You are on page 1of 73

Los Trastornos Músculo Esqueléticos (TMS

)
constituyen una diversa patología que afecta a la
periferia de las articulaciones,
en particular de los músculos, los tendones y los
nervios que permiten
el movimiento de las piezas óseas de los
miembros superiores e inferiores. El
síndrome del túnel carpiano es la patología más
conocida y extendida: se trata
de una inflamación del nervio carpiano que se
encuentra en la muñeca. Otras
patologías también frecuentes afectan a los
hombros, los codos y las rodillas,
además de los cada vez más habituales dolores
dorsales.
Cuadro n.º 1
DEFINICIÓN DE LOS TRASTORNOS MUSCULOESQUELETICOS (TMS).

Incluyen diversas clases de alteraciones clasificables en cuatro
tipos: inflamaciones de los tendones (tendinitis y
tenosinovitis), localizados en antebrazo o muñeca, codos y
hombros, asociado a períodos prolongados de trabajo repetitivo
y estático;
compresión de los nervios (síndromes de inmovilización),
localizables en muñeca y antebrazo; mialgias (dolor y deterioro
funcional de los músculos) que afectan a cuello y hombros,
frecuente en actividades de trabajo estático, y;
trastornos degenerativos de la columna, en especial en
cuello y región dorso lumbar, más frecuente entre trabajadores
que realizan trabajos manuales o físicos pesados. Estos
trastornos son de carácter crónico y los síntomas no suelen
manifestarse hasta que la persona no se expone a factores de
origen laboral durante un cierto período de tiempo, llegando a
producir deterioro físico e incapacidad laboral.
Causas
En que procesos del trabajo se producen los
TMS en el sector de las artes gráficas
La muestra de la encuesta incluye
mayoritariamente trabajadores de impresión
(43,5%), en menor medida de manipulado
(cartón y papel) 37% y encuadernación
(8,2%) y preimpresión (3,3%).

¿Cómo se identifican los trastornos
músculo esqueléticos?
En los trastornos músculo esqueléticos encontramos
una serie de alteraciones que se presentan con cierta
frecuencia en los músculos como mialgias, calambres,
contracturas y rotura de fibras: en los tendones y
ligamentos como tendinitis, sinovitis, tenosinovitis,
roturas, esguinces y gangliones; en las articulaciones,
las artrosis, artritis, hernias discales y bursitis, además
de los atrapamientos y estiramientos de los nervios y los
trastornos vasculares entre las a alteraciones más
frecuentes.

Tendinitis: es una inflamación de un tendón debida, entre otras
causas
a flexo extensiones repetidas; el tendón está repetidamente en tensión,
doblado, en contacto con una superficie dura o sometido a vibraciones.
Como consecuencia de estas acciones se desencadenan los
fenómenos inflamatorios en el tendón, que se engruesa y se hace
irregular.

Tenosinovitis: Cuando se producen flexo extensiones repetidas,
el líquido
sinovial que segrega la vaina del tendón se hace insuficiente y
esto produce una fricción del tendón dentro de su funda, apareciendo
como primeros síntomas calor y dolor, que son indicios de inflamación.
Así el deslizamiento es cada vez más forzado y la repetición de estos
movimientos puede desencadenar la inflamación de otros tejidos
fibrosos
que se deterioran, cronificándose la situación e impidiendo finalmente
el movimiento.

Gangliones: abultamiento quístico indoloro en un tendón, situado
alrededor de las articulaciones

Si son los ligamentos los que se alteran se producen
esguinces que son estiramientos con o sin desgarros
ligamentosos por torceduras articulares.

En las articulaciones los procesos artrósicos se producen por
pérdida del cartílago articular y las bursitis por inflamación de la
bolsa que rodea y lubrifica la articulación.

Los nervios pueden sufrir compresiones, atrapamientos y
estiramientos produciendo alteraciones en toda la zona que
inervan produciendo síntomas motores o sensitivos más allá de
donde se produjo la lesión.

De los trastornos vasculares es importante destacar la
enfermedad de Raynaud que consiste en crisis de
vasoconstricción desencadenadas por el frío que se manifiestan
con palidez seguido de amoratamiento y enrojecimiento de las
manos. En general, esta enfermedad se agrava con las
vibraciones.
¿Dónde se localizan los TMS?
Cuello.
La columna cervical consta de 7 vértebras y aunque puede realizar todos los movimientos de
flexión, extensión, lateralidad y giro con cierta amplitud no soporta grandes presiones. Su función
principal es la de sostener la cabeza que por su propio peso tiende a caer hacia delante lo que obliga
a la musculatura de la nuca a mantenerse en constante actividad estática. Además, por esta misma
razón, en los movimientos de flexión se requiere también la actividad extensora. La inclinación lateral
y el giro reducen los espacios entre las vértebras por los que salen los nervios desde la médula hacia
las zonas periféricas lo que puede producir su compresión.
El Síndrome cervical por tensión se origina por tensiones repetidas del elevador de la escápula y
del grupo de fibras musculares del trapecio en la zona del
cuello. Aparece al realizar trabajos por encima del nivel de la cabeza repetida o sostenidamente, o
cuando el cuello se mantiene en flexión.

