Los derechos de Autor.

Para empezar este ensayo primero voy a definir ¿qué son los derechos de autor?. La Ley Federal de Derechos de Autor de los estados Unidos Mexicanos, en su artículo 11, distingue:

[183] El derecho de autor es el reconocimiento que hace el Estado en favor de todo creador de obras literarias y artísticas ... en virtud del cual otorga su protección para que el autor goce de prerrogativas y privilegios exclusivos de carácter personal y patrimonial. Los primeros integran el llamado derecho moral y los segundos, el [derecho] patrimonial. Es decir el derecho de autor es la protección que obtiene un autor sobre su obra y la forma en que esta es utilizada, hay que recordar que los derechos de autor encuentran sus antecedentes en el derecho romano, ya que conforme al antiguo derecho latino, el autor podía hacer uso de la publicación de su obra, y los plagiarios (termino que deriva del latín plagiaria, que significa “secuestradores”) eran mal vistos en la sociedad. (Pérez, 2010) Respecto a este tema en los últimos años se ha generado una polémica internacional alrededor del uso y la distribución del material protegido bajo los derechos de autor y la propiedad intelectual gracias a el uso de nuevas tecnologías, lo que se llevo a generar propuestas de leyes como la Ley SOPA y la Ley PIPA las cuales tenían como objetivo combatir el tráfico de contenidos en Internet y productos protegidos por derechos de autor o por la propiedad intelectual. Sin embargo estas leyes no procedieron gracias a las protestas que se generaron mundialmente contra estas, y que muchos calificaron como un “intento para reprimir legamente a los usuarios de Internet” e incluso como un intento de “limitar legalmente el acceso a la información y a la cultura.” Mi pregunta respecto a esta situación sería ¿ por qué tratar de restringir el uso de una herramienta como el Internet que hasta ahora ha sido anárquico? Para mí la respuesta sería que detrás de ello se encuentran un conflicto de intereses económicos ya que industrias como el cine, la televisión y las compañías discográficas se están

viendo seriamente afectadas, y la creación de una ley que “castigue” a todo aquel que hace uso ilegal de su obra, les beneficiaría. Sin embargo esta propuesta de ley por un lado confronta la cancelación de los sitios Web y por otro ejerce la protección de la propiedad intelectual, un trabajo que merece respeto. Escribir un libro o canción no es tarea sencilla. Cuando la piratería circula por el ciberespacio, estanca el mercado interno y atenta contra los empleos formales. Proteger la propiedad intelectual, al mismo tiempo pone en riesgo a diversas industrias multimillonarias que la divulgan en la red, implica pérdidas de millones de dólares y empleos. (Rodríguez, 2012) es decir alguna de las dos partes saldría perdiendo. Y a pesar de que existen ciertas licencias en Internet que protegen al autor y su obra tales como el Copyleft, Creative Commons y el GNU, al parecer muchos de nosotros nos sabemos de su existencia ni de cómo es que funcionan, dichas licencias tienen por objetivo revertir el monopolio de las corporaciones y ayudar al autor a difundir de una forma más libre su obra, de manera en que pueda decidir sobre su distribución y la forma en que su material es utilizada.

Para ello debemos entender que el Internet actualmente es una herramienta que nos permite tener un acceso hasta ahora aparentemente libre a cualquier tipo de información, yo entiendo que como creador queramos proteger nuestra creaciones, pero también entiendo que el objetivo de crear una obra es que lo demás la vean, y desgraciadamente muchas veces gracias a los contratos que protegen nuestra obra el acceso a ella se ve limitado. Ya que la poca información que se tiene del fenómeno de los derechos de autor –sobre todo por el manejo público que de ellos se hace, al presentar su defensa principalmente como una defensa exclusivamente de los productores y de la creación, es decir, una defensa de sentido social, ciudadano, incluso– hace que más que los ciudadanos comunes, sean los productores artísticos y quienes están en el medio de la computación quienes enfrenten o problematicen esta acaparación de los bienes culturales por las empresas. (López Cuenca, A. y Ramírez Pedrajo, E. 2008) En lo personal creo que los derechos de autor son sumamente importantes ya que como autores, creativos y artistas necesitamos proteger nuestras obras, pero creo que también es igual de importante el hecho de garantizar el acceso a ellas, para lo cual creo que en la actualidad estas leyes no son compatibles con los avances socio-

tecnológicos por los que estamos atravesando, creo que es necesario hacer una revisión a fondo de los términos en los cuales estas leyes están estructuradas, para así poder hacer una reestructuración que no sólo beneficia a los monopolios corporativos o ala grandes empresas, sino que realmente beneficie a todas las partes involucradas en la creación, en la producción y en el consumo de estas obras.

Bibliografía: López Cuenca, A. y Ramírez Pedrajo, E., coords. (2008). Propiedad intelectual, nuevas tecnologías y libre acceso a la cultura. México: UDLAP. Centro Cultural España. Pérez, Ó. J. (2010). Derecho de la propiedad intelectual. México: OXFORD. Rodríguez, Ó. C. (1 de abril de 2012). Educacion y cultura az. Recuperado el 12 de julio de 2012, de Ley Sopa-Pipa: http://www.educacionyculturaaz.com/educacion/leysopa-pipa/

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful