You are on page 1of 42

Los primeros vehículos a vapor

Ferninand Verbiest (1672)

Los jesuitas se atribuyen el invento del primer vehículo


de la historia.

Manifiestan que Ferdinand Verbiest, sacerdote jesuita


acreditado en la corte del emperador chino Chien Lung
inventó un ingenioso dispositivo mecánico y fue el
primero en construir un coche a vapor alrededor de
1672.

Solo existe como teoría. Dicen que estuvo en el


Palacio de invierno de Pekin.
Verbiest describe en su libro
Astronomía Europea, el
vehículo a vapor fabricado por
el, dice que tenía 65 cm de
largo, y como es lógico,
debido a su tamaño, no tenía
conductor ni tenía capacidad
para llevar pasajeros
Joseph Cugnot

Nació en Void, Lorena, el 25 de


septiembre de 1725.

Según los historiadores, llegó a


recibirse de ingeniero, y parte de su
juventud la pasó en Alemania, donde
cumplió su servicio militar.

Tenía una sólida formación científica.


Entre 1763 y 1769, construye tres vehículoa sobre un carro
para transportar cañones.

Le denominó “El Fardier” , y es considerado como el


primer vehículo de la historia.
El Fardier

Es un triciclo que montaba sobre la rueda delantera una caldera


y un motor de dos cilindros verticales.
- Cilindrada: 50 litros (D x S: 304 mm x 356 mm).
- Velocidad de 3,62 km/h.
- Podía llevar 4 pasajeros.
- Autonomía: de 12 a 15 minutos, debido a que la capacidad de
la bomba no estaba de acuerdo con las dimensiones de la
caldera,
El Fardier ocasiona el primer accidente automotriz de la
historia.
El Fardier sentó las bases para el
desarrollo tecnológico automotriz
posterior
Una de las primeras máquinas a
vapor, inventadas a principios de
Revolución Industrial
1775 – Carromato impulsado
por L’EOLIPYLE (Eolípila) del
francés L’abbé NOLLET
1784, “Sauterelle” del inglés William MURDOCK (Gran
Bretaña)

Discípulo de James Watt, construyó este triciclo a vapor


que llegó a alcanzar la velocidad de 10 a 12 kmh
1786 – Vehículo a vapor de William SYMINGTON
1788 – Vehículo a vapor de Fourness
1802 – Máquina a vapor de
Richard Trevithick y su primo
Andrew Vivian (Gran Bretaña)

Diseñado para el transporte de


mercadería, pero por su
tamaño resultó inservible.

Vehículo muy extraño, ruidoso,


se ganó el apelativo de
“máquina diabólica”
1804 – Oliver Evans (EEUU) y su “Orukter Amphibolos” .

Era una “excavadora anfibia”, que era en si una draga


movida a vapor, que se podía convertir en embarcación si
se le quitaban las ruedas.
Josef Bozek (Checoslovakia, 1782-1835)

Bozek destacó, entre otras cosas,


como relojero y fabricante de prótesis.
Confeccionó una mano al príncipe
Ypsilanti que era tan perfecta que
permitía a su usuario utilizar el
cubierto y dar cuerda al reloj.

En 1815 presentó en público un


vehículo a vapor sobre ruedas.
En 1815 presentó en público un vehículo a vapor sobre
ruedas.
1821 – Diligencia a vapor de Julius Griffith (Gran Bretaña).

Este vehículo tenía cambios para variar las velocidades,


además de poseer el primer condensador tubular adaptado
al carruaje de vapor.
Su diseño inspiró a muchos constructores.
1824 – La diligencia a vapor de Thimothy Burstall et John
Hill (Gran Bretaña)
1824 – La diligencia a vapor de David Gordon
1826 – Samuel Brown, construye un vehículo a gas y vacío.
1828- Diligencia a vapor de Goldsworthy Gurney
(Inglaterra).
En 1831, este carruaje proporcionaba servicio regular entre
Gloucester y Cheltenham , cuya distancia de 15 km lo recorría
en 45 minutos.
Capacidad: 18 pasajeros
Nótese el primitivo sistema de dirección.
1828, La diligencia a vapor de W. Henri James
1830, Luigi PAGANI (Italia)
Fabricó una locomotora “aplicable a diversos usos”,
que precedió a los vehículos de Macerone
Francis MACERONE (Inglaterra)
Inglés de padres italianos.

En 1832-1833,
Macerone patenta una
caldera multitubular.

