El Malestar en la Cultura (II

)

Sigmund Freud

Distracciones Poderosas: Actividades como la ciencia o
realizar actividades corporales (como cultivar jardines), etc.

Tres medios para suavizar y soportar la vida

Satisfacciones sustitutivas: El arte, en su función de
estimular la imaginación.

Narcóticos: Modifican la química corporal volviéndonos
insensibles a la Vida.

Experimentar intensas sensaciones placenteras

El ser humano aspira a una sola cosa (con dos facetas)

Son sensaciones de satisfacción, llamadas “de felicidad” ,son momentáneas (episódicas), sólo se gozan por contraste

Del propio Cuerpo

Evitar el dolor y el displacer (surge de tres lados)

Del Mundo Exterior

De las relaciones con otros seres humanos

En principio, se busca el “placer por el placer mismo”, luego, se contenta ya no con conseguir el placer, sino que la satisfacción surge por haber evitado la desgracia. Los métodos con los que busca conseguir el placer o, evitar las situaciones dolorosas se pueden enumerar de esta manera:

Modifican la sensibilidad y origina cambios bioquímicos Intoxicación: generan bienestar.

que

Yoga:Aniquila los instintos, logro de la felicidad por el reposo absoluto.
Se Moderación de las pulsiones: limita el accionar de las pulsiones, sometiéndose a las funciones psíquicas superiores, regidas por el principio de realidad.

Se Desplazamiento de la Libido: reorientan los fines instintivos; sólo es accesible a pocos, pues debe satisfacción en alguna medida. garantizar

Ven Romper la relación con el mundo: al mundo como un enemigo, fuente de todo sufrimiento que, al tornarle intolerable el sufrimiento, le dan la espalda, retirándose de él, como ermitaños.

Hay quienes buscar lograr el placer, transformando el mundo … Por sustitución de la realidad …

Estos intentos pueden ser

No llegan demasiado lejos, pues la realidad termina por imponerse y, ninguno de los que participan de este delirio, reconocen Colectivos estar inmersos en (Las Religiones deben el. consideradas como un delirio colectivo)

Individuales

“la técnica del arte de vivir” Otro método…
… No hay sustitución de la realidad
… Sino un aferrarse a los objetos amados, dejando de lado aquellas cosas que no proporcionan felicidad o, son causa de dolor.

Hace del amor, el centro de nuestra vida, el centro de todas las cosas

Pero este desplazamiento de la libido tiene su punto débil pues …

… Jamás nos hallamos tan a merced del sufrimiento como cuando amamos

… Jamás somos tan desesperadamente infelices como cuando hemos perdido el objeto amado.

Según Freud, el designio de ser felices, impuesto por el principio del placer, es irrealizable. Todo es cuestión de cómo cada individuo direcciona su energía, y ésta polarización, siempre estará de acuerdo con el temperamento o carga anímica individual; así tenemos que …

Predominantemente erótico Predominantemente narcisista Predominantemente de acción

Su energía estará puesta en sus lazos afectivos

Su energía estará puesta en bastarse a sí mismo

Su energía estará puesta en probar sus fuerzas en el mundo exterior

La última técnica de vida que le queda y que le ofrece por lo menos satisfacciones sustitutivas es la fuga a la neurosis (generalmente en los años juveniles). Quien vea fracasar en edad madura sus esfuerzos por alcanzar la felicidad, aun hallará consuelo en el placer de la intoxicación crónica, o bien emprenderá esa desesperada tentativa de rebelión que es la psicosis.

El papel de la Religión

La Religión, viene a perturbar este juego de libre elección y adaptación, al imponer a todos por igual su camino único para alcanzar la felicidad y evitar el sufrimiento

Reduce el valor de l Vida
Medidas que tienen por condición previa la Intimidación

Su técnica

Deforma delirantemente la imagen del mundo real

de la inteligencia

A este precio, imponiendo por la fuerza al hombre la fijación a un infantilismo psíquico y haciéndolo participar en un delirio colectivo, la religión logra evitar a muchos seres, la caída en la neurosis individual.

Pero la religión tampoco es verdadera fuente de gozo y placer, puesto que no puede cumplir con lo prometido, al encontrarse el objeto final, en el reino de lo trascendente.

¿Qué hace el individuo al no poder “asir eso que está dado por decreto divino”?...

… Se somete voluntariamente a los inescrutables designios divinos, tratando de buscar goce y consuelo en lo trascendente o, en última instancia, en lo que cada uno cree y considera que es “lo trascendente”, lo cuál, mas allá de ser parte de una neurosis colectiva, es también una ilusión individual en que la que cada uno intenta perseguir y conseguir su propio bienestar.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful