You are on page 1of 6

“La declaración

universal de
LOS DERECHOS
HUMANOS”
Introducción
 Hablar de derechos humanos en educación, es hablar de ética. Ética
colectiva y personal. Es actuar desde el compromiso y la convicción
de que la dignidad de las personas está por encima de cualquier otro
valor.
 La ética es justamente ese punto de no retorno en el que se
reconoce a las personas.
 Hablamos de ética profesional, de opción religiosa, de educación en
valores, intentando definir el concepto -rodeándolo- a través de sus
adjetivos, pero lo que nosotras defendemos es una ética universal:
una percepción de la dignidad de las mujeres y de los hombres que
no admite, ni tolera, adjetivización.
 Creemos que este proyecto debe partir de la educación. Y trabajarse
desde la participación, lo que significa ir más allá de los
planteamientos estéticos de la igualdad teórica. Abrir un nuevo
espacio de debate, concebir una manera distinta de habitarse y
habitar el mundo, aprender a mirar las realidades con ojos mestizos
y ponerse en el lugar de la otra persona para construir un mundo
más igualitario, más justo y más feliz no es una utopía, o sí.
En 1966 se aprobaron los pactos
internacionales de los derechos
internacionales, de los derechos
económicos, sociales y culturales, y de
los derechos civiles y políticos, mientras
que en 1968 fue aprobada una
declaración de 19 puntos que
actualizaba los principios del texto de
1948, haciendo referencia
La descolonización, a la
los derechos de
discriminación racial.
la mujer y del niño, etc.
TEXTO DE LA
DECLARACIÓN
 Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo
tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los
derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia
humana.
 Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los
derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la
conciencia de la humanidad; y que se ha proclamado como la
aspiración más elevada del hombre el advenimiento de un mundo en
que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten
de la libertad de palabra y de la libertad de creencias.
 Considerando también esencial promover el desarrollo de
relaciones amistosas entre las naciones.
 Considerando esencial que los derechos humanos sean
protegidos por un régimen de derecho, a fin de que el hombre no
se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la
tiranía y la opresión.
 Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en
la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad
y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de
hombres y mujeres; y se han declarado resueltos a promover el progreso
social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la
libertad.
 Considerando que los estados miembros se han comprometido a
asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el
respeto universal y efectivo de los derechos y libertades fundamentales
del hombre; y considerando que una concepción común de estos
derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno
conocimiento de dicho compromiso.

 La Asamblea General proclama la presente «Declaración universal de los
derechos humanos» como ideal común por el que todos los pueblos y
naciones deben esforzarse, a fin de que, tanto los individuos como las
instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan,
mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y
libertades y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e
internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos.
Conclusió
 Es elementaln
resaltar la importancia que tienen los
derechos humanos y el deber de todos los hombres de
reconocer tal importancia.
Es de gran importancia respetar la dignidad del otro y
reconocer en cada uno aquellos derechos que brotan de
su propia condición natural de persona humana. Todos
tenemos que formar parte para cumplir los derechos
humanos no solo exigir a las autoridades, porque sería
muy fácil exigir el cumplimiento por parte de las
autoridades y evitar cumplir la parte propia.

 "Un sistema que sacrifica los derechos fundamentales
de la persona y de los grupos en aras de la organización
colectiva de la producción es contraria a la dignidad
humana."