You are on page 1of 32

Después de mi ultimo cumpleaños algunas cosas cambiaron

¿Qué era eso tan importante que me iba a pasar?

Presentí que algo importante iba a pasar. No hablo de las tradiciones familiares, como despertarme con el lenguetazo de Chaucha y mi familia cantando cumpleaños feliz.

con los perros no vale lo del secreto.Cuando soplara las velas de mi torta de chocolate. como no pude aguantarme. los tres deseos que escribí en clave se harían realidad. le confesé a Chaucha mis tres deseos Por suerte. La noche antes de mi cumpleaños. .

-Hola. León.Me dormí rápido. Y recibí una visita Poco común e inesperada. ¡Feliz cumpleaños ! – fue el saludo del visitante. ¿Quién era esa personita tan especial? ¿Cómo sabía que era mi cumpleaños? En medio segundo lo interrogué: . Como una luciérnaga brillante y juguetona.

-¿Pero cuál de ellos sería? ¡Los tres estaban muy bien! .-¿Eres un extraterrestre? ¿ Vienes a inspeccionar la tierra? ¿Me vas a llevar a tu planeta rojo? El desconocido por fin contestó: -Soy tu deseo de cumpleaños.

-Lo siento. . se disculpó mi amigo. nunca más ir al colegio.El primero. sabemos que significa: no levantarse temprano. no estudiar ni hacer tareas. -Tal vez el próximo año te conceda la vuelta olímpica – me contestó. -Entonces voy a ser campeón mundial de fútbol – le dije.

Guichipirichi. amo. Comer cosas ricas. Guichipirichi.-No queda otra. bailar. eres mi tercer Deseo: ¡Ñam. soy tu tercer Deseo – me contestó con la sonrisa más grande que he visto. . Quería aplaudir.Sí. ñam! ¡Comer cosas ricas! . Sólo comer cosas ricas. correr a contarle a mis compañeros de curso.

. que sonó en mis oídos como una música celestial. .Para evitar malentendidos le pregunté de una vez: -¿Me darás lo que pida ahora? ¿Lo que sea? ¡Hay demasiadas cosas ricas que quiero comer! – le dije.Pide y se te dará – fue su respuesta.

-Imposible. pensé.-Quiero un helado doble. esa comida es aburrida y no está en mi lista de cosas ricas. Entonces le pedí: .dijo mi tercer Deseo. - ¡Hecho! -Quiero un plato hondo de lentejas. ¡Qué extraño!. Una porción gigante de papas fritas. con crema y cobertura de chocolate. de manjar.

.-Quiero una hamburguesa.¡Hecho! -Quiero una pizza sólo para mí.¡Hecho! . .

terminándome el último churro relleno con manjar. pero mi tercer Deseo se negó porque tampoco estaba en su lista de cosas ricas.Aproveché de pedir para Chaucha su plato preferido: estofado de carne. Casi todo lo que se me ocurría de comida.Leoooón. Ahí estaba yo. . cuando escuché una voz que me llamaba bajito: . en un abrir y cerrar de ojos me lo daba. Leooooón.

¿Por qué se oía tan cansada o como si estuviera enferma? -Leoooón. Necesito hablar contigo de un asunto de vida o muerte.dijo la voz. escúchame.Dile que se vaya.le pregunté. Me susurró al oído: . y te daré algo especial. -Soy tu corazón. ¿De dónde venía esa voz? ¿Y cómo sabía mi nombre? Busqué hasta que por fin lo descubrí con unas grandes y oscuras ojeras. -¿Quién eres?. .La voz no estaba en mi imaginación. Pero mi tercer deseo no me dejó escucharlo.me contestó.

has soñado siempre: -Un quiosco de dulces TODO para ti! ¡ZAS! Probé cientos de bombones envueltos en papeles fosforescentes y luego me dormí. seguro. algo que. . lo más delicioso del mundo.Después que mi corazón se marchó cabizbajo. mi tercer Deseo exclamó: -Aquí viene algo especial.

que rico.Se trata de tu salud. -¿Qué tienes ahí?. León.le pregunté con curiosidad. . Te enseña con dibujos los alimentos y la cantidad en que te conviene comerlos.-León. En los pisos bajos de la pirámide están los alimentos que puedes comer en mayor cantidad. Debes comer sano y en forma equilibrada o te vas a enfermar -dijo mi corazón. mientras escondía un objeto en su mano. el pescado y los cereales.exclamó-. porque a mi me gusta la fruta.me despertó la voz. . -Nami. Fíjate bien. -Es la pirámide alimenticia. -¿Qué asunto es este tan serio? -Le pregunté intrigado. Tenía definitivamente mala cara. la verdura. Era de nuevo mi corazón.

y en contra de mi voluntad lo obligó a marcharse..No queremos oírte más – agregó. -¡Basta! ¡Eres un corazón aburrido!. también las frituras y.lo interrumpió mi tercer Deseo.Mi corazón continuó: -En la punta de la pirámide está lo que conviene comer sólo de vez en cuando: dulces y pasteles. .

Comía frente al computador Comía mientras miraba televisión. . Comía sin hambre.Después que mi corazón desapareció pasé días y días comiendo. Ya no salía a jugar.

Mi tercer Deseo me dio para el colegio muchas colaciones. bebidas. mis compañeros llevaban sólo una colación: manzanas. Mientras. una para cada recreo. el guatón! . cereales con yogurt o pan con atún. chocolates y calugas. Paquetes de galletas. algunos se reían de mi y me bautizaron ¡León. Y aunque eran mis amigos. nueces. ramitas de queso.

¡Era una carie! -Los caramelos se comen sólo de vez en cuando. .agregó. Recuerda lavarte los dientes. crudas o cocidas. Me dolió una muela. -Te recomiendo comer todos los días tres frutas y dos platos de verduras. que era linda y simpática. -No comer entre comidas y hacer ejercicio.Las cosas se pusieron feas.me dijo la dentista.

A veces a mi cuerpo le costaba caminar. Mi Tercer Deseo intentó alegrarme y me trajo una bandeja de comida. Tampoco en atletismo. pero la pena no se iba. No podía correr. Comí mucho para pasar la pena.Lo peor vino cuando me presenté a la clasificación deportiva. me cansaba demasiado. No quedé en la selección de fútbol del colegio. me dolían las rodillas y los pies. Era incapaz de abrocharme los zapatos. .

A cambio. FUIST FUIST FUIST… Me acordé de mi corazón y de la pirámide. FUIST FUIST FUIST… . empecé a inflarme como un globo.

por culpa de mi Tercer Deseo ya estaba cada vez más inflado .Demasiado tarde.

¡CATAPLUM! .PUM PUM Y me reventé.

.Después de la explosión sentí que Chaucha me lengüetaba. Me toqué y estaba entero. ¿Cómo era posible? Entonces comprendí que todo había sido un sueño.

ni las caries. . ni esa pesadez en mi cuerpo. podía caminar de lo mejor. No había explotado de tanto comer.¡Menos mal! Mi tercer Deseo no existía. tampoco me dolían las rodillas. Cuando me levanté.

comprendí algo. .Era mi cumpleaños. y aunque había muchas cosas ricas para comer.

Aprendí que debo cuidar mi corazón y mi cuerpo. Ahora soy todo un escalador de la pirámide alimenticia. ¡Y mi corazón es el más feliz de todos! .