You are on page 1of 5

Protección de circuitos eléctricos

Disipadores de calor: Los disipadores de calor son componentes metálicos normalmente de aluminio que, se utilizan para evitar que algunos dispositivos electrónicos como, transistores bipolares, reguladores, ect. se calienten demasiado y se dañen. El calor que produce un dispositivo electrónico en funcionamiento, no se transfiere con facilidad, lo que en incontables ocasiones produce daños en el propio componente y sus alrededores, deteriorando incluso el soporte, por ese motivo es necesario dotar de algún medio que absorba el calor producido, evitando así que deteriore los componentes.

• • • • • • • • •

Donde: - TJ (°C) = Temperatura máxima en la "Unión" (dato suministrado por fabricante) – TC (°C) = Temperatura en la carcasa, depende de la potencia que vaya a disipar el dispositivo, el tamaño del disipador y la temperatura ambiente. - TD (°C) = Temperatura del Disipador, depende de la temperatura ambiente y el valor de RDA (RD) - TA (°C) = Temperatura ambiente - PD (Watts) = Potencia Disipada en semiconductor. - RJC (°C/Watt) = Resistencia térmica entre la Unión y la carcasa - RCD (°C/Watt) = Resistencia térmica entre Carcasa y Disipador (incluye el efecto de la mica y la pasta de silicona, si se pone). Evitar poner mica, mejor si se pone sólo pasta de silicona. - RDA (°C/Watt) = Resistencia térmica entre el Disipador y el Aire (Resistencia térmica del disipador RD) - RJA (°C/Watt) = Resistencia térmica entre la Unión y el aire.

Fusibles de alta velocidad: Los convertidores de potencia pueden provocar cortos circuitos o fallas y las corrientes resultantes deberán eliminarse con rapidez. Normalmente se utilizan fusibles de acción rápida a fin de proteger los dispositivos semiconductores. Conforme aumenta la corriente de falla, el fusible se abre y elimina el problema en unos cuantos milisegundos. Empleo de fusibles:

Cuando se eleva la corriente de falla también se eleva la temperatura del fusible hasta que t = tm tiempo en el cual el fusible se funde y se desarrollan arcos a través del mismo. En razón del arco, aumenta la impedancia del fusible, produciendo por lo tanto la corriente. Sin embargo, se forma un voltaje de arqueo a través del fusible. El calor generado vaporiza el elemento fusible, lo que da como resultado una longitud de arco mayor y una reducción aun más grande de la corriente. El efecto acumulado es la extinción del arco en un tiempo muy corto. Cuando el arco esta terminado en el tiempo ta la falla se ha liberado. Mientras más aprisa se libere el fusible, mas alto será el voltaje de arco. El tiempo de liberación tc es la suma del tiempo de fusión tm y el tiempo del arco ta*tm depende de la corriente de carga, en tanto que ta depende del factor de potencia o de los parámetros e los circuitos de falla. El problema normalmente queda superado después de que la corriente de falla llega a su primer pico. Esta corriente de falla, que podría haberse elevado si no existiera fusible, se denomina corriente de falla posible.