Raúl Ortiz w. Alfonso Sánchez B.

Especialización en Docencia Universitaria

• La Triadicidad es un principio necesario en el aspecto ordenador de todo sistema, es la causa del cambio y el equilibrio de cualquier organización ya sea naturaleza, individuo, grupo o sociedad, ya que permite su desarrollo, conservación y autonomía. • Esta concepción tríadica no es un concepto nuevo, ya en la filosofía clásica algunos autores trataron el tema en sus investigaciones, Pitágoras argüía una realidad tridimensional, la cual, identificaba como uno de los principios naturales. En la escuela pitagórica se especulaba como constitutivo último de todas las cosas al número, y que posteriormente estos entes numéricos desembocarían en figuras geométricas. Así, “por la yuxtaposición de unos cuantos puntos engendrase la línea, no sólo en la imaginación del científico matemático, sino también en la realidad externa; del mismo modo, la superficie es engendrada por la yuxtaposición de varias líneas, y, finalmente, el cuerpo por la combinación de varias superficies. Entonces encontramos aquí una triada; puntos, líneas y superficies son, por lo tanto, las unidades que componen todos los cuerpos de la naturaleza, y, en ese sentido, todos los cuerpos deben ser considerados como números. En definitiva, cada cuerpo material es una expresión del número cuatro (Tetraktys), puesto que resulta, como un cuarto término, de tres clases de elementos constitutivos (puntos, líneas y superficies)”

• Los pitagóricos no fueron los únicos que trataron estos tópicos, en la Edad Media los temas capitales fueron tres: Dios, hombre y mundo, más adelante Hegel filósofo del absolutismo maneja en su doctrina una tesis trinitaria que como él mismo afirmaba encontramos tanto en el universo como en la realidad misma la noción de tres; padre, hijo y espíritu santo,- papá, mamá, hijo. • Hegel relacionaba los estadios del pensamiento humano en un esquema tripartita, el saber: ciencia de la lógica, filosofía del espíritu, y filosofía de la naturaleza. La lógica: doctrina del ser, doctrina de la ciencia y doctrina del concepto. También en su dialéctica tiene una estructura ternaria, en la que la tesis se opone a la antítesis, y las dos encuentran su unidad en la síntesis. La tesis lleva necesariamente a la antítesis, y viceversa, y este movimiento del ser conduce inexorablemente a la síntesis, en el cual se encuentran conservadas y superadas esto es, absorbidas la tesis y la antítesis.

• También podemos citar a Michele Caturelli (1988) cuando afirmaba en un ensayo elaborado como homenaje a la memoria del filósofo Federico Sciacca ”El hombre, está constituido, en su unidad, por las tres formas del ser: La forma real del ser de la que participa el sujeto (principio de la subjetividad); La forma ideal del ser, o idea del ser como objeto infinito; La forma moral del ser, vínculo de la forma real-existencial y de la forma ideal puesto que es la unión del ser subjetivo con el ser objetivo en su infinitud en cuanto amable y amado y es, por eso, la ley de la voluntad.”

• Otro autor que señala la importancia o necesidad de la Triadicidad es Sebastián Serrano (1988) cuando afirma “Vale la pena señalar aquí que la formulación tríadica del signo peirceano tiene raíces matemáticas y kantianas. Matemáticas porque proponía como fundamento lógico de la Semiótica un postulado que denominaba «protocolo matemático» según el cual todo sistema mínimo debe ser tríadico. Demostraba el carácter necesario de la Triadicidad afirmando que no se puede concebir el número uno sin concebir al mismo tiempo aquello con lo que limita, el dos y a su vez, “uno” y "dos” como unidades separadas (la unicidad y la dualidad) implican un tercero mediador que los diferencia. Por lo tanto, el carácter tríadico será a la vez necesario y suficiente: necesario desde el punto de vista lógico suficiente desde el punto de vista pragmático”.

