You are on page 1of 60

PRECIPITACIÓN

Se denomina precipitación al agua que proviene de la humedad atmosférica y
cae a la superficie terrestre, principalmente en estado líquido (llovizna y
lluvia) o en estado sólido (escarcha, nieve y granizo). La precipitación es uno
de los procesos meteorológicos más importantes para la hidrología, y junto a
la evaporación constituyen la forma mediante la cual la atmósfera interactúa
con el agua superficial en el ciclo hidrológico del agua.
CLASIFICACIÓN DE LAS PRECIPITACIONES.

De acuerdo a sus características físicas .

La precipitación puede adquirir diversas formas como producto de la
condensación del vapor de agua atmosférico, formado en el aire libre o en la
superficie de la tierra, y de las condiciones locales, siendo las más comunes las
que se detallan a continuación:
a) Llovizna
En algunas regiones es más conocida como garúa, consiste en diminutas gotitas
de agua líquida cuyo diámetro fluctúa entre 0.1 y 0,5 mm; debido a su pequeño
tamaño tienen un asentamiento lento y en ocasiones parecen que flotaran en el
aire. La llovizna usualmente cae de estratos bajos y rara vez excede de 1 mm/h.
b) Lluvia
Es la forma de precipitación más conocida y la que habitualmente se presenta en
el departamento de Cajamarca. Consta de gotas de agua líquida comúnmente
mayores a los 5 mm de diámetro. En muchos países suelen clasificarla como
ligera, moderada o fuerte según su intensidad (ver Tabla 4. 1).
c) Escarcha
Es un depósito blanco opaco de gránulos de hielo más o menos separados
por el aire atrapado y formada por una rápida congelación efectuada sobre
gotas de agua sobrecongeladas en objetos expuestos (ver Figura 4.3), por lo
que generalmente muestran la dirección predominante del viento. Su
gravedad específica puede ser tan baja como 0,2 ó 0,3.
d) Nieve
Aparece cuando las masas de aire cargadas de vapor de agua se
encuentran con otras cuya temperatura es inferior a 0°C. Está compuesta de
cristales de hielo, de forma hexagonal ramificada (ver Figura 4.4), y a
menudo aglomerada en copos de nieve, los cuales pueden alcanzar varios
centímetros de diámetro. La densidad relativa de la nieve recién caída varía
sustancialmente, pero en promedio se asume como 0,1.
e) Granizo
Es la precipitación en forma de bolas de hielo, producida en nubes convectivas. El
granizo se forma a partir de partículas de hielo que, en sus desplazamientos por la
nube, van "atrapando" gotas de agua. Las gotas se depositan alrededor de la
partícula de hielo y se congelan formando capas, como una cebolla. Los granizos
pueden ser esferoidales, cónicos o irregulares en forma, y su tamaño varía desde
5 hasta 125 mm de diámetro, pudiendo llegar a destrozar cosechas.
De acuerdo al mecanismo de formación.
La precipitación puede clasificarse teniendo en cuenta el factor principalmente
responsable, ya que lo más frecuente es que sea generada por varios factores,
del elevamiento de la masa de aire que la genera. Con base en ello se pueden
distinguir tres tipos de precipitación, a saber:
a) Precipitación Ciclónica
Cuando dos masas de aire, una caliente y una fría, se encuentran, en lugar de
simplemente mezclarse, aparece una superficie de discontinuidad definida entre
ellas, llamada frente (ver Figura 4.5). El aire frío al ser más pesado, se extiende
debajo del aire caliente por lo que el aire caliente se eleva y su vapor de agua se
puede condensar y producir precipitación.
b) Precipitación Convectiva
Es el tipo de precipitación que predomina en la zona costera por acción de los
anticiclones norte y sur del atlántico. Se presenta cuando una masa de aire que
se calienta tiende a elevarse, por ser el aire cálido menos pesado que el aire de
la atmósfera circundante. La diferencia en temperatura puede ser resultado de
un calentamiento desigual en la superficie (Figura 4.6), enfriamiento desigual en
la parte superior de una capa de aire, o por la elevación mecánica cuando el aire
se fuerza a pasar sobre una masa de un aire más denso (ciclones), o sobre una
barrera montañosa.
c) Precipitación Orográfica
Resulta del choque entre las corrientes oceánicas de aire que cruzan sobre
la tierra y las barreras montañosas (figura 4.7), generando la elevación
mecánica del aire, el cual posteriormente se enfría bajo la temperatura de
saturación y vierte humedad, este tipo de precipitación suele ser la que se
presentan en la zona montañosa del departamento de Cajamarca, por
ejemplo.
b) La Duración
Corresponde al tiempo que transcurre entre el comienzo y el fin de la tormenta.
Aquí conviene definir el período de duración, que es un determinado período de
tiempo tomado en minutos u horas, dentro del total que dura la tormenta. Tiene
mucha importancia en la determinación de las intensidades máximas como
veremos más adelante. Ambos parámetros se obtienen de un pluviograma o
banda pluviográfica, tal como se muestra en la figura 4.12
c) La Frecuencia
Es el número de veces que se repite una tormenta de características de intensidad
y duración definidas en un período de tiempo más o menos largo, tomado
generalmente en años. Así, se puede decir por ejemplo que; para tal localidad
puede presentarse una tormenta de intensidad máxima igual a 56 mm/h con una
duración de 30 minutos cada 10 años.
El Hietograma

