You are on page 1of 7

La moral nada puede sin el socorro de las leyes, y las leyes nada pueden sin las buenas

costumbres. Barón Holbach
La Moral: Es la concepción que nos indica cómo ha de
ser el comportamiento del ser humano dentro de la
sociedad, en base de los parámetros de lo bueno y de
lo justo.


La Moral tiene por objeto el bien.


La filosofía y la lógica tienen por finalidad lo verdadero.


La Moral es ciencia teórica y práctica, por lo que se
divide en “Moral Teórica” estudia el Deber y “Moral
Práctica” que estudia los Deberes.

Moral y Ética:

El vocablo Moral deviene del latín “mos” que significa
“costumbre” y Ética se deriva del griego “Etos” que
significa “costumbre”. Por ello, “ética y moral” se
emplean indistintamente algunas veces.

El término “moral” parece tener un significado mas
amplio que el vocablo “ética”. Y es que algunas
lenguas, el español entre ellas, lo moral se opone a lo
físico: encontrándonos así, que en oposición a las
“ciencias naturales” se determinan como “ciencias
morales” las producciones del espíritu, tales: la historia,
la Política, el Arte, entre otras.

En otras ocasiones, “la moral” se opone a “lo
intelectual”, para significar, que lo moral corresponde al
sentimiento y lo intelectual a la inteligencia. Se utiliza,
en estas concepciones el término “moral” y no vocablo
“ético”, mas reducido al parecer.


En el seno de un hombre virtuoso existe un Dios. Séneca
Se dice que lo moral es lo justo, lo adecuado, lo
conveniente, lo conforme al bien, una cosa ordenada
por alguien o por algo, por una persona o institución.

Lo moral es considerado como un precepto divino;
como algo que nos produce satisfacción o nos hace
felices. Porque es útil a la sociedad, se construye en un
mandato de la razón o un imperativo de la conciencia.


Ética:
Vista las acepciones de la Moral o de lo Moral,
señalemos, que el término Ético, como adjetivo, intenta
definir si una acción, una cualidad, una virtud, un modo
de ser u obrar son o no “éticos”, lo cual, nos impulsa a
considerar a la ética, como la ciencia que se ocupa de
los objetos morales en todas sus formas,
construyéndose así en Filosofía Moral.

La virtud y la verdad son una misma cosa. Sócrates
Lo ético y lo moral son igualmente vistos como normas
que han regulado la conducta humana desde siempre.
De allí, tomando “la moral” y “la ética” como norma,
encontramos, como Kant intenta en ocasiones separar
la norma moral de lo legal.

Nos lleva a distinguir en lo relativo al Deber, la
expresión “legalidad” como la acción “conforme” al
deber y la locución “moralidad” como la acción “por” el
deber.

Al hablar de las acciones, nos lleva a señalar que por
ser las acciones externas, caen dentro del ámbito de la
ley, y se debe hablar de la legalidad de las acciones,
las cuales, por ser manifiestamente exteriores, son
reguladas por el Derecho. Por la otra parte, por ser
interno lo moral, tendríamos que hablar de la moralidad
de las intenciones.

Todo lo anterior nos lleva a inferir que no todo lo legal
es moral y no todo lo moral es legal. Es así como Kant
nos muestra que la norma moral tiene la forma
predominante de “imperativo categórico”, de mandato
incondicionado: “Obra de tal manera que la máxima de
tu acción pueda valer al propio tiempo como
universalidad de conducta”.

Para admitir la doctrina de la “buena voluntad”
Kantiana, tenemos que aceptar la idea de un sujeto
moral-racional.

En Hegel encontramos diferencias entre Moral y Ética.
Nos muestra la llamada Moralidad Subjetiva; aquella
que consiste en el cumplimiento del “deber” por el acto
de la voluntad y la Ética, como Moral Objetiva; estriba
en la obediencia a la Ley moral, conformada ésta por
normas, leyes y costumbres de la sociedad. Moral y
Ética conforman para Hegel dos de las formas del
Espíritu Objetivo; la otra forma es del Derecho.
El primer paso hacia el bien es no hacer el mal. Rousseau
Uso del concepto Valor como calificación de lo moral;
parte de las “teorías de los valores” se han referido al
carácter absoluto o relativo de lo moral. Por ello,
cuando la Moral y la Ética son concebidos como ideal,
al cual tiende el espíritu humano en su constante y
vehemente búsqueda de lo absoluto; Moral y Ética, por
no estar sujetos a los parámetros de lo relativo dentro
de la concepción de lo perfecto, se identifican,
constituyen una sola idea, una misma noción, a veces
indefinible como pensamiento que escapa a nuestra
naturaleza relativa y finita.

Los conceptos de Moral y Ética, igual que los juicios
sobre la Verdad y la Justicia, de todos los valores
absolutos, conforman ese algo indefinible y abstracto al
cual podemos acercarnos pero nunca alcanzar;
significando con ello, que en la medida que el hombre
se aleje del egoísmo, del interés bastardo, de la
brutalidad; en la medida que alcancemos grados
elevados de Virtud, iremos alcanzando elevados
grados del conocimiento Moral.
En estos tiempos de mercantilismo, todo se ha puesto en acción menos la moral. Hoffmann
DECALOGO DEL ABOGADO

I.- No pases por encima de un estado de tu conciencia.
II.- No afectes una convicción que no tengas.
III.- No te rindas ante la popularidad ni adules la tiranía.
IV.- Piensa siempre que tu eres para el cliente y no el
cliente para ti.
V.- No procures nunca en los tribunales ser mas que
los magistrados, pero no consientas ser menos.
VI.- Ten fe en la razón que es lo que en general
prevalece.
VII.- Pon la moral por encima de las leyes.
VIII.- Aprecia como el mejor de los textos el sentido
común.
IX.- Procura la paz como el mayor de los triunfos.
X.- Busca siempre la justicia por el camino de la
sinceridad y sin otras armas que las de tu saber.

!Amar! Amar hasta que un día hallemos la respuesta