You are on page 1of 12

Vestíos con la

coraza de
justicia
Efesios 6:14
¿Qué era?
Esta era la armadura de metal que cubría
los órganos vitales los cuales eran el
corazón y los pulmones. Cubría desde el
cuello hasta debajo de la cintura, y
estaba formada de dos partes, una para
la parte delantera y otra la trasera.
En los orígenes de esta prenda, fue una cota
de malla (1ª. Samuel 17:5), muy usada
principalmente por los jinetes de los carros
de guerra (Jeremías 46:4), originalmente se
hacían de acero áspero o de muchos
dobleces de lienzo acolchado. Luego se
formaron de hojas de metal imbricadas,
sobrepuestas y finalmente se hicieron de
metal.
Los griegos le llamaban a esta prenda
“thorax” (corsolete) (Apocalipsis 9: 9, 17)

Es indudable que el apóstol Pablo había leído
en Isaías 59:17, sobre la armadura divina.
Más luego, inspirado por el Espíritu Santo,
reveló una enseñanza más completa de
estas prendas para la guerra espiritual del
creyente.
I.- ESTA CORAZA HABLA DE LA
JUSTICIA DE CRISTO IMPLANTADA
EN LA VIDA DEL CRISTIANO.
Cuando Dios creó el mundo, le
estableció leyes, las cuales
deben de respetarse para
guardarse el buen orden del
universo y no caer en el caos y
la anarquía.
Dios es el Juez Supremo de la tierra.
(Génesis 18:25). Pero la humanidad entera
ha quebrantado esas leyes y por desgracia,
cada alma está sujeta a la condenación y
debe morir a causa de su pecado.
(Romanos 3:23).
El Dios Creador y Justo, es también el Dios
Redentor, porque la Justicia Divina se
manifestó en la Encarnación de su Hijo
Amado. En este acto de Dios al hacerse
hombre (1ª Tim. 3:16), estaban las
cualidades y actividades de justicia y juicio.
Así fue que por medio del sacrificio de
Cristo, el cual murió en nuestro lugar,
alcanzamos el justo perdón (Rom. 5: 6-15).
Por esa razón la persona, la cual le
cree a Dios, quién anuncia a través
del evangelio que su Hijo Jesucristo
murió para salvarlo, sólo entonces,
el individuo será justificado
(Romanos 1:16-17).
Por lo tanto, para el cristiano, la
coraza de Justicia en este punto,
describe la seguridad de su
salvación y es una gloriosa lámina
de oro (el metal divino) que lo
protege para vida eterna
(Romanos 3:24-25; 5:1-2; 6:23).
II.- ESTA CORAZA HABLA DE LA
JUSTICIA DE CRISTO IMPLANTADA EN
LA MENTE Y CORAZON DEL CRISTIANO
Esta coraza, como ya vimos, era doble, la
cual protegiendo el pecho y la espalda,
describe cómo contrarrestar los ataques
del enemigo desde cualquier punto.
Veamos:
a) La justicia de Dios en el frente. Esta
describe cómo el corazón es protegido de
la incredulidad, pues Dios da testimonio
en su vida que está perdonado y puede
con confianza cerrar la boca a Satanás
(Romanos 10:10).
b) La justicia de Dios en la espalda. Esta
describe que se puede andar por fe y
confiar, porque Dios guarda a los suyos
del mal (Salmo 44:7; 64; 97:10; 1ª Juan
5:18; Judas24).
La coraza de Justicia protege con fe y amor,
la vida del creyente hasta llegar a la
presencia de Dios.
III.- ESTA CORAZA HABLA DE LA
JUSTICIA DE CRISTO EN LA
CONDUCTA DEL CRISTIANO.


La definición general de Justicia es
“darle a cada uno lo que le
corresponde”. En la Biblia, este concepto
es más rico, pues describe la relación
correcta entre Dios y el hombre, (Salmo
50:5-6) y del hombre con su prójimo. En
esta última, la acción justa entre los
hombres no solo es cumplir la relación
correcta, sino es necesario promover el
bienestar y la paz en la sociedad.
En el campo de batalla de la vida, el
soldado cristiano necesita la coraza
de justicia, que significa el buen
testimonio, la vida devota, santa,
recta, pura y limpia de todo pecado.
Este tipo de vida, hará acallar los
ataques del maligno. Es necesario
poder decir como dijo el Señor Jesús:
“¿Quién de vosotros me redarguye de
pecado? (Juan 8:46)

En síntesis, esta coraza de justicia es,
la justicia de Cristo en nuestra mente
y corazón, la cual nos libra de una
conciencia acusadora.
JLMC