PROYECTO LEY 6499-11

…VOLVER A MATAR…

PARA ENTENDER EL PROBLEMA
Material para periodistas y profesionales Interesados en la materia

Preparado por el equipo jurídico, veterinario y comunicacional de CEFU Elaborado por Paola Dragnic

UN POCO DE HISTORIA
El exterminio de los perros como una supuesta medida de control de población canina, no es una genial ocurrencia de nuestros gobernantes contemporáneos. Muy por el contrario y lamentablemente para ellos, es más antigua que nuestra República, con lo que queda muy claro que más de 200 años de matanzas caninas no han sido efectivas. Aquí un adelanto para la celebración bicentenaria: Don Antonio Martínez de la Espada Ponce de León, Gobernador de Valparaíso en 1759, impuso la más creativa y también despiadada norma para deshacerse de los canes: “Contribuciones en perros”. Cada habitante de Valparaíso estaba obligado a matar y llevar a la Gobernación, dos perros machos o en su defecto una hembra, en un plazo determinado para “extirpar la peste de cuadrúpedos”, habría dicho el mismo Gobernador según versa una edición de 1885 de El Mercurio de Valparaíso que relata los sucesos. El desalmado gobernante fue implacable. Quienes no cumplieron la norma, fueron encarcelados. Así, por un tiempo, Ponce de León convirtió "a los pobladores de esta muy noble y muy leal ciudad de Valparaíso en mataperros“, describe el diario porteño. Ponce de León es recordado hoy por la historia como uno de los gobernantes más ariscos, déspotas y ególatras de todos los que pasaron por la Perla del Pacífico.

CONTEXTO
El pasado 3 de octubre de 2009, se promulgó la Ley de Protección Animal con una serie de falencias que han hecho imposible el cumplimiento de la misma. Pero hay ley. En mayo de este año, el Senador Girardi, entre otros, generan un segundo proyecto para regular la tenencia de “perros de razas peligrosas”. El texto sufrió una serie de modificaciones que hoy lo volvieron un engendro legal y que lo convertirá en letra muerta hasta el punto que el mismo senador Girardi lo rechaza.……………………………….. A pesar de esto, el Ejecutivo hace una indicación sustitutiva el pasado 27 de agosto para rebautizar el Proyecto como “Sobre Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía” y lo ingresa con urgencia al parlamento. Hoy se encuentra en primer trámite constitucional a través del boletín 6499-11. ¿Qué dice este controversial proyecto de Ley que revive la inoperancia evidente de las perreras que, tras 50 años de existencia, no pudieron controlar la población canina a pesar de exterminar millones de animales cruelmente? ¿Cuáles son sus tremendos errores, contradicciones, dualidades legales, falta de claridad en las conductas infractoras y sobre todo, la falta de criterio al generar normas sin estudios previos sobre la materia, sobre otros cuerpos legales y el cumplimiento de los mismos?

INSTALANDO EL PROBLEMA
Los perros que vivían en la Plaza de la Constitución en el año 2006, estaban vacunados, esterilizados, eran perros sociables, cuidados por la Organización Opra, y queridos por kioskeros y hasta Carabineros. Perros ya instalados en la zona urbana, de convivencia pacífica y conocida, que realizaban un control y equilibrio natural de fauna urbana ante la llegada de otros perros. A pesar de ello y sin revestir peligro sanitario alguno, fueron exterminados cruelmente contraviniendo las normas vigentes, para hermosear el cambio de mando que recibiría a Bachelet. Este controversial hecho en el epicentro del Estado chileno, demostró que el control de los perros y mascotas, no responde exclusivamente a razones sanitarias. Por qué entonces, debe ser la autoridad de salud la encargada de controlar una realidad que va más allá de la transmisión de enfermedades, y alcanza la educación, la tenencia responsable, el derecho a la propiedad, la seguridad ciudadana, entre otros. Más evidente aún es que a los pocos meses, la nueva Presidenta debía esquivar a los nuevos residentes caninos de la Plaza: sin estar vacunados, asustadizos y esquivos y sin esterilizar. ¿De qué sirvió matar a los otros? Tras años de exterminio crónico de perros, ya es hora de preguntarnos por qué –si Chile ha sacrificado millones de animales- seguimos teniendo tantos en las calles. ¿Cómo abordar esta realidad?

ALGUNOS CONCEPTOS
Fauna Urbana: Animales domésticos o no, que conviven con humanos en las áreas pobladas. Control Ético: Puesta en marcha de planes efectivos, eficaces y sobre todo integrales, con estudios y fundamentos técnicos, que aborden el manejo de la población y el estado de estos animales de convivencia urbana. El Control Ético requiere el manejo de esta población respetando los derechos humanos y el bienestar de animales comprendiendo la problemática en su conjunto y no sólo desde el punto de vista sanitario, como muchas veces lo ha planteado la misma autoridad del rubro a las organizaciones civiles, “off the record”, claro.
“Si hay enfermedad transmisible, puedo hacer algo, si no, no”. “No es mi labor ocuparme de las mascotas, sino de las enfermedades que puedan transmitir” Perros de raza o mestizos, de criaderos o de calle, gatos, palomas, hurones, conejos, pájaros en general….

Es lógico. Se trata de una autoridad sanitaria. Pero esto es lo mismo que decir, que esperaremos a que haya miles de animales abandonados y un foco infeccioso para entonces hacer lo único que está autorizado a hacer: retirar y matar.
¿Qué entidad entonces debiera hacer este control ético antes del problema?

¿QUÉ HACEMOS EN CHILE?
No existe un manejo de la fauna urbana. Históricamente, se ha entendido que la autoridad sanitaria debe hacerlo bajo el espíritu de “proteger” a las personas de la transmisión de zoonosis: enfermedades animales con contagio humano. Esto, tanto en el ámbito rural, del agro o de la ciudad. Así, los departamentos de Zoonosis deben trabajar para evitar propagación de Chagas (Vinchuca), Brucella Melitensis (Cabras), Toxoplasma (Gatos), Rabia (Murciélago), entre otras. El enfoque sanitario, lógicamente, no apunta al control de población de animales como objetivo principal sino que, como es obvio, a evitar que exista contagio humano, ya sea de animales urbanos, como rurales, insectos o del agro. Si existen más o menos hurones, más o menos perros, más o menos loros argentinos, y el estado y control de los mismos, no es cuestión de la autoridad sanitaria. Ésta interviene solo en caso de Zoonosis. NO HAY UNA ENTIDAD QUE CONTROLE, FISCALICE Y NORME LA TENENCIA, MANUTENCION, ESTADO Y REPRODUCCION DE ANIMALES URBANOS POR EL SOLO HECHO DE SERLO Y CONVIVIR CON LAS PERSONAS.

