You are on page 1of 22

Lugar de riesgo= BOSQUE

• el lugar del lobo, del ogro, de la oscuridad.

• el lugar donde uno se podía perder.

• el lugar preferido para ocultarse, ocultar enemigos,
trampas, emboscadas.

• el bosque daba miedo, con sus sombras, sus ruidos
siniestros, el canto lúgubre del cuchillo, las ramas que te
pueden agarrar de repente
Lugar de seguridad= CASA
• La casa, la ciudad, el vecindario.

• El lugar conocido, donde nos buscábamos entre compañeros, y
amigos para jugar juntos.

• Allí estaban nuestros sitios, los sitios para esconderse, para
organizar la banda, para jugar a la mamá, para enterrar un tesoro.

• Eran los sitios donde se construían los juguetes, de acuerdo a las
modalidades y habilidades robadas a los adultos y aprovechando
los recursos que ofrecía el ambiente.

• Era nuestro mundo.
En pocos decenios,
esto ha cambiado.
Encontramos:

La ciudad ha perdido Y por otro lado han
sus características, aparecido los
se ha vuelto ambientalistas que
peligrosa. predican el verde, el
La ciudad se ha bosque, que se ha
vuelto terrible, gris, vuelto hermoso,
agresiva, peligrosa. luminoso, objeto de
sueño y de deseo.
en los orígenes
La ciudad nacida como lugar de encuentro y de intercambio, ha
descubierto el valor comercial del espacio y ha trastocado los
conceptos de equilibrio, bienestar y de convivencia para perseguir
sólo los proyectos que tienen valor económico.

Después se le ha dado un valor distinto al terreno, en función de
la cercanía al centro de la ciudad y este hecho alteró todo.

Hasta hace pocas decenas de años, los pobres y los ricos vivían
unos cerca de los otros, compartiendo el mismo espacio, sus
casas, obviamente eran distintas, unas pobres y otras de ricas, pero
estaban en los mismos barrios.
en la actualidad
Los pobres se han localizado en la periferia, o en lugares marginales dentro de los
centros que son abandonados cuando termina la jornada laboral.

Los centros históricos quedan vacíos a la noche y se vuelven peligrosos, están los
ladrones, los drogados, los delincuentes.

Las periferias, en cambio, han nacido, sin plazas, sin espacios verdes, sin
monumentos. Son iguales en todo el mundo, las mismas avenidas largas y rectas,
la sucesión de construcciones que responden mínimamente a las necesidades, el
mismo abandono.

Porque no han nacido de la lenta y constante preocupación de los hombres por los
lugares de vida apropiados y confortables para sí mismos y para sus herederos, sino
respondiendo a la especulación.

La ciudad va perdiendo sus habitantes, las personas que viven sus calles, sus
espacios, el centro es lugar de compras, de representación, no de vida, la periferia
por su lado, es el lugar donde no se vive, sino que solamente se duerme. La ciudad
está perdiendo su vida.
En la época medieval: El castillo era grande, fuerte, rico y apenas habitado,
rodeado de chozas, de los tugurios de la aldea, donde habitaban los campesinos
y los artesanos que vivían de su trabajo y de la protección ofrecida por el señor
feudal.

Cuando nacen las ciudades, se rompe esta relación jerárquica y los vecinos se
encuentran en un territorio común, y a pesar de que se mantienen las clases y
las diversas condiciones, comparten el espacio.

La plaza se convierte en el símbolo de la ciudad y alrededor de ella se levanta
el palacio de gobierno, la catedral, el cuartel y el mercado.

La ciudad es el lugar en el que sus habitantes se encuentran para vender o comprar,
para defenderse, para pedir, para administrar la justicia.

modelo medieval, un centro histórico rico y poco habitado, circundado por una
periferia pobre y a veces indigente, de casa anónimas o de conventillos que
para su supervivencia depende de la ciudad rica.
La ciudad actual
ha renunciado a la condición de lugar de
encuentro y de intercambio y ha elegido
como nuevos criterios de desarrollo la
separación y la especialización.

lugares diversos
para personas diversas,
para funciones diversas.
tendencia

Crear servicios, estructuras cada vez
más independientes y autosuficientes.

Y ello sucede con el hospital, con el
estadio, con los grandes museos, con el
campus universitario, con los centros
comerciales
Los servicios pensados para el adulto, no son buenos para
el niño

si les sacamos reemplazamos la vereda de su casa, por
un campo para ir a jugar, equipado, pero a un km de su
casa, no es lo mismo

Debe ir con un adulto, o sea que debe aceptar los horarios de un adulto.
Sólo puede ir si se cambia, pero si se cambia no se puede ensuciar, y si no
se puede ensuciar, no puede jugar, el que lo acompaña, debe esperar, y
mientras lo espera, lo vigila, y con la vigilancia no se puede jugar.

