You are on page 1of 63

• Bowlby (1964) afirmó que los cuidados

que brinda la madre a su hijo no


pueden entenderse en horas de
atención diaria sino en términos del
goce que ambos obtienen de la
convivencia; ello sólo posibles cuando
esa relación es continua.
• Un tema intrincado es el porque los
niños separados de su madre y
entregados a padres sustitutos, a pesar
que les brindan cuidados, se muestran
desesperados por recobrar la
proximidad hacia su madre (Bowlby,
1988).
• Lorenz (1976a) un etólogo, estudió la
unión de aves y planteó que la unión
emocional podía ser estudiada
experimentalmente y que tenía una
función de supervivencia dentro de la
teoría de la evolución.
• Los etólogos han afirmado que
uniones fuertemente emocionales
hacia un individuo en particular es
parte básica de la naturaleza humana,
que está presente de manera germinal
en el recién nacido y continua a través
de toda la vida del ser humano.
• Durante la infancia y niñez la unión se
establece con los padres o figuras
paternas, buscando protección, confort
y asistencia.
• Durante la adolescencia y vida adulta
esas uniones persisten pero son
complementadas con otras uniones
comúnmente de naturaleza
heterosexual.
• A pesar que la alimentación y
sexualidad juegan importantes roles en
tales relaciones la unión tiene un
importante rol en la supervivencia.
• En 1951 Bowlby mostró que la
privación materna puede producir
efectos negativos en el desarrollo de
los infantes, especialmente durante el
periodo de separación, aunque también
señaló que existen niños que escapan
a esos efectos.
• En el 2001 Marrone afirma que la
calidad de los cuidados parentales que
un niño recibe en sus primeros años
de vida es de vital importancia para el
futuro de su salud mental.
• Los infantes deberían tener relaciones
cálidas, íntimas y continuas con sus
figuras parentales para poder
desarrollarse de una manera sana.
• Generalmente la figura parental más
significativa es la madre pero puede ser
el padre, otro miembro de la familia o
incluso una figura sustituta.
• Hasta mediados de 1950, el apego entre
un niño y su madre, era explicado por la
corriente psicoanalítica, el niño necesita
ser alimentado y gratificado oralmente.
• La teoría del apego que surge incluye dos
temas o interrogantes:
• ¿por qué los seres humanos tienden a
establecer vínculos fuertes, selectivos y
duraderos?; y
• ¿cómo la alteración o la amenaza de
alteración de esos vínculos pude causar
fuertes emociones, y finalmente la
posibilidad de alguna anomalía
psicológica? (Marrone, 2001).
• Harlow encontró que monos
criados aislados lejos de sus
madres no solían supervivir a
pesar de adecuada alimentación
y cuidados físicos. Otros monos
cuidados en condiciones
semejantes pero con “muñecos
de alambre cubiertos de un paño
suave” supervivieron.
• Ropas o telas suaves, imitando la piel
de sus padres, fueron la variable crítica
en el crecimiento y desarrollo de los
monos y aún podían significar la
diferencia entre la vida y la muerte.
• Cuando las crías estaban asustadas se
aferraban al maniquí de felpa
acurrucándose y abrazándose a él,
usándolo como base de sus
exploraciones. Los monos se dirigían
hacia a la “madre de alambre” que
alimentaba sólo cuando tenía hambre.
• Estos estudios demostraron que la
relación madre-hijo de los primates
tiene una cualidad duradera y que su
alteración produce dolor psicológico
en el pequeño y que lo puede dañar
seriamente si se prolonga.
• En presencia de la figura materna real
o sustituta, los monos pequeños
muestran una capacidad creciente de
alejarse y explorar el mundo, volviendo
de cuando en cuando al cuerpo de la
figura materna para buscar consuelo y
ser reasegurado.
• Los monos pequeños que carecen de los
cuidados de una figura materna,
presentan efectos dramáticos
importantes. Un mono en situación de
aislamiento total, aunque esté alimentado,
reaccionará en cuclillas y abrazándose a
sí mismo.

