You are on page 1of 7

Caracterizado por actividad neuronal que con lleva a

hallazgos físicos peculiares como la contracción y
distensión repetida y temblorosa de uno o varios
músculos de forma brusca y generalmente violenta.
Una convulsión que persiste por varios minutos se
conoce como status epilepticus, mientras que la
epilepsia es la recurrencia de crisis epilépticas de
manera crónica.
Consideraciones Generales
ataques o convulsiones
clasificar
“simples” “complejos”
clasificar
generalizados focales
Muchos tipos de ataques ocasionan desmayos con movimientos
espasmódicos o temblor del cuerpo. Sin embargo, algunos ataques
consisten en episodios de mirada fija que pueden pasar inadvertidos.


En los recién nacidos y los
bebés:
Traumatismos durante el parto.
Problemas congénitos (de
nacimiento).
Fiebre / Infecciones.
Desequilibrios químicos o
metabólicos en el cuerpo.
En los niños, adolescentes y
adultos:
Alcohol o drogas.
Traumatismos en la cabeza.
Infecciones.
Condiciones congénitas.
Factores genéticos.
Enfermedad progresiva del
cerebro.
Derrame cerebral.
Motivos desconocidos.
Otras causas de convulsiones son
las siguientes:
Un tumor en el cerebro.
Trastornos neurológicos.
Síndrome de abstinencia de
drogas.
Medicamentos.
¿Cuáles son los distintos tipos de
convulsiones?
CRISIS FOCALES
SIMPLES
Distintos síntomas dependiendo del área del
cerebro afectada. Si el funcionamiento
anormal del cerebro es en el lóbulo occipital
el paciente puede sufrir alteraciones de la
vista. Normalmente la convulsión afecta a los
músculos.
CRISIS FOCALES
COMPLEJAS
generalmente ocurren en el lóbulo temporal
del cerebro. Generalmente el paciente
pierde el conocimiento y puede presentar
diversas conductas. Cuando la persona vuelve
en sí puede sentirse cansada o somnolienta.
Esto se denomina período postictal.
Crisis de ausencia ("petit mal", o
conv de ausencia)
persona se queda con la mirada fija. Por lo
general, manteniendo la misma postura
durante toda la convulsión. suele durar más
de 30 segundos.
Crisis atónicas
(ataques de la caída)
Crisis tónico clónicas
generalizadas
Convulsiones febriles
aparición de cinco fases diferentes. El
cuerpo, los brazos y las piernas se contraen
, se estiran y tiemblan, seguidas por un
período clónico y el período postictal.
pérdida súbita del tono muscular con lo que
la persona puede caerse si está de pie
Son más frecuentes en los niños de entre 6
meses y 5 años de edad, y puede haber
antecedentes familiares de este tipo de
convulsiones.
¿Cuáles son los síntomas de una
convulsión?
Mirada fija.
Sacudidas de los brazos y las piernas.
Rigidez del cuerpo.
Pérdida del conocimiento.
Problemas para respirar o pausas de la respiración.
Pérdida del control de la vejiga o el intestino.
Caída súbita sin motivo aparente.
Falta de respuesta a los ruidos
Verse confundido o aturdido.
Adormecimiento e irritabilidad al despertarse por las mañanas.
Cabezadas.
Períodos de mirada fija y parpadeos rápidos.
NO SE DEBE refrenar a la víctima
NO SE DEBE colocar nada entre los dientes de la víctima durante un
ataque
NO SE DEBE mover a la víctima, a menos que esté en peligro
NO SE DEBE tratar de detener las convulsiones de la víctima.
NO SE DEBE administrar nada por vía oral a la víctima hasta que hayan
cesado las convulsiones y ésta se encuentre totalmente consciente y alerta