Equipos de Protección Personal

EPPs
(Riesgos Químicos)
Ing. Sonia Espinoza Farías
La Protección Personal Frente a los Riesgos
Industriales
Es la técnica cuyo objeto es proteger al trabajador frente a
agresiones externas, sean de tipo físico, químico o biológico
que pudieran presentarse en el desarrollo de una actividad.
Esta técnica es suplementaria no sustitutoria.
La misión de la protección individual no es la de eliminar el
riesgo de accidente, sino de reducir o eliminar las
consecuencias personales o lesiones que éste pueda provocar
en el trabajador.
La protección personal constituye una de las técnicas de
seguridad operativas que presenta una mayor rentabilidad si
se tiene en cuenta su bajo costo.
EPPs Frente a Agresivos Químicos
la absorción de un contaminante químico (tóxico), su incorporación desde el medio
externo al organismo y al torrente circulatorio (medio interno) suele hacerse
por la vía respiratoria y por vía cutánea.
Por ello, la protección frente a contaminantes químicos se enfoca especialmente a
los EPPs que protegen particularmente el aparato respiratorio y la piel.

Absorción de tóxicos por vía Respiratoria.
Esta vía de absorción es más frecuente y de mayor trascendencia en Toxicología
Laboral. Es más rápida, al menos para gases, vapores aerosoles líquidos.
El aire inspirado contiene polvos atmosféricos e industriales, humo de tabaco, etc.
un adulto respira entre 10 y 20 mil litros diarios de aire, de ello se deduce que
gases y partículas que penetren en el organismos con este volumen de aire son
potencialmente peligrosos si a esto se suman exposiciones que pueden ser
toleradas por el receptor normal, pero cuando resultan excesivas, como sucede
en algunas situaciones laborales, o bien si las defensas del receptor están
disminuidas por otros factores, las partículas inhaladas pueden provocar graves
molestias, incapacidad e incluso la muerte.

Absorción de tóxicos por vía cutánea.

El tóxico que ingresa por esta vía necesita
atravesar muchas capas de células para
llegar a la zona de la dermis en donde
se encuentran los capilares.
A pesar de la eficaz barrera multicelular
que constituye la piel, la absorción a
concentraciones frecuentes en la
industria puede ser considerable. Para
ello, el contaminante tiene que ser más
o menos soluble en los medios
naturales que encuentra a su paso.

EPP para la vía respiratoria

Son aquellos que tratan de impedir que el contaminante
penetre a través de la vía respiratoria. Se pueden
clasificar en equipos dependientes e independientes del
medio ambiente.
Equipos de protección personal dependientes del medio
No se usan cuando el aire es deficiente en oxígeno, ni en
casos en los que la concentración del contaminante es
elevada.
Estos equipos se caracterizan porque el aire que respira el
usuario no es el del ambiente de trabajo. Se clasifican en
a) Equipos semiautónomos,
b) Equipos autónomos.
a) Equipos semiautónomos

Utilizan aire de un ambiente diferente al del
trabajo, no contaminado y transportado a
través de una canalización (manguera) o
proveniente de recipientes a presión no
portátiles, Disponen de un adaptador facial tipo
máscara. El aire puede ser aspirado a través de
la manguera o suministrado a presión mediante
un compresor o desde botellas de aire
comprimido. Este equipo se utiliza para trabajos
en ambientes con alta concentración de
contaminantes o escaso oxígeno, donde no es
necesario gran movimiento. Ejem: trabajos en
pozos o espacios confinados .
b) Los equipos autónomos
En estos equipos el sistema suministrador de
aire es transportado por el usuario, lo que
permite mayor movimiento. Se recomienda
cuando el aire no es respirable y se requiere
libertad de movimiento. Consta de adaptador
facial y recipiente portátil con aire a presión.
Estos equipos producen incomodidad e
incrementan la fatiga en el trabajador. por
ello su utilización debe limitarse en el tiempo.
En otros casos, solo podrán ser empleados
por trabajadores capacitados y con
experiencia suficiente.
Requisitos para el empleo de protecciones respiratorias
dependientes del medio ambiente
Equipos independientes del medio
ambiente
Utilizan el aire ambiental y lo purifican, es decir, retienen o transforman los
contaminantes para que el aire sea respirable. Consta de dos partes
claramente diferenciables:
 Adaptador facial
 Filtro
Adaptador facial.
Tiene la misión de crear un espacio herméticamente cerrado alrededor de las
vías respiratorias, de forma que el único acceso del aire sea a través del
filtro Existen tres tipos de adaptadores faciales:
 Máscara,
 Mascarilla,
 Boquilla.
La máscara cubre la boca, nariz y ojos. Se usa en presencia de
contaminantes de poder irritante.
La mascarilla cubre la nariz y la boca solamente.
La boquilla ofrece una conexión entre la boca y el filtro, impide
la entrada de aire no filtrado por la nariz (pinza). Por la
incomodidad que genera su uso se limita a las situaciones de
emergencia.
Propiedades de los adaptadores faciales:
 Máxima hermeticidad.
 Resistencia mínima al paso del aire.
 Materiales de fabricación adecuados.
 Visibilidad máxima en máscaras.
 Máximo confort de utilización.
Siendo de ellas la más importante la hermeticidad.

