You are on page 1of 21

Pedagogía musical

Métodos de educación musical
Primera entrega
Método Kodály
 El creador de este método fue el eminente compositor y
pedagogo Zoltán Kodály, nacido en Hungría en 1882 y muerto en
1868.
 Junto a otro compositor húngaro, Béla Bartók, abordó con
profunda dedicación el estudio del folklore de su país. La
sistematización metodológica del folklore húngaro le sirvió de
base para su actividad didáctica y la reestructuración de los
estudios en todas las escuelas, propendiendo con ello a elevar el
nivel musical de las masas.
Método Kodály
 Consideraba que las canciones cantadas por los niños en las
escuelas de las ciudades, no eran ni húngaras ni bellas y que, en
cambio, los escolares del campo cantaban muchas canciones de
muy buen nivel, desconocidas por las personas de las ciudades.
Es así, como se pone en campaña y dice que “para introducir el
folklore en las escuelas tuve que obrar contra la práctica de los
pedantes. Llegué a la conclusión de que solamente los mejores
maestros pueden producir buenos resultados, por lo que me
pareció de la mayor urgencia producir buenos maestros y
elaborar nuevos métodos.”
Método Kodály
 Objetivos del Método Kodaly:
 Objetivos generales:
 Valerse específicamente del canto, por ser la voz
humana el instrumento más bello y perfecto.
 Educar musicalmente al niño en su edad pre
escolar y escolar.

Método Kodály
 Objetivos específicos:
 Capacitar a los niños para la lectura e interpretación
musical expresiva y entonada.
 Comenzar con el canto coral desde muy temprano,
desarrollándolo progresivamente.
 Desarrollar gradualmente el sentido rítmico y melódico del
niño mediante canciones y juegos.
 Incentivar y orientar la creatividad mediante la
improvisación rítmica y rítmico-melódica.
 Capacitar al niño para cantar en cualquier tonalidad gracias
al sistema del “Do movible”.
 Emplear gestos manuales que el niño debe realizar
simultáneamente al cantar, para indicar la diferencia de
altura de los sonidos, en función de la tónica de Do.
Método Kodály
Abordando las técnicas de trabajo, distinguimos claramente
dos aspectos:
Aspecto rítmico:
Los fines primordiales, en general, tienden a lograr la
conservación de la velocidad, la exactitud en la relación de
los valores y la fácil memorización de las frases rítmicas.
Parte del concepto del pulso y su doble velocidad, que
gráficamente los representa por la negra ( ) y las dos
corcheas ( ) respectivamente, y en su interpretación
recurre al lenguaje mediante determinadas sílabas que
representan estos valores. Es así como las figuras no sólo
se percuten, sino que se leen:

Ta = y TI TI =
Método Kodály
Luego se van agregando otros elementos :
Silencio de negra:
Silencio de corchea :
La blanca (doble lentitud del pulso):
TA-A
La blanca con punto :
TA-A-A
La redonda:
TA-A-A-A
Las cuatro semicorcheas :
TI RI TI RI
Método Kodály
Negra con punto y corchea:
TA(I) TI

Corchea y negra con punto:
TI TA(I)

Corchea con punto y semicorchea:
TIM RI
Método Kodály

Semicorchea y corchea con punto:
TI RIM

Semicorchea corchea semicorchea :
TIM RIM RI (Síncopa)

Las principales actividades en torno a la capacidad rítmica, giran
alrededor de:
dictados rítmicos (con palmeo), en forma individual y por grupos;
canon rítmico percutido (el número e los grupos dependerá del nivel
de los alumnos), y
lectura mediante sílabas rítmicas, cuyo detalle ya se ha indicado
anteriormente.
Método Kodály
Aspecto melódico:
Inicialmente, se discrimina sólo entre sonidos graves y agudos,
debiendo el niño indicar con la mano (o brazo) abajo los graves.
Luego se introduce un tercer grupo que corresponde a los
sonidos de mediana altura, para los cuales él pondrá la mano a
la altura del tórax. Todo esto sustentado con la entonación de los
mismos. Al pasar a la denominación de los sonidos, se comienza
con los sonidos SOL y MI, a los que paulatinamente aplica los
ritmos que se van conociendo.
Ejemplo:
2 = 2
4 Sol Mi Sol Sol Sol Mi
Método Kodály
O, también, en una pizarra portátil o franelógrafo ubica los sonidos,
representados por las figuras, en el pentagrama. Para mayor
aclaración, presentamos también los diferentes signos
fonomímicos, o signos manuales:
Método Kodály
El orden gradual en que van apareciendo los sonidos, es:

SOL – MI – LA – RE – DO – LA, – DO‟ – FA – TI (= SI) – TI, RE‟ –
MI‟.

(El signo „ colocado al lado derecho arriba del nombre de la nota,
significa que ésta se encuentra una octava más arriba de la nota
del mismo nombre, pero sin ese signo; si éste se encuentra al
lado derecho inferior del nombre de la nota, significa que ésta se
encuentra una octava más abajo que la del mismo nombre, pero
sin el signo).
Método Kodály
Por el orden en que van apareciendo las notas, es fácil deducir que
los modos se suceden, primero el pentatónico mayor
(SOL – MI – LA – RE – DO), luego el pentatónico menor
(SOL – MI – LA – RE – DO – LA), y el diatónico mayor
(SOL – MI – LA – RE – DO – LA, - FA – TI (= SI) con el diatónico
menor (menor natural) que, al agregarse los sonidos FA y TI (=
SI) aparecen simultáneamente.

