Mario Botta

Nació en Mendrisio, Suiza el 1 de abril de 1943.

A los 10 años empieza a trabajar como delineante con los arquitectos Luigi Carmenisch y Tita Carloni.

Mario Botta
Cuando apenas tenía dieciocho años diseñó su primer proyecto, la casa parroquial de Genestrerio (1963). Al finalizar sus estudios conoció a Louis Kahn, con quien colaboró en una exposición en el Palazzo Ducale, relacionada con el proyecto para el nuevo palacio de Congresos de Venecia. Mario Botta
Louis Kahn

“Principales Caracteristicas”
El maestro Botta tiene en particular la caracteriza de usar materiales como: ladrillo, piedra, vidrio y metales. En sus obras en la que se pueden encontrar casas unifamiliares, iglesias, torres, palacios y museos.

“Casas Unifamiliares”
Una y otra vez construyó casas unifamiliares cuyo diseño está basado en formas geométricas básicas, como la casa de sillería en Cadenazzo (1971), Single-family house in Breganzona, Ticino, Switzerland y The round house in Stabio, Ticino, Switzerland

“Espacios Remotos”

En 1970 abrió su propio estudio en Lugano. Desde entonces su trabajo ha estado marcado por la homogeneidad y el rigor. Los edificios que le han hecho célebre son viviendas familiares aisladas y enclavadas en un paisaje salvaje y accidentado en pleno diálogo con el entorno.

Obras Increíbles
“Tschuggen Bergoase Spa” Un diseño limpio en el cual la forma sumada a la luz, al acero y al cristal imita los picos montaña nevados, sin dejar de remitir a enormes ventanas de una catedral.

“Tschuggen Bergoase Spa”
“Un buen spa, como cualquier arquitectura, debe evocar la emoción. Deseé evocar un sentido de la protección para la gente que está adentro y al mismo tiempo crear una conexióncon el espacio extenso de la montaña, afuera, y dar un sentido del infinito"

“Obras Santas”

“Museo de Arte moderno en San Francisco”
El eje central de la composición simétrica es recalcado por una fina incisión que se practica transversalmente al edificio, que nace en el cilindro hasta llegar a la entrada al museo.

Riqueza de texturas, luz y sombra en la fachada lateral del museo.

“Museo de Arte moderno en San Francisco”

Iglesia

Se logra tomar la vieja arquitectura y fusionarla con la moderna. Y obtener un resultado pintoresco agradable a la vista.

Para lograr la iluminación de las galerías, las terrazas se retanquean para facilitar el ingreso de la luz a través de lucernario.
Galería del museo

“Museo de Arte moderno en San Francisco”
El elemento más llamativo de la composición es sin duda el cilindro cortado en diagonal, decorado con estrías de granito gris y negro, contrastando con la superficie de ladrillo.

Al igual que sus ventanales que parten de formas geométricas, que de la misma manera nutren al museo con luces naturales y forman espectáculos de luces.

“Museo de Arte moderno en San Francisco”

“De todo un Poco”
El maestro también tenia una gran afición, en el diseño el cual era fuera de lo normal.