Esto se consigue mediante el
hietograma o histograma de
precipitación, que es un gráfico de
forma escalonada que representa
la variación de la intensidad (en
mm/h) de la tormenta en el
transcurso de la misma (en
minutos u horas). En la Figura
4.13 se puede ver esta relación
que corresponde a la tormenta
registrada por el pluviograma.
ANÁLISIS DEL VALOR DE LA INTENSIDAD MÁXIMA

Definiciones
a) Punto hidráulicamente más lejano; Se denomina así a un punto de la
cuenca tal que dadas sus condiciones de distancia y pendiente es el último en
drenar sus aguas hasta la salida de la cuenca. De dos puntos ubicados a una
misma distancia de la salida, drenará más lento aquel ubicado a menor altitud,
porque la pendiente de su recorrido es menor.
b) Tiempo de concentración; Es aquel tiempo en el cual la gota ubicada en
el punto más lejano llega a la salida de la cuenca. Este tiempo de concentración
puede variar desde unos pocos minutos hasta una ó más horas, dependiendo
fundamentalmente de las condiciones fisiográficas de la cuenca.
c) Intensidad máxima; Se considera que la intensidad máxima es la relación
im =dP/dt, entonces esta intensidad máxima depende de la magnitud de dt: A
mayor período de duración, menor intensidad por unidad de tiempo e
inversamente a menor período de duración mayor intensidad. Las lluvias que
ocasionan la descarga máxima a una cuenca son aquellas cuya duración es igual
al tiempo de concentración.
Ejemplo del análisis de una tormenta registrada por un pluviograma

a) Identificación de los puntos de cambio de intensidad; Marcar en el
pluviograma los puntos correspondientes a los momentos en que la intensidad
ha cambiado, que se reconoce por el cambio en la pendiente de la línea que
marca la precipitación, o sea que la línea es más o menos inclinada de acuerdo
a un aumento o disminución de la intensidad.
b) Tabulación; Ya identificados los puntos de interés según se explica en el
punto anterior; se procede a tabular la información según se aprecia en la Tabla
4.2 y en el que se indica:
- Hora, Corresponde a la hora (indicada en el Pluviógrafo en abcisas) en que la
precipitación cambia de intensidad.
- Lluvia acumulada, Corresponde a la lluvia registrada en las ordenadas del
pluviograma. Tener en cuenta el vaciado del sifón, sumando 10 mm cada vez
que se produce.
- Intervalo de tiempo o tiempo parcial, Es el tiempo que ha transcurrido entre
estos cambios de intensidad, se expresa en minutos.
- Tiempo acumulado, Es la suma sucesiva de los tiempos parciales de la
columna anterior.
- Intensidad, Se obtiene por el cociente entre lluvia parcial y tiempo parcial.
c) Cálculo de la intensidad máxima para períodos de duración diferentes, En
la tabla descrita y en la figura correspondiente puede verse claramente que la
intensidad varía durante el transcurso de la tormenta. Así por ejemplo, entre las
12:00 y 12:50, es decir en 50 minutos cayeron 8,5 mm de lluvia, en una hora
hubieran caído 10,2 mm; entonces decimos que la intensidad durante estos 50
minutos fue de 10,2 mm/h. Entre las 12:50 y 2:00 (70 minutos) cayeron 10 mm de
lluvia, lo que quiere decir que en una hora han caído 8,57 mm, se dirá que la
intensidad durante este intervalo fue de 8,57 mm/h.