¿QUIEN ESTÁ A CARGO?
CRIADEROS:
Quién fiscaliza la venta hoy indiscriminada de perros de todo tipo, sin ver si los dueños son apropiados, que apunte a tenencia responsable, buen manejo de perros grandes o razas específicas. (Combinación perro-dueño que minimice riesgos y abandono posterior) Se venden perros sin socializar, pequeños salvajes que crecen en jaulas: futuros agresivos y mordedores que terminarán en la calle reproduciendo miles de cachorros abandonados.
(1 perra = 4 mil cachorros en 7 años).

PALOMAS y otros…:
¿Es la autoridad sanitaria la encargada de controlar el exceso de palomas en el aeropuerto de Santiago que interfieren en los vuelos (protegidas por Ley de Caza), o de los loros argentinos en Ñuñoa que generan “ruidos molestos”, o de los perros con dueño que persiguen motos o son usados en competencias?

PARA TENER EN CUENTA
EL CASO DE LOS HURONES Cómo se evitó miles de hurones en el Palacio de La Moneda
Al ser una especie introducida a Chile cercana a animales salvajes como la Marta o el Grisón y que presentan una alta tasa reproductiva, el Servicio Agrícola Ganadero actuó normando su arribo a Chile, pero no desde la condición doméstica de estas mascotas, sino desde la condición de “foránea”. Tanto quizás, como los mal afamados perros Pitbull que también son “introducidos” y poco tienen de chilenos. Pero hay radicales diferencias en el trato legal. Los hurones tienen una fertilidad bastante continua. Cada 3 meses pueden parir un mínimo de 5 crías y un máximo de 11. El panorama podría haber sido desolador. Los hurones de moda y en cuestión de meses, cientos de miles de hurones abandonados en la calles. La prohibición fue inmediata. A Chile solo pueden ingresar castrados hembras y machos. Y actualmente esta norma de control de población, se convirtió en un buen negocio. El valor de los hurones sigue siendo prohibitivo y comprar uno para reproducción no es fácil. ¿Por qué los hurones estuvieron sujetos a esta normativa y era tan peligrosa su reproducción indiscriminada cuando revisten menos riesgo para los humanos que las decenas de pitbull entrenados para atacar que son abandonados en nuestras calles y que tienen una tasa reproductiva similar?

¿QUIÉN HACE QUÉ?
Este es el principal problema para abordar el tema: NO HAY UNA ENTIDAD ENCARGADA DE LA FAUNA URBANA
Las normativas ya vigentes (Código Sanitario, Ley de Protección Animal, etcétera) intentan regular varios de estos aspectos pero simplemente no ha habido capacidad de gestión o voluntad para aplicarlas.

Nuevas normativas efectistas sin estudios de realidad y factibilidad, son leyes muertas que complican aun más el panorama, abriendo vacíos legales generando dualidad en los órganos persecutores, confusión en la competencia de las entidades encargadas y duplicando procesos que terminarán cerrándose. Ejemplo 1:
La Ley de Protección Animal ya promulgada sanciona el maltrato con Juez de Garantía. El proyecto de Ley en cuestión (6499-11) sanciona el maltrato con Juez de Policía Local. ¿A quién cursará el parte el cuerpo policial de aprobarse este extraño proyecto?

¿TIERRA DE NADIE?
Ejemplo 2:
El Proyecto de Ley en cuestión ordena que la autoridad sanitaria genere un reglamento sobre tenencia de animales domésticos. Cuántos, cuáles, metros cuadrados y condiciones. Parece bien. Bonita redacción. Pero hay un detalle que los parlamentarios parecen haber olvidado. Este pequeño artículo propuesto en el proyecto, nada más y nada menos, desconoce la existencia del Código Sanitario que en su artículo 77 letra E, solicita la creación de este mismo reglamento hace unos 30 años… aún inexistente.

¿Por qué no se ha creado este reglamento en tantas décadas? Si en casi 30 años el Ministerio de Salud no ha creado este reglamento, ¿no será que le corresponde a otro organismo? ¿Cuál?
¿Seguiremos en el empeño de controlar población de animales con el exterminio exclusivamente frente a sospecha de enfermedades transmisibles? ¿No controlaremos tenencia de animales sanos con medidas para evitar la reproducción y el abandono? ¿Es la autoridad sanitaria la responsable de velar por las mascotas de Chile? ¿La reproducción indiscriminada de perros utilizados para peleas, no es tan peligrosa como la reproducción indiscriminada de Hurones?

SON MUCHAS LAS PREGUNTAS Y PARA RESPONDERLAS EFECTIVAMENTE, HAY QUE ACERCARSE A LA REALIDAD

¿Y ESTE PROYECTO PARA QUE ES?
Nace en el espíritu de controlar “razas peligrosas”, pero queda poco de ello. El Ministerio de Salud deberá determinar qué perro es peligroso. ¿Tendrá facultad, competencia y recursos para hacerlo? No hay muchos aspectos más sobre este importante punto que habría inspirado el proyecto. Es tan llamativo el desorden y falta de rigurosidad en los temas que intenta abordar el proyecto sobre tenencia de mascotas (6499-11), que no es difícil suponer que la intención más concreta estaría en habilitar los centros de acopio y sacrificio de población canina, pues podríamos decir que es “lo” nuevo en materia de normativas vigentes, porque el resto del articulado genera confusiones absurdas algunas ya citadas, solo como ejemplo. Por ello, sin desconocer la otra gran cantidad de falencias, centraremos nuestro análisis del proyecto en este aspecto que sin duda es un retroceso para nuestra sociedad, porque desconoce tercamente el fracaso de las políticas de exterminio como control de población canina que, en 2009, nos mantiene con la misma cantidad de perros abandonados.

