LESIONOLOGÍA FORENSE

PARTE I
CLASIFICACIÓN, CARACTERIZACIÓN Y TIPOLOGÍA
DE LAS LESIONES



SERVICIO MÉDICO LEGAL
DEFINICIÓN
La Medicina Legal se ocupa del estudio, constatación,
caracterización, datación, mecanismo de ocurrencia,
tiempo de curación, incapacidad laboral y secuelas de
toda lesión ocurrida en las personas, por acción de
terceros, autoinflingidas, ocurridas en accidentes
domésticos, laborales o de tránsito, o por acción de
animales.
Para ello, se ha recurrido a la clasificación de las lesiones,
fundamentalmente desde dos puntos de vista que hagan
más simple la labor del Magistrado al momento de evaluar el
informe pericial:

• Según su profundidad
• Según su pronóstico

En otros puntos del informe se hace referencia a otros
aspectos de las lesiones según se requiera, como el
trayecto, las características de “diseño” de éstas, la data, la
incapacidad funcional, etc., lo que deberá verse reflejado en
el conjunto de conclusiones.
CLASIFICACIÓN DE LESIONES SEGÚN
PROFUNDIDAD
Lesiones
Superficiales
Sin solución de continuidad
de piel
Equimosis y Hematomas
Con solución de continuidad de piel
• Parcial (erosiones, excoriaciones)
• Total (heridas)

Lesiones
Profundas







Tejido
muscular
Vasos sanguíneos
Nervios periféricos
Articulaciones y esqueleto
Vísceras
Toda lesión que
sobrepasa las
aponeurosis o serosas
con daño de:
CLASIFICACIÓN DE LESIONES SEGÚN
PROFUNDIDAD
CLASIFICACIÓN DE LESIONES SEGÚN SU
PRONÓSTICO
Lesiones leves:
Sanan entre 0 a 14 días, sin secuelas.

Lesiones menos graves:
Sanan entre 15 y 30 días, con incapacidad
temporal; pueden dejar secuelas menores

Lesiones graves (y gravísimas):
Sanan en plazo superior a 30 días, con incapacidad
temporal o definitiva, mutilación, deformación notoria o con riesgo
vital.
Lesiones leves:

Contusiones, erosiones, excoriaciones, heridas
simples, esguinces grado I

Lesiones menos graves:

Esguinces grado II, fracturas nasales no com-
plicadas, trauma dento-alveolar, TEC con sín-
drome post TEC, etc.

Lesiones graves (y gravísimas):

