You are on page 1of 35

Aparición del hombre desde el punto de vista creacionista

ALBA FUERTES LATASA ESTÍBALIZ MARTÍNEZ NOGUERA ANDER MORALES VICENTE

Presentación
Entre miles de millones de posibilidades, la evolución hizo posible la aparición de unos seres que caminaban sobre las dos extremidades posteriores, dejando así libres las manos, lo que les permitió, en un principio, la manipulación de objetos y, en un sentido más general, la creación de la cultura. La mente humana es un misterio que todavía no ha podido ser descifrado, a pesar de que desde la antigüedad numerosos pensadores han dedicado su esfuerzo a explicar el comportamiento del hombre como ser libre, inteligente y cultural.

Importancia de la duda
• La duda existencial siempre ha acompañado al hombre en sus más profundos interrogantes. Es por ello que resulte en ocasiones de vital importancia el conocer tanto quiénes somos como de dónde venimos.

•?

Teorías no científicas
Proponen una explicación al origen del hombre recurriendo a poderes sobrenaturales, prescindiendo de comprobaciones o hechos factibles. Encontramos distintos ejemplos: • Filosofía griega • Génesis (y otros libros religiosos) • Leyendas

Teorías científicas
• En la actualidad, la idea de que los seres vivos evolucionan es unánimemente aceptada. Sin embargo, durante una buena parte de la historia de la humanidad se pensó lo contrario. • El problema capital que tuvieron que afrontar los naturalistas de la época de la Ilustración fue el de la relación existente entre materia y vida. Ante esta cuestión, ya desde el siglo XVIII las posiciones se dividieron en dos bandos: - Los fijistas o no evolucionistas. - Los transformistas o evolucionistas.

No evolucionistas
(Fijistas)

• Sostenían que los seres vivos se caracterizan por su permanencia y duración y que, por lo mismo, habían sido creados por géneros y por especies fijas e inmutables.

Evolucionistas
Resaltaban los aspectos dinámicos de la materia viva y apuntaban de esta manera a la idea de la evolución. • Transformismo • Lamarquismo • Darwinismo • Mutacionismo • Neodarwinismo

Evolución humana
• Proceso de cambio que dio lugar a la aparición del

Homo sapiens.

• Este proceso se denomina hominización. Los principales hitos en esta evolución fueron el bipedismo, la disminución progresiva del tamaño de las piezas dentales y de la cara, el incremento del volumen del cerebro y el desarrollo del lenguaje articulado. • El ser humano es un primate, los hombres y los monos antropoides comparten un antepasado común que vivió hace entre 10 y 5 m.a.

De simio a homínido
• Sahelanthropus tchadensis o Toumaï es un espécimen fósil de un primate antropomorfo, que se halló en Chad y se ha datado en 6 a 7 m.a. de antigüedad. • El fósil muestra una combinación de rasgos primitivos y más avanzados, y mientras la bóveda craneana es muy similar a la de los simios, los huesos de la cara son breves y los dientes, especialmente los caninos, son pequeños, parecidos a los de los seres humanos. Además, el cráneo presenta una protuberancia a la altura de las cejas que no se encuentra fuera del género humano.

Los Australopitecinos
• El término significa simio meridional como referencia a Suráfrica, donde se encontraron los primeros fósiles. • Se caracterizan por dientes caninos, bipedación y un marcado dimorfismo sexual. Se consideran los homínidos más primitivos. • Existen distintos géneros:

Australopitecinos: Ardipithecus ramidus
• 4,4 m.a. • Ramid significa raíz, hace referencia a la proximidad de la especie con las raíces de la humanidad. • Muestra grandes similitudes con el chimpancé, aunque tiene caninos más pequeños y adaptaciones a la bipedación.

Australopithecus anamensis
• 4,2 – 3,9 m.a. • El cráneo de esta especie es parecido al del simio, pero su larga tibia indica que al caminar todo el peso del cuerpo se apoyaba alternativamente en una de las extremidades inferiores, como es habitual en la bipedación.

Australopithecus afarensis
• 3,9 – 2,9 m.a. • Rostro ancho, aplanado y más vertical. Unos brazos más largos y potentes que la mayoría de las especies de homínidos posteriores. Esta especialmente adaptada para trepar a los árboles.

Australopithecus africanus
• 3 – 2,5 m.a. • Tiene un cráneo más globular y un rostro y dientes con un aspecto menos primitivo, ciertas características faciales y craneales denotan una complexión fuerte.

Australopithecus aethiopicus
• 2.7 m.a. • El cráneo presenta una elevada cresta sagital hacia la parte posterior del cráneo una parte posterior del rostro sobresalía con respecto a la frente. Sus incisivos eran más pequeños que los anteriores australopithecus.

Australopithecus boisei
• 2.5 – 1.5 m.a. • Tiene el rostro fuerte, ancho y hundido capaz de soportar un esfuerzo de masticación extremo, así como molares de un tamaño cuatro veces superior al del hombre actual.

Australopithecus robustus
• 2 – 1.5 m.a. • Tiene molares megadónticos.

Género Homo
• Género que comenzó a evolucionar hace unos 2.3 a 2.5 m.a. Se diferencia de los australopitecinos en que tiene un cerebro más grande. • A partir de aquí la evolución se divide en tres períodos: homo antiguo, homo medio y homo moderno. El género homo convivió con los australopitecinos.
Reino Metazoos Cordados Vertebrados Tetrápodos Mamíferos Primates

Phylum Subphylum
Superclase Clase Orden

Familia
Género

Homínidos

Homo

Evolución craneal en el homo

Evolución estatura

Homo Antiguo
• Iniciaron su evolución hace 2.5 m.a., por lo que convivieron con los austrolopitecinos posteriores. • Existen dos especies de homo antiguo: el Homo habilis y el Homo rudolfensis.

Homo habilis
• 2 – 1.5 m.a. • Tamaño de cerebro claramente superior a los anteriores con una capacidad craneana de entre 590 y 690 cm3. Presentan mandíbulas más pequeñas y estrechas aunque los dientes son muy similares a los anteriores. Compartían con los simios unas proporciones corporales similares. • Se le atribuyen los primeros utensilios de piedra.

Homo rudolfensis
• 1,9 m.a. • Rostro y cuerpo mayores que el Homo habilis. Contaba con una capacidad craneana media de 750 cm3. Dientes bastantes grandes, de tamaño parecido al de los

australopitecinos robustos.

Homo medio
• El período del homo medio comenzó en África hace unos 1,9 m.a. • Existen tres especies de homo medio: Homo

ergaster, Homo erectus y Homo heidelbergensis.

• Estas tres especies además de posiblemente dos australopitecinos robustos pudieron haber coexistido en África hace unos 1,9 m.a. Esto contracide la hipótesis de que la evolución humana había evolucionado progresivamente a lo largo del tiempo, ya que hubo períodos de diversidad.

Homo ergaster
• 2 m.a. • Tenía el cráneo redondeado, una capacidad del mismo entre 800 y 850 cm3, frente prominente, dientes pequeños y otras características que compartía con el posterior Homo erectus.

Homo erectus
• 1,8 m.a. • Cráneo bajo y redondeado, frente prominente y una capacidad craneana entre 800 y 1250 cm3. Los huesos son más gruesos que los de las especies anteriores. Podían soportar fuertes movimientos y tensiones. Mandíbula grande y fuerte con dientes pequeños.

Homo heidelbergensis
• Homínidos que emigraron a Europa hace 800000 años. • Constitución ósea más fuerte y cerebros más grandes. • Eran individuos altos (1,75 m) y muy fuertes (llegarían a 100 kg), de grandes cráneos (1.350 cm³) y muy aplanados con relación a los del hombre actual, con mandíbulas salientes y gran abertura nasal.

Homo moderno
• Se considera homo moderno y recibe la denominación de Homo sapiens a cualquier fósil humano de menos de 500000 años que tuviese un cráneo mayor al del Homo erectus. • Se caracteriza por un esqueleto robusto, cráneo grande y achatado además de una mandíbula inferior sin mentón. • Es propio de esta clasificación el Homo

neanderthalensis.

Homo Neandertal
• 120000 – 300000 años. • Caminaba totalmente erguido, su capacidad craneana era de 1500 cm3, superior a la del hombre moderno. Poseía un cráneo alargado y achatado, senos nasales anchos, mejillas prominentes, mentón retraído y huesos más gruesos que los del hombre moderno. • Tenía un alto grado de sofisticación cultural.

Homo sapiens
• Término latino empleado para designar a la especie humana. • El habla se desarrolló por completo gracias al aumento de tamaño y especialización de un área determinada del cerebro, lo cual es un requisito previo para conseguir el control preciso de los labios y de la lengua. • Tiene dos subespecies: Homo sapiens sapiens y Homo sapiens idaltu (extinto).

Homo sapiens idaltu
• 250000 años. • Ser humano de la actual especie que mantiene ligeros rasgos morfológicos arcaicos en relación a otros fósiles que son indiscutiblemente de

Homo sapiens sapiens.

Homo sapiens sapiens
• 130000 – 90000 años. • Hombre actual, la única especie que no se ha extinguido (por el momento). • Capacidad craneana media de 1350 cm3. Cráneo redondo y rostro aplanado, frente más alta que la que tenían el neandertal y otros homínidos primitivos.

¿Por qué el ser humano emigró de África?
• El ser humano evolucionó en África y vivió allí únicamente durante unos tres millones de años. Esta emigración sólo puede explicarse por la fabricación de utensilios de piedra que podían haber permitido a los hombres primitivos desplazarse a Asia y Europa gracias a la fuente segura de alimentación que obtenían de la caza.

Conclusión
• Con este trabajo comprendemos el proceso evolutivo con una sucesión de cambios naturales desde la especie primitiva hasta la actualmente conocida, sin poder ser ésta reconocida como la culminación de este proceso.