You are on page 1of 21

Fundamentos Políticos del

Derecho Internacional

Capítulo I y III
Morton A. Kaplan
Nicholas de B. Katzenbach


Modulo de Derecho Internacional
Público, Universidad de Talca
Prof. Ivan Obando Camino
Ayudante. Cristian Rojas Garrido
Capítulo I. El Derecho en la comunidad
Internacional
 El sistema internacional, a diferencia de las
instituciones nacionales de carácter legal y
gubernamental, donde prevalece la
institucionalidad, a cargo de legisladores, jueces,
policías etc., cuenta con procesos de gobierno-ley
mucho menos desarrollados que los que se realizan
dentro de cada nación. La organización política
está considerablemente descentralizada en
naciones-estados, que toman parte principal en el
proceso. Las instituciones políticas y legales, para
dictar, aplicar e interponer directrices formales a la
comunidad, no están bien diferenciadas, de hecho
existe un tribunal mundial, pero existe legislatura ni
poder ejecutivo mundial.
Durante la historia ha habido numerosos
autores tales como Hobbes, Pufendorf,
Austin etc., quienes han dudado del
carácter legal del derecho internacional.
Los conflictos entre las naciones por
ejemplo, no se deciden por un poder
judicial de carácter mundial, y no existe
tampoco un organismo que haga cumplir
dicha ley, más bien su estructura es
horizontal y se compone sobre todo, de
centros formalmente iguales de autoridad
legal, llamados estados.
El Derecho Internacional como “Ley”
En el ámbito nacional, rara vez se desarrolla
una controversia en estos términos, por que
tenemos en los tribunales nacionales una
institución cuyo fallo aceptamos como
definitivo. Es por lo anterior que muchas
veces creemos equivocadamente que las
dudas sobre la eficacia de un sistema legal
carente de juez alguacil mayor, han servido
para describir al derecho internacional
como un sistema “voluntario”, basado en el
consentimiento de los estados.
La función judicial y el proceso legal
1. Los estudiosos del derecho han concentrado
principalmente su atención, desde hace mucho
tiempo, en el proceso legal y se ha escrito
mucho, a excepción del nivel constitucional,
sobre la interacción de la legislatura y de los
tribunales en su mutuo ajuste a los procesos
sociales. La suposición de los fallos y sentencias
imparciales pasa por alto el papel político de los
jueces y la repercusión de las normas legales
vigentes sobre el proceso legislativo, tratando de
encontrar una dicotomía desprovista de realidad
entre los procesos judicial y legislativo.
En una sociedad más o menos tradicional,
los jueces pueden desempeñar,
importantes funciones legislativas, ya que
cuando dirimen conflictos, acreditan las
normas tradicionales que integran la ley
formal, al aplicarlas. Tal fue el método del
derecho común, y también ha influido en
otros sistemas. Pero al ir perdiéndose la
tradición y desarrolladse nuevas políticas
populares, cambió esta función judicial. Los
jueces se independizaron, con lo cual
quedaron protegidos de la autocracia.
Actualmente la función de juez como
árbitro imparcial excluye la parcialidad
política declarada. Al estar bajo
funcionarios políticos en cuestiones de
determinación de orientaciones, tiene que
andar con cuidado para evitar crear
doctrina nueva y así evitar controversias.
Carece de medios para poner a prueba sus
propuestas en una tribuna amplia. El
pasado es para él una guía mucho más
segura que las visiones alucinadas de una
sociedad nueva. Pero puede ejercer su libre
albedrío; alguna de las soluciones posibles
tienen efectos estabilizadores sobre las
instituciones y valores de la sociedad, y
hasta crear valores considerados justos.
Naturaleza del proceso político
Parte del proceso político consiste en un
debate para determinar cuáles son los
valores y las ideas de interés público que
van a prevalecer. También forma parte de
este proceso político la contienda para
determinar quién ocupa los distintos puestos
de responsabilidad.
El dirigente político que cuenta con la
fuerza suficiente para cambiar la estructura
del gobierno contra la oposición política, no
es probable que consienta la frustración
judicial de sus objetivos políticos.
Naturaleza del sistema legal
internacional
Lo primero que tenemos que tener en
cuenta es que el sistema carece de
autoridad central legislativa y judicial,
excepto la que supone la Organización de
las Naciones Unidas y la Corte Internacional
de Justicia.
El rasgo característico del gobierno-ley
internacional es su estructura horizontal, de
autoridad compartida por muchos.
 Dentro de un sistema desarrollado de gobierno-ley,
como el de las democracias occidentales, los
cambios en las disposiciones legales vigentes se
llevan a cabo por diferentes instituciones, que
desarrollan funciones y técnicas distintas. El cambio
gradual y moderado puede ser, realizado por el
poder judicial, al resolver controversias concretas,
el ejecutivo puede formular reglas, o sugerir a la
legislatura.
 En el gobierno-ley internacional, no existe, como ya
hemos señalado, separación ninguna de funciones
por el estilo, y los mecanismos legislativos son
primitivos y torpes en comparación con los
nacionales.
 Los tratados son codificaciones de prácticas
anteriores y como tales desempeñan la útil función
de hacer las regla más fijas y estables. En este
sentido la codificación de normas internacionales
se parece a la de las nacionales, como ha venido
haciéndose en los Estados Unidos, Inglaterra y otro
países, durante el último siglo. El tratado constituye
un medio eficaz para aplicar al ámbito nacional el
derecho internacional, constituyendo un
procedimiento para conseguir objetivos tácticos
relativos a asuntos que antes no estaban regulados
ni restringidos por disposiciones internacionales, o
para recabar apoyos a un punto de vista
particular, en el que son tan numerosas las razones
contradictorias basadas en el derecho
“consuetudinario”, que provoca problemas sobre
decisiones practicas en un caso concreto.
No hay estado que quiera abandonar el
principio de que deben cumplirse los
acuerdos (Pacta Sunt Servanda), como
tampoco desea, en la esfera nacional,
desprenderse de la idea de que las leyes
tienen que ser acatadas. Pero al mismo
tiempo, se ha visto numerosas veces que
cuando el concepto de “negociación” se
proyecta demasiado hacia el futuro,
cuando se advierte que un acuerdo ha sido
impuesto injustamente o forzado (como el
tratado de Versalles), o cuando una de las
partes está convencida de que ya no hay
proporción en las prestaciones, surgen las
dificultades.
Capítulo III, La estructura teórica del
Derecho Internacional
 La teoría y la doctrina contemporánea del
derecho internacional son producto de la
formación de la nación-estado europea y de su
evolución en los últimos cuatro siglos. Uno de sus
pilares es el mito del estado soberano quien fue
reflejo exacto del poder de las nuevas entidades
nacionales para rechazar el arbitraje exterior de las
instituciones político-religiosas contra las que se
sublevaron. El acuerdo entre España y Portugal,
sobre que no debían elevarse al Papa y las
desavenencias respecto a colonización, demostró
la energía e independencia de las nuevas
unidades políticas.
3 Grandes Fases
1.- Período desde el Renacimiento hasta el
Congreso de Viena.

