You are on page 1of 17
Arturo Alberto Montaño Mendoza Residente Ginecobstetricia Universidad libre Barranquilla 2011 I H S G B S
Arturo Alberto Montaño Mendoza Residente Ginecobstetricia Universidad libre Barranquilla 2011 I H S G B S

Arturo Alberto Montaño Mendoza

Residente Ginecobstetricia

Universidad libre Barranquilla

2011

I H S G B S IS SV
I
H
S
G
B
S
IS
SV

La curación incompleta de la cesárea (CS) puede estar asociada con complicaciones en embarazos posteriores.

EMBARAZO EN LA CICATRIZ. UNA PLACENTA ADHERENTE MÓRBIDA. DEHISCENCIA DE LA CICATRIZ O RUPTURA.

Hasta la fecha existe incertidumbre en relación con los

factores

que

conducen

a

la cicatriz y cómo reconocerlo.

una pobre curación de

La cesárea es una de las más frecuentes intervenciones quirúrgicas abdominales que se llevan a cabo en el Reino Unido.

la tasa de cesáreas aumentó de 12% y 2010.

a 29%

entre 1990

Del 21,2% al 30,1% en los Estados Unidos.

la incidencia de rotura uterina en los ensayos de parto vaginal después de Cesárea (PVDC) se estimada entre el 0,2 y 3,8%.

La importancia de la ecográfica radica en la detección de las características de la cicatriz de la cesárea, sin embargo hay pocos estudios que evalúen la funcionalidad y riesgo de ruptura de la misma.

Ecografía transvaginal. Chen (1990) describe un área hipoecoica en

forma de cuña en el sitio de la herida , fácilmente distinguible de

la parte vecina del segmento uterino. Se utiliza Doppler para demostrar que la cicatriz es relativamente avascular.

Monteagudo (2001) área triangular hipoecoica llamada “nicho”.

JASTROW (2006) llevó a cabo un estudio para evaluar la fiabilidad de 2D, 3D, transabdominal y transvaginal, midiendo el segmento inferior del útero y la cicatriz de la cesarea al final del embarazo.

Se incluyó

a 30 mujeres

con por

lo menos una cesárea anterior

, presentación cefálica, y tenían entre 36 y 39semanas de gestación.

Los autores concluyeron que la ecografía transvaginal es más fiable para medir el grosor del segmento uterino inferior que la vía transabdominal, con menos diferencia de 1 mm de variabilidad intra- e inter-observador. estos hallazgos fueron confirmados por MARTINS (2009).

Figura 1: útero en anteversión normal que muestra la pared de la vejiga hiperecoica y el

Figura 1: útero en anteversión normal que muestra la pared de la vejiga hiperecoica y el músculo miometrial hipoecoica.

BUJOLD (2009) realizaron un estudio para establecer la validez de la evaluación ecográfica del grosor de LUS para predecir la ruptura uterina completa. El espesor del miometrio sólo se mide por TAS y TVS en 263 mujeres embarazadas entre 35 y 38 semanas de gestación.

Llegaron a la conclusión de que una LUS espesor de <2,5 mm se asoció con una tasa de rotura uterina de más del 10% con una especificidad aproximada del 90% .

MARTINS Y COLABORADORES (2009) concluyeron en su estudio de fiabilidad de dos observadores que la medición ecográfica del espesor muscular del segmento uterino por via transvaginal en el

estado de embarazo parece más fiable que la evaluación del espesor

por via transabdominal

LA EVALUACIÓN DE LAS CICATRICES CON

ECOGRAFÍA 2D TV:

LOS TÉRMINOS DEL ACUERDO

LA EVALUACIÓN DE LAS CICATRICES CON ECOGRAFÍA 2D TV: LOS TÉRMINOS DEL ACUERDO FIG. 2: CICATRIZ

FIG. 2: CICATRIZ LSCS POR ENCIMA DEL ORIFICIO INTERNO

FIG. 3: CICATRIZ LSCS EN EL NIVEL DEL ORIFICIO CERVICAL INTERNO

FIG. 3: CICATRIZ LSCS EN EL NIVEL DEL ORIFICIO CERVICAL INTERNO

FIGURA 4: DIMENSIONES DE LA CICATRIZ EN EL PLANO SAGITAL

FIGURA 4: DIMENSIONES DE LA CICATRIZ EN EL PLANO SAGITAL

FIGURA 5: SCAR LONGITUD EN EL PLANO TRANSVERSAL

FIGURA 5: SCAR LONGITUD EN EL PLANO TRANSVERSAL

FIGURA 6: DIMENSIONES DE LA CICATRIZ
FIGURA 6: DIMENSIONES
DE LA CICATRIZ

En conclusión, todo el espesor de la LUS <2,3 mm a 35-38

semanas de gestación se asocia con un alto riesgo de ruptura uterina completa durante un TP. Por lo tanto, la medición del espesor LUS a corto plazo podría llevar a una reducción de la ruptura del útero en las mujeres que contemplan un PVDC. Un valor de corte de 2,3 mm combinado con los anteriores de una sola capa de cierre del útero o con un intervalo intergenesico de <18 meses está relacionado con un alto riesgo de rotura uterina y, en nuestra opinión, es incompatible con un TP.