Encabalgamiento

Existen diferentes clases de encabalgamiento, y no todas tienen que ver con el lenguaje.

La primera acepción: 1. intr. ant. Cabalgar, montar. La segunda acepción: 2. Descansar, apoyarse una cosa sobre otra.

La segunda acepción es la qué más nos interesa:

2. Descansar, apoyarse una cosa sobre otra.
Pero agotemos, primero, las últimas dos acepciones: 3. tr. Proveer de caballos. 4. Métr. Distribuir en versos o hemistiquios contiguos partes de una palabra o frase que de ordinario constituyen una unidad fonética y léxica o sintáctica. Ú. t. c. prnl.

¿Por qué nos interesa la segunda acepción?
2. Descansar, apoyarse una cosa sobre otra. Nos interesa porque da la idea de una cosa que está junto a otra. Nos da a entender que una cosa se apoya en otra. El problema del encabalgamiento gramatical, sin embargo, no está en la mera proximidad o el apoyo de un elemento en otro, sino en que se hace de tal manera que causa confusión. Esta confusión es resultado de emplear la puntuación incorrecta entre los elementos, que son oraciones en estos casos.

El encabalgamiento sucede...
...cuando se juntan, en una sola proposición, y divididas por una coma, dos oraciones independientes que no sean seriadas.

Como esto podría parecer un poco complicado, veamos por separado cada concepto: • Oración • Proposición • Independencia/Coordinación/Subordinación • Serie

Oración:
La oración consta de la combinación de...

Sujeto

+

Predicado

Cada vez que hay un verbo (no un verboide), hay una oración. Esto quiere decir que si hay dos verbos, hay dos oraciones. Si hay tres verbos, hay tres oraciones.

Prueba relámpago:
Aquí hay varias oraciones encabalgadas, lo cual viola el primero de los 10 Mandamientos de la Redacción. ¿Cuántas oraciones hay en este párrafo? A Rigoberta no le gusta estudiar Redacción, cada día llega a la escuela con desgano, ayer no pudo evitar quedarse dormida con la cabeza apoyada en su escritorio, el maestro no dijo nada durante 15 minutos, todos los demás alumnos se echaron a reír, sin embargo, cuando Rigoberta empezó a roncar estruendosamente, con las risas despertó, de la boca le salía un hilito de baba, el cual limpió con el dorso de la mano, entonces sonrió con ternura. A ver... ¿Cuántas?

?? ? 10 ?

Estábamos con la oración...
En el ejemplo que acabamos de ver, hay un montón de oraciones. Son 10, para ser específicos. A Rigoberta no le gusta estudiar Redacción, cada día llega a la escuela con desgano, ayer no pudo evitar quedarse dormida con la cabeza apoyada en su escritorio, el maestro no dijo nada durante 15 minutos, todos los demás alumnos se echaron a reír, sin embargo, cuando Rigoberta empezó a roncar estruendosamente, con las risas despertó, de la boca le salía un hilito de baba, el cual limpió con el dorso de la mano, entonces sonrió con ternura. Cada núcleo de predicado está en letra cursiva.

Las oraciones en sí están bien...
Pero al juntarlas así, al encabalgarlas, lo que producimos es una terrible confusión. En términos de estructura, lo que tenemos es una proposición con 10 oraciones, algunas independientes y otras subordinadas. Para juntar diferentes oraciones en una sola proposición, hace falta seguir unas reglas sencillas. Pero, primero, veamos qué es una proposición.

La proposición...
...empieza con mayúscula y termina con punto.
t ra s o En ras: alab p

Una proposición con tres oraciones: El maestro preparó esta presentación y luego la pasó con un proyector, pero ni él la entendió.

La proposición puede contener desde una oración simple hasta las oraciones compuestas más complejas. Pero si van a meterse dos o más oraciones en una sola proposición, entre la primera letra mayúscula y el punto y seguido (o punto final), deben seguirse las reglas que veremos a continuación. ¡Y todo por no estudiar!

