You are on page 1of 21

Medicina folklórica.

El caso peruano

Folklore: conocimiento popular

fenómenos que cumplen un lento proceso de asimilación en el seno del pueblo, cuyas manifestaciones alcanzan todos los aspectos de la vida popular. El folklore se adquiere y difunde mediante la experiencia y la palabra, dotando de sentido a la realidad circundante. El folklore es

un fenómeno universal, pues se

haya presente en todas las sociedades.

<a href=Folklore: conoci miento popular Llamamos folklore al cúmulo de fenómenos que cumplen un lento proceso de asimilación en el seno del pueblo, cuyas manifestaciones alcanzan todos los aspectos de la vida popular. El folklore se adquiere y difunde mediante la experiencia y la palabra, dotando de sentido a la realidad circundante. El folklore es un fenómeno universal, pues se haya presente en todas las sociedades. " id="pdf-obj-1-13" src="pdf-obj-1-13.jpg">

Medicina folklórica

Medicina folklórica Es el conjunto de ideas, conceptos, creencias, mitos y procedimientos relativos a las enfermedades:

Es el conjunto de ideas,

conceptos, creencias, mitos

y procedimientos relativos a las enfermedades: su

etiología, nosología y

procedimientos dé diagnóstico, pronóstico, terapéutica y prevención, que se transmiten por

tradición y verbalmente, de

generación en generación.

Medicina folklórica. Bases conceptuales

La medicina folklórica se

sustenta en los siguientes

conceptos:

Dinamismo manismo. Según el antropólogo Claude Lévi-

Strass, las diversas culturas no occidentales entienden al mundo como compuesto por diversas potencias pertenecientes a los

entes que pueblan la realidad.

Estas potencias adquieren el nombre genérico de mana.

Medicina folklórica. Bases conceptuales La medicina folklórica se sustenta en los siguientes conceptos: • Dinamismo –
<a href=Medicina folklórica. B ases teóricas Esta concepción dinámica de la realidad, unida a la idea de mana, dan forma a un nuevo concepto: el manismo. Este se define como el culto a un determinado tipo de mana, la de los hombres muertos, quienes son considerados como divinidades tutelares a los cuales hay que reverenciar, con el fin de utilizar su fuerza o potencia vital. " id="pdf-obj-4-6" src="pdf-obj-4-6.jpg">

Esta concepción dinámica de la realidad, unida a la idea de mana, dan forma a un nuevo concepto: el manismo. Este se define como el culto a un determinado tipo de mana, la de los hombres muertos,

quienes son considerados

como divinidades tutelares a los cuales hay que reverenciar, con el fin de utilizar su fuerza o

potencia vital.

Medicina folklórica. Bases

conceptuales

Concepción animista del mundo. El animismo es la concepción del alma (del latín animus o espíritu) como

principio de la acción de los

fenómenos vitales. Todos los entes

tienen potencia porque poseen un principio espiritual que los activa. Incluso, en algunas culturas se concibe al alma como independiente

del cuerpo, tanto en su supervivencia

(inmortalidad) como en su movimiento (transmigración).

Medicina folklórica. Bases conceptuales • Concepción animista del mundo. El animismo es la concepción del alma

Medicina folklórica. Bases

conceptuales

Medicina folklórica. Bases conceptuales • Pensamiento intuitivo-causal. Los objetos y fenómenos se enlazan por semejanza o

Pensamiento intuitivo-causal. Los objetos y fenómenos se enlazan por semejanza o parecidos externos y por supuesta identidad, y no por una relación real o causal, predominando entonces un

pensamiento “asociativo” y

“analógico”. Un ejemplo de ello

es la creencia en que aquello que causa una enfermedad,

puede curarla.

Medicina folklórica. Bases

conceptuales

Creencia en la sujeción del ser humano a las potencias naturales. Las plantas, las cosas, los animales y las personas poseen fuerzas especiales por las cuales curan, alimentan, envenenan o

matan. Propiciando estas

potencias, se puede adquirir dones como el de la clarividencia, la adivinanza, los

augurios, la lectura de

pensamiento y la sugestión.