Fracturas, Luxofracturas, esguinces grado III,
quemaduras AB-B y las extensas o las ubica-
das en cara, genitales y pliegues, amputa-
ciones, mutilaciones, etc.
CONTUSIONES
Equimosis: lesión plana de color.
Es una lesión vital. Los cambios de
la hemoglobina en el tiempo le van
cambiando la coloración que va
desde el rojo o incluso negruzco al
café amarillento (data). Desaparece
en dos semanas.
Hematoma: lesión cuyo mecanismo
de producción y características de
color son similares a la lesión
anterior, con la diferencia de que es
solevantada, por acumulación de
sangre proveniente de vasos de
mayor calibre.
Excoriación: lesión provocada por
fricción tangencial de elemento
contundente, frecuentemente cubierta
por costra serohemática o hemática, y
más comúnmente ubicada en las
partes expuestas que están sobre los
planos óseos.
Erosión: lesión superficial y
tangencial, frecuentemente sin
costra o con costra serosa. La
erosión más usual es aquella
provocada por grataje por uñas,
que tiene forma delgada y
arqueada.
ABRASIONES
Laceraciones: resultan de
una violenta tracción de la piel
y tejidos subyacentes en
determinadas partes del
cuerpo. Suelen verse en
accidentes automovilísticos,
con maquinarias o hélices y
en algunos casos de
precipitación
HERIDAS
Herida contusa:
Solución de continuidad de la
piel, producida por la aplicación
violenta de un agente vulnerante
de superficie roma (sin aristas o
filos). Se localizan preferente-
mente en regiones en que la
piel está en contacto con un
hueso (ej. cuero cabelludo).
Los bordes pueden ser irregulares, dentados, incluso con
colgajos, con fondo irregular y sinuosos, existiendo entre los
labios de la herida puentes de unión de tejidos.
Herida cortante:
Solución de continuidad de la piel, producida por
deslizamiento de elemento filoso. Sus bordes son netos,
con superficie de sección plana, sin puentes de tejido.
Los extremos tienen una cola de entrada, profunda y
corta, y una cola de salida de trazado más prolongado
que se va haciendo más superficial (ayuda a determinar
la iniciación y terminación de la herida).
Puede ser:
Autoinferida por simulación y de tipo suicida.
Heteroinferida, de defensa, por venganza y de tipo homi-
cida.
Herida punzante:
Solución de continuidad de
la piel, al presionarla
violentamente con un
instrumento con punta y
tallo cilíndrico, con sección
circular (clavo, punzón) o
con aristas (estiletes,
tijeras, estoques, vidrios).
En suicidas se suele localizar en la región precordial, y
en homicidios en tórax y abdomen. Suele ser puntiforme,
ovalada o con ángulos; predomina la profundidad sobre la
longitud; generalmente la hemorragia externa es escasa,
pero la interna es importante.
Herida punzocortante:
Solución de continuidad de la piel
producida por la presión de un
instrumento cortante con punta.
Suele tener escasa longitud y una
cola pequeña en uno de sus
bordes; puede ser lineal u ovalada,
de bordes netos, más profunda
que larga; suelen penetrar a
cavidades naturales del cuerpo.
H. Contusa
H. Cortante
H. Punzocortante
H. Punzante
LESIONES PROFUNDAS
Entre las lesiones profundas encontraremos agrupadas las
lesiones del esqueleto (esguinces, luxaciones y fracturas), TEC,
quemaduras, lesiones músculo-tendinosas, amputaciones,
mutilaciones, etc., todas ellas capaces de producir incapacidad,
invalidez y secuelas físicas y/o estéticas temporales o
definitivas:
Esguince: es la distensión y ruptura de ligamentos
periarticulares, como consecuencia de una torsión brusca. Se
ve aumento de volumen e impotencia funcional por dolor; los
casos más severos requieren el uso de yeso e incluso cirugía,
lo que prolonga su recuperación.
Luxación: es la pérdida de la relación de dos huesos en
una articulación por desplazamiento de alguno de ellos con
distensión o ruptura de los ligamentos periarticulares, por
movimientos bruscos e incoordinados de palanca; no hay
ruptura de la piel.
También hay aumento de volumen e impotencia funcional
de la articulación, asociados a deformidad articular.
Fractura: es la solución de continuidad de un hueso, por
impacto directo o indirecto, torsiones bruscas, caídas y
compresión, pudiendo ser lineales, oblicuas, espiroideas o
conminutas.
Cuando no hay solución de continuidad de la piel se la
denomina cerrada; si la hay se denomina expuesta.
Los extremos del hueso fracturado pueden permanecer
yuxtapuestos o bien pueden separarse, angularse y hasta
acabalgarse.
Luxación anterior de hombro
Fr. Oblicua Fr. Transversa Fr. Conminuta
Quemaduras: son lesiones térmicas caracterizadas por presentar
vasodilatación, hiperemia, alteraciones de la permeabilidad
vascular y fenómenos trombóticos. Pueden tener o no solución de
continuidad de la piel, dependiendo de la intensidad y tiempo de
exposición al calor.
Se clasifican en cuatro grados:
a) Tipo A o Primer grado: enrojecimiento y dolor. Dura 5 a 10
días.
b) Tipo AB, superficial y profunda: con flictenas. Dura unos 14
a 16 días.
c) Tipo B o Tercer grado: con escara negruzca, dura y
adherente, y edema perilesional. Deja cicatriz prominente y
retráctil. Dura semanas o meses.
d) Cuarto grado: carbonización.
TRAUMATISMO ENCÉFALOCRANEANO


Es toda lesión de la extremidad cefálica que puede ser de
causa directa o indirecta, como en el caso de las fracturas, con
compromiso del encéfalo y/o de los pares craneanos en su
trayecto intracraneano, de diversa cuantía.
TEC abierto: con rotura de la duramadre.
El TEC tiene un carácter generalmente global, es decir,
suele ser una lesión difusa, que sobrepasa ampliamente el
área impactada, con grado variable de compromiso clínico;
además su carácter es dinámico y evolutivo en el tiempo.