormenros do tiran crueles tiros 11 Eercado de pensamientos conbatido de sospiros Por ganaros y serviros
89 / C B. M. En el Cancionero del B¡itish Museum, donde únicamente se conserva el villancico, tanro en la rúbrica como en el primer verso, se lee: *montañelis'.

218

219

huyamos antes que llegue su fuego tan peligroso 2t Yo les dixe con reposo quando tal temor les vi

para que huys

assi

90

dun hozbre de tan triste suerte y querieado alli la muerte l0 y tambien la sepoltura comence con gru2 tristura este cantar que dire hagades me hagades me monumento damores he

ROMANCE DE GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ

)t

Cami¡ando por mis males
alongado desperanga

Son en c¿rmpo desesperarega vn manojo de querellas vna vanda azul por ellas porqae fueron de crianga quez mi mayor mal andanga
siendo vencido gane
hagades me hagades he

sin ninguna confianga de quiea pudiesse valerme determine de perderme

40

dirme por vnas montañas donde vi bestias estrañas fieras de quiez oue miedo mas esforceme con denuedo l0 de mi desesperacion fue me aellas de rendon por ver si me matarian
mas vnas aotras dezian no le de nadie la muerre t5 quel mal qt¿e tlae es mas fuerte

las armas qle enesta guerra yo gane porquer Ia úerca 4t quede por campal vitoria que alla sentire su gloria adonde quiera que este
hagades me hagades he

Pone mas por mi memoria

t0

Assi como fue acabada mi triste lamentacio¡ dixeles esta razon
atended no ayays temor mas pues qae sabeys de amor

que ninguno que le veaga dexalde muera ala luenga que de amor viene herido pues assi tan aborrido
hazia nosotras se viene

,,

dezid con qile os remediays quaredo enel lugar qt¿e arnays
15.

y auo porqze el mal que tiene a nosotras no se pegue
90l Ge.
220
1520.

v.

Tanto eo la ed. del Cancionero General de l1l4 como en la de 1520 aparece este eneasílabo. Evidentemente el verso debe¡ía ser:
son en campo de esperanga

221

vt¿eitfo amof no es fescebido dixeron por respondido te deurias tu tener pues consejo quieres ver
60

cantad y con triste son 9' discantara mi passion

65

de quiez no tiene razon viendo quen su relacion no podia auer emienda abaxe por vna senda a vnos valles suaves donde vi cantar las aues de amores apassionadas

100

Quiea tiene grande pesar como yo pena mortal con son de triste canraÍ quiebra en lagrimas su mal quiere ser la letra tal que de tambien ocasion que se quiebre el coragon

sus cabezas inclinadas sus rostros tristezicos desque vi los paxaricos to enlos lazos dellamor

y

75

80

por ver si podria entendellas vi le[s] sembrar mil querellas que de amor auien cogido desque vi assi condido el poder de amor en todo yo tome desde alli vn modo de tener consolacion
dixeles esta tazon rogandoles que cantassen
porque ellas no sospechasen que queria mas de oyllas

membre me de mi dolor y quise desesperar mas escuche su cantar

Quaezdo oyeron mi ruego POf mls Penas amansar l0t comencaron a caf)tat este cantar con sossiego

Mortales son los dolores

que se siguen del amor mas ausencia es el mayor
Avn que tal dolor os duele yo soy del muy mas dolieate potque si me hallo ausente no he alas con que buele y conesto se consuele

lli

vuestro muy graue dolor pues yo tengo Io peor

8t Cantad todas avezillas las que hazeys triste son discantara mi passion

No porque queda
90

cansada

120

de sufrir tanto tormenro que si mi pena es doblada haze la bien ernpleada el mucho merescimiearo Porque doble el pensamen to

125

E desque ouieron cantado y yo les oue respondido y mi pena por mas fuerte y assi mi vida enla muerte pense si me despidiesse y que de alli me boluiesse o si passasse adelante y no estazdo bien constante enel mi determinar
223

222

pensando de no acertat esre cantar comence t28 adonde yre adonde yre r29 que mal vezino es el amor

t

9I
GLOSA SOBRE EL ROMANCE QUE DrZE. CAMINANDO POR MIS MALES

w.

128-9

Yiendo que mi pensamiento lo mas quito de tristura el menor dolor que siento era y es vn tal tormento t que vence toda cordura con mil sospechas mortales por mudar mi mal andanga metime por vnos xarales Caminando por mis males to alongado de esperanEa.

No porqze males tamaños publico por marauilla
mas porque diuersos daños

viste consumir mis años 9l I Esca glosa anónima sobre el romance de Garci Sánchez de Badaioz Caminando por mis male¡ es rara; tan iólo se conserva, que nosotros sep¿unos, en dos pliegos sueltos poéticos pertenecientes a la colección de püegos poéticos de Praga, de la que hiciera Ramón Menéndez Pidal una edición facsimil (de donde procede nuestro texto), en otro pliego suelto, conservado en la Biblioteca Nacional de Madrid, cuya signatura es: R. 9412, y finalmente, en un pliego poético que se conserva en la Bibliothéque Nationale de Paris (signatura: Y2864).
224

22'

sin auer jamas ma¡zllla no porqae hize mudanga enla fe que eche Perderme mas por ver mi malanduga Sin ninguna coofianga zo de quien Pudiesse valerme.

l1

Mas ay qaa quaredo pense dar fin a mi malandanga amor quien tanto' aguarde

l

tt

en pago de

mi

gran fe

Por ver qt¿estava ala clara sin ningun medio ni mal Por verte a ti tai aÚara por verme qual no Pensara 25 teniendo fe tan leal por ver qae Pot mal hazerme en mis dolores te bañas porqtJe no quereys valerme Determine de perderme 3o de yrme Por vnas montaias.

60

mal me falto el esperanEa' porque aquellas que solian regirse con furia fuerte de lastima que me auia[n] Unas a otras dezian oo le de nadie la muerte.

De mil partes afligido quando de tal nouedad veya bestias sin sentido doler se de mi gemido 6t y a[s]r con gran crueldad con manzilla de mi muerte deziut no ay quiez le cozuenga
dexalde siga su suerte ' Quel mal qile trae es mas fuerte
70

Con miI sospechas y enoios entre por vna floresta

Jt

maldiziendo yua los oios que tan penados desPojos 'de su requesta sacaron
abrasadas las entrañas

que ninguno que le venga.

andaua por las montañas Donde vi besdas estrañas 4o fieras de quien oue miedo.

con vn fengido denuedo

Mas veaciose en vn momento el temor que me alteraua porqile en obra y pensamiezto era mayor mi torme¡eto 45 que el peligro que toPaua assi que perdido el miedo con otros que le vencian de ver ya mi muerte'luego Fuime a ellas con denuedo

Con bozes las persiguia contra mi las conbida,,¡a creyendo enlo que hazia que alguna se enoiaria 7t y haria lo que desseaua pero entonces dezian venga llore su triste parddo pues qre no ay quiez le tenga Dexalde muera ala luenga que de amor viene herido.
Que avn qpel mal qte le maltrata dessea y pide la muerte

5o por ver si me matarian.

conel dempo se desata se muda y se desbarata 8t la congoxa ques mas fuerte de muy turbado el se¡tido no sabe que le conuiene

226

))1

saber razon ha Perdido Pues assi tan aborrido 90 hazia nosotras se viene.

'

Avn que agora desesPere dexalde con su Passion que este viuiendo muere quando del libre se viere 95 le sera consolacion mas vfunos que no cozuiene
esperar que mas se allegue porque conel mal que tiene Si congoxa sobreviene a nosotros no se pegue.
'

que ala gfan congoxa mia t2t le diessedes conclussion y pues veys que viene aqui con mayor mal que la muerte y sentis bien lo que siente Para que huys ansi 110 de hoazbre de tu triste suerte.

Con peasamiezto perdido con dolores sin compas
amador aborecido no te fuera concedido

100

Ques taz rezio y tan sobrado efl]gran fuego que l: abrasa que despues de abrasado a quantos van a su lado l0t gt^n pafte del se les Passa y por ser tal se les mengua

r3, morir vna vez no mas cierto fuera mejor suerte fenecer con mi locura potqae con mi mal cozcierte Y queriendo alli la muerte r40 y tambien la sepultura.

llo

a sus congoxas reposo y Por mas y mas qae tueg e Huyamos antes que llegue su fuego tan Peligroso.

llt

Mis males actecentarort alongaron mi esperanga con su vista me ceuaron mas en blanco me dexaron con doblada malandanEa

con gemido pressuroso llorando porque naci en hado tan Peligroso Yo les dixe con rePoso t2o quando tal temor les vi.
Pues dolor y Porfia os pone admiracion

de razon razon seria
228 229

con que pudiesse valerme tanto temi de perderme
20

92
25

OTRO ROMANCE DE GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ

conel mucho dessatino vime fue¡a de camino lo que mas yo desseaua conla passion que llevaua me meti por vnos valles por do vi cantar las aves con señales de alegria viendo tan muerta Ia mia doblaron se mis dolores con mucha pena de amores este cantaf comence. Fagades me hagades me

me sali por vna senda dolor me tomó Ia rienda por no lleuar me en sossiego desamor que vino luego 10 se puso junto cozmigo Conestos males que digo comenee de caminar yua tan biuo el pesar metido en mi coraeon l5 que no dexaua razon

t por consolar mi cuydado

Despedido de consuelo con peta de amor tatt fuerte querieado dar me la muerte de verme desesperado

l0 monumen to damores he Alas bozes que tenia triste conlo que sonaua

tt

40

mas amor y su tormento se pusieron enel alma con vna passion sin calma me yua dando la muerte

el coragon discantaua coz sospiros su passion al son de tan triste son descansaua el pensamiento

que fuera rica mi suerte si lo hizieran assi
desque yo triste senti que me alegraua la vida 4t con boz el alma partida

me fu[i] coneste ca¡tar: No se puede remediar conla vida mi dolor: que la muerte es lo peor
General de 1520, siguiendo para ello al Ms.
Corregimos .fueu, que se lee en el Cancionero

v. 46.

i777.

v, 49.

L4 lectura de Gallagher de la ed. del Cancionero General de 1114 es: que la muerte es lo meior

231

5o Justa cosa fue quereros no ay mayor bien qpe miraros imposible es olvidaros quiea vna vez pudo ve¡os' Porque dios os ha que[r]ido i5 hazer de tal excelencia que para con vos ausencia

no puede causar oluido pues si sabeYs conoceros bien podeys asseguraros 60 ques imposible oluidaros quien vna vez pudo veros.

9t
ROMANCE SUYO

El cuerpo tengo de vn rroble Ios brazos de vn pino alvar mi corazon es de piedra mis entrañas de vn sillar, callo tengo fecho en ellas de sufrir y de callar ya no siento la tristeza ni me da pena el pesar, si plazeres se me ofreEen l0 no me pueden alegrar, no me podrie venir cosa
que me pudiese mudar que me mude, ni derribe
Nosotros hemos querido respetar el texto escogido, aunque sin duda en este caso la lectura del Cancione¡o de 1114 es Ia correcta.

ni me haga levantar: lt tan forgudo so ya hecho
de costumbre de lidiar como los arboles altos donde el viento suele dar, que les hinca las Erayzes de hazelles menear llevales las hojas secas
fazelos mas afyrmar.

v.

54.

Tanto en la ed. de 1i14 (según Gallagher)' como en la de 1520 del Cancionero Geoeral, que nosot¡os hemos compulsado, este verso
dice:

20

Porque dios os ha quesido
Nuestra alteración de esa palabra, sin embargo; se debe a que eo el Ms. 1777 sí se lee 'que-

ridou.

93lC B. M.
233

232

94

oTRO ROMANCE

,
Que por mayo era por mayo quazdo los graredes calores quaredo los enarnorados van seruir asus amores sino yo triste mezquino

1

Las barbas de la mi cara giñolas en rrededor Cavalleros y escuderos van servir a sus señores sino yo, rriste cuitado que yago en est¿rs prisiones. Cabellos de mi cabega
a

Además de Garci Sánchez, glosó el romance de doce sílabas Nicolás Núñez, cuya g)osa, En mi le¡dicba rc cobra, aparece en Ge,
1511.

23t

qle yago enestas pflsrones qae ¡i se quan do es de dia ni menos quaredo es de noche si no por vna avezilla t0 qtre me cantaua allaluo¡ matome la vn ballestero
dele dios mal galardon

95

GLOSA DE GARCI SANCHEZ AL ROMANCE QUE DIZE: POR MAYO ERA POR MAYO

[de ] amor libre estuuiera no sintiera mi prision y si fuera donde os viera fuera gloria mi passion 1 lo que mas me desespera mas de todo mi dolor quazdo siento mas desmayo por el mes era de mayo

Si

quaredo haze

la calor

to El que

tiene lastimado

el coragon de pesar enel tiempo aparejad,o
para mas plazet tomaf
95 I Ge. L52O. En el pliego suelto x-l-26 (11) de la Biblioteca Pública de Oporto: l,¿s m¿Aicio¡es dicb¿s cl¿r¿ esm¡a I del mismo gareivnchez.,,, la rúbrica de este poema dice así: nGlosa del romance por el mes ar¿ de Mayo. Que hizo Garcisanchez de badaloz estando preso ¿n b¡rlvna torre. Ia qualembio asu amiga: dize el romarce ass¡. >

v. l. El "de" que aparece Cancionero General,
que ofrece el

en la edición de 1514 del según Gallagher, se omite por error en la de 1120. Si nosotros alteramos el texto es porque se trata además de la lectura

Ms

)777.

236

237

biue mas desesperado l5 tal estoy en llamas damor biuo como salamandria cuutdo canta la calandria y responde el ruy señor

40

Enla qual la luz no veo no viendos a vos señora y sin veros no la creo ni la noche sola vn ora no la duermo de desseo

y de
tal

aquesta ocasion

E de verme assi captiuo en todo sin libertad es la vida que"yo biuo menos de mi voluntad
que la pena que recibo quen pesares y dolor 2' veo mis dias gastados
quaredo los enamorados

4, ni quarado laS noches son

lesto señora mia que ni se quaado es de dia

I

van a seruir al amor

Enel tierzpo que las flores cubren los campos suaues l0 destrañas lindas colores y corniengan ya las aues a c ¡tar por los altores todos biuen sin passion todos andan sin cuydado )t sino yo triste cuytado que biuo enesta prision

se de mi que hazer si el morir no me socorre quien podra al [preso] tener el cuerpo en aquesta torre t0 y el alma en vuestro poder destas penas la menor fuera impossible sufrilla sino por v¡a auezilla que me cantaua allaluor Fin.

No

v. 22.

En el
Idem.

Mi. J777

este verso se lee:

en todó sin voluntad

J' Esta es la breue esperanca que en vos seño¡a he tenido que ya por mi mal andanga la tirado vuesrra oluido y muerto en vaestÍa membranga 60 ya no espero ¡edencion quen su muerte desespero matornela vn vallestero dele dios mal galardon
v. i9. v. 46.
lden,

v. 25.
v. 29. v. J2. v. 34.

'
lden.

veo mis demPos gastados
cumplen los camPos suaves

y sin veros no la veo
ldem.

no se r¡iste que hazer

lden.

a
lden.

canrt

i

v. 48. A pesar de que ranto en el Ms.
Por los amores

3777 como e¡

el Cancionero General del 520 se lee ,.peso,r,
publicamos <preso> por el sentido, y por ser la lectura del Cancionero General en su edición de 1514, según Gallagher.

todos anün con cuidado

2)8

239

96

97

OTRO ROMANCE

GLOSA DE GARCI SANCHEZ

AL ROMANCE QUE DIZE ROSA FRESCA

tut

Rosa fresca rosa fresca garrida y con amor

quaredo yos tuue en mis bragos no vos supe seruir no yagot^ qae os seruiria no vos puedo yo auer no vuestra fue la culpa amigo vuestra fue que mia no embiastes me vna carta t0 con vn vuestro seruidor yen lugar de recabdar

Yo me vi enamorado
de vuestra merced señora de menos edad que agora

t y avnque

pero no menos penado con mortal dolor de niños con embaragos cuando os tuve en mls bracos non vos supe servir no Perdi el tiempo en serviros

el dixera otta ÍMon
querades casado amigo alla en tierras de leon r5 qr¿ teneys muger hermosa

1o pudiera bien emplearos
gastelo señora en daros
deseandoos

y hijos como vna flor quiez os lo dixo señora

20

no vos dixo verdad non we yo nunca entre encastilla ni alla en tierras de leon si no quazdo era pequeño qle no sabia de amor
poeta Pinar escribió una bellísima glosa ys qtise q*erida (Ge. 1511).
a

It

mill sospiros y entonses con ynoEengia y poc+ edad que tenia
agot^ que os serviria non vos puedo servir no

96lGe. f51f. El
este romance, Qtando

97

lC B. M.

240

24t

we pot muerto te tet¡an los qze supieren tu vida y tu muefte ¡o veEart
98
25

con pl¿zer comen su pan quarrdo los descozsolados mayores dolores dan no digo por d cuytado

oTRO ROMANCE. QUE DrZE

los otros te ^utan llotatut los q*ela causa supierez tu firmeza loaran viezdo menor tu pecado qzel castigo qile te dan

los vnos te

embidia

Dezime vos pensamiezto donde mis males estar¡ qte alegias eral estas qile tan gq¿r¿des bozes d¿n si übra¡¿ algun catiuo o lo sacut de su afao o si viene algun remedio donde rnis sospiros van no libra¡¿ ningun catiuo t0 ¡i Io sacut de su afan ni viene ningun remedio donde tus sospiros van mas venido es vn ml dia qte llanan señot san juan I5 quaredo los questut cooterz tos
98 / Ge. f 5ll. Romance anónimo, inmediatamente detrás del cual, en el Cancionero de 1511, aParece como dethecha, un villan-

cico cuyo estribillo es el mismo que el de un villancico que aparece entre las obras de Garci Sánchez del Canciooero del B¡itish Museum, bafo la nibrica "Villanciio suyo'. Este úldmo villancico publicamos con el núm. 99, y en nota, el villancico de idéntico estribillo y un ven¡o más, que Gallagher confunüó con el del Cancionero del British Museurn, es deci¡, con el de Garci Sánchez.

242

243

En el dia del plazer acordandose el dolor hazesele muy mayor que es ni fue ni pudo ser y doblasele el querer coo pena de verse triste.

99

VILLANCICO

El dia del alegria al muy triste de mayor dolor le viste
99 / C B. M. Este villancico aprirece como anónimo en eI Cancionero Espeio de Enamorados, en el de Constantina, y en ournerosos pliegos sueltos. Sin emba¡go, se eocuenüa entre las obras de Ga¡ci Sánchez en el Cancionero del British Museum, balo la rúbrica suyor. A. Sánchez Romeralo publica este poema,"Villancico la edición de Rennert, y citaodo a Garci Sánsiguiendo

chez como autor, en su libro El Vilhncico, Ed. Gredos, Madrid, 1969, p. 41. Como hemos dicho en nota al romance núm. 98 de esta edición,

en el Cancionero General de lJll existe un villancico de idéntico estribillo, que copiamos a continuacióo:
VIIIANCICO

casi

El dia dellalegria
al ques triste de mayor dolor le visten

'

Por quel triste con dolor si es mayor qrál daztes tiene mayor consuelo le viene qze si le diessen fauor
Assi quenel mal memor

no consiste ellalegria del triste

244

24'

20

cierto para rc acabzr qtela fe de tu firmeza coo muerte quierez pagar con la causa te consuela si te puedes consolar awqael coosuelo al muy triste con la muerte se ha de dar

100

ROMANCE DE NICOLAS NUNEZ SOBRE EL QUE DIZEN. ESTAUASE EL REY RIA},TIRO

10

mi cuydado alli do suele morar los tres de mis peosamieztos le comiengan de hablar alluno llaman tristeza allotro llamare pesar allotro llaman desseo gue rro los quiere dexar dios te salue enamorado pues no te quierea saluar bien vengays mis mensageros si me venis amatat dezi q*e nueuas traes
Estauase del cunpo de mi penar

It si queda alguna esperang^
buenas las traemos sgñor

en quiez yo pueda esperar

fOO / Ge. l5l l. A este rornance de Nicolás Núñez le sigue en el Cancionero de 1111 una .Desfecha>, que con ligeras variantes,

Cancionero del British Muarci Sánchez, baio la rúbrica amos éste últirno, segrin la y anotafnos las variantes del

Cancionero de 1111.

246

247

t0l
VILLANCICO

r02

ROMANCE DE DON ROLDAN, Y DELA TRAYCION DE GALALON. DE GARCI SANCHEZ

Quando no queda esperansa

si es perdida la fe defiende la vida
Porque yo a mi bivir

segund es el mal tan fuerte ya le avria dado muerte que no es la muerte morir y pues no puedo sofrir ya como esta tal herida t0 la fe defiende la vida.

En Francia la noblecida en esse tiempo passado quan¿o esse emperador carlos la teni a su mandado quando florescia Reynaldos y Roldan el esforgado quando casi todo el mundo .de moros era ocupado enla noble de Paris l0 gran fiesta se ha celebrado la qual dizen de sant Jorge patron de Aragon llamado
102 / Este romance copiamos de Ia edición facsímile de los pliegos poéticos de Praga (Y. biblio7rafi¿), por ser en uno de ellos [Romance de don Roldan y de la I traycion de Galalon. Con el romance de Gayferosl, donde únicamente se halla. En esas cuatro hoias qn que se ha conservado no ap¿uece el nombre de Garci Sánchez; si nosotros aquí se lo atribuimos es porque en el Regertrilm de Doo Fernando de Colón, baio el número 14103, se lee: G¿rcis¿ncbez de Badajoz. Romance de don Roldan 1 de h traición de Galalon, en coplas. Así lo indica A. Rodríguez-Moñino eo su D¡'e eion¿rio de Pliegu S*eltos Poéticos, p. 153, habiendo sido poi nosotros comprobado en la reproducció¡ facsímile del único eiemplar manuscrito del Regestrum que hiciera A¡cher M. Huntington en

dk

fOf / C B. M. Sucede con este poema lo mismo que con E/ del alegia (núm. 99): aparecen como anónimos en el Cancio-

nero de 1111, y entre los poemas de Ga¡ci Sánchez en el Cancionero del Bridsh Museum. Este villancico, que es u¡a desbecba del romance de Nicolás Níñ.ez EstLt¿are mi caldedo (núm. 100), aparece coo estas variantes en el Cancione¡o General:

v. l. Quazdo no queda esperar v. 8. Y auo que no puedo sufrir v. 9. su herida 248

Nueva York, en 1901.

249

r5

haze Ia esse emperador potque tanbie¡ le ha ayudado martdo llamar a los grandes quantos tiene a su mandado

55

plaze me don Galalon esso hare yo de grado por hazer a vos plazer

que cada vno viniesse segun fuesse su estado alli vino Oliueros y Roldao elesforEado que de atauios y galas este era el mas señalado tambien Beltran Salazar con su pompa y su estado 2' y viniera don Estolfo y don Salanio su hermano y vinieron tantos grandes que es impossible contallo quando todos fueron juntos 30 la fiesta se ha celebr[a]do nunca vino don Reynaldos qile et Montaluan se ha hallado quando el falso Galalon desto fue certificado J5 fue se al emperador desta suerie le ha hablado o señor emperador Dios que prospere tu estado bieo has visto y conoscido 40 quien esta a tu ^mandado todos los qae eitan en Francia han venido a tu llamado sino aquesse don Reynaldos que te ha menospreciado 45 que el mandamiento tuyo muy poco le ha estimado porque te ruego señor que luego le des el pago y qae en presencia de todos por traydor el sea dado alli hablo el emperador y tal respuesta le ha dado
250

y

porqile quede castigado

alli en presencia de todos por traydor le auia dado
mucho peso algunos grandes que enla sala se han hallado qaando aquesta nueua triste por Paris se ha bfipsonado fue se luego Oliueros y a don Roldan ha hablado 6i contole la traycion
60

qae Galaloi auia armado quando el fuerte don Roldan desto fue certificado descaualgo de vna mula eo vn caballo ha caualgado por las calles de Paris malamente va enojado fue se [ ] para el emperador y desta suerte Ie ha hablado 7' Mucho me pesa señor desto soy mal enoiado que a Reynaldos en ausencia tan mal le ayays tratado por consejo de traydores 8l no merescia tal pago deuiera se os acordar

de aquesse tiempo passado quando estauades perdido de amo¡es apassionado 8t dela Infanta Belisandra moza de muy gran estado y el quando os vido herido y de amores apassionado puso su vida por vos
90

y passo enlos sus reynos y a su padre auia matado

hasta aueros remediado

2tt

r
r

i

mato tambien tres gigantes que la tenian guardando 9t mato muchos caualletos que en su nao au'ian entrado y a pesar de todo el reyno la infanta se ha lleuado puso la en vuestro poder r00 por quitaros de cuydado y alla en Cordoua la llana recordaos lo que ha passado que sino fuera por el

demar¿do presto sus armas y muy apriessa fue armado

l0t mas con sus ingenios y artes el os hizo libertado
mato a madama ruanga reyna de taÍ gtan estado muchas cosas os ha hecho

quedaredes captiuado

ll0 de todas le days el [p]ago mas el falso Galalon que tal os ha conseiado antes que venga ma¡a¡a de mi recibira el pago 1lt el Emperador con enojo vn bofetoz le avia dado diziendo mal cauallero vos aueys de ser osado enla presencia del rey 120 hablar tan desmesurado y ,os juro por mi corona que vos seays castigado el bueno de don Roldan malamente se ha enojado t25 en vn altar que alli estaua vn juramento ha jurado de jamas entrar en Francia hasta que fuesse vengado

ll0 echo la

estas palabras diziendo escalera abaxo
casa

fuera se para su
252

malamente va enojado

r1t sin poner pie enel estriuo enel cauallo ha caualgado ya se sale de Paris malamente va enojado por sus iornadas contadas 140 en España fue allegado a¡d,aado por sus caminos su ventura va buscando enconüo con vn morico qile estaua cerca Ia maf 145 guarda era de vna puente que a nadie dexa passar sino por fuerga o por grado conel ha de pelear porque su séñor el rey rt0 assi se lo fue a mandar hornbre que viniesse armado no le dlekasse pasar o que dexasse las armas si enel reyno queria entrar r55 don Roldan con gran enoio que auia de lo escuchar hablole muy denodado tal respuesta le fue a dar que por tal hombre como el 160 las armas no ha de dexar que enel mundo no es nascido quien me Ias aya de quitar respondiera le el moro tal respuesta le fue a dar 165 pues assi quieres cauallero luego se aya de librar que yo te las quitare o yo quedare con mal Luego abaxaron las langas 170 y se fueron a encontraf a los primeros encuentros las lanEas quebrado han
253

echan ma o a las esPadas de priessa y no de vagar t75 tan fuertes golpes se dauan

y sus armas le fue armar y con vn su pagezico 2r5 en Francia le fue a imbiar

que era cosa de mirar algo el moro su esPada a don Roldan fue acertar
encima de la cabega

que le hizo arrodillar don Roldan qae aquesto vido vn tal. golpe le fue a dar con el taio de su esPada que el cuerpo le fue a cortar l8t el moro que assi se vido con herida tan mortal daua le tan grandes golpes que a Roldan hazia temblár Quando Roldan esto vido
180 190

le hiziesse enterrar 22o eI bueno del pagezico
hizo luego su mandar
a c^sa de don Roldan

que le dixesse a su esposa que era su esposo Roldan y que muy soleranemente

y lleuolo pata Francia
y dixe le la
embaxada

225 que Roldan le fue a mandar con palabras lastimeras

comensara de hablar o maldito sea el hombre que no sentia su mal tienes las tripas colgando y quieres mas pelear 19, respondiera le el moro tal respuesta le fue a dar

bien veo que mi viuir no puede mucho durar mas tu vida y la mia 200 juntas tienen de acabar y abaxo a quitar la espuela que se le queria quitar desque se fuera baxado no se pudo leuantar 205 murio luego pr[e]stamente sin mas palabra hablar quito le luego las armas el bueno de don Roldan y quitole los vestidos 2ro los suyos le fue a dexar. que acostumbraua lleuar y vistio se los al moro
214

la empegaua de hablar este es el cuerpo señora de aquel que no tenia par 230 el que moros ni christianos nunca pedieron sobrar desque la trisde Doñalda el cuerpo fue a mirar conoscio luego el sayo Bt las arrnas otro que tal penso que era su esposo el esforEado don Roldan los llantos que ella hazia dolor era de mirar 240 denmo de muy poca hora por Paris se fue a sonar por el llorauan los doze y el Emperador otro que tal lloraua toda la corre 24) y eI comun en general y en vnas solez¿nes andas lo lleuauan a enterrar

2t0

argobispos y perlados quantos en la corte estan con gran pesar y tristeza le lleuaron a enterrar

doz Roldan muy bien armado

2t5

d¿ las armas que

el armada 215 do el rey moro suele andar el rey moro era mancebo
fuera se para

fue a tom^Í

y esse Meredian
conel salian los doze

29t que a su mesa comen Pan

ganoso de pelear con los doze pares d,e Francia sus fuergas queria mostrar 260 penso que era el moro valiente qte los 'reyoos solia guardar

dixo le.que buenamente auia muerto a don Roldan y que ala noble de Francia 26t su cuerpo muerto fue imbiar el rey moro de alegria hizo le su capitan diole luego tanta gente quanta el quiso tomar 270 imbiole luego a Francia que fuesse a Paris cercar los moros que van conel pensauan a se Pensar que era el esforgado moro 275 que los reynos solia guardar andando por sus jornadas a Paris llegado han ponen luego su assiento assentaron su real 280 imbiaron mensajeros que luego se ayan de dar y si esto no quisiessen que salgan a pelear que el hara assi de todos 28t como hizo de Roldan respondio el Emperador tal respuesta le fue a dar que le pLazia d,e buen grado de salir a pelear 290 otro dia demañana se sale dela ciudad conel yua don Urgel
256

los cauallos lleuaz holgados empiegan de relinchar con vna furia muy grande en los moros se van la¡zat loo haziendo tan c¡uda guerra que es marauilla mirar mas los moros eran tantos gfan gente van captrua¡ y muchos delos doze pares 3o5 que a merced fueron tomar el Emperador qae esto vido empecara de llorar messando de sus cabellos de su barba otro que tal 3to mando llamar su conseio todo lo hizo juntar dixo les desta manera empegoles de hablar parientes amigos mios 3r5 alo que os hize llamar es qtJe os demando consejo que me querays consejar que hare de tan gran daio como se ha de reparar respondieron todos )20 y le ^li fueron conseiar qae ymbiasse por reynaldos

y lo hiziesse llamar y que el bastaria solo

t25 p^ra Paris descercar y que le haga mercedes

y lo haya de perdonar y el emperador muy contezto imbiara lo a llamar

3Jo contaua le todo el hecho y como fuera a pasar y que el moro valiente
217

mato a su prirno Roldan Ya se sale don re[y]naldos 335 con los moros pelear
consigo lleua a Doñalda la esposa de don Roldan mas bien sabia Reynaldos bien sabia la verdad 340 que aquel moro valiente era su primo Roldan

t75

180

j4t

fo ,

que vn tio que renia le dixéra la verdad qt¿e pol arte de oigromancia el lo fuera ha hallar que don Roldan era viuo y que esraua enel real y el cuerpo que a paris :raxeton era vn moro qt¿e fue a matar quando esruuo cerca del canpo reynaldos empega a llamar que salga el moro esforgado todo solo a pelear
conoscieron se entrambos

J8'

)90

a los primeros encuentros 355 los dos conoscido se han enel ayre del andar quando yuan a encontrarse las langan van abanar 360 yuan se con mucho amor

i95

los dos primos abragar y desque se vieron juntos los moros hazen llamar y desque los tuuo iuntos 16t empegoles de hablar
esforgados caualleros

400

405

tan triste nueua hablar all,egat se vnos a otros y hazeo vo capitan y dizen que los p¡isioneros que se los han de lleuar y todos se ponen en armas pata marar a Roldan Reynaldos qze aquesto vido comenco de pelear y Roldan por otra parte muy crudos golpes les dan mas los mo¡os eran tantos que el sol querian quitar haziendo rnuy cruda gverra los prisioneros van soltar tomauan de aquellas armas comiencan de pelear dentro de muy poca hora todos los van desbaratar quedan señores del camPo que no ay con quien Pelear quando le vido doñalda a su esposo don Roldan de gran plazer que tenia comencara de llorar quando el emperador supo toda la certenidad sale los a recebir con mucha solemnidad abragaua a don Reynaldos abraEaua a don Roldan diziendo qae tales caualleros no ay en el mundo su Par

vosotfos os quefays tornar y dezid le al rey Marfil que yo era don Rolda[n] 170 y que yo mate al moro que efa su capitan los moros desque oyeron
2J8

y

desta manera entraron

con gran fiesta enla ciudad. fin.