• Similar a lo observado por Spitz (1974) en


pequeños humanos a la que llamó
depresión anaclítica, afirmando que esos
niños podrían morir a pesar de la atención
• Suomi (199) refiere que los estudios
con monos rhesus demuestran
continuidad del tipo de apego
desarrollado en su infancia y el tipo de
apego que desarrollan como madres
adultas con sus propias crías.
• Los modernos teóricos del apego
también están considerando las
consecuencias a largo plazo de
tempranos apegos en seres humanos
así como su continuidad través de
generaciones.
• Bowlby (1976) llegó a la
conclusión de que la tendencia
del niño a formar un vínculo fuerte
y fundamental con la figura
materna forma tiene como función
la supervivencia de la especie.
• La selección genética ha
favorecido la aparición del
apego porque su presencia
aumenta las probabilidades de
mayor proximidad entre el
recién nacido y su progenitora,
y a su vez, aumenta la
protección y las posibilidades
de supervivencia del miembro
de la especie.
• Al final busca la supervivencia de los
genes que un individuo acarrea. El apego
favorece la oportunidad de alimentación,
interacción social y aprendizaje acerca del
ambiente que aumenta la posibilidad de
supervivencia.

• Los infantes predispuestos a estar cerca


de sus cuidadores están menos
expuestos a ser aniquilados por
depedradores en sentido Darwiniano.
• El apego es considerado como una
conducta normal y saludable de los seres
humanos a lo largote sus vidas, antes que
un signo de inmadurez, que necesita
desarrollar a través del tiempo.
• El apego es considerado como un sistema
de conductas con su propia organización
de una variedad de conductas en
respuestas a señales internas y externas
que permite al infante responder
flexiblemente a los cambios del ambiente
y lograr sus objetivos.
• El rol de la exploración: urgencia
por explorar el ambiente, jugar y
tomar parte de actividades con sus
pares. Si los seres humanos se
sienten seguros exploran su
ambiente alejándose de su base
de seguridad (la figura amterna),
retornando a ella si fuera
necesario.
• El rol del contexto: Los deseos del
niño de estar cerca de su figura
materna varían de acuerdo a
circunstancias como: fatiga,
enfermedad, enojo o dolor, pero
también de otras circunstancias
ambientales como la presencia o no
de un estímulo y la ubicación y
conductas de la madre tales como
aceptación, ausencia o rechazo.
• El rol de la emoción: La
formación de una unión es descrita
como enamorarse y perder a
alguien como aflicción. El infante
que experimenta emociones
pueden trabajar activamente para
mantener el apego, el cual
contribuye a la supervivencia del
niño y en un futuro a la capacidad
de procreación.
• El rol de la cognición. El apego
comprende componentes
cognitivos tales como la
representación de la figura con la
que tiene apego, su yo, y su
ambiente denominadas modelos
representacionales. Estos modelos
permiten al niño anticipar el futuro y
hacer planes y por lo tanto actuar
de manera más eficiente.
• Los seres humanos difieren
radicalmente en propensión a
responder con conductas de
temor ante determinados
estímulos o situaciones. Como
temor a la oscuridad, lo
desconocido o separación de
figuras protectoras.
• En la mayoría de primates y
seres humanos los machos
tienen a su cargo la defensa de
los animales depredadores, las
hembras cuidan de su prole y
suelen emprender la retirada
ante situaciones peligrosas en
lugar de enfrentarlas.
• Estas diferencias que ayudan a la
supervivencia de la especie deben tener
influencia en diversas tendencias de
conducta en las relaciones de apego.
• Si bien casi todos los niños llegan a
tener apego, no todos tienen un apego
seguro, existen diferencias individuales.
• Apego seguro ocurre cuando el niño
tiene la representación mental de que la
figura de apego está disponible y
responsiva cuando es necesitada
• Los niños son inseguros cuando
carecen de tal tipo de representación.
Bowlby pensó que era porque la
madre había permitido o rechazado el
acercamiento del niño.
• Uno de los temas de investigación
ligados a las diferencias individuales
es el de temperamento y sus
variaciones determinadas
genéticamente.
La Unión de Apego
• La unión de apego es un tipo
específico de una larga clase de
uniones afectivas o emocionales.
Según Bowlby y Ainsworth son
uniones afectivas.
• En el curso de la vida los seres
humanos desarrollan diferentes
uniones emocionales pero que no
realmente concordantes con la unión
de apego
Ainsworth ha descrito una serie de
características de las uniones
emocionales:
• Las uniones emocionales son fuertes
y persistentes, no transitorias
• Envuelve a una específica persona
quien no es intercambiable con otra
persona
• Es emocionalmente significativa
• La persona desea mantener
proximidad o contacto con la
persona de apego, aunque existe
variedad de contacto