Lo que nos interesa es determinar, para esta tormenta, las intensidades
máximas para determinados períodos de duración sea por ejemplo 5, 10, 30,
60, 120, 240 minutos; dentro del tiempo total de duración de la tormenta.
Aquí vemos que la intensidad máxima es de 10,2 mm/h y que esta intensidad duró
50 minutos.
Luego, la intensidad máxima para 5 ó 10 ó 30 es de 10,2 mm/h. Para calcular la
intensidad máxima correspondiente a 60 minutos realicemos el siguiente
razonamiento:
- Durante 50 minutos, la intensidad máxima fue de 10.2 mm/h.
- Para 60 minutos nos faltan 10 minutos; entonces, hay que buscar antes o
después del período de 50 minutos, la intensidad máxima inmediata inferior a 10,2
mm/h, vemos que en este caso es 8,6 mm/h; entonces podemos establecer las
siguientes relaciones: 50/60 corresponden a una intensidad máxima de 10,2
mm/h.10/60 corresponden a una intensidad máxima de 8,6 mm/h.
Para buscar la intensidad máxima correspondiente a 120 minutos se procede de
la misma manera y tendremos:
- Durante 50 minutos la intensidad máxima fue de 10,2 mm/h.
- Para 120 minutos nos faltan 70 minutos.
- Vemos que durante los 70 minutos siguientes precisamente se tuvo la intensidad
máxima inmediata inferior correspondiente a 8,6 mm/h.
ELEMENTOS FUNDAMENTALES DEL ANÁLISIS DE LAS TORMENTAS

Durante el análisis de las tormentas hay que considerar:
a) La Intensidad
Que es la cantidad de agua caída por unidad de tiempo. Lo que interesa
particularmente de cada tormenta es la intensidad máxima que se haya
presentado. Es decir, la altura máxima de agua caída por unidad de tiempo. De
acuerdo a esto la intensidad se expresa de la siguiente manera:
Análisis de frecuencias de las tormentas

Ya se ha visto como se procede para calcular la intensidad y duración de las
tormentas; ahora se determinará la frecuencia con que una determinada
tormenta se puede repetir en el tiempo. Para esto, se procede a analizar las 2, 3
ó 4 tormentas mayores (mm) de cada año registradas en una localidad
siguiendo el procedimiento ya explicado. Es decir, que para cada una de esas
tormentas se determina la intensidad máxima en diferentes períodos de
duración.
Estos resultados se tabulan en orden cronológico como se puede ver en la
Tabla 4.3 donde por comodidad sólo se han consignado las intensidades
máximas correspondientes a los períodos de duración de 10, 30, 60 y 120
minutos.
A partir de cada año se toma de la tabla la intensidad máxima para cada una de
las cuatro duraciones, obteniendo una nueva tabla de 30 registros para cada
duración. Para determinar la frecuencia, el siguiente paso es ordenar de manera
decreciente, e independientemente de la duración, los valores de las
intensidades máximas correspondientes a cada duración. Se obtiene entonces
la tabla 4.4 donde pueden verse las intensidades máximas de 10, 30, 60 y 120
minutos con indicación de su frecuencia, que se calcula de acuerdo a la
siguiente relación:
De la misma manera el período de retorno (Tr) será la inversa de la frecuencia. Así,
para 10 minutos de duración, el primer valor o valor más alto es 116 mm/h;
entonces decimos que una precipitación de esa intensidad tiene una frecuencia de
3,22 %, es decir, que en el transcurso de 100 años será igualada o superada sólo
tres veces en promedio y que su período de retorno es 31 años.

Por otra parte, la segunda magnitud 113 mm/h tiene una frecuencia de 6,44% lo
que significa que en el período de 100 años será igualada o superada solamente 6
veces en promedio, con un Tr de 16 años. Además se observa que a mayor
magnitud del intervalo de duración menor es la intensidad.
CURVAS INTENSIDAD - DURACIÓN – FRECUENCIA

Los valores consignados en el cuadro anterior dan los elementos de juicio básicos
para la realización de cálculos previos al diseño de obras de ingeniería hidráulica.
Por eso conviene representar estos valores en otras formas más manejables y de
más fácil lectura, con el fin de poder interpolar valores que no se encuentren en la
tabla.
Mediante la construcción de gráficos llamados familias de curvas de
duración-intensidad frecuencia como pueden verse en la figura 4.5
Este gráfico nos permite saber, por ejemplo, cual será el valor de la intensidad
máxima para 45 ó 90 minutos de período de referencia que se presente con
una frecuencia de cada año o cada 10 años, o cada cualquier otro período de
tiempo.