NOTA

:
Para cambiar
la imagen de
esta
dispositiva,
seleccione la
imagen y
elimínela. A
continuación
haga clic en el
icono
Imágenes en el
marcador de
posición e
inserte su
imagen.
ORATORIA
Habilidades de Liderazgo

Lic. Mayra Soto

Sonia Silva
Mitzi Jiménez
Maximiliano Preciado
Lucia Rayas
¿Qué es Oratoria?

Es el arte de hablar con elocuencia.

Tiene como objetivo persuadir.
Historia de la Oratoria
 El origen como especialización del discurso están en Sicilia.

 Los griegos fueron quienes la elevaron como instrumento de
prestigio y poder político.

 Sócrates fue el fundador de una escuela de oratoria
en Atenas que intentaba formar hombres instruidos y guiados por
ideales éticos para asegurar el progreso del Estado.
Historia de la Oratoria

 Los romanos también perfeccionaron la
oratoria.

 Con el tiempo, la oratoria se extendió a
diversos géneros.
Características de la Oratoria
Desde un punto de vista
intelectual y emocional:

1. Clara y entendible

2. Impactante y fácil de
recordar

3. Conmovedora y persuasiva

4. No aburre al auditorio

Desde un punto de vista físico

Respecto a la voz

1. Es suficiente fuerte

2. No es apresurada ni
exageradamente pausada

3. Refleja un tono de voz
agradable al auditorio

4. Manifiesta una excelente
pronunciación

Respecto al cuerpo del orador

1. Refleja equilibrio, orden y
limpieza en su manera de
arreglarse

2. Comunica seguridad
emocional y aplomo en su
postura y desplazamiento

3. Permite la expresión natural
de sus ademanes sin
exageraciones

Características de la Oratoria
Respecto a sus apuntes
personales

1. La introducción está claramente
definida

2. La conclusión del discurso es
específica y motivadora

3. El desarrollo del contenido es
lógico y ordenado de comienzo
a fin

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE UN
ORADOR
Conocimiento y credibilidad
Entre más se conozca de un tema, más herramientas se tienen para brindar al
público una exposición amena e interesante.

Curiosidad
La curiosidad intelectual es también un deber para cualquier buen orador. Un
orador público se da cuenta de que cuánto más conocimiento tenga, mejor
equipado estará para contestar a fondo y de manera satisfactoria las
preguntas de sus oyentes.
Dinamismo
Un buen orador debe ir a la vanguardia, utilizando tecnología que permita
mostrar de manera dinámica el contenido.

Pasión
La pasión es vital para hablar en público de forma eficaz. Para inyectar un
discurso con vitalidad y energía, un orador necesita tener verdadera pasión por
el tema que está discutiendo.

Humor
Para personalizar un discurso y hacerlo memorable, una inyección rápida de
humor puede hacer que éste perdure. Por esto, un buen sentido del humor es
fundamental para hablar en público.

CUALIDADES DEL ORADOR FRENTE AL
PÚBLICO

No puede pasarse por alto la importancia de la posición que ocupa
como comunicador social y/o líder de opinión. Por ello, en el orador
no sólo se valora la aptitud para el desempeño de las funciones como
expositor sino también la idoneidad a través de una serie de
cualidades que a debe poseer un orador de éxito.

CUALIDADES INTELECTUALES
Están relacionadas con la facultad para conocer, comprender y razonar; implican un
conjunto de características inherentes que todo orador debe desarrollar y utilizar
con eficacia. Estas cualidades están al alcance de todos y sólo requieren de
decisión para aplicarlas.

Memoria:
El poder recordar nombres, rostros, situaciones y la ubicación
exacta de documentos o cosas, constituye un requisito
indispensable en la labor del orador, ello le permite evocar
con facilidad, información que se necesita en lo inmediato.

Imaginación:
Consiste en la facultad de reproducir mentalmente objetos ausentes; de crear y combinar
imágenes mentales de algo no percibido antes o inexistente, incluye dos características
básicas: la renovación o "reexperimentación" de lo ya vivido (memoria), y la creación de
imágenes mentales que antes no existían (imaginación).

Sensibilidad:
Es la facultad de sentir física o moralmente los sentimientos de alegría, pena, dolor,
compasión y ternura.

Iniciativa:
Es el ideal que nos mueve a realizar algo por voluntad propia sin que nadie nos lo diga,
ordene o motive. Involucra la acción de adelantarse a los demás en hablar u obrar, es una
cualidad personal que inclina a las personas a realizar acciones para alcanzar una ventaja
competitiva.
CUALIDADES MORALES
La moral está relacionada a las costumbres y a las normas de conducta de una
determinada sociedad; podemos decir que es el conjunto de normas de
comportamiento que debe cumplir un orador, para que exista congruencia entre
lo que predica y hace, en el ejercicio de su labor profesional.

Honradez:
Es una cualidad que involucra un proceder recto y
honesto de parte de un orador.

Puntualidad:
Es la cualidad de hacer las cosas con prontitud, diligencia y a su debido tiempo.
Es ser exactos en hacer las cosas a su tiempo y de llegar a los sitios convenidos
en la hora establecida.

Sinceridad:
Es el modo de expresarse libre de fingimiento y mentiras. Involucra hablar con
veracidad y sin doblez.

Congruencia:
Es la relación que existe entre «el pensar» y «el actuar», relación que muchas
veces no es armoniosa, pues a menudo no hacemos lo que predicamos.
Lealtad:
Es la cualidad de ser leal; es decir, convertirse en una persona incapaz de
traicionar la confianza depositada en uno, o ser incapaz de engañar a quien le ha
brindado su consideración.

