You are on page 1of 37

Contextualización

Reseña de diversas disciplinas
Heiner Keupp en Seminario
“Rol de los Servicios de Psiquiatría Social en la Atención de Psiquiatría
Comunitaria” en Nuremberg, 2002:

Prioridades de la Psiquiatría Social en el Capitalismo
Globalizado

Pobreza y Distribución Inequitativa de Recursos a modo de Factor
central de Riesgo de Enfermedad:
Las Investigaciones epidemiológicas modernas se toparon a nivel de
comunidades con el fenómeno denominado “Desmoralización”.
Contiene: Actitudes y comportamientos, caracterizados por
autoestima baja, indefensión, desesperanza, temores indefinidos
respecto del futuro y ánimo deprimido. Para los EE.UU. existen los
siguientes resultados: cerca de un tercio de la población se estimó
como Desmoralizada, de acuerdo a lo descrito. La tasa de
Desmoralización en mujeres está en 10 % mas alta que en hombres.
Cerca de la mitad de los miembros del estamento inferior de la
sociedad está desmoralizado. Cerca de la mitad del grupo poblacional
estimado como desmoralizado, presentó síntomas clínicos
significativos.
Experiencias subjetivas de »Impotencia«,
»Depersonalización« , »Aislamiento«, »Inutilidad« y
»Anomia« son más pronunciadas, mientras más bajo
descendemos en la jerarquía social.

La experiencia de »Injusticia« en la distribución social de
bienes materiales y simbólicos, influencia y oportunidades
ocupa la segunda magnitud entre la posición social y la
relación con sufrimiento psicosocial.

Por último se introduce el concepto de “Autoritarismo”,
que aparece más pronunciado en los estamentos inferiores
de la sociedad asociado a una rigidez cognitiva y
emocional, que es disfuncional respecto de las
competencias sociales necesarias en una sociedad que
cambia rapidamente. Se pierde la confianza en un mundo
previsible, para el que se ha adquirido una adecuada
socialización y formación. (Heiner Keupp 2002)
Kathya Araujo en su libro “Habitar lo social” (2009):

“En el último tiempo se hace cada vez más evidente que el éxito en
la configuración de sujetos de derecho, hombres y mujeres, en
Chile, está sometido a los límites y condicionamientos que un
contexto social y cultural más general le imponen. En este contexto,
aunque en Chile los individuos desarrollan una percepción definida
de las situaciones de injusticia y de la vulneración de sus derechos,
especialmente debido a las desigualdades que operan en diferentes
niveles (económicos, de oportunidades, procedimentales), estas
percepciones, no conducen a la formulación de demandas o
exigencias activas, sino que se acompañan de una interpretación de
la situación que los coloca en posición distanciada ya sea por
indiferencia, impotencia o pasividad. Es decir, se encuentra que
junto a una creciente conciencia de derechos coexiste la tendencia
a percibir las dificultades de su actuación eficiente en lo social.
Como otra evidencia de esta situación aparece la escasa capacidad
de convocatoria y de movilización que es señalada como uno de los
problemas principales de los movimientos sociales chilenos
actuales.”
“Mientras aumenta y se sofistica la profesionalización
y especialización de ciertos actores políticos
nacionales y transnacionales que luchan por el
reconocimiento, generación y respeto de los
derechos, paradojalmente aumenta correlativamente
el sentimiento de impotencia, especialmente en los
sectores sociales menos beneficiados, así como la
distancia y apatía de la población respecto de la
defensa colectiva de los derechos.
Se asocia con el hecho que, por un lado, prima en
nuestras sociedades la concepción individual de los
derechos, la retracción a lo privado y el ideal
individualista y, por el otro, y de manera central, está
la ausencia de vías y modalidades institucionalizada de
tramitación de demandas y participación.”
“La clave del derecho, aunque existente, no está activa, pues ha sido
difuminada por la masiva experiencia de discriminación. El trabajo
constante de configuración de sí como sujeto, propio de cada cual, es
leído en el marco del riesgo constante de anulamiento y borramiento,
ser “pasado a llevar”, lo que pone en primera línea de las prioridades la
necesidad de preservación misma de sí como sujeto.
La actitud de desencanto o frustración de unos y la amargura de los
otros. Para los sectores de menores recursos, la experiencia cotidiana
es un aprendizaje ordinario y permanente del abuso, de todos contra
todos y por doquier, una generalización tal que termina por
envolverlos – salvo en momentos de lucha social- en un manto de
desencanto colectivo. Para las clases medias, y sin que lo anterior esté
ausente, lo que prima es una experiencia individual de amargura. Para
ellos que tanto conciben el país como reflejo especular e imaginario de
los países “civilizados” del norte, Chile es, definitivamente, un país que
nunca será como ese “norte” imaginario pleno de normas justas.”
Acerca del Valor de Normalidad del Trabajo
El valor de normalidad del trabajo, en la perspectiva
de integración de la Psiquiatría Social es cada vez
más ilusorio ante las pocas oportunidades reales de
inclusión.
El trabajo es cada vez menos y la integración de
todas las personas en el mundo laboral se
transforma cada vez más en una ilusión. Las
consecuencias psicológicas de este proceso son
enormes, especialmente en una sociedad en que la
participación en el mundo laboral decide acerca de
prestigio, proyección a futuro e identidad personal.
Diferenciación
Disolución de límites
Cohesión
interna
Fragmentación
Psíquica,
Somática,
Psicosomática
Continuidad
temporal
Fragmentación
en
el eje del tiempo
Subjetividad
Inamovilidad
interna
Iniciativa,
Autoría
Determinación
ajena
Usurpación
Autenticidad
Falsedad,
Artificialidad
Afectividad
Muerte
anímica
?
?
ALTERACIONES
DEL SI MISMO
Se desprenden Consecuencias que
requieren ser investigadas
Lo Social v/s Lo
Psíquico