Filtros.

Su misión es purificar el aire y eliminar o minimizar los contaminantes.
Existen tres tipos:
 Filtros mecánicos,
 Filtros químicos,
 Filtros mixtos.

Los filtros mecánicos retienen el contaminante poniéndole trabas físicas
para que no pasen. Se emplean para polvo, humos o aerosoles.
Los filtros químicos , en su interior existe una substancia química cuya
misión es retener el contaminante absorbiéndolo o reaccionado con él.
Son específicos para cada sustancia o grupo de sustancias de similares
características químicas.
Los filtros mixtos realizan la acción de los filtros mecánicos y químicos.
Por sus propiedades fundamentales los filtros se clasifican
según:
a) la resistencia al paso del aire,
b) su permeabilidad al contaminante.
La resistencia al paso del aire se mide a través de la pérdida de
carga y cuanto más pequeña es, más cómoda resulta la
utilización del filtro.
La segunda propiedad llamada también "penetración", es la
concentración del contaminante que atraviesa el filtro.
La clasificación de los filtros otorga mejor categoría o clase a
aquellos cuya pérdida de carga y penetración es menor.
Otra característica de los filtros es su vida media, que es el
tiempo que tarda un filtro en alcanzar la máxima
penetración admisible para una concentración conocida
c) Mascarilla autofiltrante.
Reúne, en un solo cuerpo inseparable, el adaptador facial y el
filtro. Son adecuadas para actuar como filtro mecánico
(polvo, aerosoles) pero no son indicadas para protegerse
de gases o vapores.
La ventaja de estos protectores es su bajo peso y poca pérdida
de carga, lo que las hace más cómodas que las mascarillas
convencionales, aunque su nivel de protección sea menor.

d) Casco con aporte de aire filtrado
Usado en algunos trabajos (agricultura) es el casco con aporte
de aire filtrado, su ventaja reside en que el usuario no ha
de vencer pérdida de carga alguna. Consiste en un casco
con pantalla facial transparente por cuyo interior
desciende una cortina de aire filtrado a través de un
mecanismo que el usuario transporta en su cintura o en el
propio casco.

EPP vía dérmica

Manos y brazos son partes del cuerpo que suelen entrar en contacto con
las sustancias químicas con mayor frecuencia, pero sin olvidar la
posible impregnación de la ropa, que de no sustituirse con rapidez
puede constituir un riesgo, El uso de mandiles o ropa impermeable
puede prevenir el riesgo.
En muchas ocasiones es el sistema de prevención más utilizado. su uso no
supone gran incomodidad o fatiga. Esto y el hecho de que a menudo
sea la única solución razonable para prevenir un riesgo, origina una
mayor tendencia a su utilización sin límite de tiempo.
Los guantes son prendas idóneas para proteger las manos frente a
agresivos químicos, se fabrican de diferentes materiales (neopreno,
PVC, PVA nitrilo, etc…). El material del que se componen los guantes es
resistente frente a ciertos compuestos, pero no frente a otros.
RESISTENCIA QUÍMICA DE LOS GUANTES
Resistencia Química: E=Excelente, B=Buena, M=Mala, R=Regular, I=Inferior, NC=No comprobado
La certificación de un guante de protección exige un mínimo de resistencia
a la tracción y a la perforación que garantice la integridad del mismo en
situaciones normales de trabajo y los clasifica según los productos
frente a los que protege.
Otra característica a tener en cuenta es la longitud del manguito (zona que
forma el guante desde el borde superior hasta la muñeca), así como el
revestimiento. Debe buscarse la comodidad a igualdad que
características protectoras.
La reducción del sentido del tacto ocasionada por el uso de guantes es un
impedimento para realizar algunos trabajos. Si el riesgo lo justifica, se
puede optar por guantes de menor espesor aunque no es lo adecuado
para el contaminante presente, como precaución se debe aumentar la
frecuencia del cambio de los mismos.
El uso de guantes o cualquier otro EPP debe ir precedido de una revisión
visual para detectar cualquier defecto y proceder en su caso al cambio.
Estos EPP's son de uso Personal, pero existen casos que justifiquen su
compartición siempre que se establezca la norma de proceder a su
limpieza y desinfección una vez empleados

Utilización y Mantenimiento

Para su utilización correcta debe seguirse las
normas fijadas por la empresa, la cuál debe
informar al trabajador sobre los riesgos a
cubrir y la necesidad de su uso, debiendo
hacer ver al usuario la necesidad de su
empleo correcto para proteger su salud.
Todo EPP requiere de un mantenimiento
adecuado a fin de garantizar su correcto
funcionamiento. deberá tenerse en cuenta
su limpieza, necesidad de ser reparados o
renovados cuando sea necesario, debiendo
seguirse para ello las normas que sobre el
particular suministran los fabricantes