Confianza
Es necesario contar con una confianza en sí mismo y autoestima fuertes. Para
prosperar como orador, una persona tiene que parecer segura de sí mismo y
relajada incluso cuando esté nerviosa.

Persuasión
Un orador debe influir en su público para que vean su versión de la situación.
CUALIDADES FÍSICAS

Estas cualidades tienen que ver con la apariencia personal del orador. Implica el
cumplimiento de una serie de pautas sencillas que le permitan resaltar su personalidad,
de tal forma que constituya un conjunto armonioso y estético ante los ojos de los
demás.

El aseo personal:
Es la limpieza, cuidado, compostura y buena disposición de nuestro cuerpo. Ello
transmite una agradable impresión a través del sentido visual y olfativo.

El vestido:
Constituye la prenda exterior completa de una persona y en el caso de los oradores
constituye su uniforme de trabajo; esta vestimenta debe ser la adecuada para cada
reunión oratoria debiendo primar los principios de elegancia, limpieza y una correcta
combinación de prendas y/o colores.
La actitud mental positiva:
Estas actitudes tienen que ver, principalmente, con nuestros pensamientos ya que nuestras
acciones son el reflejo de ellos. Por ello, todo orador debe estar imbuido de actitud mental
positiva para realizar sus exposiciones con entusiasmo y mucho optimismo.

Gozar de buena salud física:
Un orador con dolor de muela, dolor de cabeza o fuerte dolor de vientre, no podrá realizar con
eficacia sus exposiciones, el dolor lacerante lo pondrá de mal humor o lo indispondrá para sus
tareas.

Gozar de buena salud psíquica:
La mente también se enferma y puede producir lamentables estados de distorsión de la
personalidad.

Presencia.
 La presencia de un buen orador se ve afectada positivamente por la
seguridad del mismo.
 El orador debe vestir adecuadamente según la ocasión y el público al que
se dirige.
 La movilidad es importante durante una presentación oral; el desplazarse
muestra el entusiasmo del expositor.
 La postura que se adopte al iniciar una exposición oral es decisiva, ya que
marca desde la credibilidad hasta la atención del público.
 Se recomienda entrar con paso firme y decidido, con los hombros hacia
atrás y la barbilla levemente hacia arriba.
Comunicación verbal.

 Es importante cuidar el lenguaje que se utiliza en la presentación
oral, éste debe estar al nivel de la audiencia, así se logrará un mensaje claro y una
mejor conexión con los asistentes.
 Siempre se dirige al público de una manera considerada, respetando sus ideas y
opiniones, al mismo tiempo que muestra asertividad para defender las suyas.
 Las pausas al hablar pueden ayudar a hacer cambios de material de apoyo, así como
crear intriga o expectación en el público.
Comunicación no verbal.
 La comunicación no verbal es aquella que se integra de mensajes no hablados, como el
volumen, tono y ritmo.
 El ritmo es determinado por la naturaleza del tema, entre mayor sea su complejidad menor
debe ser el ritmo.
 Los movimientos faciales deben ir de acuerdo a la naturaleza del tema, así se apoya la
comunicación verbal con la no verbal.
 Se debe tener cuidado al utilizar las manos, ya que éstas pueden ser un distractor.
 Es importante establecer contacto visual con el auditorio, esto logrará mayor integración y
atención hacia la presentación.
 El medio ambiente debe ser agradable para el orador y el público, un lugar bien iluminado,
ventilado y confortable ayuda a que el estado de ánimo de las personas sea adecuado para
una mayor receptividad.

VOZ DE UN BUEN ORADOR

 Debe contar con:
Calidad:
Una voz desagradable, puede corregirse en gran parte mediante
ejercicios y educación.

Alcance:
El orador debe estar en condiciones de hablar a cualquier distancia para superar las
contingencias de las salas grandes o la falta de amplificadores. Recordemos que el alcance de
una voz no es lo mismo que la sonoridad o la fuerza.
Claridad:
Una buena voz debe ser clara, esto es perfectamente perceptible. Deben escucharse
todas y cada una de las palabras del discurso, aún las de tono bajo y de menor
intensidad.

Pureza:
La claridad tiene relación con la pureza de la voz. Una buena voz debe ser pura, en el
sentido de no estar viciada por defectos del aparato vocal o fallas de articulación y
fonación.

Resistencia:
El orador tiene que hacer grandes esfuerzos para hablar durante largo tiempo
y esto no podrá realizarlo sin una voz durable y resistente.
La condición fundamental reaparece: la impostación.

Flexibilidad:
La última cualidad de la voz es la flexibilidad o sea la capacidad que debe tener de variar el
tono, la intensidad, el alcance, la velocidad, la entonación y las pausas, para darle una
fisonomía variable y atrayente.
Partes del Discurso
1° INTRODUCCIÓN:

Es el inicio del discurso, sirve para motivar la atención del público hacía las palabras del orador y
para dar a conocer, brevemente, en que consistirá el tema a tratarse y los objetivos que se
esperan alcanzar.

2° DESARROLLO:

Es la parte medular del discurso, en ella el orador desarrolla su idea central de forma clara y
detallada. En el desarrollo se explican los argumentos en los que se basa nuestra teoría o
hipótesis, también sirve para refutar las ideas, ejemplificar una demostración y adoptar una
posición académica especifica.


3° CONCLUSIÓN:

La conclusión es la parte final del discurso, en ella el orador hace un breve resumen de lo tratado,
mencionando los puntos más importantes de la exposición o realizando recomendaciones que se
desprenden del tema central.