219

5 En Troya mil

errt:ra, los griegos tres a tres y quatro a quatro y cte m¡ van cada rato sospiros.

to
103

qt¿e

Cauallero bien podeys yros

en verdrd no puedt
Estanga segunda.

"L¡¡ros

.

ENSALADA DE ROMANCES VIEJOS

primera estanga. Rey doa sancho Rey doa no dieas qile oo te auiso sancho no te hallen de improuiso los gallegos,

Abenamar Abenamar moro de la moreria, yo esrare sin alegria sr te tardas, t5 En aquellas peñas pardas oonde mo¡a mi cuydado, estoy siempre a vasalladó y prisionero, Ay Dios que buen caballero 20 el maestre de Calatrañ--'" aun que la ventura braúa

lo

seguia,

donde las aues canrauan 25 vi tres niñas que lauauan sus camisas a porfra
Estanga tercera.

[ | verde praderia

l0

la

v¡de tañer
pauana,

a.mi plazer y holgar

y a Ti mil pesares vanos me dan pena. Yo me estando en Giromena

Calatraua la vieja combaten los castellanos

A

y

cantat

31 Que me distes Moriana que me distes en el vino que ya no puedo ni atino
contemplarte, 260

Durandarte Durandarte
261

40

buen cauallero prouado

75

el prudente enarnorado
siempre vela,

Madre vna moguela que en arnores me hablo 4t pierda la su madre

y hallase me la

yo.

Estanga quarta.

50

15

60

conuertiose mi alegr'ta todo en hiel, Yo me estando en vn vergel cogiendo rosas y flores 6t cantauan los ruy señores

Caminudo por mis males alongado de esperanga pude ver mi mal andanga rnuy de coro, De Anteqaera pa¡tio el moro tres horas antes del dia yo busco que mi porfia me condene, Helo helo por do viene el moro por la calgada con su gente bien armada contra Oran, Quando el Conde don Juliarz passo de la berueria

los de fez, Por los campos de Xe¡ez 80 a cag^ va el Rey don Pedro y Henrique lo puso a riedro de su silla, Alterada esta castilla por vn caso desastrado 8t que perdio el adelantado gran dinero, gritando va el cauallero publicando su gran mal de como perdio el caudal 90 por mal seso, A caga va el Rey don Bueso y por meior espender

Retrayda esta la ynfanta bien assi como solia ya se matan con porfia

la

mañ'an4

Por los monres de Diana 9t va el tyrano a monte¿rr por que no dexa lugar que el violento no profana.
Estanga sexta. En las salas de Paris en vn palacio sagrado
100

con dulgura, Pario me mi madre vna noche escufa cubriome de negro faltome ventura,
Estanga quinta.

sobre vn hermoso tablado de maderos, para las tablas iugar como oo quiso dexar
Assentado esta Gayferos

105

sus peccados,

En Castilla no auia Rey no me espanta,
262

ni menos gouernador y aun que me mata el dolor

110

Por el juego de los dados siempre se rebuelue mal quando echaua su caudal a la primera, Moricos de Colomera con los moros de Granada
263

le quitaron la y el dinero,
11t

espada

1t0

Nunca fuera cauallero de damas tambien seruido por que fue fauorescido

En la selua esta Amadis lel] leal enamorado y Oriana le ha embiado

mil

fauores,

de franceses
720

rtt

Castellanos y
nasce,

leoneses

Conde claros con amores no podia reposar y saliose a passear

tienen malas intenciones siempre de las diuisiones

lloro,
160

por Baylen Ya se salen de Jaen quatrocientos de cauallo

el Rey moro por la ciudad de Granada
passeaua se

y eran todos

segun hallo

con vna ropa frisada r2t hasta los pies,

De Marr.:ua sale el Marques Danes Urgel el leal cantando por vn xaral
110

de Maqueda, esta tarde ay almoneda en tocando el esquilon quien da mas por el jubon.
Estanga octaua.

sin sabor Ay que para mi dolor no se triste que hazer muero por salir aver

r6t En Sancta Agueda de Burgos

dozde juran los hidalgos queria gastar sus algos
170

y en saliendo estoy peor.
EstanEa septima.

Baldouinos, Cata E rancia Montesinos cata Paris la ciudad

Pregonadas son las cortes r35 en los feynos comarcanos

corriendo van los christianos como ray[ol Por el mes era de Mayo quando Ias grandes calores
t40 caataa los trabaiadores

que les ha hecho la maldad gran estrago, Por los bosques de carthago salieron a montear r7i nueue hijos que tenia el Rey Languinez,
Caualgo Diego Laynez

en quadrilla, Alegrate gran Seuilla flor de todas las ciudades que tienes mas heredades r4t que paueses, Mala la hauistes franceses la caga de Ronces valles segun se suena en las calles de Paris,
264

180

18t

para el Rey besar la mano ropas lleua de verano el buen guerrero Ya se parte el palmero desde Merida la grande por que no se le desmande algun sospiro Ya se sienta el Rey Ramiro a su mesa a yafrtar

26'

y a priessa manda llamar los monteros,
Sus cartas y mensajeros 190 el Rey al carpio imbio y Arnaldos le respondio

EstanEa dectma.

con mesufa,

Den me Ia ,sepoltura con el miserere 19t que quien no ha ventura no deue nascer.
Estariga nona.

por Roldan, ferido esta don Tristan de vna mala langada que le dieron a la e¡¡rada 2io de vn postigo, A caga va don rodrigo el que fue dicho de Lara y despues le costo cara

Buen Conde Fernatt Gongalez el Rey embia por vos 22t para que rogueys a Dios

20o gtat contienda

La muger de Arnaldos quando en missa entro su hermosufa causo

su locura, 231 Quien huuiesse tal ventu¡a sobre las aguas del mar que pudiesse bien sembrar

Ya se sale Melisendra de los baños de bañar y cubriose por sudar vn chamelote,
si las has en voluntad

2ot A las armas moriscote
respondio con grauedad que no queria Y a caga como solia 2to llego hasta Almeria

la compañia, De Francia sale la niña 24o de Francia la bien guarnida y boluiose a la venida por Luceoa, Entre Torres y Ximena saliendo de vn allogar 245 vi serrana de belmar san Julian de buena estrena.
Estanga onzena.

ztt

220

Al

con cobdicia Rey que no haze justicia no deuia de reynar ni salir se a passear sin la guard,a, Alia¡da AlÁrda ay Dios que cosa tan bella quien te tuuiesse en Marsella en los nauios,

alma sospiros mios sospiros al esquadron

Con manzilla viuo Rey con ella murio mi madre y tambien murio mi padre Tto co¡ dolor, Digas me tu el ruy señor que hazes la vida triste quien bien ama tarde oluida aquella lid, b; E¡ Valencia esta el buen Cid en essa yglesia mayor y assomo el Rey AlmanEor POr Vn Otero,

que va preso el coracon.

266

267

260

Donde vas el cauallero donde vas triste de ti que no puedes ir de aqui sin castigo,
Pastorcico amigo

y a la sómbra de vn laurel
por-mi mal te vi 29' el bien que tenia en ti lo perdi.
fin.
canta vna vieja

265

que auedes que a la fe señora
vuestros amores he.

'

Estanga onzena.

Cantauan las aues mi mal por desierto y poblado que me hallo fatigado 270 y sin consejo, Miraua de campo viejo el Rey de Aragon vn dia quan bien se le defendia
Cartagena,
275

Reyna Elena Reyna Elena

280

Dios prospere vuestro esrado que en vello tan mal tratado yo me peno, Tiempo bueno tienpo bueno quien te me aparto de mi que en acordarme de ti todo plazer me es ageno.
Estanga dozena.

fuera a fuera rodrigo el soberuio castellano 28t no hieras con tu mano

A

290

Triste andaua y muy penosa viendo la muerte remprana que la inflama, Esta se la gentil dama assentada en su vergel
269

belicosa

\

268

Lagrimas de

mi consuelo

lo

no podeis,

que mis penas encubrillas

salid salid sin recelo

y

regat estas mexillas

que soleis.

rc4

LAMENTACIONES DE AMORES DE GARCI SANCHEZ

Ansias

y pasiones mias

presto me aueis de acaba¡ yo lo fio;

5 veni agota a cotexar
con el mio!

¡O planto de Xeremias

1O4 / Rod.ríguez Moñino, que califica Ias I'¿ntentacioner de ,,una de las mas lindas composiciones del siglo xv españolo, publicó una ve¡sión de la misma, que es la que nosotros presentamos tan sólo que sirnplificada su puntuación. Se trata del texto del Ms. Cancionero de Pedro del Pozo (Salamanc¿, 1i47), que se conserva en una bibüoteca particular, y que es el texto más completo del poema, ya que existían uoas versiones muy incompletas y con alteraciones en el orden de las estrofas. V. Rodríguez Moñino, Ctriosidades Bibliográficas, Madrid, 1946, pp. 17-66.

nes, y ninguna es distinta a las que nosoros aquí publicamos; incluso las variantes son de escasa importancia. Sin embargo, la procedencia de l¿s Lamentaciones del Ms 3777 es curiosa, y se cuenta en una larga oota al final de la composición. La copia al parecer fue sacada de una hola suelta, impresa en letra de Tortis, que se halla en un volumen encuade¡nado con offas coplas y romances, en el British Museum; cuya signatura, nos informa la misma nota" es 107(2/r)9 vol. Let. P en el arúculo <Poet¿e Hispanicir, que al parecer comienza con las Coplas de Mingo Revulgo. Lo admirable es que fue el gran erudito Usoz y Río quien vio y copió dicho volumen. Esta copia de las Lamentaciones fue cntonces trasladada al Ms. )777 por el copista Enrique Vedia, quien en su prólogo le da encarecidamente las gracias a Usoz. Este, al parecer, también aytd6 r las notas y repasó con el copista la totalidad del rnanuscrio. O En el Libro de tonos antigaos con s*s letrar, que se encuentra en la Biblioteca de Medinaceli, aparecen en el f. 4 y en el f. 84 respectivamente, dos composiciones a cuat¡o voces" la primera de las cuales comienza: Iágrirnas de mi consulo, y la segunda: Lamentaciones. (Según dice Gallardo en st Ensayo..., r. I, col. l2$4,
nú.m. 223.)

a El Ms. J777 de las Obras Poéricas de Garci Sánchez de Bad,aioz, cuya existencia nos indicó Javier Ruiz, y que queda descrito en lap. )9, tr¿e tan sólo trece esrrofas para las Lament¿cio-

O

Existen unas Lamenraciones de amores cuya primera estrofa

CS:

gloria de rnis pensamieoros,
ensalz¿dos

Amores de mis amores,

en los mayores dolores que tuvieron de tormentos
namorados

V. la glosa a este poema hallada por nosotros en el Ms. 1577 B. P. (núm. r43). Las noticias que de esta composicióo de Ga¡ci Sánchez aquí
aparecen son otras distintas a las que Rodríguez Moñino aPorta en su obra ¿rriba mencionada-

w. l-12.

El orden de estas dos estrofas está alterado en el mencionado pliego suelto. El primer verso es lágrimas de mi consulo.

en un püego suelto, que me¡lciona Galla¡do en su Ensa1o..,, c. I, col. 1 ll0, núm. I 140, y cuyo único ejemplar conocido se eúcuentra según Simón Día¿ en B. N. de Madrid (R. 3662). O Gallardo en st Ensa1o..., col. 190, s(tm. 269) del t. III, nos da noticias de un pliego suelto: Lamentaciones de arnores hechas por vn gendl hornbre apassionado..., que hoy se halla en la Biblioteca Nacional (signatura R. 942)). Gallardo en el lugar indicado de st Ensay copia Ia composición que da título al pliego suelro, y

270

27r

It pues sabeis
y direis:

Sospiros en quien descansam los tormentos y dolores

3t teneis por creEida gloria

vuestfa pena;
Casada de Hierusalem que fuiste Por tus errores

que mis males no se amansan salid haZiendo clamores
40

destruida,

Animas del'purgatorio que en dos mill fuegos andais
batallando,

vem agora tu tambiem para que comigo llores

tu

cayda;

si mi mal os es notorio pareseros a qu'estais
descansando;
45

2t Las q'en el limbo vivis sentis nada, si mis clamores oys

que de gloria ni de pena conveftirseos a en pesaf

Troya tu que te perdiste que solias ser la flor en el mundo, gozate conmigo triste pues ya llega mi clamor al profundo;

)0 la morada;

Babilonia que lamentas 5o la tu torre sin par famosa
ya'solada,

vosotras que penais para perpetua memoria

Y

quando mi perdida sientas
quedaras de muy llorosa
consolada;

en cadena: si mis clamores gustais
que es ésta misma de Garci Sánchez que oosottos publicamos. Se trata, sin embargo, de una versión rnuy corta de l¿s Lamentaciones: sólo consta de quince estrofas. En ellas existen variantes profundas, eo algunos casos, con respecto a nuestro texto. Las más importantes de estas variantes las anotamos en su lugar, usando para ello la edición que dél poema hace Gallardo en el lugar de su Ensalo mencionado arriba. Al final del poema, Gallardo cuenta que un pasaje de Don Francisco de Quevedo en su Bspaña Defendida (cap. IV, 97), nos d,a ltz para conocer el autor de la composición. Sin embargo, el párrzfo al que Gallardo se refiere es uno en que Quevedo nos habla de las Lágrimas y Desesperacion¿¡ de Lerma.

t5

Constantinopla qu'estas

tan sola de nuestra gente a tu pesar, buelve tu cara y podras (viendo lo que mi alma siente)

6o

descansar;
En cadena; Cuando mis males sepais, Pareceros ha que es gloria Vuestra pena.

w. l3-18. Falta esta estrofa. w. 2)-30. Falta esta estrofa. w. 3l-36. E vosotras que quedais
272

v. j7.
vv.

Corregimos uCasadar, que se lee en el Ms. del Cancionero del Pozo, pbr <Casa", que aparece, entre otras, en la versión del pliego suelto.
verás con que te goces

Para perpetua memoria

4l-2. Y

En tu vida.

273

Merida que en las Españas otro tiempo fuiste Roma, mira a mi y veras que en mis entrañas 65 ay muor fuego y ca"rcoma que no en ti;
Mugeres que en el parir
hazeis llantos excessivos

Pelicano que te hieres para dar a tus hijos vida con jemido,

pues que
95

tu sin culpa mueres con la mia tu herida terna olvido;

ile dolor, 70 cessht pues que veis mori¡ mis pensamientos captivos por amor;
que trastornas mil navios no se a dó, si te quieres amansar ven a ver los males mios

r00

Tu pajaro solitario por las torres perseguido do te vemos, pues que no te soy contraflo ven i hagamos vn nido en que lloremos;
Tortola que bives triste sin tu buena compañia con firmeza, aunque mucho tu perdiste no sera como la mia

¡O fortuna del amar

7t

105

en qu'esto!
Seyrena tu que hazias 8o al marinero dormir

tu tristeza;

Y tu lechuza
110

con cangiooes,

no oyas las ansias mias
porque te hare dormi¡

con mil sones;

que moras en los muros deribados de contino, si por la claridad lloras yo ver luz por mis pecados no fuy digno;

81 Vos cisnes que cantais junto a la cañavera a par del rio; pues que cantando os matais mas razon es que ansi muera 9o yo en el mio;

t15

Ave fenix que sin par

vv. 9l-6. ¡Oh pelícano que hieres A los tristes por dar gloria
Con gemidos! Pues por remediarlos mueres; Razón es que mi memoria Esté en olvido.

v. 6). De tristeza hay v. 87. eo pos del rio
274

mas c¿rcoma

v. 104 Por perder tu compañia w 111-120. E tú, fénix, que te qsenas,
Con tus alas te desfaces, Tienes gloria

27'

tu te quemas y en el fuego,

deshazes

y

otra- nueva sin dudar a la ce¡iza que hazes

120 nases luego;

Ansi yo triste mezquino me muero por quien no espero
galardon, doyrr.re la muerte contino

105

121

y buelvo como primero
a mi pasion.

tlo '

CoraEon: no te abrases en aquesta biva fragua con enojos, ¡tiempo es ya que derames veinte mill cantaros de agua por mis ojos!

LAMENTACION

No tenga por desconEiertos aquestos silos leyere el que de triste no hubiere contadose entre los muertos ni lea lo que yo escribo
el que enfigura de bibo hace al amor omenaje bestido de alegre traje. Por que el libre y el cautibo l0 no hablan en un lenguaje.
Mas solamente melea para su manjar el seso que bibe y como yo Preso

y que no espera y

desea

L' que este como apasionado

Que e la fin te rentret)ds E otro de ti mismo haces

Por memoria.

vv. 124-6. Dentro la mar de tristura
Qtiero set la sepultura

Y

dar fin a mi pasion.

105 / Ms. 1581 B. P. En la última estrofa de esra composición (letra de finales del siglo xvI) p+ece aludirse a las meráforas -o al tipo de metáforas- que empleó Ga¡ci Sánchez en sus L¿mettaciones, crtyo mismo título (en singular) lleva en el manuscriro. Parece aludirse al llamamiento de Garci Sánchez a Troya, Mérida, Babilonia, etc., su cotejo de olvido y llanto, comparáci¿n ¿. tá destrucción de un¿ ciudad en el pasado a su pena en el amoi.

276

277

que bio suplacer canbiado

20

en bana ymaiinacion hallara enesta lection todo su dolor templado con alegre admiracion

55

Grat tiempo en aquesta edad me e contado entre los muertos PUeS por Caminos ynciertos sigo tras mi boluntad2) que ya otto tientpo supieron mis ojos ber lo que bieron mas aqueaora lo que ben yen otro úempo tambien con mas lumbre conogieron l0 Por su daño el mal y el bien
tiempo pudiera costarme el yerro mas caro Pues con iuiEio mas claro conocido mas doliera 1' mas tengo ya tatr cerados los sentidos y cebados

60

pues que sin esperanga me tiene amor y lo se amis lauios mandare que no dejen su alabanga Por que halla por mas gloria los amantes en mi historia que aunque tubo el amor ciengia Para darme tal dolengia no supo llebar vitoria de mi firmeEa y Paciengia

Y

65

Y en otro

Ninguno de los mortales de quantos an padecido no pudo ser tan sufrido pues nadie alcanEo mas males porque iamas sebio estrago donde fuesen ojos lago desangre como en mi ben aun que se quenten tambien de troya tebas cartago de Roma y Hierusalem
fin.

tras el gusto del deseo que aunque mis engaños beo
40

con ojos enbelesados los adoro y no los creo

Hallo puesta enla memoria
la buena esperanGa muerta yentiendo que esta ala Puerta llamandome la Vitoria 4t mas poco tienpo disParb porque me quiebran el claro desengaño estos enojos y mas que por darme enojos me yere sime Reparo t0 con el Reparo en los ojos

278

279

106

to7

LETRA

OTRAS DE GARCISANCHEZ CONTRA LA FORTUNA

En mi largo desear no se como noay Mudanga que elfino desesperar biene tras larga esperanEa
Grandes mañas tiene amor pues a echo en mi cuydado deseo tan mal fundado

t

Ven ventura ven y tura si[ lno turares to vengas mas antes en mi detengas tu ¡ueda queda y segura pues diste causa que amasse

mi fatiga
pues

da lugar cor,

lo

qt¿e la diga das con que la passe

10

yr de mejor en mejor ello no sel h de ac^traÍ ni sigue humana hordenanga do el fino desesperar
biene tras larga esperanga

lo

Grar¡ buena veztura fuera
auer visto si durara mas amor luego matara

lO7 I Ge. lJ2O, Publicamos en nota a lo largo del poema dos tipos de variantes respecto al texto que hemos- elegido: a) las viriantes que ofrecen él texto, o las anotaciones del Ms. )777, lo

cual queda indicado y á) la explicación de los cambios que hemos int¡oducido nosotros mismos en el texto, y que en éste aparecen

entre corchetes.

w. 1-2.
v. 9.
106 /

En el Ms. 3777 se lee:

Ven venur¿ ven y dura si no durares no veng¿rs El texto del Ms. 3777 dice:
Quan buena ventura fuera

Ms. 1581 B.

P.

280

28t

mas esro por la cayda

la causa porque na[sc]iera

15

I5

de tal suerte

requebrado conla muerte y de quiebra conla vid,a
40

y veras por donde me hallaras causada y no causadcra

no con tanta ocasion como los de tu tristura Mira lo que digo agora

Respoade la ventura

Tan apassionado estas que no mtro que me culpas mas vengo a[ her que veras 20 quan claras'son mis desculpas Por do podras conoce¡ que no he seydo causa de verte perdido enlo que pudiera ser

q>

De mil no¿rzbres m rl noz-brado yo no siendo cosa alguna vnos ventura fortuna ot¡os dicha y suerte y hado So vn efeto sin substancia de ocasiones como quando entre los sones se causa la consonancia

21 Causan tus males y afrentas nueua manera de amar que yo no te puedo dar pena ni g)oria que sientas nl tu muy graue to¡mento

Y estos nombres we'me caben t0 destas cosas que fenecen
son de aqaellas que acaecen que el comienso no le saben Mas quiez ru mal comenso y tu tristura es mas bella criatura

lo

ser por acaecimiento

tanto fuera si virtud mia pudiera

)t

que naciera ni [nacio]

Que los daños de venu)ra vie¡en ciegos sin razon

()
v. 12. v. ll.
En el Ge. l)2O aparece <.nacsierarr. En el texto del Ms. )777 se lee: mas estoy por tu caida
Como variante, elMs. )777 aportala siguiente:

mi esperatr;a el doliente de mi mal por ser mi mudanEa tal
Pues si tiene

hare bien su mal andanga La esperanga qrle tuuiste nacio muerta por lo qual es cosa cierta porl lqte siempre ha de ser triste
Hemos cambiado "nacidor por "nacio", corrigiendo lo que nos parece una eúati pot tazones de rima y sentido. El Ms. 3777 aportado la siguiente variante respecto a su texto, que coincide con el nuestro:

ya yo estoy por ru caida

v.
v-

16.

v. 22.

Tanto en la edición de l1l4 como en la edición de 1120 del Cancionero General la ortografía de este verso coincide con la que nosotros publicamos. En el Ms. 1777 se lee: que no he sido

57.

el doliente de tu

mal

282

283

Respoade el autor 61 No creo ventura mia que has causado r4i aficion mas conla mucha passion

95

digo lo que no creya
Pero plegate hazerme

Tenia enla fa¡tasia por mas gloria desseando se¡ memoria por lleuar la rneioria
Desque ya ouo entezdido ala voluntad se fue dando muy entera fe de lo que oyo y vido

70 sabidor que maneras tuuo amor o que formas de perderme
Respozde la ventura Verdad es qr/e me halle

100

Dixo señora tomad tal porfia

quazdo tu te captiuaste 75 que fue quaredo tu miraste donde yo causada fue Como los ojos la vieron de vn momento dieron al entendimiento 80 cuenta delo que sintieron Recebida i¡formacion delos ojos el juycio vido todo el perjuyzio venidero y su passion

declarando que ternia la razo¡ por voluntad
10t

Visto ya y determinado la voluntad luego amo

y ala me¡noria mando que lo ouiesse encomendado Dixo que se lo guardasse
110

sin no en penar hare que de cosa buena
nunca jamas se acordasse

85 E visto porquiea se ordena su compas üuzgol que pesaua mas la gloria que no la pena Desque juzgo la potencia 90 comengo de recrear recreaua en contemplar quanta era su excellencia
v. 87. v. 90.
En el Cancionero de 1520 dice <iuego>, que ransformarnos en uiuzgor, por el sentido, y a la vista de que así se lee en la edición de 1514. El texto del Ms. 3777,pan el que no se ofrece ninguna variante, es:
comensose de. arreciar

La forma vista y amada la memoria recibio llt y su puerta se cerro con fe de amores sellada Sellada de tal manera que su hystoria nuaca puede enla memoria qae ella muera r20 despintarse ^un yo misma de tu penar no te esperes ¡emediar de mi mano pues no puedo t2, Que tu muy alta passion y porfia fuera va de jumetria de mi gran furidicion

Y

pues vees

tu que procedo

284

281

Dize el autor Pues dame tu parecer r30 en tal angustia y tormento si aquexase el mal que siento o si calla el padescer
[Responde la ventura] Pareceme pues meior
tienes

r)t

lo que

108

pues [que en] no amalla penes y escuses su desamor
Pareceme que has penado mas tal peoa es gualardon
LETRA

al quexar de tu passion r40 auras lo por escusado E antes porqae no te acabe si biuieres si seruicios le hizieres no sienta que amor lo sabe
Haze fi¡ el autor t4J Tal esto qae a mi ventvra le parece ques mejor sigua amando mi tristura y pues tal remedio alcanga

Nunca os ebisto aunque Muero misericordia jamas y contodo os quiero mas que al coragon con que os quiero Vaestt^ condicion esquiba mata ami esperanga y beo que tanto crece el deseo quanto la[ ]bes menos biba

lt0 la salud
aflaquezca la virtud convalezca la esperanga

yasi deseo y no espero l0 Por do el daño es sin conpas

y con todo os quiero

mas

queal coragon con queos quiero

v. ll5286

Corregimos <.quien", por <que enu, que es td y como se lee en el Ms. J777.

lo8/Ms. 158r B.

P.

287

Vn corazon que arda en vnas y diga
mas pa¿eze qr¿e pareze

llamas

Vna mano con vna muerte y diga el rrened.io esta enla nano

Vn mundo y diga
109
maior et mi fee

Vnas manos asidas y diga cresca la firrneza I
LETRAS

fee

Y

Vna media luna y diga
FIGURAS

talesla aenrzra

nia
deseo

Vna muerte y diga la letra
maltor males el de aasenEia

Vna estrella y diga gaia ne does ¡ni
corazon

Vna muerte y dos figas a cada lado la suya y diga
Porqae me dcxo ental aida
109 /
c¿rsos

Vnas manos qze d,esgarran vn

y

diga

nolo mereze mi fee

Dos candados y diga
Ms. 570 B. P. Estos
ensayos de empresa

y en muchos

Varias" de la Biblioteca de Palacio, en manuscrito 570 "Poesías

empresas tan bien logradas, Perteoecen a los

ff.

156-8 del

.

nzat gaardada esta mifee

Vn candado y diga
rni
secreto

para

ni

Vn termino y diga
en las glosas a los poemas de Garci Sánchez. No iabemos a quien se deben tales Letras y Figuras; si se- trata de una recopilacién, o de la obra original de un autor' Lo breve no se equipla, aquí, ni compite con lo temporal-, lo transitorio, lo fugaz; ló brevé imita lo coovenieote e impide lo contrario' Exime, tgrava y encabeza. La figlria es la ocasión, el propósito de integridad, divisa de la inspiraóión, y entrega. La letia contieoe el iuicio o es rastro de independencia. I-a figxa colma el interés, colma la ganancia; la letra compensa la impórtancia, es la distancia, lr suspensión, el ardor y'el grado. Una figura ilumina la letra, esplendente de por sí, y la letra se cÍrsa con una utopía, un mundo,

no le ay en qilereros

Vn serafin y diga sera fior d.e mis caydados Vn tiempo y
Dos ojos
díga

el tienpo d.alo que qaita

y

diga 289

esros metienen rendido

288

Y na ca:beza de vn zierbezito peq*eíro condos quernos y diga

Vna mano y voa espada
qae nuera sios olbidare

trayolos

por nticontento

Vnas manos con vnas esposas y diga oos la culpa y la pena

Vna sortija con quatrofigas
escoja qaien tnunnurase

Vna muerte y diga triste cosaesla memoria

Vna muerte y una vida
tonarela qve me dierdu

Yna figa para quien mal me fiere
Dos manos asidas y diga mas firmeza aenlt¿rd Vna mano y vn corazon sobrella, en rras rnano le ofresco

Vn corazon en vna

mano

no os doy nada que ya es avestro

Vn rostro de dama, y diga
deesta naze

mi

contento

y

Vn corazon con vna corona
diga por bien amar la
nnereze

Yna figa y diga
para

Vn corazon y vna

saeta

ti

sime olbidares

d.aile aida paes es uro

Vna muerte y diga

Vna mano qae apu¡te vn corazon no le deis mira qae es nio Vna mano con vnaespada y diga tan cr*el para on rendido

y

diga

tonola por que olbide

Vn corazon

desgarrado

nzuy rnaior essa dolor

sola aos sin fee

ni amor

Vna mano y enella voa muerte y diga
adelante esta el remedio

Dos muertes y diga
señora daisme dos muertes

Vna mano y vnaespada y diga
qae ntas tluerto ne quereis

Vn sol y diga
estan

ckio mi

d.eseo

Vna vida y una muerte y diga no se qaal fes\ rnas se9ffia Vna vida y vna muerte la aida porel deseo
290

Vna muerte y diga
todolo acaba

la muerte

Vn mundo y diga
estees poco

parati

29r

Vna luna
Fee

y

diga

rnas creEido es mi dolor

Vna muerte y diga
todo seacaba conella

durara hasta la ntilerte

Dos muertes y diga
de ouestra nzano qaalqziera

Vna rueda
teneis

la delibertad

Yr,a frga
Para quien no te sirbiere

do noay sereto no ay fee

Vna muerte
el remedio es ta. ensa
Jro

y

diga

roy l)uestro yella mia

Ü

Vna fecon quienla tiene tenerla

Vn mundo y
Vna fee

diga

no óty cosa egura enel

Vn sol y
Vna fee

diga

y

tan claro
diga darara

es

ni

d.olor

conella tod.o sealcanza

desPues de muerto

esta fe.e,

ate

os

ofrece

Q

auestro

u mi

Q

llebo corona

d.e

fee
solaeres en

Dos muertes encada cabo dela lera dais melas y ylas qr.iero
rni aida

el ó
aentttra

mas mengaada mi

)

wtta

h@
¿

r)uestro soy basta la rnaerte

asola oo¡

di una fee
solo atesvo

Vn mundo y diga Vn candado y diga
mas

noay ,il pdr enet

Q
secreto

ftt Q a ,in

,o

,l ó

fzerte el de my

292 293

110

111

LETRA

GLOSA

Ba y biene mi pensamiento como el mar, seguro y manso quando terna algun descanso tan continuo movimiento

Parte el pensamienro mio carg do de mill dolores y buelbe me con mayores dela parte dole ymbio

1 Aun que

deesro en la memoria seengendra tanto contento

que con tan dulze tormento cargado de pena y g)oria ba y viene mi pensamyeato

10 Como el mar muy sosegado serregala con la calma ansi se rreglla el alma con tan dichoso cuydado
Mas ally mudanza alguna 15 no puede avuer quel descanso conel mal We me ynportuna we Ío es subjeto a fortuna como el mar seguro y manso

ll0 / Mt 57O B: P. V. la composición de Garci Sánchez y CartagenaVe do tas mi pensamiento, nirn.39, tan leios de convida¡ a una imagen, como es el mar en esta letra y su glosa.
294

lll/Ms.570

B.

P.