PERROS EN CHILE…
El Doctor Fabián Espínola* en su estudio Convivencia del Humano con el Perro, Tenencia Responsable y Control de la Población Animal, plantea que “para entender la problemática existente, asociada a la relación humanos-perros, es fundamental saber reconocer y diferenciar entre cuatro tipos de perros, división teórica hecha para dar soluciones reales al tema.”
- Perro supervisado: totalmente dependiente y totalmente restringido o supervisado. Es el perro que no sale de la casa si no es con su dueño e idealmente con un medio de sujeción que lo una directamente al propietario (correa o traílla). - Perro callejero: totalmente dependiente; semi-restringido. Es el perro que tiene dueño y hogar asociado pero que se puede encontrar en la calle solo, constantemente o de forma temporal. - Perro de vecindario: semi-dependiente; semi-restringido o sin restricción. Es el perro que no tiene un hogar asociado ni dueño que se responsabilice por los problemas que pueda producir. Se asocia a un barrio y lo alimentan una o más personas. - Perro abandonado: independiente, sin restricción. Es el perro que no tiene hogar asociado y, aunque puede necesitar de los desperdicios humanos para su sustento, nadie es responsable de él (WHO-WSPA, 1990).

*Magíster (c) en Salud Pública, mención Epidemiología –Gestión de Instituciones de Salud. Coordinador Centro de Atención Primaria de Mascotas. U. de Chile-I. Municipalidad de La Pintana. Director Médico y Cirujano en Esterilizaciones

PERROS RURALES Y URBANOS
La división más básica de estos grupos, nos lleva a entender el problema desde la mirada de propiedad del perro: Perros con dueños: al referirse a supervisados y callejeros. Perros sin dueño: al referirse a los de vecindario y abandonados. Un dato interesante es que las zonas rurales en proporción tienen más perros asociados a personas que las zonas urbanas. Así, mientras que en el entorno rural se estima 1 perro por cada 4 humanos, en la ciudad es 1 perro por cada 6 personas. Entonces, ¿por qué si en las ciudades hay menos perros que en el campo, se describen más problemas en las zonas urbanas? Simple, concluye el Dr, Espínola: la relación de convivencia es distinta, los espacios en la ciudad se reducen, y los perros pierden su hábitat. “La alteración de la convivencia apunta e inculpa directamente al humano al no existir “Tenencia Responsable de Mascotas”, acota Espínola. Más sorprendente aún, es que según cifras del estudio del profesional –coincidentes con los escasos acercamientos en la materia hechos por la autoridad sanitaria metropolitana- el 70% de los perros en calle del Gran Santiago, sí tienen un hogar asociado, lo que daría cuenta de la existencia de “descontrol poblacional canino” más que de sobrepoblación.

CIFRAS CANINAS, POR FIN…
Población Canina Gran Santiago* 1.250.000 100% Perros CON dueño 1.170.000 93,6% Callejeros 180.180 14,4% Perros SIN dueño 80.000 6,4%

Supervisados 989.820 79,2% Machos 145.585 11,6%

Abandonados 56.000 4,5% Hembras 34.595 2,8%

De vecindario 24.000 1,9%

Supervisados: Machos= 651.302 (65,8%) Hembras= 338.518 (34,2%) Callejeros: Machos= 145.585 (80,1) Hembras= 34.595 (19,9) *El Gran Santiago abarca las 32 comunas de la provincia de Santiago más San Bernardo de la provincia de Maipo y Puente Alto de la provincia Cordillera. La Región Metropolitana tiene 52 comunas en total.
Convivencia del Humano con el Perro, Tenencia Responsable y Control de la Población Animal, Dr. Espínola, Fabián. 2006

LOS NÚMEROS HABLAN…
Del 100% de perros que hay en el Gran Santiago (zona más urbana de la Región Metropolitana) sólo el 6,4% de la población no tiene dueño asociado (abandonado o de vecindario) y por su baja calidad y expectativa de vida, prácticamente no tiene capacidad reproductiva. “Como el 93,6% de la población canina en el Gran Santiago, tiene un ser humano propietario asociado, son estos animales los que deben ser esterilizados, idealmente antes de los 6 meses de edad y por supuesto que antes de tener crías. Son los dueños de estos animales los que deben entender que el problema de descontrol poblacional es su responsabilidad.”, enfatiza el especialista.

Podremos exterminar, sacrificar, aniquilar a ese 6,4% de perros sin dueño (80.000). Pero al cabo de unos meses, tendremos otros miles en las calles, porque no estamos apuntando a los “abastecedores” de perros abandonados, que son justamente los dueños de perros con hogar.

SAQUEMOS CUENTAS…
• Las hembras caninas con dueño por su calidad de vida tienen capacidad reproductiva hasta los 13 años de edad. Incluso pueden parir dos veces al año. Si el 100% de las hembras con dueño en Santiago (373.113 para el año 2005) parieran sólo 1 vez en su vida con un promedio de 4,19 crías vivas, inmediatamente tendríamos 1.563.344 de tiernos cachorros que, en su mayoría, serán abandonados en la calles. De este casi 1.600.000 de nuevos cachorros, la mitad aproximadamente será hembra que, a los 6 meses de edad, estará lista para procrear su propia camada. La pirámide es aterradora: la descendencia exponencial de 1 hembra sin esterilizar, puede llegar a los 3 mil nuevos cachorros. (Ella y su descendencia)

EL CICLO REPRODUCTIVO Y DE ABANDONO ES MAS RAPIDO QUE EL CICLO DEL EXTERMINIO

LOS ABANDONADOS CRONICOS
¿Quiénes abastecen nuestras calles de perros abandonados? 1.170.000 perros con dueño (373.113 hembras y 796.887 machos), cuyas familias: • Quieren “ser abuelos” • Tienen miedo a la esterilización • No tienen recursos para esterilizar • Lo creen antinatural • Dejan a su perro macho “que se haga hombre” en lugares públicos. • Echan a su perra a la calle en período de celo. Todo, para después preguntar: ¿qué hago con estos cachorros? “Lo que deja de manifiesto que el “Control de la Población Canina” debe apuntar a los perros con dueño y como los caninos no saben leer, ni escribir y tampoco entienden del uso de preservativos, toda estrategia debe dirigirse a la “Tenencia Responsable de Mascotas”, lo que traducido a palabras más simples aún, significa concientizar y educar a toda la población humana, tenga o no mascota.”, enfatiza el doctor Espínola.

UN CIRCULO VICIOSO…
A $3.500 cada muerte de animal, en condiciones mínimas éticas y de salubridad, contando normas de desechos No hay perros abandonados. de sus restos, personal, Quedan los que tienen dueño fármacos y manutención previa de su muerte. Total de $280.000.000

80.000 Perros sin dueño Sacrificados en Santiago. EXTERMINIO MASIVO

373.113 Solo hembras con dueño en Santiago

SIMULACION DE ACCIONES INMEDIATAS

1 parto por cada hembra, con 4,19 cachorros vivos en promedio

781.672 de nuevos perros abandonados en pocos meses

En el supuesto que el 50% de los cachorros es abandonado ….