• Criterio adicional: el individuo


busca seguridad y confort en la
relación con la persona
• El apego es considerado seguro
si uno alcanza seguridad e
inseguro si uno no la obtiene, es
la búsqueda de seguridad la que
define este criterio adicional
(Cassidy, 1999).
• Si bien las conductas de apego
recuerdan a las de dependencia
en la teoría del aprendizaje, la
dependencia ha sido descrita
como un rasgo de personalidad.
• Por el contrario, apego se refiere
a una interrelación con una
persona o personas
determinadas.
Unión emocional y Apego
• Apego es una subvariedad de la unión
emocional en la cual la sensación de
seguridad de la persona esta presente en
las interrelaciones.
• Cuando la persona está pegada siente
una sensación especial de seguridad y
confort ante la presencia de la otra
persona, posibilitando que se use a la otra
persona como centro de seguridad del
cual puede explorar el resto del mundo
(Bee, 1992).
• La relación del niño con los
padres es un apego, pero la
relación de los padres con el niño
no lo es o no siempre lo es, ya
que los padres no sienten una
significativa sensación de
seguridad ante la presencia del
infante.
• El apego infantil, una vez organizado,
asume una inherente estabilidad y
puede mantenerse aún si es que se
ha desarrollado a través de
condiciones disfuncionales y puede
persistir a pesar de que las
condiciones externas e internas que
originaron ese desarrollo hayan
desaparecido.
• Según Bowlby (1976) las conductas
de apego en los bebés hacia una
figura discriminada y preferida no son
perceptibles en las primeras semanas
de nacimiento
• Recién a partir de los seis meses en
bebés criados en el seno de una
familia las respuestas de apego
pueden ser percibidas de manera
clara.
• El tipo de apego afectivo que
desarrolla un infante se relaciona con
el modelo de confianza de Erikson.
• Las conductas importantes de la
madre son: (1) Sensibilidad hacia los
requerimientos del infante y (2)
aspectos como la interacción mutua,
la actitud positiva, calidez,
aceptación, apoyo emocional y
estimulación (Papalia, Olds y Feldman, 2001).
FASES DEL DESARROLLO DE APEGO
2. Orientación y señales sin discriminación
de una figura (preapego)
3. Orientación y señales dirigidas hacia una
o más figuras discriminadas
(construyendo el apego)
4. Mantenimiento de la proximidad hacia
una figura en particular por locomoción o
señales (inicio claro del apego), entre los
6 y 9 meses
5. Implicaciones de las amistades en la
organización de las conductas de apego
Respuestas de Separación
• Las respuestas de separación no son
evidentes al momento de nacer y
generalmente son difíciles de advertir
antes de los seis o siete meses, pero
son claras a partir de los doce meses
(Bowlby, 1976).

• El ser humano como muchas otras


especies responde a la separación de
la figura que lo cuida con temor o
ansiedad o sensación de riesgo en la
supervivencia
• La angustia de separación es
valorada como una disposición para
la supervivencia, se da un paso en la
comprensión del temor o angustia
producida por la separación o
desaparición de una figura que es
considerada como cuidadora.
• El temor al abandono también puede
producir enojo de diferente grado,
especialmente en niños mayores o
adolescentes.
• Este enojo, que puede parecer
paradójico y cuya función es disuadir
a la figura de la cual se está pegado,
puede fácilmente convertirse en
disfuncional (Bowlby, 1982).
• La ansiedad de separación ha
servido para explicar muchos de los
casos anteriormente denominados
como desadaptación escolar o las
fobias escolares
• También brinda una explicación viable de
relaciones consideradas anteriormente
como ambivalentes o extrañas en los
casos de duelo, maltrato infantil y mujeres
abusadas.
• Existe relación entre las experiencias
tempranas con figuras parentales y los
problemas maritales, problemas con los
niños así como también síntomas
neuróticos y desórdenes de la
personalidad.
Personas que asisten a consultas
probablemente hayan experimentado
formas de paternidad patogénicas como:
• Padres no responsivos
• Discontinuidad de los cuidados parentales
• Amenazas de no amar al niño
• Amenazas de abandonar a la familia
• Amenazas de matar al cónyuge o cometer
suicidio
• Inducir al niño a sentirse culpable
• Apego Seguro
• Apego Inseguro Evitativo
Indiferente
• Apego Inseguro Resistente-
Ambivalente
• Apego Inseguro Desorganizado
Desorientado
Temor y Apego
• Es conocido que el estar o no con una
persona de confianza constituye una
variable importante en la generación de
temores.
• Los seres humanos de mayor confianza
son los padres y en especial la madre, la
figura más importante de apego, por tanto
es explicable que la vulnerabilidad al
temor esté relacionada con la presencia o
ausencia de las figuras de apego.
• La figura de apego no sólo debe
estar presente sino debe además
estar dispuesta a responder de
manera apropiada a los temores
del niño, en general estar
dispuesta a protegerla y brindarle
consuelo (Bowlby, 1976).
Ira y Apego
• Existe tendencia de los niños
separados de sus padres a
reaccionar con agresividad u
hostilidad con una frecuencia
significativamente mayor que los
niños que permanecieron en sus
hogares.
• La ira es frecuente después de una
pérdida, no sólo en los niños sino
también en los adultosHeinicke y Westheimer (1966).
• En la separaciones temporales de los
niños puede ayudar al el reencuentro
con la figura materna y puede
desalentar a la figura de apego a
alejarse del niño
• En las permanentes la ira y la
conducta hostil no cumplen función
alguna, pero se producen porque no
creen que la pérdida en realidad
pueda ser permanente.
Apego en la Adolescencia y Adultez
• Las conductas de apego en los
adolescentes aparentemente son
marcadamente diferentes de los diversos
tipos de apego formados en los primeros
años.

