You are on page 1of 15

Petrarca Soneto CCLXXIX

Se lamentar d’augelli, o verdi fronde
Matías Nicolás, I.E.S. Juan Ramón Jiménez, Moguer. 2002.

Se lamentar d’augelli, o verdi fronde mover soavemente a l’aura estiva, o rôco mormorar di lucide onde s’ode d’una fiorita e fresca riva, là ’v’io seggia d’amor pensoso, e scriva, lei che ’l ciel ne mostrò, terra n’asconde, veggio, et odo, et intendo ch’ancor viva, di sí lontano, a’ sospir miei risponde. - Deh, perché inanzi ’l tempo ti consume? - mi dice con pietate - a che pur versi de gli occhi tristi un doloroso fiume? Di me non pianger tu; ché i miei dí fêrsi morendo eterni, e ne l’interno lume, quando mostrai de chiuder, gli occhi apersi.

Se lamentar d’augelli, o verdi fronde mover soavemente a l’aura estiva, o rôco mormorar di lucide onde s’ode d’una fiorita e fresca riva, là ’v’io seggia d’amor pensoso, e scriva, lei che ’l ciel ne mostrò, terra n’asconde, veggio, et odo, et intendo ch’ancor viva, di sí lontano, a’ sospir miei risponde. - Deh, perché inanzi ’l tempo ti consume? - mi dice con pietate - a che pur versi de gli occhi tristi un doloroso fiume? Di me non pianger tu; ché i miei dí fêrsi morendo eterni, e ne l’interno lume, quando mostrai de chiuder, gli occhi apersi

SERVENTESIO

SERVENTESIO

TERCETO

TERCETO

Se lamentar d’augelli, o verdi fronde mover soavemente a l’aura estiva, o rôco mormorar di lucide onde s’ode d’una fiorita e fresca riva, là ’v’io seggia d’amor pensoso, e scriva, lei che ’l ciel ne mostrò, terra n’asconde, veggio, et odo, et intendo ch’ancor viva, di sí lontano, a’ sospir miei risponde. Di me non pianger tu; ché i miei dí fêrsi morendo eterni, e ne l’interno lume, quando mostrai de chiuder, gli occhi apersi - Deh, perché inanzi ’l tempo ti consume? - mi dice con pietate - a che pur versi de gli occhi tristi un doloroso fiume?

SERVENTESIO

SERVENTESIO

TERCETO

TERCETO

Si el llanto de las aves, o el murmullo del aura entre las ramas en verano, o el ronco murmurar de claras aguas se escuchan por la verde y fresca orilla, donde de amor yo escriba pensativo, a quien guarda la tierra, y mostró el cielo, entiendo, y oígo, y veo que aún viva desde lejos responde a mis suspiros. “Ay, ¿por qué antes de tiempo te consumes? —me dice con piedad— ¿por qué derramas un río doloroso por tus ojos? Por mí no llores más, porque la muerte en la luz interior me volvió eterna, cuando al cerrar los ojos los abría”.

Tema
El poeta interpreta los sonidos de la naturaleza como la voz consoladora de su amada muerta que le dice que no esté triste pues la verdadera vida está tras la muerte.

Estructura
Por su contenido el soneto se estructura como un diálogo entre naturaleza, poeta y amada.

Si el llanto de las aves, o el murmullo del aura entre las ramas en verano, o el ronco murmurar de claras aguas se escuchan por la verde y fresca orilla, donde de amor yo escriba pensativo, a quien guarda la tierra, y mostró el cielo, entiendo, y oigo, y veo que aún viva desde lejos responde a mis suspiros. “Ay, ¿por qué antes de tiempo te consumes? —me dice con piedad— ¿por qué derramas un río doloroso por tus ojos? Por mí no llores más, porque la muerte en la luz interior me volvió eterna, cuando al cerrar los ojos los abría".
LA AMADA
TERCETOS

LA NATURALEZA “Locus amoenus”
PRIMER SERVENTESIO

EL POETA “yo poético”
SEGUNDO SERVENTESIO

ISOTOPÍA DEL “LOCUS AMOENUS”

Si el llanto de las aves, o el murmullo del aura entre las ramas en verano, o el ronco murmurar de claras aguas se escuchan por la verde y fresca orilla,

Si el llanto de las aves, o el murmullo del aura entre las ramas en verano, o el ronco murmurar de claras aguas se escuchan por la verde y fresca orilla, donde de amor yo escriba pensativo, a quien guarda la tierra, y mostró el cielo, entiendo, y oigo, y veo que aún viva desde lejos responde a mis suspiros. “Ay, ¿por qué antes de tiempo te consumes? —me dice con piedad— ¿por qué derramas un río doloroso por tus ojos? Por mí no llores más, porque la muerte en la luz interior me volvió eterna, cuando al cerrar los ojos los abría".
EN SEGUNDA PERSONA: la voz de la amada habla al poeta EN PRIMERA PERSONA: el poeta habla de sí mismo

EL “YO POÉTICO”

Si el llanto de las aves, o el murmullo del aura entre las ramas en verano, o el ronco murmurar de claras aguas se escuchan por la verde y fresca orilla, donde de amor yo escriba pensativo, a quien guarda la tierra, y mostró el cielo, entiendo, y oigo, y veo que aún viva desde lejos responde a mis suspiros. “Ay, ¿por qué antes de tiempo te consumes? —me dice con piedad— ¿por qué derramas un río doloroso por tus ojos? Por mí no llores más, porque la muerte en la luz interior me volvió eterna, cuando al cerrar los ojos los abría".

LA AMADA
CALAMBUR: LAURA

LA BELLEZA DE LAURA “IN VITA”

LA MUERTE

LA VIDA ETERNA

CALAMBUR

del aura entre las ramas en verano,
Figura retórica por la que un reagrupamiento de una o más palabras producen un sentido distinto. En este caso se forma el nombre de LAURA, amada del poeta

LOS SONIDOS DE LA NATURALEZA...

Si el llanto de las aves, o el murmullo del aura entre las ramas en verano, o el ronco murmurar de claras aguas se escuchan por la verde y fresca orilla,

...EL “YO POÉTICO” LOS TRANSFORMA...

donde de amor yo escriba pensativo, a quien guarda la tierra, y mostró el cielo, entiendo, y oigo, y veo que aún viva desde lejos responde a mis suspiros

...EN LA VOZ DE LA AMADA MUERTA

“Ay, ¿por qué antes de tiempo te consumes? —me dice con piedad— ¿por qué derramas un río doloroso por tus ojos? Por mí no llores más, porque la muerte en la luz interior me volvió eterna, cuando al cerrar los ojos los abría".