Corrijamos el encabalgamiento anterior, pues...
A Rigoberta no le gusta estudiar Redacción, cada día llega a la escuela con desgano, ayer no pudo evitar quedarse dormida con la cabeza apoyada en su escritorio, el maestro no dijo nada durante 15 minutos, todos los demás alumnos se echaron a reír, sin embargo, cuando Rigoberta empezó a roncar estruendosamente, con las risas despertó y de la boca le salía un hilito de baba, el cual limpió con el dorso de la mano, entonces sonrió con ternura. A Rigoberta no le gusta estudiar Redacción. Cada día llega a la escuela con desgano. Ayer no pudo evitar quedarse dormida con la cabeza apoyada en su escritorio, pero el maestro no dijo nada durante 15 minutos. Todos los demás alumnos se echaron a reír; sin embargo, cuando Rigoberta empezó a roncar estruendosamente, con las risas despertó y de la boca le salía un hilito de baba, el cual limpió con el dorso de la mano. Entonces sonrió con ternura.

De una sola proposición hicimos cinco, pero puede haber muchas otras formas de eliminar el encabalgamiento y volver el sentido más claro.

Independencia/Subordinación
Una oración independiente puede existir por sí sola y ser comprendida perfectamente. La oración anterior es una oración independiente. Ésta también lo es. lo que quiso La oración que está con el fondo amarillo, sin embargo, no puede ser independiente porque se trata de una oración subordinada.

“porque se trata de una oración subordinada” también es una oración subordinada...

Voy a darle su merecido, porque se trata de una oración subordinada.

...y no puede tener vida independiente. Debe subordinarse a otra oración que sí lo sea:

Independencia/Subordinación
Las oraciones independientes pueden formar proposiciones propias o pueden coordinarse entre sí y seguir siendo independientes: • Tengo dinero. Debo comprar un regalo a mi mamá. • Mi esposa acaba de bostezar. No quiere dormir. • No tengo tiempo. No tengo ganas. No me importa. Aquí lo que tenemos son tres series de oraciones independientes. Cada una es, además, una proposición. Pero podrían coordinarse, como se verá en la próxima pantalla.

Creo que empiezo a entender.

Coordinación I
• Tengo dinero. Debo comprar un regalo a mi mamá. • Mi esposa acaba de bostezar. No quiere dormir. • No tengo tiempo. No me dan ganas. No me importa. ¿Cómo le vamos a hacer, pues? • Tengo dinero y debo comprar un regalo a mi mamá. • Mi esposa acaba de bostezar pero no quiere dormir. • Ni tengo tiempo ni me dan ganas ni me importa. Ésta es sólo una manera de coordinar.

Coordinación II
El encabalgamiento puede evitarse al coordinar en una sola proposición dos oraciones independientes, en lugar de dejar una coma entre ellas.

Error: Soy el último de mi linaje, después de mí sólo queda el vacío.

Corrección: Soy el último de mi linaje y después de mí sólo queda el vacío.

Coordinación III
La manera más común de coordinar dos oraciones independientes es mediante ciertas conjunciones específicas:

y e no-ni/ni-ni pero mas o/o-o u no/sino que
Hay que escoger la conjunción más adecuada al sentido de las dos oraciones que se van a coordinar.

Coordinación IV
Las conjunciones “y” y “e” son copulativas positivas. Las conjunciones “no” y “ni” son copulativas negativas. Las conjunciones “o” y “u” son disyuntivas. Las conjunciones “pero” y “mas” son adversativas. La combinación no/sino que se usa para negar y luego afirmar.

Veamos unos ejemplos en la siguiente pantalla:

Coordinación V
Tengo chocolates y los voy a comer. No [Ni] tengo chocolates ni quiero tenerlos. Comeré chocolates o me pondré flaquito. Comeré chocolates u obleas. Tengo chocolates pero no voy a comerlos. No comeré chocolates sino que me pondré a dieta. O comes chocolates o comes nueces o comes pastel.

Coordinación VI
La combinación y/o, amén de fea y burocrática, es totalmente innecesaria, a pesar de lo que dicen los abogados que están acostumbrados a usarla. Muchas veces, la “o”, más que indicar una disyuntiva, señala que la acción es aplicable a cualquiera de los dos elementos. Podemos decir, por ejemplo, que “Este curso es para estudiantes o profesionistas”, sin que lo primero excluya lo segundo. En su diccionario, María Moliner puso este ejemplo: “Dispositivo con que se sujetan a su marco las puertas o ventanas”. Con estos dos ejemplos queda claro que de ninguna manera hace falta la desafortuanda combinación “y/o”.

¡Hagan la prueba!

Coordinación VII
Si queremos establecer sin lugar a dudas que existe una disyuntiva, sólo falta usar la construcción o-o:
• O vas a la tienda a comprar refresco o haces agua de jamaica. • O me paga lo que me debe o no le vuelvo a prestar nada. • O haces cine o haces teatro. (No puedes hacer las dos cosas).

¡Más claro ni el agua!

Coordinación VIII
También es posible coordinar dos oraciones independientes mediante la yuxtaposición. Esto significa unirlas mediante un signo de puntuación.

; :

Sólo puede usarse una coma [,] entre dos o más oraciones yuxtapuestas cuando se trata de oraciones seriadas.

Coordinación IX
Las oraciones seriadas, o las oraciones en serie, son muy especiales porque comparten la misma estructura gramatical. Son como los eslabones de una cadena: muy parecidas. Para que sean oraciones seriadas, o en serie, deben poseer una estructura gramatical parecida. No importa si dos oraciones “se relacionan entre sí”. Eso no las convierte en oraciones seriadas, pues la mayoría de las oraciones que vienen dentro de cualquier párrafo “se relacionan entre sí”. Tampoco importa si hablan del mismo asunto.

Veamos unos ejemplos:

Coordinación X
El asesino se colocó en el lugar adecuado, permaneció oculto durante horas, vigiló los movimientos de su víctima, se cuidó de ser visto, en el momento justo apuntó su arma y jaló el gatillo cuando empezó a sonar el himno nacional. En este ejemplo se repite casi la misma estructura en las seis oraciones:

Sujeto

+

Núcleo de predicado

+

Complemento circunstancial

Coordinación XI
El lugar del complemento circunstancial no importa mucho. Tampoco es necesario repetir explícitamente el sujeto; basta con el sujeto tácito. Lo fundamental, sin embargo, es que las oraciones seriadas sean como eslabones de una cadena. Se trata de oraciones gramaticalmente independientes, pero son muy parecidas en que su estructura es similar.

Creo que esta onda por fin me está entrando.

Subordinación I
La segunda manera de evitar el encabalgamiento es subordinando una de las oraciones a otra: Error: Me duele la cabeza, no dejan de tocar esa música desde las once de la noche. ¡Ah, caray...! Corrección: Me duele la cabeza porque no dejan de tocar esa música desde las once de la noche. ¿Cómo estuvo eso?

¡Ah, caray...

Subordinación II
Al subordinar una oración a otra independiente, se evita el encabalgamiento. En este caso, la oración independiente era... Me duele la cabeza

La oración subordinada era...

porque no dejan de tocar esa música desde las once de la noche.

Hay muchísimos tipos de subordinación.

Subordinación III
Hay oraciones subordinadas...

Sustantivas... Adjetivas... ...de tiempo ...comparativas ...de causa ...consecutivas ...de modo ...concesivas ...de lugar ...condicionales ...finales

Circunstanciales

Etcétera...

Subordinación IV
Como esto se verá con lujo de detalle en el capítulo cuatro de

Redacción sin dolor,

Ahora bastará con ver algunos ejemplos...

Subordinación V
• Voy a esconder esta moneda, nadie podrá encontrarla. Voy a esconder esta moneda donde nadie podrá encontrarla. • Quiero aprender a patinar, mi hermano patinaba de maravilla. Quiero aprender a patinar porque mi hermano patinaba de maravilla. • Me di cuenta de que no iba a llegar, arribó vacío el último tren. Me di cuenta de que no iba a llegar cuando arribó vacío el último tren.

En resumen...
• • • • • • No encabalgarás. (Primer Mandamiento) El encabalgamiento ocurre cuando se meten dentro de una sola proposición dos o más oraciones que no están coordinadas o cuando ninguna se subordina a la otra. Se puede coordinar mediante ciertas conjunciones (y, e, ni, o, u, pero, mas, sino que). También mediante yuxtaposición, colocando “;” o “:” entre las oraciones. La única ocasión en que se pueden coordinar dos o más oraciones independientes en una sola proposición mediante una coma, es cuando se trata de oraciones seriadas. A veces, la mejor manera de no encabalgar es poner un punto entre las oraciones. La desventaja radica en que así no se explicita la relación entre ellas, pero a veces eso conviene...