1.563.344 Nuevos cachorros

Y QUÉ HEMOS HECHO?
El reglamento de Rabia amparado en el artículo 34 del Código Sanitario, habilita a la autoridad de la materia, para proceder al retiro de perros sospechosos de estar en estado infecto-contagioso del virus para su posterior observación (10 días) y sacrificio solo en caso de ser positivo a los síntomas de Rabia. Es muy claro el procedimiento. El último caso de rabia humana transmitida por el virus que afecta al perro, fue en 1972. (Seremi de Salud Metropolitano) Sin embargo, amparados en esta normativa y haciendo mal uso de la misma, durante décadas las municipalidades del país retiraron a los perros sanos de la vía pública como un mero e inefectivo control de población canina, generando perreras, negocios irregulares asociados, centros de acopio y matanza completamente ilegales en todo sentido. (Reglamento de la Rabia, la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, ley de Rentas Municipales, derecho a la
propiedad, malversación de fondos, entre otros)

Los abastecedores de perros abandonados, (dueños de perros con hogar), cada cuatro meses proveerán nuevos animales a las calles. ¿Los mataremos a todos, siempre?

AVANCE JURIDICO
En los últimos años, la Contraloría General de la República y sus sedes regionales, acoge las demandas de CEFU y emiten diversos dictámenes en los que se aclara más aun la aplicación de la normativa de la Rabia, y se hace valer la ilegalidad de estas prácticas de sacrificios masivos como “estrategia” de control canino. El precedente jurídico es irrefutable y se condena esta práctica en la gran cantidad de dictámenes: N° 34.751/2005 (Nuñoa); N° 2.361/2006 (Caldera); N° 2.078/2007 (ratifica versus Caldera); N° 1.365/2007 (Coquimbo y La Serena); N° 39.954/2008 (Las Condes); N° 3/2008 (Antofagasta); N° 1.562/2008 (Rancagua); N° 2.096/2008 (Talca); N° 551/2009 (Copiapó); N° 22.015/2009 (Providencia), entre otros. LA AUTORIDAD SANITARIA ES LA UNICA QUE PUEDE RETIRAR ANIMALES DE LA VÍA PÚBLICA Y SACRIFICARLOS SOLO SI SE COMPRUEBA LA RABIA COMO MEDIDA DE CONTROL DE ZOONOSIS, NO DE POBLACION. Nada tiene que ver con la cantidad de perros abandonados en la calle. Una cuestión que fue ratificada por la Circular 002248 de la Secretaría Ministerial de Salud Metropolitana el 24 de marzo de 2009.

LA SILENCIADA CIRCULAR

SEREMI DE SALUD

¿QUÉ PRETENDE EL PROYECTO DE LEY?
Los artículos 11, 24 y 25, del proyecto de ley en cuestión revitaliza las prácticas municipales de exterminio de animales en calle, generando un estatus jurídico y administrativo peligroso. En resumen, los animales podrán ser retirados, acopiados en caniles durante algunos días para ser dados en adopción, sino pueden ser sacrificados, donados o subastados. Los animales son bienes muebles en la legislación chilena. ¿Las municipalidades harán un inventario que permita saber cuántos animales entraron, identificar los que tienen dueño, saber cómo se sacrificaron, dónde se subastaron, cuánto dinero entró por ello y cuánto se gastó? La implementación de esta cadena improductiva e ineficaz, representará una cifra ascendente de millones de dólares solo en la Región Metropolitana que, según uno de los propios senadores de la Comisión de Salud que está de acuerdo con las matanzas, podría triplicar el monto de los programas de lactancia materna en el país. Será un gasto fijo municipal, puesto que ya hemos comprendido el origen de los animales abandonados como una realidad crónica que, sin un manejo ético, chupará recursos municipales viciosamente y sin fin. Se trata de un escaso 6.4% de los animales de Santiago, pero que resulta recurrente porque es abastecido desde los hogares que tienen el otro 93,6% de perros con dueño que nadie controla. ¿Qué harán las municipalidades para cumplir este mandato ahora de forma más oficial?

MUNICIPALIDADES INFRACTORAS?
- Aun cuando el proyecto no es ley, las municipalidades siguen exterminando y esto -lo vemos en las calles- no da resultado. En la realidad actual, podríamos entender que malversan fondos. Solo la autoridad sanitaria puede sacrificar perros contagiados de rabia (desde 1972 no hay un caso de cepa canina) Ahora y con el proyecto que se pretende aprobar, tercerizan el servicio de exterminio en pequeñas “pymes” que cobran por llevarse a los perros para sacrificarlos con dudosos, inhumanos e insalubres procedimientos o simplemente para abandonarlos en las carreteras de Colina, Lampa o Pirque, en el caso de Santiago. (Por 4 mil pesos cada perro) En regiones, la autonomía es municipal es descarada. Iquique. Diario Estrella de Iquique •
Viña del Mar

CONCEPCION

COQUIMBO

¿MATAR O ESTERILIZAR?
Matar a 1 solo perro, costará con este proyecto cerca de 3.500 pesos, sin invertir en romper la cadena reproductiva de animales con dueño.
Entendiendo toda la infraestructura que requiere semejante flujo de sacrificios crónicos de animales. Desde su captura, su muerte de forma ética, y la eliminación de sus restos salubremente, y no como estamos acostumbrados en Chile: botaderos. Sin contar el costo humano y psicológico de la población que observa esta cruel práctica, así como la del personal destinado a una tarea de esta naturaleza. No habrá opción, el exterminio masivo de animales requiere sistemas masivos para matarlos: cámaras de gases e incineradores de cuerpos.

Esterilizar 1 solo perro, puede costar cerca de 3.000 pesos y se rompe el círculo vicioso. En Argentina, se han abaratado costos, incluso a 1 dólar por cada cirugía. Se evita con una sola esterilización la procreación de miles de cachorros abandonados en un futuro que, de nacer, según este proyecto habría que exterminar gastando dineros municipales crónicamente.