• La lógica clásica o aristotélica establece que una proposición solamente puede tomar una de dos alternativas: es verdadera o falsa, es decir, es bivalente. Esta idea se fortalece mediante dos principios: principio del tercero excluido, que establece que las proposiciones son verdaderas o falsas y no hay otra posibilidad; principio de no contradicción que establece que ninguna proposición es verdadera o falsa simultáneamente. Estos principios llevan consigo una serie de paradojas. Y fue Aristóteles en su obra “Peri Hermeneias” quien primero las evidenció y puso en duda la ley de bivalencia cuando se refería a cierto tipo de proposiciones, tales como “mañana habrá una guerra”; pues describían como el llamaba, futuros contingentes. • Lukasiewicz recurrió a un sistema diferente de lógica como medio para resolver este problema, allí las proposiciones, además de ser verdaderas o falsas, podrían ser indeterminadas, construyó una lógica trivalente en lugar de bivalente. En donde cualquier

• Sera de suma importancia relatar brevemente como fue el proceso mediante el cual se llego a conformar el actual equipo de trabajo. • El equipo se constituyó en el primer modulo de la especialización, allí se propuso e insistió por parte del docente Crisanto Velandia, que cada equipo fuera conformado mínimo por tres personas, después ha sido reiterada la petición, por parte de cada uno de los docentes a lo largo de la especialización, en cada uno de los módulos a los cuales hemos asistido. La razón fundamental es que en ese primer modulo nos acercamos y en los siguientes ratificamos como muchos conceptos relativos a la cibernética social, eje fundamental de la especialización, específicamente, el concepto de Triadicidad esta presente y juega un papel importante en muchos aspectos de la vida. • Es así como al respecto señala Velandia (2005): “Una propuesta de formación de docentes, a un nivel superior, exige una revisión del mundo, del ser humano y de la educación desde una perspectiva sistémica, cibernética, holística, interdisciplinaria, tríadica, tricerebral y de transformación social”. • Actualmente el equipo de trabajo está integrado por dos personas y no tres como inicialmente se había propuesto ya que

• En la propuesta tríadica de Waldemar De Gregori, como afirma Velandia Mora (2013), se evidencia que el mundo puede comprenderse desde tres ópticas, la mirada de oficialidad con respecto al tema; la mirada de la oposición o anti-oficial, quienes no están de acuerdo con la mirada oficial y una tercera que oscila entre la oficial y anti-oficial, que retoma las ideas de ambos. • Teniendo en cuenta lo anterior ha sido difícil consolidarnos como equipo de trabajo, por cuanto, falta la perspectiva que da un tercero al tratar una cuestión, es decir, nos falta un estabilizador, alguien que sirva de moderador cuando hay una permanente oposición, asumiendo, claro esta, que en cualquier momento cualquiera de los tres puede ser oficial, anti-oficial u oscilante

• En todo sistema, en toda relación existen roles específicos, hay quienes atienden a la creación de políticas y toma de decisiones, otros se encargan de la interconexión de niveles y movilizan para la concreción de planes, por ultimo están aquellos que concretan, o producen lo que fue ordenado. • Claramente observamos que en nuestro equipo, por la ausencia de un tercero, estos roles que deben estar presentes en cualquier actividad, los tengamos que ejecutar alternadamente cualquiera de los dos integrantes, dando como resultado que en muchas ocasiones cualquier decisión para realizar alguna actividad no se tome por democracia

• El cerebro es un sistema compuesto de tres partes, son tres procesos diferentes, pero interligados, estos son: cerebro central, regula la motricidad, el trabajo y la disciplina; el cerebro derecho, es el lado intuitivo , emocional y creativo; y el cerebro izquierdo, es la parte critica lógica y consciente. Waldemar De Gregori (2002)
• En nuestro grupo identificamos plenamente que los dos integrantes, Raúl Ortiz y Alfonso Sánchez, tenemos, respectivamente, más desarrollados los procesos lógico y operativo. Esto quiere decir que para muchas actividades que realizamos falta la mirada creativa de una tercera persona.

• Afirma Punset, el cual es citado por Velandia Mora (2013), Nuestro cerebro y las emociones fijan la manera de conocer, lo que decidimos conocer y como lo explicamos, determinando que mas que seres racionales somos seres emocionales que actúan y piensan. • Creemos que en el grupo este tema está bastante claro, pues las relaciones que manejamos entre los dos integrantes del equipo son muy cordiales. Además hay por parte de ambos, la disposición para actuar en cualquier circunstancia a procurando el bien común.

• Hay muchas maneras de entender las relaciones entre las personas y al interior de los equipos de trabajo, algunas de ellas se plantean desde estructuras verticales y otras prefieren horizontales, Velandia Mora (2013) • En nuestro equipo manejamos una estructura horizontal ya que pretendemos que las relaciones que manejamos sean de carácter solidarias y democráticas

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful