Clínica de Periodoncia

RASPADO RADICULAR, ALISADO
Y CURETEADO.
Irving César Vargas Madrigal
PRINCIPIOS DE RASPADO Y
ALISADO RADICULAR
Definiciones y fundamentos
Raspado: es el proceso en el cual se eliminan placa y
cálculos de las superficies radiculares supragingivales
y subgingivales. No se hace el intento deliberado de
quitar sustancia dentaria junto al calculo.
Alisado radicular: es el proceso por el cual se
elimina el calculo residual incluido y partes del
cemento de las raíces para dejar una superficie lisa,
dura y limpia.
El objetivo primario del raspado y alisado radicular es restablecer la salud
gingival al eliminar por completo elementos que causan inflamación gingival
de la superficie dentaria.
Este cambio microbiano positivo debe mantenerse por medio de raspado y
alisado radicular periódicos realizados durante el tratamiento periodontal de
mantenimiento.
El raspado y el alisado de la raíz no son maniobras separadas. La diferencia
entre ambas es solo cuestión de grado. La naturaleza de la superficie dentaria
establece el grado en que la superficie se raspara o alisará.
INTRODUCCIÓN
Las superficies expuestas a la placa y al calculo plantean diferentes problemas.
Los depósitos de cálculos sobre las superficies radiculares suelen incrustarse
en las irregularidades cementarias. Cuando la dentina esta expuesta, la placa
bacteriana puede invadir los túbulos dentinarios. Por ello, el raspado es
insuficiente para quitarlos y hay que remover una parte de la superficie
radicular para eliminar esos depósitos
TÉCNICA DE RASPADO
SUPRAGINGIVAL

Por lo general el cálculo supragingival esta menos fijo y calcificado que el subgingival. Los
movimientos de raspado no estan limitados por tejidos circundantes.
Haces, caretas e instrumentos sónicos y ultrasónicos son los que se utilizan mas a menudo para la
eliminación de calculo supragingival.
Para hacer el raspado supragingival se sostiene la cureta con la toma en pluma modificada y se
establece un apoyo digital firme sobre los dientes vecinos. La hoja se adapta con una angulación
inferior a los 90° con respecto a la superficie a raspar.
El borde cortante debe tomar el borde apical del calculo mientras se realizan movimientos cortos y
enérgicos
Se instrumenta la superficie dental hasta que se vea y perciba que no tiene depósitos
supragingivales
 El cálculo supragingival suele ser mas duro que el subgingival y a
menudo se incrusta en irregularidades radiculares.
 El tejido que lo cubre crea problemas en la instrumentación
subgingival. La hemorragia del tejido obstruye la visión.
 El operador se forma una imagen mental de la superficie del diente
para prever las variaciones de contorno.
 Para la instrumentación de cálculos abundantes también se utilizan
hoces, azadones e instrumentos ultrasónicos. Ciertas limas pequeñas
como la de Hirschfeld se introducen hasta el fondo de la bolsa para
triturar o hacer fractura inicial de depósitos muy duros.
 El raspado y el alisado radicular se realizan con curetas universales o
de Gracey mediante el siguiente procedimiento básico.
TÉCNICA DE RASPADO Y ALISADO
RADICULARES SUBGINGIVALES