¿CÓMO MATAMOS EN CHILE?
Existen protocolos internacionales para la eutanasia animal. Es decir, el “buen morir” que, habitualmente, se usa por razones humanitarias o de enfermedades terminales dolorosas. El sacrificio, en cambio, es usado para la matanza de animales de forma masiva, habitualmente para el consumo. Si bien la percepción del dolor en otros animales distintos al ser humano es diferente, mientras el animal se sitúe más alto en la escala biológica, su capacidad de dolor más se aproxima al de las personas. El nivel de domesticación alcanzado por los perros, su capacidad comunicativa y de comprensión del entorno, lo ubican en una lugar privilegiado de esta escala. El perro sabe cuando está muriendo y siente dolor a través de las complejas redes nerviosas que ha desarrollado. ¿Cómo matarlo sin dolor ni sufrimiento? Los métodos aceptables para hacerlo, implican mayor gasto, porque es necesario que el animal primero pierda su nivel de conciencia. Lo que exige usar 2 fármacos: anestésico y el que produce un paro cardíaco. Pero esto no se hace en Chile.

¿CÓMO MATAMOS EN CHILE?
Estricnina: Durante muchos tiempo y hasta hace poco meses de forma oficial, este peligroso veneno era esparcido por funcionarios municipales en distintos ciudades, donde se reunían perros abandonados. Al riesgo humano evidente, y el delito de esparcir sustancias potencialmente peligrosas para el ser humano, el espectáculo de muerte animal era tenebroso. El animal agonizará con dolorosos estertores, convulsiones y se paralizará lentamente mientras está consciente. T61 Eutanásico: Este fármaco, prohibido en Estados Unidos, es el método preferido hoy por la autoridad sanitaria para exterminar animales en Chile. Su uso requeriría un anestésico, como el tiopental, que adormece al animal hasta la pérdida de conciencia para luego inyectar el T61 que paraliza el centro nervioso que comanda los músculos respiratorios. En Chile, el anestésico previo no se usa para abaratar costos. El T61 cruelmente es inyectado al corazón del animal y este comienza a ahogarse conscientemente sufriendo dolores espantosos. Por lo general la angustia y la presión por tratar de respirar desencadenan un paro.

CONFESIONES DE UN SEREMI
Punta Arenas estuvo en el ojo del huracán a finales de 2004. La captura y matanza de animales fue abierta, evidente e institucionalizada. La Dra. Lidia Amarales se convirtió por unos meses en el rostro nacional del exterminio de animales. Fue implacable en su decisión de optar por la exterminación de animales como pilar de la campaña de control de población canina, realizando esterilizaciones de forma paralela. Por capturar y exterminar a solo 1.600 animales, la SEREMI de Salud de la XII Región gastó 25 millones de pesos. A finales de 2004, después de haber probado la esterilización y el exterminio, la Dra. Amarales reconoció la eficacia de la cirugía y terminó con las capturas, reconociendo intrínsicamente su poca efectividad.

Dra. Amarales, conocida como Cruela De Vil por las ong animalistas

RECONOZCAMOS EL ERROR
Con esta frase, Osvaldo Guzmán, veterinario a cargo del Programa de Tenencia Responsable de la Municipalidad de Santiago, comenzó su exposición ante la mirada atónita de vecinos y organizaciones que escuchaban en el 2007, los resultados del nuevo plan de trabajo de la céntrica comuna. “Se mataban 1.600 animales al año”, confesó. Una realidad que cambió en el año 2004, con la aplicación del programa de Tenencia Responsable del Alcalde Alcaíno. “Esta visión moderna sirvió para entender el problema y constatar que la eliminación no solucionaba nada. Aquí se acabaron las levas y las camadas en las calles”, agregó el médico antes de mostrar las alentadores resultados tres cinco años. - Modalidad fija e itinerante de atención veterinaria y esterilización. 10% población esterilizada. - Tres Clínicas municipales establecidas - Una unidad móvil - Bajo costo por cada cirugía, incluido materiales, - Desaparición de levas - No se registran nacimientos en la calle - La población evalúa positivamente a la autoridad y exige más cupos de esterilización. - Se observa una evolución en la valoración de las mascotas. Así en la Unidad Vecinal 9 (sector que Rodea al Club Hípico Beucheff, Alameda, Centenario) que es la posee mayor cantidad de caninos, se redujo a CERO la cantidad de mordeduras.
*Fuente: Dr. Osvaldo Guzmán I. Municipalidad de Santiago.

PERO QUÉ HACEMOS CON LOS ABANDONADOS?
Los 80 mil perros abandonados de hoy, que representan el 6,4% de la población total en Santiago, se han convertido en una cifra crónica. Porque nuestros abastecedores de perros abandonados parecen tan tercos como las autoridades que insisten en exterminarlos como “la” solución. Los abandonados de hoy, deben estar bajo la vigilancia de una unidad especializada en Fauna Urbana, en Centros de Rehabilitación no municipales, usando una fórmula mixta Estado-Sociedad civil-Empresa ya probada en otros temáticas nacionales. Pero si no se para la “fuente” que genera el abandono, no habrá solución. Porque el ciclo reproductivo y de abandono, como vimos, es más rápido que el exterminio. Desde hace 50 años, Chile ha exterminado animales y la cifra de abandono en calle, no se reduce. Ahora entendemos por qué. Sacrificar 80 mil perros cada ciertos meses resulta caro y el deshecho de los restos orgánicos animales no está regulado, generando un foco de insalubridad quizás más importante que la existencia misma de este 6.4% de perros abandonados.

¿POLÍTICAS PÚBLICAS?
Este es sólo uno de los tantos vertederos en Chile, que “acoge”, la política estatal de “control de población canina”.

¿INVERTIR RECURSOS O TIRARLOS AL VERTEDERO?
Destinar recursos del Estado o presupuesto municipal para esto, conociendo la situación a fondo, parece una burla habiendo tantos gastos reales en cada Municipalidad de Chile y existiendo un solución más efectiva para el control de población canina. Nunca acabará el problema de los animales abandonados, si no se corta la cadena reproductiva. Un veterinario debidamente capacitado, de desempeño fijo, con la ayuda de un Voluntario, técnico o estudiantes, con insumos básicos y una sala de atención veterinaria, puede llegar a castrar 20 perros en solo 3 horas, sacando de circulación inmediatamente a decenas de cachorros que nacerían para ser sacrificados luego de haber sido abandonados. Ya analizaremos este modelo que está siendo aplicado en diversas ciudades del mundo con un éxito irrefutable. Hoy en día, según un estudio de la Dra. Chomalí (Sociedad Chilena de Infectología) el 70% de la población canina está inmunizada contra la rabia. El problema que genera el descontrol de población canina con dueño y no sobre población, ya no es exclusivamente sanitario y se circunscribe a esta materia, casi de forma exclusiva a las mordeduras.

¿DÓNDE ESTÁN LOS PERROS MORDEDORES?
Un estudio del comité de "Emergentes" de la Sociedad Chilena de Infectología mostró que en niveles socio económicos altos el 22% de los dueños de mascotas han sido mordidos por ellas. En los estratos más bajos esta cifra aumenta a un 60%
(Dabanch P. Zoonosis. Rev Chil Infect 2003; 20 (Supl 1): S47 - S51 )

Asimismo, el Doctor Marcelo Maturana, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción, en su trabajo Mordeduras de Animales, indica que estos accidentes generan cerca 1 % de las consultas en Servicios de Emergencia del país. De ellas, 10% requieren sutura y el 1% requieren hospitalización. En Santiago, durante 2005, hubo 6.926 consultas por mordedura. La especialista Pamela Rojas, médico familiar de la Universidad Católica, explica en su estudio Mordedura de mamíferos en Chile ¿Hay novedades? que el 80% de ellas son producidas por perros. El Doctor Pedro Barreda, explica en Pediatraldía.cl que tres de cuatro consultantes por mordedura son niños. “Los niños son mas afectados talvez por el carácter más brusco y temerario de los juegos, dado que más del 50% de las mordeduras de perro son secundarias a provocación hacia el animal”.

¿POR QUÉ MUERDEN Y A QUIÉNES?
Estadísticas que coinciden con las expuestas durante el XLVIII Congreso chileno de Pediatría, en noviembre de 2008, cuando la especialista Tamara Hirchs, médico del servicio de urgencia del Hospital Clínico de la U. Católica, expone lo siguiente: “Las mordeduras de perro corresponden a 1% de las consultas de urgencia y a 5% de todas las heridas traumáticas. Entre 50% a 90% de las mordeduras ocurren en niños, son ligeramente más frecuentes en varones, 60-70% ocurre en el domicilio o sus cercanías y el causante es un perro conocido u observable. En casi la mitad de los casos (46%) el animal muerde como respuesta a una provocación.” Si bien no existen estudios masivos que permitan generalizar en qué condiciones se producen la mayor cantidad de mordeduras, hasta la fecha hay algunos estudios locales que coinciden en las proyecciones. Uno de ellos, es el trabajo de un médico veterinario que investigó mediante visita domiciliaria a los pacientes que consultaron por mordedura en el Hospital Padre Hurtado, ubicado en el área sur-oriente de la Región Metropolitana, entre julio de 2006 y enero de 2007, y que fue presentado durante el último Congreso Chileno de Pediatría.

DATOS PARA TENER EN CUENTA
Las razas involucradas con mayor frecuencia son: mestiza y de tamaño grande, 65% de los casos; pastor alemán, 11%; cocker spaniel, 6%; poodle, 5% y pitbull, 3%. La procedencia del animal mordedor fue: en 46% de los casos perro conocido, en 34% perro del propio hogar; en 9% callejero conocido y sólo en 11% de los casos, perro desconocido. Las circunstancias en que ocurrió la mordedura: 32% de los casos ocurrió durante un encuentro casual; en 30%, por provocación o amenaza; en 17%, jugando; en 13%, por violación territorial; en 3% durante el manejo del animal, en 2% por agresión física y en 1% de los casos, mientras el perro estaba durmiendo o en adiestramiento. Todo parece indicar, nuevamente, que el problema sanitario por mordeduras de perros, radica en los perros con dueño y la falta de tenencia responsable de los mismos.

TODOS LOS MAMIFEROS MUERDEN…
Y reviviendo la vieja premisa periodística de que será noticia cuando un hombre muerda a un perro, vale la pena citar como dato anecdótico, un último texto expuesto por la Dra. Hirsch durante el Congreso de Pediatría de 2008. “Según datos de trabajos prospectivos recientes, el riesgo de infección de la mordedura de perro es 2 a 20% y por mordedura de un humano, 15 a 30%”. El 3% de las consultas de urgencia por modedura, son provocadas por los mismos humanos. Es decir, humanos que muerden a otros humanos. Y peor aún, es que estas mordeduras tienen mayor tasa de infección que las caninas. Curioso dato.

¿ABANDONADO O VAGO?

SOLUCIONES… UN CAMBIO DE MIRADA
En 1996, en Buenos Aires comenzó el cambio de mirada. La población enardecida irrumpió en los departamentos de zoonosis de distintas municipalidades, con martillos y combos. Quedó entonces al descubierto una realidad que impactó a las mismas autoridades que habían promovido los caniles estatales y el sacrificio de perros que “no se pudieran dar en adopción”. (Ver video 1 – CD) Similar a lo que hoy impone el proyecto de ley en cuestión en Chile. Los caniles municipales de Buenos Aires, siguieron el ritmo natural de todos estos centros de acopio de animales: saturación, insalubridad, enfermedades, estrés y embrutecimiento de animales hacinados y encerrados, sin socializar, incapaces de reinsertarse a una familia humana. El exterminio masivo se hizo inmanejable. Se instalaron cámaras de gases para acelerar el proceso, masificarlo y “abaratar costos”. Pronto, centenares de cadáveres se acumulaban en los recintos municipales, para ir a parar a botaderos estatales generando focos tremendos de insalubridad. La conmoción fue generalizada.

SIMILITUDES…
Algo parecido a lo que sucede hoy en Chile, pero en menor escala. En nuestro país, aun no hay una ley que habilite el exterminio masivo y evidente, por lo que las Municipalidades mantienen un moderado ritmo de matanzas, ilegal y por tanto soslayado, que por ahora no satura los vertederos y recintos municipales completamente, pese a que las fotografías son estremecedoras. Si esto hoy es ilegal, entonces imaginemos, millares de perros muertos cuando sea legal.