Precariedad de confianza.
Inmovilidad.
Desenvolvimiento mecánico
Aislamiento social
Violencia, precariedad.
Pobreza v/s Psicosis
Explorar las Nuevas Psicopatologías:

Sufrimiento psíquico de origen Social
(Coloreado como Depresión,
Trastorno conductual, T. Ansiedad)
“La inmovilidad, la pasividad, el mutismo, la ausencia
de fantasmas o de pensamientos expresados, la
monotonía de la vida, el rodar mecánico de la
existencia, tal vez intercalada con accesos de
violencia o de agitación (los “furores catatónicos” de
los antiguos autores), el aislamiento social y las
réplicas sobre el si mismo, la falta de sentido para
su persona, los afectos aplanados, la resistencia a
toda tentativa de movilización, todos signos de una
esquizofrenia prodrómica o residual que acompañan
a una masa de personas “sanas”, cesantes de larga
duración, sin empleo.”
“Todos ellos, psicóticos o no, habitan los sectores más miserables
de las ciudades… como los podremos reconocer, ¿los psicóticos que
debemos tratar profesionalmente? Cuestión ridícula para los
buenos espíritus o los grandes salvadores, capaces de hacer lo que
yo nunca llegaré a hacer: descartarlos a los unos afirmando “es lo
social” y ocuparse de los otros afirmando “es mental”… ya que ni
los signos deficitarios son un gran seguro para nosotros. Uno de
ellos no habla más, mientras que su vecino guarda silencio, él no
trabaja y su vecino no lo hace más. Uno vaga por las calles,
deambula sin destino y su vecino hace lo mismo. Uno no tiene
esperanza, no tiene nada en la cabeza. Igual que su vecino. A todas
las solicitudes, a todas las presiones, no responde ni con un no,
solo calla. Y su vecino hace lo mismo. A veces la violencia explota,
con gran ruido o en silencio: las boutiques son saqueadas, pero
sobre todo los espacios comunes, los paraderos de autobus…”
“El vandalismo escala, sin causa, al estado de
brutalidad. Y ese silencio, esa vagancia, esa tristeza,
esa indiferencia, esa violencia, son los mecanismos de
defensa contra una agresión interna, una agitación
ansiosa nacida de una personalidad frágil en vías de
desintegración, o una defensa contra la situación
social sin fin, sin esperanza, donde se unen contra la
persona cesante, la precariedad, la pobreza, la
humillación, la soledad… ¿Quién está enfermo?
¿Quién no lo está? Bien maligno, que puedo decir.
“Asistimos de esta manera a una extraña reinserción
de lo psicótico, una reinserción que pasa por la
integración en un mundo de la exclusión. A ese
enfermo, incluso entre los excluidos, arriesgamos de
no encontrarlo más: el desorden de su psiquismo
entra en resonancia con el desorden de la sociedad”.
Estrategias Nuevas
que implican
Políticas que aborden los
Problemas de
Salud Mental
En la
Comunidad
Relevancia Equipo Comunitario
Trabajadores Sociales
La triada de la Exclusión según Jean
Maisondieu:
Verguenza, Desmoralización e
Inhibición llevan a
Síndrome de Autoexclusión
Invariantes Clínica Psicosocial
REACCIONES AL SUFRIMIENTO
PSICOLÓGICO
El sufrimiento que ayuda a vivir es parte del si mismo, del medio social
y del futuro, de cara a una precariedad normal, marcada por las
incertidumbres del empleo o del estatus, en que los objetos sociales
se mantienen.