• Los adolescentes frecuentemente


parecen dedicados a separarse de las
relaciones de apego parentales y de otros
familiares.
• Pero la investigación muestra que la
autonomía de los adolescentes es
más fácilmente establecida NO a
expensas de las relaciones de apego
con sus padres, sino en contra de un
regreso de las relaciones de
dependencia del pasado.
• El sistema de apego parece jugar un
rol integral en ayudar a los
adolescentes a enfrentar sus
desafíos
• En la adolescencia se reconoce que los
pares puedan conducirse de manera
diferente que otras personas y por lo tanto
permitir mayor apertura, objetividad y
flexibilidad en la evaluación de las
relaciones de apego pasadas y nuevas
(Allen & Land, 1999).
• Otra variable importante es el tiempo que
pasan con sus pares, lo cual si bien suele
conflictuar a los padres no significa que el
apego hacia ellos vaya a desaparecer.
• La intimidad con la madre y el padre
disminuye, mientras que la intimidad con
los amigos aumenta, los adolescentes ven
a sus padres como fuentes importantes
de sustento (Bee, 1992)
• Los estudios de apego en la adultez han
sido dedicados al apego romántico y a las
relaciones de pareja.
• No es inusual que la gente, al describir la
calidad de las relaciones románticas,
enfatice en el impacto de sus experiencias
tempranas con sus padres
proporcionan un
• Hazan y Shaver (1987, 1988)
puente entre la teoría del apego infantil y
la teoría del amor romántico.
• Investigación sugiere que las relaciones
de ansiedad, comunes en los apegos
inseguros tienen relación con relaciones
conflictivas que suelen tener su origen en
inseguridades relacionadas con
sentimientos de pérdidas y abandono de
la figura de apego.
• Estudios en apego adulto se relacionan a
discusiones en relaciones problemáticas.
• A pesar del interés en el apego adulto hay
muchas controversias acerca de la
estabilidad de los estilos de apego en la
adultez o si los tipos de apego son
características de la persona o del tipo de
relación.
• Además es honesto afirmar que se está
muy lejos de comprender la relación entre
las experiencias de los niños con sus
cuidadores y las expectativas que se
desarrollan sobre las relaciones
románticas en la madurez (Feeney, 1999).
Temperamento y Apego
tanto el constructo
• Vaughn y Bost (1999):
de temperamento como el de sistema
de conductas de apego deberían
converger porque ambos, en mayor o
menor grado, dependen de
transmisión genética,
• Pero ha existido poco interés por los
investigadores de temperamento en
estudiar el sistema de conductas de
apego.
Perspectivas de la Teoría de Apego
• George y Solomon (1999):cree que la
exagerada focalización en el sistema
de apego, el campo ha perdido
importante comprensión de la
relación entre el infante y sus padres.
• Un tema emergente y que enriquece
la teoría es el interés que debería
prestarse al sistema de los
cuidadores.
• La madre que cuida debe ser
considerada como una persona con
sus propias características. Las
madres como personas representan
una compleja interacción recíproca
de factores y desafíos del desarrollo.
• Otros de los temas emergentes en el
desarrollo de la teoría de apego son
las relaciones de apego en el
contexto de múltiples cuidadores
(Howes, 1999)
• La inclusión de múltiple
cuidadores en el estudio de las
relaciones de apego añadiría
nuevas dimensiones a un buen
número de temas teóricos
dentro del campo de
investigación sobre apego.
• Howes propone tres criterios para
la identificación de otras figuras
de apego que no sea la madre:
• Proporcionar cuidado físico y
emocional,
• Continuidad o consistencia en la
participación en la vida del niño e
• Inversión emocional en el niño