Medicina folklórica. Bases conceptuales • Creencia en la sujeción del ser humano a las potencias naturales.

Medicina folklórica. Niveles de

lucha contra la enfermedad

Medicina folklórica. Niveles de lucha contra la enfermedad • Adquiriendo el favor de las entidades que

Adquiriendo el favor de las entidades que gobiernan la vida natural. La incertidumbre de la existencia humana

produce que el hombre

busque fortalecer su potencia vital, protegerse y adquirir influencia sobre fuerzas y

poderes mediante los actos

mágicos que, como fuerzas activas, neutralizan y

destruyen a las negativas.

Medicina folklórica. Niveles de

lucha contra la enfermedad

Práctica de la magia pasiva. Esta se basa en normas

prohibitivas que tienen por fin

evitar o prevenir que el fenómeno mágico o desconocido se realice.

La expresión de estas normas

prohibitivas está, entre otras, en la

abstención de la ingesta de ciertos alimentos, en la abstinencia sexual, en no tocar a la mujer que menstrúa, etc. Toda

esta magia pasiva representa, en

medicina folklórica, la prevención de las enfermedades.

Medicina folklórica. Niveles de lucha contra la enfermedad • Práctica de la magia pasiva. Esta se

El médico-hechicero

<a href=El médico-hechicero Este personaje es quien ejerce, en sus diversas modalidades, la cura de enfermedades o dolores en una sociedad. Los nombres del intérprete pueden variar de acuerdo con las regiones y los procedimientos que emplea. Con el nombre de brujo o hechicero se denomina a aquellos que realizan su arte bajo el influjo del demonio o de otros entes sobrenaturales. El curandero, en cambio, designa a quien practica su quehacer sobre la base de cierto conocimiento empírico. " id="pdf-obj-10-5" src="pdf-obj-10-5.jpg">

Este personaje es quien ejerce, en sus diversas

modalidades, la cura de

enfermedades o dolores en una sociedad. Los nombres del intérprete pueden variar

de acuerdo con las

regiones y los procedimientos que emplea.

Con el nombre de brujo o hechicero se denomina a aquellos que realizan su arte bajo el influjo del demonio o de otros entes

sobrenaturales. El curandero, en cambio, designa a quien practica

su quehacer sobre la base de cierto conocimiento empírico.

La medicina folklórica en el Perú.

Concepción nativa.

El hombre andino proyecta su ser en las cosas materiales. Los animales, cerros, ríos, fuentes, lagunas,

quebradas, tenían vida y espíritu; se

comunicaban con ellos en tanto entes poseedores de vitalidad

antropomórfica.

Las relaciones entre hombre y naturaleza, según la concepción andina, estaban compuestas por una mezcla entre temor e impotencia.

Frente a la naturaleza no queda más

que la sumisión; esta es un espacio de potencias incontrolables.

<a href=La medici na folklórica en el Perú. Co ncepción nativa. El hombre andino proyecta su ser en las cosas materiales. Los animales, cerros, ríos, fuentes, lagunas, quebradas, tenían vida y espíritu; se comunicaban con ellos en tanto entes poseedores de vitalidad antropomórfica. • Las relaciones entre hombre y naturaleza, según la concepción andina, estaban compuestas por una mezcla entre temor e impotencia. Frente a la naturaleza no queda más que la sumisión; esta es un espacio de potencias incontrolables. " id="pdf-obj-11-25" src="pdf-obj-11-25.jpg">

La medicina folklórica en el Perú.

Concepción hispana.

La medicina folklórica en el Perú. Concepción hispana. • El conocimiento médico aún se sustentaban en

El conocimiento médico aún se sustentaban en los conocimientos

de anatomía, fisiología y patología

de tradición greco-romana. Predominó una mezcla de empirismo, magia y misticismo.

La terapéutica fue mágico-religiosa y esencialmente psicológica y sugestiva. Entre ensalmos y oraciones se indicaban las pociones, las sangrías, los baños y las purgas. La prevención de las enfermedades se basaba en el uso de los amuletos y talismanes.

Physis: principialidad

La physis es el principio o arkhé no solo de todo lo que hay (physis

como principio de unidad) sino de

cada una de las cosas que existen (physis como principio de

individuación).

La physis es principio de realidad,

pues solo en su apreciación nos damos cuenta de que estamos inmersos en el mundo. Es

también, por tanto, principio de

conocimiento, pues nuestra razón está direccionada hacia la naturaleza.

Physis: principialidad La physis es el principio o arkhé no solo de todo lo que hay

Physis: armonía

Physis: armonía La physis es fundamentalmente un orden (kósmos). Y este proviene por designio divino, pues

La physis es fundamentalmente un orden (kósmos). Y este

proviene por designio divino,

pues el correcto estar de las

cosas es muestra de un estado excelso de la naturaleza.

La salud se encuentra definida a

partir de este orden cósmico: la enfermedad se suscita cuando el estado de divinidad de las cosas

ha sido quebrantado.

Physis: justicia

Los griegos le darán a la physis un sentido ético: en ella se

realiza de manera absoluta la

justicia (diké), pues su disposición interna es la ideal y

correcta.

El mundo del hombre (el de la

ley y el pensamiento, el del nomos y el logos) es justo cuando sus principios se

adecúan al carácter justo de la

naturaleza. El correcto accionar humano se define a partir de su correspondencia con la physis.

Physis: justicia Los griegos le darán a la physis un sentido ético: en ella se realiza

Physis: justicia

Physis: justicia La Naturaleza, en suma, es armoniosa y produce armonía; por esto es sanadora (“las

La Naturaleza, en suma, es armoniosa y produce armonía;

por esto es sanadora (“las

naturalezas -la physis de cada

enfermo- son los médicos de las

enfermedades”, dice una famosa

sentencia de Epidemias VI) y,

“bien instruida por sí misma,

hace sin aprendizaje lo que debe

hacer”; aunque esto que la naturaleza “debe hacer” sea en

ocasiones, misteriosa y terriblemente, como la muerte del enfermo.

Physis: racionalidad

La Naturaleza es en sí misma

“razonable”, posee en su seno un

secreto, un orden racional (lógos).

Por esto puede haber una physiología, una ciencia en la cual el lógos del hombre, la razón humana, dice rectamente el lógos

de la Naturaleza y descubre lo que

hace a ésta “racional”.

la expresión griega katà lógon,

“conforme a razón”, significa tanto

“lo que es racional” como “lo que

está de acuerdo con la

Naturaleza”.

Physis: racionalidad La Naturaleza es en sí misma “razonable”, posee en su seno un secreto, un
Physis: racionalidad La Naturaleza es en sí misma “razonable”, posee en su seno un secreto, un

Physis: divinidad

Physis: divinidad La physis es en sí misma «lo divino» (tò theion). Ninguna enfermedad es más

La physis es en sí misma «lo divino» (tò theion). Ninguna enfermedad es más divina o más humana que las demás, porque

todas son semejantes entre sí y

todas son divinas. La realidad de todas ellas consiste en un desorden de la physis.

Este carácter divino de la physis

se manifiesta principalmente en lo que en ella es necesidad

inexorable, fatum superior a

todas las posibilidades del

hombre.

Gobierno de la physis

La Naturaleza es en sí misma

“razonable”, posee en su seno un

secreto, un orden racional (lógos).

Por esto puede haber una physiología, una ciencia en la cual el lógos del hombre, la razón humana, dice rectamente el lógos

de la Naturaleza y descubre lo que

hace a ésta “racional”.

la expresión griega katà lógon,

“conforme a razón”, significa tanto

“lo que es racional” como “lo que

está de acuerdo con la

Naturaleza”.

Examen parcial (5:10-6:30pm)

Obligatoria (10 ptos.) Defina y señale las relaciones existentes entre los siguientes conceptos:

Antropología Medicina Psiquiatría Opcional (10 ptos.) Describa el paso del mythos al logos. Señale las características de la physis según el corpus hipocraticum.