You are on page 1of 14

¿Qué es lo que hace que una mujer desee ser madre?

¿Es lo mismo desear ser madre que desear tener un embarazo? ¿Qué se desea al desear un hijo? ¿Qué es lo que necesita una mujer al buscar convertirse en madre? ¿Qué es lo que origina y desata que una mujer tenga hijos? ¿De que se compone esa fuerza? ¿C mo se relaciona esas motivaciones subjetivas con la manera en que se construye socialmente la maternidad? ¿Qué encargos sociales se cumplen en esa e!periencia que se insiste en ver como e!itistamente individual? ¿Qué efecto subjetivos tiene la vivencia de la e!periencia de la maternidad cuando no son clara s las fuerzas que la origina?

Como se pretenden contestar las preguntas anteriores" #as respuesta autom$ticas acarrean nociones sobre la %naturaleza& de las mujeres' el %instinto materno& y la %esencia femenina& #os aspectos culturales solamente se asocian ' al analizar la maternidad' con la fenomenolog(a que adopta ' pero no con su misma e!istencia) #o relacionamos con una idea de genero' abarcativa) .

#os diccionarios de antropolog(a' ciencia dada al estudio de las diferencias culturales' no suelen incluir el término de la maternidad que' con mayor frecuencia' aparece en los registros de la psicolog(a o psiquiatr(a) El fen meno de la maternidad se constituye as( sobre una serie de sobreentendidos sin que haya una evaluaci n profunda de las consecuencias que esto conlleva) .

*sociar el ser mujer con el ser madre' definir la maternidad como el aspecto fundacional de la identidad femenina ha sido y sigue siendo una constante social) +o obstante' como todas las creencias y mitos' ésta también necesita el andamiaje de los rituales confirmatorios' sostenidos en el tiempo y amoldados a las circunstancias para que se mantenga vigente) De las fracturas que presenta la edificaci n de ese entramado podemos dilucidar las maneras de infiltrarnos en sus intersticios para ir corroyendo las cerraduras que nos impiden ver m$s all$ de las ideolog(as patriarcales petrificadas en las costumbres y tab.es) * pesar de que la realidad hace patente constantemente la artificialidad del modelo naturalizado de la maternidad' la mirada que permite percibirlo resulta empa-ada por un engranaje hechizante de los mecanismos legitimadores que' a través de siglos de historia' imprime su sello en todos los rincones de nuestra vida' desde el lenguaje hasta las propias convicciones subjetivas) .

¿.or qué la maternidad? #a maternidad' adem$s' m$s que cualquier otro aspecto de género' ha sido sometida con insistencia a interpretaciones esencialistas y se la considera una prueba de lo /natural0' universal e inalterable) Dependiendo del conte!to hist rico o de si se trata de la fisiolog(a o su aspecto social' la maternidad nos ata a ese rasgo com.n /esencial0 para nuestra identidad' nos convierte en las compa-eras idénticas de un destino biol gicamente prescrito) .

Consideramos que el referente de /maternidad0 no es lo biol gico como proceso natural' de facto ' algo as( como una realidad e!terior a cualquier cultura' sino el sentido que le damos) +i el acto se!ual' el embarazo' el parto' ni los v(nculos del ni-o con la madre tienen consecuencias sociales en y por s( mismos) 1u relevancia nos llega a través de su forma y su significado conte!tual y éstos son el fruto de la construcci n social y cultural) 2ambién tenemos la comaternalidad lesbiana' las nuevas modalidades de adopci n' incluso el t(mido llamamiento de que Espa-a necesita ni-os seguido de las promesas de un cheque3bebé que dan cuenta de hasta qué punto estamos inmersos en un conte!to que requiere a veces insospechados malabarismos para incrustar lo nuevo dentro de los viejos esquemas que definen la reproducci n' la filiaci n y la familia) 2iene fundamento pensar que el peso de la biolog(a que el feminismo ha logrado descargar de lo femenino' ha sido desplazado por el discurso dominante sobre la madre 4Caporale' 5667" 879) +o obstante' aunque podemos constatar la e!istencia de una reacci n social en relaci n a la mujer como sujeto social desvinculado de un supuesto destino biol gico' desgraciadamente no hay reacciones similares en cuanto a la maternidad) .

1e cree" %#a maternidad no es una construcci n social' sino m$s bien la compleci n de la funci n natural de la mujer y su pasaporte para la satisfacci n verdadera) 4:9 El /programa de maternidad0 es la caracter(stica m$s destacada del sistema operativo femenino' y la jerarqu(a familiar es esencial para su correcto funcionamiento) #a mujer asume su papel de madre de forma m$s natural y feliz cuando' simult$neamente' el hombre asume su papel de protector y abastecedor de familia de forma natural y feliz& El tema de la biologizaci n de la maternidad no es trivial) *ntes que nada' no se debe confundir con los aspectos biol gicos de la maternidad) #a biologizaci n de la maternidad requiere una acci n social' cultural y sobre todo pol(tica' y sus contenidos suelen variar en funci n del conte!to) 1e trata m$s de una cuesti n ideol gica que de una prueba cient(fica) Es obvio que una serie de procesos fisiol gicos propios del organismo de la hembra humana est$n vinculados con la procreaci n' el embarazo y el parto) .ero en la pr$ctica social' ya pocos lo disputan' la cuesti n va m$s all$ .