Se sostiene la cureta
con toma de pluma
modificada y se
establece apoyo
digital estable.
El borde cortante se
adapta al diente y el
vástago inferior se
mantiene paralelo a la
superficie dentaria
Se desplaza el vástago
inferior hacia el
diente de modo que
el frente de la hoja
quede a nivel con la
superficie dentaria.
Se inserta la hoja debajo de la
encía y se introduce hasta el
fondo de la bolsa con
movimiento exploratorio
suave.
Cuando el borde cortante
alcanza el fondo, se establece
una angulación de 45° a 90° y
se ejerce una presión lateral
contra la superficie dentaria.
El caculo se retira con
movimientos controlados,
superpuestos, cortos y
enérgicos, mediante mov..
Básico muñeca-brazo.
Conforme se quita el
calculo, se efectúan
movimientos de alisado de
mayor amplitud y suavidad
con menor presión lateral
hasta que la superficie
radicular quede del todo
suave y dura
La magnitud de la presión lateral que se aplica sobre la superficie dentaria depende de la naturaleza del calculo y de
si los movimientos son para la eliminación inicial o para el alisado radicular final.
Para evitar los riesgos de sobreinstrumentación debe efectuarse una transición deliberada de movimientos cortos,
poderos y enérgicos a movimientos mas largos y suaves del alisado radicular tan pronto se eliminen cálculos y la
aspereza inicial
• Los milímetros finales de la hoja se coloca, un poco por apical
del borde lateral del depósito y se efectúa un movimiento corto
lateral.
Cuando se hacen movimientos de
raspado para quitar cálculos, la fuerza
puede aumentarse al concentrar la
fuerza sobre el tercio inferior de la hoja.
• Se hace otro movimiento lateral u oblicuo , que se superpone al
movimiento previo.
Sin quitar el instrumento de la bolsa, se
adelanta el tercio inferior de la hoja
afuera y se vuelve a colocar.
Esto se repite en una serie de movimientos enérgicos hasta que se quitan todos los depósitos
ERRORES FRECUENTES
No es conveniente abarcar un trozo grande de cálculo con toda la longitud
del borde cortante por que la fuerza se distribuye en lugar de concentrarse.
Otro error frecuente al instrumentar superficies proximales consiste en no
llegar a la zona mesioproximal que se halla por apical de contacto. Es
importante extender los movimientos hasta mitad de camino a través de la
superficie proximal.
Si el vástago inferior se inclina o angula alejado del diente, la punta se
acercara hacia la zona de contacto. Ello impide que la hoja llegue al fondo
de la bolsa.
Un apoyo digital muy alejado de la zona de trabajo obliga al operador a
separar el dedo medio del anular . El apoyo digital debe ser tal que permita
al vástago inferior estar paralelo y permita al operador hacer movimientos
de brazo y muñeca.
RASPADO ULTRASÓNICO
las puntas ultrasónicas de
nuevo diseño permiten un
mejor acceso a zonas
subgingivales que antes solo
podían alcanzarse con
instrumentos manuales.
Estudios recientes revelan
que los instrumentos
ultrasónicos dejan
superficies radiculares tan
lisas o mas lisas que las
curetas.
Tanto la preferencia de cada
operador como la necesidad
de cada paciente determinan
la selección de instrumento
ultrasónico o manual.
Cuando los instrumentos
ultrasónicos se manejan de
manera adecuada, los tejidos
sufren menos trauma, y
menos molestias
posoperatorias.
La instrumentación
ultrasónica es útil para el
desbridamiento inicial en
pacientes con lesiones
dolorosas agudas como
gingivitis ulcerativa
necrosante
Hay ciertas
contraindicaciones definidas
para el uso de aparatos de
raspado sónico y ultrasónico.
TÉCNICA DE RASPADO ULTRASÓNICO
La instrumentación ultrasónica se realiza mediante toques suaves y presión leve, con la
punta paralela a la superficie radicular en constante movimiento.
El extremo activo debe entrar en contacto con el deposito de calculo para fracturarlo y
eliminarlo.
Hay que activar una serie de movimientos rapidos y envolventes para asegurar la cobertura
radicular completa, sin embargo el rocío de agua perturba la visibilidad.
Hay que examinar con frecuencia la superficie dentaria con un explorador para valorar
desbridamiento completo.
El aerosol que produce la instrumentación ultrasónica puede contener patógenos
infecciosos de origen sanguíneo y aéreo: neumococos, estafilococos, estreptococos y
mycobacterium tuberculosis.
EVALUACIÓN
El raspado y el alisado radicular se evalúan cuando se realizan y de nuevo mas tarde, luego de
un período de cicatrización de los tejidos blandos. Inmediatamente después de la
instrumentación debe hacerse una inspección visual, también se examina con explorador fino
o sonda.
Las superficies subgingivales deben estar duras y lisas. Si bien la lisura es un criterio para
realizar la evaluación inmediata, la evaluación final se basa en la respuesta del tejido blando.
A veces el odontólogo halla que queda cierta rugosidad radicular leve después del raspado y
alisado. Si se siguieron los principios de instrumentación adecuados, puede no ser cálculos.
Puesto que esta demostrado que la eliminación de calculo, y no la lisura de la raíz por si
misma, es necesaria para la salud de los tejidos. Si el tejido se halla sano en un intervalo de
dos a cuatro semanas, no hace falta seguir alisando la raíz.
CURETEADO GINGIVAL
Se utiliza el curetaje gingival cuando la bolsa gingival es supracrestal, y el
curetaje subgingival cuando el procedimiento involucra tejidos subcrestales o
en bolsas infraóseas.
El curetaje puede realizarse como un procedimiento abierto con un incisión
gingival, o cerrado con una cureta afilada. También se puede realizar con una
cureta ultrasónica o de modo químico con hipoclorito de sodio.
Las contraindicaciones del curetaje gingival abarcan la presencia de infección
aguda como en una gingivitis ulcerosa necrosante aguda o en lesiones agudas
como periodontitis en pacientes con SIDA.