Columna dorsal.
Consta de 12 vértebras sobre las que se articulan sendas costillas, de las cuales siete primeras se
insertan en el esternón, las tres siguientes lo hacen a través de cartílagos y las dos últimas no se
insertan quedando flotantes. Este conjunto constituye la jaula torácica que protege los pulmones y el
corazón, siendo fundamental en los movimientos respiratorios. Aunque la columna dorsal tiene poca
movilidad tiene cierta capacidad de rotación.

Columna lumbar.
Está constituida por 5 vértebras preparadas para soportar grandes fuerzas de compresión pero no
para los movimientos de rotación que son capaces de producir lesiones por cizallamiento en los
discos intervertebrales y dar lugar a la disminución de su tamaño, a la pérdida de su elasticidad y a su
deformación comprometiendo las funciones de movilidad y los espacios ocupados pos los nervios. La
dorsolumbalgia aparece cuando se adoptan malas posturas, se permanece sentado mucho tiempo
(trabajo estático) y se manejan cargas con frecuencia(trabajo dinámico) y se favorece con la vida
sedentaria, el sobrepeso y la insatisfacción en el trabajo. La hernia discal es una protrusión del disco
intervertebral en el canal raquídeo produciendo compresión de la médula y hacia atrás comprimiendo
los nervios raquídeos. Se presenta con mayor frecuencia en la región lumbar y cervical. El
pinzamiento de un nervio es una compresión que se produce por procesos mecánicos cuyas
causas más frecuentes son la hernia discal y los procesos de artrosis vertebral de la columna cervical
y lumbar.

Hombro
Tendinitis del manguito de los
rotadores: el manguito de los rotadores lo
forman cuatro tendones que se unen en la
articulación del hombro. Los trastornos
aparecen en trabajos donde los codos
deben estar en posición elevada, o en
actividades donde se tensan los tendones
o la bolsa subacromial. Se asocia con
acciones repetidas de levantar y alcanzar
con y sin carga, y con un uso continuado
del brazo en abducción o flexión.

Síndrome de estrecho torácico o
costoclavicular: aparece por la
compresión
de los nervios y los vasos sanguíneos que
hay entre el cuello y el hombro. Puede
originarse por movimientos de alcance
repetidos por encima del hombro.

Alteraciones específicas en
brazo y codo.
Epicondilitis y epitrocleítis: en el codo
predominan los tendones sin vaina. Con el
desgaste o uso excesivo, los tendones se irritan
produciendo dolor a lo largo del brazo, incluyendo
los puntos donde se originan en el codo. Las
actividades que pueden desencadenar este
síndrome son movimientos de impacto o
sacudidas, supinación o pronación repetida del
brazo, y movimientos de flexión y extensión
forzados forzados de la muñeca.
Síndrome del pronador redondo: aparece
cuando se comprime el nervio mediano en su paso
a través de los dos vientres musculares del
pronador redondo del brazo.
Síndrome del túnel cubital: originado por la
flexión extrema del codo.
Síndrome del túnel radial: aparece al atraparse
periféricamente el nervio radial, originado por
movimientos rotatorios repetidos del brazo, flexión
repetida de la muñeca con pronación o extensión
de la muñeca con supinación.
Tenosinovitis del extensor largo 1º dedo:
originado por movimientos rotatorios repetidos del
brazo.

Alteraciones específicas en mano y
muñeca.
Tendinitis: es una inflamación de un tendón debida, entre otras causas, a
que está repetidamente en tensión, doblado, en contacto con una
superficie dura o sometido a vibraciones. Como consecuencia de estas
acciones el tendón se ensancha y se hace irregular.

Tenosinovitis: producción excesiva de líquido sinovial por parte de la
vainatendinosa, que se acumula, hinchándose la vaina y produciendo
dolor. Se originan por flexiones y/o extensiones extremas de la muñeca.
Un caso especial es el síndrome de De Quervain, que aparece en los
tendones abductor largo y extensor corto del pulgar al combinar agarres
fuertes con giros o desviaciones cubitales y radiales repetidas de la mano.

Dedo en gatillo: dedo en resorte o tenosinovitis estenosante digital, es el
bloqueo de la extensión de un dedo de la mano por un obstáculo
generalmente en la cara palmar de la articulación metacarpofalángica y
que afecta a los tendones flexores cuando pasan por una polea fibrosa a
este nivel. En estos casos, la inflamación y el engrosamiento del tendón o
de su vaina, así como la presencia de adherencias por la sinovitis
producida, provoca un conflicto de espacio en el normal deslizamiento del
tendón y la vaina por esa polea. Se origina por flexión repetida del dedo, o
por mantener doblada la falange distal del dedo mientras permanecen
rectas las falanges proximales.

Síndrome del canal de Guyon: se produce al comprimirse el nervio
cubital cuando pasa a través del túnel Guyon en la muñeca. Puede
originarse por flexión y extensión prolongada de la muñeca, y por
presión repetida en la base de la palma de la mano.

Síndrome del túnel carpiano: se origina por la compresión del nervio
mediano en el túnel carpiano de la muñeca, por el que pasan el nervio
mediano, los tendones flexores de los dedos y los vasos sanguíneos.
Si se hincha la vaina del tendón se reduce la abertura del túnel
presionando el nervio mediano. Los síntomas son dolor,
entumecimiento, hormigueo y adormecimiento de la parte de la mano:
de la cara palmar del pulgar, índice, medio y anular; y en la cara
dorsal, el lado cubital del pulgar y los dos tercios distales del índice,
medio y anular. Se produce como consecuencia de las tareas
desempeñadas en el puesto de trabajo que implican posturas forzadas
mantenidas, esfuerzos o movimientos repetidos y apoyos prolongados
o mantenidos.

Por qué se producen los trastornos músculo esqueléticos
en el sector de las artes gráficas
La incorporación de las nuevas tecnologías, sobre todo en las grandes empresas, ha
eliminado gran parte del esfuerzo físico que tradicionalmente se realizaba en determinadas
tareas: Se utilizan pantallas de visualización de datos en preimpresión (fotocomposición y
fotomecánica). Ello implica la realización de trabajo estático y sedentario que repercute en la
espalda y el hombro mientras que el antebrazo y las manos realizan un trabajo dinámico y
repetitivo.

La persistencia de otras tareas que siguen requiriendo un gran esfuerzo físico como el de
mover cargas como desplazar las bobinas, cambiar el tintero, transportar herramientas y
envases de barnices y colas, las tareas del almacén, las de una rotativa o las de fabricación y
manipulación de cartón ondulado.

Las malas posturas en tareas como la distribución de material, la encuadernación, el corte y
el rebobinado.

La repetitividad en determinados puestos de trabajo como los de la plegadora, la clasificación
y la confección. Destacan especialmente los ocupados por mujeres como los que están a la
salida de la máquina de bolsas donde las recogen, dándoles la vuelta y metiéndolas en una
caja. Para ello, aprietan y mueven continuamente los dedos durante ocho horas, día tras día, y
con unas producciones muy altas

La intensidad del ritmo de trabajo incentivado por primas de producción y caracterizado por el
trabajo a turnos y nocturno.

La edad media del trabajador es media-alta y no desciende porque los jóvenes que se
incorporan tienen contratos en precario por lo que están en continua rotación. Así ni se
estabilizan las plantillas ni se profesionalizan los temporales.


La prevención de riesgos
laborales tiene por objeto eliminar
o reducir los riesgos derivados de
las condiciones de trabajo o sus
consecuencias.
Se entiende por riesgo laboral la
posibilidad de que un trabajador
sufra un determinado daño
derivado del trabajo.
Se consideran daños derivados
del trabajo las enfermedades,
patologías y lesiones sufridas con
motivo u ocasión del trabajo.


No todos los riesgos producen los
mismos daños y cuando se
desencadenan pueden producir:
Accidentes de Trabajo.
Enfermedades Profesionales.
Malestar y enfermedad en la
persona trabajadora, que no
podemos denominarlos ni
accidentes, ni enfermedades
profesionales, como es el caso de
la fatiga, estrés, estados
depresivos, envejecimiento
prematuro, etc.

Los disolventes y las tintas son los productos químicos que
con mas frecuencia se utilizan el Sector de Artes de
Gráficas, dado que alguno de estos productos pueden ser
sumamente peligrosos para la salud y hasta mortales
cuando se utilizan sin las precauciones adecuadas, el
conocimiento previo de los riesgos que conlleva su
utilización, así como un sistema eficaz de seguridad y
salud constituyen la mejor prevención y protección de los
trabajadores frente a éstos riesgos.

FACTOR DE RIESGO
• Existencia de montacargas.
• Existencia de elementos mecánicos de la
maquinaria desprovistos de sistemas
antiatrapamiento.
• Rodillos entintadores, humidificadores, etc…,
desprovistos de sistemas antiatrapamiento o
con los mismos desactivados.
• Cilindros portaplancha, portacaucho, etc…,
desprovistos de sistemas antiatrapamiento o
con los mismos desactivados.
• Ausencia de velocidad a pasos para las
operaciones de mantenimiento.

RIESGO IDENTIFICADO
Empleo de escaleras fijas.
Empleo de escaleras portátiles en operaciones
de mantenimiento.
Empleo de escaleras portátiles en operaciones
de acopio de materiales en almacén.
Estancia en las plataformas de las máquinas
impresoras, especialmente en presencia de
sustancias deslizantes.

Resbalones durante las
operaciones de trabajo,
mantenimiento o movimiento
en el interior de la empresa
debido a la habitual
presencia de sustancias
deslizantes en los suelos por
derrame de tintas, barnices y
otros productos químicos.
Presencia de objetos en los
circuitos de paso del
personal.
Presencia de cables
desperdigados por el suelo.

Caída de personas al mismo
nivel.


ROPA Y EQUIPOS PERSONALES DE PROTECCIÓN:

Cuando se utilizan disolventes, se debe usar
frecuentemente el equipo personal de protección para
evitar que el trabajador sea afectado por los vapores
presentes en el aire, pero éste no debe ser el único
método de control y se debe de utilizar solamente en
última instancia, una vez que se hayan considerado y
aplicado los métodos previamente señalados, ya que se
considera, la ropa de trabajo como el método menos
efectivo de protección y, a menudo, es incómoda y difícil
de utilizar en el puesto de trabajo. Un equipo de protección
personal puede incluir

Los Respiradores:

Los respiradores deben utilizarse solamente para
completar otros métodos, o en ocasiones especiales para
la limpieza de tanques, el trabajo de mantenimiento o en
casos de urgencia.

Existen varios tipos de protección respiratoria que son:

1. Respiradores de cartucho químico.
2. Respiradores de aviación.
3. Respiradores independientes.

Las máscaras contra el polvo no protegen al trabajador
contra la inhalación de los disolventes.

Los Guantes:

Los guantes deben de estar hechos con un material que no pueda ser
penetrado por el disolvente. Muchos materiales utilizados no resisten a
todos los disolventes.

Para garantizar una, máxima protección contra la absorción de los
disolventes por la piel, los guantes deben estar hechos con los
materiales adecuados, quedar bien ajustados y estar en buen estado.

Algunos materiales utilizados en la fabricación de guantes pueden
provocar alergias.

Si es posible, se debe utilizar guantes interiores de algodón.

Con frecuencia los guantes de protección tienen un periodo útil muy
limitado y la protección adecuada que ofrecen es de corta duración,
por lo tanto tienen que ser reemplazados periódicamente.

Las Gafas:
Las gafas de seguridad se emplean principalmente para evitar los
riesgos de salpicaduras de los disolventes y productos químicos en
los ojos, ya que los protegen tanto lateralmente como frontalmente.
Deben de estar fabricadas con materiales resistentes a todo tipo de
disolvente o producto químico y deben de ser homologadas.

Los Mandiles:
Los mandiles sirven para proteger al trabajador frente a los riesgos
de salpicaduras y de derrames de los disolventes o productos
químicos, deben de estar fabricados con materiales resistentes a
los mismos y deberán ser homologados.

Las Botas:
Las botas o calzado de seguridad sirven para proteger los pies de
los trabajadores frente a los riesgos de salpicaduras y de derrames
de los disolventes o productos químicos, deberán estar fabricadas
con materiales resistentes a los mismos y estar homologadas.

Higiene Personal

La higiene personal es igualmente importante. No
ingieran alimentos ni fumen en zonas donde se utilizan
disolventes.

El lugar de trabajo debe disponer de instalaciones de
lavado. Nunca se deben usar disolventes para quitarse
aceite y grasa de las manos, es necesario disponer de
productos de limpieza adecuados para uso industrial, de
no estar éstos disponibles, utilicen gran cantidad de
jabón o detergentes suaves y agua.

Se deben tirar todos los trapos, deshechos, servilletas
de papel, etc. Impregnados con disolventes en
contenedores metálicos herméticos.

Combatir de manera activa la siniestralidad
laboral.
Fomentar una auténtica cultura de la
prevención de los riesgos en el trabajo.
Reforzar la necesidad de integrar la prevención
de riesgos laborales en los sistemas de gestión
de la
empresa.
Mejorar el cumplimiento de la normativa de
prevención de riesgos laborales.