Siel gielo se muestra ayrado 2o la mar luego seenb rabeze y en mi mientra el mal mas creze esta mas firme ensu estado

Ni

z:

ni yo conel mal

ami me cansa elpensar
mecanso

si algo me podrie cansar es venir ay maginar quando terna algun descanso

LT2

3o comoel de pena aplazer y dedescanso a dolor

mill mudanzas suele

Que aun queenel mas firme amor
auer
OTRAS COPLAS DE GARCI SANCHEZ: FANTASEANDO LAS COSAS DE AMOR

solo en mi esta ¡eseruado entan fixo y firme asiento que sin poder ser mudado 15 esta quedo iultimado tan cootinuo movimiento

Comienga el prohemio

A la hora en que mi fe

mas afirma mi cuydado quarado mas mi vida muere

t

quando en amor me halle tan en cabo desamado qile la muerte no me quiere

^tn ni me dexa ni me dexa ni se alexa de mi nada

10 mas anda dessimulada siendo vida de mi quexa

Mis ojos tornados fueztes do recrea mi biuir arnor me quiso mostrar
11 todos mis males Presentes passados y Por venir atormentado ala par porque viesse de seruille el interesse ll2 I Ge. l)2O.
296

20 que se sigue ha me dicho que me obligue a que mas triste siruiesse
Muestra los males p[r]esentes
Firmeza entoaces ponia ami vida ala menguante 21 d"e mi plazer qile me¡guava desque rni pesar crescia por estar mi fe constante el despecho rne doblaua

45 No espero lo que

mas desseo lo quespero qile es tomarme yo el morir que si ami esperansa veo y le vo a dezir que rnuero

desseo

10 da tal gloria ami biuir que me daña qile me daña pues me engaña su dulEura porqrle no quexe tristura 5t mi passion do fuere estraña
Muestra los males passados Quazdo me hallo en ausencia y en presencia de su oluido entonces siento el dolor do el plazer que oue en presencia 60 quen pensar es convertido no tengo por valedor

Ia passion 3o la passion que cozpassion no constente y entrauan con la cresciezte desmayos al coragoo Assi esta muerta mi vida 35 aun que mi dolor se amansa no faltandome passion y mi persona vencida dela porfia que ca[n]sa las fuergas dela razo¡ 40 desseando desseando y no esperando el dessear
espero desesperar

que si en vella que si vella ay querella y passion 65 es morir sin confession quando [esto] apartado della
Muestra los males por venir Quexome de no qt¿exaÍme que no ay remedio en mi quexa pues no me remedio yo v. 60.
Gallagher edita el verso: quen pesa¡ es convertido
a

no veo la ora quando
v. 26.
EI copista del Ms. 1777 dice, en una anotación a este verso, que debería leerse: desque

mi pesar

decia

aunque efl el códice del

biendo y en uo ¡omancero impreso también su disposición, se lea:
desque

XVI

que está transcri-

mi pesar

crescia
<<cansa>,

v. lB.

Hemos hallado
se lee en

<<causa>

en nuertra lectura del
que
r¿rzones

v. 61.

Cancionero de 1120. Aceptarnos

y dice de la variante de 1120 que se rara claramente de una errata. No cambiamos nosotros el texto por parecernos bueno el sentido, y porque así se lee en el Ms. )777 tarnbién. El Ms. 2777 ofrece la siguiente variante con respecto a su texto para este verso, que es el
mismo que el nuestro. no me siento valedor

el Ms. j777, por

de rima y

sentido.

298

299

70 querria desesperarme mas la fe nunca me dexa

que si consuela esperanga haze la pena inmortal
100

7t

y desta manera estoy padeciendo padeciendo y atendiezdo ser peor mi vida y mi mal mayor

Yo afligido de temor

y el temor desto doliezdo
Acaba el prohemio

mas que no dela rristura que tal nueua me ponia vide venir al amor con toda su hermosura t0t porque de mi procedia
abragado

y

comienga la obra

8t

Si en pago de mi tormezto sanase con vn plazer 8o el amor cien mill enojos y es que viesse lo que siezto y lo que siezto en el [ver] por vengarme delos ojos que es razon

a vn verde arbol enclauado

alli con vn pozgoñoso harpon por el cuerpo atrauessado
En vna nuue venia con que mis ojos cegüta quando mas claro lo via
11t

que padezcan la passion
que han passado

y el seruir desesperado
Pida muerte el galardon
Ficion

hedad de niño traya de viejas armas se armaua delas que mas le ofendia

Aun no le oue acabado 90 de dezir mi dessear quando oy vna boz en buelo que me dixo desamado
que es menester abaxar para ponerte enel suelo 91 que tal rnal

y de aficion muy secretas t20 y vn manojo de saetas cuya aliaua el coragon
E de alli le vi sacar las flechas de fuego ardidas assi como a ballestero t25 y con vn arco tifar las saetas y las vidas alos mas suyos primero y aquien daua luego a tirar le mostraua 130 por tal yerro que se boluiesse de hierro Ios tiros al que tiraua
101

de passion de passion

tan cruel y desigual no se alcanga

v. 82. Por sentido y

con la edición de lJl4, editamos <<ver> en de "valer', corno se lee en la edición de l1 del Cancionero General.

medida

y

también de

ac

v. 86. El

rexto del Ms. 3777 para este verso que han causado

es:

300

lJl

Ropas con letras le vi y pense que las traya par^ declarar quien era pero como las ley menos dellas entendi que sino las entendiera

140 quien era por fe crey

Pero

assl

y al muy cativo f,escato Mas mi oficio es doblado beneficio dar sin prenda y tambien tomar emienda t6t de quien me haze seruicio
r60

hago de libre captivo

yo soy causa en bien y en mal

que sus figuras aun que muy graues y escuras por mi mal las conoci Desque mas cerca llego t45 áun quera bien entendido quien era le pregunte y tambien si le mouio dolor de verme perdido y su venida que fue 150 otrosi otrosi y lo que alli me mostfaua que era que significaua conlo que en su nuue vi
Respoade el amor 115 Soy en todo general quen todas las cosas biuo
170

Yo soy amor a quiea llamaste que te viniesse a ver'gar y todas estas señales
son tormentos que Passaste pero aun queda por passar todos los mas de tus males Io qual viendo Io qual vieodo adolesciendo me de ti t7t vengo a remediarte aqui de mi cozdicion no siendo Mas pues mi mayor amigo has tu sido y el que mas tiene mi querer profundo

y en algunas muero y

mato

w. l)7-8. El Ml

3777 aporra como variante a su rexro, que es el mismo que el nuest¡o:
menos de ellas entendiera que si nunca las leyera

yo quiero hazer contigo lo que no hize jamas con persona deste mundo por razon que pierdas el aficion r8t y el desseo y d.sp,rer si assi te veo',.
180
.

.,

-

-._:,.

:
'

I
,,

I

'

v. 745. v. 155.

ldem.

¿unque era bien conoscido Seguimos para este verso al Ms. 3777, puesto que en la edición de 1520 del Cancionero General se lee:

r90

passion r ,, i Pues si qaieres sanar cierto ' conuiene que el dessear pierdas y tu cuydado .,',,
sanarte dela

tornarte biuo de muerto darte amor en tal lugar donde ames siendo amado
desque ame

I

Yo 302

soy en todo general

303

19t le dixe ha sido mi fe
tan leal que el remedio desse mal

2T

por doblar el su dolor
hago las ramas algar de manera que no alcanga y el harpon

ni lo quiero ni lo

se

Dize el amor Pues mi coasejo no quieres 200 quiero d,eclararte agora todas esras mis figuras por donde veras que mueres cien mil vezes cada hora porque temas las tristuras 205 donde moro conlas flechas lenamoro] donde llego con aquesta nuue ciego a quien quiere mi tesoro

el harpon que el coragon me penetra 210 segun paresce en su letra es gloria dela passion
La letra. Aquien mi saeta hiere dulce muerte es la que mvete,

E otras letras que bordadas

2)1 enla ropa de mi hystoria
has visto sin entenderse

son mis haz'rñias passadas
qr¿e rro aprovecha memoria

2t0 Quiere mas sinificar mi cuerpo biuo enclauado
eneste verde madero que mi gloria singular no siente el enamorado 215 los tiros conque Ie hiero y el tirar que le hago aqui mostrar tan estraño es que procura su daño 22o por las hojas alcangar

dellas para defenderse z4o de mi mano de mi mano a quiez gano vna suefte nunca mas hasta la muerte san¿rra si[ Jno le sano

24, E pues todo lo has mirado obedesce qri poder
rescibe mas beneficios dexate deste cuydado darte sin pena plazer

Que desqae el firme amador sempina para cortar algun ramo desperanga
v. 206. Unavez
¡¡ás en este poema, seguimos la lecura de la edición de l5l4 del Cancionero General sob¡e la de L520, que dice: con las flechas en amor

zto

mira que otros por seruicios
son penados y nunca galardonados mas aflitos Porque vnos son precitos y otros predestinados

25t

v. 214.

Preciro¡: condenados a las penas del infierno.

304

305

Respuesta del ¿uctor

veas

Respondile aun que de oyr eran dulces sus razooes porquera contra mi fe no temo lo por venir 260 io quiero tus galardones quiero lo que siempre fue que es passion donde mi mayor prision es libertad 265 pues biuo a mi voluntad sin salir dela razort Desta señora sabras que he sido y sere suyo quiero mas la pena mia 270 que la gloria que me das y ser della que ser ruyo pues por ella es mi porfia su herida su herida y no deuida 27t ser por d no tienes poder en mi mas de quanro ella es seruida Mas pues eres measajero que alla vas di que no pudo 28o vencerme tu tentacion dile que tanto la quiero que ni me mude ni mudo

Pof otra manefa y quiga escafmentaras
viendo tus rnales de dentro que son mas que los defuera por lo qual rnando que el original quede en ti y el traslado salga aqui de tu pena desigual

295

100

Conjuro tus penadores que salgan por donde eoraron que se entiende Por los oios porque sieotan los dolores que por lo que ellos miraroa i0t has sufrido los enojos que has passado porque tu quedes vengado

y tambien

ll0

porque no cre[als a quien tales consejos te a dado

La fragua: Vide vna fragua salir coo todos sus oficiales en que por ella mostrauan las penas de.mi biuir 3r5 con los fuegos infernales que mi triste alma quemauan
v. jO9.
En lugar de .creesr, que se lee en las distint¿s ediciones del Cancionero General, seguimos la lectura de este verso en el Cancionero del British Museum (edición de Rennert), donde dice
<creas>.

y

hago protestacion

de biuir 285 de biuir y de morir y penaf y en su seruicio acabar no acabando de seruir
Respuesta del amor

w.

111 y

ss. El

copista del Ms. i777 (o quien sabe si el mismo Usoz del Río) manifiesta al margen: <Curioéísima es e ingeniosa la latgá alegori1 que aqui introduce Garci Sánchez, y que recuerda, como casi tod¿ esta composicióo la metafísica amorosa que demuestra en sus canciones el Petrarca y otros Poetas ltalianos.t

290 que los males de mi cenrro 306

Quiero

pt:Les

t^n firme

estas

jo7

F'
sin consuelo sin consuelo y sin recelo mi porfia )2o y el humo que alli salia
yua

3f

Era lo que m rúllauazl mi vida martyr de amor

a dar quexas al cielo

E desta ftagua que vi el fuego es de amor y el carbon es la razon 32t porque enella lo aprendi y el agua por mas dolor lagrimas del coraEon

)60 y eran mas las centellas que saltauan

quien agrauia mis querellas tal que los tristes hallauan consuelo en mi mal menor
que saltauan y quemauaz con passiones que tienez los coragones de qu¿ut tos mi mal mi¡auan

j6t

ll0 por matarme

que apagauan que apaSauan y matauan

Las tenazas la ventura

los fuegos.pues aquemarme desde el comiengo tornauao Los fuelles el sospirar y el pensamiento el que fuella

que tengo y me tiene ami puesta la vida enla muerte a causa de mi tristura

l7o

quexosa misma de si por cabelle yo de suerte 'y tal passio POr SU CaUSa y ocaslon ser venida que hazia de la vida

fi) y la yunque era la fe
su firmeza

en quien mi desesperar nunca pudo hazer mella antes que mas firme este

l7t

prisiones al coraEon

l4o porque quando la tristeza
mas me daña parece muy mas estraña la fuerga en su fortaleza

E vi tambien hystoriado 341 que eran los martilladores y los martillos que tienen los cuydados quen cuydado tienen que darme dolores vnos van y otfos vlenen 3t0 y yo contento porque su merecimiento fue tan alto
los golpes el sobre salto qae apercibe el mal que siezto
308

tambiez la diferencia ay de presencia y su mal al de ausencia y su cuydado enel fuego la paciencia 380 y enla yunque mas mortal siendo mas martyrizado que aun que via dela presencia y sentencia J8t yr herido este golpe de adormido no duele hasta que enfria
qt¿e

Vi

Desqae me oue informado de mis torme/t tos mortales 190 por mi vista

y padecellos por el fue otra vez rogado
309

que aborresciesse mis males

y el

desseo de tenellos

Cancion

y

acab^

respondi 19' yo quiero biuir assi

No me quexo yo en mi mal
del amor porque mesquiua quexome siendo mortal del mal qt¿e sufre que biua
425 Que si en mi vida no ay [mediol ouiera cabo enla muerte mas mi mal es de tal suerte qt¿e avn no me da este remedio

sin sossiego como salamandria en fuego pues tal vida es para mi

Dize el autor. Pues hasta qr¿e elesta fragua
400

haga llaue para abrir tus prisiones y tu afan tal que escriuas enel agua

4lo que no ay mano que Io escriua
pename siendo mortal del mal q&e $rfre que biua.

no me peoa ver me tal

seruicios vida y morir pues valer no te podran 40t desque vio desque vio que no vencio al vencido Ia fragua boluio a su nido

y el me desaparecio

4r0 Desqae assi

415

le vi dexarme el esperanga perdida sin poder desesperar la ftagua boluio a qilemarme por lo biuo dela vida comence luego a cantar tal cancion tal ca¡cion lamentacion
es

y

mas

420

que trayan el compas los golpes del coraEon

v.

J99.

El texto del Ms. 3777

para este verso es:

Biue hasta que esta fragua
Como variante, el Ms. 3777 aporta la siguiente lectura: Pues biue hasta que esta fragua

v. 421.

Es Ia lecrura del Ms. i777 (y también la de la edición de 1514 del Cancionero General), sobre la de 1520, doode leemos .miedou.

310

3IT

IL3
LETRA

LM

Lastimome el gielo enbos los que bido que bibia ei vilestra vida la mia

COPLAS DEL DICHO GARCI SANCHEZ ALOS GALANES FINGIENDO QUE LOS VIDO PRESOS EN LA CASA DAMOR A LOS BIUOS Y A LOS PASADOS CON LAS CANCIONES QUE HIZIERON LLAMASE IAIFIERNO DAMOR

fuera dalle nueba bida pero siel mucho seolbida quiga llebareis por guia l0 de vaestra muefte la mia fin.

me[ ]a cojido endescubierto que dalle la muerte a[ ] un muerto

Con esta sola erida

peasando que me hallara

[Como en veros me perdi

al infierno descendi donde se fingio guevara pa[ra] preguntar por mi En el qual muchos halle condenados en su fe e aqui traigo por escripto su mattirio infinito que en este lugar note para el qual estoy precito liberanos d[omi]ne]
lL4 lGe. l5ll y Ge. 1520. (A continuación del poema se publica un texto que habla del mismo; mieotras que a lo largo del texto y en nota, ap¿rrecen dos tipos de anoaciones: Por una parte, las not¿rs que aparecen en el Ms. 3777. Po¡ otra, indicamos qué versos citados por Garci Sánchez al final de las estrofas de su poema forman parte de composiciones por nosotros conocidas, que en esos casos publicamos más adelante en el Cancionero.) Esta primera estrofa, Como efl t)erlr me perdí, que pubücamos enre corchetes y sin numeración, ha sido copiada del Ms. 3777, donde el copista la incluye como nosotros al principio, diciendo en oota que la estrofa se halló .en un cancionero vieior, donde el poema del lnfierno comenzaba en ella. En ese mismo cancionero vieio halló el copista tres estrofas, que t¿rmpoco aparecen en las

ll3lMs. l58r
312

B.

P.

Jt3

Camitudo en las hozduras de mis tristes pensamieztos tanto anduue en mis tristuras qile me halle en los tormeatos de las tiniebras escuras Vi me entre los amadores en el infierno damores de quiez escriue gueuara vime donde me quedara l0 si alguno con mas dolores en ser penado ygualan

enlas manos sendos ramos

todos cubie¡tos de flores vieres andar mis catiuos no te ponga sobreviezta que de muerros y de biuos de todos hago vna cventa Todos los tengo encaatados 4o los biuos y los finados con las penas qile touieron dela misma hedad que fueron
quaezdo mas enamorados

l1

Dixome[

Jsi en vna renta

Vi lo todo
lt

torreado destraña lauor denueuo en el qual despues dentrado vi estar solovn mancebo

eneste mundo se vieron

20

en vna silla asentado Hizele la cortesia ca su estado requeria que 6ien vi qae eia ellamor al que le dixe señor yo vengo en busca mia qae me perdi damador
Respozdiome pues gge vlenes auer mi casa real quiero mostrarte los bienes pves qle has visto mi mal

41 En e¡trand,o vi assentado [en] vna silla amagias
delas heridas llagado

que dieron fin a sus dias y de flores coronado 10 En son de triste amador diziendo con gran dolor vna cadena al pescuego de su carecion el empieEo loado seas amor

it por quofitas penas padego
Vi tam bien a juan

25

y lo sieates y lo tienes Leuarztose y luego entramos a otfa casa do hallamos
entre los grandes señores

rodriguez

i0 penando los amadores
ediciones del C¿ncionero General. Nosotros las publicamos entre corchetes y en el mismo Iugar que ocupan eo el Ms. 3777: véaose los w. 4Jl48J. Estas t¡es esrofas soo totalmeote inéditas, mientras que esta primera estrofa, Como en ueros me perdi, fue publicada por Gallagher en nota al poema dellnfietno (núm. 11 de su edición), ya que se trata también de la estrofa que da comienzo a la obra en el Cancionero del British Museum.

del padron dezir penado amor por qt¿e rrl'e persigues no basta ser desterrado 60 aun ell[ hü]cange me sigues Este estaua vn poco atras pero no mucho compas de magias padescieado
vv. 54-i.
bocade
canriga

e noso_

314

lr5

65

su misma cancioÍ diziendo biue leda si podras

y no penes

atendiezdo

70

Vide luego auna ventana de una rexa estar parado al marques de santillana preso y muy bien recabdado porqt¿e estaua de su gana Y di2iendo mi penar u¿i que no fue ami pesar ni son doro mis cadenas siempre las terne por buenas mas no puedo comportar el grand dolor de mis penas Vide allamor qae ponia vna guirnalda de flores a monsalue qt¿e serlfia
de sus penas las mayores

9t de penas y disfauores no podiendo mas sofrir comieng^ luego a dezir liuianos son los dolores quel seso puede encobrir
lo0

Y el secreto mal damores

para enella sepultarse

80

estar adon rodrigo de mendoEa en soledad diziendo solo consigo o dama de gran beldad pot qae estas asi conmigo l0t Mas dezia sin tristura dichosa fue mi ventura por dar me vos el tormezto pues ami conoscimiezto no vence sola hermosura mas otras gracias sin cuento

Vi

y
85

vascando assi dezia

Y vi

La merced que arÍrot me haze sin vos no me satisfaze

ni el dolor qle matormenta mas mis penas acresciezta pues seruicios os desplazez y loaros descontezta

A
90

gueuara

vi

quexarse
120

tal qae me puso ma¡zilla

yen biuas llamas quemarse como quiez hizo capilla
vv.

luego a juan de mena dela hedad qzze amor sintio coo aquella misma pena como quaado lo encanto ellamor en su cadena Y de tal llaga herido que le privaua el sentido ya si estaua trasportado diziendo como oluidado ay dolor del dolorido qile Í¡on oluida cuydado

Yi qte estaua en vn hastial
don diego lopez de haro en vna silla infernal r25 puesto enel lugar mas claro por qae eta mayot su mal
Las coplas de Juan de Mena que así comienzan las publicamos con el núm. 120.

65-6.

Publicamos la famosa canción de Juan Rodri guez del PzdróoBitte leda :i podras (núm' 116)' y dos glosas anónimas e inéditas (núms. 117 y
I

l8).

w. 87-8.

Estos dos versos que Garci Sáochez pone en boca de Molsalve, son el comienzo de una canción de Pere Torroella. V. el poema núm. 119

y

nota.

316

3tl

Vi la silla en fuego arder
y el sentado
asu plazer

publicazdo sus tormettos t]0 y diziendo enestos cueztos caro me cuesta tenef tan altos mis pensamientos

con mal qar nadie biuio no ge para que nasci 165 pues quen tal estremo esto

160 Nunca tan perdido vi ninguno despues de rni diztendo pues biuo yo

Don iorge marerique andaua con gran congoxa y tormento t)5 de pensar no se ha¡taua
pensando enel pensamieato qile pensar mas le agradau.a

Vi venir
ved, qae
q!¿e

acattagerta

diziendo con pena fuerte

tanto amorcondena au¡ no me pudo la muerte tzo libertar de su cadena
dezia con passion para mi ouo conclusion mas no para mis dolores

Diztendo entre si con sigo siempre sere mi enemigo t40 pues en darme me perdi mas si yo mismo me di no se por que me fatigo pues con razon me venci

Y

ved quazd fuera de razon 17, v^ la ley delos amores ser los ojos causadores y qae pe¡e el coragon
vv. 164-).
se para qte nasci lpws en tal esdel poeta Cartagena. La c¡nción entet¿ ap¿rece en nuesffo Cancionero con el túm. l2J.

A sant pedro preso vi t4t qae d,ezia muy sin pena manzilla no ayays de mi
yo mismo mela texi Y tornaua con dolor r50 o cruel ingrato arnor lleno de rauia mortal o biua muerte y gran mal tenemos te por señor y tu galardon es tal

Los versos No

trerno eJto son

we

aqt¿esta gruessa cadena

w.

172 y

ss.

En el Ms. 3717 ya hemos visro que se anoraban a este poema las variantes que aparecían en ..un cancionero vieio>, respecto al texto del códice del siglo xvr que estaba siendo copiado. L¿ anotación del Ms. i77i a estos ve¡sos es la siguiente: ..En el cancionero viejo dize la media copla que se sigue assi: Pa mi ouo conclusion mas no pzta mi passion y tormentos y dolores antes agora mayores ved quan fuera de razon

rtt Vide ajuan de hinestrosa
llorartdo con gran passion de vna flecha poagoñosa herido enel coragon

de mortal llaga rauiosa
vv. 742-3.
Public¿mos la cancióo dqJorge Manrique No re por qae me fatigo (núm. 121), y la glosa que de la canción hizo Boscán (nim. 122).

va la ley de los arnores. Tomen la qte meior les pareciere.t Los dos últimos versos que cita Garci Sáochez en esta estrofa son el comienzo d,e u,n motele, que hemos hall¿do en un pliego suelto de la Biblioteca Nacional, y que publicarnos con el

núm. 125.

318

319

180

18t

tan bien andar petudo el vizconde dalta mira en amores contezplando de rato en rato sospira muy amenudo hablando Diziendo con gran tristura aued vn poco mesura no me deys ya mas cuydados

Vi

tirando con afection Y diziendo pues sin verte biue mi vida enla muerte muera ya porqile no pene y luego cantando viene Pues no me,ora ml suerte 2ro cedo morir me con uiene

gae biet bastan los passados señora de hermosura

guia delos desdichados

Don luys de torres vi enel norte estar miratrdo mirando y corno entressi

Vi
r90

q/s sus gracias y saber ni sus muy altos primores le pudieron socorrer Del todo desesperado

adon luys arder su hermano enllamas damores

2I'

19,

pero no desamparado segund su dicho sesmera diziendo desta manera si no [o]s ouiera mirado pluguiera dios qte no [o]s viera

tales palabras habland[o] hablando y diziezdo assi Los oios enel estrella si el remedio de Perdella ha de ser ver otra tal quan sin el esta ni mal 220 pues ninguna es tal comella

Vi don manrique de[ Iara
comombre muY aborrido su pena escura muy clara de todas partes herido 22t muerta^ la flor de su cara

200

Vi

luego gle vn gran harpon adon diego de mezdoEa

le passaua el coraEon por la mano duna moga
w. 198-9. Los versos Sr nos ottie¡¿ mirada
nos ttiera son

Por el suelo vi tendida su real sangre vertida sin guardade preminezcia diziendo muy sin paciencia

lphgiera dios qu
de

el comienzo de una canción

Don Luys de Bivero, que nosotros publicamos con el núm. 126. En el Ms. 3777 hallamos la siguiente variante para los últimos cuatro've¡sos, en nota:
segun su dicha se esmera

vv. 2L7-2O. En el Ms. )177, el úldmo verso se lee: pues ninguoa ay tal como ella.
En nota, el copista nos dice que este verso estaba borrado en el códice que le ha servido de original, y aporta para el mismo esta variante:

Pluguiera a dios que no os uiera porque mi vida no fue¡a ,cautiua de tanto cuidado.

ni se espera cruel su igual.
Los vv.217-9 son de don Luys de Torres; constituyen una inaención suya, que fue presentada por nosotros al comienzo del Cancionero

(El copista señala que en el último verso no debería decir .tanto", sino <tal>.)

(núm. 6).

120

32r

230 desesperese

mi vida

de sanar desta dolencia

Don esteuan de guzman 2r) vi que andaua muy lloroso

Vi
215

mas a don bernaldino de velasco alli ¿ocantado
qilesrava assi de camino

Vi otros enderredor
240

vestido de colorado de seda y de paño fino

260

conel heridos damor qt¿e yuar^ en su compañia diziendo como aqael dia no juzgueys por la color
señora qt¿e ¡os cobria

sufriendo cuyta y afan quar¿to mas el quexoso tanto mas pena le dan Dezia si atorme/ttarme que¡eys pof la muerte darrne señora de grand valer terneos qt¿e agfadescef mas no quereys acabarme por mas mal poder hazer

y

\

\
\ l

l

265

24t

250

vi
w.
24t-2.

herido d,e gran tristeza vi lo andar por vna sala Yi que ninguno no vale tarrto quen amor se yguale conel delos amadores si su esfuergo y sus primores
quellalma se

Vi don hernazdo dayala con toda la gentrleza qae murio y toda la gala

juan de hinestrosa andar herido de vn passador [tal que el hasta vi tembrar que efa cosa de temor
270 Sus penas se descubrieron]

Alli vi al comendador

mis ojos sus manos vieron sacadas con gran dolof

diziendo hazia el amor las tus manos me hizieron
275

y formaron

amador

le

sale

diziendo amores amores
Estos dos versos oo son de Bernaldino de Ve-

v. 25t.
322

compuso. Es probable que Bernaldioo de Velasco se h¿lla¡a entre los caballeros que dezián estar rristes, cuando en su vestir publicaban lo contr¿rio. A ello parece aludir Garci Sánchez: diziendo como aqul di4... Por su parte, al don Bernaldino del bellísimo romance, que publicamos con el núm. 128, también le agradaba vestir de Era,nay sus pajes ver ^ de morado y amarillo, en visicando a su amiga. Existe un villancico que dice Amore¡ amores anlrer, y que nosotros publicamos (núm. 129).

lasco, sino de Cartagena. En la rúbrica al poem¿, que nosotros publicamos con el nú¡n. 127, se cuenta la ocasión en que Carragena lo

280

Adon bernaldino vi manrrique taier ca¡tando como ombre fuera de si en tristezas Iamenta¡d,o tal que en verlo en mudesci

vv. 268-70. La primera edición del Cancionero General no trae ni el primero ni el último de estos versos, siendo el v.269 el siguiente:
era cosa de temblar Si se leen en la edición de

1i20.

w. 274-1. l-as tts
y

ntanos nte bizieron l1t formaron amador son versos, no de Juan de Hinestrosa, sino del propio Garci Sánchez. Véanse Las Liciones de Job, poema núm. 141 de esta edición, w. 165

166.

32J

Tal lo vi qual yo me veo conel mal con qre peleo muy lloroso y sospirarzdo diziendo de quazdo en quarzdo 28t descanso de mi desseo te meresco desseando
Adon yñigo manrrique
290

llo

Passaua mal sin medida don antonio de velasco

yellesperazga perdida dezia con muy gÍan vasco perdonesseme la vida

Cruel amor diziezdo pues

vi penar de tuz tos modos ques razon qte lo publique por quenel castiguez todos y sus penas notifique Vi su gesto y su plazer

31t de matarme gana aues yenello mi mal v afrÍma mi voluntad lo confirma y espiritus promptlr es
caro autem es infirma

)2o Yi a
qae

yel cuerpo en llamas arder conel coragon partido 29t diziend,o aunque soy perdido mejor fue perder mi ser señora qile Ao auer sido

ün sancho su hermazo enel mismo fuego arderse dela muerte talt cercarro ii el podie valerse ni dar al otro la mano
qae

i25 Dizieodo
qae

Y tunbien vi
100

)o5

a don diego de casdlla desseando muy vascoso y sin sossiego con la muerte a¡dar lidiando en lo mas biuo del fuego Verdaderamente cteo qae frurrca fue tal desseo qaal mostraua que tenia diziendo sin alegria dondestas qae ¡o te veo ques de ti esperarega mia

aquien causa nuestro daño puede ser mas claro engaño

por señor .te'¡gamos

gru

dolor

310

nunca fue pena mayor ni tormezto mas estraño

con su ballesta y al jaua comombre sin alegria desquele vi qual estaua 335 preguntele qae sentia Dixo siento tal passion pena desesperacion
vv. 329-30. Nznca fte pena
mayor lnin trrmenro tan ettrdñr son los dos primeros versos de una canción de García Alv¡¡ez de Toledo, que nosoros publicamos (V. núm. lll y nota).

Vi Mlariño que venia

v.

287. Yñigo Manrique es, según una nora del Ms. 3777, de quien sorl los dos versos que forman parte de uoa copla improvisada, comenzada por él y rcabada por Garci Sánchez, y que nosotros publicamos con el núm. 19. te teo lqtes de ti esperan6a mia, apetece como anónima en el Cancionero Gener¿l de 111 l. La publicamos más adelante en nuest¡o Cancionero (núm. lJO).
La canción cuyo comienzo es Donde estat

i07-8.

qu

n0

v. )31.

Siguiendo al texto del Ms. 3777, cantbiamos <Ariño", que se lee en el Cancionero General, por <Mariño>. Gallagher sugiere en su libro que pudiera úatarse de M¿rineo Siculo.

j24

325

qle de verme ental

estrecho

hago tiros con despecho )40 que tiran al coragon del mismo que los ha hecho
370

yellamor la ystoria del de muy esforgado y franco pintado con vo pinzel

vna merced qte amor hizo alli adon aluar perez diziendo mi seruidor 341 quiero qlue seas mi alferez pues eres tan amador El víeado el peligro quera tomo luego la bandera y con desesperacion 350 tañ,e y canta esta cancion mi vida se desespera temiezdo su perdicion
estar muerto damores asu hermano don alonso 351 sepultado entre las flores y cantandole vn responso calandrias y ruy señores Yi qte venus y cupido favorescen su partido

Vi

Entre las quales pinturas vide las siete figuras delos moros que mato los leones qne domo y otras dos mil auenturas qae de vencido vencio

Vi

El amor vi que tiraua flechas al conde de haro con yerua que le passaua los pechos de claro en claro mas la yerua no tratava t80 Diziendo si no muriere ya veys ques Porqil¿ me hiere con toda su fuerga amor po¡ do es mi mal mayor si por caso yo biuiere i8t partiendo con tal dolor
371

360 tanto calun

le vi dezir atrr. qae muera mas quiero assi ver vencido
qae vencet dotra manera

qt¿e desespera

390

Yñigo lopez andaua con vna mortal ferida quel coraEon le passaua recelando la sallida el alma que enel estaua

A

grandes bozes dezia

harto de tanta porfia
Esta es la última estrofa del poema en la primera edición del Cancionero General, detrás de la cual viene el Cabo, o invitación a que otros añadan sus penas y nombres. Las siguientes estrofas proceden por lo tanto de la edición de 1120

Y vi mas adon manuel 365 de leon armado en blanco
vv.

