You are on page 1of 9

Xóchitl Erandeny Medina Morales 0702030

Código Penal para el Estado de Sonora:

Art. 181.- “Comete el Delito de Tortura el servidor público que,
directamente o valiéndose de terceros y en ejercicio de sus
funciones, inflija a una persona dolores o sufrimientos graves, sean
físicos o psíquicos, con el fin de obtener de ella o de un tercero su
confesión, una información, un comportamiento determinado o con
el propósito de castigarla por un hecho cierto o supuesto.

Al responsable por el delito de tortura se le impondrán de tres a
diez años de prisión, de veinte a trescientos días multa y
destitución, en su caso, e inhabilitación para desempeñar otro
empleo, cargo o comisión públicos, por el término de dos a diez
años, independientemente de la pena que corresponda si resultare
otro delito. En caso de reincidencia la rehabilitación será definitiva .

La misma sanción del párrafo anterior, se impondrá a cualquier
persona que participe por sí o por orden o autorización de algún
servidor público, en la comisión del delito de tortura.

Tratándose del delito de tortura, en ningún caso podrá invocarse la
excluyente de responsabilidad prevista en la fracción VIII del
artículo de este de este Código”.
La tortura es un método que sigue vigente en las distintas
corporaciones judiciales a cualquier nivel, incluyendo el Ejército.
Por años el único elemento científico que nuestras corporaciones
conocían para arrancar declaraciones y firmar culpabilidades fue la
tortura física, después cambió un poco y ahora se usa la tortura
mental (psicológica). Muchas de las veces al llevar a cabo una
diligencia “científica” o investigación técnica como hoy se le
denomina, entonces si a los investigadores (verdugos) se les pasa
la mano y el presunto inculpado fallece, forman cuadros burdos y
montan un mal teatro diciendo que el preso o detenido se suicidó.
Puede que la tortura sea una herencia de los siglos inquisitoriales
de antaño en que se contribuyó con aparatos sofisticados creados
por mentes perversas “para ganar almas al cielo en el nombre de
Dios”. Incluso nuestro tatarabuelo Cuauhtémoc fue sin duda uno
de los sometidos a la tortura por Hernán Cortés bajo pretexto que
dijera donde tenía escondido el tesoro.

Más allá de las distintas violaciones de la que son objeto algunos
implicados dentro de los papeleos y manoseos burocráticos y
judiciales, en los separos, durante la investigación y ya dentro de
los CERESOS siempre hay alguna que otra violación contra los
ciudadanos comunes o grupos de marginados por estar implicado
en ”x” delito.
PRINCIPALES MÉTODOS DE
TORTURA
“Ablandar” al presunto culpable es el método más usual y su
práctica consiste en que mientras es trasladado en la caja de una
camioneta policíaca o patrulla, los agentes lo golpean; otro medio
es la “Manita de puerco” cuando uno de los más pesados se le
sienta en una extremidad o simplemente se la tuerce; generalmente
el antebrazo, también golpear con una toalla húmeda, en las partes
blandas como vientre, dorsales y tórax no deja huella. El presunto
culpable a parte de sentir que le estalla la cabeza, los pulmones, el
vientre, los ojos o que le han roto algún miembro y que el aire se le
acaba termina por declarar, para esto sus torturadores ya lo
grabaron y si “se raja” le va peor: al llegar con el médico, cuando se
hace entrega del presunto malhechor, y éste es examinado resulta
que -no encuentra huella alguna de violencia-.
Otro método, que se usa generalmente ya en prisión o en
“cuartelitos” de los de Seguridad Pública es la “Basculeada (también
conocida como sopezada o lampareada)” que va desde toques
eléctricos, Chicharra (un bastón de pilas que se usa para subir o bajar
en las rampas a los animales, muy común en los rastros), este aparato
se les pone en los testículos o en los senos al torturado se le desnuda
y coloca sobre el piso mojado para que “cante” más rápido.