El sufrimiento que impide vivir e cara a una precariedad exacerbada:
En un primer caso el sujeto conserva sus objetos sociales, su empleo y
su habitación, por lo tanto, su posición existencial es la siguiente: si
pierdo mi trabajo estoy perdido. Se observa una disociación entre la
precariedad social y la precariedad psicológica. Se observa una
melancolización del vínculo social con u fuerte sentimiento de
culpabilidad: si el entorno es destruido, yo soy malo.
Nos encontramos en un área de prepatología con
resultado del tipo somatomorfo, depresivo o pseudo
depresivo, frecuentemente con elementos
persecutorios.

El segundo caso de sufrimiento que impide vivir es
en torno a la pérdida provisoria o a largo plazo de
los objetos sociales, en que la precariedad y el
umbral de la pobreza se conjugan:
La triada de la Exclusión según Jean Maisondieu:
Vergüenza, que impide hablar, salir, hacer sus
trámites, efectuar demandas para sí;
Desmoralización, que sin superponerse a la patología
depresiva puede conducir al suicidio, con la
Inhibición llevan al Síndrome de Autoexclusión.
• Espacio de “Prepatologías”
• Existencia de Sufrimiento psicológico
• Sin evolución esperada con Fármacos y/o Psicoterapia






Invariantes de la Clínica Psicosocial

1. La expresión del sufrimiento psíquico se debe abordar sobre la
base de lo social
2. Se observa una referencia a la precariedad en sus aspectos
sociales y psicológicos
3. La problemática de la Ruptura de Identidad es expuesta
de manera insistente
4. El sufrimiento psicológico es diferenciado de la enfermedad
mental
NECESIDAD de Ampliar la mirada en
Comentarios de
Objetivos Sanitarios
2000 - 2010
CARGA DE ENFERMEDAD 1993 Y 2007
AVISA por causas específicas, Chile 1993 AVISA por causas específicas, Chile 2007
Objetivos Sanitarios 2000-2010, MINSAL
Objetivos Sanitarios 2000-2010, MINSAL
Asociatividad

Según cifras otorgadas por el Departamento de
Promoción de la Salud, en 2001, 1.537 organizaciones
sociales participaban del Programa Salud con la Gente,
cifra que aumentó en 2004 a 3.272 organizaciones
integradas al programa a través de Planes Comunales de
Promoción de la Salud, lo que implicaría que la meta de
duplicar el número de organizaciones sociales en el
Programa Salud con la Gente, se encontraría cumplida.
Sin embargo, se han presentado dificultades para la
evaluación del cumplimiento de este objetivo, dado
principalmente por la falta de registros y las
dificultades para realizar el seguimiento de las
organizaciones participantes.
Objetivos Sanitarios 2000-2010, MINSAL
Enfermedades mentales

a. Objetivo con avance

Entre 2000 y 2004 se detuvo el ascenso de la
prevalencia mensual de consumo de drogas ilícitas,
que se venía observando desde 1994,
manteniéndose estable en 3%.

Respecto de la meta de reducir la
prevalencia de bebedores problema
en 10% (Gráfico II.12), según los resultados de la Encuesta de
Calidad de Vida y Salud, disminuyó de 16,5 en 2000 a 15,2 en
2006 (resultados preliminares), sin embargo, estas diferencias
no son significativas.

Mientras en los hombres se observa una leve disminución, en las
mujeres aumenta, lo que denota la necesidad de desarrollar
estrategias de prevención, diferenciadas según sexo.
b. Objetivo sin avance

La tasa de mortalidad por suicidio, ajustada por edad, aumentó
un 3%, es decir, de 9,7 por cien mil hab. en 1999 a 10 por cien mil
en 2003, alejándose de la meta propuesta para 2010 que es bajar
la mortalidad ajustada por edad en 10%.


