Efectos de la globalización sobre la acción colectiva

1. La transnacionalización de los movimientos sociales preexistentes, que pasan de operar en un contexto predominantemente nacional a hacerlo en otro regional o global. 2. La progresiva constitución de un movimiento global de resistencia a la mundialización, integrado por un amplio espectro de movimientos particulares, que operan en un contexto nuevo desterritorializado. 3. Las transformaciones que estos cambios suponen para la dimensión organizativa y las formas de actuación de los movimientos sociales tradicionales.

http://attardabogados.com

Autonomía de la movilización colectiva global
Ahooa bien, la movilización colectiva global puede tener lugar al margen del movimiento antiglobalización –pensemos en la oleada de protestas internacionales que siguió a la condena islamista de Salman Rushdie; o en las protestas contra los ensayos nucleares franceses en el atolón de Mururoa.

En ambos supuestos, no existía aún nada parecido al movimiento antiglobalización, pero esas protestas sólo pueden entenderse dentro de un contexto global.

La movilización colectiva global, en consecuencia, es algo distinto a la movilización transnacional, pero también puede distinguirse del movimiento antiglobalización.
http://attardabogados.com

Localidad, globalidad, protesta
No hay que olvidar que la transnacionalización de la movilización colectiva plantea un problema inicial, tanto al activista como al estudioso: la ausencia de una arena propiamente global, para la protesta y la negociación. No hay un espacio global; cuando todo es global, nada lo es.

A fin de cuentas, más que una categoría espacial, lo global es una categoría causal. Y la protesta, en cambio, sean cuales sean sus objetivos, es forzosamente local; se produce inevitablemente en un lugar concreto.

http://attardabogados.com

La escenificación de la globalidad
En otras palabras, la movilización colectiva global sólo podrá ser escenificada como tal –coordinando acciones simultáneas de protesta en distintos países, concentrándola ante organismos supranacionales o articulándola mediante formas que acierten a simbolizar su cualidad global.

Las relaciones entre lo global y lo local están ya alteradas: así como lo global penetra en lo local, también sucede lo contrario. En consecuencia, la protesta local puede tener resonancia global, y viceversa.

http://attardabogados.com

Campaña global, movimientos transnacionales
Para llamar la atención sobre el progresivo calentamiento global, la asociación ecologista francesa Alianza por el Planeta propuso un voluntario apagón global el pasado 1 de febrero de 2007, llamamiento al que se sumaron distintas organizaciones del movimiento ecologista (como Greenpeace o Friends of the Earth). Los ciudadanos, a través de internet, fueron decisivos para impulsar la difusión de este acto de protesta –del que también se hicieron eco, por ejemplo, los diarios gratuitos. Incluso organismos oficiales, como el Ayuntamiento de París o el Ministerio de Medio Ambiente español, secundaron la misma.

Se trata de una campaña global, auspiciada por movimientos sociales nacionales con una orientación transnacional. Y la multiplicación simultánea de protestas locales le presta su sello global.
http://attardabogados.com

Movimientos en busca de un contexto
Hay que tener en cuenta que los movimientos sociales clásicos operaban en un contexto institucional bien definido: el Estado nacional.

Es la ausencia de una esfera institucional global bien definida la que fuerza al movimiento altermundista y a los movimientos sociales que operan supranacionalmente, como el ecologismo, a crear esa esfera mediante la apelación a una opinión pública global y los intentos por generar en la ciudadanía una conciencia cívica global.

La mundialización va más rápido que su dimensión institucional y política.

http://attardabogados.com

El movimiento antiglobalización
Bajo esta etiqueta han convergido, desde finales del siglo pasado, múltiples movimientos sociales, viejos y nuevos, unidos en su oposición al incipiente orden global liberal.

La oposición entre el sistema y el movimiento tiene singular importancia, porque constituye el centro mismo de la subjetividad altermundista: la gran coalición de grupos aglutinados en el movimiento antiglobalización se postula como la última manifestación histórica del ideal emancipatorio.

http://attardabogados.com

La multitud frente al imperio
En la descripción del sistema capitalista como un imperio mundial de invisible hegemonía y la prescripción de una resistencia al mismo protagonizada por la multitud como nuevo sujeto histórico, representado por el movimiento altermundista. La resistencia colectiva a la mundialización expresaría, por oposición a la presunta dirección del proceso desde los organismos internacionales y el mundo del capital, la denominada globalización desde abajo. La amalgama de grupos que confluyen en el movimiento altermundista aspiran a representar un malestar universal que las instituciones representativas, nacionales e internacionales, habrían sido incapaces de reconducir.
http://attardabogados.com

Un movimiento de movimientos
Acaso el rasgo más sobresaliente del movimiento antiglobalización resida en su misma forma –en la imposibilidad de catalogarlo como un movimiento a la manera clásica. Se trata de una coalición de diversos grupos y movimientos que mantienen su autonomía de acción respecto de los demás, pero actúan coordinadamente en determinadas ocasiones, o en relación a asuntos concretos.

Esta formidable diversidad interna permite hablar de un movimiento de movimientos; o de una familia de movimientos, donde la dimensión organizativa tiene menos importancia que la proximidad ideológica.
http://attardabogados.com

Los efectos ambiguos de la pluralidad
Pero esta interseccionalidad se manifiesta también de otro modo, mediante la aparición de contramovimientos en torno a núcleos ideológicos cuya especial relevancia social multiplica su transversalidad. (a) los movimientos conservadores han enarbolado la protección de los valores familiares como respuesta al feminismo; (b) la llamada „ecoteología‟ ha surgido como combinación del movimiento religioso y el movimiento verde; (c) y los mismos movimientos del fundamentalismo religioso están organizados en torno a los mismos temas que propiciaron el surgimiento de los nuevos movimientos sociales: identidad sexual, género, biopolítica.
http://attardabogados.com

Los efectos ambiguos de la pluralidad
También se han hecho globales los movimientos nacionalistas y los movimientos religiosos radicales; el altermundialismo no posee el monopolio de la movilización colectiva global.

En todos estos casos, los distintos movimientos, en ocasiones antagonistas directos, “son productos de los mismos cambios globales y se ocupan de los mismos asuntos” (Kniss y Burns).

http://attardabogados.com

Antiglobalización y nuevas tecnologías
Internet ha proporcionado al movimiento antiglobalización una herramienta crucial para su organización, además de un arma formidable para la protesta: los activistas se han globalizado más rápidamente que las empresas multinacionales y organizaciones contra las que dirigen sus críticas. Listas de correo, suscripciones, revistas y boletines electrónicos, páginas web son instrumentos indispensables para formar el tejido de comunicaciones que sostiene al movimiento. Y es un tejido vivo, dinámico, que permite una rápida modificación de los contenidos

La comunidad altermundista se configura así, en no pequeña medida, como una comunidad virtual. Y este espacio virtual, a fin de cuentas, se parece mucho al espacio desterritorializado de la globalidad.
http://attardabogados.com

Descentralización, informalidad, eficacia
Difícilmente extrañará así que el rasgo organizativo más destacado del actual ciclo de protesta sea la descentralización de los movimientos. Sus miembros tienden a ubicarse localmente, mientras las nuevas tecnologías facilitan una mayor participación de los mismos en la toma de decisiones a un nivel superior. Sin embargo, la informalidad de que hacen gala se convierte en obstáculo para una eficaz articulación del movimiento –demasiado heteróclito, sin embargo, para que esa organización global sea siquiera imaginable. Democracia y eficacia colisionan aquí irremediablemente. Es lo que se denominan efectos perversos de la “tiranía de la descentralización” (Freeman).
http://attardabogados.com

Los movimientos del movimiento
Rasgo excepcional del altermundismo es su capacidad para reunir a movimientos y organizaciones de muy distinta tradición y naturaleza: los movimientos viejos, como el anarquismo y el socialismo, coexisten con los nuevos movimientos sociales, así como con grupos de nuevo cuño. No todos tienen la misma dimensión fuera del movimiento, ni todos son globales en la misma medida; todos, sin embargo, pueden ponerse en relación con la resistencia global.

http://attardabogados.com

Los movimientos del movimiento
1. Los nuevos movimientos sociales. Como el feminismo, el pacifismo y el movimiento verde –que se integran de manera más o menos explícita en la coalición altermundialista. 2. Movimientos por la justicia global. Bajo esta denominación pueden incluirse un conjunto de movimientos, colectivos y campañas cuyo objetivo es la lucha contra la pobreza y la desigualdad global. Sus ejes principales:
- La desigualdad norte-sur (Global Trade Watch, Live 8). - Reforma del sistema financiero internacional (Attac, Jubileo 2000). - Campañas de Derechos Humanos (Human Rights Watch, Amnistía Internacional).

http://attardabogados.com

Los movimientos del movimiento
3. El movimiento anticorporativo. O movimiento de resistencia contra las empresas, como emblema del capitalismo global. Con dos vertientes: (a) críticas y campañas contra la política empresarial, por ejemplo las deslocalizaciones; y (b) crítica cultural de las empresas, el logo y el consumo de masas: boicots al consumo, contrapublicidad, piratería. 4. Otros movimientos. Entre los que pueden destacarse el movimiento okupa; la defensa de la agricultura campesina (José Bové y su Confederación Campesina); el movimiento vecinal; y el Gobierno Mundial de Ciudadanos del Mundo, que defiende la abolición del pasaporte y la constitución de una ciudadanía mundial.

http://attardabogados.com

¿Movimiento plural, identidad particular?
Su heterogeneidad interna es tan acusada que no parece poder hablarse del mismo como una entidad coherente, como un único movimiento dotado de identidad colectiva propia. No hay que perder de vista que esta diversidad genera serias contradicciones programáticas, por cuanto distintos movimientos persiguen objetivos globales incompatibles entre sí.

A la dificultad para dar forma a una identidad singular se añade entonces una aparente incoherencia pública que afecta directamente a la legitimidad del movimiento.

http://attardabogados.com

¿Movimiento plural, identidad particular?

La coexistencia de tan distintos miembros en la familia antiglobalizadora plantea un problema anterior: la dificultad para fijar objetivos generales, alrededor de los cuales pueda bosquejarse una unidad de acción.

En este sentido, la principal de las fallas que atraviesan el movimiento refleja visiones opuestas de esa resistencia. Estas dos corrientes generales atraviesan de forma difusa al conjunto de los movimientos y grupos que integran la resistencia global, si no incluso a los activistas mismos.

http://attardabogados.com

¿Movimiento plural, identidad particular?
(a) La antiglobalización soberanista. Se incluyen aquí todos aquellos que defienden la necesidad de revertir el proceso de globalización y reafirmar la soberanía nacional, como único medio de regular y limitar las fuerzas desbocadas del capitalismo global. Se llama así a una “desglobalización” (Walden Bello). La esfera nacional constituiría así una protección frente a la emergente esfera global. (b) El altermundismo post-soberano. Esta corriente rechaza toda solución nacional para un proceso imparable y potencialmente deseable, defendiendo en cambio una globalización alternativa. La construcción de un orden supranacional justo es su objetivo general. A su vez, este propósito se expresa en llamadas a la democratización y a la conformación de una sociedad civil y opinión pública globales.
http://attardabogados.com

¿Movimiento plural, identidad particular?
La identidad colectiva del movimiento antiglobalización sólo puede definirse de un modo algo más débil que la que habitualmente se atribuye a los movimientos sociales unitarios.

Hasta cierto punto, su identidad reside en la ausencia de una única identidad. Al no existir tampoco una estructura organizativa permanente, es difícil que esa identidad colectiva traspase el ámbito de lo simbólico e ideológico. Se trata, sin embargo, de una identidad más laxa, reflexiva e intermitente que aquella que atribuimos a los movimientos tradicionales

http://attardabogados.com

Medios de comunicación y acción colectiva global
La política de persuasión desarrollada por los movimientos sociales, con objeto de modificar los marcos dominantes de interpretación social, requiere de canales de transmisión al conjunto de la sociedad que sólo los medios pueden proporcionar. De modo que la cobertura de los medios es esencial para que el movimiento construya su imagen pública, promueva sus ideas y proporcione información sobre sus objetivos. Más que el éxito de la protesta, lo que cuenta es que sea presentada como exitosa en los medios de comunicación, y en consecuencia ante el público; en ese sentido, los movimientos deben tener recursos y capacidad para dramatizar adecuadamente sus acciones.
http://attardabogados.com

Medios de comunicación y acción colectiva global
Esta escenficación incluye la adecuada elección de la táctica empleada, en relación a su potencial informativo, así como la búsqueda de la síntesis adecuada del objetivo del movimiento, en una imagen o acción de contenido simbólico. [Pensemos en las manos blancas, simbolizando inocencia, empleada en protestas contra el terrorismo en España e Italia, o en la desigual batalla entre las lanchas de Greenpeace y la marina francesa con ocasión de los ensayos nucleares galos en el atolón de Mururoa]

Sin embargo, los medios no son agentes neutrales de información.

http://attardabogados.com

Medios de comunicación y acción colectiva global
La forma en que los movimientos se reflejan en los medios depende de la estructura de la industria informativa, lo que limita la capacidad de las organizaciones para servirse de ellos en su propio beneficio

Los medios devienen una arena política, un espacio de lucha simbólica y cultural donde los movimientos y sus oponentes desarrollan sus discursos. Sucede que la flexibilidad de la estructura global de medios contemporánea permite: (a) la reproducción informativa de espacios simbólicamente globales; y (b) el desarrollo de medios alternativos afines al discurso del movimiento altermundialista (Indymedia, Le Monde Diplomatique, etc.).
http://attardabogados.com