Los juegos de las plazas
niño-hámster vs un niño explorador, investigador, inventor
Qué se puede hacer?
La solución privada de la defensa

La ciudad que se promueve a través de los medios de comunicación es la individualista, la
privada.

Los padres deben estar más tiempo con sus hijos, hace falta jugar más con el propio hijo. No
hay lugar para relajarse. Esto se contrapone con la posibilidad del trabajo, con las horas de
desplazamientos con el deseo, cuando se llega a casa, de relajarse. Se genera CULPA.
Colocan a los adultos en las condiciones mejores para que aprovechen, los tantos productos
comerciales que se les ofrecen.

Doble consejo: defiéndanse y compren.

La casa como refugio

Afuera: el peligro, los malvados, el tránsito, la droga, la violencia, el bosque oscuro y amenazante,

Adentro: la seguridad, la autonomía, la tranquilidad, la casita segura de los tres chanchitos,
puertas blindadas, sistemas de alarma.

Dentro de la casa todo lo necesario para vivir bien y tranquilos por mucho tiempo: televisor,
video casetera, videojuego, juguetes, Internet... El freezer con alimentos... es la clausura de lo
privado.
Antes
la “vivienda” era la ciudad,
Las casas eran lo mínimo: se embellecía la ciudad

Ahora
La casa abastece completamente. Se abandona la ciudad.
Entonces se hace más inhumana espiral creciente.

cada vez más militarización, más policías, más guardias de
seguridad, más controles personales, más detectores
metálicos, más armas…(EEUU)
La solución social de la
participación
el camino que considera el problema como social y político, y no como individual y personal.

avanzar de modo distinto, nuevo, adecuado a la complejidad y a la riqueza del mundo
actual, pero sin renunciar a la sociabilidad, a la solidaridad, a la felicidad.

La ciudad ha sido proyectada y valorada tomando como parámetro un ciudadano medio, adulto,
varón y trabajador, que es el elector pleno.

Para tomar el colectivo, es necesario, estar bien entrenados, hay que superar un desnivel inicial
de casi medio metro. Faldas de las mujeres.

Sustituir por el niño para no perder a nadie
Juego Placer Deber
Propuesta iniciada en la ciudad de FANO en 1991. y hoy encuentra el interés y la adhesión de muchas ciudades italianas y
extranjeras.
los desplazamientos como
descubrimiento,
aprendizaje,
sorpresa,
nuevas preguntas

Los recorridos en auto, a los niños no
les permite conocer la ciudad, ni
orientarse, no logran organizar su
espacio..

Es importante que pueda salir
solo, asumiéndose en riesgo y el
placer de abandonar las
seguridades domésticas: bajar a la
calle, buscar un compañero, jugar
con él poniéndose de acuerdo sobre
le juego y sus reglas, o
experimentando con él la
naturaleza, los objetos, poniendo en
discusión los comportamientos de
los grandes.
Buen padre: es el que tiene la intención
de convertirse en algo cada vez menos
necesario al propio hijo.
Es decir, un adulto sereno,
empeñado, feliz, que trata de realizar
sus aspiraciones, de cultivar sus
pasiones, de vivir bien su
sexualidad, de vivir con empeño con
fuerza y con coherencia su
profesión, sus ideales, su fe.

Un adulto sereno y realizado, sabrá
entender la autonomía de su hijo y estará
dispuesto a superar cualquier dificultad,
cualquier preocupación para poder
garantizarle tal autonomía.
Nuevos aliados de los niños
Guardias, policías, agentes de tránsito, trabajadores en
la calle
Comerciantes
Ancianos
Vecinos en general

Repensar la ciudad significa preparar un futuro en el que hay
deseo y posibilidad de pensar en el bienestar, en la calidad de
vida, en la solidaridad, un futuro del cual los niños serán símbolo,
desafío y garantía.
multas simbólicas
EL PLAN REGULADOR GENERAL

• Una ciudad a la dimensión de los niños
• Autonomía
• Reconocibilidad
• Un plan urbano para la movilidad:
– Disminuir la velocidad del tránsito automovilístico
– Privilegiar los recorridos peatonales
– Privilegiar los recorridos de los ciclistas
– Reducir y centralizar los estacionamientos
– Volver competitivos los medios públicos de transporte
– Dar el bien ejemplo policías a pie o en bici
• Repoblar el centro histórico
• Renunciar a los espacios de juego para niños
Repensar la ciudad significa tener un
proyecto de futuro.