LA FINALIDAD

Un fin es una perfección particular que una cierta cosa
está proyectada a tener o realizar.
Preguntar ¿para qué? indica que captamos que las cosas
están dirigiéndose hacia algo y que tienen un sentido. El
hombre descubre los fines cuando conoce la realidad.
No podemos manipular los fines, no porque sea
físicamente imposible, pero porque los daños en hacerlo
son graves. Ejemplo: las piernas.
Ahora bien, hay ocasiones en que otros fines puedan ser
añadidos o cambiados, siempre y cuando la cosa
originalmente no tuviera un fin particular ya
predeterminado que no permite otro fin o que anula su fin
primordial. Ejemplo: el tenedor.


LA FINALIDAD
Por no saber un fin no significa que no hay. Todo lo que
existe tiene un fin.
De afirmar que todo es caos no tiene sentido porque todo
busca un estado estable. Luego caos implica una negación
de fin, que implica anteriormente había una proyección
hacia algo, si no, no hay manera de percibir el caos.
Un accidente presupone dos fines que, por la imperfección
de las cosas (que veremos después) no llegan a realizarse.
En cuanto a la experiencia humana, el hombre no puede
vivir sin fines. Cuando no hay fines el hombre se queda
radicalmente inseguro.
LA FINALIDAD
El fin se realiza por la proyección, es decir pasos que tiene una
cierta estructura.
Sin orden no hay manera de llegar al fin, el desorden no permite
alcanzar el fin. La constancia de algo depende del orden, algo
desordenado nunca llega a ser constante. Sin fin no hay unidad,
para que un grupo de algo puede colaborar, necesitan un fin
para proyectarles, trabajo en equipo es imposible sin algo en
común.
El fin tiene que venir antes en tiempo y en existencia para ser
proyectado, si no, no hay manera de saber a dónde va ni si se
puede llegar.
El fin implica inteligencia, o algo que dirige las cosa, sin la cual
no hay fin. Todo lo humano implica inteligencia (un coche no
sale de la nada) y el instinto también demuestra algo dirigiendo
las cosas pues un animal puede hacer algo complejo pero no
puede hacer algo súper sencillo.


LA FINALIDAD
La evolución funciona con fines, si no, ninguna cosa puede
llegar a algo fijo, cada cosa puede llegar y luego perder, o nunca
llegar a algo completo, (semi desarrollados), o regresa a lo que
tenia, o tiene lo que no se necesita (elefante con antenas).
La sobrevivencia indica un fin específico.
El hombre es el menos desarrollado de los animales, y debería
haber muerto hace mucho, pero su inteligencia permite dominar
todo y manipular su entorno en lugar de ser limitado por ello.
La inteligencia no es necesario por los animales para sobrevivir,
no es necesario al nivel físico, no salió de supervivencia. Si no
es necesario, parece que no tiene fin, pero sale constantemente,
por lo tanto tiene fin y dado que su fin no tiene fundamento
físico, tiene que ser metafísico. El hombre vive no para
sobrevivir y defender, pero más bien para superar lo necesario y
conquistar.
LA FINALIDAD
La muerte tiene un fin específico que es dar posibilidad a
los nuevos seres de recibir todo lo que necesitan. Si hay
reproducción, tiene que haber muerte, con el presente
sistema.
El hombre no tiene predador, es independiente del ciclo
ecológico, la muerte balancea su producción. No hay
sobrepoblación, es más, hay reducción en población.
Alargando la vida tiene consecuencias nocivas.


LA FINALIDAD
El sexo tiene como fin de reproducción.
El placer es para proyectarnos hacia esa, no esta mal, es
bueno y necesario.
Un acto homosexual no tiene un fin físicamente, menos el
placer que no es el fin del acto sexual.
El acto sexual no es el fin del hombre porque su fin no es
físico.