2.- Período entre el año 1815 hasta la
primera guerra mundial.

3.- Período desde la primera guerra mundial
hasta nuestros días.
Período desde el Renacimiento hasta el
Congreso de Viena.

Derecho Natural y Derecho de Naciones:

Las claves para entender este período son en
primer lugar, el tener claro que el derecho
internacional tiende a ser visto como parte
de una ley universal de la naturaleza.
La segunda clave es tener presente que la
mayor parte de las leyes nacionales
estaban basadas en la costumbre y en las
ideas comunes de la moralidad.


 La tercera clave, es tener presente el
aspecto institucional del derecho, donde la
política exterior estaba orientada a sostener
al monarca.

Al considerar el derecho de las naciones
como parte del derecho natural, los juristas
basaron sencillamente su existencia en la
necesidad y en la razón, al tratar de evitar
que los estados viviesen en situación
constante de guerra.

Del Congreso de Viena a la segunda
Guerra Mundial: Positivismo.
 Durante el siglo transcurrido entre los años 1815 y
1914, el derecho de las naciones se convirtió en
derecho internacional. A este cambio
contribuyeron distintos factores tales como;
 - El Congreso de Viena es el punto de partida, si
consideramos que en 1815 se reunieron las grandes
naciones a legislar, y no tan sólo para Europa sino
para el resto del mundo. El congreso marca el
reconocimiento formal del sistema político central
de la política mundial durante un siglo.
 Esta europeización del derecho internacional fue
considerada por autores del siglo XIX como el
“derecho de las naciones civilizadas”.
El positivismo, parte de la premisa básica de
que el derecho es cuestión de
consentimiento político formal y no de
principios morales universales. La moralidad
no tenia importancia, sencillamente
quedaba supeditada al sentido común. En
un sistema político mundial en el que la paz
dependía de la flexibilidad de las alianzas y
movimientos, difícilmente podían las
naciones permitirse el lujo de subordinar su
criterio político a puntos de vista morales.
La doctrina desde 1914
 La teoría formal del derecho internacional ha
cambiado mucho menos considerablemente que
la política internacional, desde la primera guerra
mundial. Todavía seguimos pensando de
conformidad con las normas reguladoras de los
estados soberanos que han aceptado su carácter
obligatorio y que, cuando no hay tales normas,
pueden proceder independientemente. Muchas
de ellas son dudosas todavía, y hay numerosos
nuevos participantes, pero la comunidad
internacional sigue estando compuesta por
estados soberanos, teóricamente iguales e
independientes.
Sin embargo, dejar las cosas así equivaldría
a mermar importancia a lo que está
ocurriendo de hecho, porque, hasta ahora,
los acontecimientos y las instituciones han
dejado atrás a la teoría. Sería de lo más
extraño el que dos guerras mundiales, el
movimiento comunista, los horrores de
Belsen, la explosión de Hiroshima y la
conquista del espacio, tuviesen cabida
dentro del marco del siglo XIX, sin efectuar
reajustes trascendentales en toda la
estructura.
A lo anterior cabe mencionar la objeción
hecha por los realistas al positivismo, tal
como lo presentaban Austin y sus
seguidores, fue sencillamente que los
tribunales no procedían ni podían proceder
de acuerdo con su teoría, y que quizá fue
mejor así. Este nuevo examen de los
postulados en función de la experiencia y
del conocimiento de cómo proceden los
individuos y los grupos es lo que hace
“realista” al realismo. Sin embargo, el
realismo todavía no presenta una teoría
definitiva que sustituya a la discutida.