c. Objetivos sin información

No se cuenta con información para el objetivo de disminuir la
recurrencia de episodios depresivos en un 10% (de 7,5 a 6,8%).
Las principales actividades realizadas en torno a este objetivo
han sido la implementación del programa nacional de detección y
tratamiento de la depresión y la incorporación de éste al régimen
GES a contar del 1 de julio de 2006.
0 50000 10000
0
15000
0
20000
0
25000
0
30000
0
35000
0
40000
0
45000
0
50000
0
Drogas ilícitas
Saneamiento e higiene
Contaminacion del aire(intra)
Actividad física
Sexo inseguro
Frutas y verduras
Colesterol sérico
Tabaco
Helicobacter Pylori
Sal (3g)
Bajo Peso nacimiento
Glicemia
Contaminacion aire (extra)
Presión arterial
Sobrepeso y obesidad (IMC)
Alcohol
AVISA atribuible a Factores de
Riesgo, Chile 2007
AVISA (años)
*
Carga atribuible subestimadas por razones metodológicas.
Comunidad como escaso bien en una sociedad
individualizada
La investigación moderna acerca de redes
sociales muestra el enorme rol que juegan
los recursos psicosociales de la propia red
para la superación productiva de las crisis y
conflictos. Aquí se originan tareas
especiales para la Psiquiatría Comunitaria
respecto de la generación de redes y la
promoción de capacidades individuales para
la trabajar en redes.
La investigación moderna acerca de Redes muestra el
enorme rol que juegan los recursos psicosociales de la
propia red para la superación productiva de las crisis y
amenazas (Strauss, 2002): aquí se produce el apoyo
emocional, aquí gano mi autoestima, aquí recibo la ayuda
diaria. Existen pruebas para todos los problemas
imaginables, desde el embarazo hasta la pérdida de una
persona importante, desde la cesantía hasta una grave
enfermedad somática, que la disponibilidad y calidad de la
ayuda y apoyo desde la propia red social son decisivos para
la superación de los mismos. Las redes sociales generan
una suerte de “escolta” a través de las crisis de nuestra
vida o se pueden entender como una “colchoneta social”.
Entrevista a Juan Marconi (Mayo 2000)

El paso de conocimiento en forma masiva desde los investigadores
teóricos universitarios hacia la comunidad, configurándose una
pirámide de delegación de funciones que tenía muy bien organizada la
logística.

Más que el académico, el que estaba maduro para tomar en sus manos
sus propios problemas era el pueblo; la idea era que el alcoholismo,
después la neurosis y la privación sensorial lo resolviera la propia
comunidad con apoyo técnico pero sin dirección técnica en el sentido
de autoritarismo, lo que podríamos llamar poder popular era
realmente la base de lo que estábamos planteando; entregar el poder
al pueblo, por lo tanto, el lugar de los investigadores era el terreno y
no la teoría.

Es lo que se llamaría hoy día la transferencia tecnológica ahora que
estamos en otro tiempo. El paso del conocimiento en forma masiva.
El programa de alcoholismo llevaba 5 años; era un éxito enorme
demostrado. En una investigación que estudió el nivel D5 y D4 se
obtuvo un 72% de mejoría con nuestro programa, que, comparándolo
con la eficiencia de los tratamientos de antes, arrojaban sólo un 35%
de mejoría. Después, en el nivel D3 se hizo un estudio acerca de la
mejoría de los alcohólicos obteniéndose un 65%. A su vez, en el nivel
D2 y D1 en un trabajo encabezado por Minoletti y Pemjean,
encontraron que había tres modelos de programas y el programa
integral o intracomunitario, atendía tres veces más a los pacientes
que la forma tradicional. En resumen, se midió en todos los niveles la
eficacia del programa.

Se demostró en el programa intracomunitario la anatomía interna de
la comunidad, nos ayudó a entenderla mejor. Se demostró que ésta
puede resolver sus problemas sin nosotros. Se probó que este
programa es mucho más eficaz que el sistema oficial, de mucho
menor costo y todos los que pasaron por ahí quedaron marcados,
nunca se van a olvidar, es una cosa indeleble.
Recién en el 90 hubo un desarrollo bastante
explosivo que dio forma al sistema actual que
es un poco tecnocrático, aunque está como
idea la participación comunitaria, como idea y
no como práctica; en ese sentido es
tecnocrático, es decir, no cuentan el recurso
mayor que tienen que es la comunidad.
Dr. Juan Marconi,
Creador de la Psiquiatría Intracomunitaria
PSYKHE 2004
DEFINIR LA SALUD MENTAL AMPLIADA
CONOCIENDO LOS RIESGOS
Una Salud Mental suficientemente buena
puede ser definida como la capacidad de
vivir y de sufrir en un medio ambiente dado
y transformable, es decir, como la capacidad
de vivir con otros permaneciendo en si
mismo, sin destructividad, pero no sin
revueltas.