3Jl-2. No

sabemos si Alvar Pérez escribió; pero los últimos versos de la esrofa que Garci Sánchez le dedica son el cornienzo de una canción de Costana

(V. núm.

133).

J84ó. J92-t.

vv. 364-74. Según consta como anotación al margen en el Ml j777, cita estos versos Argote de Molina

del Cancionero General. La canción cuyo primer verso es Si por caso lto biuiere es obra dé Ga¡ci Sánchez (núm. 1l de
este Cancione¡o; véase la nota). Estos cuatro versos son la primera estrofa de una canción que en el Ms. 617 de la Biblioteca

su Nobln¿ del 216.

Atdabzia, Sevilla, 1i88,

p.

326

327

sostengo vida tan fuerte ques triste el anima mia 19t hasta que venga la muerte

Vide a fernando de llanos
42o

¡o de peros ni mansanos
mas de males que concierta amot a sus mas ancianos Y avn que como seruidor la ttataua amor peor mostraua contentarniento

andar regaído su huerta

Lope de sosa venia
enclauado de saetas

tal que muerte descobria sus passiones muy secretas
estas palabras dezia Pues amor su haz mesconde ya mi seruir no responde cierto es mi desesperar y comienEa de cantar 405 mas embidia he de vos conde que manzilla ni pesar
400

42t

diziendo con gran tormento son mis passiones de amor tan altas de pensamiento

qlo alli eotre todos en medio
quen biuos fuegos ardia ni tornaua su remedio ni dexaua su porfia quera muerto siendo biuo y siendo libre captiuo declarando su beuir y dezia en su dezir el mal que de vos recibo es mas que para morir
Las palabras que Fernando de Llanos pronuncia son el comienzo de una canción del Duque de Medina Sidonia, que nosotros publicamos (núm. 136). En el Ms. 3777, en nota, se lee la primera esrofa de esta canción con una ligera variante respecro al texto que nosotros publicamos (véase la nota al poema núm. 136).

Vide a rodrigo mexia

Luys despindola estaua coo gesto sin alegria
410

de amores se traspassaua ni velaua ni dormia ni dormia ni velaua En su robada color mostraua su disfauor conel esperanga muerta 4t5 diziendo razon despierta ved que causa el desamor que contra amor se concrerta
de Palacio se atribuye a Garci Sánchez, y que oosotros publicamos con el núm. 18. Se trata de un poema inédito. Probablemente el Iñigo López de esra esrrofa sea el nieto del Marqués de Santillana, que fuera Conde de Tendilla, y a quien Lucius Marineus Siculus describe como ttir sapiens el litteris exciltls; aunque en el Cancionero de Pala(Barcelona, 1941) exisren todavía otros dos poetas con este mismo nombre.

$t

vv. 427-8.

w. 4i8-9. '

cio, ed. de Vend¡ell de Millás

YY. 405-6.

Son los dos primeros versos de un romance de Lope de Sosa del Cancionero General de 111 1, que nosorros pubücamos (núm. 131).

Estos ve¡sos son de Mexia, el mismo que aquí los dice. Se trata de los primeros versos de una glosa de este poeta a una canción de Cartagena, que asimismo publicamos, pues su comienzo también es eitado por Garci Sánchez al final de una estrofa. Canción y glosa corresponden a los núms. 123 y 124. Me ha parecido observar que cuando Garci Sánchez en este poema pone en boca de un caballero un dezir o el comienzo de una canción, suele indica¡ si se trata en verdad de

palabras del mismo galán que nombra. Por

328

.

329

440

A don lope de leon
con todos sus amadores

460

mal del bien que no posseo.

vi cantar en tal sazon y votauan sus amores de no darse a otra^ prision
I

Vide estar al almiranrc Iidiando con su passion
465

¿4> Sino aquella que tenian

por seruir a quien seruian donde perdieron sus vidas

congoroso mas constante tanto que es tazon que esPante su firmeza y aficion. Los sospiros son su guia

mirandose las heridas alegres porque complian 45o las deudas amor deuidas
470

y el cuidado su alegria mas fatigandole el mal
dixo con pena mortal quando de uos me partia no morir me fue señal.

[Auila el Comendador estaua muy herido loando su disfauor como leal seruidor 4>s dela casa de Cupido Aunqae mi pena es mortal bien auenturado el mal o ansia de mi deseo quan iustamente te empleo

vi que

ejemplo, cuando dice: sil misma cancion diziendo (v.64),:epnd sr dicbo se esmera (v.196),1dni¿ en s* dezir (en el caso del poeta Mexia)-

w. 45r-48i.

Estas t¡es estrofas que publicamos entre corchetes son inéditas, y han sido copiadas del Ms. 1777, donde ocupan este mismo lugar dentro del lnfierno, y donde aparecen igualmente entre corchetes. Según indica el copista del mencionado manuscrito, est¿rs tres coplas y la del comienzo se halla¡on <en un cancionero
vrero>.

Don Iñigo vi que estaua viendo su llaga encubierta que entfe si se apassionaua 4/) porque uio quan claro estaua toda su esperanza muerta Diciendo al amor deten tus secretos porque alguien no me sospeche mi mal 480 mas pues es de tal metal aued memoria de quien ha por uos su mal por bien en caso tan criminal. ]

Vi a don iuan de guzman 48t primo genito de niebla estar pensando en muy gran
y muy escura tiniebla

v.

458.

no sabemos de dónde pueda proceder ya que, aparte del ..cancionero viejo", que nosotros sepamos el copista no ha consultado ningún otro telto que contenga las tres estrofas que él y nosotros publicamos entre córchetes):
causado de

ElMs. )777 ofrece la siguiente variante (la cual

vv. 47O-1. Estos versos son el comienzo de una canción que en el Cancionero General de 1511 también se le atribuye a el Almirante, y que oosotros publicamos (núm. ll7).

mi

deseo

v. 483. El Ms. )777 cita como variante:
En pena tan criminal.
(Véase

v. 459.
330

lden
Pues iustamente te empleo

la oota al v. 458.)

33r

tal quel a penas vi su afan Diziendo quien conosceros 490 pudo como yo y perderos justa cosa es que este aqui no señora porque os vi porque mi vida en no veros tal gloria quito de si
Cabo.

495 Perdonen los caualle¡os pues quedao por estrangeros
aquien hago sinjusticia
agenos de

canciones por distintos aurotes. Estos dos poemas son el Ptrgiztorio damor del bachiller Ximenez y unas coplas de Guevara .a voa partida quel rey don Alonso hizo de Areualo>. En este último poema, cuyo primer verso es Recontar si m¿l .renti, Guevara da cuenta a unas damas de cuáles fueron los galanes qu z. Lo que el señor de smo Guevara canta al ft uo, respectivamente), son versos que Garci Sánchez incluye tambien en su Infierno, poniéndolos en boca de Macias y de Don Diego de Castilla. Véase sin más esta estrofa (VIII) del poema de Guevara, y compárese con cualquiera de las del Infierno de Garci Sánchez:

A

Mir¿nda tti aestido

y

de poner enlos primeros 5oo Y si desro se quexaren los que aqui no se hallaren por qae assi cierro la puerta
materia queda abierta ponganse los que faltaren
Es este el poema que más fama dio a Garc.i Sánchez entre sus

mi noticia

de torme¡tos sin compas de bolrcr mir¿r ¿tras con dolor de ser partido.

Q*ando biet lo o*e nirado
dele oer qzise espantarme queJe tti to¿o turba¿o

1 canlardo sin mirarme

la

a!. qlue no se remediarme.

Ocupémooos ahora del Pargatorio damor del bachiller Ximénez, que creemos pueda tener algo más que ver con el lnfierno que el ser ambas uoas piices d citations. El poema, que petteoece también al Cancionero de 1111 y cuyo primer verso es De ¡entir mi m¿l

Sánchez.

nbrado, tieae un comienzo muy distinro al de Garci Sánchez: el autor llega a unas cuevas oscuras, donde t¡as mucho llo¡ar siente al amor llegar dando alaridos: a quien le cuenta sus fatigas, y responde el amor, quien luego manda .asus rnastressalas> que le pongan dos alás al poeta p¿ua que vuele con é1. El amor lleva a
Ximénez no allinfierio ni al parayto ma¡ derecbo al p*rgatorio,

tivos son en número de treinta, y la última de las estrofas (la
úldma de nuestro texto) es una invitación a que orros caballeros

En la edición de 1511 del Cancionero General, los galanes cau-

(w. r14-5)
en cuyas puertas de hierro hay esre mote esculpido:
eJta er caJd. de destieno do v paga hien el yrro

call amor

eJ cometi¿o

(vv. l2)-5)

332

i33

Y

mas allá una bandera,

Sobre la personalidad de los galanes

dellnfierno hemos decidido

! ilnd letra en ra¡o urde

que dizie de¡ta manera nadie por amor se pierdc si no aquel q,te desesPera.

(w. t3740)
Entonces es cuando Ximénez advierte la presencia de muchos nobles valencianos, de muchas damas y caballeros. Aunque Aellas desfrac.adas

üa

sin podeí sL gesto t)er mas de galanes qve ar¿ta os dira la pltma mia
los

no aventurar hipótesis alguna. Aquellos que son bien conocidos por su actividad poética Mena, Santillana, Guevara, -Macías, ctc.- no necesitan presentación. Sobre el resto se desconoce, hasta donde ha sido estudiada la lírica de cancionero, si fueron o no poetas. Nosotros suponemos que algunos no lo fueron, pero siendo tan escasos los datos que nos da Garci Sánchez, no nos hemos atrevido a inclinarnos del lado que indica pudierao tratarse tle personajes que aparecen en las Crónicas de la época. Por su parte, Gallagher ha considerado oportuno indicar las referencias que en la Crónica de los Reyes Católicos de Flernando del Pulgar se encuentran acerca de algunos personajes, que pudieran ser los mismos que menciona Garci Sánche2. En muchos casos lo que Gallagher hace es nombrar las posibilidades de que un mismo ¡4rlát dellnfierna sea éste, aquél, o aquél orro personaie histórico. lll libro de Gallagher, sin embargo, no se ocupa para nada de las canciones que Garci Sánchez introduio et su Infierno.

qte ptdo

coltoscer,

(w.

146-50)
que

Aquí el poema se convierte prácticamente eo el poema

anotamos, a pesar de que ningún nombre se repite. Y si no, véase el suf¡imiento de uno de los caballeros del poema de Ximenez (estrofa XXXI):

Vi
al

cotde dalbafia en medio las centellas que saltatan enell alma se lentratan sin poder dar le remedio

tres flegos

q\e

cercat¿an

Y dezia fln mesilra toda la color perdida
bagarvne
conforme con

la rcpoltura mi tenltra que se acaba y mi aida.

De la mayoría de los galanes presos ranro en eI Pugetorio de Ximénez como en ellnfierno de Garci Sánchez se sabe muy poco. Las palabras qu€ están en sus bocas pertenecen o bien a la obra de un autor conocido o anónimo, o bien se rata de composiciones perdidas, o que se hallan todavía manuscritas sin estudiar ni publicar. Nosotros hemos querido publicar las que nos eran conocidas de las que aparecen en el Infierno d.anor de nuestro poeta, y así lo hacemos más adelante en el Cancionero, indicando siempre en qué versos del Infierno se ciran, y de dónde procede nuesrra versión del texto completo.

334

t35

20

noble vista angelical a quien fuy e soy leal e sefe syn dudamento maguer que sufro tormento longe syn fáser error

Amor
115
25

seas ensalgado

ESTA CANTTGA DrCEN QUE FrZO ALFONSO ALUARTS AL CONDE DON PERO NINO POR AMOR E LOORES DE SU MUGER DONA BEATRIS

pues me mandaste seruir buen paresger acab^do en fablar e en reyr bien me puedo enfengir que ame gentil fygura mas si ella de mi non cura muerto so yo pecador

Amor sempre oy dezir
Loado seias amor

por quantas coytas padesco poys non veio a quien ofresco todo tenpo este meu cor
Eu vy tenpo que biuia en lindes e syn pessar adorando noyte e dia lo que non poso oluidar fortuna fuy trastornar l0 a carrera de aventura que non es nin fue segura nin sera en vn tenor

l0 que cualquier que re se¡uiese deuie muy ledo beuir por quanto coyta en que se vese canto ssy por esto fuese yo me pongo en reu poder )t que sy mefesco en perder tu seias meg judgador

rt pues me distes por señora
(w.

Non me quexo de ty agora amor sy padesco mal

115 / Esta es la canción de Alfonso Alva¡ez cuyos dos primeros versos pone Garci Sánchez en boca de Macías eo su lnfierno

54-5). Nuestra versión es la del Cancionero de Juan Alfonso de Baena, en edición crítica de J. M. Azácera.

v. 18. J. M.

Aziceta enrre otr¿rs variaotes, anor¿ una
verso que dice:

v.2.
336

Garci Sánchez parece haber .traducidor coytas por penas en su Infierno.

p¿¡ra este

e sere syn mudamento

337

20

Pues que fustes la primera de quien yo me catyue, desde aqui vos do mi ffe vos sseres la postrimera.

116

ESTA CANTIGA FISO JUAN RODRIGUES DE PADR.ON QUANDO SSE FUE METER FRAYR.E A JERUSALEM EN DESPEDIMIENTO DE SU SEÑORA

Byue leda si podras, non esperes atendiendo, que segunt peno sufriendo, non entiendo que jamas te vere nrn me veras.

¡O dolorosa partida de triste amador, que pido ligengia, que me despido 10 de tu vista e de mi vida! El trabajo perderas en avef de mi mas cura, que segunt mi grant tristura non entyendo rt que lamas te vefe nin me veras.
116

drón cuyo comienzo, en esta ocasión, puso Garci Sá¡lchez en bios del autor (V. el lnfierno, w. 61-6). Nuestra versióo es la que ofrece J. M. Azáceta eo su
crítiga del Cancione¡o de Juan Alfonso de Baena. Hemos asimismq pubücar unas glosas anónimas e inéditas a esta

/

Publicamos la famosa caoción de Juan Rodríguez de

(núms. l-17

y

118).

338

3)9

25

No adendas qae a de boluer El que como yose parte y pues que nohe deholuidarte en no[ ]pudiendote ber matfi¡ame El desearte
El qte estauida conrrasta un momeoto note uiendo si Por tu causa seharta

TT7
30

mucho menor daño basta qae segun Peno partiendo

GLOSA

Mis tormentos mis Enojos
nolos siento desta suerte pero dueleme la muerte potqae ceÍtar^ mis ojos )t pa[ra] nunca poder uerte

Señora sinti comigo

donde yre pues voy sin mi quien sinti sera mi abigo qae deto verme contigo nadie me querra sin ti

Y

pero porqze alegre seas quanldo] tu sin mi[ ]tebeas t0 viue leda si podras

Ya sin miverte desseas Yo sin ti nunca jamas

40

queesta esperanza perdida es la que meduele mas qae si es cierra mi partida qae ser6 cier tami uida yano esperes qae jamas

Si Podras que es facil cosa oluidar El mal[ ]ageno porq4e no eres tam piadosa qae dela pea qile perro lt jamas[ ]tesenti auidosa

Ansi que pues yo mealexo de mi vien y tu Ermosura ningun hado measigura por que estaseñora dexo 4t todo Elbien demi bentura

Y si de[ her me[ ]hir muriendo
en mi tornada per?sares piensa[ [o que voy sintiendo qt¿e mematan[ ]tus pesares Y no penes atendiendo
B.
P.

Harto me dexas Penado del voluer adondeestas mira situ ffe he guardado qile biuo ni mudado ^y t0 te vereni meveras

20

TñJriBo
340

34t

118

de guogar de mi Presencia no uiuas en confianga de que tras la triste ausensia 2t veras alegre bo¡aoza Que rnas degir te podre, ya el sentido voy Perdiendo de ver que te dexare, hablando estoy y no se jo que, segun Peno partiendo

Pierde la dulce speranga

OTRA GLOSA DE UIUE LEDA
P. f. M. DI e.
35

No me fatiga el dolor

que esta romPiendo mi Pecho afligeme offo mayor que es ver el tuYo deshecho

y abraslad]o en tierno Amor
y vede qual estaras siri esperar tiempo bueno que el triste en que uiuiras? quando uoluera? Tirreno ya no speres que ,amas

Quando de ti y de la vida Alma, que te[ ]uees quedar tan sola, y tan afligida vieres el cuerpo apartaÍ con quien estauas unida el guogo que yo tenia y el bien que tu perderas pues no se cobra alma mia viuiendo sin alegria l0 vive leda si podras Pero quedando sin mi como podras alegrarte o[ ]yo, qual yre de aqui que el corason se me paf,te
r5

40

Quisiera yo en tretenerte dejandote en confianga Pero pues saues mi muerte como te dare Speranza 4) de Poder uoluer a uerte y Asi me Parto Alma mia

Deja de esperarme mas Juzga et uerme, si podras Pensar de mi, que Algun dia
t0 Tevere,

en apaÍtatme de ti no te venga, la ragon
de estar siempre padesgienilo

ni me

veras

Mas pues morire en Partiendo
soslegue tu y no penes

cofason atendiendo

lEEf

l¡l B. P. Las iniciates de la rúbrica, que posiblemente indican el nombre del autor y su pertenencia a una Academia, no han sido estudiadas por oosorros.
343

342

T19

OTRA DE TORROELLA

COPLAS DE JUAN DE MENA

i

Pues serviEio vos desplaze

Ay dolor del dolorido
que ñon oluido cuydado pues que antes oluidado me veo que fallescido

loar vos descontenta lo que mas vos satisfaze yo no siento quien lo soenta.
con esto mi sentir no sabe que modo sigua pues a mi mucho serviros vos mostfades enemiga. Esto siento que vos plaze: l0 el dolor que m'atormenta. Sy mi fin vos satisfaze, yo no siento quien lo sienta.

Ya fallesce mi sentido

Y

y mis

penas van cresciendo después que gane siruiendo por do pierde lo seruido
r0

mi seruir gano de tristezas ganare yo triste que mas sere y menos de quanto so Que hare captiuo yo que perdi mi libertad
Quantas ganando captiuidad

15

Este poema copio de la edición qu'e del mismo hace J. Romeu Figuera (op. cit,, poema núm. 27). Et sulnfierno, Garci Sánchez nos presenta a Monsalve, cuya personalidad se descoooce, diziendo los dos primeros versos de la canción. Sin embargo, J. Romeu Figueras, quien cica a Garci Sánchez, y M. Baselga y Ramírez, en su edición de "El Cancionero catalán de la Universidad de Zaragoza, (Zaragoza; 1896), atribuyen esta composición al poeta catalán bilingüe Pe¡e Torroella. Sin duda, pues, la atribución que hace Garci Sánchez del poema es falsa.
I

119/

de quien libre me robo
l2O I Los dos primeros versos de estas coplas son los que hallamos en el lnfierno de Garci Sánchez (v. 120-l), en boca de

Juan de Mena.

mado Vergel de Amores', publicado enZaragozr en 1561. Nuesrra versión es la de este bonito cancionerillo, que hemos consulrado en edición facsímile de Huntington (1903), y en el que las coplas del famoso poeta aparecen en primer lugar.

A éste son atribuidas en el .Cancionero lla-

i
t
¡

)44

345

t

En perder quanto esperaua
tantas cuytas cobrare quen cobradas perdere
20
55

quien perder me desseaua La cruel que me penaua y mis penas no requiere no se porque perder quiere vn perdido que ganaua
Cobraqa si me. detiene

Ya peno contra razórr y muero por quien me mata como el que no acata de seruir por galardon Tus sentidos acatando mis penas y tus errores tus dones seran mayores de quanto te yo demando esplega te de qual ando y si quieres que assi sea no quieras quien te dessea que fenezca desseando
Muchas muertes he buscado pensando hallar la vida no halle muerte complida mas ellas han me hallado O triste de mi cuytado de cuytas pena mortal paresce ser queste mal para mi estaua guardado

60

25

en perder y no me pierde tal venganga que recuerde la perdida que me viene Porque mi vida mas pene lo Ia pena ser mas auida rnirad señora que vida que tengo con quien me tiene

65

Bien tuue que no tenia de complir sobre mi mal )5 complida pena ni tal que compli que no cumPlia El dolor que posseya abueltas conel desseo 40 por causa de quien Posseo Ia mucha tris¡eza mia
Sabiendo rni dessear

70

75

La vida que tal bastece es muerte para sufrir y que la sufre el viuir

45

lo que dubda rni tormento crescia mi perdimiento si se pierde por dudar Ala fin del mal pensar
no de poco atribulado pues que voy tan desamado yo me deua desamar

80

Ia razo¡ no lo padesce Si dezis que tal meresce quien se quiso ca¡rtiuar el mundo deue pesar y aun a vos si bien paresce De viuir sin
dessear

quantas vezes he memoria mi dolor es mayor gloria
85

1o Los dichos de mi passion

del todo no satisfazen los agrauios que me hazen las penas del coragon

que la vida sin amar quando vino sin pesar enfingendo de amador que haria con fauor dela que amo sin par.
347

346

90

fin. Bien puede considerar quien supiere mi dolor delas vidas la mejor y enla mia castigar.

12L

CANCION DE DON JORGE

No se por qile me fatigo
pues con razon me venci no siezdo nadie comigo y vos y yo contra mi

5 Vos por mauer desamado yo por aueros querido con vuestra fuerga y mi grado
auemos ami vencido Pues yo fuy mi enemigo

10 en darme como me di quien osara ser amigo del enemigo de si

l2l I Ge. L5ll. Garci Sánchez en su Infierno atribuye aJorge Manrique las palabras dg los cinco versos últimos de una estrofa (vv. L)9-43), de los cuales el penúltimo y el úldmo corresponden al cornienzo de esta canción. Por su belleza hemos querido publicar la glosa que de la canción hizo Boscán (¡ú.m. 122), y que sólo hemos hallado én la edición de 1514 del Cancionero General. Mossen Gragull t¿mbién glosó esta canción (en Ge. l5lI: Ex qaererot bien lo creo).

j48

j49

Vencime con mi querer, con mi querer no fingido y con este tal partido ved como podra vencer
?l

quien de si queda vencido.

122
to
GLOSA DE BOSCAN A ESTA CANCION DE DON JORGE MANRRIQUE QUE DIZE: NO SE PORQUE ME FATIGO

y si no sigo mi grado y si mas no me persigo,
mas ¿como podre cuytado no siendo nadie comigo?

Vencere si el seso sigo

Pues trabaio en offenderme con vida que mal Procura no es razon que mr ventura

Mis valedores se armaron contra mi sin avisarme y acordaron de matarme, y pues todos me dexaron 3t yo tambien quise dexarme. De forma que me senti del todo desamparado porque fueron quando os vi
razott, amor

5 me defienda de tristura. Que quien mas es mi enemigo
no es amof ni vos mas yo; y pues yo mi dolor sigo no se Por que causa no

aunque Pueda defenderme

y

cuydado

y vos y yo contra mi.
En ser vos mi matadora, quise ser mi matador porque soy tal amador que lo que quereys señora 4) me manda quefer amor. Y ansi de mi combatido y de vos pues vos quereys, con amor y sin sentido me perdi como sabeys yo por averos querido.
causamor mi mala suerte; vos con desamor dais muerte,
55

lo no se por que me fatigo.
Mi querer es mi razon mi razon es mi desseo;
mi desseo quando os veo con razon me da passion It con la qual triste guerreo. Y por esto me perdi; mas no perdi mí dolor y fuy vencido de mi y de mi fuy vencedor 20 pues con razon me venci.
122

Con amor y desamor

I Ge. $54.

Véase

la ¡ota a lz anterior canción de Jorge

Manrique.

yo con teneros arno¡ mi dolor hago mas fuerte. Y ansi de mi mal sobrado los dos fuymos ocasion,
351

350

pues causamos my cuydado yo en tenefos aficion
60

95

vos por me haver desamado.

mi dolor y vuestro olvido, porquel ques de amor herido quanto mas cresce la afre¡ta 6t tanto mas es mas sufrido. Y por, esto no forgado me vencr pues me venclstes y con mal desesperado yo me di y vos me prendistes con vuestra fuerga y mi grado.

Es fuerEa quen plazer sienta

100

no lo mate su adversario ha por bien ren{ir y darse. mas por esso, segun vi no pude escusar mi muerte; muy peor hize mi suerte por que quando me rendi en darme como me di.

Mi querer querer os quiere
aunque no espere vitoria porque tengo en la memoria que do el peligro mas fuere 7' m¿rs sera tambien la gloria. Por la qual razon he sido contr4 mi por ser con vos; y assi siendo de un partido con las armas de los dos havemos a mi vencido.

En mi mal que mal me trata este bien se trata agorai y es ser vos mi vengadora y matays a quien se mata 10t pues a mi matays, señora. Assi que sin ser comigo no podeys ser contra mi; mas en fin pregunto y digo que del ques contrario a[ lsi n0 ¿quien osara ser comigo? Quien consigo paz no tiene con todos terna renzilla. Quien procura su manzilla si la tiene Ie conviene llt que la ten9 y no renzilla. Por do si me persegui, perseguidme vos matando; dadme mal pues mal me di: que no es justo ser del vando 120 del enemigo de si.

Conmigo desavenido a mi mismo fuy traidor: mas mirad que hizo amor que quedasse yo venado
85

90

siendo con el vencedor. Por estas causas que digo no devo quexarme yo, Pues tfayo guefra comigo pues yo fuy quien me mato y pues yó fuy mi enemigo.

Mi vida con tal contrario

quiso a vuestros pies langarse como aquel que por librarse

352

3r3

123

r24

CANCION DE CARTAJENA

GLOSA DE MEXIA

No

se para que nasci pues en tal estremo esto quel morir no quiere ami

y el beuir no quiero

El mal que de vos recibo mas es que pafa morlr pues lo tengo syendo biuo

yo

Todol tiempo que biuiere terne muy iusta querella dela muerte pues no quiere ami queriendo yo aella Que fin espero daqui l0 pues la muerte me nego por que claramente vio quera vida para mi

por que muera yo en beuir Y pues la vida perdi sin que muerte se cobro no se para que nascr pues en tal estremo esto
Haze mi dolor ser cierto
l0 tener la muerte dubdosa por que quito destar muerto

123 I Ge. l5ll. Garci Sánchez pone en boca de un talJuan de Hinestrosa los primeros dos versos de esta canción (Y. stlnfierno, vv. 164-1). Sin embargo, mientr¿s que de Juan de Hinestrosa nada sabemos con seguridad, de esta canción sabemos cierramente que es obra del poeta Cartagena. Esta canción fue glosada por el poera Mexia en st poema El mal que de oos recibo, que nosotros publicamos a continuación. Se trata del poema que Garci Sánchez, atribuyéndolo a su autor, Mexia, enuncia en el lnfierno, en los w. 4J8-9.

no ay remedio en otra cosa os conosci que tan desdichado so rt quel morir no qui'e¡e ami y el beuir no quiero yo

Y ved desque /

Este pesar me viniera por que mas pena resciba la vida quiere que muera la muerte quiere que biua
124

I Ge. $lL

Véase la nota al anterior poema.

354

35t

Si la vida no venciere con dolor de padescella todo quanto yo biuiere terne muy iusta querella
2t Pues biuiendo lastimado

sin de bien tener sospecha que hare desconsolado pues que soy tan desechado caun la muerte me desecha l0 Y es pbr quen verme sin ella sera el dolor que tuuiere dela muerte pues no quiere ami queriendo yo aella
)5

r25

MOTETE

Conestos males que duelen de que vos nunca /os dolistes salen los sospiros tristes con lagrimas como suelen

40

Siendo el mal que me maro la vida que no perdi que fin espero daqui pues la muerte me nego Fin Assi que quedo en tristura hecho el remedio dolor
quexoso de mayor mi ventura

4t

y la lastima

Ved quan fuera de razon es la ley delos amores son los ojos rnal hechores y pagalo el coragon Que si el coraEon pudiera miraros y se engañara que muriera que penara su justo pago le fuera Mas pues que los ojos son de tanto mal causadores ved si es fuera de razon siezdo ellos los mal hechores qae lo pague el coragon. fin.

Ñsat9

B. N. (y. bibliosrafia:97,r). Esta composición no

nuestro poeta el que cada uno hable lo. suyo en su poema, ni ello en la, mayoría de los casos, como puede las noms "..1".r, il lnfierxo.
res_ulla

it6

357

Assi qze pido temprano la muerte con su dolor por huyr dotra mayor qae viene de vuestra mano Mas la vida con la pena la muerte por no dexar ya no hallo cosa buena si no auos por mi pesar

126

2' Si muriera quandos vi catiuo qile no deuiera

UNA QUE DONLUYS DE BIUERO HTZO ASSU AMIGA Si no[o]s ouiera mirado

ni penara ni /os quisiera lo q*e agora no es en mi

Mas amor en iuuentud l0 dando me gloria fengida quiso me otorgar la vida

por negar me la salud

ph'gis¡¿ dios que nofoJs viera por qile mi vida no fuera catiua de su cuydado Pues /os oue conoscido
solamezte por quereros quiero mas quedar perdido que cobrado por no veros

15

No es amor la causa desto si no vos la causa del no soys vos la ques cruel si no yo lo fu[iJ en ser vuesrro No mue¡o yo por amaros
que sera assi al reues
mas por qae 1o me queres no podieado yo oluidaros

Por quereros es querida 10 mi vida con la qual muero por lo que la vida quiero quiere la muerte mi vida Mas amor y su porfia me hazen el mal qaesPero rt querer lo qae to qaerria por no querer Io qae quiero

40

Fin

4l

Esta vez sí es buena la atribución de los dos 126 I Ge. l5ll. primeros versos de esta canción en ellnficrno, donde son pronun'.i"do, pot odon luys'. Garci Sánchez llama a este p-oeta uhermanor de Altamira; por ello debe entenderse el que fueran hermanos en el eiercicio de las armas o las letras.

Vos soys y siempre sereys aquien mi vida obedezca vos soys la qae meresceys qt e nunca nadie /os me¡esca Y con esro se consuele mi querer tan desdeñado pues conesto amor no duele tanto qu.w ro ha lastimado
En el Cancionero leemos *fuer.

v.)6.

3t8

359

r27

t28
ROMANCE DE DON BERNALDINO

OTRA DE CARTAGENA POR QUE LE DIXERON VNAS DAMAS QUE POR QUE DEZI,A EL Y OTROS CO¡{PAÑEROS SUYOS Q[/E ESTAUAN TRISTES QUEN SU VESTIR PUBLICAUAN EL CONTRARIO POR QUE YUAN VESTIDOS DE GRANA Y CARTAGENA
RESPONDE POR TODOS

Ya piensa don Bernaldino
su amiga visitar da bozes a los sus paies de vestir le quieran dar / dauanle calEas de grana
borzeguis de cordouan vn jubon rico broslado

No

juzgueys por la color señoras qr¿ nos cobria calas vezes ellamor haze muestras dalegria

con quencubre su dolor Por do nuestro colorado en su ser sera muy cierto

que en la corte no ay su par dauanle vna rica gorra l0 que no se podria apteciar con una letra que dize

al sepulcro comparado qre de fuera esta dorado l0 y de denro el cuerPo muerto

mi gloria por bien amar la riqueza de su manto no vos la sabria contar rt sayo de oro de martillo que nunca se vio su ygual vna blanca hacanea
128 / Nuestro texto es el mismo del Cancionero de Romances (Anvers, 15i0), que,estudia y publica A. Rodríguez-Moñino (Ed.

Los dos primeros versos de esta canción 127 I Ge. IJll. Cttagena se citan al final de la estrofa en que Bernaldino Velasio comp¿rrece ante Garci Sánchez en el lnfiemo de é Bernaldino dé Velasco probablemente se hallaba enre los cab¿ ros por los que responde Caragena en esta composición.

