You are on page 1of 15

Bases

biblicas y
teológicas de
la educación
cristiana.

Clase 3
Guillermo Valdés E.
tongui7@hotmail.com
El propósito

De la
El plan
educación
cristiana

El procedimiento
El procedimiento
De la educación cristiana

• Propósito: Entender la manera


de preparar la lección para
lograr cambios en la vida del
alumno.

• Enseñar la Biblia no es cosa


rutinaria como enseñar las
matemáticas. La meta de la
enseñanza bíblica es cambiar
vidas.
3 de 15
Alumno
El maestro ora por el alumno

• Problemas
• Necesidades

Biblia• Dirección
• Solución

Alumno• Aplicación a
la vida
Paso 1: El alumno y sus
necesidades
• El alumno por delante. ¿Y
cómo empiezo?
• Tiene que saber lo que se
necesita en el alumno.
• No todos son iguales, Las
necesidades son variadas
 Crecer espiritualmente
 Ser amado
 Formar opiniones propias
 Pertenecer al grupo
 Usar la energía física
5 de 15
Paso 1: El alumno y sus
necesidades
• El maestro tendrá que conocer
bien a sus alumnos para
guiarlos a solucionar su sus
problemas según la Biblia.

• Pensemos en este paso


como un puente entre el
alumno y la lección

6 de 15
Paso 2: La Biblia con las
soluciones
• Las escrituras dan dirección a
nuestras vidas y en ellas Dios
dá la solución de nuestros
problemas.

• Nuestra tarea es que el


alumno use la Biblia para
que cambie su vida.

7 de 15
Principios para trabajar
como Maestro
1.La lección tiene que
tocar la vida interior
del alumno.

Relacione la Biblia con los


problemas de la vida
actual. Así verá el alumno
que es un libro valioso
para él.
9 de 15
2. El alumno tiene que
participar en la
lección.

Si el alumno no tiene parte


en buscar la solución a sus
problemas, la lección le
interesará muy poco.

10 de 15
3. La lección tiene que
progresar hacia una
meta.
El problema a solucionar le
provee la meta de la lección.
No confunda al alumno con
ideas o verdades de la porción
bíblica que no se relacionen
con el problema a mano.
11 de 15
4. Sensibilidad a la
dirección del Espíritu
Santo.

El Espíritu Santo es nuestro


gran Maestro y nada
logramos sin su ayuda.

12 de 15
Paso 3: El alumno aplica
las soluciones
• Dios nos dió su Palabra con el
propósito de que “El hombre
de Dios sea perfecto,
enteramente preparado para
toda buena obra” 2 Tim 3:17

• La Biblia dice lo que Dios


espera de nosotros, el maestro
le ayuda al alumno a cumplir lo
que dice, si ha de cambiar su
vida.
13 de 15
Hay aprendizaje solamente cuando
el alumno hace lo que dice Dios.
El refuerzo: La oración

• El trabajo del maestro no


termina con la clase.

• Mientras el alumno hace frente


a sus problemas, el maestro
ora por él.

• La prueba de nuestra enseñanza no


es si el alumno repite el texto, sino
hace lo que Dios dice. La meta es
que el alumno gane el examen de
la vida. 15 de 15