You are on page 1of 9

Colombia está profundizado su proceso de integración con la

economía mundial, mediante la negociación de varios tratados
bilaterales de libre comercio. Sin perjuicio de las ventajas que
representa un esquema de integración económica, todo
proceso que implique la apertura de fronteras para el
intercambio comercial, conlleva el ingreso de los productos y
servicios ofrecidos por los demás países e implica el
sometimiento de la producción nacional a una competencia
frente a productores externos.
Uno de los sectores más sensibles a este tipo de procesos es el
agropecuario, debido a las distorsiones generadas por los
subsidios y los hábitos de consumo a nivel internacional. Por
esta razón, el Gobierno Nacional diseñó una política pública
que les permite a los productores, no sólo asumir este proceso
de transición que demanda transformaciones profundas, sino
también sacar el máximo provecho del presente escenario de
intercambio comercial internacional.
Bajo esta óptica, a través de la Ley 1133 de 2007, mediante la
cual se creó el Programa “Agro, Ingreso Seguro – AIS”, se
ratifica el compromiso que tiene el Gobierno Nacional con la
población rural y su desarrollo.
El programa “Agro, Ingreso Seguro - AIS” se
enmarca dentro de las acciones previstas por el
Gobierno Nacional para enfrentar el proceso de
internacionalización de la economía Colombia, y
tiene como objetivos principales mejorar la
competitividad del sector agropecuario nacional, y
proteger los ingresos de los productores que
resulten afectados ante las distorsiones derivadas
de los mercados externos.

Funciones: Promover la productividad y
competitividad.
Reducir la desigualdad en el campo y preparar al
sector agropecuario para enfrentar el reto de la
internacionalización de la economía.
Propender por el ordenamiento productivo del
territorio y la empresarización del campo, en
concordancia con la agenda interna de
productividad y competitividad, la apuesta
exportadora del Ministerio de Agricultura y
Desarrollo Rural (MADR), y en coordinación con las
instituciones del orden territorial.
En Antioquia son cientos de personas y decenas de
empresas que entre los años 2007 y 2009 se han
beneficiado con el programa Agro Ingreso Seguro (AIS) del
Ministerio de Agricultura. Lo que poco se sospechaba era
que hubiera unos beneficiarios que tienen entre sus
características ser familiares del Presidente Álvaro Uribe
Vélez, confesos paramilitares, personas que han hecho de
caja de resonancia de su proyecto político y
representantes gremiales regionales.
Dado el debate tan candente que ha generado la entrega
de recursos estatales a través del AIS a prestantes familias
y a poderosos grupos económicos, decidí darle una
revisada a las listas publicadas en la página
www.ais.gov.co/sitio/ y comencé a leer nombres y cifras
del documento Incentivo a la capitalización rural – ICR
(General), con corte a diciembre 31 de 2007. Debo aclarar
que dado el volumen de información que contiene de todo
el país, sólo me dedique a observar los datos
correspondientes a Antioquia. Ese año se repartieron en el
departamento 7 mil 955 millones 631 mil 574 pesos. Pero
quiero advertir que lo que menos me interesó fue el monto
del incentivo, sino los beneficiarios.
“Por lo anterior, los recursos que estaban dispuestos
para grandes empresas o empresarios se trasladarán a
financiar proyectos de pequeños empresarios
campesinos, de acuerdo con el puntaje obtenido en las
calificaciones”, agrega el comunicado.

Con la decisión el gobierno le resta tensión a la discusión
que tiene en la picota pública al Ministerio de
Agricultura, especialmente al ex Ministro Andrés Felipe
Arias quien fue el que ejecutó el programa.

En las últimas semanas varios medios de comunicación
han revelado que un grupo de familias adineradas han
accedido a subsidios millonarios. Incluso varios
integrantes de una sola familia han salido beneficiados
de los subsidios.

La decisión de gobierno se da tras el debate liderado
este lunes por el senador Jorge Robledo, del Polo, quien
no solo cuestionó el programa sino toda la política del
actual gobierno hacia el sector agrícola.
En un comunicado, la Casa de Nariño informó que a
partir de este momento quedaron suspendidas las
ayudas del programa de Agro Ingreso Seguro para
las grandes empresas.

"El Gobierno Nacional ha decidido que los apoyos
de Agro Ingreso Seguro a grandes empresas y
empresarios se eliminen hacia adelante, incluyendo
en esta eliminación los recursos aprobados en
convocatorias de 2009".
El Presidente Uribe indicó al ministro de
Agricultura, Andrés Fernández, iniciar el
cumplimiento de los dispuesto de inmediato. Es
decir que según el comunicado, los recursos se
encaminarán a favorecer a los medianos y
pequeños agricultores, que hasta el momento no
han visto estos beneficios.

La entrega de auxilios del programa de Agro
Ingreso Seguro ha desatado un escándalo de
grandes dimensiones que tiene en la cuerda floja al
actual titular de la cartera de Agricultura y a su
antecesor, Andrés Felipe Arias, actual precandidato
a la Presidencia por el Partido Conservador.
Desde su creación, el Programa Agro
Ingreso Seguro ha logrado beneficiar a
más de 316.000 familias productoras en
todo el país, con apoyos económicos
asignados a través de mecanismos de
crédito y de convocatorias públicas,
abiertas y transparentes.

Con la Línea Especial de Crédito DTF-2,
se han apalancado más de 81 mil
proyectos agropecuarios, de los cuales,
más de 73 mil corresponden a iniciativas
de pequeños productores, dirigidos a
inversiones en plantación y
mantenimiento, infraestructura, y
adquisición de maquinaria y equipo,
promoviendo así la productividad y
modernización del campo. La realización
de todas estas inversiones ha
demandado recursos del Programa que
superan los 325 mil millones de pesos.