You are on page 1of 16
Por la Arq. Teresa Ayala
Por la Arq. Teresa Ayala

Por la Arq. Teresa Ayala

Por la Arq. Teresa Ayala
• INTRODUCCIÓN • EL CICLO DE LA VIDA • LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS • HUEHUETLAHTOLLI
• INTRODUCCIÓN • EL CICLO DE LA VIDA • LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS • HUEHUETLAHTOLLI
• INTRODUCCIÓN • EL CICLO DE LA VIDA • LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS • HUEHUETLAHTOLLI

INTRODUCCIÓN EL CICLO DE LA VIDA LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS HUEHUETLAHTOLLI

• INTRODUCCIÓN • EL CICLO DE LA VIDA • LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS • HUEHUETLAHTOLLI
• INTRODUCCIÓN • EL CICLO DE LA VIDA • LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS • HUEHUETLAHTOLLI

Casa de Cultura

Sociedad Teosófica

Abril 2013

Primero que nada debes de saber que un niño en el imperio azteca era muy preciado, querido y respetado, pero no mimado, a pesar de que algunas personas piensan que si lo eran por la forma

en que les hablaban, este es un pequeño ejemplo de cómo se

dirigía una madre a su hija:

"Aquí estás mi hijita.

Mi collar de piedras finas, mi plumaje de quetzal, mi hechura humana, la nacida de mí.

Tú eres mi sangre, mi color, en ti está mi imagen".

Sin embargo, no era por mimar, sino era para crearle una autoestima alta y tener un adulto seguro y sin complejos en el mañana.

Una vez entendido la importancia de la infancia en la sociedad

azteca pasemos a las escuelas, primero que nada debes saber que había dos tipos de escuelas:

Las escuelas eran regidas por ancianos que eran

escogidos por su amplia sabiduría y su buen corazón a

lo largo de su vida, lo que les hacía pensar que por la

misma experiencia les ayudaría a llegar a la perfección.

Los ancianos les contaban historias y hechos acerca

del amor que se le debía tener a la tierra, al gusto por

ser alguien de provecho en lo que se refiere a su trabajo, pero sobre todo a su amor por el prójimo, que

nada se podía lograr si no se trabaja en equipo, por lo

que el verbo compartir era de suma importancia en todo su camino de aprendizaje.

El Tepochcalli era la escuela de los guerreros, donde se les enseñaba acerca del valor, de

El Tepochcalli era la escuela de los guerreros, donde se les

enseñaba acerca del valor, de la dignidad y del respeto tanto para él y los suyos como para sus enemigos, además de tácticas de guerra.

El Calmécac era la escuela de las ciencias, artes, artesanías,

pero lo que más se les enseñaban eran valores morales tanto a

niños como a niñas, todas esta cosas eran impartidas por sus Tíamatiníme, que eran los sabios que impartían solo la clase de la cual eran expertos. En ambas escuelas se creían que era Quetzalcóatl, el dios, y de su representante, el sacerdote mayor quien de una forma u otra se encargaba de regalarles el conocimiento.

Embarazo: Reunión familiar de convite, discursos y consejos; y, en especial, el momento de alumbramiento: la
Embarazo:
Reunión familiar de convite, discursos y consejos; y, en
especial, el momento de alumbramiento: la mujer
embarazada debía dar una ofrenda a Ometeotl y
Omecihuatl para que la protegieran durante el proceso; al
momento del
alumbramiento la partera pronunciaba un
discurso,
bañaba a
la embarazada,
le
daba
cola
de
tlacuache
para
facilitar el parto y durante este decía
conjuros propiciatorios.
Al nacer el infante se le cortaba el
cordón umbilical y
posteriormente este era enterrado en campo de batalla o
el hogar, dependiendo de su género; después un
sacerdote, usando el Tonalpohualli, revelaba el destino
del
recién
nacido.
El
embarazo
y
su
desarrollo les
otorgaban a la mujer y su hijo reconocimiento familiar y
social, por continuar el mantenimiento del linaje.

En Mesoamérica y en la cultura mexica existía el concepto de infancia y por tanto en su manifestación dentro de la práctica

cotidiana el infante era un sujeto importante

en la conformación de la colectividad mexica y su particular forma de ver, hacer y percibir el mundo. Otro aspecto que le sirve de punto de

partida es lo que considera el carácter divino

de los niños, el cual les permitía “asumir el papel de emisor y receptor de las cosas sagradas y además le concedía un

acercamiento con las divinidades.

Nacimiento: Nace en un universo espléndido, cargado de símbolos esotéricos y misteriosos, abierto solo para los
Nacimiento: Nace en un universo espléndido, cargado de símbolos esotéricos y misteriosos, abierto solo para los
Nacimiento:
Nacimiento:
Nacimiento: Nace en un universo espléndido, cargado de símbolos esotéricos y misteriosos, abierto solo para los

Nace en un universo espléndido, cargado de símbolos esotéricos y misteriosos, abierto solo para los iniciados. Un mundo pre ordenado, cuyo equilibrio cósmico y social eta sostenido por un complicado ritual.

Nacimiento: Nace en un universo espléndido, cargado de símbolos esotéricos y misteriosos, abierto solo para los

Cuando el niño nacía, la madre consideraba que había dado a luz a un guerrero, contribuyendo así al universo y a la guerra. Pero si la madre moría en el parto se le compensaba asignándole al Poniente Cihuateteo.

Casa de Cultura

Sociedad Teosófica

Abril 2013

Los padres junto con la partera y el sacerdote elegían una fecha propicia para el baño,
Los padres junto con la partera y el sacerdote elegían una fecha
propicia para el baño, realizaban los preparativos y convidaban
a toda la familia; el lavado se realizaba en el patio de la casa, se
efectuaba con agua fría por la naturaleza caliente del niño; al
terminar se elevaba a la criatura hacia los cuatro puntos
cardinales invocando a los dioses y por último se le ponía un
nombre, la presentación del infante en el templo comenzaba en
el hogar de los padres y culminaba en el santuario; en este
lugar el infante previamente ataviado era presentado al dios que
lo protegería y le prometía que llegado el momento entraría a
servir en su templo. Promesa que se cumplía cuando los niños,
alrededor de los cinco años, comenzaban su educación en una
de las dos escuelas mexicas, el Tepochcalli y el Calmecac; por su
parte las niñas eran educadas hasta su casamiento en su casa
familiar.

Casa de Cultura

Sociedad Teosófica

Abril 2013

Del cuidado que tenían los mexicanos en criar a la juventud. Ninguna cosa mas me ha
Del cuidado que tenían los mexicanos en criar a la juventud.
Ninguna cosa mas me ha admirado ni parecido mas digna de
alabanza y memoria, que el cuidado y orden que en criar a sus hijos
tenían los mexicanos. Porque entendiendo bien que en la crianza e
institución de la niñez y juventud consiste toda la buena esperanza
de una república los ocuparon en ejercicios provechosos y honestos.
Para este efecto había en los templos casa particular de niños, como
escuela o pupilaje.
Ser bien criados
Tener respeto a los mayores
Servir y obedecer
Cantar y danzar
Les ilustraban en los ejercicios de guerra
Vivir virtuosa y castamente
Andar con reposo y mesura

Casa de Cultura

Sociedad Teosófica

Abril 2013

Tlacahuapahualiztli “arte de criar y educar a los hombres”. En todos los pueblos cultos, la educación
Tlacahuapahualiztli “arte de criar y educar a los hombres”.
En todos los pueblos cultos, la educación
es
el medio
de
comunicar a los nuevos seres humanos la experiencia y la
herencia intelectual de las generaciones anteriores, con el
doble fin de capacitarlos eficazmente a la vida de la
comunidad.
Esta idea que pone de relieve el carácter comunitario de la
educación no debe sin embargo hacernos pensar en una
absorción de la personalidad: rostro y corazón, por parte del
grupo.
¿Cuáles eran las intenciones de educar a los niños?

Casa de Cultura

Sociedad Teosófica

Abril 2013

La primera educación: Era entregada en la casa paterna giraba alrededor de la idea de fortaleza
La primera educación: Era entregada en la casa paterna giraba alrededor de la idea de fortaleza
La primera educación: Era entregada en la casa paterna giraba alrededor de la idea de fortaleza
La primera educación:
Era entregada en la casa paterna giraba
alrededor de la idea de fortaleza y control
de si mismos, que de manera práctica y a
través de consejos se daba a los niños.
1. El Padre: raíz y principio de linaje de

hombres. 2. Bueno es su corazón, recibe las cosas, compasivo, se preocupa, de él es la previsión, es apoyo, con sus manos protege. 3. Cría, educa a los niños, los enseña, los amonesta, les enseña a vivir. 4. Les pone adelante un gran espejo, un espejo agujereado por los ambos lados, una gruesa tea que no ahuma

Sociedad Teosófica

Abril 2013

Casa de Cultura

Casa de Cultura Sociedad Teosófica Abril 2013
Casa de Cultura Sociedad Teosófica Abril 2013

Casa de Cultura

Sociedad Teosófica

Casa de Cultura Sociedad Teosófica Abril 2013

Abril 2013

Principios fundamentales en la educación: • Autocontrol • Conocimiento de sí mismo y de lo que
Principios fundamentales en la educación:
• Autocontrol
• Conocimiento de sí mismo y de lo que debe llegar a ser.
La segunda etapa:
Iniciaba con la entrada del niño a los centros de educación
que hoy llamaríamos públicos.
A los 15 años ingresaban al Tepochcalli: Casa de jóvenes o al
Calmecac: en la hilera de casas.
“Hacer sabios los rostros ajenos”
“Forjar el querer humano”.
Lo que buscaban los tlamatinime era perfeccionar la
personalidad de sus discípulos en sus dos aspectos
fundamentales: dando sabiduría a los rostros y firmeza a los
corazones.
Casa de Cultura
Sociedad Teosófica
Abril 2013
“aún cuando fuera pobre o miserable, aún cuando su madre y su padre fueran los pobres
“aún cuando fuera pobre o miserable, aún cuando su madre y su padre fueran los pobres
“aún cuando fuera pobre o
miserable, aún cuando su
madre y su padre fueran los
pobres de los pobres…
No se veía su linaje,
Sólo se atendía a su género
de vida…
A la pureza de su corazón.
A su corazón
bueno
y
humano…
A su corazón firme…
Se decía que tenía a Dios en
su corazón,
Que era sabio en las cosas
de Dios”.
Abril 2013
“aún cuando fuera pobre o miserable, aún cuando su madre y su padre fueran los pobres

Casa de Cultura

Sociedad Teosófica

• Amonestación del Padre al hijo como preámbulo. • Respuesta del hijo.
Amonestación del
Padre al hijo como
preámbulo.
Respuesta del hijo.

Casa de Cultura

Sociedad Teosófica

Abril 2013