FUNDAMENTO

Fundamento
• Este tejido contiene zonas de inflamación
crónica y asimismo trozos desprendidos de
cálculos y colonias bacterianas.
• Cuando se alisa la raíz a fondo, la fuente
principal de bacterias desaparece y los
cambios patológicos de la bolsa se resuelven
sin necesidad de eliminar por cureteado el
tejido de granulación inflamado. Por ello, la
necesidad de practicar cureteado tan sólo para
eliminar el tejido de granulación inflamado es dudosa.
El cureteado lleva a
cabo la remoción
del tejido de
granulación con
inflamación crónica
que se forma en la
pared lateral de la
bolsa periodontal
La preocupación por la cosmesis en el tratamiento periodontal se ha convertido en
parte integrante de la atención periodontal moderna. En el pasado la eliminación de
la bolsa era el objetivo fundamental de la terapéutica y se concedía poca importancia
al resultado cosmético.
• Cuando el tratamiento regenerativo no es posible,
la finalidad consiste en reducir la contracción o
pérdida de la papila interdental.
• Una terapéutica intermedia que es posible en sector
anterior superior, incluye el alisado radicular
subgingival a fondo , de modo que no se desprenda
tejido conectivo que se halla por debajo de la bolsa
y se evite el cureteado gingival.
En la actualidad, la
cosmesis es una
consideración importante
del tratamiento,
especialmente en el sector
maxilar superior y exige la
preservación de la papila
interdental
CURETEADO Y COSMESIS
INDICACIONES
Indicaciones
El cureteado se realiza como parte de la búsqueda de nueva
inserción en bolsas intraóseas de profundidad moderada
que se hallan en áreas accesibles en las que es conveniente
realizar operación “cerrada”
El cureteado se realiza como un recurso no definitivo para
reducir la inflamación antes de eliminar la bolsa mediante
otras técnicas o en pacientes en quienes esta contraindicada
técnicas quirúrgicas mas radicales
Generalmente, el cureteado se lleva a cabo en las visitas
periódicas como una técnica terapéutica de mantenimiento
para zonas de inflamación y profundidad de bolsas
recurrentes, en particular cuando se ha efectuado con
anterioridad la reducción quirúrgica de bolsas
PROCEDIMIENTO
1
Con anestesia
previa. Se
selecciona la cureta
de tal modo que su
borde cortante
quede con el
tejido. (Gracey 13-
14, 11-12)
2
El instrumento se
introduce de
manera que
contacte el
revestimiento
interno de la pared
de la bolsa y se
desplaza sobre el
tejido blando.
3
Se coloca la cureta
debajo del borde
cortado del epitelio
de unión para
socavarlo.


4
En el cureteado
subgingival, los
tejidos que se
insertan entre el
fondo de la bolsa y
cresta alveolar se
eliminan con
movimiento de
ahuecamiento de la
cureta hacia
superficie dentaria
5
Se lava la zona
para remover los
residuos y se
adapta
parcialmente al
diente mediante
presión suave con
el dedo. Puede
estar indicado
suturar la papila.
1
Despues de la anestesia se
traza una incisión desde el
margen de la encía libre en
sentido apical hasta un
punto debajo del fondo de
la bolsa.
2
El tejido seccionado se
retira con un escarifador o
cureta y se realiza con
cuidado el alisado
radicular de todo
cemento expuesto hasta
llegar a consistencia lisa y
dura. Hay que preservar
fibras de tejido conectivo
que queden insertadas
3
Deben acercarse los
bordes de la herida, si no
te tocan en forma pasiva,
se remodela el hueso hasta
que alcance buena
adaptación de los bordes
de la herida


4
Se sutura con un punto
aislado
interproximalmente. Se
coloca apósito dental por
una semana.
PROCEDIMIENTO EXCISIONAL DE
NUEVA INSERCIÓN (ENAP)
CURETEADO ULTRASÓNICO
Se ha recomendado el uso de aparatos ultrasónicos para
realizar el cureteado gingival .
El ultrasonido es eficaz para desbridar revestimiento epitelial
de las bolsas periodontales y genera microcauterización.
Se puede endurecer la encía para cureteado ultrasónico
mediante la inyección directa de soluciones anestésicas.
SUSTANCIAS CÁUSTICAS
Desde comienzos de la evolución de las técnicas periodontales, se ha
recomendado el uso de sustancias cáusticas para producir un cureteado químico
de la pared lateral de la bolsa o hasta la eliminación selectiva del epitelio.
Se propusieron y se descartaron después de estudios que demuestran su
ineficiencia, sustancias como sulfito de sodio, solución alcalina de hipoclorito de
sodio y fenol.
Con estos fármacos no es posible regular la extensión de la destrucción de tejido
y puede aumentar en lugar de disminuir la cantidad de tejido que deben remover.
CICATRIZACIÓN DESPUÉS DEL
RASPADO .
Inmediatamente después del cureteado, un coágulo sanguíneo ocupa la zona de la bolsa,
que se halla despojada, en forma parcial o total.
hay hemorragia en los tejidos con capilares dilatados y poco después aparecen
abundantes cantidades de leucocitos polimorfonucleares sobre la superficie de la herida.
A continuación sigue una proliferación rápida de tejido de granulación, con un descenso
del número de vasos sanguíneos pequeños a medida que el tejido madura.

A continuación sigue una proliferación rápida de tejido de granulación, con un descenso
del número de vasos sanguíneos pequeños a medida que el tejido madura.
Al cabo de 21 días aparecen fibras colágenas inmaduras. En el transcurso de la
cicatrización las libras gingivales sanas separadas inadvertidamente del diente y los
desgarros en el epitelio se reparan.
Apenas después del raspado y
cureteado, la encía se presenta
hemorrágica y de color rojo
brillante.

Al cabo de una semana, la encía
aparece de menor altura debido al
desplazamiento apical del margen
gingival. La encía también está
levemente más roja que lo normal,
Tras dos semanas, y si el paciente
realizó la higiene bucal adecuada,
se alcanza el color, consistencia,
textura superficial y contorno
normales de la encía, y el margen
gingival está bien adaptado al
diente.

ASPECTO CLÍNICO DESPUÉS DEL
RASPADO Y CURETEADO
CURETAJE CERRADO CON ALISADO
RADICULAR
Las lesiones que se tratan sin exposición quirúrgica se trabajan en un
medio cerrado.

• Aun así se obtiene éxito con este método en cerrar la bolsa
el lesiones agudas profundas de corta duración donde solo la
porción coronal puede instrumentarse con precisión y en
lesiones crónicas con sesiones secuenciales de alisado y
raspado radicular que dan como resultado un encogimiento
de la bolsa, permitiendo una instrumentación mas precisa-
Con frecuencia, en
estas lesiones no es
posible visualizar la
superficie radicular en
el fondo de la bolsa.
CURETAJE ABIERTO POR COLGAJO
CON ALISADO RADICULAR
El método de colgajo se realiza con la desinserción quirúrgica de la encía y el tejido
de la bolsa para logras acceso, permitiendo visualización de la superficie radicular y
defecto óseo.
Se han descrito varios procedimientos como el procedimiento excisional de
nueva inserción ENAP por Yukna y Williams, el método infraóseo por
goldman y cohen, el colgajo de Wildman modificado por Ramfjord, y la
técnica intraósea por Prichard.
BIBLIOGRAFÍAS:
Periodoncia|Genco| Edición 1993
Periodontología Clínica | Carranza, Newman,
Takei | Edición 9
Periodoncia|Herbert F. Wolf | Edición 3
Alisado, raspado y Curetaje.
INSTRUMENTAL EN
PERIODONCIA
INTRODUCCIÓN
Los cinco instrumentos básicos de raspado
Raspadores en forma de hoz
(raspadores supragingivales).
Tienen una superficie plana y dos
bordes cortantes que convergen
en un extremo muy puntiagudo.
La forma arqueada del
instrumento fortalece la punta
para que no se desprenda durante
el uso. La hoz sirve de modo
primario para eliminar el cálculo
supragingival. Se coloca por
debajo de los rebordes de cálculo,
no más de 1 mm por debajo de la
encía. Se manipulan con un
movimiento de tracción.
Curetas. La cureta es el
instrumento más indicado para
eliminar el cálculo subgingival
profundo y el cemento radicular
alterado y remover de una bolsa
periodontal el revestimiento de
tejido blando. Cada extremo
activo posee filo. las curetas
pueden adaptarse y tener acceso
adecuado a las bolsas profundas,
con mínimo traumatismo del
tejido blando

Curetas universales. Poseen
bordes cortantes que es posible
insertar en la mayor parte de las
zonas de la dentición. El tamaño
de la hoja y el ángulo y la
longitud del vastago pueden
variar, pero la cara de la hoja de
toda cureta universal se localiza
en un ángulo de 90°
(perpendicular) con el vástago
inferior. Las curetas de Barnhart
núms. 1-2 y 5-6, y las curetas
Columbia núms. 13-14, 2R-2L y
4R-4I, (figs. 41-16 y 41-17) son
ejemplos de curetas universales.

CURETAS DE GRACEY.
Son empleadas en zonas
específicas y representan un
conjunto de varios
instrumentos diseñados y
angulados para adaptarse a
áreas anatómicas específicas de
la dentición.
Estas curetas y sus
modificaciones son quizá los
mejores instrumentos para el
raspado subgingival y el alisado
radicular puesto que proveen
la mejor adaptación a la
anatomía radicular compleja.

CURETAS DE VASTAGO
EXTENDIDO.
Las modelo Hu-Friedy After
Five, son modificaciones del
diseño de la cureta de
Gracey estándar. El vástago
terminal mide 3 mm más de
largo, situación que permite
la extensión hacia ¡as bolsas
periodontales más profundas
de 5 mm o más.
CURETAS DE HOJAS
MINIATURA. Son
modificaciones de las curetas
After Five. Cuentan con hojas que
poseen la mitad de la longitud de
las curetas After Five o las de
Gracey estándar . La hoja más
corta permite la más fácil
introducción y adaptación en
bolsas estrechas y profundas,
furcaciones, surcos de desarrollo,
aristas y bolsas linguales, palatinas
o vestibulares profundas y
estrechas.


Cúrvelas de Gracey. Los
instrumentos denominados
American Gracey Curvettes
son otro conjunto integrado
por cuatro curetas con hojas
mínimas. La Sub-0 y la núm.
1-2 sirven para dientes
anteriores y premolares; la
núm. 11-12 se emplea para
superficies mesiales
posteriores y la núm. 13-14
para !as superficies
distoposteriores. Se adapten
mejor a la superficie dentaria
que cualquier otra cureta, en
particular para dientes
anteriores y aristas.


Curetas de Langer y
Mini-Langer. Este juego
de tres curetas combina el
diseño del vástago de las
curetas estándar de Gracey
con una hoja universal
angulada a 90° y no
excéntrica, como la cureta
de Gracey. Esta fusión de
los diseños de curetas de
Gracey y universal tiene las
ventajas del vástago de
área específica y la
versatilidad de la hoja
universal.
Instrumental Schwartz
para recuperar
dispositivos
periodontales. Son un
grupo de instrumentos de
extremo doble, muy
imantados, diseñados para
recuperar puntas de
instrumentos rotos del
interior de bolsas
periodontales.


Raspadores en forma de
azadón. Sirven para raspar
rebordes o anillos de cálculos.
La hoja se encuentra
flexionada 99° y el borde
cortante está formado por la
unión de la superficie terminal
aplanada con la cara interna de
la hoja. El filo se encuentra
biselado a 45°.

Limas. Las limas poseen
una serie de hojas en una
base. Su función primaria
es fracturar o aplastar el
cálculo resistente. Es fácil
que las limas mellen las
superficies radiculares o las
dejen ásperas si se las usa
de modo incorrecto.
Raspadores en
cincel. El raspador
en cincel, diseñado
para superficies
proximales de dientes
muy próximos entre
sí y posibilitar el uso
de otros raspadores,
se emplea por lo
general en la parte
anterior de la boca.
Cureta de Gracey Cureta universal
Área de empleo Juego de varias curetas
diseñadas para regiones y
superficies específicas
Diseñada para todas las zonas
y superficies.
Borde cortante
Uso

Se emplea un Borde cortante:
sólo se trabaja
con el borde externo
Se usan ambos bordes
cortantes; se trabaja con el
borde interno o el externo.
Curvatura

Curvo en dos planos; la hoja
se curva hacia
arriba y el costado.
Curvo en un plano: la hoja se
curva hacia arriba,
no hacia el costado.
Curvatura Ángulo de la hoja

Hoja excéntrica: la cara de la
hoja está biselada
a 60° respecto del vástago
No excéntrica: la cara de la
hoja esta biselada a
90° respecto del vástago.
INSTRUMENTOS SÓNICOS Y
ULTRASÓNICOS.
Es posible emplear instrumentos ultrasónicos
para eliminar placa, raspar, curetear y eliminar
manchas. Los dos tipos de unidades ultrasónicas
son magnetoestrictivas y piezoeléctricas. En
ambos tipos, la corriente eléctrica alternada
genera oscilaciones de los materiales de la pieza
de mano que hacen vibrar la punta del raspador.
Las unidades sónicas constan de una pieza de
mano fija a un tubo de aire comprimido y
emplean una variedad de puntas diseñadas
especialmente. Todas las puntas están
diseñadas para operar en un campo húmedo
y están conectadas a la tubería del agua. El
rocío se dirige hacia el extremo de la punta
para disipar el calor generado por las
vibraciones ultrasónicas.
BIBLIOGRAFÍA
Periodontología Clínica | Carranza, Newman, Takei | Edición 9
Periodoncia | Herbert F. Wolf | Edición 3