Castalia, Madrid, 1967). Al incluirlo aquí hemos querido ilustrar el gusto que tenían algunos de estos caballe¡os en ir vestidos de grana, lo que diera ocasión a que unas damas se preg¡¡ntrü¿n un buen día si sería verdad que eran ristes, a lo que respondió Cartagena (núm. 127).

j60

j6t

mando luego atauiar con quinze mogos de espuelas que le van acompañar ocho pajes van con el los otros mando tornar de morado y amarillo es su vestir y calgar allegado han a las puerras do su amiga solia estar fallan las puenas cerradas
empieEan de preguntar
10

L2g

J' El rasga sus vestiduras con enojo y grao pesar

donde esta doña Leonor la que aqui solia morar. Respondio vn maldito viejo que el luego mando matar su padre se la lleuo lexos tierras habitar

coPLAS A OTRO VTLLANCICO QUE DIZE

y boluiose a los palacios

el dia que yo no [o]s veo mil años son para mi
Pelear como peleo

Amores amores amores dias ha que yo no [o]s vi

donde solia reposar puso vna espada a sus pechos
40

por sus dias acabar vn su amigo que lo supo

venialo a consolar y en entrando por la puerta

sin veros como yos vi cada momento que os veo son mil años para mi
t0

vidolo tendido estar 4, empiega a dar tales bozes
que al Eielo quieren llegar vienen todos sus vassallos procuran de lo enterrar en vn fico monumento t0 todo hecho de cristal

Tanto en vos señora veo que no me aparto de my y si algun rato no os veo son mil años para mi

en torno del qual se puso vn letrero singular aqui esta don Bernaldino que murio por bien amar.
Fin
162

129 I Este villancico hemos copiado del Espejo de Enamorados, reimpreso con uo estudio de A. Rodríguez-Moñino (Ed. Castalia, Valencia, 1911). Segin Rodríguez-Moñino, el villancico procede de un rarísimo e incompleto cancionero impreso en la primera mitad del siglo xvl, que Don Agustín Durá¡ en su .Romance¡o> (ed. Rivadeneyra, ll, p. 694) cita como el "Cancione¡o o Trobas de Yelázquez de Avila" y que hoy se halla en la Biblioteca Nacional (signatura R. 9428, según Rodríguez-Moñino). Julio Cejador imprimió este villancico en .La Verdadera Poesía Castellanao, con el núm. 2217. Nosotros lo publicamos aquí porque en el lnfierno de Garci Sánchez, en el v. 213, se dice: Amores anores'

j6j

De grande gozo me asseo quando me acuerdo que os vi rt y si alguna vez no os veo son mil años para mi
Todo amor tengo por feo que no es señora por d el punto que no te veo son mil años para mi En quantas historias vi otra vos jamas ley otro mal peor no veo que no veros para mi
25

130

20

OTRA CANCION

Muy grande gloria posseo quando os veo estoy en mi el rato que yo no os veo sospiro por quando os vi
Por verte siempre rodeo y tu huyes mas de mi sabiendo que no desseo otra vida sino a ti
Batallando en ru torneo do tan mal parado fuy el medio mejor que veo es traerte siempre en mi
Fin.

Donde estas qile no te veo ques de ti esperanga mia arni qte verte desseo mil años se haze vn dia
Mas tal es tu hermosura y tu tierna juueztud qile cofr tu gentil figura me hieres y das salud Comigo mismo guerreo si desamarte podria mas al fin catiuo creo quedar de tu señoria

)0

10

)5

cionero Gene¡al. En ésta frgura al comienzo de las obras del poeta Rodrigo Dávalos, pero sin que la rúbrica indique el que la canción sea suya, como dice A. Rodríguez-Moñino en su esrudio preliminar al Cancionero Espeio de Enamorados. La rúbrica, si se lee detenidamente, sólo atribuye a Dávalos la glosa de la canción: .Comiengan las obras de rodrigo daualos / y esta primera es vna glosa q*e hizo aesta cancion siguiezte>. En el Espe jo de Enamorados la canción aparece bajo lirúbrica .Otra cancion>, sin oombre de autor, y con la palabra .meo en el cuarto
verso.

que Garci Sánchez le arroiara (w. 107-8). L¿ canción aparece en el cancione¡illo llamado Espejo de Enarnorados (V. nota 129), además de en la primera edición del Can-

130 / Ge. f5ll. Los dos primeros versos de esta canción son palabras que Diego de Castilla halló para queiarse en ellnfierno al

364

36t

r)r
OTRA DE GARCIA ALVAREZ DE TOLEDO

r)2
GLOSA DE NUNCA VI PENA MAYOR

Nunca fue pena mayor

nin tormento tan estraño que iguale con el dolor que resEibo del engaño.

Y

este conocimiento haze mis dias tan tristes en pensar el pensamiento que por amores me distes, me haze ver por meior

l0 la muerte,

y por menor daño, qu'el tormento y el dolor que rresgibo del engaño.

t0 ni tormento tan estraño.
Es donosa vida amando padecer toviendos fee vos mi mal disimulando

Serbiros y contentaros contentaros y serviros hacen mis temores claros claros para mas amaros 5 amaros y no mentiros mas si a mi mata el amor y vos no sentis el daño 'de tan grande disfabor nunca fue pena mayor

compuso Juan Urreda. Es ob¡a del primer duque de Alba, Garci¡ Alva¡ez de Toledo, y no de Sancho de Velasco' (V( los vv. )2940 del Infierno de Garci Sánchez)' Nuéstro texto es el mismo que publica J. Romeu Figu' en su edición del Cancionero Musical de Palacio (núm. 1). T bién se halla, con variantes, en el Cancionero Musical de la bina (núm. 9 de la edición citada de M. Querol Gavaldá)' Publicamos una glosa anónima e inédita, según nuestras cias, a esta canción (núm. 112).

l3l /

Esta canción. fue célebre debido a Ia música que pa¡a

I32 /Ms. 4f 14 B. N. Este manuscrito (letra del siglo xvru), t¡ue recibió el nombre de "Cancionero de Poesí¿s inéditas>, trae numerosas composiciones de Pero Guil.lén de Segovia precedidas rlc un prólogo en prosa, y a partír del f. 576, poesías de Antón de Montoro y otros. Al final de laglosa que nosotros publicamos con
t ancio

l¡r rúbrica original del manuscrito, se cita su procedencia: "del [ero ] manusc [rito I Pero Guillen dela Libreria d¿ Cam [ara] el

l(cy". Una tercer¿ parre de las composiciones que contiene el Ms.
cse cancionero no conservado de Pero

4114, cuyo índice completo aparece en el t. III del Diccionario llibliográfico de Simón Díaz, pp. 423 y ss., coosiste en la copia de

Guillén de Segovia.

366

367

r5

y que muera yo callando sin saber nadie por que pues vendido mi dulzor por un olvido tamaño
no puedo pensar temor que iguale con el dolor que recibo del engaño.

Y si mi

vida pensara vos serbia, vos sirbiera
aunque mas males pasara nunca me decontentara que pensara, o que muriera mas a mi grand sentimiento nunca vos mirar quesistes

133

25

CANCION DE COSTANA

y

ni sentistes mi tormento
este conoscimiento
quexoso

l0 hace ser mis dias tristes.

Mi vida se des[es]pera
temiendo su perdicion pues do yo sigo razon razon condeia que muera

Yo vivo de vos

quexoso del galardon pagado, y nunca gozoso

codicioso, y deseoso )t de sanar el corazon

5 Que si en mi seruir

paresce

el qual mirando sin tiento
vos sio curallo heristes tengo desto sentimiento

merescer Por mas querefos visto qae nadie / os meresce

40

en peosar el pensamiento quepor amaros me diste.

133 /Ge. f5ff. En eI lnfierno de Garci Sánchez (vv. 311-2) csta canción de Costana la tañe y canta Alva¡ Pérez, aunque sin tluda oo se trata del Conde de Orgaz, de quien refiere Santa Cruz cn su Florcsta Españok la siguiente anécdota: "El Conde de Orgaz .lon Alva¡ Pérez de Guzmán, dezia que tenia por necio al que no sabia hazer vna copla, y por loco al que hazia dos.> El hecho de <1ue en ellnfierno, el Amor nombra a don Alvar Pérez su alférc2, y luego toma éste una bandera, quizá lo único que nos indica es que sc trata de alguien que sobresalió en batalla, alguien cuyo valor fue bien conocido. En el Catálogo de Morel Fatio de los Cancionerillos de la B. N. de París, se lee:

oMi vida se desespera timiendo si perdimento
cn el Cancionero Ms. español 313, y atribuido a Pedro Gonzilez de Mendoza."

368

)69

Y si algun remedio

yo no puedo meresceros
espera

10 poniendo por defension quefer yo con vos razon razon condef¡a qr¿e muera

134

ROMANCE DEL CONDE CLAROS

Pesame de vos el conde Iror que assi os quierle]n maar por q*el yerro que hezistes no fue mucho de culpar 5 qlslos yerros Por amores dignos sog de perdonar suplique por vos al rey co$ mandasse delib¡ar mas el rey con gran etoio l0 no me quisiera escuchar guela sentencia era dada no se podia reuocar pues dormisles con la infante auiezdola de guardar It mas os valiera sobrino delas damas oo cur¿u qze qtien mas ttaze Por ellas

20 ninguno puede escaPar qae Ftrmeza de mugeres no puede mucho durar
L34

mas espera lalcugu qte de muerte / o de Perdido

I Ge.

l5ll.
37r

qt/e tales palabras do no las puedo comportar 2t quiero mas morir por ellas qre beuir sin las mirar.

t35

OTRO ROMANCE DE LOPE DE SOSA CONTRAHAZIEAIDO EL DEL CONDE CLAROS

I

ni pesar pot qtJe muerte tan honrrada por vida se ha de romar llama yerro ala fortuna quiea no la sabe juzgat sin ventura en tales yerros
qae rnanzilla

Mas ezbidia he de vos cozde

lo

It

acierta quiea puede errar mas querria sef vos muerto qtel rey cos manda matar por qael muere en quedar biuo no querieados perdonar no le demos esta gloria pues no la supo gañar

pues lera mayor victoria la prisa del cadahalso conde vos la deueys dar
qae mandaros degollar

pot We tan alta sentezcia 20 no saya de revocar
yenla muerte el descar¿sar yenla causa esta el consuelo corr qae os aueys dalegrar
135 /

quela vid,a esta enla muerte

Ge.

I5lr.
373

372

.,116
CANCION DEL DUQUE DE MEDINA SIDONIA

137

CANCION DEL ALMIRANTE

Son mis passiones damor

tan altas en pensamiereto qaal remedio es ser conter? to por la causa del dolor

no morir me dio señal qte la triste vida mia

Quando de uos me partia
se guafda para mas mal

Pot qae de m¿s de querella
sin esperarega se gana vna passion ran vfana
ques descarrso padescella Es amor el disfauor do puedel merescimiezto dar la paga del tormezto

10

Y si por uos se malexa vida de congoxa y pena quar2to fuere mas anexa la terne yo por mas buena Assi qze si se desuia l0 la muerte viendo rúe tal es por qae la vida mia
se guarda para mas mal

con ser causa del dolor

136 / Ge. f 5f l, Las palabras del comienzo de esta c¿nción del Duque de Medina Sidonia las dice cori gran tor¡nento Ferna de Ll¿nos lY. el lnfierno de Garci Sánchez, vv. 427-8). En el Ms. 3777 , coma anotación a estos versos del poema de Garci Sánchez; se lee la primera esrofa de esta canción, con la siguiente variante para el cuarto verso: de quien causa mi dolor

374

37t

10

E lo que despues ha sido ha sido que so amador y soy tal que meior me fuera no auer nascido Pues es tal quien me condena que uenciendo mas uitoria rt si es gran ocasion de gloria muy rnayor es de dar pena.
Traxome colmado el cuerno de ueneno chino copia Porque no tuuiese ynopia de las penas del ynfierno

138

CLARO ESCURO DE GARCISANCHEZ

20

El dia infelix noturno que nascio eclipsado Apolo contra las fuerzas de Aeolo uentura influyo Saturno J E al tiempo de mi nascer Boreas con su influencia secuto en mi la sentencia de lo que auia de ser.
Sánchez de Badaloz. Sólo en que en ambas composiciones alude a la micología hallamos nosotros que se parezca al oscuro) de Juan de Mena. El poema aprüece también en el Cancionero General de 1511
138 / Ms. 3777 B.

Que si busco por deporte de penarme en nueuo estilo habre de cortar el hilo antes que Atropos lo corte.

2t E si en esto el bien se alcanga

lo

N.

Este es el único poerna <culto" de G

yo tan mi enemigo siendo mas quiero biuir muriendo por tomzlf de mi uengansa E pues no puede crecer mi dolor ni estar mas firme quiero un rato maldezirme pues mas no puedo hazer.
Sagas Panfagus dorceo

(donde faltan los w. 33-48), en las posteriores ediciones del mismo (que añaden es¿s dos estrofas), y en el Cancionero British Museum (donde se omiten los vv. 4l-t6). El texto que ofrece elMs. J777 es el más completo, y por eso poema; lo hemos elesido. No hacemos una edición nculta, del Poeme; elegido. Gallagher se ha visto para ello obligado a modificar considerable:, mente el texto del poerna en cualquiera de las ediciones que coi noce (todas menos la versión manusc¡ita del )777). Así, en edición del Claro oscuro (núm. 48 de su libro) 'se lee:

den ya fin a mi deseo Tan desconocido sieruo halle como aquel melampo fue en el gongafeno campo 40 al señor tomado cieruo.

l1

Arcades tambien oriuas deuoren mis carnes biuas

Y

[Flárpalosl, también Oribas leuántesel Ceruero las hiias de [Nox y Acherón]

(v. J4
(v. (v.

i

etc.

Véase (*) en laSela¿ de Epictetos.

Nunca mande dios ni quiera que te adolezcas de mi meoos sepas que Por ti peno yo auftq&e por d muera
377

i76

45 Siempre biua yo sin uerte sin desseo de biuir nunca te quieras seruir de mi vida ni mi muerte.
Ynouates y Ceruero 5o con el su cuello tridente cobre sañoso accidente contra mi que desespero Paseme el viejo Caron por las ondas de oluidanga ;: donde estas mas sin folganza las hijas de moygorgon.

r39

LETRA

Mi vida se desespere
mi esperanga se destruya siempre la muerte me huya
6o quando mas t¡as ella fuere Pues en todo fui menguado cresca mr pena y tofmento falteme el contentamiento que tengo de ser penado.
Presto llebara demi la muerte gloria y despojos pues sebeen en otros oios los ojos en que me bi

I

6t No coma

ya el buytre mas en las molleia de Ticio haga siempre aquel oficio en mi coraEon jamas Y no canse en mi esta pena 70 hasta que de Styx laguna las cinquenta menos una tengan la ú¡a bien llena.
Destas penas rfo he temor que mal me pueda venir que do las puedo sentir lleno esta de las de amor Mas mi vida este despierta

La dolengia bi cregida y las fuerEas derribadas y aota las lumbres quebradas Poco me queda de uida

y

quebraronseme ami aunque los ay no deenoios mas por ber enotros ojos los oios en queme bi

fin.

7t

y si vida deseare
378

si la muerte procurase
139/Ms. r58r B.
P.

80 que tenga la muerte cierta.

)79

140

L4I

DE GARCI SANCHEZ A SU AMIGA QUANDO LE EMBIO LAS LTCTONES

ES

DE GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ ESTA VNA QUE IjIZO DEI,AS LICIONES DE JOB APROPIADAS ASUS PASSIONES DE AMOR

10

Ymajen de hermosura hecha por la diuinal daqtel esmalte y pintura qt/e mas por propia al natural nos mostresse su figura Traslado daquel saber cos pudo y supo hazer tal qte no se daros nombre tal qte aqzel mismo poder qael touiesse sobrel ombre vos pudiesedes tener
Veys aqui van las liciones qze mi mano traslado daqtellas tristes ca¡¿ciones calos muertos como yo les ca,ntan por oraciones Gran tazo¡ es qzzlas vea vuestra merced y prouea sobre las cosas mar¿dadas
pues le fueron dedicadas

Pues amor qtiere gte muera y de tan penada muerte

en tal hedad
pues qrl¿ vo en tiempo tan fuerte quiero ordenar mi postrera voluntad Pero ya qae tal me siezto que ao lo podre hazer

la qze causa mi tormezto l0 pues qr¿ tiene mi poder ordene mi testamezto l4l I Ge, lrll. Estas son las Liciones que Garci Sánchez le envió a su amig4 y que provoc¿uon los rigores del Santo Oficio, que mandólas expurg¿u de las ediciones del Cancionero General. Existe un eiemplar de l¿ edición de l5l1 en la Biblioteca Nacional en que se hallan mutiladas las hojas que debían contener las Liciones; otro, en que han sido tachadas verso a verso. Asimismo en el códice del siglo xvl que fue copiado en el siglo xtx (Ms. 3777), tparecian las seis primeras estrofas, esto es, el Testamento de Garci Sánchez que acaba así:
diganme nueue liciones qte digat desta m¿nera

tt

20

y quedo por

albagea

y a continuación, según el copista Enrique Vedia, se leía: "no se ponen aq[uil por buenas consideraciones>. Las liciones ap¿recen

381

Y
I5

pues mi ventura quiso mis pensamientos tornar
cregos vanos

pues q/4 no toue otra cosa si no el tiempo que fef seruido

20

no qurero otro parayso si no mi alma dexar en sus manos Pero qze lieue de claro la misma forma y tenor daqael que hizo damor don diego lopez de haro pues qile yo muero amador su memoria sin oluido
sea heredera forgosa de mi fama
d, t181,f.64;y alabras del Prórazón, dice Mela celebridad de

Y pues desto no ha curado
de jamas hazer conciencia quiero qze quede mandado qae st aceptare el erencia qile me tenga por pagado

aquella d,ama

)t de pagar

Mando si por biez touiere mas los seruicios
que seflJL

25

Tu qae mataste a[

qile mentierren do quisiere y el responso y los officios diga assi
lmacias

denamorada memoria aeste que su victoria

ProPio lnfierno

le vencio y todos sus dias su pena touo por gloria
4, Con todos mis pezsamientos mi ventura quede atras
que Le cante vayan tan bien mando mas

to

con la cruz de mis tormeztos
adelante

Mando quen Iamentacion mis obsequias se celebren y sea ran triste el son que los cora{:ones quiebre 5t a todos de cornpassion
del siglo xv".

v. 2I.

Muchas honrras no las quiero ni combiden otrossi
amores: Q maJ' alto dios de amor I por qúen yo
biao penando!

los ancianos qae Ia mue¡te qae yo rnuero harta honrra es para mi de sus manos

J82

t83

Mas por no dar ocasiones

q*e digan qt¿e como quiera hazen mi honrra postrera
6t diganme nueue liciones qae digat desta manera

9t Nunca te fuy aduersario por seguirte de mi huyo pues por qae siendo tan tuyo me posiste tu contrario

Parce michi do¡ni¡e. Perdoname amor amor qae mis dias no son nada pues en fin de mi iornada me tiene tu disfauor Dime qae cosa es ell[ ]ombre

llicion primeral

de mi salud y despecho Por qze no tiras de mi toda la pena y torme/t to l0t pues sabes qae la qae siento ounca te la meresci

Ami mismo me soy hecho graue importuno enojoso de conteato congoxoso

pues qze tanto

o por qt¿e lo

lo

engrarzdesces

fauoresces

con las muestras de

tu

nonzbre

7' O por qt/e tu coragon pones tanto cerca del para ser le tan cruel de questa ya en tu prision Visitas lo cada dia 80 y prueuas enese punto con pesar y plazer iunro con tristezas y alegria Hasta quarzdo no me qaieres perdonar o me dexar 8t la mi saliua tragar o la muerte si quisieres

Mira bien qze quedo enfermo de tu dolencia mortal da descan so ya ami mal ll0 cata quenel poluo duermo Y es mi sueño tan catiuo de velar siempre en pesares qrze si despues me buscares no me hallaras ya biuo
Licion secuada ted,et animam meam.

rlt

La mi anima se enoja de mi vida pues no es buena pot qt¿e aqael q*e amor condena ciezt mil años sele antoja vn hora que biue eh pena contra mi siezpre hablar

Yo conosco qt¿e peque segund tu ley y ordenanEa
ques dar menos cofifrattsa
aquien tiene en

120

Mi

habla quiero dexar

yen amargura dire
.señora pues no peque

90

d

mas fe

no me quieras cond,emnar

Mas q*e hare ati qae eres delos ombres perdicion
pues causastes 384

mi passion si no querer lo que quieres

I2t Muestrame poÍ que razot me quieres juzgar assi

pof qae sierapre te serui

38:'

130

me niegas el galardon qze siruiendo meresci Parescete bien señora qile seas mi acusadora siezdo yo obra de tus manos yen consejos in humanos contra mi ser cada ora

Licion tercera
rnarr¿¡ tue feceruat me.

r6t Las tus manos me hizieron y formaroo amador

1)t Por aueztura tus ojos son señora corporales
causadores de sus males

170

L40

como son de mis enojos los mios por que son tales No ni vees tu por cierto conel mal y desconcierto coÍt grre yo suelo mirar tu múas Pata mataf yo mrro pa¡a ser muerto

do esta todo el merescer disteme tan alto ser y ora señora tan presto quieres me dexar caer
17' Suplico te qt¿e tacuerdes

de su esperanga y fauor enderredor me ciñeron Por qze esraua ya dispuesto qae yo viesse el claro gesto

r45

como aqaellos qt¿e yo biuo tu señora yo catiuo tu biuiezdo en alegrias yo en tristezls mas qae escriuo lt0 No ni los tus tiezpos son eÍ tant^ pena y passion como yo con mis porfias qxe si lo fuessen aurias

O si son tales tus dias

r80

de mi que assi como lodo me heziste por do todo qvazto en mi se pierde pierdes Yo no tengo en mi poder tuyo so tu lo[ ] as de ver mi perder y mi ganar no teogo que aventlJtat qile tu me hiziste ser yen poluo mas de tornar

de mis males compassion r5, Por do con tal aficion y nueuas sotiles mañas tu buscas mi perdicion
160

de mi triste coragon Sabe qze son muy liuianos mis seruicios y muy vanos para escusar me la muerte pues ninguno pudo verte qtre se escape de tus manos

y[

J escondriñas las entrañas

l8t En verdad como adormido desueño me recordasre y de amores inflamaste mi nueuo simple sentido Vestiste mi coragon 190 desperazga fe aficion yen mi memoria quedo la hermosura qze vio por do tu visitacion en mispiritu se guardo
Licion quarta
respozde nichi q*antas
387

386

t9t. Responde michi señora
qua/tas habeo iniquitates
peccata celera mea o por ques merescedora

Todas las pisadas mias
señora consideraste

mi vida cassi Ia tractes
pues piezsas qr/e soy

qrr seruirte dessea Cur faciem ruaz¿ abscondis
rapiar nichil respondis alas púabras qae digo

tu enemigo

contra folium quod vento

q*e muestran el mal qae siento
Muestras todo tu poder contra mi qre siencpre sigues por qile soy tu seruidor 2to sigues me con mal querer liuiana cosa persigues corr tut graue disfauor
Señora no se por qtl¿

por qile han sido ati siruiezdo sabes que los mis dias 235 son pocos pues les mudaste la vida en beuir muriezdo Sabes ru de cierta ciencia qae ala muerre el mal qae siento me guia por cierta linea z4o sabes mas por espiriencia qt¿e soy como el vestimeato quod comedkzr af ftitea

y

Licion quinta homo natz¡ de muliere. El ombre oascido de muger biue breuemezte 24t mas amor no me consiezte porqt/e srempfe en pena este
sino que biua doliente

siezdo delos amadores
2t5

el qae mas merescio verte escribis enim contra me
amarguras y dolores para causarme la muerte

De muchas tristezas lleno assi como flor sali 250 y me seque sequeme por que me di
aquien mas qt¿e como ageno me tracta quez darme a mi me trate

220

Et consumere me vis señora por los seruicios

adolesciezcie mee y ordenas qze queden mis seruicios sin beneficios pata qile mas te desee 22t Posuisti in eruo pedem meum y obseruasti omnes semitas de los mis pies por do aul qae quiero no Puedea afloxarsse mis prisiones
2)O

ni en mi mano fue ni

es

2JJ Assi como sombra huye qile rto dura en vn estado mas yo amador desamado qvutto amor mas me destruye menos me hallo mudado 260 Y por qt¿e sierzpre serui con firmeza damado¡ sin mudarme tienes tu por bien amor los tus oios contra mi 265 nv¡ca abrir por mi dolor a mirarme
389

388

tienes por bien traer ami ajuyzio contigo tu iuez parre y testigo 210 de quiez me [e] de socorrer litigando tu conmigo Y si quieres condenarme para quien podre despues
apellar 275 Non ne ordenar

Y

Licioz

sesta

quis michi hoc ltribuat].

tu qui solus es el qae puede delibrarme pues podiste assi el reues

Los mis dias no son largos 280 su oumero no lo se
mensiuaz eia¡ apr¡d

Quiea otorgasse señora quenel infierno escond¡esses mi alma yla defendiesses por ruya y muriesse agora hasta que de mi partiesseg el enojo quen ti fnora y We mil años durasces ll0 en^u saña y nolvidasses tu alli ternia reposo señora si señalasses

vn tie,/-po

I lte se qt¿e han sido muy amargos potqile tales los guste

e¡ We de mi tacordaso€t

t¿u, ventufogo

28, ews qz¿ nunca passe pot qt/e esta tan obediezte mi fe
290 ni sera

Terminos constituisti

quod legem quane posuisti
nunca assi guardada fue

Tal remedio ental co¿cierro dubdoso es de rescibir mas pues ya me veeS mof¡t por qle me niegas lo cierto piensas qze podra beuir t20 el ombre despues de muerto Aun qre yo ya tal me veo
315

Recede pues ya recede descar¿ssara que peleo

ergo paululum ab eo qzre dessear ya no puede 295 sef libre de mi deseo Hasta que venga la muerte

estos dias qae peleo qile no es otra mi espennga vengada murierrdo creo 32' caura fin mi mal andangr y la pena qt¿ posseo

Alli tu me llamaras yo no te respondere
seoora qtle ya estarc 130 do nunca mas me vetil obra de tus manos fug do tu diestra esrendcr¡t No para mis beneficios mas para los sacrificiot

de mi esperanga vencida
desseada

desseada

y

merescida

100 pues no espero por ser pagada

mi

suerte

dotro gualardon mi vida

llt

quen mi siezpre e!¡e€Uil¡t€ Io qual señora te botte
1r)
I

J90

miembrate de mis seruicios pues que mis penas contaste

i70 ya llegada es la ora do han fin mis pensamieztos

Licion septlma espiritus meus ate¡uabitzr El mi espiritu penado
340

presto se adelgazara yel tiempo sabreuiara

375

)45

del beuir apassionado qile vuesúa merced me da Ya yo no espero qae Pueda ser mi seruir gradescido ni enla vida beneficio tan solamente me queda la pena dauer seruido por galardon del seruicio
no Peque yo sln vení)fa en ver vuestra hermosura por la qual mis oios biuen
Para sremPre en amafgúÍa
pon.ga cercano

luz despues mi alma espera t80 por qt¿e fue tan bien gastado

Los quales y no dormir tornaron la noche dia yel dia quaredo nolo]s via de nunca plazer sentir noche escura se boluia Mas aun qile tan mal logrado muero y parto con sospiros

mi breue tiernpo en serui¡os
qae mejor ser no pudiera

3to Para qae assi me castiguen

it5 Libreme y

siquiera enel pensamiezto ya vuestra merced de si y despues qual quiera mano de qual quier pena y tormer?to \60 venga y pune contra mr

En el infierno es mi casa si vuestra merced quisiere l8t y sera si le siruiere enlas tiniebras de brasa Ia cama eÍ we yo durmiere Al desseo dire padre de mi cruel mal damores. )90 de mis pensamieatos varlos ala muerte llame madre y[ ]a sus penas y dolores dixe vos soys mis ermanos

Do es agora la
395

excelencia

la gloriamque me hallaua qile se hizo la que mis males Dosta agora la carnor comigo

Mis dias y mi passion
señora ya se passaron mis pensamientos cessaron los quales mi coraEon t6t y mi alma tormen taron Los espiritus vitales do la vida triste mora ya flacan sus mouimieatos
yacabados son mis males 392

quando mas pena passaua paciencia conortaua rcmpranga tenia 400 por no matzrfme en vn ora qae se hizo la esperanga vos la soys señora mia vos la soys sola señora 393

Licion otaua
440

40t Peli me carnis consumptis amis huessos se allego

en mi misma carne humana como biuiezdo la via

y ego jam cum defunctis

numeraredus triste yo Fenescie¡on mis desseos
410

Ala qual tengo de ver yo mismo con los mis oios por I J do seran en plazer
44t

descansaron mis cuydados que ya son desamparados labia circa dentes meos

Y

bueltos todos mis enofos esta esperanga esta puesta

de los dolores passados

y conesta presumpcion que tan cara ami me cuesta pued,o sofrir mi passion
Licion nouena
4to Quare de vulua aduxiste me Para taztos enoros

en rni triste coragon

Aued ya de mi dolor
41t vos mis amigos si quiera

qae[ )la mano del amor me toco para qae muera Por qae nunca me dexays vn hora de perseguir en comigo corhpetir de mis carnes no[o]s hartays no doliezdos mi morir Quiea motorgasse pues muero que mis males sesc¡iuiessen 421 por qile hasta el fin postrero enel mundo se supiessen Y qae fuessen dun metal las letras de mi destierro con garfios dagudo fierro 4)o fscritas'en pedernal sin ningund vicio ni yerro
Se yo qae mi matador biue aun qae mi vida muere

415

qui vtinam consumptil.r essem pon qte mi vida tan triste ya no viessen mas mis oios ni ojos de ombre me viessen Fuera vn ser casi no ser
trasladado antes cos viera del vieztre a la sepoltura

qre si fuera sin os ver
460

'

tuta

diferencia fuera

en mi ventura
Si piezsa presume o siezte vuestra merced qae mis dias nunca fin an de tener pues tan siÍ passion consien te las nueuas angustias mias yenellas toma pl^zer
Pues dexa"me ante'que muera

4ót

y que sera mi dolor 4)t sano el dia qte yo la viere
Con vna gloria no vana me leuantare aqael dia viendo la señora mia

vn punto que ,mi dolor 470 llore mi muerte forgosa afl.tes qile vaya si quiera ala tierra de temor
tenebrosa

)94

395

Fin

La qual sera sin miraros 47' toda cubierta de muerte

y de mucha escuridad de dolor de dessearos
yespantosa crueldad

de tiniebras de muy fuerte
480

Do sombra de muerte mora do no ay orden ni esperarega
mas sjezpre aborrescimiezto donde alli os dara señora

r42

485

de mis seruicios venganga mi tormezto

.

LETRA

Siempre os e de serquien fui que aun que muera quiere dios que este bibo para bos y bos muerta Para mi Nunca se bera Mudanga en mi pues que no la ehecho nien bos por que en mi Probecho si se espera no se alcanga oi la Puede aber aqui que el mal sobra para Dos

10

y el bien nolo querreis

bos

que estais muerta para mi

142.

ll|'fs. r58l B.

P.

396

397

r43

Muestrense por tal stilo mis querellas recogiendo L' mis sentidos como suele el cocrodilo conla su boca fingiendo mil gemidos lagrimas que esrais so el cielo 20 de mis oios, fooregillas no tardeis salis salid sin rezelo y regad, estas megillas

que soleis.
GLOSA SOBRE LA LAMENTACION LAGRIMAS DE MI CONSUELO
25

O dalo que por instinto

O pasion mas que infernal quando tengo yo de veros
tomar medio quien consolara mi mal pues que no quiere la muerte dar remedio

fuiste arrifice sin par hazme vn otro labo¡into donde yo pueda penar rnientra viua )o o congoxas y Porfias ya veo qile arni penar no ay des uio
ansias

y pasiones mias

de mis estrañas manEillas
pues podeis 1o o lagrimas de mi consuelo que aveis echo marauillas

)t

cedo me aueis de acabar yo lo fio. Simon ped,ro qae lloraste
agramente

y

tu

pecado

hazeis.
40

estudios sobre la de cancionero, una vez entregado este libro a la imprenta, encontrar, en uno de los Cancioneros de Palacio ya m para esta edición, esta glosa t las Lamentaciones de G*ci (núm. 104), que por esa razón se halla incluida al fioal del Sin embargo, la consideramos de rnucho interés puesto que poema que glosa es el más raro de entre los poemas de Ga Sánchez, como también afirma el erudiro Enrique Vedia, copi del Ms. 3777. v. 7. Este verso, así como elv. ll4, faltan por sido guillotinado el margen en la
143 I lnfs.

lr77 B. P. Al proseguir mis

4>

de los dos. Ven daura tu que solias el tu strado biem regar como vn fio o planto de hieremias vente agora acotexar conel mio.

contra dios ven ami tu qüe contraste de ver qual a I J mas llorado

ción del códice.

tan duro qae oya Quien ^y que del ppio viuir huyo
399

398

t0

y no se asombra o fuego grande de troya si el mio miras el tuyo
es de somb¡a desde vaestro consistorio ayudadme si mandais lamentando animas de purgatorio qt¿e el graues penas andais
batallando. Esos fuegos en qrze ardeis

do ala par el sentimienro se abraza, y do esta enEendido torna frio 9o Y aunque el dolor que pasús para de terna memoria
se os ordena quando mis males sepais pareseros a que es gloria

55

9' vt¿estta peta.

60

cotexados con el mio

O pupulosa, ciudad grande exemplo de venganga

y
65

sudesmayo

y de maligia

si uerdad deEir quereis que sera sino rogio y flor de mayo qile avnqile en duro purgatorio vaestros tormentos estars
lamentando

ru falsaria iniquidad
t00 pasada

si mi mal os es notorio
70

pareceros ha qze estais
descansando.

de iustigia ven ami pues noay a quien te quexes ni con quien llores tu caida l0t casa de hierusalem que fuiste por rus herrores
dest¡uida.

en peso

y

balanca

Si mirais hombres mis males
hallareis qze eneste mundo

ay infierno
75

r10

o planetas eternales
sempiterno

mirad mi mal sin segundo

Phenix noble entre las aues que viues sola enel mundo sin tu par yo tambiem sino lo sabes soy vn otro sin'segundo enel penar
se mate sin compasrom
conoEida

Y uos almas qae gozai.s
de aquella perpetua gloria dulze y buena y vosotras qrze quedais para perpetua memoria en cadena. Que es vuestÍa pena y tormento 8t sino vn dolor esculpido
conel mio
400

ll5' '

ven agoÍ^ tu tambien hallaras mas destruction en mi vida.

t20 Tu por ru franco aluedrio enlo mas noble del Sentro del arabia

40t

r25

Yo tambien deste mal mio fui causador atu exemplo con mi rabia

si de mis penas supiste hallaras qae tu dolor es segundo otro ya qt¿e te perdiste D0 que solias se¡ la flor enel mundo. En mi muerte quedo vibo yen la vida quedo muerto en vn Punto ri5 el maior bien que regibo es que mi tormento y puerto esta ,unto tu que señora te viste de aquella asia y su balor 140 sin segundo goeate conmigo triste pues que llega mi clamor al profundo.
finis

r44
REPREHENSSION CONTRALOS POETAS ESPANOLES, QUE ESCRIUEN EN VERSO ITALIANO

Pues La Sancta Inquisrcron suele ser tan diligente en castigar con Razon

qual quiera secta

y opinion

leuantada nueua mente Resucitese luzero

a corregir en españa como aquella del lutero

en las partes de alemania
l0 Biense pueden castigar a cuenta de anabaptistas pues por ley particular setornan abaptizat y se llaman petrarquistas It Han rrenegado la fee de las trobas castellanas y tras las italianas sepierden diziendo: que son mas Ricas y loganas
144 I ll{s. 3691 B. N. Publicamos este largo y conocido poema de Cristóbal de Cascillejo, que mencionamos en el prólogo. El auto¡ hace referencia a Garci Sánchez de Badaioz, hablando por é1, en dos ocasiones: w. j)-9 y vv. 176-8).

402

403

El juyzio delo qual
yolo dexo aquien mas sabe pero iuzgar nadie mal de su patria natural en gentileza no cabe Ya aquella xtiana musa del famoso johande mena sin tiendo desto granpena por infieles los acusa y de aleues los condena

les vino lo que dira este soneto siguiente
Soneto Garcilasso y Boscan siendollegados al lugar do estan los rrobadores que en esta nuestra lengua y sus Primores fueron en este estilo señalados los vnos alos otros alterados semiran con mudanga de colores temiendose quefuesseo corredores espias o enemigos, desmandados y luzgando primero por el traie pa resciendoles ser comodeuia gendles spañoles caualleros mas oyendoles hablar nueuo lenguaie mezclado de estranjera poesía

25

65

el alma dormida dize don iorge manrriqae
Recuerde

y muestrese muy sentida

de cosa tan a treuida por que mas nose platique )t Garci sanchez respondio quien me otorgase señora vida y sseso en esta hora paÍa ef)trar en campo yo con gente tan peccadora Si algundios de amor avia dixo luego carta1erra muestre aqui su valentia contra tar. gran ossadia venidade tierra agena 4> Torres naharro replica por hazer amor tus hechos
consientes tales despechos

70

con ojos los mirauan de estraageros
Mas ellos caso que estauan sin fauor: y tan asolas

y claramente burlauan
80

contentados semostrauan

de las trobas españolas canciones, y villancicos Romances y cosatal
arte mayor, y real y pies quebrados, y chicos y todo nilestro caudal

y

que nttestra spaña Rica

se priue de sus derechos
t0 De dios su gloria a I J boscan y a garci lasso poeta que con no pequeño a fan y por estilo galan

Y enlugar destas maneras 8t devocablos yasabidos de n*estras trobas caseras cantan otras forasteras
90

5'

sostuuieron estaseta Y la dexaron aca yasembrada: entie la gente

por la qual deuidamente
404

nueuas a naestros oyd,os sonetos degrande estima Madrigales, y canciones de di ferentes renglones de octaua, y tercera rima y otras nueuas invenciones 405

95

100

Desprecian qualquiera cosa decoplas compuestas deantes por baxa de ley y astrosa y usan ya de cierta prosa medida sin conso nantes A muchos de los que fueron e legantes y discretos tie¡en por simples pobretos por solo que no cayeron en la quenta alos sonetos

cada qual de ellos compuso una rimaenespecial qual se scriue aqui de yuso Soneto

Silas penas quedais son verdaderas 135 como bienlosabe el almamia .

Dauan enfin aentender t0t a quellos vieios autores

tto

no a ver sabido hazer buenos metros ni poner

Y quel metro castellano
t10

enestilo los amores

t4) Por quesiendouos

Mostradme este secreto ya señora sepayo po¡ uos Pues poruos muero silo quepadezco es muerte o vida
lamatadora

por que nome acaban; y seria sin ellas elmorir muy mas deueras Y si son por dicha lisoageras y queren rerogar con mial[e]gria dezid por que me matan cadá dia de muerte de dolor demil maneras

no tenia autoridad de dezir con magestad lo que se dize entoscano con mayor felicidad
Mas esta falta o manquera
no la I f dan anaestralengua ques bastante y valedera sino solo dizeo que era de buenos ingenios mengua

mayor gloria depena nolaquiero que poder alegar tal homicida

llt

120

a la causa enlo pasado fueron todos cares cientes destas trobas excellentes que andescubierto y hallado los modernos y presentes

Y

Ya que mis tormentos son forgosos bien queson sinfuerga consentidos 150 que mayor aliuio en mis cuydados queser pot vaestra causa padescidos y sicomo son eovos bien empleados de vos fuesen señora conoscidos la mayor angusria de mi pena 111 seria dedes cansso y gloria llena
Johan de mena como oyo la nueua troba polida
contentamrento mostro
caso que se sonrflo 160 como decosa sabida

Viendo pues que presumian
L2' tanto de su nueva sciencia

Y dixo segun la prueua
onze silabas por pie

dixeronles que querian deaquello que Referian ver algo por esperiencia Para prueva de lo qual ll0 por muestra del nouel uso
406

no hallo causa por que
se tenga porcosa nueua 165 pues yo mismo las use
407

Don jorge dixo no veo necesidad ni Razon de vestir nuevo desseo de coplas que por rrodeo
van diziendo su intencion

sonetos de
200

mi sufriera

facilmente los hiziera pues los hize enla romana pero ningun sabor tomo

nlertta lengua es muy deuota de la clara breuedad y esta troba a la verdad por el contrario denota I7t os cura prolixidad Garci sanchez semostro estar coo alguna saña y dixo no cumple no al que en spaña nascio valerse de tierra estraña porqae ensolas mis liciones miradas bien sus estancias vereis tales consonancias que petrarca y sus cancrones 185 quedan a tras en elegancias
Caragena dixo luego como platico en amores con la fuerEa deste fuego
r90 estos nueuos trobadores

en coPlas tan altaneras escriptas siempre de ueras que corren conpies de plomo muy pesadas decaderas fue: que por buena crianga y por honrrar la i¡ vencion de parte de la nacion 2to se an dignas de alabanga Y para que atodos fuese manifiesto este fauor sedio cargo auntrobador que aqui de baxo escriuiese 2tt un ioneto sin loor
Soneto

Al

cabo laconclusion

Musas Italianas

y latinas

no nos EarraraÍ el juego

220

muy melancolicas son estas coplas ami ver
enhadosas deleer tardias de relacion 19t yenemigas de plazer
225

Torres dixo si yo viera que la lengua castellana v. 184.
Respetamos el eneasílabo, pues hemos querido

tan oueuas y hermosas clauellinas Quien os atraido aser uezinas deltajo, de sus montes, y carrpañ.a o quen es elque osguia y acomPaña detierras tan agenas peregrinas Dondiego de mendoga, y garcilasso nostruxeron, y Boscatt y Luis de haro por orden y fauor del Dios Apolo Los dos lleuo la Muerte passo apasso Soliman el vno, y por amparo nos queda Don Diego, y bastasolo

gente en estas partes tan estraña como aueis venido awestra españa

rfin

ceñirnos

al manuscrito. En la edición

de

Domínguez-Bordona de las obras de Castilleio. en Clásicos Castellanos, se lee: Queda arás en elegancias.

v. 211. Corregimos, siguiendo la edicióo de Domínguez
Bordona, lo que debe ser un error del Ms. 3691:

un soneto sin loor

409

[SELVA DE EPICTETOS]

Esta que llamamos Selu¿ de Epictetos pertenece a las anónimas primeras ho jas (letra de principios del s. xvI) del Ms. 570 de la Biblioteca de Palacio ,.Poesías Va-

y aparece aquí en su integridad. Llamó poderosamente nuestra atención la aparición de esta colección de adjetivos, en un códice que es casi cn su totalidad una recopilación de poemas del xv. Solicitamos entooces, de laJefa de la Sección de Manuscritos, ver de qué manera había sido tal códice catalogad,o en los archivos. Y se nos mostró una ficha manuscrita, al parecer de la mano de Don Ramón Menéndez Pidal, en la que este autor mosrábase igualmente sorprendido, declaraba no conocer paralelo alguno en nuestra literatura, ni saber el sentido de csta recopilación de adjetivos, cuya letra fechaba a principios del xvI y que, en suma, consideraba de gran
riasr>,

interés.

Nos ha parecido oportuno incluida en este volumen porque, por época, es coetánea de Garci Sánchez; es coetánea por tanto del momento de máxima difusión .le la lírica de cancionero, y también de la llegada de las corrientes ideológicas que inspiraron el renacimiento español. El texto sin duda se encuentra en el epicentro tle esa gran conmoción literaria; creo incluso que me-

4r3

neceri^ ser esrudiado desde un punto de vista que lo sitúe como precedente cara aI culteranismo. Los adjetivos provienen, según el autor de la recopilación, de las obras de poetas e historiadores. Lo cunoso es que este texto comienza siendo un tratado de fisiognómica, que continú.a alo largo de las primer hojas.

Pero junto a la originalidad del texto cabe destacar modernidad de su autor, que lo es de metáforas y palabras del orden siguiente: gemantes (que hechan lágrimas como piedras preciosas), properante (o presuroso), terrisono (murmullo de la tierra), sageo (o de piedras), feral (que está donde habitan fieras), arudinea (que hay en ella goloodrinas), etc., etc. No hacemos más que una edición paleográfica de un texto que exige y seguramente merece cuidadosas taciones y un estudio profundo; nuestra intención al publicarlo, desde luego, es contribuir a que algúr, día

ello se haga. La lectura de la Selva de Epíctetos nos ha, por
menos, sugerido una idea que nos atrevemos a

aquí,

y es que el germen del barroquismo

está

presente en la confrontación, en el contraste y en coofusión que se producen en el encuenro de la vi habla y el verso tradicional, con el nuevo ritmo, nueva metáfora, la nueva ideología. Agradecemos a don Dámaso Alonso su apreciación del texto, sus palabras animándonos al estudio del, mismo, y queremos dejar expresada su valiosa observación vacroo de que algunos de los aclretrvos se asemeran a adietivos asemejan a; modos de decir herrerianos.

Los ojos que miran de yto en yto Rubicundos y pequeños dan a entender lengua desfrenada y cuerpo ynstable que no permanege en quietud. Los ojos que miran mas ayttcada mente sison vmedos significan hombre verdadero y puesto en sus cosas y bien proueido. Los oios que muchas veces se gierran y se

abren significan hombre temeroso
POCO

y

de

anrmo.

Los ojos muy rrasgados significao ynprudengia o estultiEia y desverguenza, si son

muy cerrados significan ynconstanEia y mouilidad entodas sus cosas, para todos cstos efectos buenos y malos les dao los poetas y ystoriadores los siguientes epiVmedos, bitreos / o vidriados, garzos, / o redondos, hermosos, ver,qoncosos, ygnitos / o de fuego, tiernos, bagos / o queno estan quedos, toscos,
r>rbiculares

tectos

cbrios

/ o borrachos, burladores, veladorcs, sequaees, gemantes / queechan la-

4r4

4rt

grimas como perlas preeiosas,
res, rresplandesgientes, proterbos, o fiados, contradegidores, ynchados, dos, flagrantés/ o quedan

blandas, tiernas, codigiosas, curbas, vela-

doras, sentidoras, ynclinadas, concabas,
marchitas, oido marchito,
L[¿l boca Pequeña es

melifluos, compuestos, ligeros,

rresplandor como niebe y purpu Radiantes, plagidos, mojados, flameos de llama, mojados, cupidos,
lasgiuos, faEiles, dulges, sidereos, cu¡i sos, codigiosos, amables, celestes,

ardientes,'stelantes / o quedan dor como estrella, nictantes / o

de mugeres y hombres afeminados, y muy grande significa hombre guloso ayrado y sinPiedad, Rosea, bogeadora, nibea, abladora, hermosa, diuina, honrradora, blanda, rresplandegiente, fulgida, contradegidora,

cantora, siderea, meliflua,

colorada,

dadores, Risueños, arnenos, humi flamiferos, ydaleos, qte son como los nia la diosa venus ala qual sacri enel monte yda, sanguineos, despedi res de las ynflamadas espeEies del sujeto Presente.
Lat kgrimat

eburnea, dulciiona, facunda, diserta, iocunda, dulce, apagible, suabe, lactea, deleche, Rubicunda, persuadidora, serena' querellosa, roja, cignea/ de cisne, armonica, ydalea, egregia, esgelente, moxada, codigiosa, soberbia, blanda, florida, decora, hermosa, honesta,
dientes B:abiosos,

ndrtz

liuiandad, sila parte dela nariz q cerca dela frente esta en moderada porgion que ni sea alta jibada ni muy onda mas que desgienda ygual señal deprudengia y constanEia,sila nari es muy pequeña eseñal deser ladron. tiernas, aquilina / como deaguila, rogiado.
ras, afilada, llana, agudas, cabas, huidoras, conbadas, sucias, bellosas,. Las I orejas si son grandes y altas sonseñal de paderos ynprudentes muy pequeñas de

manantiales, saladas, rogiadas, di pias, regadoras, tristes, amargas, I ras, espargidas, funebras, tiernas, mi mansas, enfermas, mojadas, fervi graues, ligeras, tibias, distilantes, ras, corrientes, ynviadas, la nañz roma da señal de fortaleza y lil reza, muy grande daseñal de mouilidad

duros, reEios, rresplandegientes, codigiosos, blancos, espinosos, llagadores, calEados, amenagadores, candidos,
eburneos

Labios

Tier¡os, blandos, delgados, purpureos,
roseos, tembladores, ynchados, umidos,
mordages, estrechos, suaves, fl oresgientes,

/ de marfil,

melifluos como corales, hermosos, subti-

les, tiernos, alegres, amables, deseosos, flames, llenos de iugo, El Ro¡tro Lleno y grueso significa hombre bobo y
dado adeleite,

El r¡ostro caido significa hombre engaiado, hermoso, rresplandegiente, agradable, afable,lugido, nibeo, dulce, rrutilante, benigno, egregio / esgelente, lacteo / de leche, perjonudo, blanco, risueño, rroseo' dorado, sereno, alegre, blando, honesto, vefgoncoso, sidereo, L¿ barba muy larga demuestra hombre yracundo y osado, chica boca y barba significa crueles ynbidiosos loqual todo atribuye pla4L7

maligia y muy rredondas derrudeza y muy largas yangostas de ynvidia, caidas
caraabaio depereza,

4t6

ton a las serpientes, prolixa, triste, aspera, aguda, espantable,
comada, blanda, dura,
La ooz como decabra y de oueja significa ser ne-,
Lo¡ hombros

turgidas, estrechas, nibeas, blancas, yrriguas, hermosas, roseas, abundantes, loEanas,

gios, Ia voz delgada y baxa significa tris', teza y sospecha, los que hablan por las narices son maliciosos traidores sinbien ninguno, liquida tembladora, resonante, ca ora; cantadora, resquebrada , parladora, querelladoia, meliflua, bozinglera, suaue, dul-

puntiagudos significan hombres reboltosos blancos, musculosos, fuertes, hermosos, candentes, albos, nibeos, erculeos, Los blazls quando sestienden tanto estando el ornbre lebantado quelos medios dedos llegan
ala rodilla avoque los otros quatro no lle-

cijona, ferrea, blanda, aguda, clara, flatil, bocal, sacada
Caello

degisne,

guen significan hombres fuertes y auiles, quando esta proligidad baia mas declara hombres malevolos y quese huelgan de

mal ageoo,

Luengo significa ymaginadores derruindades, redondo significa humildad forta: leza y virtud del alma, si es muy sacado significa hombre contumaz y rreboltoso,, sies muy chico significa osadia contemor, lacteo, eburnea, argente a, eburna,

blancos, lacteos, candentes, fulgidos,
Las m¿nos

pequeños significan hombre / o muger rreboluedor y ladrón, las manos yndomitas esto es muy derechas y delgadas significan hombre / o muger ablador / o tragadores.

fuertes, ligereros, fulgentes, muy pequeñas y angostas significan sagacidad y fuerEa, gruesas y los dedos muy

liuiano, blando / de blando cuero,

blanca, resplandeciente, nibea, ambrosien
de

marfil, paladiEicomo la diosa pallas- quera sacada de cuello, fragrl, lidia/ que hera': una nimpha muy hermosa, columbino,l utgantao, derna, hermoso, rolliEa, blanqueando, ardiente, nibal, ynchada, carnudo significa simpleEa e yndogilidad, sies mas largo que El vientre significa' prudengia si conel vientre se cubre. El pecho con vnos pocos de pelos significa'l hombre mudable y sinpiadad-, y si los los estan enel pecho significan hombre

tiernas, marmoreas, hermosas, lacteas, candentes, ramosas, furtificas, blancas,
nibeas, blandas, ambrosias, abaras, libera-

Eburneo, nitido/ o rresplandegiente;

animoso,

les, concabas, roseas, pulcras, Lo¡ d.ed.os Encoxidos y gruesos significan abarigia y malignidad, sison pequeños y delgados significan negedad, pequeños y gruesos significan ynbidia y osadia. Rolligos, ynpare / no pareios, eburneos, blandos, tornatiles, blandegitos, rroseos' oseos / de hueso, subtiles, dogiles, niLal t¿ñ¿¡ blandas

coro, blanquito, delicado, cali
ynchado, alabastrino,
Tetas ynchadas, mantenedoras,

hermoso, eburneo, nibeo, canderile, de
ente,'

blanco, tierno, lactigino, duro, ayrado, tiernas, meli-,

fluas, genipomas

/

como perlas preEiosas,

beos, rresplandegientes, y llanas y delgadas y bermejas y debuen color dan aentender buen yngenio, dobladas y corbas desverguenza y engaño, muy pequeñas malignidad, agudas, curbas, codigiosas, anguelas, rigidas, crueles, retorgidas, estrechas, biolen419

4r8

tas, redondas, Blancas, lunaticas, tiernegitas, resplandegientes, llagadoras, seueras, delgadas, dernas, amaÍera de hoz.
Las mexillas

Humedas, Hermosas, purpureas, blandas, bellosas, relugientes, ambrosias, res-'

plandegientes, eburneas, ynchadas, ni-

/ o manifestase las maldades de los dioses enveÍEa¡z^ dela muerte delos titanos gigantes, mentirosa, boladora, nungiadora, abladora, ligera, baga, yngierta, turbia, enturque declarase
biadora, mala, parlera, acordadora, noperdida, beloze, celebre, ynsigne, maligna, mundana, memorable, sagaz, viva,
Enemist¿d

Lot

beas, roseas, lacteas, candentes, decoras, rutilantes, coloradas, sidereas, liuianas, dulzes, crasas, aluas, nibosas, pies muy grandes significan hombreengaña-r dor, delgados y pequeños de ser maligno,

los queechao el paso largo significan magnanimidad y eficaEia entodas las cosas,

abladora, magnifica, Perseguidora, viperea / o abispa, enemiga, agerba, Btaue, cruel, vengadora, Ynjuia atroz, yntolerable, memorable, Loerra perbersa, ambigiosa, furibunda, misera-

El queandando anda con el cuerPo y rrostro significaser temeroso y apocados y

ble, herbiente, ritubante, crugiante,
biosa,
apanto

ra-

L¿ color
del rostro

doblados y el que anda amenudo Y apriesa significa ser maligno y ynauil. Sies negra significa hombre doblado, blanco y colorado fuerte animo, m blanco con amarillez de feto de vi super abundangia de flema, color fuego o engendido y los / oios relum' brando significan locura, si tiene medio entre blanco y negro clina buen yngenio y costumbree rresplandesgiente, lactea, nibeo, pu reo, rrubicunda, negro, blanco, aluo,
diligente, veloz, agudo, presto, perspic ligero, acordador,-astuto, reboluedor,

Crue| frio, negro, agerbo, elado, fiero,
marEio, sinsangre, servil, ynplacable, su-

bito, tranquilo, sosegado, barbaro, terrible, sonoro, temblador,
gttsto agtJdo, herbiente, temPlado, gloria afeita¿,a, dulge, animosa, amonestadora,

ardua, bana, triunphadora, bentosa, fra-

gil, ymbidiosa, noble, lugida,
buno bolador, sequaz, sublime, negfo, arnafgo,

sordo, lacrimoso, delgado, mortifero, ca-

lido, grueso,
calentara auida, codigiosa, arrebatad.a, maligna,

recurfente, yntefbalada, molesta, arnalga,
ardiente, loca, espantosa, graue, sinfuerEa, tembladora, ferbiente, fregetontica, resugitada, comilona, violenta, pestifera,

La bermostra Exsymea, esgelente
entendimiento

vn hombre yngenioso que fingio a animales Eiegos quitados giertos que tenian / ojos los quales se movian Ios Eircunstantes pensauan questauan vos, fertil, penetrable, La fame fue hiia detitano y dela tierra la t Era la diosa ceres fueengendrada

gM, mouible, docil, diuino, candi ameno, vivo, preclaro, dedaleo / que

La

oculta, calida, flagrante/ o engendida, biel negra, viperea, mor¿az, triste, verdineEta, amatg4 ynchada, mala, aquosa, Hado segun los poetas son tres diosas, Proto,

La chesis, atropos, segun los astrologos es

una constelagion en queel hombre nage quele ynclina atal y atal frn, segun los theologos es la eterna prouidengia enla qual tiene dios visto aquello, que

42t

a

de , subgeder

enlos mortales loqual ido acontegera oeot:nu o desdichas

los fines , aquelas

rraen a ros hombres,

negras crueles verdes y ligeras malignas enemigas ynbidiosas la nificas y graues verdaderas yndomitas y ciegas codiciosas mudables sinpiadad tristes y ¡iuras ladronas feroces stigias prabas duras
l

seponen los siguientes Epictectos, yntxsorable. cruel, misero, sordo, yngier-

I

La muerte segun los poetas es
golpe.

hija

to'

Y

gito,
seda

deherbo y dela noche como queenrrando enlas tinieblas hiere deymprouiso con vo

9Uo'

guno negro

bito,

ria,

e

profetico, atroz, secreto, engañador, -sid.r"o, Eeler, funereo / dé mortuorio, pernigioso, misgico, lamentable, adaman' iino, siniestro, funesto, ynstable, etgañ.a.'
dor, Epictetos delas diosas del hado que por otro nombre se llaman Parchas.
Dios¿
del bado
o

cierta, violenta, stigia, dura, sin alma, cruenta, luchadora, desfrenada, vengadora, yndomita, siniestra, turbia, misera, profaoa, elada, liuiana, famosa, ^marilla, sin madurez, torpe, no pensada, allegada, ynportuna, aspera, cruda, comun, subita, triste, no cumplida, fiera, arnarga, to mansa, robadora, fecunda, danosa, ynbidiosa, maldita, miserable, igual, abominanda, ynfernal, mala, sin probecho, cubierta con tinieblas, sorda, codiciosa, properante/ o presurosa, sanguinolenta, gemebunda / o llorosa, ynforme, yntenpestiba, ynipra, terrible, fiera, yniqua, funesta, feroz, ligera, seuera, ameoacadora, arebatada, atroz, espantadora, cortadora del hilo de la vida, o culta, terrifica, abata, ynsperata, sauida, fria, ferrea,
armada, Presente, Ceido segurr los Poetas ay dos cupidos

frigida, Rigida, acerba, negÍa, cruel, seba,

parcbas

Los nombres son confo¡mes ylanderas malas antiguas, firraes Y dañosas

El vno hijo de Venus de cuyo padre ay barias I opiniones, porque, Vergilio le hace Hijo

deanquises, y Homero de marte, y ouidio de bulcano, estees tomado porel deleite deshordenado de la Razon. El segundo Cupido es hiio de{iana la

qual paresciendole bien la rmrltiplicacion de la generacion y abo¡resciendo El car422

423

nal ayuntamiento sin baron concibio de cupido aeste pintan dios del amor que se conforma con la Racon,

deleitoso, hermoso, alagador, eliseo / por los queestan en los campos Eliseos quees el paraiso que fingieron los poetas para Ias animas de los bien auenturados, yndomitos, ferreo, amigo depaz, perfido, bello, no bello, cantor, triste, obscuro, flan co, sincero, manso, ynepto, prterbo, manso, que resucita, candido, diligente, archeno I por cosaescelente, pacifico, mandador, yncitador, ydaleo, concorde,

Tierno, amenacador, ynstable,

lacteo,

feruiente, vsnifero. ardiente. desvergonferuiente. ygnifero, te, desverSongnidio / por que asumadre venus la beneraban enla ynsula gnidas de dondeella se dice gnidia, amarillo, mouible, celoso, fe-

osado, burlador, feroz, astuto, melifluo, malo, ynpuro, ygnifero / quetraefuego, capteloso, hermoso, blando, basio,,nectaleó, como cosa / olorosa, ciego, Robador, ynsuperable, splendido, novenado, flamigaato, dasatardo, comedor, volador, baga, armigero, pafio, versiforme / que

cado, estrecho, arebatado,

amar9o,

toz, tiernecito, tardio, malicioso,
consejero, venenoso, stolido

mal necio, tardio, ynfame, dulce, mariero, sutreb-

/ o

muda en diuersos efectos-agora enyra ausencia y otras cosas, aureo, argenteot

Deste mesmo cupido y delsegundo to' mados por elamor lascibo y natural sue' len poner los poetas y ystoriadores I
siguientes epictetos-

cruel, solicito, ciego, aligero, to, malo, loco, flagrante, aPacible, Y cestuoso, alado, herbiente, lasc
tierno, agradescido, blando, suabe, moso, volador, enalxabado, com aconpañado, timido, misero, li blanáo, yngenioso, Poeta, velador, nudo, abierto, paciente, fiero, volatil, reo, purpureo, ambicioso, acechador, belde, femineo, advenedizo, saetero'
mochacho, furtibo,

gitivo, luxurioso, dañador, - codici' que fueecho a hurtaÓ
ympotente, yniquo, iocundo, engañador manso, desdichado, torPe' enp vil, sinconseio, vago, Pestifero, a astuto, no perezoso, quemador, fa

madre, ambicioso, gracioso, luxurioso, ambrosio, cetrero, violento, quexoso, niñero, sucio, limpio, pleitista, ynchado, ympaciente, impio, vovo, seco, sin sauor, escondido, velador, sieruo, engendrador, facil, cauto, beemente, flameo, mudo, sinluz / o ciego, triunphador, llagador, enfermo, clandestino, dioneo lque dice nieto de dione madre de venus hija de oceano y de tetis y asi la mesma venus se llama dionea. amador feruiente, congojoso, solicito, Paciente, tierno, Blando, hermoso, amarillo, los / ojos vndidos, fiel, firme, fuerte, secreto, solicito, solo, celoso, flaco, mLrmilrt0 Ventoso, ronco, aRebatado, temblador, del agta espumoso, rauioso, fragoso, disono / o odel resono, terrisono, de la tierra, rabioso, otra cosa l. ablador, no acostunbrado; amenacador,
425

ticio / o serpentino, secreto, furioso, mancebo, enmelado, pafio, porquenla ynsula paz le dedicabanael y asu

424

sonante, espantoso, multibago / a muchas Partes, sonoro, sedicioso, soñolento, *ontu alto, raso, aeréo, de ayre, pedregoso, escelso, opaco / o sombrio, frondoso, florido, steril, sublima, aspero, nemoroso,

ble, Rico, puro, ciego, Radiante, precioso, Illustre, dalmantico, por queen dalmacia ay mucho oro, blando, ymbidioso, yncorreptible,

herboso, arduo, concabo, laureo, cubierto de arboles, rigido, ynchado, frio, nimboso / o de plubia, etereo, nibeo, nubifero,,vmbroso, sageo / o de piedras, te: rreo, duro, desnudo, verde, altisono,, obscuro, nebloso, entrincado, heruoso,
Prrinoso,
La luna menstrua

/ que sale demes ames como ala

muger qte le viene, Rosida, errante, ra-

Titonia, aurealdorada, /o mensajera, luctea, rosea, color de verguenca, PurPurea, Teumante que hera una muger muy Hermosa, clara, blanca, lucifera, rico, sancta, Encubierta, Hermosa, fulgente, rutilante, verrne j a, splendida, nl bien Bolador, corredor, blando, fragil, huidor, Rico, oPulento, La bretedad ligera, laconia / Por laocon que baja con
La mañana Amaúlla, Rosida,

humeda, Prebia

I

queaparejael camino

diante, cintia, callada, semiforme / de media cara, triforme / porque se llama
luna enel cielo y proserpina enel ynfierno y diana enla tierra, Pura, notiluca I o

presteza,
El c¿lor

Stibo, quemador, ardiente, Edneo / del monte Edna, ygnito, bital, Rapido / o arrebatada, bibifico, feruiente,
nibal, pura, nibea, transparente, argentea, lactea, eburnea,

y

destreca,

blanct¿ra

alumbradora de dos cuernos, baga, plandeciente, aurea, nibea, alta, blanca, Redonda, ygnea, riredidora dela noche, latorea, turbia, Rutilante, ventosa, lactea,

vaÍia, vieja, veloz, noturna, fulgente; cornifera, veladora, elada, f.ria, radiosa,
amarrlla, ynstable, atge¡fea, tacita de Ra-

r

zor', rierla, gouernadora delas tinieblas, El apa Dulce, verde, rregta, sorda, Eeorea / que es del mar, delgada, caduca, ronca, cisternina, vaga, herbosa, Pura, arebatada, llouida, serpentina / que va arastrando a raiz dela tierra, I como la serpiente, ynchada, verde, blanda, 'fragil, nlbea. fluminea, delrio, vitrea, querellosa, rimosa,

vermeja, mortal, fragil, tebelde, enferma, sediciosa, vil El ndro Odorifero, sin nudo, Eterno, libania / del monte libano, feral, I queesta donde auitan fieras, L¿ eierb¿ pies de ayre, timida, espantosa, a¡osa I llena de años, cornifera, huidora, siluestre, vieja, lixera, fugitiua, L¿ toz Ro¡ca, triste, Cruel, Resonante, o RiLa carne Cocedera,
clemencia

sona, amanacadora, mansa, alegre, facll, sidereo, estrellado, librado, / del signo libra, puro, boluble, / que serebuelbe, signífero / que daseñal delas cosas que ay, grande, liquido, cumbegso, fulgente, yg-

El eielo Alto, prophundo, celso, Resplandeciente,
,

exscelente, sonora, arenosa, arenosa, cana, ,plubial / de llubia, Elada, vil, resEl oro

plandeciente, Rociada, Yetmeio, Real, corruscante

deciente, fulgente, claro, macic o, falal, lidio / por que ay enlidia mucho oro, no-

/ o rresplan-

;

.

nifero, ceruleo,/ o verde,/ y negro, sublime, colorado, splendido, Illustre, Pintado, altisono, variable, vien auenturado, hermoso, Resplandesciente, Ete427

426

El

collado

El conbite

Enborrachado, Dulce, vinoso, alegre, lauto, suntuoso, celebre, magnifico¡ pingue / o grueso, fecundo, luxurioso, splendido, ymeneo, El cterpo Tierno, crecido, enfermo, resplandesciente, valido, orrecio, blando, podrido, caduco, deuil, hermoso, terreo, blanco, DIOS ynfinito, mirador de los Pecados / o ynsp..,o., salutifero, ynmortal, benebolo, Eterno, fabricador del mundo, ynscogitable, ympasible, clemente, yncorporeob vengador, misericordioso, poderoso,' senpiterno, ynmaterial, provifer, criador empireo, astripotente, celipotente, om,
nrpotente,

reo, Tonante, olimpico, Aprico, / de puercos jaualis, abierto, es.¡ parcido, culto, umbroso, alto, esPacioso, verde, frio, herbifero, fecundo, florife ertebroso, / que tieneescondriios, Pedregoso, frondoso, nemoroso, oliuifero, I quetrae aceitunas, florente, / que reuerdece, cedifero / decedros, vitifero, / que trae ubas, frutifero, colorado,

Riqrezas

olinpiacos, Profanos, celigenos, engendrados enel cielo, fluentes, / quesevan deslicando, faciles,
regias, blandas, iocosas, amenas, dulces, alexandrinas, siracusanas, / es una prouin-

cia, supernas,
DIANA

nombres delia,

propioi o

'

I Porla insula delos, Casta, Tribia I tre caminos, guarda delos bosques, scitia, micena, diosa delas seluas, nocenida /porser casta, Toantea / porque thoas rey taurico laynmolaua, efesia, ynnupta o nocasada, tiburtina, baga, candida, montiloca, ortigia, siluestre, enaljauada, / quelatrae quando va ac Ea, ligera, vergoncosa, saetera, onesta, oreska, animosa, hermosa, nemorosa, lucifera, enviolada, triforme / como luna, ceñida, atonigera / o engendrada de latonia, febea, / porque hera hermana de phebo, sancta, cacadora, laton,ia, clara,

maflsa, aventina, segertana, nl dia Stibo, alegre, claro, volador, sancto, resplandeciente, lucido, blanco, hermoso,

Triforme, latrinidad, ynmouible, munifico I o fuerte, simple, bueno, yncorruptible,
cosa

puro, ambrosio, purpureo, ynstable, roseo, arebatado, phebeo, veloz, Rubicundo, ligero, puniceo, decliue,
La discordia Loca, frera, feroz, compañera delos Rei-

alta Ardua, ninbosa, aerea, sublime, umbrosa,. nemorosa, montana,

La cilpa
El carso
o

Torpe, mordedora, miserable,

nos, madre de guerra, sitibunda, gtave,
pernrcrosa.
El dolor

sucia,

corida lgsf¡enada, furiosa, limphada, limphaeselagua que corre, codiciosa, alada, fragosa, osada, ardiente, Repentina, aligera dios¿ hermosa, celeste, diuina, Eterea, d.ioses ytmortales, señores, sanctos, supernos, acordadores, Eternos, Vanos, dichosos, Euiternos, auricomos, saturnigenos / desaturno, celicolos, celipotentes, sidereos,

I

orrida, encubierta, secreta, Arrebatada, ligera, subita, declibe, vaga,

Cruel, graue, triste, ligero, yntolerable, querelloso, undoso, I a ma¡era de hondas, desdichado, solicito, Enfermo, ynsanable, crudo, rabioso, acordador, misero, lloroso, acefbo, aspero, ynconsolable, malo, codicioso, ardiente, yngrato,
loco, yndomito, agudo, lacrimoso, amatgo,

atÍoz, ynquieto, arebatado, violento,

¡o
dr¿lcedtlmbre

aflicto, gemebundo, blanda, nectarea, meliflua, 429

428

Et narfil yndio, resplandesciente, candente, asirio,

nibeo, libe, splendido, liquido, ^talico) polido, elefantino, fidiaco, canspi

melifluo,
E/
¿c¿

l

Resonable, parlero,

hija delaire, turbiaj carrora, / quese huelga enlas que

La

necesidad

6aga, clara, penetrable, reparable, Reps. tidora, (Jrgente, sordida, / o sucia, graue, torpe ligera,,ynclinadaamal, cruel, triste, durao
sinpiada,' pobre, desdichada,, misera,

nadetrapos, pordiosera, yngeniosa, fiera;
El manjar
Flor

Dulce, Real, dulzorado, vngido, desatado, lauto, alegre, fumante, suabe,
Blanda, resplandesciente, alegre, nibea,

aprica, suabe, dulce, pratensia, / prado, stiba, eligia, blanca, odor Atica, nectarea, tierna, agradable, flagraote, Illustre, pura, decora, hermosa, faenrc liquida, eIada, yrrigua / dedonde sale arroyos, limpia, mootana, puteal / de pozo, amena, frigida, dulce, placida I ot
subtil, pura, resplandesciente, rrutilante, agradable, manantial, caba, lutosa / lodo, vaporosa, sonairte, Ronca, vitrea,

o

agradable, fecunda, vmbrosa, conspicua, / tfanspafente, perspicua, lo mesmo,

festibo, deleitoso, vien auenturado, vago, luxurioso, 'caduco, cnncu Tres son las gracias las quales son hijas dejupiter conpañeras devenus, Aglaia, significa El alegria, Talia, la mocedad, Erfrosina, la delectacion. pintanse desnudas y sin nudo porque entre los amigos ansi andeser las cosas, algunos dicen queson Hiias devenus y deel dios baco, y ami Parescer lleua camino porque no ay cosa conque mas se concilien estas tres gracias que conel vino y la luxuria, Pintan la v¡a buelta deespaldas y las dos decara significando quela gracia que vna vez sepierde en cosas de luxuria quando se Recupera se recupera doblada, y por que quando se paga con acimiento de gracia sea de dar mas delo que rrescibio dondeno mas se Ilamara pagar deuda qae hazer gralcial Pintan las que se Rien para darentender quela amistad a deser voluntaria Pintanlas virgenes y vestidas de vestiduras lucientes para dar aentender quela verdadera
amistad consiste enlas cosas onestaes Pintan las trabadas delas manos amanera de

vn corro para dar aentender que como
Resciben sea de boluer grata, bland,4 concorde, suabe, Hermosa,

triforme, decente, elegante,
mansa, aurea, diosa,

vrbana,

veloz, preciosa, caduca, tierna, resplandesciente, blanca, esplendida, decora, agradable, gracioso, fragil, nibea, eleEl engaño

Oculto, maligno, yngenioso,

Barlte,

maluado,

nefando, doloroso, cruel, sinfe, clandes-

tino, tacito, mentiroso, tofpe, enemigo,
gozo

/ por cosa que baxa Recio, cruel, yberno, brumal, duro, estibo, sonoro, niboso, lapideo, elado, sonante, terrible, sagio, horrido, El rrebaño lanigero, vilatico, I de la villa, lascibo, herrante, ynmundo, opimo / por cosa abundante, opulento, cornigero, viligero, I que trae vello, proterbo, herbibago, I qte
granizo querpitonte,

escondido, nefario, ynespiable, no visto, alegre, dulce, blanco, fugitibo, blando,

anda bago, lauto,

El

Río Ebro

Volador, Elado, zuenoso,

consagrado,

430

43L

cornigero, sprimifero, murmurante, Rico, vndoso, spumante, rapido, flubial, bago, turbio, tracio, no perezoso, resplandesciente,
La ltedra

dañadora, discorde, grande, spumante,

Herrante, vencedora, siempreuerde, lasciba, agradescida, baquiqua, lebe, alegre, dedos colores, vivaz, fondente, sequaz,
ambiciosa,

L¿ bierba

suabe, blanda, verde, Tierna, floresciente, alegre, gemante, agreste, Pubescente, / quenpieca abrotar, jocunda, dulce, amarilla, odorifera, pruinosa, Rosida, viridante, I o verde, opacha, fertil, crea, decente, tenue / o delgada, frutifera, potente, rnaosa, medica, Rorante, flubial, de diuersas colores, siluestre, arenosa, flagrante, tiernecita, floresciente, trascendiente, Rosea, sedienta, I¿

mouida, yndomita, proterba, venenosa, litigosa, ynquieta, triste, orrible, calida, cruenta, sangrienta, capital, ynchada, feruiente, acordadora, ciega, heridora, triste, encendida, mouible, fulminea, sucia, armigera, Rubea, pronta, terrible, furiosa, bramadora, viva, amenacadora,

austera / osin piadad,, fea, viciosa, esPantosa, preñada, descuidada, enemiga, des-

frenada, feroz, flagrante, flegetoRtea, / que es un rrio del yufierno, ynpaciente,
taÍtarea, flamigea, formidable, Radiante, tuefta, jttticia Podetosa, saludable, sagtada, celicola,

ynbiolada, aurea, ynculpada,

sancta,

sabrosa, ortense, circea, / quees dedicada ala diosa circe, saludable, bero y€nvsto,, speciosa, spectable, sesta, / porq*e fue sacerdotisa dela diosa venus en la

ygual, diuina, celeste, seuera, tenaz, cidastrea, prianense, Ttajana, son nombres
mocedad

cibdad de sesto enelesponto cercano
avido.

propios, paciente, floresciente, osada, ciega, Rida, dulze, liuiana, inclinadaamal, probeida, verde, generosa, calida, furiosa, fulgente,

veloz, aguda, leve, mortal, bolante, tremenda, derecha, maura, / delos mauros quelas tiran, voladora, alada, alegre, heridora, fumin ea, Partica, La /ttnpiedad Cruel, yngeniosa, temeraria, necia, cruda,
La saet¿

fteta, atroz, ybidia doblada, ligera, maldita, dañadora, encruelescida, mala, enferma, desdichada, yn humana, amenacadora, arrebatada, pectible, / queesta enel pecho endurecida, ardiente, triste, ciega, motdaz, j¡ra Acerba, violenta, guerreadora, fiera, arrebatada, ynplacable, baquiqua, / de baco, martea, I del dios marte, madredeodio, cruel, sanguinea, li,gera, vengadora, ympia, estigia, o ynfernal, osada,
432

ygnaba I o necia, primeba, pubescente, tierna, hermosa, sinfreno, Recia, baga, Rosea, Radiante, yg¡e^, Resplandesciente, frondosa, alegre, desbarbada, ligera, yngeoiosa, mansa, simple, fragil, cetita,/ de ceres, Retocona, ardiente, madrede maldades, animosa, nerbosa,

libidinosa / o luxuriosa, Leche dulze, bacuna, tibia, nibea, oveiuna, cabruna, liquida, fumante, candente, tierna,

blanda, Robusta, alegre, delicada,

Pura, lacrimosa,
I-auel los griegos lellaman daphne porel nom- bre de unadoncella queenel fueconuer-

tida, Parnasa, porquelos ay en Parnaso, fragil, verde, viridante, sagrado, thesalico, delfico / porquees yntitulado deapollo, siluatico, tierno, resplandeciente, fe-

$)

bea, apolinea, triunphal, latofolio, I deancha / oja, siluestre, pacifero, agrada'
o adeuinador, sombria, birginea, longeba, no casada, ancha, mistica, triunphante, virgen, frondosa, blanda, vmeda, vencedora, agreste, alta, casta, comante' magnifico, celebre, ynsigne, egregio,

dulce, tracia, arcadica, eburnea, dulcisona, sof¡ora, claEa, suabe, blanda, timo-

ble, yndico, odorable, calcidica, fatidica, I
L¿ iTame¡¿

tea, tebana, anfiosa, anfiosa,

aganiPea,

meliflua,
cia,'desfrenada, lasciba, retocona' perfida, adultera, abara, minerba Casta, ynnupta, I o no casada, armigeta, nombres frigia, guerreadora, yngeniosa, laomedonpropios ¡sa,

Periura, argullosa, mercable, famosa, su-

El loor
L¿on

fausto, exsymio/ o escelente, Horrendo,,, terrible, cruel, fulgente, scabroso, basto, nemeo, rabioso, odorable,

fiero, rigido, aspero, arebatado, ayrado,

dJ dalea, altiloca, facunda, la¡iñcal por que fue texedora delana, Eterea, atenea, olibifera, I de olibas' qae ynbento las
olibas, cerebrigena,

codicioso, herculeo, ynchado, generoso' yndomito, libico, Regañador, ydeo, fugio, ynpaciente, animoso, señor delas fieras, osado, cagador, ardiente, flamigero, cleoneo, fulmineo, orrido, Partico, magnanimo, no Perezoso, fuerte, ligero,
El ltoro

Lu muas Pegaseas, eliconias, Palesdnas, castalides, nombres dela fuente Castalia, doctisonas, canoras' propiot '¿ga¡ipeas, / por vna fuente que se llama
aganipes, amenas, tiernas, santas, agtadables, El mirtbo Tierno, Pafio, dela ynsula paf, siluestre,

vnas aues que andan sienpre llorando porla mar, y por alcione que fue conuertido En vna aue llorosa, t-a tttz Resplandesciente, Penetrable, escelente, lucida, sidereo, blanca, / o candida, purpurea, corrusca, / o vermeia, Eterea, delgada, clara, ygrrea, aurea' gemata, Ra- ái"ni., faetontica, honrrosa, hermosa, Rutilante, compañera deel sol, phebeya,

Cruel, triste, torpe' enfermo, amargo' desalmado, comedor, acerbo, atÍoz, yÍchado, misero, codicioso, negro, urgente, lloroso, horrible, ynforme, querelloso' Rigido, Fatal, Resonaote, alcioneo, / por

/ que anda siempre enla ribera, temeroso delfrio, citereo, negro, dioneo, amatusio, cipreo, I porla diosa venus quese llama asi,
litereo,

nl rrio frigido, torrente, concabo, curbo, abla-

dor, deslicador, bago, gelido,
fundo, ynchado, perlucido, amen fero, resonante,

sonoro'

bio, espumante, fontano' caduco, pro-

nauegable, rdpido, declibe, rodeado, tur-

Ribera

Pr¿do

mercurio, nectarea, Ronca, querellosa, operosa, apolinea, gantea, apacible,
434

Yerde, flubial, sonante, vmbrosa, tremeote, blanda, c paz, liminosa, / questa ala e¡trad,a del rio, opaca, / o sombria, resona, concaba, arudinea, / que ay en ella golondrinas, frondosa,-rrosida, canora, moxada, amerra, arenosa, florida, Blando, Hermoso, Gemante, yrriguo, herboso, remoso, tierno, florido, verde, lauto,/ o ancho, croceo'/ o amarillo, co4J)

dron,

mantet stibo,

El rt*ano, tosido¡ canoro, arneno,
alegre, Rolanre, / lleno de rrocio,

fru

odorifero, siciente, grueso, barb¿do,

y Íegto

BIBLIOGRAFIA

436

FUENTES PARA LOS POEMAS

DE GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ

MANUSCRITOS

1.

1.1.

Las Obras Poéticas de Garci Sánchez de Badaloz.

Ms. 3777 de la Biblioteca Nacional de Madrid. (Se t¡ata de una copia hecha en el s. x¡x de un códice del s. xvr,

que no se conserva).
Poesías Varias.

2.1. Add. Ms. l04ll del Museo Briúnico de Loodres. 2.2. Copia de D. Pascual de Gayangos del Add. Ms. 10431, 2.3.
)
en la Biblioteca Nacional, Madrid (Ms. 17784). Rennert, Hugo Albert, Der Spanische Canciooero des Brit. Mus., en Romanische Forschungen, X, Erlangen,

189), pp. I-t76.

[Carta de Garci Saochez de Badaloz que estando loco escrivio a su hermana]. 3.1. Ms. 773, fol. 197 v., de la Biblioteca Nacional de Ma-

drid.
4

4.1. Ms. 199i de la Biblioteca Nacional de Madrid. 4.2. El Cancionero de Galla¡do, edición crítica deJosé Azíceta, C. S. I. C., Madrid, 1962, 122 pp. 5.2.
t.f . Ms. 2882 de la Biblioteca Nacional de Madrid.
C., Madrid, MCMLVI, 2 vol., cxii + 946 pp. {Cancionero de Pedro del Pozol.
[Cancionero de Fernandez de Hiiar].

{Cancionero de Gallardol.

María

Estudio y edición crítica de José Maria Aziceta, C. S. l.

6.1. El m¿nusc¡ito 6.2. El Cancionero

se conserva en una biblioteca privada. manuscriro de Ped¡o del Pozo ($47) por Antonio Rodriguez-Moñino, en Boletín de la Real Aca-

439

6.3.

xxx
Para

demia
des Bibliográficas por 1946, p.19 y ss.

1949), PP' 45)-)09;
12.

el ofrece

nes de Garci Sánchez

A.

Pozo, ver CuriosidaRodriguez-Moñino, Madrid,

7

7.L- Ms. 617 de
8

Poesías Varias.

la Biblioteca Real de Madrid.

8.1. Ms. 1177 de la Biblioteca
lCan

{Cancionero de Pedro de LemosJ. Real de Madrid.

Cancionero General nueuamente añadido, otra vez ymPresso con adicion de muchas y muy escogidas obras [Toledo' Juan rlc Vill¡¡rriranl tl517- Postfero día de agostol. asostol. de Villaquiranl. ll)r/, oostrero Ctra oe agosro]. vt[aqurranJ. tl)17, 14.1. Rés. Yg.10 de la Biblioteca Nacional de Paris. lt. Cancionero General nueuarnente Añadido Otra vez ympresso con adicion de muchas y muy escogidas obras... [Toledo. Juan de Villaquiranl. Ílt20, 20 de enerol. 11.1. Eñ h Hispanic Society de Nueva York' y en el Museo Británico de Londres' 1t.2. Edición en facsímile por Archer M. Huntington, New

14.

York,

1904.

9.

16. 17.

9.r.
9.2.

16.1. R. 11740 de la Biblioteca Nacional de Madrid.
estuCancionero Musical dio de los textos por José Romeu Figueras' C. S. I. C.' Barcelona, 196J,2 vol. y 6f0 PP.

Cancionero General. Agora nueuamente añadido... lToledo. Ramón de Petrasl. 11527, 12 de mayol.

9.3. 10.

de Pal¿cio. Introducción y

10.1. Ms. 194 de

[Cancionero de Palacio]. la Biblioteca Real de Madrid. (Actualmente en la Biblioteca de la Universidad de Salamanca). 1O.2. El Canciooero de Palacio (Ms. 594). Edición crídca, con estudio preliminar y notas por Francisca Vendrell de Millas, C. S. I. C., Barcelona, 194), 46O pp.

Cancionero Generd en el qual se han añadido agora de nueuo ensta vltima ympression muchas cosas buenas... ISevilla. Juan CrombergerJ. flr31, 2 de abrilJ17.1. R. 22)16 de lá Biblioteca Nacional de Madrid. 18. Cancio¡ero General: en el qual se han añadido agota de nuevo ensta vltima ympression muchas cosas buenas... lSevilla. Juan Crombergerl. Ilt40, 20 de noviembreJ. -Bon. 7-VI'14 de la Biblioteca Central de Barcelona' 18.1.

19.

Cancionero General: que condene mvchas obras de diuersos autores antiguos' con algunas cosas nueuas de modernos"'

11.

[C¿ncionero de OxfordJ. 11.1. Ms. 189 de All Souls College de Oxford.

19.1. lJ-926 de la Biblioteca Nacional de Madrid.

[Anvers. Martin NucioJ.

Utti).

20.

Caocionero General: qve contiene mvchas obras de Diuersos Autores antiguos... lAnvers. Philippo Nucio]. [117]l' 20.1. R. ll92t y R. 11886 de Ia Biblioteca Nacional de Ma-

drid.
IMPRESOS

21. Cincionero

21.2.

General de obras nueuas nunca hasta aora impor ell arte Española, como Por Ia toscana... [Caragoga.Steuan G. de Nagera]. Íltt4' I de mayol. 21.1. Eñ lá biblioteca de Herzog Augusto en Volfenbüttel.
pressas Assi

l).

Rodríguez-Moñino. Madrid, 1918. C¿ncionero General dJ muchos y diuersos autores' Otra vez ympresso emeodado y corregido -por el mismo auctor con ádicion de muchas y muy escogidas obras [Valencia' Jorge

ducción bibliográfica, índices y apéndices por A'

Fatio, Paris-Madrid, f878. (R. Nacional, Madrid). 22. Secunda parte del C copilado... lCaragoga 22.1. 725.146 de la Bi

En L'Espagne au xv et au xvl s ques el litteraires publiés et an

ra nueuamente . Ur)21.
stria en Viena.

2J.

Cancione¡o de ob¡as de burlas prouocantes a Risa. [Valencia.

2j.1.

Juan Viñaol.

13.r.
440

Costillal. út14, 20 de iunioJ. Rés. Yg.9 de la Biblioteca N¿cional de Pa¡is'

23.2.

C.2O.b.22 del Museo Británico de Londres' Edición de Pablo Jaural de Pou y Juan Alfredo Bellón

tltl9,22

de febrerol.

Cazabi¡. Madrid, Akal editor, 1974.

441

24.

Dechado de Galanes, en castellano, en que se contienen diversas obras de diuersos autores. 24,L. No se conserva; tan solo los datos que suministra el Regestrum de Don Fernando Colón.

)t.

Silua de varios Romances: En que estan recopilados"' [Barcelona. Pedro Borinl. [1110]. Jr.l. En el Museo Británico de Londres.

Cancionero llamado gu.ilanda esmaltada de galanes... {copilado por Juan Fernandez de Constantinal. [s.l.s.i.F Is.a.]. 2i.1. R. 13f621 de la Biblioteca Nacional de Madrid. 26. [Cancionero llamado Sarao de Amor, compuesto por Juan Timoneda. Valencia, en casa de Juan Navarra, 1161, Segunda ParteI 26.1. Faka la portada en el único eiemplar conocido de la Biblioteca Nacional de Madrid.

25.

i6. i7.

Silua de valios Romances: En que estan recopilados... [Barcelona. Iayme Corte y Libraterl. [1552]. )6.1. En la biblioteca de Herzog Augusto en \lolfenbüttel.

Tercera Parte de la Silua de varios Romances..' lCaragoga' Steuan G. de Nageral. 11J1U. i7.1. En la Hispanic Society de Nueva York.

18.

27. Cancionero de Galanes. 27.1. C.39. f.28 (10) del Museo
27.2. Edición de
éste,

Británico de Lond¡es. cancionerillos góticos, con prólogo de Margit Frenk Alatorre; Castalia, Yale¡cia, 1952. (R. 11891 de la Biblioteca Nacional de Madrid).

y otros

Silua de varios Romances. Agora nueuamente recopilados... {Barcelona. Iayme Corteyl. {lt61l. 18.f . En la biblioteca Pafticular de A. Rodríguez-Moñino. 39. Silua de varios Romances recopilados'.. lBarcelona' Ioan CorteyJ. I11781. 39.1. En la Hispanic Society de Nueva York. 40. Silva de varios romances recopilados." [Barcelona' Iayme

28.

Canciooero de Romances en qve estan recopilados la mayor parte delos romances castellanos... {Enveres. Martin Nucio].
{s.a.l.

40.1. R. l3iJ7 de la Biblioteca Nacional de Madrid'

Sendratl. [l182].

28.1. R. 84lt de la Biblioteca N¿cional de Madrid. 28.2. Edición facsímile con introducción de R. Menéndez
dal por el C. S. I. C., Madrid, 1941.

41. 42. $.

Pi-

Silva de va¡ios romances recopilados... [Barcelona. Hubert GotardJ. [l187]. 41.1. 6-Vl-3t de la Biblioteca Central de Barcelona. Silva de varios Romaoces. Agora de nvevo recopilados"' lBarcelona. Gabriel Graells v Giraldo Dodll' [1602]' 42.1. 44062 de la Biblioteca Mazari¡a en Paris' Sylva de va¡ios Romances. Agora de nvevo recopilados"' lÉarcelona. Sebastian de Cormellas]. [1611]' 4j.1. En la Biblioteca Universitaria de Oviedo. Svlva de varios Romances' Agora de nvevo recopllados"' [Éarcelona. Gabriel Graells]- [ 1612J. 44.1. 460i9 de la Biblioteca Maza¡i¡a en Paris.
Sylva c e varios romances. Agora nueuamente recopilados"' {Carag,4a. Iuan de Larumbel. [1617]. 4r.1. 7r.z.Llt de Ia Biblioteca Nacional de Austria en Viena.

29.

29.1. R. 12985 de la Biblioteca Nacional de Madrid. )O. Cancionero de Romances en qve estan recopilados... {En)O.1. Rés. 16100 de la Biblioteca del Arsenal de Paris. )O.2. Edición de A. Rodríguez-Moñioo en ed. Castalia,'Mad,rid, 1967. vers. Mardn Nuciol. [1110J.

Romances en que estan recopilados... {s.1., Guillermo de lesl. [1110J.

Mi-

44. $.

Jl.

Cancionero de Romances en que estan recopilados... [Anvers. Martin Nuciol. [1155]. 31.1. En la Biblioreca de Menéndez Pelayo de Santander.

t2.

Cancionero de Romances en que estan recopilados-.. [Anvers. Martin Nuciol. [568]. 32.1. En la Biblioteca de la Universidad de Oviedo.
Cancione¡o de Romances. En que esta recopilada

46. 47-

33.

Lyral. {11811. 33.1. En el Museo Britáoico de Lond¡es.

la mayor parte delos Romances Castellanos... {Lisboa. Manuel de

Sylva de varios romances' Agora de nueuo recopilados"' {Barcelona. Lorengo Détt). Í1622}. 46.1. En la Hispanic Society de Nueva York.

Sylva de varios romances. Agora de nueuo recopilados"' {Barcelona Pedro Lacauallerial. {f 615l. 47.I. En la Hispanic Society de Nueva York. Sylva de varios romances. Agora de nueuo r-ecopilados"' lÉarcelona. Sebastian y Iayme Materad]. [1636]' 48.1. En la Hispanic Society de Nueva York.

)4.

Primera parte de la Silua de Romances... [Caragoga. Steuan G. de Nageral. tl5501. t4.1. En el Museo Británico de Londres.

48.

442

44)

49. Sylva de varios romances. Agora de-nueuo -recopilados"' iÉnr..lon.. Sebastian de Cormellas Mercade¡l' [1645]' 49.i. R. lJ26J de la Biblioteca Nacional de Madrid' t0. t0. 51. Sylva de v tl.i. E; ú t2. Sylva de varios
lZaragoga.

60.

Glosa sobre
rey...

el

romance que dizen Tres cortes armara el

60.1.' R. 944) de la Biblioteca Nacional de Madrid'

. Agora nueuamente recopilados"'
Pedro Vergesl. lica de TroYes'

ll6ti).

61. Infierno 61.1. Yg. 62.

de amadores que fizo Garcisanchez de Badaioz' 101 de la Biblioteca Nacional de Pa¡ís.

ilrlente recopilados"'
York.

Garci Sanchez de Badaioz las lectiones de Iob, applicadas a amor prophano. 62.1. Afarecen enunciadas en el Index et Catalogvs Librorum Piohibito¡um, Madrid, 1183, f. 64, segin A. Rodríguez Moñino en el Diccionario de Pliegos Sueltos Poeticos.
Las maldiciones dichas clara escura del mismo garcisanchez de badaioz comienqan en esta manera.

t2.i. En la biblioteca Particular de A' Rodríguez-Moñino' 53. Svlva de varios ¡omances. Aora nueuamente recopilados"'
l^r^gog,^. herederos de Pedro Lanaia)' 11673|' t1.1. É'n ia Hispanic Society de Nueva York'

romances. Agora de- -nueuo recopilados"' [Éarcelona. Antonio Lacaualleria)' [1666]l-'

63. 64. 61.

63.1. X-i-26 (li)

de l¿ Biblioteca Pública de Oporto.

64.1. Yg. 106 de la Biblioteca Nacional de

Las maldiciones dichas clara escu¡a del mismo garcisanchez de badaioz comiengan en esta manera. P¿ris.

54.

Svlva de varios romances' Agora de nueuo recopilados"' [Se

.áno.."

cuatro ediciones dé este Íomancero, con idéntico contenido, impresas por Iosef Forcada, en el año de 1671' en Barcelona].
en la Hispanic Society de Nueva York' Segunda edición: en Ia biblioteca particular de D' Antonio Pérez Gómez, en Cieza.

54.1. Primera..li.ión,

6r.1. En la Biblioteca Nacional de Austria en Viena' 66. Garcisanchez de Badaioz. Romance de Don Roldan y de la
66.1.
triacion de Galaroo, en coPlas. Aparece en el Abecedarium de D' Fernando Colon, con einúmero 14011. Ve¿se 80 de esra bibliografía'

Las maldiciones dichas clara escura del mismo garcisanchez de badaioz.: cornienga ensta manera.

14.2.

t4.t. 55. t6.

54.4. R.

En la Hispanic Society de Nueva York' 12421 de la Biblioteca Nacional de Madrid'

67.

Silva de varios romances. Agora de nuevo recopilados"" lBarcelona. Antonio Lacavalletia)' f1684)' tt.i. En la Hispanic Society de Nueva Yo¡k' Sylva de varios romances. Agora -de nvevo recopilados"' lÉarcelona. Josef casaRachs]. t16961' ,6.i. R. 124i7 de la Biblioteca Nacional de Madrid' Glossa sobre el Romance que dize Tres.cortes atmara el 1.1.. i-pi.tt" en Burgos por Juan Baptisra Varesio' t7.i.-tR. l¡isz ¿, la Biblioteca Nacional de Madrid' Glosa sobre el romance que dizen Tres cortes armara el
rey...
58.

Romance de Leandro, comPuesto por Juan de Boraualias Mayayo. Con dos sonetos y otras siete canciones"' 67.I. E¡ la Biblioreca Jagiellonska de Cracovia' 68. Maldiciones de Salaya contra vn criado suyo llamado Misancho... con las lamentaciones de Garcisanchez de Btd{oz"' 68.1. En el Museo Británico de Londres.

69. Aquí

t7. t8.

69.1.- R. 1388 ie la Biblioteca Nacional de Madrid' 7O. Aqui comienga el romance de la Melisenda"' 70.1. Yg. 103 de la Biblioteca Nacional de Paris' 71. Aqui comiengan diez maneras de romances .''

comiengan dos maner¿s de glosas'..

71.1. R. 2298-de la Biblioteca Nacional de Madrid' 72.1. R. J662Áe la Biblioteca Nacional de Madrid'
comiengan muchas maneras de coplas y villancicos

18.2. En Pl

I.

En la

72. Aqui
la
Universidad de
e Ramón Menéndez

"

Pidal, Madrid, 1960, 2 tomos.

Praga,

t9.

Glosa sobre el Romance que dizen tres cortes armara el
rey..-

73. Aqui comiengan onze maneras de romances"' 7).I.- E¡ el Museo Británico de Londres. 74. Aqui comienzan quatro romances... y oüo de

Caminando

59.r.' fn la biblioteca del
444

Marqués de Morbeck en Madrid'

por mis males con vn villancico' 74.i. No se conserva, sino que es citado por Duran, LXVIII'

44t

En el Museo Británico de Londres. 76. Cancionero de galanes nueuamente impresso' 76.1. En el Museo Britáoico de Loodres' 77. Desesperaciones de amo¡ que hizo vn penado galan"'
71.1.

7t. Aqui se contienen dos romances glosados"' -

zz.i. n. 2214 de la Biblioteca
78.

ttt)71.

Nacional de Madrid'

Espejo de enamorados. Guirnalda esmaltada de galanes y eloquentes dezires de diuersos autores"' 78.1. Res. 218 V de la Bibliotec¿ Nacional de Lisboa' 79. Lamentaciones de amores hechas por geotil hombre apassio-

FUENTES* PARA EL RESTO DE LOS POEMAS

DE ESTE CANCIONERO

79.1. R. 9423 de la Biblioteca Naciooal de Madrid'

nado...

80.

80.1.

En la Biblioteca Nacional de Ptaga,' 8O.2. Véase 18.2 de esta bibliografía.
sos Romances.

Romance de don Roldan, y de la raycion de Galalon' con el romance Gayféros.

MÁNUSCRJTOS

81.

Romance de Durandarte con la glosa de Soria: y otros diuer-

81.1.

En la Biblioteca Nacional de Praga'

82.2. Yéase J8.2 de

82.

esta bibliografía. Romance de l¿ Mora morayma: glosado' Otro romaoce que

Garcisanchez de BaÁaioz que dize Caminando Por mis ma-

dize Por mayo era Por mayo: glosado' Otro romance de
les...

82.I.

82.2.

Véase

En la Biblioteca Nacional de Praga' !8.2 de esta bibliografía'

y otros villaocicos' 8j. Romance de los a' 83.1. En la Biblio 8J.2. Yéase 58.2 84. Romance de ros¿ fresca con la glosa de pinar: y otros mu84.1. 67.tg2-B de la Biblioteca Nacional
chos romances. de Austria eo viena'

86. Libro de diversas trobas. 86.1. Ms. 3691 de la Biblioteca Nacional de Madrid. 87. Cancionero del s. XV. 87.1. Ms. 376) de la Biblioteca Nacional de Madrid. 88. Cancionero de Poesías Inéditas. 88.1. Ms 4Il4 de la Biblioteca Nacional de Madrid. 89. Poesías Varias. 89.1. Ms. 531 de la Biblioteca Real. 90. Poesías Varias.
90.1- Ms. 170 de la Biblioreca
Poesías Va¡ias. Real.

8t.

Romance de rosa fresc¿ con la glosa de Pinar: y otros muchos ¡omances. 85.1. En la Biblioteca Nacional de Ptaga' 81.2- Véase 18.2 de esta bibliografía'

91.f . Ms. 1177 de la Biblioteca Real. 92. PoesÍas Varias. 92.1. Ms. 1580 de la Biblioreca Real. 93. Poesías Varias. 91.1. Ms. l58l de la Biblioteca Real.

91.

**
n,p-

fMPRESOS

1¡oss

-v

94.1. R. 1388 de la Biblioteca -Ftt,r"* a la anrerro¡es.
446

94. Aqui comiengan dos manér¿s de glosas...
Nacional de Madrid.

447

95. Desesperaciones de amor que hizo vn penado.galan"' 9t.I. R. 22t4 de la Biblioteca Nacional de lúadrid' 96. Aqui comiengan muchas maneras de coplas y villancicos
muchos auctofes. R. J662 de la Biblioteca Naciooal de Nladrid'

Il2.
de

Catalogue

1l-1.

I14. t1t. ll7. It8. ll9.
I2O.

por Archer M. Huntington, New York, 190J. Castilleio, Cristobal de,Obras,4 tomos, edición deJ. Dominguez Bordona, Clásicos Castellanos, Madrid, 1958-1969. Cotarelo y Mori, E., .El trovador Garci-Sánchez de BadaCuenca, Luis

of the Libraryy of Ferdin¿nd Colontbu. El único eiemplar ms. de la Colombina es reproducido en facsímile

98. 99

J. M. Azker:a., C. S. I. C., Madrid, IúCIL{LXVI' Cancionero llamado Vergel de Amores lZaragoza, l)611, reproducido en facsíráile por Archer I!l' Huntington, New

Coplas de vna dama Y vn Pastor... . R. 94J9 de la Biblioteca Nacional' Cancionero de Juan Alfonso de Baena, edición crítica de

joz>, en Est*dios de Historia Literaria de úpaña, Mad¡id, 1901.
Alberto de,Flo¡uta Espanola deVaria Caballe-

116. Durán,

1971. Agustín,Romancero general o colecciín de romances cattetlano¡ anteiore¡ al iglo xvttt,2 tomos, Mad¡id, 1849 y 1811.

ría, Editora Nacional, Madrid,

Fernández Alonso, Una
Española. Ed. Gredos,

ti¡ión

de

la Mterte

en

la

Líriea

York,1901.

100.

Espeio de enamorados. Cancionero gótico'.Reimpreso del

;;;pl"; úoico. Con un estudio prelim-inar de A' iodr?guez-Monino, Ed. Castalia, Valencia, 191 l'

Foulché-Delbosc, R., Cancionero Cas¡ellano del siglo xv, N. B. A. E., núm. 19, Mad¡id, 1912. Gallaghet, Patrick, Tbe Life and Vorks of Garci Sánchez de
Badajoz, Tamesis Book Limited, Lonrlon, 19(r8. Gallardo, Bartolomé José, Ensayo de zna Bibliateca üpañola de Libros Raros y Ctriosar, 4 tomos (Madrid, 186l-1889),

Madrid, 1971.

101. Pliegos Poéticos de la Universidad de Praga, prólogo de narñOn Menéndez Pider|, 2 vol., Colección Jovas Bibliográficas, Madrid, 1961. Silvestre, Gregorio, Obtas, üsboa, 1590'

l2l. I22. I2j.
124. 121.

edición facsímil de Gredos, Madrid, 1968.
GáLllego, Julian,Visión y Símbolos en l¿ Sigto de On, Aguilar, Madrid, 1972. en

Pinttra

Española del

lO2.

f01. Filgueira Valve¡de, J., Camwns, Editora Naciooal'
drid,1975. fO¿. ¡"a" ¿á Érrcina, -O.
Poe¡i¿

Ma-

García Gómez, Emilio, l-at jarchas ronancu de l¿ serie ár¿be

tl

mlrco, Seix Barral, Barcelona, 1975.

lirica

Jon., y Carolyn R. Lee, Madrid, 1971'

r e(Fclofelyttsical,

ed' de R'

OTNAS OBRAS BMPI"EADAS

Y CITADAS

126. 127.

105.

into (s. l.), l0ú.' Aoónimo, Panegttico pot la poeia, Montilla, 1627' f07. Antonio, Nicolas, Bibliotbec¿ Hispzna Nnta, I:[fadrid' 1788' 108. Argote de Molina, G.,Noblaa del Andalazia, Sevilla' lJ88' f09. Arguiio, Juan de, Obras Completas, Santa Cruz de Tene(s.a.).

Anónimo, Bl libro de la Cehstial Jerarqtia v lnferaal Izbi-

Garcilaso de la,Vega, Poesías Castell¿nas Conpletat, Clásicos Castalia, Madrid, 1969. Graciáo, Bakasar, Agadeza I Arte de lngenio, 2 tomos, Clásicos Castalia, Madrid, 1969. lJariza, Juan de, Desoipción genealógica de to¡ excelentísittos señores marqreses de Peñaflor, Ecii¡, 1772. Herrera, Fernando de, Obr¿¡ de Garciiasso de k Vega eon anotacion¿s de Fernando de Hener¿ (Sevilla, lt80), edición facsímil del C" S. I. C., Madrid, 1973. Hi¡tori¿ General de las Liter¿ttras Hitpánieas, publicada baio la dirección de D. Guillermo Diaz-Plaia, I tomos,

Barcelona,

l95l.

L28. lndex librorum exprrgaroftim, Madrid, 1t84. 129. Le Gentil, Pierre,La poüie $riqte espagnole et Ptttttgaire

110.

fin dt

moyn á.ge, 2 tomos, Rennes, 1949 y 1913. Lezamt Lima, José, lntrodacción a lot t¿sos órficot, Barce-

¿ la

rife, 1968.

l)1. Lope de Vega,
drid, 1975.

lona,197l.

Félix, L¿ Arcadia, Clásicos Castalia, Ma-

110. -;-111.

(El) C¿ncionem c¿¡ahn de l¿ lJnioetsidad de Zaragoza' publi.áo pot M. Baselga y Ramirez, Zzragoza, 1896' (El) C¿ncionem Masic¿l fu l¿ Colombina.kieJo 1u), transcripci1nl estudio por M. Querol Gavaldá, C' S' I' C'' Barce-

132. Lope de Vega, Felix,

li3.
134.

Obras, edición de la Real Academia Española, Madrid, 1910. López -Pinciano , Philo:o\hia Anligaa Poetica, j tomos, edi-

ción de A. Carballo Picaz,o, C.

S.

I. C., Madrid, 1973.
arci

lona, 1971.

Martín Jiméoez, J., n Cancionero

de G

ncbn

de Bedajoz,

448

449

{

r
llt. li6. lJ7. l18.
r)9.
r40.

ril !idt dllrmentad¿,
rnente.

stts decires, sa¡ dichos agadot,

ranz*sD, en Archivo Hispalense (1947), núms.

24 y 21-26, pp. 36-67, l9t-2J6 v i26-)66, respectiva-

2l-22,2i-

su

desespe-

155.

Martín de Riquer, Caballeros Andantes Españohs, colección Auscral, vol. l)67, Maclrid, 1967. Melo, Francisco Manoel de, Apologo: Dialogau, Lisboa Occidental, MDCCXXI.
Menéndez Pelayo, M., Antología de Puetat Líricos Castell¿1916. Menéndez Piclal, G., La lengaa de Cri¡tobal Colón, colecció¡ nos,

llano (1580), edición de R. de Balbin Lucas, C. S. I. C., Madrid, 1944. 156. Sánchez Romeralo, Antonio, El aill¿ncico, Gredos, Ma-

Sanchez de Lima,

M. de, E/ arte

Poetica en Ronance Caste-

157. 158. 159.

drid,

1969.

Santa Cruz, Melchio¡ de, Flore¡ta Española de Apotegmas, 2.d edición, C. S.

Bruselas, l)98. Simón Díaz, José, Bibliografía de la Literatura Hispánica,

vo|.

III, Madrid,

I. C., Madrid,

1960.

Austral, vol. 280, varias ediciones. Michaelis de Vasconcelos, Carolina, Garci Sáncbez

de Bada-

literatura españolas, por(1897), pp. ll4-1t1. Paris,1892. la lengza castell¿na"

160.

Mss. esPagnols et Portilgdis 1879. tt Agadezas del lngenio Paz y Melii, B. A. E., t.

l6l.
t62

Sylvestre, Gregorio, Las obras del famoso poeta Gregorio Slluestre. Recopiladas y corregidas por diligencia de sus herederos y de Pedro Cace¡es y Espinosa, Manoel de Lyra, Lisboa,1592. Timoneda, Juan de, Alitio de Caminantes, Medina del Campo, 1563. Valderrabano, Enrique de, Libro de mu¡ica de úbzela, Yalla-

Philologie,

III,

142

Nacional, recogidas por Antonio n6, 2.a edición de Ramón Paz, Madrid, 1964'

t6)
r64

t6,
r66
r67

dolid, 1547. Valdés, Juan de, Dialogo de la Lengaa, edición de José Montesinos, Clásicos Castellanos, Madrid, 1969. Yelízqraez, J. L., Origen de la poesía castellana, Málaga, 1797. Vélez de Guevara, L., El diablo Cojtelo, Clásicos Castellanos, Madrid, 1918 Villena, Enrique de, Arte de Troaar, edición de F. J. Sánchez Cantón, Biblioteca Española de Divulgación Científica, Madrid, 1921.
Ximénez de Urrea, Cancionero, Logroño, lJll. Zapata,Luis, Miscelánea (Ms. 2790 de la Biblioteca Naciooal de Madrid); se publicó en el Memorial Histórico Espa-

147. Rivas, Duque de, Obra Conpletas, B.A'E. t. C.,
drid,
1917.

Ma-

168

Ziliga,

ñol, Tomo XI, Madrid, 1859.

Roclriguez de Lena, Pero, Libro del Pa¡so Honroso copiladó de un libro antiguo de mano por F. Iuan de Pineda, Espasa-Calpe, Madrid, 1970, y edición íntegra y crítica de A. Labandeira Fernández, Fundación Universitaria Espa-

Madrid.

Francesillo de, Cronica, B. A. E., tomo XXXVI,

ñola, Madrid, 1977. Rodríguez-Moñino, 4., Diccionario de Pliegos Suel¡os Poéticot
(siglo l t0.

rvt¡, Castalia, Madrid,

1970.

Rorlríguez-Moñino, A., Man t¿l B i bliográfico d e Ca ncio neros 1 Runtdncerls (s, xvt), 2 tomos, Castalia, Ma.lrid, 1971. Roman, Fray Hieronimo, Reptblicas del nundo, Salamancá,

MDXCV.

152.

Rosales, Luis, Pasión

y Murte

de Villauedian¿, Gredos,

Iti. lt4-

Sá Miranda, Francisco cle, As obras de cebbr¿do luitano, o dottor Francisco de Sa de Miranda, collegidas por Manoel de Lyra, Lisboa, 1591. San Pedro, Diego de, Carcel de anor, eclición de Enrique Moreno Sáez, Citeclra, Macl¡id, 1974'

Madrid, 1969.

4tt

r

INDICE DETALLÁDO DE LAS FUENTES MÁNUSCRITAS E IMPRESÁS PARA CADA POEMA
DE GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ
(+)

(51) l;2; 6Z¡ l;2; (53) l;9;

(4, (to)

(30) 3. (31) 2r. (35) t; 2;9; 12; t3; 14; 11; 16; 17; l8; 19;2O; 2J;72 y 78. GG) 2;9; 12; lJ; 14; l); 16; 17; 18; 19:'20;21 y 78. (39) r;7 y 26. (44) l;2; I); 14; lJ; 16; 17 18; 19 y 2O. (45) 2 y 7. (46, l; 13; 14; t); 16; 17; 18; 19 y 2O. (47) 7. (48) l;2; 12; B; 14; lJ; 16; l7; 18 19;20 y 25.
2. 2.

(58) 22;69:'75 y 77. (73) l;2; l); 14; 11; 16;

(t4,

v 8).
6.

12; 13; 14: l); 16; 17; l8; L9;2O y 22. 13; 14; 15; 16; 17; 18; 19 y 20. tj; 14; lJ; 16; 17; l8; 19; 2O;27;57; )8;59; 6O;76

17; 18; 19 y

2O.

13) r. (14) l. (15) l; 12; 13; 14:' D; 16; 17; 18; 19 y D. (16) l;2; l); 14 15; 16; 17; l8; 19; 20;22;26 y 67. (18) 7;9; 13; 14; t); 16; 17; 18; 19; 20 y 22. (20) 7. <21) I: l); 14; t5; L6; t7; 18; t9 y 2O. (22) l;2; 13; t4; lJ; l7; 18; 19;20 y 22. (2, l;2; l); 14; tJ' 16; t7:, t8; t9 v 2O. (24, l;2; l); 14; l); 16; 17 18- 19 y 2O. (2r) r;2; li:' 14; lJ; 16; 17; 18; t9 y 2O. (26) I; 2; 12; B; 14; ó; 16; 17; 18; 19; 2O; 22 y 25. (27) l; 12; 13' 14; l5; 16; L7; t8; t9;2O y 22. (28) L; 12; I); 14; lJ; 16; 17; 18; 19; 2O y 22. (29, J y 8.
(

(U l;6; 12; 13; t4; 11; 16; t7; t8; t9;20;22 (3) 21. (4) 2. (t) 21. (8) 4. 9) l; r); 14; 15; 17; l8; 19 y 2O. (lO) L; lJ; 14; l1; 17; l8; 19 y 20. (ll) l; lj; 14; l1; 17; l8; 19 y 20. (12) l;2; 13; 14: li; 17; 18; 19;2O y 22.

v 2).

(76) l; r); 14; 15' 16; 17; 18; 19 y 20. (77) l; 13; 14; l); 16; 17; 18; 19 y 2O. (78) l;2; 13; 14; l); 16; 17; t8; 19 y 2O. (79' 2. (8o) 2. (81) 2. (82) l;2; l0; ll; 12; l); 14; l); 16; t7; 18; 19;20;63;64 y 6r. (83) 2. (89) 2. (9O) l; 2; 12; t3; 14; l); 16; 17; 18; t9; 20;24;2); 28;29; )O; il; 32; 33; 3J; 36;70;74;78; 8l y 82. (9Z¡ l; 2; 13; 14; l); 16; 17; 18 19; 20; 28; 29; 3O; 1l; 32; 33; 14;3) v j6.
4.93)

or, l; l);

14;

l);

16; 17; 18; 19 y 20.

(102)

(l0l)

o7l (9)

í95, t;
2. 2.
37

2.

13; 14;

lJ;

16; 17; 18; 19; 20; 22; 24; 63;
81.

M y 6.

2; 12; 2J;71; 13;78;84 y

Frr.,no..onfeccionado este índice con obieto de los pcmro de Grci Sánchez de Badaioz.
Fuentes.

de mosrrr la difusión

(107) l; l); 14; lJ; 16; 17; 18; 19 y 2O. (ll2) l;2; l); 14; l5; 16; 17; 18; 19 y 20. (ll4) l; 10; 12; B; t4; tj; t6; t7; t8; t9;20 y 6t. (138) l; 2; l0;
65.

; 38; )9; 40l' 4t; 42; 4); 44; 4J: 46; 47 ; 48; 49; Jo; 12;53; J4 (1,2, t,4);5J;16;66 y 80. (104) t;6;2);68 y 69.

)t;

12; 13; 14; 15; 16; 17; 18; t9; 20; 25;6);64 y

Los números entre prénresis responden ¿ la numeración de este Cancionero. Los que siguen corresponden a los núme¡os de nuest¡o Indice de
,,i,

(140) r;2; 12; tj; t4;

(l4l) l;

10; 12;

l);

15; 16; t9;2O

14;

y 25. l1; 16; t9;20 y 62.
453
l

412

ttl

i
a:

Esre morado y pardillo

4

,

* * *

Harro de tanta porfia La hermosura ac¡bada

.....

t8 It
82

La mucha tristeza mia (Sueño) Lo que queda es lo seguro Mas penado y mas perdido

36
1

* No espero"por ningun * No pido ttiste amador -,;

Mi amiga escojida engiento Miradalagendleza....

8

....::.::::.........

t0

)\

INDICE DE PRIMEROS VERSOS (*)

* O dulce contemplacion O mi Dios y criador * Porque el bien que . . rriii.r. ....::..::..::. * Pues amor quiere que muera (Liciones de Job) "-".
Pues señor me preguntays Pues vuestr¿ merced gano Quando no queda esperanga Quando os vi en mi senti

No se quiere quien no os quiere O castillo de monta[nges]

52

29 89

)7

8l
r4t
9 76

t0l

r9

t2
15

G,r¡.cr SANcr¡nz DE BAD^Joz

Poena núm

*

Caminando en las bonduras

(Infierno)

114

Salgan las palabras mias * Seca¡on me los pesares * Señora la bendición

Quando yo vi vuestro gesto Quanto mas rrazon tenemos Que de veros y dessearos Que despues porque se esme¡a Que rrostro tan acabado .. .. Quien por uos el seso pierde

80
30

79

4/ t4 t8

i5

46

Si amor libre estuuiera Si por caso'yo biuiere Siempre se deue conta¡ Sin voluntad me destruys Son rales la llaue y huesso
Soys la mas hermosa cosa 20

9t
2t
77

tl

28
5

Desde la hora que os

De De De El Et

Vi

Tan contento estoy de vos
*

.. .. .. .. ..

92

8)
74 22

Ve do uas mi pensamiento Ved que tanto es mas r.nortal
Ven ventura ven y tula de hermosura
venturosas

t6
J9
...
.

l0
r07
78

El cuerpo tengo de vn rroble El dia del ¿leeria El dia infelix -nottt.no (Claro Escuro)

26 91 99
138

* Ymagen

Yd mis coplas

Ynfernal y celesrial Yo me parto y no me aparto

140

Yo me vi enamorado

1r
97

It

estraño Enlos prisiones estoy En Franiia la noblecida
El graue dolo¡

48

1l
102

(') Los pemas de Sánchez de Badajoz que apalecen en el Ms. 3777 se desracan en este índice por medio de un astertsco.

4>)
4>4

r

AUTORES QUE HAN GLOSADO POEMAS DE GARCI SANCHEZ DE BADAJOZ. SUS GLOSAS ANóNrvos Aun que amaros demasiado . . . Es el ieso una potencia

Nunca os ebisto auoque
Pesame de vos

Ojos queno ven Parte el pensamieoto mio . . .

Muero
.

.

Faltameelente-ndimiento..-.

..

tG

4l

,7

P¡esto lleba¡a demi Quando de ti y de la vida . Que por m^yo era por mayo Rey don sancho Rey don sancho
Rosa fresca rosa fresca Señora sinti comigo . Siempre os e de serquien fui

el conde

lll

108 87

rt9

r)4
94

ll8

10,

tt7
t42

96

Ya piensa don Bernaldino
BuRGUruos

Tiene tanta calidad . Ved quan fuera de Íüzon
de

62
.

t25
...
.

128

Arr,rurn.t, Bizconde

Agradable

conpañia
seguro

40

Pues este mundo trauiesso

..

.

.

28

PRoAzA, Alonso de

Arv,rnrz
38

DE To¡^EDo, García

Lo del cielo es lo Svrv¡srn¡, Gregorio

Nunca fue pena rnayor
ALv^REz DE VIUASANDT¡Io, Alfonso

lll

Nunca cosa imag,inara
URREA,

l7

Loado seias amor
BIvERo, Luys de

llt
t26

Jerónimo de Puso amor mi pensamiento . . . .

Si no [ ] os ouiera mi¡ado
37

URRE

, Pedro Manuel

de

Señora en este Partir

BoscÁu, Juan Pues trabalo en offenderme

122

C,ruorns, Luis
Despues que Amor me forzo

OTROS AUTORES QUE APARECEN EN ESTE CANCIONERO

C,rnnOz, Frances

ANó¡¡luos

El mal que del cuerpo r29
110

es

'ra

..... .......:-'.'..... Dezimevospeosrimiento Donde estas que no te veo . ..
En mi largo desear . Justa cosa fue quereros Lastimome el gielo enbos . Mortdes son los doloies ..... No tenga por descongiertos . . .

Arnores ¿rmores amores Ba y biene rni pensamiento

C,tnr,rc¡N,r

98

Ú0
r06

ttJ
t4
105

6'

Qual nueua al preso llego No iuzgueys por la color No se para que nasci Ve do uas mi pensamieoto . . . .

26

t2t t9
t43 457

t27

Clsrtu¡Jo, Cristóbal de
Pues La Sancta Inquisicion .

..

l

CosrANA

Smnvo on JuNo se desePera

Mi vida

r)3
86

De las rierras donde vengo
SuAnnz

67

Como el cisne va sintiendo

ENzlNA, Juan del

Anda ve con diligencia
88

8t 7l
70

¡O castillo de montanges
EscRlu^, Comendador Ven muerte tan escondida Yo con vos Y vos sin mi Yo me parto sin Partir-rPe

6t

J'
t2

Svrursrnr, Gregorio Quando os vide, y me vi preso Si amor supiera el metal .
TAPr^

Fnnll, Conde

de
'

Yd mis coplas desdichadas
68

.

.

84

Si dar mal por mal es mal
GutrtFN DE SEGovtA, Pero
Serbiros

y

contentr¡ros

t)2
,

Tonn¡s, Luys de Alas cosas del plazer Si el remedio á. p..d.li"

LoPE DE SosA

Tomo¡ll^,

Pere

Mas embidia he de vos conde

'

rit,
t2t
69tt

Pues servicio vos desplaze

r19

M,rumqur, Jorge

No se porque me fatigo Justa fue mi Perdición
MsolN,t SIooNt,r, Duque de Son mis passiones damor MrN,t,
Juan de
.

r)6
,|,

Ay dolor del dolorido
MExIA

t20
,' !

El mal que de vos recibo Nuñnz, Nicolas
Beuir yo sin ver a vos
Estauase

124

mi

cuYdado

QurRos

Ay que ya morir no Puedo
Nasci libre y soY catiuo
RoDRicuEz DE PADRoN, Juan

64

6t
I

Byue leda si Podras

:'

....

..

1r6

458

459

INDICE

PRótoco (Sobre la desproporcióo y la muerte)

7

Brocn.rrÍa Esra¡orcróN....
C¡,NcroNrnoonG¡.nclSÁNcHEzonBaoa¡oz

43

,7
67

lS¡rvaDEEPrcrETosl.... BrnuocnArÍ¡ ...

4II

437 Fuentes para los poemas de Garci Sánchez de Badaioz 439 Fuentes para el resto de los poemas 447 Otras obras empleadas y citadas 448 Indice detallado de las fuentes manuscritas e impresas pala cada poema de Garci Sánchez de

Badaioz

Irr¡olc¡

DE pRrruERos vERSos, sncúN AUToRES.

4r2 4t4

VOLUMENES PUBLICADOS

l. 2. J. 4. ,. 6. 7. 8. 9.
10.

JUAN RU¡z DE ALARcoN:

"c¿rcdor. preparada por Joaquín de Entrambasaguas y Peña. pEDRo ANToNro DE pnódig,a. Edicióo preparada La ^LARcoN: por Alberto Nav¿r¡o Goozllez.

Trc¡ comedia¡ dc

Edición

Teatm. Edició¡ preparada por Joé Mo¡iaDíez Borque. DoMrNGo F. SARMTENTo: Factndo (Ciúlización 11 barbarie). Edición preparada por Luis Ortega Galindo. ALFoNso DE vALDEs: Dülogo & las co¡as oc*¡¡id¿¡ en Roma. Edición preparada por José Luis Abellán García. Jos¡ MARTti Anrologíd. Edición prepan&a por Aodré5 Sorel. cAD^Lso: C¿rra¡ marruecas. Edición preparada por Rogelio Reyes Caoo. BoLtvAR: Disctrtot, proclamas 1 epistolario político. Edición preparada por Il{ario H. Sánchez-Barba.
LoPE DE VEGA:

GARcrLAso DE LA VEGA: Obra comphta. Edicióo preparada por

Alfonso L Sotelo

Salas.

JoRGE DE rrroNTErrt^yon: Lo¡ siete

libro¡

ll. 12.

preparada por Enrique Moreno Báez. IR¡ARTE: Fábilas lituari¿s. Edición preparada

& h Diana.
por

Edición

Sebastián

de la Nuez Cab¿ülero.
cERvANTEs: Notelat ejemph¡e¡ (2 ttok.).

Edición preparada por

I\lariano Baquero Goyanes.

13. Jua¡ DE MENA:

L4.

Laberinto d¿ Forttn¿. Poema¡ menore¡. Edición preparada por I\{iguel Angel Pérez Priego. HUARTE DE sAN JUAN: Ex¿men dc ingeniot para hs cicncias. Edición preparada por Esteban Torre.

lt. 16.
17.

FERNANDEZ DE LIZARDI:

Periqtillo Sarnienlo. Edición prepapor

36
37

rada por Luis Sainz de l\{edrano.
sAAvEDRA FAJARDo: Enpresas políticas. Edición preparada

ANToNto Extt\tENo: Del oigcn 1 reglat de l¿ mú¡ica. Edición preparada por Francisco Otero. JUAN LU¡s vwns: Epistolario, Edición preparada por José Jiménez Delgado.
nADRE ¡sLA: HÍ del famoso predicedor Fruy Gertxdio de C¿mpazat. Edición preparada por L. Fernández l\lartín. DIEGo DE ToRRES vtLLARRo¡r: L¿¡ de¡abt ci¿do¡ dcl nmdo y de h gltria. Edición preparada por l\lanuel lrf.¿ Pé¡ez. JEHUDA HA-LEVr: Cnary. Libro de grande sciencia y mucha doctrina. Edición preparada por Jesús Imirizaldu. ANToNto LIñAN y VERDUGo: G*ia y aúsos de forasteros qte aienen a la corte. Edición preparada por Edisons Simons.

vuto: Antologia de discusot 7 escritos. Edición prepanda por José Vila Selma. 18. FRANcrsco DE NIIRANDA: Diario de aiajes 1 escritot políticos.
ANDRES

Quintín Aldea Vaquero.

)8
J9

L9.
20.

Edición preparada por N{. Hernández Sánchez-Barba. LEANDRo FERNANDEz DE I\toRATlN: Teatro complelo Edición
preparada por Manuel Fernández Nieto.

40
4T

La

pícaiaJutina. Edicií¡ preparada por Antonio Rey Hazas'
42

21. 22. D. 24. 21. 26. 27. 28. 29. 10. )I. )2. t1. )4. J5.

Gúa es¡)irittal. Edición preparada por Santiago Go¡zález Noriega. ANoNllúo: Laz¿rillo de Tormet, y J DE LUNA: Segtnda parte del L¿zarillo de Torme¡, Edición preparada por Pedro I!f' Piñero
NflcuEL DE MoLtNos: Ramírez.

43

FRANcrsco lrARTtNEz rrrARtNA: Tcorí¿ de l¿s Corte¡. Edición preparada por J. M. Pérez-Prendes. Cancionero dc G¿rci Sáncba de Badajoz. Edición preparada

por Julia Castillo.

La Celestina. Edición fonológica de M' Criado de Val. rBN HUDAYL: Gala de caballero¡, blasón de paladinu, Traducción. introducción y notas de María Jesús Viguera' Jos¡ ZoRRILLA: Teatro selecto. Edición preparada por Joaquín de Entrambasaguas. INFANTE DoN JuAN IITANUEL: El conde Lacanor' Introducción y notas de Antonio l\{artínez-Menchen.
FERNANDo DE RoJAS: JUAN DE N{oNTALvo: Siete lr¿tados' Réplica a

tn

sofisla setdoca-

tólico. Edición prepatadz por José Luis Abellán. N{ARIANo J DE LARRA: Antología. Edición preparada por Armando López Salinas.
CALDERoN DE LA BARCA: Dos

tagedias' Edición preparada por

José Nl.a Díez Borque. DoNoso coRTES: Ensayo sobre el catolicismo, el liberalismo 1 el toeialismo. Edición preparada por José Vila Selma'
CAITIPoMANES: Discarso sobre

nos

Piñal.
soRJUANA tNEs DE LA

I

sa fomento, Edición preparada

la edzcación popdar de los artesapor Francisco Aguilar
Selección.

ctuz:

Edición preparada por

Luis Ortega Galindo.
QUINTANA: Selección pcútica. Edición preparada Reyes Cano.


ln

por Rogelio

RAMoN LLULL: Proterbios de Ramón. Edición preparada por Sebastián Garcí¿s Palou.

1¡oss

.$

ANoNIMo: Libro de Alexandre. Edición preparada por Jesús
Cañas

Murillo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful