DIVERTICULO DE MECKEL

DRA. BERTI

El divertículo de Meckel es una variante anatómica normal hallada en el 2% de la población. Es el remanente del conducto vitelino, que usualmente se ubica en el borde antimesentérico del íleon a unos 60 cm del íleon terminal. Como una variante congénita, los divertículos de Meckel son hallados frecuentemente en niños y menos comúnmente en la población adulta

Desde un punto de vista embriológico, un divertículo de Meckel se origina cuando el conducto vitelino (u onfalomesentérico), que normalmente conecta el intestino primitivo con el saco embrionario, falla en obliterarse alrededor de la 7º u 8º semanas de gestación. Esto conduce a varias anomalías posibles, incluyendo fístula onfalomesentérica, enteroquiste, una banda fibrosa conectando el intestino con el ombligo o un divertículo de Meckel, con o sin un cordón fibroso conectando con el ombligo.

Anatómicamente, el divertículo de Meckel es un divertículo verdadero conteniendo todas las capas del intestino delgado, naciendo del borde antimesentérico del íleo y recibiendo su vascularización de un remanente de la arteria vitelina, que emana de la arteria mesentérica superior.

Se origina en la superficie antimesentérica del íleon a unos 4 cm. de la válvula Ileocecal en lactantes y casi 50 cm en adultos. Puede ser libre y movible o su punta estar unida a la pared anterior del cuerpo en el ombligo. Su tamaño oscila entre 1 y 11 cm, y el diámetro de su boca, entre 0,3 y 3,5 cm.

PRESENTACIÓN CLINICA
El 90% cursan de forma asintomática toda la vida, el 10 % restante origina complicaciones; hemorragia, obstrucción, inflamación (diverticulitis) y perforación. La presencia de tumores es un hallazgo infrecuente, los más comunes son el adenocarcinoma y el carcinoide.

TRATAMIENTO
El hallazgo accidental intraoperatorio de un divertículo de Meckel sano, en un niño o adolescente, obliga su extirpación para prevenir futuras complicaciones. En el adulto la extirpación de un divertículo de Meckel sano es innecesaria dada la baja probabilidad de complicaciones.

La extirpación de un divertículo sano se realiza mediante sección de su base y sutura de la brecha en forma transversal para evitar obstruir la luz intestinal. En el divertículo complicado conviene extirpar también el segmento intestinal de origen y realizar una anastomosis terminoterminal.

Los factores que llevan a efectuar la resección incluyen los siguientes: edad joven al momento del diagnóstico, cuello diverticular estrecho, adherencias u obstrucciones abdominales previas o cualquier anomalía visual o palpable en el divertículo de Meckel. Los factores que desalientan la resección incluyen la edad avanzada, cuello diverticular ancho y ausencia de otra patología abdominal.