Un “bañito (submarino)” generalmente también es “refresca
memorias” Cuando no se sumerge la cabeza del torturado hasta
sentir ahogo, se le da una “calentadita” bajo el chorro de agua fría, y
también se le trae de “a pescadito (astronauta)” usando bolsas de
plástico en la cabeza del torturado mientras el galeno determina en
qué momento dejarlo respirar, en este caso, un 97% de los torturados
mueren.
Claro en esta antología de la barbarie no puede faltar mencionar “el
pozito” cuando se le hace beber demasiada agua al torturado y
después se le llena de golpes en el vientre, y el que ya hasta patente
mexicana tiene y es conocidísimo salvo variaciones en estilo “ El
tehuacanazo”, unos aplicando salsa al agua carbonatada, otros
salsa, orines y limón con sal, después de propugnar soberana tunda
ya sea en decúbito ventral o decúbito dorsal para que “no se note”
otros con más caché, colgando a la víctima de cabeza para que se le
“acomoden mejor las ideas” regalándole un festín de excrementos a
su dieta antes de la “merecida tortura” pero siempre el chorrito
directo a la nariz, que puede ser golpeada para que se agite mejor la
preparación.
Nuestra Constitución protege la integridad de la persona inculpada
cuando establece lo siguiente:

Art1. (antepenúltima línea del último párrafo) .“Queda prohibida toda
discriminación motivada por… la condición social…o cualquier otra
cosa que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o
menoscabar los derechos y libertades de las personas”.

Art 15. (Antepenúltima línea de párrafo único) “No se autoriza… la
condición de esclavos; ni de convenios o tratados en virtud de que se
alteren las garantías y derechos establecidos por esta Constitución
para el hombre y el ciudadano”.

Art 16. “Nadie puede ser molestado en su persona…”.

Art. 20. En todo proceso de orden penal, el inculpado,… tendrá las
siguientes garantías: Fracción A Párrafo II “No podrá ser obligado a
declarar. Queda prohibida y será sancionada por ley penal, toda
incomunicación, intimidación o tortura.

Art 22. “Quedan prohibidas las penas de muerte, de mutilación, de
infamia, la marca, los azotes, los palos, el tormento de cualquier
especie”.
Nos admiramos de lo que pasa en otros países sobre todo en Medio
Oriente como Afganistán, Irak y los Centroamericanos, Africanos y
Asiáticos. Pero no queremos darnos cuenta que la tortura lejos de
erradicarla de las corporaciones, ahora sólo a tomado caminos más
“inteligentes”, mas no por eso dejan de ser indignantes y la prueba es
que según Irene Khan, de Amnistía Internacional, estamos entre los diez
países donde los derechos humanos por medio de la tortura física son
muy comunes y no se puede dudar que nuestras autoridades al más alto
nivel tengan buenas intenciones, mientras las distintas corporaciones en
nada o muy poco han cambiado, es decir son los mismos vicios. ¿Por
qué? Bueno, porque la corrupción en México Si paga y las Comisiones de
Derechos Humanos, son simple letra muerta en nuestro poder al no
actuar como tribunales aún, y muy a pesar de tener a tan justo
Ombudsman. Muestra clara de que seguiremos viviendo en el México tan
vacío de ética y moral de siempre.
MUCHAS GRACIAS POR SU ATENCIÓN
Y recuerden jamás cerrar sus ojos, cubrir
sus oídos ni callar su voz ante la Tortura.
Si desean saber más sobre el tema y les pareció por demás
interesante no olviden consultar las siguientes legislaciones:

ESTATUTO DE ROMA DE LA CORTE PENAL
INTERNACIONAL
Aprobado el 17 de julio de 1998 por la Conferencia Diplomática
de Plenipotenciarios de las Naciones Unidas sobre el
establecimiento de una corte penal internacional. Artículo 7:
Delitos de Lesa Humanidad, párrafo 1 apartado f); párrafo 2
apartado e)

LEY FEDERAL PARA PREVENIR Y SANCIONAR LA
TORTURA
Diario Oficial de la Federación 27 de diciembre de 1991
Última reforma publicada DOF 10-01-1994

Y la siguientes páginas:

Convención contra
la Tortura y Otros Tratos
Crueles Inhumanos o Degradantes :
http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu3/b/h_cat39_sp.htm

Protocolo Opcional de Convention Against Torture (CAT) :

http://www.hrea.net/index.php?doc_id=503