You are on page 1of 14

• Discípulo de Jenófones.

• Nació en el año 540 a.c. en Elea.

• Se dedicó a la política dando leyes civiles a su
ciudad.

• Su principio fundamental es el ser.
La afirmación del ser se opone al cambio, al devenir, y a la multiplicidad.
• Es ingénito
• Es imperecedero
• Es entero.
• Es limitado.
• Es inmóvil.
• Es material
• El ser es ingénito, dice Parménides “qué origen se le
buscaría al ser ” ,Si procede del ser entonces no hay
procedencia, puesto que ya es; y si procede del "no
ser" es una contradicción de concebir el "no ser "
como "ser", lo cual resulta inadmisible.

• El ser es imperecedero, ya que si dejara de ser ¿en
qué se convertiría? En "no ser " es imposible, porque
el no ser no es..
• El ser es entero, no puede ser divisible, lo
que excluye la multiplicidad. Para admitir la
división del ser hay que reconocer la
existencia del vacío, es decir, del no ser, lo
cual es imposible

• El ser es limitado, mantenerse dentro de
unos límites que lo encierran por todos
lados.
• El ser es inmóvil, no puede llegar a ser porque
ya es, ni perecer, ni cambiar de lugar, para lo
que sería necesario afirmar la existencia del
no ser, del vacío, lo cual resulta
contradictorio.

• El ser es material, La afirmación de que de el
ser es Uno, finito es claramente una
concepción material del ser.
Para acceder al conocimiento existen dos caminos:

• LA VÍA DE LA VERDAD: es un camino
transitable

• LA VÍA DE LA OPINIÓN: es objeto de continuas
contradicciones y solo apariencia de conocimiento.
• Parte, de la aceptación del no ser, lo cual
resulta inaceptable, pues el no ser no es. Y no se
puede concebir cómo la nada y no puede ser el
punto de partida de ningún conocimiento.
• Lo que no es, no puede ser pensado, ni siquiera
"nombrado".
• Ni el conocimiento, ni el lenguaje permiten
referirse al no ser, ya que no se puede pensar ni
nombrar lo que no es.
• Para alcanzar el conocimiento queda la vía
de la verdad.

• Esta vía está basada en la afirmación del ser:
el ser es, y en la consecuente negación del no
ser: el no ser no es.
El pensamiento solo puede llegar a la
verdad, ignorando los datos de los
sentidos en la medida en que no
respondan a lo que la razón muestra
como verdadero.
• Frente al devenir, y al cambio de la realidad
habla en nombre de la razón: la afirmación de
que algo cambia supone el reconocimiento de que
ahora "es" algo que "no era" antes, lo que
resultaría contradictorio e inaceptable.

• La afirmación del cambio supone la aceptación
de este paso del "ser" "al "no ser" o viceversa,
pero este paso es imposible, porque el "no ser"
no es.
• El conocimiento sensible es un
conocimiento ilusorio, lleno de
apariencia.

• Parménides introduce la distinción entre
razón y sensación, entre verdad y
apariencia.
• Los sentidos nos engañan porque nos
muestran un mundo de multiplicidad
sujeto al cambio y en su lógica Parménides
afirma que este mundo no es.
• “Es necesario decir y pensar que el ser es
y que el no ser no es.”