Es tiempo de utilizar la R A Z O N H U M A N A no el interés ganancial

dejando los restos inservibles a lo largo del camino