Es decir' las mujeres desarrollan su capacidad de convertirse en madres a partir de un entramado de condicionamientos sociales' en un marco social y en un momento hist rico determinado) Es donde se producen las diferencias que las ubican jer$rquicamente en la estructura social" por convertirse en madre' a la mujer se le asigna un determinado espacio social y discursivo) .

ltiples formas y que quien cumple la funci n maternal no se reduce .Es necesario insistir en que si la maternidad e!iste es precisamente a través de las m.nicamente a ser madre) 1i e!traemos las consecuencias de lo que supone imponer el modelo mujer3madre' éstas pueden avalar su insostenibilidad) #a esterilidad o la frigidez tienen connotaciones absolutamente negativas) #a construcci n social de la carencia de hijos es precisamente eso' una /carencia0 que repercute sobre la valoraci n de toda la vida de la mujer) #a negaci n de la maternidad' voluntaria o no' sigue siendo sometida a censura) El término /maternidad0 evoca siempre una relaci n que' en el sentido m$s concreto' hace referencia a una triada' de padre' madre e hijo) .

allarnos obligadas a demostrar que la maternidad no es un /hecho natural0 es una de las consecuencias de la tradici n que arrastramos' de los discursos y las pr$cticas sociales que conforman un complejo y poderoso imaginario que en el caso de la maternidad gravita en torno a elementos tan esenciales y a!iom$ticos como el instinto y el amor maternal) <ueron muchos los esfuerzos para situar la maternidad en el conte!to hist rico y cultural' para argumentar que su significado se formula de maneras muy diversas en funci n de los tiempos y espacios) +o obstante' el credo' anta-o institucionalizado' de que la /naturaleza femenina0 radica en la biolog(a sigue articulando muchas pr$cticas) #a maternidad siempre ha sido el principal rasgo distintivo de la condici n femenina y la identificaci n de la mujer con la fisiolog(a de su cuerpo aparece como una constante en todo lo que ata-e a ese aspecto) #a ecuaci n entre mujer' cuerpo y madre refleja una de las interpretaciones esencialistas de lo femenino m$s persistentes) #a madre3naturalez ..

*s( la /diferencia0 de las mujeres frente a los hombres que deriva de los significados genéricos del cuerpo femenino obvia la pluralidad real de las e!periencias de cada una y las hace idénticas entre s() El embarazo y la maternidad se normativizan socialmente en funci n de una idea homogénea del cuerpo fisiol gico y ps(quico de la mujer) +o se trata en estos casos de divulgar algo tan obvio como la capacidad de dar a luz' sino fundamentar de manera convincente que a todas las mujeres les corresponde reconocerse como madres por el mero hecho de ser mujeres) 1e trata de la universalizaci n y naturalizaci n de la maternidad y' con ella' de la funci n reproductora como esencial para las mujeres) 2odo lo dem$s debe subordinarse a ese designio) #a maternidad es /lo natural0) .

blica) Entre los procesos biol gicos como la concepci n' el embarazo' el parto' la lactancia' el puerperio y las pr$cticas que no se relacionan directamente con la fisiolog(a femenina" cuidados' atenci n' higiene' afecto hacia los dem$s' e!iste un hilo que est$ tejido con las representaciones acerca de lo correcto' leg(timo' /natural0) #as ideas' los valores y las emociones que se entrelazan con la normatividad se proyectan en las e!periencias vividas y encuadran el universo simb lico .1u legado se traduce en una normativizaci n del estatus maternal de las mujeres y la instauraci n del ideal de la mujer doméstica" la maternidad se reifica y el instinto maternal se mistifica) Como efecto' el v(nculo de las mujeres con la procreaci n se e!tiende hacia la crianza' se biologizan los cuidados' la educaci n' los lazos emocionales entre la madre y los hijos= las mujeres se transforman en las responsables de la moralidad ciudadana y en las productoras de la riqueza nacional) 2odo eso con el amparo de la ley y la vigilancia de la opini n p.

#os derechos de las mujeres sometidas a la tutela y control suscitan cuestiones sobre si la maternidad es un derecho o un deber' para quién' si implica el derecho a no ejercerla' si implica el derecho a otras reivindicaciones) #as $reas en3marcadoras del discurso maternal El /instinto0 maternal reflejado en el interés por la descendencia deber(a primar sobre el instinto se!ual) +o obstante' era necesario instaurar el amor como fijador de las relaciones conyugales mediante las cuales el matrimonio' cuyo objetivo fundamental era la reproducci n' se convert(a en un reducto /deseado de selecci n natural0 El modelo familiar hegem nico' construido desde el derecho' la medicina y la econom(a' implant la normalidad de la familia nuclear y patriarcal= legitimado y legalizado por las leyes' donde el padre' proveedor material detenta el poder= vertebrado en la relaci n madre3ni-o' una madre con poder moral sobre su esposo y la progenie' unos hijos que adquir(an una importancia capital para la sociedad' el Estado y la naci n' y a cuyo cuidado y crianza quedaba orientada la vida de la madre) .

El /instinto maternal0 es uno de los argumentos m$s utilizados para justificar la organizaci n familiar 5> y por ende' social) #a /mujer doméstica0 deviene la clave alrededor de la cual gira la configuraci n de la familia moderna) Con ella' el eje cl$sico de la familia patriarcal de padre3hijo se desplaza hacia al binomio natural madre3ni-o) Cumplir con el destino mujer3madre significaba dedicarse plenamente y sin concesiones a la familia) #a esposa3ama de casa y el binomio madre3ni-o eran las categor(as vitales para el funcionamiento de la emergente sociedad capitalista y la raz n de ser de la familia moderna) 1imone de ?eauvoir rechaza la maternidad heredada y asumida por su madre) @echaza asimismo su car$cter fatalista y e!clusivo" %El hijo es una empresa que constituye un destino v$lido' pero no m$s que cualquier otra' y no constituye una justificaci n en s(= tiene que desearse por ella misma' no en busca de hipotéticos beneficios& 4De ?eauvoir' 5666' 5A vol)" B569) .