FIN DE MATANZAS EN BUENOS AIRES
En Buenos Aires, las personas comunes y corrientes se hartaron de tanta violencia, inmundicia sanitaria y negocios redoblados en la supuesta recolección, proceso de adopción y “eventual” eutanasia de los animales. En masa, salieron a las calles, buscaron, enfrentaron e intimidaron a los cerebros veterinarios que administraban los campos de concentración caninos como si hubieran sentido la imperiosa necesidad de hacer algo por todos esos animales que en silencio, día a día morían ahogados en las cámaras de gases o paralizados por inyecciones letales. No fueron organizaciones, fue la sociedad civil espontánea. Los jueces de distintas provincias, comenzaron a decretar la ilegalidad de estas prácticas, y el fin de las aterradoras cámaras de gases y las inyecciones letales.

¿HAREMOS LO MISMO EN CHILE?
En Chile, cientos de organizaciones han surgido a lo largo y ancho del territorio, y si bien aun no alcanzan el nivel de “enardecimiento” de los argentinos, están alertas a denunciar y perseguir a las municipalidades que “secretamente” –por ahora- sostienen las inhumanas prácticas de exterminio. A ello, se suma que también ha habido un cambio en la mirada jurídica, con los pronunciamientos de la Contraloría General de la República condenando las matanzas. Y resulta interesante la división entre los políticos que aprueban estas prácticas de exterminio y los que las rechazan categóricamente cada vez más. Todo parece indicar que los chilenos tampoco están dispuestos a convivir con una política de exterminio masivo que use, además, métodos tan cuestionables como inyecciones letales y cámaras de gases.

LA EXITOSA FÓRMULA
La fuerte arremetida ciudadana contra las matanzas de animales en Buenos Aires fue seguida de un escenario jurídico favorable que permitió generar una nueva y eficaz metodología de control ético de población canina. El Municipio de Almirante Brown (520.000 hb), de la Provincia de Buenos Aires, se declaró oficialmente el primer Distrito No Eutanásico de Argentina. Y en un década, los resultados, son simplemente asombrosos. Los profesionales de dicho municipio, viajan por distintos países del mundo, enseñando los métodos de esterilizaciones masivas que han logrado acotar a la perfección, junto a un modelo económico sustentable y viable, en una cadena de producción impecable que permite que solo 3 veterinarios, esterilicen a 60 mascotas en 3 horas de trabajo. En Al. Brown, municipio similar a Puente Alto, no se sacrificó nunca más y hoy no tienen población abandonada en las calles. Han realizado cerca de 100.000 esterilizaciones gratuitas, con un promedio de 15 mil anuales.

NÚMEROS IMPRESIONANTES
-En solo 5 años, han esterilizado 75.000 animales gratis. • • • • • • El costo en insumos de cada cirugía, ha sido rebajado a solo 1 dólar y medio por cada animal. Ya no hay animales abandonados. La campaña de esterilización diaria es de solo 3 horas. Trabajan 3 veterinarios, y 6 asistentes. Por día operan 60 animales. El promedio de cada cirugía es: *5 minutos por perra. *3 minutos por perro. *2 minutos por gata.
*1 minuto por gatos. En 9 años han entregado 4 mil perros esterilizados en adopción y se practica la esterilización temprana desde las 8 semanas de vida. (Ver video 2 – CD)

RITMO DE CAMPAÑA
Durante las tardes, el equipo profesional y los voluntarios, hacen postas rurales de educación, sanidad y esterilizaciones ambulatorias en quirófanos habilitados por ellos.

El ritmo de campaña y la economía de recursos claves para el éxito Equipo entrenado con sistema de división de trabajo Simplificación de maniobras quirúrgicas

LA EXPERIENCIA CHILENA
La Red Informativa del Movimiento Animal, RIMA; conoció en el año 2004 el modelo argentino de Almirante Brown. Profesionales de la organización chilena viajaron hasta el vecino país y se capacitaron. Es así como comenzó en Chile un proyecto similar, pero de iniciativa privada que ha logrado penetrar definitivamente las puertas del municipio de Santiago en el 2004 con exitosos resultados. RIMA ha realizado operativos de esterilización a bajo costo con otras municipalidades como Viña del Mar o Colina, y habitualmente es convocada por juntas de vecinos que se organizan autónomamente para ello. Actualmente, RIMA tiene una posta veterinaria en La Reina donde todas las mañanas, realizan Esterilizaciones a bajo costo. Desde 2002 a 2008 se han hecho innumerables operativos móviles, alcanzando las 17.036 esterilizaciones en todo Chile. Mientras que en la Posta de La Reina, se han concretado a la fecha 7.500 cirugías a bajo costo.
Operativo Viña del Mar 2009

REHABILITAR A LOS ABANDONADOS
Esterilizar a las mascotas con dueño que, son nuestros abastecedores de abandonados en calle, es el primer y más fundamental paso para romper el círculo. Luego, el trabajo podrá enfocarse en los que ya están abandonados, solo el 6,4% de la población canina de Santiago, brindándoles protección y salud, a cargo de una Unidad Especializada que se preocupe de ellos antes de que se conviertan en un posible foco. Es decir, no correr detrás de las consecuencias. Preocuparse y ocuparse de los animales abandonados, y que pertenecen a la Fauna Urbana, debe ser una tarea permanente a cargo de una Unidad de Control Ético de Fauna Urbana de la Comisión Nacional del Medioambiente, CONAMA, que -a su vezcanalice el trabajo a través de las Intendencias. Los caniles municipales se convierten en Centros de Acopio innecesarios que responden a presiones políticas o clientelismos electorales de turno que carcomen un proyecto a largo plazo. El tipo de vínculo que existe en Chile entre las municipalidades y sus vecinos, responde al clientelismo y hará fracasar cualquier iniciativa de este tipo. El Alcalde deberá resolver el problema de la basura, el desborde del río, y el de los perros en las calles con el mismo nivel de alarma y urgencia.

INEFICACIA DE CANILES MUNICIPALES
• Toda buena intención de un canil municipal simplemente colapsará. Lo dice la historia, los estudios, los antecedentes y los mismos hechos. No tendrán capacidad, ni presupuesto para responder a las demandas de los vecinos y obedecerán a presiones.

El acopio, el hacinamiento y la insalubridad serán inevitables. - Los animales se embrutecerán, no tendrán socialización y será imposible encontrarles hogar a corto plazo. El exterminio será inevitable. • • • • Las comunas más pobres ya son botaderos oficiales de perros y al verse obligados a recogerlos, el colapso será más rápido. Los animales no pueden reubicarse en nuevos hogares en sólo 5 días. No solo requieren asistencia médica y esterilización sino que una rehabilitación social que garantice que se adaptarán a la vida en familia humana y no volverán a la calle. Los animales abandonados, pueden atravesar Santiago en dos horas y las comunas más pobres suelen concentrar el abandono de ellos. Por tanto, será desigual la carga para unas y otras, acelerando el colapso del “sistema”. Es un “problema” ciudad.

ZAPATERO A TUS ZAPATOS…
CONAMA Unidad de Control Ético de Fauna Urbana
Control de todo tipo de fauna urbana, entre ella, los perros ya abandonados que se mueven por la ciudad, no son comunales. El Medio Ambiente sin duda, también es urbano. Si en un plazo de
20 años se logran esterilizar a todos los perros con dueño, no habrán abandonados.

MINSAL Seremis de Salud Deptos. De Zoonosis Municipales
Programa de Tenencia Responsable
Enfocarse en prevenir el “problema” antes de que suceda, en quienes lo generan: dueños de perros que se circunscriben a un lugar acotado –comuna- y son el primer eslabón de cualquier problema sanitario o de descontrol poblacional que se pueda generar.

- Vacunar antes de la enfermedad. INTENDENCIAS Centros de Rehabilitación Temporal Estado-ONG-Empresas
- Esterilizar antes del abandono.

REHABILITAR… NO ACOPIAR.
Camelia era un “foco de insalubridad”, candidata privilegiada para morir |asfixiada por el T61. Fue abandonada y amarrada a un árbol con un alambre. Preñada, llena de sarna y en los huesos. Nada quedaba de su estirpe de Pastor Belga. Hoy, vive junto a Vicky, su nueva dueña.

KILTROS DE EXPORTACIÓN
Un kiltro de tantos…
En Viña del Mar jugaba Brasil contra Inglaterra por la Copa Mundial de Fútbol de 1962. Inglaterra iba ganando, cuando de pronto entró un quiltro a la cancha. Los ingleses quedaron estupefactos, ya que no era común para ellos ver a un perro callejero entrar a un estadio en pleno partido. El delantero inglés Jimmy Greaves, se le ocurrió una manera poco ortodoxa pero efectiva para terminar con el entuerto: Se puso en cuatro patas y por algunos segundos se movió como si fuera un perro. En las gradas, el público no aguantaba la risa. El perro cayó en la trampa, así que Greaves agarró su trofeo, pero pagó cara su audacia: el perro le orinó en la camiseta de Inglaterra. Desde ese instante el marcador se revirtió, dando el triunfo finalmente a Brasil. La escuadra carioca atribuyó el triunfo al quiltro, y Garrincha se lo llevó a su país como mascota del equipo. El quiltro vivió muchos años más y hoy, sus restos se encuentran en el museo del fútbol.

Kiltro al mundo… En países como Alemania o Austria, el control de la
población canina fue tan severo, que simplemente no hay reproducción de mascotas que alcance a cubrir la demanda. Por ello, nace el proyecto Kiltros Al Mundo que en los próximos meses enviará kiltros chilenos en adopción a estos países de Europa. Claro, no sólo deben ir con un chip y vacunados, sino que es requisito obligatorio estar esterilizados.

CHILE KILTRO… adopta un “Bicente”
PROYECTO BICENTENARIO
Chile Quiltro es nuestro propio mestizaje y Bicente, es justamente ese Quiltro del Bicentenario que vamos a escoger en el concurso fotográfico El Quiltro del Bicentenario que organiza la Comisión Bicentenario. Chile Quiltro, Adopta un Bicente, es un proyecto integral con gran énfasis educativo que se enmarca en las actividades del Bicentenario, porque propone como objetivo central una meta que cumple con todos los valores bicentenarios: disminuir la cantidad de Quiltros sin hogar. Disminuir la cantidad de Quiltros sin Hogar, no sólo nos engrandece como nación al estimular el respeto a los seres vivos, la diversidad biológica y el equilibro con el medio ambiente, sino que también aporta al desarrollo urbano con un control ético de la población canina y mejora nuestras ciudades desde el punto de vista estético y sanitario. También queremos celebrar nuestro cumpleaños 200 sin la miseria que nos muestra un animal agónico en la autopista o en la Plaza de la Ciudadanía y para ello, el compromiso de educarnos como sociedad es el principal requisito. Chile Quiltro, Adopta un Bicente propone ser un proyecto de contenido a través de un plan de actividades ilustrativas y educativas, jornadas de adopción y esterilización masivas. ORGANIZA CEFU – PATROCINA COMISION BICENTENARIO.

CONTACTOS RED CEFU
Alejandra Cassino Directora de CEFU 09.2351982 Celeste Jiménez Abogada 09.6193439 Viviana Díaz Ecópolis Viña 08.4995878

Fabián Espínola Veterinario U. De Chile 09.2654793

Felipe Galleguillos Publicista Coquimbo 9-2597372

Florencia Trujillo Abogada Ecópolis Valparaíso 08.4995878

Pamela Alfaro RIMA 09.5329047

Catalina Valencia Periodista 07.6066073

Carola Ahumada Periodista 06.2120357

Paola Dragnic Periodista 09.2374138

Ximena Gutiérrez Abogada 09.2493176

RED CEFU
4 Patitas Santiago – ADAR Recoleta - ABA Chile Santiago - OPRA Santiago EPA U. De Chile - Ecoprotege Santiago- Zooayuda Santiago - Razón Animal Santiago - Futura Mascota Santiago - Dignidad Animal Santiago - Rima La Reina - Proani San Miguel- UPROA Copiapó - OHA Coquimbo - Ecopolis Viña - Ecopolis Valparaíso - Colectivo Empatía Animal Quilpue - Educando Contra la Crueldad con los Animales Viña del Mar - De la Calle a un Hogar Viña del Mar -Colitas y Patitas Villa Alemana - ATRA - Agrup. Tenencia Responsable de Animales Las Cruces/El Tabo - Sociedad Protectora Bienestar Animal Talca - Cree Talca - Asociación de Protección Animal TENO - Reypa Coyhaique – ADLA Agrupación Amigos de los Animales Talcahuano – Capac Chillán - UDDA Pta Arenas - Trawa kalen Laja – Spa Iquique Iquique – Protani Tucapel – APCA Rancagua- Ctro. del Desarrollo Sn. Fco de Asis Peñalolén/La Florida – Uvepa San Ramón – Los Ocupantes Peñaflor – Ciudad Animal Huechuraba -Mas que un Amigo Vallenar – COAAMA Concepción

…Y más 100 organizaciones colaboradoras