En 1843, construyó lo que sería el


primer carruaje para el servicio público
normal de pasajeros . Este vehículo
desarrollaba una velocidad de 28 kmh
1834 – Omnibus a vapor de Walter HANCOCK
Considerado como el pionero de líneas regulares de
transporte de pasajeros de Londres.
Este omnibus, llegó a transportar mas de cuatro mil personas
en cuatro meses, luego fue desterrado por el transporte
ecuestre (omnibuses tirados a caballo).
1834 – Vehículo a vapor de John Scott - Russell

Protagoniza el primer accidente mortal. Mueren cinco


personas al explotar la caldera de vapor.
La ley de la Bandera Roja (The Red Flag Act or
Legislation)

Expedida e implementada por primera vez en Gran Bretaña


en 1836.
-Limitaba la velocidad a 7 kph en el campo y 3 kph en la
ciudad.
-Obligaba a que el vehículo sea precedido por un hombre,
equipado con una bandera roja “Ley de la Bandera Roja”, en
el día y de una linterna en la noche.
Durante los siguientes 30 años estuvo prohibido legalmente
que los carros de motor circularan a mayor velocidad que la
de caminata.
Ese fue el motivo fundamental por el que hasta 1896 no hubo
mayor desarrollo de coches sin caballo en Inglaterra.
En ese año fue derogada la restrictiva Ley.
1854 – Vehículo a vapor de Virginio BORDINO (Italia)
Construye 5 vehiculos, tres de los cuales lo hace en el arsenal
militar de Turin.
El vehiculo tiene un horno para carbón y el generador der vapor
en la parte posterior. Motor de 2 dilindros horizontales unidos al
ciguenal mediante bielas. La dirección comanda directamente
1871 – Amedee Bollee (Francia)
A los 26 años, construye su primera diligencia que lo bautizó
como “L´Obeissante” (Obediente).
Tenía ruedas delanteras con suspensión independiente.
Peso: 4,500 kg. Capacidad para transportar hasta 12
personas. Hizo un trayecto de 230 km en 18 horas.
Le siguieron el “Mancelle” que superaba los 35 km/h, que
prestó servicios entre 1879 y 1889 y los gigantescos
omnibuses “Marie Ann” y “Nouvelle”.

La patentes de Amadee Bollé fueron adquiridos por un rico


banquero de Berlín, Bartold Aerous, que las usufructuó de
1880 a 1883 en sus talleres de Woelhert.
Auto a vapor construido por Amadee Bolle en 1885.

Los buenos resultados de este vehículo le permitió conseguir


el “primer permiso de circulación” en cinco departamentos
de Francia.
1872 – Vehículo a vapor de Charles Randolph (Stirling –
Escocia)

Ingeniero naval, desarrolló diseños avanzados de motores


marinos , y en 1858 abrió un astillero de Govan.
Conde Jules Félix Philippe Albert de Dion
(Francia, 1856-1946)
En Francia, el Conde Albert de
Dion se asocia con dos ingenieros
Bouton y Trepardoux, y forman la
empresa Dion-Bouton et
Trepardoux, para la construcción
de calderas a vapor.

En 1882, construyen un motor de


dos cilindros que lo ubican en la
parte delantera de un cuadriciclo.
Luego de haber perfeccionado el
generador de vapor, fabricaron en
1885 su primer vehículo a vapor de
cuatro ruedas, capaz de desarrollar 50
km/h

De Dion & Bouton


construyen el primer
remolque a vapor
En 1884, la empresa De Dion-Bouton et Trepardoux,
fabrica este vehículo que utiliza como combustible carbón,
madera y papel.

Desarrollaba una velocidad de 38 mph (casi 61 km/h) y en


1887 consiguió completar una etapa de 19 millas (más de 31
kilómetros) en una demostración. Su velocidad media fue
todo un hito (incluso una locura, pensarían entonces) para la
época, unos 26 km/h.
En 1893, los franceses Panhard & Levassor construyeron
la primera camioneta de vapor destinada al transporte
de mercadería.
Un antecesor de la pickup o camioncito.
Léon SERPOLLET y
Ernest Archdeacon en
su raid Paris/Lyon
1890 con su triciclo
biplaza, a vapor

León Serpollet (Francia, 1858 – 1907), de profesión


Ingeniero y constructor.

A los 17 construye un motor de vapor con caldera plana que


adaptó a un triciclo.
El matrimonio SERPOLLET
pasea por París. León
gustaba de cubrirse con una
gorra de plato de marino.

Los primeros automóviles Serpollet utilizaban motores


bicilíndricos, los que pasaron a ser tetraciclíndrico en 1899 y
de ocho cilindros seis años más tarde, con lo que se lograba
una gran regularidad y suavidad de marcha.

Uno de estos vehículos sería uno de los primeros que


llegaron al Perú en 1899.
Léon SERPOLLET posa con
L'Oeuf de Pâques el 13 de
Abril de 1902 en Nice, donde
logró el LSR: 120,805 Km/h

Modelo “huevo de pascua”cuya caldera, provista de 4


cilindros de simple efecto, desarrollaba hasta 106 HP.
El conjunto pesaba 1.800 Kg, pero, aún así, el 13 de Abril de
1902, en la Promenade des Anglais de Niza lograría batir
con holgura la marca vigente al recorrer el kilómetro en 29,8
s (120,8 Km/h). Para detener semejante mole necesitó otro
kilómetro.