You are on page 1of 15

La medicina fetal

intrauterina comienza
indudablemente por la
realización de la
identificación de los
casos de riesgo de
padecer patología
prenatal para aplicar las
medidas profilácticas
adecuadas de prevención
primaria.
El esquema del seguimiento:
FETO NORMAL
CONTROL
GINECOLOGICO
SEGUIMIENTO
POR U.S
SCREENING
METABOLICO
PARA EL FETO ANORMAL:
FETO ANORMAL
INTERRUPCION
SELECTIVA
ESPERAR TERMINO
TX NEONATAL
PARTO
PRETERMINO
OPERACIÓN
CESAREA
TX INTRAUTERINA
MÉDICO QUIRÚRGICO
PROCEDIMIENTOS INTRAUTERINOS PARA
EL TRATAMIENTO DE DIVERSAS
PATOLOGIAS FETALES:
Transfusiones fetales.
Corrección de uropatias
obstructivas.
Reparaciones de defectos del
tubo neural.
Malformaciones pulmonar
PROCEDIMIENTO
QUIRUGICO
El útero es expuesto a través de una pequeña
incisión abdominal transversa.
La posición fetal y placentaria se determina por ultrasonido
y el útero se moviliza para una óptima exposición.
Se realiza una histeroctomía tratando en todo momento de
mantener el volumen intrauterino para prevenir la separación
placentaria, las contracciones y la expulsión fetal.
Debe tenerse precauciones de evitar la comprensión del cordón
umbilical durante todo el procedimiento. por último se procede al
cierre uterino luego de haber completado la cirugía fetal.
La cirugía fetal hace referencia a la
consideración del feto como un paciente en
el que podemos no sólo actuar mediante la
administración de fármacos, sino que
puede ser intervenido quirúrgicamente
como lo haríamos con un niño ya nacido
pero sin interrumpir el embarazo en curso.
Estas técnicas quirúrgicas se aplican
esencialmente el grupo de patologías
conocidas como malformaciones fetales.
Malformaciones incompatibles con la vida: anencefalia, agenesia
pulmonar, agenesia renal bilateral, algunas cardíacas y algunos
síndromes polimalformativos.
Malformaciones que se corrigen mejor después del parto
Malformaciones que recomiendan una cesárea. Porque el trauma del
parto vaginal puede agravar su pronóstico. Ej. mielomeningocele,
onfaloceles.
Malformaciones que requieren una inducción del parto
Malformaciones que deben ser tratadas antes del parto
Malformaciones que requieren un tratamiento quirúrgico antes del
parto.

Clasificación de las malformaciones fetales:
INDICACIONES
GENERALES:
La obstrucción de la vía urinaria produce hipoplasia
pulmonar que puede mejorar por la descompresión
prenatal de las vías urinarias. El 90 % de los fetos con
este problema no precisan tratamiento quirúrgico, y
solo el oligoamnios secundarios a este problema obliga a
la intervención. Cuando el feto está próximo al término
el tratamiento puede ser postnatal, pero en algunos
casos precoces se debe actuar in útero.
Las malformaciones pulmonares se hace una
intervención quirúrgica intrauterina .
Las hernias diafragmáticas se pueden corregir en el periodo
postnatal, pero muchos de estos niños mueren por el escaso
desarrollo pulmonar. La corrección intraútero permite evitar la
hipoplasia pulmonar, aunque la corrección es difícil cuando el hígado
se desliza al torax.
La obstrucción de las válvulas pulmonar o aórtica pueden
beneficiarse de la corrección prenatal empleando cateterización
percutánea.
TÉCNICAS GENERALES:
Laparoscopia Obstétrica:
Tratamiento de las alteraciones de
los anejos fetales: Rotura previa
de membranas, Coriongiomas
placentarios, transfusión feto-
fetal en gemelares, ligadura
selectiva de cordón.
Cirugía fetal propiamente dicha:
Cirugía mínimamente invasiva en: Hidronefrosis, se basa en
la descompresión de los riñones para evitar el deterioro del
parénquima renal. Se realiza cuando es bilateral y no hay
otras malformaciones ni cromosomopatías y el feto es
inmaduro. Hay dos tipos de intervenciones, una es la punción
y aspiración de la hidronefrosis (se debe repetir
periódicamente) y otras, colocar un “pig-tail” que comunique
la hidronefrosis y la cavidad amniótica. Se hacen bajo
control ecográfico.
Cirugía a cielo abierto previa histerectomía, para:
Hernia diafragmática, se localiza la placenta y la posición del feto. Se
realiza una laparotomía y una histerectomía fuera de la zona de
inserción de la placenta y lo más próxima al tórax fetal. Como
también se usa la misma técnica para :
Adenomatosis pulmonar congénita, con la misma técnica.
Espina bífida.
Eritroblastosis fetal.
Teratoma.
Hidronefrosis.