You are on page 1of 5

Juan Carlos González

C.I. 16483052
Educación Física II
Ing. Industrial.
1. Se debe realizar una historia clínica para indagar sobre:

• Antecedentes familiares y personales, enfermedades o cirugías que se hayan presentado
• Es importante saber si se tienen alergias alimentarias o intolerancia a algún alimento.
• Dentro de esta histórica clínica se pregunta cómo es la dieta habitual, es decir lo que se acostumbra comer y en
qué cantidad.
• Si se tienen estudios de laboratorio con una química sanguínea, biometría hemática, etc., se debe proceder a
analizarla para informarnos cómo está el estado de salud de la persona (se deben tomar en cuenta estudios que se
hayan hecho de preferencia en el último año)
• Con respecto a cambios de peso, se debe analizar cuál ha sido el peso en el que la persona ha estado fluctuando
en el último año y proponer una meta de peso de acuerdo a la realidad.
• Teniendo en cuenta preferencias de alimentos, es de vital importancia preguntar al paciente si hay algún alimento
que no le guste o por el contrario, que consuma diario, ya que si al paciente no le gusta lo que va a tener que
comer, simplemente no lo hará y no funcionará el plan de alimentación.
• Los malos hábitos deben quitarse paulatinamente para que realmente funcione.
2. Requerimiento calórico al día de la persona
¿Qué es esto?; es el número de calorías que requiere un individuo de acuerdo a los siguientes factores:
• Sexo
• Talla (Estatura)
• Edad
• Kilos que según a la estatura y complexión debería pesar la persona
• Actividad física (Días y tiempo a la semana que se destinan a la realización de ejercicio)
Y este punto es realmente aplicación de matemáticas: Si comes más de lo que requieres, subirás de peso. Si gastas
menos de lo que comes (falta de ejercicio), subirás de peso. Y aunque pocos lo crean, si comes menos de lo que deberías
comer, también puedes subir de peso. En cuanto a este punto te invitamos a leer el artículo de “Respuesta Metabólica al
ayuno” de sistema fitness.


3. Una vez teniendo el requerimiento, se deben distribuir las calorías de forma balanceada.
Esto quiere decir, que debe haber cierta cantidad de proteínas, grasas e hidratos de carbono.
4. Por último se debe hacer un balance de Micronutrimentos.
Se les llama Micronutrimentos a las vitaminas y los minerales.
Existe una dosis diaria recomendada de cada vitamina y cada mineral para así evitar deficiencias o excesos en los
mismos.


Conclusiones: Juan Carlos González.

Las variables mencionadas para la elaboración de un plan nutricional, obligan a mirar a cada persona como un ser
individual, considerando esto cada plan nutricional tiene un especificidad determinada principalmente por las
características de la persona, incluso en algunos casos hasta el factor económico y la accesibilidad a los diferentes
rubros de alimentos es una variable a considerar en la estructuración de un plan nutricional individual adecuado y
adaptado a los requerimientos del individuo..



Gimnasta: En definitiva, desde un punto de vista práctico, después de un ejercicio físico, ese deportista debería comenzar a beber
inmediatamente entre 1,5 a 2 litros de agua en los que se han disuelto, por ejemplo, 50-70 gramos de glucosa o maltodextrina/litro. Entre
1,5 y 2 horas después, debería tomar una comida que contenga, por ejemplo una ensalada fría a la que se añade arroz, o patata cocida, o
guisantes. Además, un plato que combine carne y arroz o puré de patata. También es aconsejable incluir alimentos como yogur de frutas,
arroz con leche, banana, zumos de frutas, uvas pasas; y la bebida energética con la concentración de carbohidratos ya descrita, que habrá
que seguir consumiendo durante las horas posteriores hasta completar un total de 500 a 600 gramos de carbohidratos.
Halterofilia: Lo más adecuado es un 15% de calorías en forma de proteínas. No suelen ser necesarios los suplementos, a menos
que no se pueda ingerir la cantidad de nutrientes que se requiere al día por alguna razón. Lo importante es una dieta adecuada con
proteínas, hidratos, vitaminas y otros nutrientes.
Además, es muy importante la hidratación para un rendimiento óptimo, consumiendo líquidos antes, durante y después de practicar la
halterofilia o deportes de fuerza. No sólo se bebe cuando se tiene sed, porque se tiene sed cuando el cuerpo empieza a deshidratarse, hay
que beber con más frecuencia.
La cantidad de calorías que se requiere en este tipo de deportes suele ser de más de 3000 calorías, poco más, con un 15% en proteínas,
50% en hidratos y 30% en grasas.
Niño de 6-10 años: Lee y compara las etiquetas de los alimentos y prefiere los que tengan menos grasas, azúcar y sal
(sodio).
• Si quieres tener un peso saludable, evita el azúcar, dulces, bebidas y jugos azucarados. Come alimentos con poca sal y saca el salero de
la mesa.
• Cuida tu corazón evitando las frituras y alimentos con grasas como cecinas y mayonesa.
• Come 5 veces verduras y frutas frescas de distintos colores, cada día.
• Para fortalecer tus huesos, consume 3 veces en el día lácteos bajos en grasa y azúcar.
• Para mantener sano tu corazón, come pescado al horno o a la plancha 2 veces por semana.
• Consume legumbres al menos dos veces por semana, sin mezclarlas con cecinas.
• Para mantenerte hidratado, toma 5 a 6 vasos de agua al día.