Todo nuevo sonido que el niño incorpora a su saber, es
alimentado por una gran variedad de canciones, de actividades
auditivas, creaciones, juegos, etc., para afianzar el conocimiento
de él.
Método Kodály
Las notas alteradas con Sostenido cambian la vocal final de su
nombre por “i”. Ejemplo: Do# será DI, Re# será RI, etc. Las notas
alteradas con Bemol cambian la última vocal de su nombre por
“a”, con lo cual Mib será MA, Reb será RA, etc.

Es fundamental en este Método el sistema de solmisación
relativa, es decir, según el DO movible. Consiste éste en la
lectura entonada partiendo de un sonido que se llama “SO”
(= SOL), sea cual fuere la altura en que se entone, para llegar al
intervalo que originará más tarde la escala pentáfona y que
siempre se llamará “SO-MI” (3ª. Menor). El hecho que cualquier
sonido puede ser un “SO”, tiene la ventaja que se adapta
fácilmente al registro vocal del niño.
Método Kodály
Pese a que los aspectos rítmicos y melódicos más importantes en
la aplicación del Método Kodaly se les haya presentado
separadamente, sin embargo, durante el proceso enseñanza-
aprendizaje, se integran.

“Para la enseñanza del solfeo relativo se comienza por la
figuración rítmica, luego se coloca debajo de cada figura la inicial
de la nota respectiva (la que se cantaba con los signos
manuales) y se solfea teniendo en cuenta la figuración rítmica y
la inicial de la nota (nunca se solfeará sin entonar). Esta fase del
solfeo relativo es imprescindible, asegura exactitud en el ritmo y,
aunque no lo aparenta, es más sencilla que la notación
pentagramal. Debe emplearse abundantemente en el dictado
musical.” (A.Yepes).


Método Kodály
Ejemplo:
2
4
s s m m s m s s m r d d

En los modos pentáfonos (mayor y menor) se podrán realizar las
prácticas más variadas:
 Dictados melódicos en forma intensiva utilizando los signos
manuales.
 Canon melódico.
 Improvisaciones mediante “preguntas” y “respuestas”.
Método Kodály
Los nombres de las notas también podrán ser reemplazados por
los números correspondientes, de acuerdo con el orden que los
sonidos tienen dentro de la escala de DO. Ejemplo:
DO = 1, RE = 2, MI = 3, FA = 4, SO = 5, LA = 6 y TI (SI) = 7.
De modo que, repitiendo el ejemplo arriba expuesto, sería:

2
4
5 5 3 3 5 3 5 5 3 2 1 1
Gran importancia se da a la temprana iniciación del canto a dos
voces, tarea que ya puede comenzar cuando los alumnos hayan
internalizado el intervalo de 3ª. Menor, empezando por cantar en
canon. Los mismos ejercicios arriba presentados, nos servirán de
ejemplo para ilustrarlo:
Primer grupo:



Segundo grupo:
Método Kodály
Método Kodály
Cuando sólo se trata de cantar en cualquiera de los dos modos
pentáfonos (mayor, menor), la simultaneidad de dos sonidos
diferentes no crea absolutamente ninguna dificultad, y el profesor
puede fácilmente crear las más variadas combinaciones, como
también incentivar a sus alumnos a hacerlo.

Referente al instrumental utilizado, Kodaly recurre a todos los
instrumentos de percusión de fácil manejo (y de poco costo) para
desarrollar el sentido del ritmo y la captación del proceso lecto-
escritural. Entre los instrumentos de percusión de sonido
determinado, estima que un xilófono soprano es de mayor
conveniencia, especialmente durante toda la etapa de la
pentafonía. Más tarde, un sistro alto con baqueta de fieltro puede
sustituirlo o agregarse. Este será de gran utilidad para los
alumnos de menos condiciones auditivas.
Método Kodály
Por añadidura, este instrumental servirá para acompañar en la
entonación de intervalos, distinguirlos auditivamente, reconocer
melodías estudiadas con anterioridad, dar la primera nota de la
melodía que se cantará y, por último, será un excelente puente
de enlace entre el solfeo relativo y el comienzo del solfeo basado
en el DO fijo.
Para finalizar esta presentación, a grandes rasgos, del Método
Kodaly, diremos que el eminente músico y pedagogo húngaro
tiene a su haber no sólo un amplio repertorio creado por él
mismo para ponerlo en práctica, sino que, preocupado por la
formación de un buen auditor, los alumnos paralelamente
realizan audiciones de temas escogidos, de acuerdo con su
edad. Es así, como existe una selección de dieciocho discos –
diez para la enseñanza básica y ocho para la enseñanza media –
con los temas musicales seleccionados por el propio maestro
ZoltanKodaly.
Método Kodály
En otras entregas de Uruguay Educa, podrán informarse sobre los
métodos:
- Dalcroze
- Susuki
- Martenot
- Ward
- Orff
- Willems