Enseñanzas del Papa

Francisco. No.64
El 14 de julio dijo:
“El hombre debe volver a ser el centro de la sociedad”.
“Se descartan los niños, por el nivel de natalidad …
se descartan los ancianos porque no sirven.
¿Y entonces?

Se descarta toda una generación de jóvenes y esto
es gravísimo. He visto una cifra: 75 millones de
jóvenes, menores de 25 años, sin trabajo. Los jóvenes
'ni-ni': ni estudian. Ni trabajan. No estudian porque no
tienen posibilidad y no trabajan porque no hay
trabajo.
¡Es otro descarte! ¿Cuál será el próximo?
Detengámonos a tiempo ¡por favor!”.

…“Se descarta lo que no sirve porque el ser humano no
está en el centro. Y cuando el hombre no está en el
centro,
hay algo que sí lo está y el hombre está a su servicio.
La idea es, entonces, la de salvar al hombre,
en el sentido de que vuelva al centro: al centro de la
sociedad, al centro de los pensamientos, al centro de la
reflexión. Llevar otra vez al hombre al centro”…



El 18 de julio el Papa Francisco llamó a los presidentes
de Israel y Palestina, Shimon Peres y Mahmoud Abbas,
para exhortarlos a seguir rezando y esforzándose por
conseguir que las partes interesadas y los que tienen
responsabilidad política se comprometan por un cese
de hostilidades a favor de una tregua que traiga la paz
en la Franja de Gaza.

El 18 de julio el Papa Francisco expresó en
vídeo,
a 20 años del atentado de la AMIA:
El terrorismo es una locura.
El terrorismo solamente sabe matar,
no sabe construir, destruye.
Por eso mi cercanía a todos aquellos que han
visto vidas sesgadas, esperanzas truncadas,
ruinas…


El 20 de julio en sus palabras previas al ángelus dijo
acerca de la parábola del Evangelio Mateo 13, 24-43;
“La escena se desarrolla en un campo en donde el
propietario siembra la semilla; pero una noche llega el
enemigo y siembra la cizaña, término que en hebreo
deriva de la misma raíz del nombre „Satanás‟ y evoca
el concepto de división”.

“todos sabemos que el demonio es un cizañero:
trata siempre de dividir a las personas, a las familias,
a las Naciones y a los pueblos”.
“Los peones quisieran de inmediato arrancar la hierba
mala, pero el propietario lo impide con esta motivación:
„porque al arrancar la cizaña, corren el peligro de
arrancar también el trigo‟. Porque todos sabemos que,
cuando la cizaña crece,
se parece mucho a la semilla buena y existe el peligro de
confundir una con otra”.

“la enseñanza de la parábola es doble. Ante todo dice que el
mal en el mundo no proviene de Dios, sino de su enemigo, el
Maligno.
Es curioso: él va de noche a sembrar la cizaña, en la
oscuridad,
en la confusión… Donde no existe la luz, él va y siembra la
cizaña”.

“Este enemigo es astuto:
ha sembrado el mal en medio del bien, de manera que es
imposible para nosotros hombres separarlos netamente;
pero al final, Dios, podrá hacerlo. Él se toma el tiempo”.


“la contraposición entre la impaciencia de los
peones y la paciente espera del propietario del
campo, que representa a Dios. A veces nosotros
tenemos una gran prisa en juzgar, clasificar, poner
de un lado a los buenos, y del otro a los malos”.


“Pero acuérdense de la oración del hombre soberbio:
„te agradezco, Dios, porque yo soy bueno y no soy
como ese otro que es malo‟. Acuérdense de esto.
Dios en cambio sabe esperar. Él mira en el „campo‟ de
la vida de cada persona con paciencia y misericordia:
ve mucho mejor que nosotros la suciedad y el mal,
pero también ve los retoños del bien y espera con
confianza que maduren”.

“Dios es paciente, sabe esperar.
¡Que hermoso es esto!
Nuestro Dios es un padre paciente,
que nos espera siempre, y nos espera con el
corazón en la mano para acogernos,
¡para perdonarnos!
Nos perdona siempre si vamos hacia Él”.
“La actitud del propietario es aquella de la esperanza
fundada sobre la certidumbre de que el mal no tiene ni
la primera ni la última palabra. Y hay más:
gracias a esta paciente espera de Dios la misma
cizaña,
o sea el corazón malvado con tantos pecados,
al final puede convertirse en semilla buena”.
“Pero atención la paciencia evangélica no es
indiferencia al mal; ¡no se puede hacer confusión
entre bien y mal! Frente a la cizaña presente en el
mundo el discípulo del Señor está llamado a imitar
la paciencia de Dios,
a alimentar la esperanza con el apoyo de una
inquebrantable confianza en la victoria final del bien,
o sea de Dios”.

“Al final, de hecho, el mal será arrancado y
eliminado: al tiempo de la cosecha, o sea del
juicio,
los cosechadores seguirán la orden del
propietario separando la cizaña para quemarla”.
“En aquel día de la cosecha final el juez será Jesús,
Aquel que ha sembrado la semilla buena en el mundo
y que se ha vuelto Él mismo „semilla‟,
ha muerto y resucitado”.

“Al final todos seremos juzgados con la misma
medida ¿Con cuál? ¿Con cuál medida? con la misma
medida con la que hemos juzgado: la misericordia
que habremos tenido para con los demás será usada
también con nosotros”.

“Pidamos a la Virgen, nuestra Madre,
que nos ayude a crecer en la paciencia, en la
esperanza y en la misericordia con todos los
hermanos”.
El 20 de julio dijo: “he recibido con preocupación las
noticias procedentes de las Comunidades cristianas en
Mosul (Irak) y en otras partes de Oriente Medio, donde
éstas, desde el inicio del cristianismo, han vivido con
sus conciudadanos,
ofreciendo una contribución significativa al bien de la
sociedad. Hoy son perseguidos”.

“¡Nuestros hermanos son perseguidos, son
enviados fuera, deben dejar sus casas sin tener
la posibilidad de llevarse nada! Aseguro a estas
familias y a estas personas mi cercanía y mi
constante oración”.
“Queridos hermanos y hermanas tantos
perseguidos, yo sé cuánto sufren, yo sé que son
despojados de todo.
Estoy con vosotros en la fe con Él que ha vencido el
mal.
Y a vosotros aquí, en la plaza,
y a todos los que nos siguen por la televisión, invito
recordar en la oración”.

“Aliento a los cristianos en el mundo a perseverar en
la oración por las situaciones de tensión
y de conflicto que persisten en diferentes partes del
mundo, especialmente en Oriente Medio y Ucrania”.

“El Dios de la paz suscita en todos un auténtico
deseo de diálogo y de reconciliación. La violencia no
se vence con la violencia”.

“¡La violencia se gana con la paz!
Recemos en silencio pidiendo la paz”

En twitter dijo:
Queridos jóvenes, no caigan en la mediocridad;
la vida cristiana es para alcanzar nobles ideales.



La Iglesia es misionera por naturaleza:
existe para que todo hombre y mujer puedan
encontrarse con Jesús.




Dios ama al que da con alegría. Aprendamos a dar
generosamente, desprendiéndonos de los bienes
materiales.
Si deseas recibir mails, relacionados con la
Iglesia: que contienen diapositivas, vida de
Santos, Evangelio del Domingo, etc.
Escribe a:
unidosenelamorajesus@gmail.com

con el título suscripciones.
Servicio Gratuito.
Que Dios te llene de bendiciones.
Y que permanezcamos unidos en el amor a
Jesús.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful