Poemario electrónico

No puedo considerarme un poeta, sin embargo me gusta la poesía. La escribo como un divertimento y tímidamente la he escondido; siempre que escribía algo lo guardaba para mí, en lo más recóndito de una vieja libreta o en lo más recóndito del disco duro; simplemente aquello que escribía no era perfecto para otros ojos. No sé qué ímpetu aliciente me hizo subir a este sitio algunos de mis textos -que algunos dirán que son poemas,- a mí también me gustaría llamarlos así aunque yo los considero simples ejercícios rítimicos y desahogos anímicos entintados en lágrimas enclaustradas en una hoja de algo que es luz y no papel. No busque, quien se asome aquí, la perfección, pues encontrará desilusión. No intente entender lo inentendible de mi ser ¿Por qué sonetos y no otras formas métricas? Ni yo lo sé... simplemente me gustó complicarme, sobretodo con aquellos acrósticos. No encontrará nada aquí que pueda ayudarle con una visión formal de poesía, simplemente entreténgase leyendo algo del terreno más abrupto y escarpado de los sentimientos de alguien, que en difíciles penas, ha transformado la pena y el llanto en estos divertimentos... Ojala que al ir navegando por la red, al anclar un momento en este puerto disfrute de su estancia. Solamente cubra sus oidos con cera, pues las sirenas pueden hacer estragos con su canto... y si esto sucede usted también escribirá algo que posiblemente yo diré que es poesía. En hora buena: "Buena Ram y mejores gigabites"