You are on page 1of 39

3.5.- Estrés como enfermedad psicosocial.

*
Se refiere a las interacciones entre el medio
ambiente del trabajo y las capacidades del
trabajador para desarrollarse mediante percepción y
experiencia dentro o fuera de éste.
• Estrés Laboral.

• Síndrome de Burnout.

• Acoso Laboral (mobbing).

• Adicción al trabajo.

• Acoso sexual en el trabajo.

Nivel óptimo de activación para realizar las
actividades necesarias en nuestra vida
cotidiana, ejerciendo así una función de
protección del organismo. También llamado al
estrés positivo «eustrés».

Nivel de activación del organismo excesivo o
inadecuado según la demanda de la situación.
El término estrés en general se suele utilizar
para referirse al estrés negativo, o «distrés».

Eustrés
(Nivel óptimo
De activación)

Distrés
(Nivel inadecuado
O falta de activación)

Distrés
(Nivel excesivo
De activación)
Estresor es toda aquella situación que perturba la
homeostasis, lo que puede ser percibido como un peligro
real o aparente. La presencia de un estresor produce
inmediatamente la activación del sistema nervioso
vegetativo: glándulas suprarrenales, sistema cardiovascular,
sistema respiratorio y sistema metabólico.
Combinación de las respuestas físicas y emocionales que se producen
cuando los requisitos del puesto no coinciden con las capacidades y los
recursos o las necesidades del trabajador, o bien, cuando las
demandas del trabajo sobrepasan por mucho los límites de capacidad,
conocimiento y habilidad de quienes intervienen en la empresa, desde
el nivel directivo hasta la planta trabajadora.
Manifestaciones externas a nivel motor y
conductual:

• Hablar rápido;
• Temblores;
• Tartamudeo;
• Imprecisión al hablar;
• Precipitación a la hora de actuar;
• Explosiones emocionales;
• Risa nerviosa; y
• Bostezos frecuentes.
Aumento de la vulnerabilidad a ciertos
padecimientos, tales como:

• Infecciones;

• Enfermedades Gastro instestinales;

• Enfermedades Cardíacas;

• Hipertensión;

• Depresión; y

• Alteraciones Cognitivas (memoria,
percepción y solución de problemas)
 La preocupación excesiva,
 La incapacidad de tomar decisiones,
 La sensación de confusión,
 La incapacidad para concentrarse,
 La dificultad para mantener la atención,
 Los sentimientos de falta de control,
 La sensación de desorientación,
 Los frecuentes olvidos,
 Los bloqueos mentales,
 La hipersensibilidad a las críticas,
 El mal humor,
 Una mayor susceptibilidad a sufrir accidentes y
 El consumo de tóxicos.
Manifestaciones internas organizacionales:

Las consecuencias en la organización llegan a influir
negativamente en el rendimiento y la productividad.
Pueden inducir a:

 La enfermedad colectiva,
 Al absentismo laboral,
 Al aumento de la accidentabilidad o incluso a La
incapacidad laboral,

Lo que genera para la empresa problemas graves de
planificación, de logística y de personal.
 Consejos o
recomendaciones
para evitar el
estrés.
1. Organiza tu tiempo. Pon un
horario para cada tarea y
guarda siempre un tiempo del
día para relajarte. Evita que se
acumulen cosas sin hacer, pues
las tareas pendientes son una
gran fuente de estrés.
2. Controla tus emociones
negativas, como el enfado o el
mal humor. Estar enojado por
algo todo el día puede
empeorar mucho tu ánimo y
además ocasionar estrés.
3. La inseguridad provoca
estrés. Si tienes algo
importante que hacer,
asegúrate de estar preparado,
si sientes que algo puede salir
mal, haz previamente una
preparación para asegurar que
salga bien.
4. No te sobrecargues de
tareas. Demasiado trabajo y
poco tiempo de descanso es
perjudicial. Coopera con otras
personas para realizarlas o
realiza primero las más
importantes.
5. Hacer ejercicio libera
tensión y reduce el estrés. Una
caminata, yoga, o cualquier
actividad para liberar energía
puede servir.
6. Está demostrado que las
personas pesimistas se
estresan más. Por ello, mantén
pensamientos positivos y ve el
lado bueno de las cosas.
7. Mejora tus relaciones
interpersonales. La soledad y
las relaciones conflictivas
generan estrés. Júntate con
amigos, familiares, conoce
gente nueva, mejora tu
relación de pareja y mejorará
tu estado de ánimo.
 Consejos o
recomendaciones
para reducir el
estrés.
1. Si es posible, aléjate del
problema y sal fuera para tomar
aire fresco. Un paseo, aunque sea
breve, te proporcionará un
espacio nuevo fuera de estrés y
te permitirá un respiro que a fin
de cuentas te calmará. Un
cambio de escenario puede ser
excepcionalmente terapéutico.
2. La meditación suele pasarse
por alto o considerarse una
práctica difícil, pero en
realidad no es así. No hay
ningún misterio en las
técnicas, solo necesitas
centrarte en despejar tu
mente.
4. Las infusiones puedes ser
una excelente ayuda para la
relajación. Empleando un
método de prueba y error
pronto encontrarás las mejores
infusiones para ti. En todo
caso, la manzanilla ha sido
siempre una de las favoritas
para calmar la tensión.
5. Comprar juguetes anti
estrés. Apretando una pelota
anti estrés o golpeando un
saco de arena, se centra tu
energía interna negativa en
ello. Esto ayuda a aliviar
frustraciones y las saca de tu
interior.
6. La respiración es de vital
importancia. Cuando alguien
está tenso, su respiración se
vuelve irregular. Toma cinco
minutos para alejarte de la
situación de estrés y
concéntrate en respirar.
Respira profundamente,
aliviarás la tensión y te
ayudará a centrar tu mente.
Es importante establecer la relación entre la
presencia de un daño a la salud sufrido por el
trabajador y su actividad asalariada, es lo
determinante para su reconocimiento como
accidentes o enfermedades profesionales.
"Toda lesión orgánica o perturbación funcional
inmediata, o posterior, o la muerte producida
repentinamente en ejercicio con motivo del trabajo,
cualesquiera que sea el lugar y el tiempo en que se
preste."
"Todo estado patológico derivado de la acción continuada de
una causa que tenga su origen o motivo en el trabajo o en el
medio en el que el trabajador se vea obligado a prestar sus
servicios."
Una conclusión sobre la posibilidad de reconocimiento legal de
enfermedades a los factores psicosociales y el distrés laboral, es que
esa posibilidad está legalmente abierta, de acuerdo a las definiciones
legales vigentes de accidente y enfermedad de trabajo contenidas en
los artículos 473, 474 y 475 de la LFT.